Está en la página 1de 125

Física Experimental:

Fundamentos de Fluidos y
Termodinámica
Luz Ángela García Peñaloza
Departamento de Ciencias Básicas
ii
Dedicado a mi familia por su apoyo
incondicional.
iv
Prefacio

Lo importante de la ciencia no es tanto obtener nuevos resul-


tados, sino descubrir nuevas formas de llegar a ellos.
– Sir William Lawrence Bragg

La física es una ciencia fáctica, cuyas leyes fundamentales surgen de la


observación minuciosa de la naturaleza. Esta es la visión positivista y empi-
rista que cimenta la física y permite entender el mundo como nuestro sistema
de interés.

La experimentación es una parte esencial del método científico que sus-


tenta esta ciencia y es de vital importancia para describir el universo y sus
interacciones. Es por esto que consideramos pertinente realizar este libro,
como una guía para que el lector se familiarize con el quehacer en física a
través de prácticas pensadas para que se infieran, relacionen y dimensionen
conceptos de Fluidos y Termodinámica.

Se espera una actitud crítica, acertiva y propositiva del estudiante, quien


presentará modelos para describir los fenómenos que observa en el laborato-
rio, en el marco de la física clásica, el lenguaje matemático y haciendo uso de
herramientas estadísticas para procesar y reducir los datos registrados. Este
proceso debe consolidarse con la entrega de informes con relaciones entre las
variables medidas que conducen a conclusiones generales, apoyadas en los
conceptos previamente abordados en etapas previas.
En este punto, el observador puede establecer conexiones lógicas y estructu-
radas que permiten proponer soluciones a problemas propios de su disciplina.

En este libro se presentan algunos conceptos importantes de diseño de


informes de laboratorios, uso de la bitácora de laboratorio, fundamentos de
estadística aplicados en física y posteriormente 12 guías de laboratorio de
mecánica de fluidos, calorimetría y termodinḿica. Al final, se muestran al-
gunas prácticas sugeridas.

El formato de este libro esta en LATEX, cuya plantilla fue tomada de

1
2

Amber Jain 1 .

Agradecimientos
Agradezco a todos aquellos que han hecho posible el desarrollo y pro-
ducción de este trabajo. A aquellos docentes que recopilaron información
relevante de antiguos manuales y catálogos de los equipos. Asimismo, a los
docentes y amigos: Carlos Alberto Ávila, Hectór Javier Hortúa, Eduard Fer-
nando Piratova y Yamid Enrique Nuñez, que hicieron valiosos aportes, co-
rrecciones y comentarios sobre las guías que aquí se muestran, pues la cons-
tante retroalimentación es sumamente relevante para la depuración de pro-
puestas experimentales y provienen de la experiencia recogida en su quehacer
docente. Fue un trabajo mancomunado que no hubiese sido posible sin su
talento, experticia y creatividad para sortear las dificultades que se presen-
taron en el desarrollo y corrección de los trabajos entregados y permitió
fortalecer vínculos de fraternidad y colegaje.

Por último, agradecemos a la jefatura del departamento, en cabeza de


Vladimir Ballesteros Ballesteros, por darnos la oportunidad de hacer este
trabajo, bastante enriquecedor y por creer en nuestro buen juicio y habilidad
para llevar a cabo esta tarea.

1
http://amberj.devio.us/
Índice general

Lista de figuras 9

Lista de tablas 9

1. Uso de bitácora de laboratorio 1

2. Manejo y reducción de datos experimentales en física 3

3. Presentación del informe de laboratorio 27

4. Guía de laboratorio: Efecto fotoeléctrico (Modelo de infor-


me) 31

5. Modelo de informe 35

6. Densidad de líquidos y sólidos 43

7. Principio de Arquímedes y flotación 49

8. Ecuación de Bernoulli y Torricelli 55

9. Ley de Stokes 61

10.Tensión superficial 67

11.Dilatación lineal 71

12.Calor específico de sólidos 75

13.Calor latente de fusión 79

14.Ley de enfriamiento de Newton 83

15.Equivalente mecánico del calor 89

16.Equivalente eléctrico del calor 95

3
4 ÍNDICE GENERAL

17.Segunda ley de la termodinámica con motores 99

18.Proyectos propuestos 107


Índice de figuras

2.1. La figura (a) corresponde a lanzamientos con baja precisión


y baja exactitud (los dardos están dispersos en el tablero
y no se encuentran cercanos al blanco). En (b) se repre-
senta una situación con alta precisión pero baja exactitud,
mientras en (c) se muestra alta exactitud pero baja preci-
sión. En la figura (d) se representa un caso donde los lanza-
mientos son simultámente muy precisos y exactos. Adapta-
do de http://fizik-ruslawati.blogspot.com/2013/01/chapter-1-
accuracy-consistency.html . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4
2.2. Gráfica de posición x vs. tiempo t. Los puntos representan
los datos experimentales, mientras que la línea continua re-
presenta el ajuste por mínimos cuadrados. . . . . . . . . . . . 11
2.3. Emisividad vs. temperatura en un cuerpo negro. Los puntos
representan los datos experimentales, mientras que la línea
azul muestra el ajuste de los datos. Los errores no se perciben
por la escala, sin embargo, la incertidumbre de la temperatura
es de ± 1 K y la asociada a la emisividad es ±0,00001 W/m2 13
2.4. Logaritmo de la emisividad vs. temperatura en un cuerpo
negro. Los puntos representan los datos experimentales. Los
errores no se perciben por la escala, sin embargo, la incer-
tidumbre de la temperatura es de ± 1 K y la asociada a la
emisividad es ±0,00001 W/m2 . . . . . . . . . . . . . . . . . 14
2.5. Emisividad vs. temperatura en un cuerpo negro en escalas
logarítmicas. Los puntos representan los datos experimenta-
les. Los errores no se perciben por la escala, sin embargo, la
incertidumbre de la temperatura es de ± 1 K y la asociada a
la emisividad es ±0,00001 W/m2 . . . . . . . . . . . . . . . . 15
2.6. Log Emisividad vs. Log temperatura en un cuerpo negro. Los
puntos representan los datos experimentales, mientras que la
línea violeta muestra el ajuste lineal de los datos log = 4,038·
logT − 7,289. Los errores no se perciben por la escala, sin
embargo, la incertidumbre de la temperatura es de ± 1 K y
la asociada a la emisividad es ±0,00001 W/m2 . . . . . . . . 16

5
6 ÍNDICE DE FIGURAS

2.7. Ajuste exponencial del decaimiento radioactivo. Los datos


fueron tomados de un contador Geiger de una muestra de
un elemento radioactivo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 18
2.8. Gráfica del logarítmo del conteo de la muestra radioactiva
contra el tiempo. Observando un decaimiento exponencial de
esta variable, es útil realizar una gráfica en papel semilogarít-
mico para linealizarla y obtener los coeficientes de la regresión. 19
2.9. Gráfico del decaimiento radioactivo en una escala log-log. . . 20
2.10. Gráfico del decaimiento radioactivo donde la abscisa es el
tiempo y la ordenada es el logaritmo natural del número de
cuentas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 21
2.11. Comportamiento del gas ideal a temperatura constante. La
incertidumbre en el volumen y en la presión es de ±0,0002
m3 y ±40000 Pa, respectivamente. . . . . . . . . . . . . . . . 23
2.12. Comportamiento del gas ideal a temperatura constante en un
plano semilogarítmico. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 24
2.13. Comportamiento del gas ideal a temperatura constante en un
plano logarítmico. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 24
2.14. Comportamiento del gas ideal a temperatura en un plano
log10 P vs log10 V . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 25

3.1. Montaje experimental . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 29

4.1. Montaje experimental para el efecto fotoeléctrico. . . . . . . . 32

5.1. Diseño “Efecto fotoeléctrico” . . . . . . . . . . . . . . . . . . 37


5.2. Montaje experimental para el efecto fotoeléctrico. . . . . . . . 38
5.3. Comportamiento del potencial de frenado en función de la
frecuencia. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 39

7.1. Montaje para determinar el empuje del fluido. . . . . . . . . . 51


7.2. Montaje para determinar el peso aparente . . . . . . . . . . . 52

8.1. Material necesario para la realización de la práctica de Ber-


noulli. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 57
8.2. Montaje para la realización de la práctica de Bernoulli. . . . . 58

9.1. Montaje ley de Stokes. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 64

10.1. Montaje Tensión Superficial. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 69

11.1. Varilla del montaje de dilatación térmica. . . . . . . . . . . . 73


11.2. Montaje de dilatación lineal. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 74

14.1. Montaje ley de enfriamiento. . . . . . . . . . . . . . . . . . . 86


ÍNDICE DE FIGURAS 7

15.1. Partes del equipo para determinar el equivalente mecánico del


calor. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 91
15.2. Montaje Equivalente Mecánico del calor (Adaptado de catá-
logo Pasco Termodinámica Scientific (2013b)). . . . . . . . . . 92

16.1. Montaje equivalente eléctrico del calor. . . . . . . . . . . . . . 98

17.1. Motor de Stirling. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 102


17.2. Configuración del convertidor termoeléctrico oara evidenciar
el efecto Seebeck. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 103
17.3. Montaje Convertidor termoléctrico–modo efecto Seebeck. . . 104
17.4. Montaje Convertidor termoléctrico–modo efecto Peltier. . . . 105

18.1. Equivalencia resistencia R–temperatura T en la termocupla. . 109


8 ÍNDICE DE FIGURAS
Índice de cuadros

2.1. Potencia emitida por unidad de área vs. temperatura en un


cuerpo negro. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 12
2.2. Cuentas del decaimiento radioactivo por minuto respecto al
tiempo en días. La incertidumbre del instrumento utilizado
Geiger es de 20 cuentas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 17
2.3. Tabla de valores. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 22
2.4. Regresiones y métodos alternos. . . . . . . . . . . . . . . . . . 23

3.1. Tabla de Valores . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 29

5.1. Valores correspondientes a la pendiente y al punto de corte


dados por la regresión lineal para cada uno de los materiales
trabajados. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 39
5.2. Valor de la constante de Planck . . . . . . . . . . . . . . . . . 40
5.3. Valor de la función de trabajo y frecuencia de corte para cada
material trabajado. Los valores de referencia para la frecuen-
cia de corte fueron tomados de www.vaxasoftware.com/doc-
edu/qui/w-efe.pdf. No se presenta diferencia porcentual para
la frecuencia de corte del Antimonio debido a ésta se encuen-
tra un orden de magnitud por encima al valor de referencia. . 40

9
10 ÍNDICE DE CUADROS
1

Uso de bitácora de
laboratorio

La bitácora era para los navegantes su diario de viaje. En este documento


se consignaban todos los acontecimientos que fuesen relevantes en el viaje,
dificultades o visicitudes que se presentaban en el mar y los mecanismos de
solución de los mismos, la posición de la embarcación respecto a las estrellas
fijas y tierra firme y algunos aspectos anecdóticos. Con este espíritu, los
científicos y experimentadores del área, implementaron el uso de la bitácora
para recolectar datos y notas de la práctica de laboratorio, con el fin de
no perder información importante que pueda requerirse en la redacción del
informe y que pueda dar luces de las fuentes de error del experimento.
En la bitácora de laboratorio el grupo de trabajo debe:
Dar respuesta a las preguntas orientadoras y problemas previos al
desarrollo de la práctica.

Anotar detalles y aspectos relevantes de la experiencia, de forma tal


que sea posible reconstruir el experimento sin la necesidad de conocer
la guía del laboratorio.

Consignar los datos en tablas a mano alzada con sus respectivas unida-
des e incertidumbres. Si se requiere realizar cálculos para la ejecución
de la práctica, estos deben aparecer en este cuaderno, así como gráficas
que muestren la tendencia de los datos que se han registrado.

Contener gráficas que no puedan realizarse en el cuaderno directamen-


te, por ejemplo en papeles semilogarítmico, logarítmico o polar.

Evidenciar procedimientos que conduzcan a las conclusiones que se


presentarán en el informe.
Salvo el primer ítem, estos incisos deben llevarse a cabo mientras se realiza
la práctica. En caso de que los datos no muestren una tendencia esperada

1
2 1. USO DE BITÁCORA DE LABORATORIO

o parezcan no tener sentido dentro del tópico considerado, el uso de la bi-


tácora permite determinar si se está incurriendo en un error sistemático en
el experimento o falta calibración de los instrumentos de medición. En tal
caso, debe reiniciarse la toma de datos, corrigiendo las fuentes de error.
Incluso estos problemas dentro del desarrollo del experimento deben ser
consignados en su cuaderno de bitácora. Recuerde que la ciencia se ha cons-
truido como un proceso de prueba y error, que requiere revisión, depuración
y orden lógico de sus anotaciones. Por tanto, si falla en su primer intento,
debe pensar junto a su grupo que estrategia es la más apropiada para llevar
a feliz término la toma de datos.
2

Manejo y reducción de datos


experimentales en física

2.1. Algunos aspectos de estadística


Los datos que se obtienen en una práctica de laboratorio son de na-
turaleza estadística, por lo que corresponden a procesos aleatorios que se
representan con una variable aleatoria x.

Cuando se requiere procesar los datos obtenidos de la implementación


de una práctica se hace necesario considerar los aparatos de medida y los
posibles errores que pueden cometerse cuando se usan estos dispositivos. En
este contexto, existen tres conceptos relevantes que deben definirse: exacti-
tud, precisión y sensibilidad.

Exactitud: es el grado de concordancia entre el valor “verdadero”


de una variable y el valor medido. Es decir, un aparato es exacto si
las medidas que se obtienen con el mismo son muy próximas al valor
“real” de la magnitud medida.

Precisión: es el grado de concordancia entre las medidas de una mis-


ma variable o cantidad tomadas con aparatos en escalas iguales. En
este caso, un aparato resulta preciso si las diferencias entre varias me-
diciones de una misma cantidad son muy pequeñas.

Sensibilidad: es el valor mínimo que es posible medir con un aparato,


en otras palabras, la escala más pequeña que tiene el instrumento
de medida para realizar una medición. Por ejemplo, la sensibilidad
asociada a una regla común es de 1 mm, pues por debajo de ésta
escala no es posible medir cantidad alguna. Si se necesita medir una
cantidad más pequeña a 1 mm, se hace necesario usar un dispositivo
más sensible, en este caso, un calibrador.

3
4 2. MANEJO Y REDUCCIÓN DE DATOS EXPERIMENTALES EN FÍSICA

Para aclarar estos conceptos suponga que está jugando a dar en un blanco
con dardos. Cada lanzamiento es equivalente a una medición realizada en
su experimento. La sensibilidad del aparato de medida sería equivalente al
grosor de un dardo, y esta es una variable que no puede cambiar, salvo
que cambie sus dardos por algunos más finos. Ahora, si al lanzar el dardo,
éste queda en una posición muy cercana al centro, que es justamente el
objetivo del juego, su medición ha sido exacta, pues el dardo y el centro
geométrico del blanco son muy próximos. Así, a medida que se aleje de este
punto, su medición decrece en exactitud. De otro lado, considere que se
realiza una serie de n lanzamientos consecutivos y se identifica un patrón,
todos los dardos son muy próximos entre ellos (tenga en cuenta que esto no
significa que esten cerca del blanco, solo que se encuentran en el tablero),
entonces puede decirse que sus mediciones son precisas. Sin embargo, se hace

Figura 2.1: La figura (a) corresponde a lanzamientos con baja precisión y


baja exactitud (los dardos están dispersos en el tablero y no se encuen-
tran cercanos al blanco). En (b) se representa una situación con alta pre-
cisión pero baja exactitud, mientras en (c) se muestra alta exactitud pe-
ro baja precisión. En la figura (d) se representa un caso donde los lanza-
mientos son simultámente muy precisos y exactos. Adaptado de http://fizik-
ruslawati.blogspot.com/2013/01/chapter-1-accuracy-consistency.html

necesario definir que se entiende por valor “verdadero” de una cantidad; este
valor corresponde al valor medio, el cual es una medida de tendencia central
que por su definición, es un valor representativo de la muestra y es la mejor
estimación de una variable en el sistema estudiado.
Al realizar una medición de un observable n veces, se obtiene un conjunto
de datos (muestra). Si la variable que se está midiendo es x, se obtienen las
cantidades x1 , x2 , ... , xn para una muestra de tamaño n. El valor medio de
esta muestra es:
n
1X
x̄ = xi , (2.1)
n i=1

que coincide con el promedio aritmético. Ahora, si lo que se desea es conocer


cuanto se dispersan los valores medidos xi del valor medio x̄ (o “verdadero”),
debe tenerse en cuenta el concepto de desviación estándar, el cual está
2.2. ERRORES EN LAS MEDICIONES 5

dado por v
u n
u 1 X
σ̂ = t (xi − x̄)2 . (2.2)
n − 1 i=1

Por último, es necesario introducir el concepto de error experimental


o incertidumbre de una muestra de n datos, a través del concepto de
desviación estándar σ̂ de la distribución, de la siguiente manera
v
un
σ̂ 1 u 1 X
σ(x̄) = √ = √ t (xi − x̄)2 . (2.3)
n n n − 1 i=1

Teniendo en cuenta estas definiciones, es pertinente indicar que una cantidad


física (que resulta de una serie de mediciones) se reporta de la siguiente
manera:
Valor medio ± error experimental
x̄ ± σ(x̄)

2.2. Errores en las mediciones


Cuando se realiza una medición, existen errores que deben considerar-
se para reducir los datos. Estos errores o incertidumbres respecto al valor
“verdadero” obligan al experimentador a buscar una colección lo más gran-
de posible de datos, para hacer su predicción del observable (cantidad de
interés) lo más precisa y exacta posible.

Estos errores pueden deberse a diferentes factores y se distinguen entre


errores sistemáticos y errores aleatorios.
Los errores sistemáticos son incertidumbres debidas a factores constan-
tes en el proceso de medida y afectan de un mismo modo (o en una misma
proporción) TODAS las mediciones. Por esta razón, no existe un método
definido para analizarlos consistentemente de forma teórica.

Pueden ser del tipo:

instrumentales: problemas de calibración con los aparatos.

asociadas al observador: limitaciones asociados a la persona que


realiza la medición. En general, este tipo de error es difícil de clasificar,
pero podrían deberse a problemas de visión, paralaje o limitaciones
motrices.

en el método de medida: están asociados a fallas en la elección


del sistema de referencia, el tipo de enfoque del experimento o bien,
6 2. MANEJO Y REDUCCIÓN DE DATOS EXPERIMENTALES EN FÍSICA

en la escala requerida para realizar la toma de datos. Eventualmente,


pueden deberse al uso inadecuado de los instrumentos de medición.
Los errores previamente mencionados pueden corregirse o reducirse: cam-
biando o calibrando los instrumentos de medición, buscando una solución al
problema del observador (en casos extremos, se puede prescindir del obser-
vador en cuestión) o en el tercer caso, buscando los métodos indicados para
llevar a cabo el experimento. Este punto es crucial, sin embargo, requiere de
mucha pericia y sensibilidad en el área, que claramente solo se logran con la
experiencia en el laboratorio.

Los errores aleatorios o estadísticos de otro lado, son errores que se


presentan de forma fluctuante o independiente entre las medidas realizadas.
Resultan de forma accidental y generan variaciones entre observaciones su-
cesivas llevadas a cabo por un mismo observador y bajo condiciones iguales.
Estos errores entre las mediciones son irreproducibles y incontrolables para
el observador.

La única forma de corregir este tipo de errores es aumentar la cantidad


de datos registrados, para que mediante el uso de métodos estadísticos se
disminuya la dispersión generada por los errores aleatorios.

Errores absolutos y relativos


Un error absoluto de una medición xi es la diferencia que existe entre
el valor “real” x̄ y el medido xi , así:
∆x = x̄ − xi , (2.4)
tal que x̄ << ∆x.
Este tipo de error da cuenta de la desviación absoluta de la medición de xi
con respecto al valor medio. Sin embargo, en cierto casos es más útil conocer
la desviación relativa del valor xi , por lo que se considera el concepto de
error relativo.
El error relativo es el cociente o razón entre el error absoluto y el valor medio
x̄:
∆x
= , (2.5)

que en forma porcentual se suele presentar como el producto  × 100 %.

No obstante, lo más importante a la hora de presentar un conjunto de


medidas con su respectivo tratamiento estadístico, es entregar el valor medio
de observable x̄ con su respectiva incertidumbre, tal como se hizo al final de
la sección anterior.
2.2. ERRORES EN LAS MEDICIONES 7

Es además fundamental, tener en cuenta el número de cifras significa-


tivas con que se reportan los datos. Los dígitos que van después del punto
(indicando decimales) no debe ser nunca superior al número de cifras que
entrega el aparato de medición. De la misma manera, los datos que se re-
gistran en las tablas, deben tener la misma cantidad de cifras significativas
que el error reportado, pues es la mayor precisión que se ha alcanzado con
el experimento.

Por último, se recomienda al experimentador presentar sus datos en nota-


ción científica cuando dé lugar, y consignar el factor ×10n en el encabezado
de la tabla o en los ejes de sus gráficas, para que ajuste sus datos y los
presente de forma clara.

Determinación de errores en medidas directas


Si ud. desea conocer el error asociado a la medición de un observable x
y medirá dicha cantidad con un instrumento de forma directa (por ejemplo,
necesita conocer la longitud de esta hoja y usará una regla graduada en
mm), su medición deberá registrarse así:

x ± s, (2.6)
donde x es la medición del observable y s el error de escala o la mínima
medida que es posible hacer con el instrumento. Este registro es valido si
ud. solo hizo un registro.

Determinación de errores con medidas indirectas


Cuando la cantidad que quiere encontrarse en el experimento no puede
ser medida de forma directa con los instrumentos, se requiere medir otras
cantidades para que mediante la aplicación de ecuaciones a un conjunto de
medidas directas (datos) se obtenga el valor de interés. Estas ecuaciones
suelen contener constantes fundamentales (h̄, c, KB , etc.) o bien, números
irracionales (π, e, etc.), por lo que debe elegirse el número de cifras signifi-
cativas de estas cantidades.
Supóngase, que la función de interés en su problema es F , que depende de
los conjuntos de datos x, y, z, etc. relacionados de la forma:
F (x, y, z, ...) (2.7)
donde ud. ya conoce el valor medio de cada una de las variables (x̄, ȳ, z̄, ...)
y sus incertidumbres (∆x, ∆y, ∆z, ...). Para calcular el error absoluto de F ,
en función de los errores absolutos de las variables se debe:
Encontrar la diferencial total de F en función de sus derivadas parcia-
les:
∂F ∂F ∂F
dF = dx + dy + dz + ... (2.8)
∂x ∂y ∂z
8 2. MANEJO Y REDUCCIÓN DE DATOS EXPERIMENTALES EN FÍSICA

Se asocia al error absoluto de cada variable a las diferenciales, así:


∂F ∂F ∂F
∆F = | |∆x + | |∆y + | |∆z + ... (2.9)
∂x ∂y ∂z

Algunos casos sencillos para encontrar errores de forma indirecta son:

Tipo de función Error


Cambio de escala Y = cX con c =cte. ∆Y = |c|∆X
Potencias Y = cX k con c, k =cte. = | kY
∆Y q X |∆X
Suma Y = X1 + X2 ∆Y = ∆X12 + ∆X22
q
Diferencia Y = X1 − X2 ∆Y = ∆X12 + ∆X22
r 2  2
∆X1 ∆X2
Producto Y = X1 X2 ∆Y = |Y | X1 + X2
r 2  2
X1 ∆X1 ∆X2
Cociente Y = X2 ∆Y = |Y | X1 + X2

2.3. Elaboración de gráficas a partir de datos ex-


perimentales
Las gráficas son de gran importancia en el análisis de datos experimen-
tales en ciencias y por tanto deben ser realizadas de la forma más adecuada,
clara y detallada posible, para permitir evaluar el éxito del experimento y
obtener valores característicos del mismo.
Por ello, en esta sección, enunciamos los pasos más importantes para realizar
gráficos a partir de datos obtenidos en el laboratorio, como resultado de la
ejecución de un práctica:
1. Ordene en una tabla los datos obtenidos (xi , yi ), asegurándose de que
la variable independiente x se muestre de forma ascendente.

2. En la misma tabla, debe incluir los errores asociados a las variables


medidas.

3. Escoja un papel adecuado para presentar sus datos, según sea el com-
portamiento esperado y la escala (lineal, logarítmico, exponencial, po-
linomial, etc.)

4. Elija las divisiones más adecuadas para mostrar los datos en el papel,
garantizando la mejor distribución de los mismos. Por ejemplo, si en un
eje tiene datos de 22 a 47, puede comenzar la escala en 20 y terminarla
en 50, con la mayor cantidad de particiones que permita el papel. Sin
embargo, si es relevante mostrar el comportamiento de las variables
cerca del origen, se recomienda comenzar los ejes en 0 hasta un valor
superior a su dato más alto (en el ejemplo mencionado, 50).
2.4. AJUSTE DE CURVAS POR EL MÉTODO DE MÍNIMOS CUADRADOS9

5. Trace los ejes con líneas continuas e incluya las divisiones escogidas en
el ítem anterior.

6. Ubique cada dato (xi , yi ) en el plano cartesiano que ha definido con


el papel, asegurándose que ponga primero la variable independiente
xi y posteriormente la variable dependiente yi . Asigne un punto a la
coordenada de su dato.

7. Repita el paso anterior con todos los datos.

8. Trace una barra por arriba y por abajo de cada punto, proporcional
a la escala de sus ejes para denotar los errores en la ordenada (y), y
una barra a los lados del punto para notar el error en la abscisa (x).
Recuerde que la longitud de las barras debe ser proporcional al error
que se reportó en la tabla.

9. Escriba el nombre de la variable representada en cada eje con la no-


tación: Nombre del eje (unidades). El nombre debe ir centrado
y en negrilla, y las unidades deben mostrarse incluyendo la escala en
notación científica, si es el caso, por ejemplo: (×10−3 s o bien, ms).

10. Si debe trazar más de una gráfica simultáneamente, diferencie cada


curva con colores, símbolos o trazos diferentes (línea continua, línea
punto, etc.)

11. Bajo la gráfica debe aparecer una leyenda donde se describa que va-
riables se están comparando, se destaquen los valores de las incerti-
dumbres de cada variable y se mencione como identificar cada curva,
por ejemplo: Gráficas de presión vs. volumen a diferentes temperatu-
ras. Las barras de error son del orden del 1 %. Las curvas roja, azul y
violeta representan el comportamiento del sistema para T =80 K, 100
K y 200 K respectivamente.

2.4. Ajuste de curvas por el método de mínimos


cuadrados
Cuando se reconoce un comportamiento característico en el conjunto de
datos graficados en el plano, resulta muy conveniente buscar una función
y = f (x) que dé cuenta de dicho comportamiento. Si la escala escogida
para representar los datos es la óptima, la tendencia de los datos podrá
reconocerse y encontrarse usando algunos algoritmos (para ciertos casos),
software o una calculadora científica.
Si la tendencia de los datos es lineal, el método estadístico más recomendado
es el de mínimos cuadrados (más conocido como regresión lineal).
La ecuación lineal y = Ax+B, donde x representa la variable independiente,
10 2. MANEJO Y REDUCCIÓN DE DATOS EXPERIMENTALES EN FÍSICA

y la variable dependiente, A la pendiente de la recta y B, su intercepto para


x = 0, deberá tener un mínimo para la función C(xi , yi ):
N
X
C(xi , yi ) = (yi − (Axi + B))2 , (2.10)
i=1
con N el número de datos (xi , yi ). Al derivar la función anterior y encontrar
sus ceros, se tienen las ecuaciones para los parámetros A y B:
N i xi yi − i xi i yi
P P P
A= P 2 , (2.11)
N i xi − ( i xi )2
P

P 2P y −P x P x y
i xi i i i i i i
B= Pi , (2.12)
N i x2i − ( i xi )2
P

Además, es importante obtener el coeficiente de correlación lineal r,


que da cuenta de la correlación (del grado de proximidad) entre los valores
x i y yi :
N i xi yi − i xi i yi
P P P
r= q , (2.13)
N i x2i − ( i xi )2 N i yi2 − ( i yi )2
2
P P  P P

donde 0 < r < 1. Entre más cercano sea el valor de r a 1, la correlación de


los datos es más clara.
También es posible calcular el error de la pendiente ∆A y del intercepto ∆B
usando las ecuaciones:
sP s
2 N
i (∆yi )
∆A = 2 , (2.14)
N −2 − ( i xi )2
P P
N i xi
sP s
2
P 2
i (∆yi ) i xi
∆B = , (2.15)
N −2 N i x2i − ( i xi )2
P P

A continuación, se muestra un ejemplo de la reducción de datos de un ex-


perimento donde se midió posición x como función del tiempo t:
t(±0,01 s) x(±0,01 m)
0.00 0.00
1.00 1.02
2.00 1.96
3.00 2.30
4.00 3.04
5.00 3.75
6.00 4.31
7.00 4.86
8.00 5.56
9.00 6.02
10.00 6.63
11.00 7.24
12.00 8.05
2.5. AJUSTE DE GRÁFICOS PARA ESCALAS NO LINEALES 11

Aplicando el método de mínimos cuadrados, se encuentra la expresión x(t) =


(0,630 ± 0,001)t + (0,410 ± 0,006) con R2 = 0,995, es decir, existe un compor-
tamiento lineal entre las variables de posición x y el tiempo t, donde 0.630
m/s representa la velocidad del sistema (constante), 0.001 m/s la incerti-
dumbre en la estimación de la velocidad, 0.410 m, la posición inicial y 0.006
m, la incertidumbre en el intercepto.
Por último, cabe mencionar que los datos obtenidos pueden tener otro tipo

Figura 2.2: Gráfica de posición x vs. tiempo t. Los puntos representan los
datos experimentales, mientras que la línea continua representa el ajuste por
mínimos cuadrados.

de dependencia: polinómica, exponencial, logarítmica, etc. por lo que se re-


comienda conocer el modelo que se quiere estudiar en el laboratorio y hacer
uso de un software externo (o de calculadora científica) que permita encon-
trar dicha relación. Para ello, existen varios softwares: Excel, Origin, Igor,
XMgrace, etc.

2.5. Ajuste de gráficos para escalas no lineales


En algunos experimentos el comportamiento de los datos no es lineal, por
lo que el método de mínimos cuadrados no resulta adecuado. Por tanto, se
requiere volver a gráficar nuestros datos en dos tipos de planos diferentes, el
primero de ellos corresponde al plano semilogarítmico, donde únicamente
el eje de las ordenadas se encuentra en una escala logarímica en base 10;
mientras el segundo plano corresponde al plano logarítmico, donde el eje
de las ordenadas y el las abscisas se encuentran en una escala logarítmica
en base 10. La idea que se sigue al gráficar en estos dos planos es identificar
en cual de ellos se observa una tendencia lineal. Si dicha tendencia lineal se
12 2. MANEJO Y REDUCCIÓN DE DATOS EXPERIMENTALES EN FÍSICA

observa en el plano semilogarítmico, la función que describe el sistema es


de tipo exponencial de la forma y = aebx . Si la tendencia lineal se observa
en el plano logarítmico se obtiene que el sistema se puede modelar con una
función potencial de la forma y = axb .

En esta sección se muestran algunos sistemas físicos cuyo comportamien-


to no es lineal, junto con su respectivo tratamiento de datos para hallar la
mejor función con la cual se pueda modelar al sistema. De aquí en adelan-
te se denota al logarítmo natural como ln y al logarítmo en base 10 como log

2.5.1. Radiación de cuerpo negro: Ley de Stefan Boltzmann


En el estudio de un cuerpo negro, se caracteriza la emisividad (potencia
por unidad de área) con respecto a la temperatura del sistema. Dada la
naturaleza del cuerpo negro, la intensidad de emisión no debería depender
del material que compone el sistema, sólo de la temperatura.
Los datos que se obtienen del experimento se muestran en la tabla 2.1:

T (±1 K)  (±0,00001 W/m2 )


10 0.00057
20 0.00907
30 0.04593
50 0.35438
70 1.36137
90 3.72009
120 11.75731
150 28.70438
180 150.52139
210 110.27073
250 300.48438
290 401.02833
320 490.54259
380 1400.27211
440 2125.17043

Tabla 2.1: Potencia emitida por unidad de área vs. temperatura en un cuerpo
negro.

Al graficar los datos resultantes del experimento, se observa un compor-


tamiento no lineal:
No obstante, la relación funcional entre las variables no puede obtenerse
fácilmente (sin hacer uso de un software), por lo que se cambiará la escala
2.5. AJUSTE DE GRÁFICOS PARA ESCALAS NO LINEALES 13

Figura 2.3: Emisividad vs. temperatura en un cuerpo negro. Los puntos


representan los datos experimentales, mientras que la línea azul muestra el
ajuste de los datos. Los errores no se perciben por la escala, sin embargo, la
incertidumbre de la temperatura es de ± 1 K y la asociada a la emisividad
es ±0,00001 W/m2
.

asociada a estos datos. Primero veremos como es el comportamiento del sis-


tema al tomar un escala semilogarítmica en la potencia emitida por unidad
de área (emisividad), teniendo en cuenta los valores tan altos que se tienen
para esta variable.
Al observar 2.4 es claro que este tipo de gráfico no tiene un comporta-
miento lineal, por lo que no resulta apropiado para encontrar la ecuación
característica por el método de mínimos cuadrados. El tipo de curva aquí
representado corresponde al que se obtendría si se grafican los datos en un
papel semilogarítmico.

Ahora, se tomará una escala log–log (procedimiento análogo a usar papel


logarítmico) para determinar si efectivamente este tipo de sistema responde
a un ajuste lineal, cuando se ajustan las escalas.
La gráfica 2.5 corresponde a una línea, cuya ecuación puede encontrarse
usando el método de mínimos cuadrados o bien, con un software que realice
esta tarea -como se hizo previamente en 2.5-.

Otra alternativa para encontrar la ecuación característica de la recta


que se genera al cambiar las escala de las variables en cuestión es tomar el
logaritmo de ambas coordenadas. Con esto, la gráfica obtenida se muestra
14 2. MANEJO Y REDUCCIÓN DE DATOS EXPERIMENTALES EN FÍSICA

Figura 2.4: Logaritmo de la emisividad vs. temperatura en un cuerpo negro.


Los puntos representan los datos experimentales. Los errores no se perciben
por la escala, sin embargo, la incertidumbre de la temperatura es de ± 1 K
y la asociada a la emisividad es ±0,00001 W/m2
.

en la figura 2.6. Teniendo en cuenta que el modelo teórico para la emisividad


del cuerpo negro está dado por la Ley de Stefan–Boltzmann, trataremos de
contrastar los resultados del ajuste lineal 2.6 con la expresión:

 = σT 4 , (2.16)

o su expresión logarítmica:

log = logσ + 4 · logT, (2.17)

comparando la expresión log = 4,038 · logT − 7,289 con (2.17) se tiene:

logσ = −7,289, (2.18)

o bien,
W
σ = 5,14 × 10−8 . (2.19)
m2 K 4
Con estos resultados, vemos que la discrepancia porcentual entre el valor
teórico de la constante de Stefan Boltzmann y la obtenida en el experimen-
to es del 9.3 %. De otro lado, la estimación del exponente de la temperatura
en el modelo de la emisividad del cuerpo negro es del 0.95 %.

Cabe destacar que la estimación de los parámetros de la relación obtenida


a partir de los datos experimentales se hizo de forma más sencilla y directa
2.5. AJUSTE DE GRÁFICOS PARA ESCALAS NO LINEALES 15

Figura 2.5: Emisividad vs. temperatura en un cuerpo negro en escalas loga-


rítmicas. Los puntos representan los datos experimentales. Los errores no se
perciben por la escala, sin embargo, la incertidumbre de la temperatura es
de ± 1 K y la asociada a la emisividad es ±0,00001 W/m2
.

por el hecho de reescalar los valores experimentales, lo que se consigue gra-


ficando en un papel logarítmico, graficando con escalas logarítmicas en el
software elegido o bien, tomando los logaritmos de cada valor y graficando
en papel con escala lineal.
16 2. MANEJO Y REDUCCIÓN DE DATOS EXPERIMENTALES EN FÍSICA

Figura 2.6: Log Emisividad vs. Log temperatura en un cuerpo negro. Los
puntos representan los datos experimentales, mientras que la línea violeta
muestra el ajuste lineal de los datos log = 4,038·logT−7,289. Los errores no
se perciben por la escala, sin embargo, la incertidumbre de la temperatura
es de ± 1 K y la asociada a la emisividad es ±0,00001 W/m2
.

2.6. Decaimiento radioactivo


El decaimiento radioactivo se caracteriza por la desintegración espontá-
nea de un núcleo, generando nucleos de menor masa, partículas pequeñas
y energía. A partir de la observación experimental se sabe que la tasa de
desintegración es proporcional al número de núcleos radiactivos (N) en una
muestra dada, es decir:
dN (t)
= −λN (t). (2.20)
dt
La solución de la anterior ecuación diferencial viene dada por:

N (t) = N (0)e−λt . (2.21)

A continuación se muestra una tabla de datos de un experimento que mide


el número de conteos de una muestra radioactiva por cada minuto, durante
un tiempo de 140 días.
Al graficar los valores mostrados en la tabla 2.2 se observa la siguiente
relación (ver figura 2.7). Nuevamente al graficar estos datos pero en una
escala semilog (ver figura 2.8) y una escala log-log (ver figura 2.9). Se observa
que en la escala semilog la relación entre estas variables es lineal, por tanto,
se encuentra que la variable dependiente decae exponencialmente respecto
al tiempo (ver figura 2.7). Haciendo el ajuste de estos datos a una forma
2.6. DECAIMIENTO RADIOACTIVO 17

T (dias) Cuentas (por minuto)


0 600
20 496.17
40 410.31
50 363.13
60 339.315
80 270.59
90 255.16
100 222.04
110 221.01
120 191.89
140 158.68

Tabla 2.2: Cuentas del decaimiento radioactivo por minuto respecto al tiem-
po en días. La incertidumbre del instrumento utilizado Geiger es de 20 cuen-
tas.

exponencial dada por la ecuación (2.21), se encuentra que los valores de


la regresión vienen dados por N (0) = 598,702 y λ = 0,00958526. En los
casos donde la variable dependiente tiene una relación exponencial con la
variable independiente, es útil graficar en papel semilogarítmico, en donde
la ordenada está en escala logarítmica en base 10 y la abscisa es graficada
en escala normal. De esta forma, se obtiene la siguiente gráfica en el papel
semilogarítmico:

log N (t) = log N (0) + log e−λt ,


log N (t) = log N (0) − (λ · log e)t, (2.22)

donde se encuentra una forma lineal, es decir que en este tipo de papel,
las curvas con un ajuste de la forma mostrada en la ecuación (2.21), es
linealizada (ver figura 2.8). Por lo tanto, al hacer la regresión lineal de esta
recta, se obtiene el valor de las variables del problema. El ajuste lineal de
los datos mostrados en la figura 2.8 viene dado por:

y = 2,77438 − 0,00411524x. (2.23)

Usando la anterior regresión, y comparando con lo encontrado en la ec. (2.22)


se obtuvieron las variables del problema:

log N (0) = 2,77438 ⇒ N (0) = 594,81238, (2.24)


λ · log e = 0,00411524 ⇒ λ = 0,00994756, (2.25)

Al comparar estos valores de regresión con los valores obtenidos durante la


regresión exponencial, se observa una buena concordancia en los valores.
18 2. MANEJO Y REDUCCIÓN DE DATOS EXPERIMENTALES EN FÍSICA

Figura 2.7: Ajuste exponencial del decaimiento radioactivo. Los datos fueron
tomados de un contador Geiger de una muestra de un elemento radioactivo.

Por último, conociendo el comportamiento de la variable dependiente res-


pecto a la variable independiente, que en este caso es exponencial, es posible
encontrar las variables que determinan la correspondencia entre estas varia-
bles (ec. 2.21), al graficar el tiempo en función del logaritmo natural de la
variable dependiente, encontrando una relación lineal como se muestra en la
figura 2.10. De esta manera la regresión encontrada es de la forma,

y = 6,38825 − 0,00947568x, (2.26)

obteniendo los valores de N (0) = 594,8147 y λ = 0,00947568.


2.6. DECAIMIENTO RADIOACTIVO 19

Figura 2.8: Gráfica del logarítmo del conteo de la muestra radioactiva contra
el tiempo. Observando un decaimiento exponencial de esta variable, es útil
realizar una gráfica en papel semilogarítmico para linealizarla y obtener los
coeficientes de la regresión.

2.6.1. Gas ideal

Se estudio experimentalmente 10 moles de un gas de Helio a 300 K


variando el volumen del recipiente y midiendo la presión. Los resultados ob-
tenidos se presentan en la tabla 2.3 y su comportamiento se puede presenta
en la gráfica 2.11, allí se puede observar que la presión del gas disminuye
suavemente a medida que el volumen se incrementa.

Este tipo de comportamiento puede ser exponencial o potencial, para


determinar que tipo de función se aproxima a la descripción del sistema se
muestran las figuras 2.12 y 2.13, las cuales se encuentran en un plano se-
milogarítmico y logarítmico, respectivamente; observandose que en la figura
2.13 se presenta un comportamiento lineal y por tanto el sistema puede ser
descrito mediante una función potencial. Por tanto se realiza una regresión
potencial de nuestros datos utilizando algún programa computacional (Igor
pro, Matlab, Mathematica, Gnuplot, Xmgrace, Excel, entre otros) obtenien-
do que:

y = 26070x−0,94 , (2.27)

la cual al reescribirla en términos de las variable manejadas en el laboratorio,


20 2. MANEJO Y REDUCCIÓN DE DATOS EXPERIMENTALES EN FÍSICA

Figura 2.9: Gráfico del decaimiento radioactivo en una escala log-log.

junto con la asiganción de unidades, obtenemos que:

P = 26070 (Pa · m3 ) V −0,94 . (2.28)


Por otro lado, el gas de Helio se puede considerar como un gas ideal,
por tanto la relación entre volumen y presión esta dada por la ecuación de
estado

P = nRT V −1 , (2.29)
al comparar las ecuaciones 2.28 y 2.29 observamos que:

nRT = 26070 (Pa · m3 ), (2.30)


obteniendo que el valor de la constante universal de los gases hallada en esta
práctica es:

26070 (Pa · m3 )
R =
nT
26070 (Pa · m3 )
R =
10 moles · 300 K

Pa · m3
R = 8,69 , (2.31)
mol · K
valor que difiere un 4,6 % respecto al valor encontrado en la literatura. Por
último, si observamos el exponente del volumen en la ecuaciones 2.28 y 2.29,
2.6. DECAIMIENTO RADIOACTIVO 21

Figura 2.10: Gráfico del decaimiento radioactivo donde la abscisa es el tiem-


po y la ordenada es el logaritmo natural del número de cuentas.

estos difieren un 6 %.

Un método alterno al de gráficar en escala logarítmica para hallar el


valor de la constante universal de los gases y el exponente del volumen,
es por medio de la gráfica de log10 P vs log10 V , en donde los ejes de las
ordenadas y de las abscisas se encuentran en una escala lineal. La nueva
gráfica se muestra en la figura 2.14, donde se observa una tendencia lineal y
por tanto se puede aplicar el método de mínimos cuadrados para realizar la
regresión respectiva; para nuestro caso se obtiene que:

y = (−0,992 ± 0,009)x + (4,42 ± 0,02) (2.32)


la cual al reescribirla en términos de los ejes en que se esta graficando queda
de la forma

log10 P = (−0,992 ± 0,009)log10 V + (4,42 ± 0,02). (2.33)


Al aplicar log10 a la ecuación 2.29 se tiene que:

log10 P = log10 (nRT V −1 )


log10 P = log10 (nRT ) + log10 V −1
log10 P = log10 (nRT ) + (−1)log10 (V )
log10 P = −log10 (V ) + log10 (nRT ) (2.34)
Por tanto, al comparar las ecuaciones 2.14 y 2.34 se tiene que el punto
de corte corresponde a:
22 2. MANEJO Y REDUCCIÓN DE DATOS EXPERIMENTALES EN FÍSICA

V ± 0,0002 P ± 0,04 × 106 V ± 0,0002 P ± 0,04 × 106


(m3 ) (Pa) (m3 ) (Pa)
0,0009 24,93 0,0017 16,61
0,0019 12,49 0,0024 9,99
0,0029 8,30 0,0037 7,11
0,0042 6,22 0,0047 5,56
0,0052 5,00 0,0057 4,55
0,0062 4,17 0,0067 3,82
0,0072 3,55 0,0077 3,31
0,0079 3,10 0,0084 2,92
0,0092 2,76 0,0097 2,61
0,0099 2,48 0,0104 2,36
0,0112 2,25 0,0117 2,18
0,0122 2,06 0,0124 2,01
0,0132 1,93 0,0134 1,86
0,0142 1,77 0,0147 1,71
0,0152 1,65 0,0154 1,59
0,0162 1,54 0,0167 1,50

Tabla 2.3: Tabla de valores.

log10 (nRT ) = (4,42 ± 0,02),


despejando R se tiene que

10log10 (nRT ) = 10(4,42±0,02)


nRT = 10(4,42±0,02)
10(4,42±0,02)
R =
nT
R = 8,8 ± 0,4 J/mol·K (2.35)

valor que difiere un 5,6 % respecto al valor hallado en la literatura. Por otro
lado, al observar la ecuación 2.34 se tiene que la pendiente representa el valor
del exponente de volumen; de acuerdo a la regresión lineal de la ecuación
2.14 se tiene que el exponente del volumen es −0,992 ± 0,009, valor que
difiere un 0,8 % respecto al valor esperado por la ecuación de estado (ver
ecuación 2.29).
2.6. DECAIMIENTO RADIOACTIVO 23

Figura 2.11: Comportamiento del gas ideal a temperatura constante. La


incertidumbre en el volumen y en la presión es de ±0,0002 m3 y ±40000 Pa,
respectivamente.

2.6.2. Resumen
Los procedimientos vistos anteriormente se encuentran resumidos en la
tabla 2.4, cabe mencionar que el método alterno se usa cuando se desea
trabajar en una escala lineal.

Plano Regresión
Lineal y = mx + b
Semilogarítmico y = aebx
Logarítmico y = axb

Plano Método alterno Gráfica método alterno


Lineal – –
Semilogarítmico log y = log a + bx log y vs x
Logarítmico log10 y = log10 a + b log10 x log10 y vs log10 x

Tabla 2.4: Regresiones y métodos alternos.


24 2. MANEJO Y REDUCCIÓN DE DATOS EXPERIMENTALES EN FÍSICA

Figura 2.12: Comportamiento del gas ideal a temperatura constante en un


plano semilogarítmico.

Figura 2.13: Comportamiento del gas ideal a temperatura constante en un


plano logarítmico.
2.6. DECAIMIENTO RADIOACTIVO 25

Figura 2.14: Comportamiento del gas ideal a temperatura en un plano


log10 P vs log10 V .
26 2. MANEJO Y REDUCCIÓN DE DATOS EXPERIMENTALES EN FÍSICA
3

Presentación del informe de


laboratorio

Los descubrimientos en física, son hechos a través del proceso de la expe-


rimentación. El conocimiento acerca de nuestro entorno que se ha adquirido
por muchos años, ha estado mediado a través del método científico, que in-
cluye la realización de experimentos para probar una hipótesis. Hoy en día
en la academia, los estudiantes siguen esta metodologia, realizando experi-
mentos en el laboratorio, comúnmente llamado el laboratorio de física. El
laboratorio de física es un espacio donde los estudiantes comprueban experi-
mentalmente las leyes fundamentales de la física impartidas en los espacios
académicos. Además, una de las funciones de este espacio experimental es
la elaboración y discusión del informe de laboratorio, donde los estudiantes
aplican los procedimientos y métodos del trabajo científico, preparando al
estudiante en el acto de defensa de sus resultados obtenidos y el analisis de
los mismos. Este documento determina la capacidad de los estudiantes el
poder comunicar sus ideas y resultados de una manera clara y lógica. En
este documento se dará a conocer una sugerencia acerca de criterios de or-
ganización y de algunas recomendaciones a la hora de elaborar un informe
de laboratorio.

3.1. Título de informe de laboratorio


Título de informe de laboratorio a dos columnas. Indicar directa y de
forma simple el tipo de práctica a realizar. (Arial, 14 Pts, negrita. Deje dos
espacios en blanco después del título)

3.2. Autoría
Nombre y apellido de los autores, e-mail, afiliación.
Integrante 1 (Arial, 11 Pts.), e-mail: integrante1@institucion,

27
28 3. PRESENTACIÓN DEL INFORME DE LABORATORIO

Integrante 2 (Arial, 11 Pts.), e-mail: integrante2@institucion,


Integrante 3 (Arial, 11 Pts.), e-mail: integrante3@institucion

3.3. Resumen
El resumen deberá estar escrito en Arial, 9 Pts, cursiva y justificado
como se muestra en este documento. Se debe de utilizar la palabra RESU-
MEN, como título en mayúsculas, Arial, 10 Pts, cursiva, negritas y espacio
simple. La forma solicitada para los documentos esta basada en parte en los
formatos utilizados para los documentos de la IEEE. Se debe dar un ade-
lanto de lo que se leerá en el cuerpo del mismo, en lo posible en no más de
100 palabras. Aquí debemos indicar el tema del trabajo, referirnos con bre-
vedad a la metodología seguida y destacar los resultados más importantes
obtenidos.

3.4. Palabras clave


Se sugiere no más de cuatro palabras o frases cortas en orden alfabético,
separadas por comas, que representen su reporte.

3.5. Introducción
En esta sección debemos orientar al lector hacia el tema de estudio y la
motivación por hacerlo elegido. Asimismo, debemos enunciar claramente el
propósito u objetivo del experimento.

3.6. Marco teórico


Es aconsejable que incluyamos un marco teórico-experimental del tema
que estudiamos, con las referencias adecuadas (ver Referencias).

3.7. Procedimiento experimental


Aquí se describe los procedimientos seguidos y el instrumental usado. Es
útil incluir un esquema del diseño experimental elegido (Ver Fig. 3.1). Para
esto puede recurrirse a diagramas esquemáticos que muestren las caracte-
rísticas más importantes del arreglo experimental y la disposición relativa
de los instrumentos. Indicar también cuáles variables se miden directamen-
te, cuáles se obtienen indirectamente y a cuáles tomamos como datos de
otras fuentes (parámetros físicos, constantes, etc.). También es aconsejable
describir las virtudes y limitaciones del diseño experimental.
3.8. ANÁLISIS Y RESULTADOS 29

Figura 3.1: Montaje experimental

3.8. Análisis y resultados


Los resultados deben presentarse preferiblemente en forma de gráficos.
Debemos expresar resultados con sus incertidumbres, en lo posible especi-
ficando cómo se calcularon. Por otra parte, debemos explicitar el análisis
de los datos obtenidos. Aquí se analizan, por ejemplo, las dependencias ob-
servadas entre las variables y la comparación de los datos con un modelo
propuesto. Si el trabajo además propone un modelo que trate de dar cuenta
de los datos obtenidos, o bien, si se usó un modelo tomado de otros trabajos,
debe citarse la fuente consultada. Las ecuaciones deberán estar numeradas
con el número entre paréntesis y al margen derecho del texto, ejemplo:

E = mc2 . (3.1)

Para su mención utilice la abreviatura ec. (3.1), a menos que se mencione al


inicio de la oración. Para el caso de tablas podemos rotularlas de la siguiente
forma:

columna 1 columna 2 columna 3


col 1 col 2 col 3

Tabla 3.1: Tabla de Valores

3.9. Conclusiones
En esta sección tenemos que comentar objetivamente qué hemos aprendi-
do del experimento realizado, y sintetizar las consecuencias e implicanciones
30 3. PRESENTACIÓN DEL INFORME DE LABORATORIO

asociadas a nuestros resultados. Se debe demostrar el mayor número de con-


clusiones (correctas) alcanzadas a partir de los datos obtenidos.

3.10. Referencias
Las referencias bibliográficas se ordenan al final del informe. Deben con-
tener el nombre de los autores de las publicaciones (artículos en revistas o
libros) citados en el texto.
[1] G. Obregón-Pulido, B. Castillo-Toledo and A. Loukianov, A globally con-
vergent estimator for n frequencies, IEEE Trans. On Aut. Control. Vol. 47.
No 5. pp 857-863. May 2002.
[2] H. Khalil, ‚Nonlinear Systems, 2nd. ed., Prentice Hall, NJ, pp. 50-56,
1996.
[3] Francis. B. A. and W. M. Wonham, The internal model principle of con-
trol theory, Automatica. Vol. 12. pp. 457-465. 1976.
[4] E. H. Miller, A note on reflector arrays, IEEE Trans. Antennas Propagat,
Aceptado para su publicación.
[5] Control Toolbox (6.0), Users Guide, The Math Works, 2001, pp. 2-10-2-
35.
[6] Gil, S. and Rodríguez E., Pautas y sugerencias para la redacción de infor-
mes: www.fisicarecreativa.com/informes/informesmodelo0.pdf. 22/07/2005.

3.11. Apéndice
Por lo general no es conveniente distraer al lector con muchos cálculos,
despejes de términos y propagaciones de errores en la mitad del texto, así
que este lugar puede ser propicio para estas consideraciones.
4

Guía de laboratorio: Efecto


fotoeléctrico (Modelo de
informe)

4.0.1. Objetivo general


Estudiar el efecto fotoeléctrico mediante la medición directa de la foto-
corriente entre los electrodos de una fotocelda.

4.0.2. Objetivos específicos


Determinar la constante de Planck h.

Determinar la dependencia del potencial de frenado respecto de la


intensidad de la radiación incidente.

Determinar la función de trabajo del material del cual está constituido


la fotocelda.

4.1. Marco teórico


1. Efecto fotoeléctrico

Usted puede consultar el marco teórico en las siguientes referencias: Cap. 4.


de Feynman and Sands (1987), Cap. 38 de Young and Freedman (2003) y
Cap. 40 de Serway and Faughn (2005).

4.2. Preguntas orientadoras


1. ¿En qué consiste el efecto fotoeléctrico?

31
32 4. GUÍA DE LABORATORIO: EFECTO FOTOELÉCTRICO (MODELO DE INFORME)

2. ¿Qué es el potencial de frenado, frecuencia de corte y función de tra-


bajo?

3. ¿Cuál es la dependencia del potencial de frenado con la frecuencia en


el efecto fotoeléctrico?

4.3. Materiales
Lámpara de Mercurio

Celda fotoeléctrica

Multímetro

Filtros de intensidad

Materiales adicionales
El grupo de trabajo debe traer los siguientes materiales:

Conectores banana-caimán.

4.3.1. Procedimiento experimental


1. Realice el montaje que se encuentra en la figura 4.1. Inicialmente no
ubique ningún filtro.

2. Encienda la fuente de mercurio accionando el interruptor y no la apa-


gue hasta finalizar el experimento. Espere que la lámpara se caliente
durante un minuto para empezar la practica.

Figura 4.1: Montaje experimental para el efecto fotoeléctrico.

3. Retire la cubierta de la celda fotoeléctrica y ponga al interior de la


cámara una muestra del material que va a estudiar.
4.3. MATERIALES 33

4. Observe los espectros que se forman en la celda fotoelćtrica e identifi-


que el espectro de primer orden, el cual corresponde al más brillante.

5. Ajuste las ranuras de la celda para que solo un color del primer espectro
quede en la apertura de entrada del equipo.

6. Presione el botón de descarga y note que el voltímetro marque cero


voltios. Libérelo y espere aproximadamente 30 segundos para tomar el
valor del potencial de frenado. Registre este dato y repita el procedi-
miento tres veces.

7. Coloque el filtro de intensidad del 80 % y repita el paso anterior. Haga


lo mismo para los filtros de 60 % y 20 %.

8. Repita los pasos 6 y 7 para cada color del primer espectro.

9. Cambie dos veces la muestra que se encuentra en la cámara de la celda


fotoeléctrica y repita el procedimiento anterior.

4.3.2. Discusion de resultados


1. Grafique el potencial de frenado en función de la frecuencia de cada
color, para cada uno de los casos estudiados. Presente todas las gráficas
en el mismo plano. Describa cualitativamente las gráficas. ¿Qué tipo
de comportamiento se presenta? Realice la regresión respectiva.

2. A partir de los resultados del ítem anterior y de la relación teórica


entre el potencial de frenado y la frecuencia, halle la constante de
Planck (hexp ) y la frecuencia de corte f0 para cada caso. Recuerde
que el valor de la carga del electrón es 1,60 × 10−19 C. ¿Cuál es la
diferencia porcentual respecto al valor encontrado en la literatura?
¿Qué significado físico tienen éstas variables?

3. ¿Cómo afecta la intensidad de la luz los resultados?

4. ¿Qué concluye de esta práctica?


34 4. GUÍA DE LABORATORIO: EFECTO FOTOELÉCTRICO (MODELO DE INFORME)
5

Modelo de informe

Efecto fotoeléctrico (Título)

Autores y correos electrónicos

5.1. Resumen
Se estudió el efecto fotoeléctrico mediante la observación del potencial
de frenado en función de la frecuencia de la luz que incide en un material, los
materiales trabajados fueron Potasio, Cesio y Antimonio. Para ello se hizo
incidir un haz de luz sobre la placa y se registró el potencial de frenado, tam-
bién se utilizó diferentes filtros para reducir la intensidad de la luz. Durante
esta práctica se observó que el potencial de frenado es independiente de la
intensidad de la luz y que para materiales alcalinos la frecuencia de corte
aumenta a medida que disminuye el número átomico. Además, se obtuvo un
valor para la constante de Planck de 6,6 ± 0,2(×10−34 ) J·s, valor que difiere
un 0,3 % respecto al valor que se encuentra en la literatura.

5.2. Introducción
La emisión de electrones en un material alcalino por acción de la luz
se denomina Efecto fotoeléctrico. En esta práctica se busca investigar la
dependencia de la energía de los fotoelectrones emitidos con respecto a la
frecuencia de la luz incidente, para esto primero se selecciona algunos colores
del espectro producido y se analiza los cambios en el voltaje de retardo en
función del color de la luz (frecuencia e intensidad). Después se registra el
potencial de retardo con el que la emisión se detiene para cada color del
espectro, y así determinar el valor de la constante de Planck y la función de
trabajo de nuestro metal.

35
36 5. MODELO DE INFORME

5.3. Marco teórico


El efecto fotoeléctrico fue observado por primera vez en 1887, por Hein-
rich Hertz, quien observó que una descarga saltaba con más facilidad entre
dos esferas cargadas eléctricas, cuando sus superficies se iluminaban con luz
de otra fuente luminosa [1]. La luz que incide sobre la superficie facilita de
alguna manera el escape de lo que hoy llamamos electrones. Estos electrones
están ligados en el material por fuerzas eléctricas. A temperatura ambiente
donde los efectos térmicos son despreciables, una mínima cantidad de ener-
gía debe ser brindada a los electrones para que puedan escapar del material,
esta energía mínima es llamada función de trabajo φ. La cantidad de energía
para arrancar los electrones de la superficie metálica puede ser entregada al
ser ésta iluminada con luz. Si la luz incidente es monocromatica, Hallwachs
y Lenard encontraron que no se emitia electrones de la superficie (fotoelec-
trones) a menos que la frecuencia de la luz fuera mayor que cierto limite
mínimo, llamado frecuencia de corte f0 , la cual es dependiente del material.
Además, se encontró también una independencia con la intensidad de la mis-
ma. Estas observaciones no pudieron ser explicadas sobre la base de la física
clásica, en la cual la luz es una onda electromagnética. En 1905 Albert Eins-
tein encontró la explicación del efecto fotoeléctrico al basarse en la hipótesis
de cuantización de la energía de Max Planck en 1900 [2]. Einstein postuló
que los rayos de luz consisten de paquetes de energía no masivos (fotones),
donde cada uno de esos paquetes tiene una energía que es proporcional a la
frecuencia de la luz. De acuerdo con f = λc para las ondas electromagnéticas
en el vacio, se obtiene que
hc
E = hf = , (5.1)
λ
donde h es una constante universal llamada la constante de Planck cuyo
valor numérico hoy en día es

h = 6,6260693(11) × 10−34 J·s. (5.2)

Un fotón que llega a una superficie metálica es absorbido por un electrón [3],
donde esta transferencia de energía debe ser completa o de lo contrario no
existe ninguna absorción, a diferencia de la teoría clásica. Si esta energía es
mayor que la función de trabajo, el electrón escapa de la superficie. Einstein
aplicó la conservación de la energía para determinar que la energía cinética
máxima Kmax = 12 mvmax2 para un electrón emitido es la energía hf adquirida
por un fotón menos la función de trabajo φ, lo cual se muestra en la siguiente
expresión
1 2
Kmax = mvmax = hf − φ. (5.3)
2
Para encontrar la energía cinética máxima de los electrones emitidos en el
material, se puede suponer un arreglo experimental como el que se muestra
5.3. MARCO TEÓRICO 37

en la figura 5.1. Se coloca una diferencia de potencial entre el ánodo y el


cátodo, de tal forma que éste sea lo suficientemente negativo para que el
amperímetro marque cero [3]. Este límite de diferencia de potencial donde

Figura 5.1: Diseño “Efecto fotoeléctrico”

observamos una corriente nula se denomina potencial de frenado. Conforme


un electrón se mueve del cátodo al ánodo, el potencial disminuye en V0 y
se efectua un trabajo negativo −eV0 sobre el electrón. El electrón con más
energía sale del cátodo con una energía cinética Kmax = 12 mvmax
2 , y tiene
energía cinética nula en el ánodo. Ahora, al aplicar el teorema de trabajo-
energía, se encuentra que

1 2
Kmax = mvmax = eV0 . (5.4)
2
Ahora, al sustituir la ec. 5.4 en la ec. 5.3 de efecto fotoeléctrico, se obtiene:

eV0 = hf − φ, (5.5)

como la energía cinética debe ser siempre positiva, la ec. 5.5 implica que
existe una frecuencia de corte, la cual está dada por:

hf0 = φ. (5.6)

Si la frecuencia de la luz incidente es mayor que f0 observaremos fotoemi-


sión, mientras si es menor, no habrá corriente. En este contexto hf0 es la
energía justa necesaria para arrancar al electrón del material con energía
cinética cero y su medición permite el cálculo de la función trabajo. Ade-
más, observando la ec. 5.3 se observa que la energía cinética máxima de los
fotoelectrones es independiente de la intensidad de la luz incidente, y su
dependencia es lineal respecto a la frecuencia de la misma, explicando los
resultados experimentales de Hallwachs y Lenard.
38 5. MODELO DE INFORME

5.4. Montaje experimental


Para el estudio del efecto fotoeléctrico, se contó en el laboratorio con los
siguientes materiales:

Lámpara de Mercurio

Celda fotoeléctrica

Multímetro

Filtros de intensidad

Se armó el montaje que se muestra en la figura 5.2 y se ingresó al interior


de la celda fotoeléctrica una muestra de Potasio. Luego, el equipo se ubicó
de tal forma que el primer espectro se observaba en la celda fotoeléctrica,
ajustando su ranura para que ingresara un sólo color. Una vez armado el
montaje, se procedió a realizar la medida del potencial de frenado; luego, se
ubicó el filtro de intensidad del 80 % y se registró nuevamente el potencial de
frenado, también se utilizaron los filtros de 40 % y 20 %. Éste procedimiento
se repitió para cada uno de los colores del primer espectro.
En esta practica se estudiaron tres materiales diferentes (Potasio, Cesio y
Antimonio).

Figura 5.2: Montaje experimental para el efecto fotoeléctrico.

5.5. Resultados y análisis


En la figura 5.3 se muestran los resultados del potencial de frenado en
función de la frecuencia de la luz para los diferentes materiales trabajados
(Cesio, Potasio y Antimonio), observandose que el potencial de frenado crece
proporcionalmente a medida que se aumenta la frecuencia de la luz, o en
otras palabras, a medida que se disminuye la longitud de onda.
Todos los materiales trabajados presentan un comportamiento lineal de
la forma V = mf + b, donde m es la pendiente y b es el punto de corte,
5.5. RESULTADOS Y ANÁLISIS 39

Figura 5.3: Comportamiento del potencial de frenado en función de la fre-


cuencia.

comparando con la ec. 5.5, se obtiene que la pendiente y el punto de corte


equivalen a las cantidades h/e y φ/e, respectivamente, por tanto se tiene
que
h = m · e, (5.7)

φ = −b · e, (5.8)
reemplazando la ec. 5.6 en la ec. 5.8, se obtiene que la frecuencia de corte
puede ser hallada por medio de la siguiente expresión
b·e
f0 = − . (5.9)
h
Las constantes de las regresiones lineales se muestran en la tabla 5.1. Empleando

Material m ×10−15 (eVs) b (eV)


Antimonio (Sb) 4,10 ± 0,08 −2,35 ± 0,06
Cesio (Cs) 4,00 ± 0,05 −1,82 ± 0,03
Potasio (K) 4,26 ± 0,05 −2,12 ± 0,04

Tabla 5.1: Valores correspondientes a la pendiente y al punto de corte dados


por la regresión lineal para cada uno de los materiales trabajados.

la ec. 5.7 y los valores de la segunda columna de la tabla 5.1 se obtiene el


valor de la constante de Planck, los resultados son mostrados en la tabla
5.2. Como se puede observar, el valor de la constante de Planck para cada
material se encuentra en el mismo rango de magnitudes, por tanto, tenemos
40 5. MODELO DE INFORME

que el valor promedio de la constante de Planck hallada en esta práctica es


de hexp = 6,6 ± 0,2(×10−34 ) J·s, con un error porcentual del 0.3 % respecto
al valor reportado en la literatura.
Por otro lado, empleando las ecs. 5.8 y 5.9 encontramos que la función

Material hexp × 10−34 (J·s)


Sb 6,6 ± 0,1
Cs 6,40 ± 0,08
K 6,82 ± 0,08

Tabla 5.2: Valor de la constante de Planck

trabajo y la frecuencia de cada material, los cuales se muestran en la tabla


5.3. En donde se observa que los metales alcalinos trabajados (Cs y K), la
función de trabajo, y por tanto su frecuencia de corte, aumenta a medida
que el número atómico (Z) disminuye; lo cual se traduce en que se necesita
cada vez más energía para poder sacar del átomo el único eléctron que se
encuentra en el nivel electrónico más externo. Por último se observa para
el Antimonio una diferencia porcentual en la función de trabajo superior al
45 %, esto puede estar relacionado a un error experimental en el manejo de
la frecuencia de la luz, ya que ésta presentó problemas de intermitencia en
esta toma de datos.
Cabe mencionar que en el transcurso de la practica se utilizaron diferentes

Material Z φ × 10−19 (J) dif % f0 × 10−14 (Hz) dif %


Sb 51 3,76 ± 0,09 49 5,7 ± 0,2 –
Cs 55 2,91 ± 0,05 15 4,5 ± 0,1 13
K 19 3,39 ± 0,06 8 4,9 ± 0,1 12

Tabla 5.3: Valor de la función de trabajo y frecuencia de corte para ca-


da material trabajado. Los valores de referencia para la frecuencia de corte
fueron tomados de www.vaxasoftware.com/doc-edu/qui/w-efe.pdf. No se pre-
senta diferencia porcentual para la frecuencia de corte del Antimonio debido
a ésta se encuentra un orden de magnitud por encima al valor de referencia.

filtros para reducir la intensidad de la luz incidente en un 20 %, 60 % y 80 %,


observandose que el cambio de intensidad no afecta los datos observados
en la figura 5.3, por tanto, la función trabajo y el potencial de frenado no
dependen de la intensidad de la luz que se esta irradiando sobre la placa.

5.6. Conclusiones
Se observó una relación lineal entre el potencial de frenado y la fre-
cuencia de la luz incidente para todos los materiales trabajados, en
5.7. REFERENCIAS 41

donde, este comportamiento es independiente a la intensidad de la luz


incidente.

La constante de Planck hallada experimentalmente fue de hexp = 6,6±


0,2(×10−34 ) J·s, con un error porcentual del 0.3 % respecto al valor
reportado en la literatura.

Para metales alcalinos se observó que la frecuencia de corte aumenta


a medida que disminuye el número atómico.

5.7. Referencias
[1] Física Universitaria Volumen 2, Young-Freedman, Sears Zemansky,
Addison-Wesley, (2009).

[2] On a Heuristic Point of View about the Creation and Conversion


of Light, A. Einstein, Ann. Physik 17, 132 (1905).

[3] García, Angel Franco (2010), Física con ordenador,


http://www.sc.ehu.es/sbweb/fisica/cuantica/fotoelectrico/fotoelectrico.htm
42 5. MODELO DE INFORME
6

Densidad de líquidos y
sólidos

La densidad es una cantidad fundamental en Física y Quími-


ca, pues es una característica propia de la materia, intrínseca e
inherente del objeto considerado y es independiente de su tamaño
o distribución. La densidad es una manifestación macroscópica de
la estructura microscópica del material y por ello, nos permite ca-
racterizarlo.
Dependiendo la fase del material en consideración, se usan dispo-
sitivos precisos de medición de la densidad: densímetros y balanzas
de Mohr para líquidos, balanzas hidrostáticas para sólidos y picnó-
metros para determinar la densidad de líquidos y gases.

6.1. Objetivos
6.1.1. Objetivo general
Determinar la densidad de algunos líquidos y sólidos.

6.1.2. Objetivos específicos


Calcular empíricamente la densidad de sólidos regulares e irregulares.

Encontrar la densidad de diferentes líquidos.

6.2. Marco teórico


Densidad

43
44 6. DENSIDAD DE LÍQUIDOS Y SÓLIDOS

Propiedades intrínsecas y extrínsecas de la materia


Densidad específica
Uso de densímetros y picnómetros
Usted puede consultar el marco teórico en las siguientes referencias: Cap.
17 de Resnick and Krane (2002), Cap. 14 de Young and Freedman (2009).

6.3. Preguntas orientadoras


1. ¿La densidad de un material depende del fluido donde se encuentra
sumergido?
2. El aire es un fluido en que se sumergen usted y el experimento. ¿Por
qué se ignora el empuje producido por el aire sobre el sistema?
3. ¿Qué procedimientos experimentales existen para calcular la densidad
de diferentes materiales?
4. ¿Qué es la gravedad específica y qué información relevante le da la
gravedad específica de un material?
5. ¿Cómo se determina la densidad de objetos con masas muy pequeñas
(por ejemplo, una hoja de papel)?
6. ¿Qué tipo de instrumentos se usan para determinar la densidad en
diferentes fases de la materia?

6.4. Materiales
Densímetro
Barras de aluminio y cobre
Balanza digital
Hilo
Picnómetro
Dinamómetro
Calibrador
Probeta 500 ml
Objeto sólido irregular pequeño
Esferas (Diferentes tamaños)
Vaso de precipitado 500 ml
6.5. PROCEDIMIENTO EXPERIMENTAL 45

6.4.1. Materiales adicionales


El grupo de trabajo debe traer:

Líquidos diferentes (Se sugiere leche, gaseosa, aceite de cocina, alcohol


etílico)

Toallas de cocina

6.5. Procedimiento experimental

Parte I: Determinación de la densidad de sólidos


regulares
1. Mida la masa de varios sólidos regulares con la balanza y registre estos
datos en una tabla (tabla sugerida 5.1).

2. Usando el calibrador, mida las cantidades relevantes para determinar


el volumen de los sólidos regulares.

Sólido r (m) ∆r (m) h(m) ∆h(m) m (kg) ∆m (kg) V (m3 ) ∆V (m3 )

Tabla 5.1. Determinación de la densidad de sólidos regulares.

Parte II: Determinación de la densidad de líquidos


con el densímetro
1. Vierta un líquido en la probeta de 500 ml a 2/3 de su capacidad e
introduzca el densímetro asegurando que éste flota en el líquido.

2. Registre el valor de densidad y consígnelo en una tabla. Repita esta


medición con diferentes densímetros.

3. Repita este procedimiento con los demás líquidos de que dispone (de-
jando por último el aceite).

Parte III: Determinación de la densidad de líquidos


con el picnómetro
1. Identifique el picnómetro. Este es un frasco de vidrio de con un cuello
estrecho y hueco, cerrado con un tapón esmerilado, que termina con un
tubo capilar que permite medir con precisión variaciones de volumen
en su interior.
46 6. DENSIDAD DE LÍQUIDOS Y SÓLIDOS

2. Mida la masa del picnómetro con el tapón mp .

3. Introduzca cuidadosamente un líquido en el picnómetro hasta el capilar


y determine el volumen de líquido en el interior del picnómetro.

4. Mida la masa del sistema: picnómetro–líquido mt .

5. Repita tres veces este procedimiento para tener una mejor estimación
de la densidad del líquido considerado.

6. Realice nuevamente los ítems de la parte III con otros líquidos (dejando
por último el aceite).

Parte IV: Determinación de la densidad de líquidos


1. Tome la probeta de 500 ml y mida su masa m0 usando una balanza.

2. Adicione 50 ml de un líquido y mida la masa del sistema probeta–


líquido m1 .

3. Repita el ítem anterior nueve veces, adicionando en cada caso 50 ml


adicionales de líquido.

4. Repita esta parte de la experiencia con otros líquidos.

NOTA: Al finalizar la práctica todos los implementos deben


estar limpios y secos.

6.6. Discusión de resultados


1. Para la parte I, determine la densidad de los sólidos regulares, conside-
rando en cada caso el volumen de cada objeto. Compare su resultados
con los valores que encuentra en la literatura. ¿Es la discrepancia por-
centual significativa?

2. En la parte II usted ha encontrado de forma directa la densidad de


diferentes líquidos usando densímetros, ¿cómo son los valores encon-
trados en el laboratorio con respecto a los valores nominales? ¿Es el
densímetro un instrumento preciso de medición?

3. Considere ahora sus mediciones con el picnómetro: la masa del líqui-


do contenido en el frasco es la diferencia entre mt y mp . ¿Cómo de-
terminaría la densidad de los líquidos trabajados con la información
recolectada?

4. En la parte IV: construya una tabla donde relacione volumen del fluido
V vs. ml , siendo ml la masa neta de líquido en la probeta.
6.6. DISCUSIÓN DE RESULTADOS 47

5. Con los valores del ítem anterior, haga una gráfica V vs. ml . Haga
un ajuste por mínimos cuadrados e interprete los parámetros de su
regresión. ¿Qué significa físicamente la pendiente y el intercepto de
esta recta? De acuerdo con lo anterior, ¿concuerdan sus resultados
con los valores de densidad reportados en la literatura?

6. ¿Qué método le resulta más preciso para determinar la densidad en


cada material?
48 6. DENSIDAD DE LÍQUIDOS Y SÓLIDOS
7

Principio de Arquímedes y
flotación

Existe una anécdota no registrada en los trabajos de Arquíme-


des que parece dar cuenta del método que empleó para determinar
la densidad de un objeto irregular. El rey de Siracusa, Hierón II
pidió a Vitruvio que le construyerá una corona de oro, pero des-
confiando de su honradez, encomienda a Arquímedes que determine
el material del que se encuentra hecha la corona. Arquímedes no
puede dañar el objeto, por lo que debe encontrar una forma indi-
recta de medir la densidad, y si está resultase menor que la del oro,
automáticamente se conocería el fraude.
Un buen día, Arquímedes se dispone a darse un baño y cuando en-
tra a la bañera, descubre accidentalmente que el volumen de agua
que se desplaza es igual al volumen de su cuerpo, y sale desnu-
do a la calle exclamando la célebre frase: “Eureka, eureka” –lo he
encontrado–. El alboroto devela el método de Arquímedes para cal-
cular la densidad: la relación entre la masa del objeto en cuestión
y el volumen desplazado por el mismo en un fluido, es la densidad
del objeto, independiente de su geometría.

7.1. Objetivos

7.1.1. Objetivo general

Demostrar, comprender e interpretar aspectos y parámetros que rigen el


principio de Arquímedes.

49
50 7. PRINCIPIO DE ARQUÍMEDES Y FLOTACIÓN

7.1.2. Objetivos específicos


Calcular la fuerza de empuje que ejerce un fluido sobre un cuerpo
sumergido.
Comparar la fuerza de empuje con el peso en el aire y el peso aparente
de uno de los cuerpos en consideración.

7.2. Marco teórico


Flotación
Principio de Arquímedes
Empuje
Peso aparente
Volumen de diferentes sólidos geométricos

Usted puede consultar el marco teórico en las siguientes referencias: Cap.


17 de Resnick and Krane (2002), Cap. 14 de Young and Freedman (2009).

7.3. Preguntas orientadoras


1. ¿En qué consiste el principio de Arquímedes?
2. Cuando se sumerge un sólido en un líquido, ¿qué fuerzas experimenta
el objeto? Realice un diagrama de cuerpo libre con las fuerzas ejercidas
sobre el objeto en dichas condiciones.
3. Consulte en la literatura la densidad de diferentes líquidos y com-
párelos. ¿Puede identificar alguna relación entre la densidad y otras
variables conocidas en física?
4. Diseñe una estrategia para cuantificar la fuerza ejercida por el fluido
sobre el objeto. ¿De qué variables espera que dependa dicha fuerza?

7.4. Materiales
Balanza digital
Beaker de 250 y 400 ml
Calibrador
Cuerpos sólidos de cobre, aluminio y plomo
Sensor de fuerza
7.5. PROCEDIMIENTO EXPERIMENTAL 51

7.4.1. Materiales adicionales


El grupo de trabajo debe traer:

Hilo

Alcohol antiséptico en botella de 700 ml

Toallas de cocina

Plato o bandeja

7.5. Procedimiento experimental


Parte I: Determinación del empuje E por el Principio de Ar-
químedes
1. Seleccione un sólido y calcule su volumen midiendo sus dimensiones
con el calibrador. Para ello, registre los valores en una tabla y deter-
mine el volumen V y su incertidumbre ∆V . Repita este procedimiento
para cada sólido.

2. Mida la masa m de cada sólido. Calcule el peso W y su incertidumbre


∆W correspondiente y registre estos valores en una tabla como la que
se sugiere 4.

3. Mida la masa de los beakers completamente secos. Llene con agua el


beaker de 400 ml hasta el punto que rebose y ubíquelo sobre un plato
o bandeja, que recoja toda el agua que sale de la probeta, tal como
se muestra en la figura 7.1 y cuidadosamente sumerja el sólido en el
agua, de manera tal que el agua desplazada caiga al otro recipiente.

Figura 7.1: Montaje para determinar el empuje del fluido.

4. Mida la masa del beaker de 250 ml con el agua desplazada por el sólido
md . Calcule el peso del agua desplazada Wd y su incertidumbre ∆Wd
correspondiente. Registre estos valores en la tabla sugerida 6.1. Repita
el mismo procedimiento por cada sólido.
52 7. PRINCIPIO DE ARQUÍMEDES Y FLOTACIÓN

Sólido m (kg) W (N) ∆W (N) md (kg) Wd (N) ∆Wd (N)

Tabla 6.1. Datos para la determinación del Principio de Arquímedes.

Parte II: Determinación del peso aparente Ws


1. Calibre el sensor de fuerza para trabajar en una escala de mN.

2. Llene con agua el beaker de 400 ml a 2/3 de su capacidad.

3. Coloque un sólido en el extremo final del sensor de fuerza y registre


este valor en una tabla (ver tabla sugerida No. 2). Posteriormente,
sumerja la pieza en el agua, de tal manera que ésta quede totalmente
cubierta, como se muestra en la figura 7.2.

Figura 7.2: Montaje para determinar el peso aparente

4. El valor que indica el sensor, corresponde al peso sumergido Ws del


sólido en el agua. Determine la incertidumbre del peso sumergido ∆Ws .
Registre estos valores en la tabla sugerida 6.2.

Sólido W (N) ∆W (N) Ws (N) ∆Ws (N) W − Ws (N)

Tabla 6.2. Datos para la determinación del peso aparente de cada sólido en
un fluido.

5. Repita el experimento para cada sólido.


7.6. DISCUSIÓN DE RESULTADOS 53

6. Repita las partes I y II del procedimiento experimental pero ahora


usando alcohol antiséptico.

NOTA: Al finalizar la práctica todos los implementos deben


estar limpios y secos.

7.6. Discusión de resultados


1. A partir de la masa desplazada md en el beaker 250 ml, encuentre el
volumen desplazado de fluido, conociendo la densidad del líquido de
la literatura.

2. ¿Cómo es el volumen desplazado Vd con respecto al volumen del sólido


V ? ¿Qué concluye de ésta comparación, teniendo en cuenta que la den-
sidad del fluido y del sólido son diferentes? ¿De qué factores depende
la fuerza ejercida por el fluido?

3. Teniendo en cuenta la última columna de la tabla sugerida No. 2,


determine el empuje E a partir de sus mediciones del peso W y el
peso aparente Ws . ¿Cuál es la relación entre estas fuerzas? ¿Por qué
el peso real W y el aparente Ws coinciden para objetos en el aire?

4. Compare el empuje encontrado para cada objeto en los ítems ante-


riores. ¿Qué concluye de la fuerza de empuje? ¿Son equivalentes los
métodos considerados en las partes I y II del procedimiento experi-
mental?
54 7. PRINCIPIO DE ARQUÍMEDES Y FLOTACIÓN
8

Ecuación de Bernoulli y
Torricelli

La ecuación de Bernoulli y el principio de Torricelli tienen


importantes aplicaciones en la industria, pues la reducción de las
áreas transversales en una tuberia genera un aumento en la veloci-
dad del fluido que disminuye la presión manométrica. Este efecto
se evidencia en un Tubo de Venturi o en túneles de viento, que son
diseñados con fines hidrodinámicos y aeronáuticos.
En aviación se usa el principio en el diseño de las alas, que son más
curvadas en la parte superior que en la inferior, para garantizar
que la masa de aire que circula por la parte de arriba ejerza menor
presión sobre el ala, y por tanto aumente su velocidad, creando así
succión que ayuda a la sustentación del ala. Algo similar sucede en
natación, pues el deportista arquea sus manos para cortar el agua
y tener mayor propulsión.

8.1. Objetivos
8.1.1. Objetivo general
Inferir el principio de conservación de energía en fluidos laminares.

8.1.2. Objetivos específicos


Encontrar la relación hidrodinámica en un fluido contenido en un re-
cipiente cuando este sale por una abertura del mismo.

Encontrar la relación existente entre la velocidad de salida de un lí-


quido respecto a la sección transversal del orificio.

55
56 8. ECUACIÓN DE BERNOULLI Y TORRICELLI

8.2. Marco teórico


Ecuación de Continuidad

Teorema de Bernoulli y Torricelli

Flujo laminar

Usted puede consultar el marco teórico en las siguientes referencias: Cap.


18 de Resnick and Krane (2002), Cap. 14 de Young and Freedman (2009).

8.3. Preguntas orientadoras


1. Identifique una relación para encontrar la presión absoluta en un punto
de un fluido.

2. ¿Qué principios están implicitos en la ecuación de Bernoulli? ¿Qué


variables relaciona?

3. ¿Para qué tipo de fluidos es válida la ecuación de Bernoulli?

4. ¿Qué sucede con la velocidad de un fluido a medida que se desplaza


dentro de una tubería que va disminuyendo su diámetro?

5. ¿Cómo puede medir las velocidades de salida y de impacto del fluido


en el sistema que está estudiando?

8.4. Materiales
Soporte Universal

Calibrador

Beaker de 400 ml

Nuez

Regla

8.4.1. Materiales adicionales


El grupo de trabajo debe traer:
1 Tubo de PVC con tapa de: 1.5 pulgada de diámetro y 50 cm de
longitud

Pegamento de PVC

Plastilina
8.4. MATERIALES 57

Cinta pegante

Cinta métrica

Cubeta rectangular de 50 cm × 10 cm

Toallas de cocina

Actividad previa a la realización de la práctica


Pegue la tapa al tubo de PVC con el pegamento. Luego con un taladro
abra 5 orificios al tubo cada 4 cm desde la base de éste hacia arriba, como
se muestra en la figura 8.1.

Figura 8.1: Material necesario para la realización de la práctica de Bernoulli.

De acuerdo al grupo de trabajo asignado por su profesor, el diámetro


de los orificios debe ser el siguiente: Grupo N. 1: 3 mm Grupo N. 2: 5 mm
Grupo N. 3: 7 mm Grupo N. 4: 9 mm
NOTA: Antes de iniciar la práctica todos los grupos debe traer
los implementos solicitados.
58 8. ECUACIÓN DE BERNOULLI Y TORRICELLI

8.5. Procedimiento experimental


1. Con el calibrador mida el diámetro d de los orificios de cada uno de
los orificios. Halle su valor promedio y determine el área de la circun-
ferencia.

2. Cierre los orificios del tubo PVC con la plastilina y pegue la cinta
métrica a lo largo de la cubeta, como se muestra en el recuadro de la
derecha superior de la figura 8.2.

Figura 8.2: Montaje para la realización de la práctica de Bernoulli.

3. Realice el montaje experimental completo de la figura 8.2.

4. Llene el tubo de PVC con agua.

5. Mida la altura H, distancia corresponde entre el orificio de salida del


agua y la altura máxima del agua en el tubo.

6. Mida la altura h, distancia corresponde entre el orificio de salida del


agua y el nivel de la base.

7. Destape el primer orificio y mida el alcance máximo A del chorro de


agua, es decir el primer instante en que toca el contenedor, y con-
sígnelos en una tabla (puede seguir el formato sugerido de la tabla
7.1).

8. Repita el mismo procedimiento desde el paso 5, barriendo todos los


agujeros existentes.
8.6. DISCUSIÓN DE RESULTADOS 59

9. Repita el mismo procedimiento experimental con los demás tubos.


Asegúrese de que la cantidad contenida de agua en todos los casos
es el mismo.

Orificio No. h (m) H(m) A(m)

Tabla 7.1. Valores medidos en la práctica de Bernoulli para tubo de


agujeros de diámetro d.

Si lo considera necesario, registre el tiempo que toma el chorro


en tocar la cubeta desde el momento en que sale del orificio con
un cronómetro.

8.6. Discusión de resultados


1. A partir de los datos registrados en el desarrollo de práctica, calcule
la velocidad de salida del fluido vs . Recuerde que existe más de un
método para determinar estas velocidades.

2. Usando el principio de Bernoulli, calcule ahora las velocidades, ¿dis-


crepan estos valores con los calculados en el ítem anterior?

3. Para cada tubo, realice un gráfico de la velocidad de salida de fluido


vs en función de H, ¿Encuentra alguna relación entre estas variables?

4. ¿Cómo interpreta los resultados y las gráficas a la luz de los principios


de Bernoulli y Torricelli?
60 8. ECUACIÓN DE BERNOULLI Y TORRICELLI
9

Ley de Stokes

La ley de Stokes se utiliza en la industria para verificar la vis-


cosidad de aceites, jabones, glicerina, etc. También es fundamental
para entender y describir el movimiento de microorganismos en
un fluido, procesos de sedimentación causadas por la gravedad de
partículas microscópicas en medios acuosos. Por otra parte, la ley
permite explicar porqué los cristales de hielo pueden permanecer
suspendidos en el aire, hasta que alcanzan un radio crítico para
transformarse en gotas de lluvia (o granizo) y caer.

9.1. Objetivos
9.1.1. Objetivo general
Verificar la ley de Stokes para movimiento de partículas en fluidos lami-
nares.

9.1.2. Objetivos específicos


Determinar la fuerza de viscosidad ejercida por un fluido sobre un
cuerpo geometría esférica.

Determinar a partir de la ley de Stokes el coeficiente de viscosidad


cinemático de un fluido.

Identificar las restricciones que presentan ley de Stokes.

9.2. Marco teórico


Fluido laminar

61
62 9. LEY DE STOKES

Número de Reynolds

Principio de Arquímedes

Velocidad límite

Densidad

Viscosidad dinámica y cinemática

Ley de Stokes

Usted puede consultar el marco teórico en las siguientes referencias: Cap.


17 y 18 Resnick and Krane (2002), Cap. 14 Young and Freedman (2009).

9.3. Preguntas orientadoras


1. En mecánica de fluidos, ¿qué se entiende por la Ley de Stokes?

2. ¿Cómo se define la fuerza de rozamiento Fr y velocidad límite vl según


la ley de Stokes? Considere una máquina de Atwood (como la que se
presenta en la figura 9.1): la masa m1 es una esfera que está sumergida
en un fluido y m2 se encuentra en el aire. ¿Cuáles son las fuerzas que
actúan en este sistema?

3. Determine el sistema de ecuaciones correspondiente a la configuración


estudiada.

4. Halle la expresión matemática de la velocidad límite vl en función de


la tensión, el empuje y las masas del sistema.

9.4. Materiales
Balanza digital

Probeta de 500 ml

Calibrador

Portamasas

Juego de masas

Soporte universal

Poleas inteligentes

Nuez doble
9.5. PROCEDIMIENTO EXPERIMENTAL 63

Varilla

Cronómetro

Regla

9.4.1. Materiales adicionales


El grupo de trabajo debe traer:

Hilo

Aceite de cocina

Aceite de motor SAE 40/50 (1/4)

Tres esferas de diámetros diferentes (entre 1 cm y 5 cm) con sistema


de sujeción, es decir, se deben traer las esferas atadas a un hilo con
pegamento.

Cinta pegante

Detergente

Toallas de cocina

9.5. Procedimiento experimental


1. Determine la masa m de cada una de las esferas y con la ayuda del
calibrador mida el diámetro d de cada una de ellas.

2. Diseñe una tabla donde registre los valores medidos en el ítem anterior,
así como el volumen V y su incertidumbre ∆V . Con dichas medidas,
calcule la densidad de cada esfera (ver tabla 8.1).

Esferas m(kg) R(m) V (m3 ) ∆V (m3 ) ρ ( kg/m3 )

Tabla 8.1. Parámetros de las esferas.

3. Escoja una esfera y realice el montaje experimental que se muestra en


la figura 9.1.

4. Ubique el portamasas lo más cerca posible de la polea, de manera tal


que la esfera quede situada al fondo de la probeta.

5. Para medir el desplazamiento vertical Y que realiza la esfera dentro


del fluido, marque con la cinta pegante dos posiciones de referencia en
la probeta: posición inicial Yi y posición final Yf .
64 9. LEY DE STOKES

Figura 9.1: Montaje ley de Stokes.

6. Halle el desplazamiento vertical Y como: Yf − Yi . Recuerde que esta


longitud es constante durante todo el experimento.

7. Coloque en el portamasas un contrapeso Mc de 5 gramos y verifique


que el sistema rompa la inercia. Si esto no sucede, aumente a 10 gra-
mos.

8. Con la masa Mc hallada, libere el sistema y mida el tiempo t que


tarda la esfera 1 en recorrer la distancia Y . Registre estos valores en
una tabla (formato sugerido Tabla No. 2).

9. Aumente progresivamente la masa del contrapeso Mc y mida el tiempo


t. Complete la tabla 8.2 y calcule en cada medida la velocidad límite
vl de la esfera. Esta velocidad debe ser constante.

Mc (kg) t(s) x(m) vl (m/s)

Tabla 8.2. Velocidades límite para la masa m de la primera esfera.

10. Repita el experimento con las esferas restantes y diseñe una tabla por
esfera registrando la velocidad límite.

NOTA: Al finalizar la práctica todos los implementos deben estar


limpios y secos.
9.6. DISCUSIÓN DE RESULTADOS 65

9.6. Discusión de resultados


1. Con los valores de las tablas sugeridas No. 2 para cada masa m, gra-
fique vl vs. Mc y si reconoce un comportamiento lineal, realice una
ajuste por mínimos cuadrados.

2. Compare las expresiones matemáticas vl = A + B(Mc ) encontradas


en el punto anterior, para cada esfera con la expresión analítica para
vl (último item de las preguntas orientadoras). ¿Qué deduce en cada
caso?

3. Calcule el coeficiente de viscosidad del fluido η, y la densidad de los


aceites usados y compárelos con los valores que encuentra en la lite-
ratura (recuerde que el valor nominal de densidad del aceite de motor
es de 880 kg/m3 aproximadamente).

4. Determine la discrepancia porcentual de cada valor hallado en el ítem


anterior. Explique las fuentes de error en su experimento.

5. ¿Qué concluye de la velocidad límite vl para la masa crítica del por-


tamasas? ¿Qué indica este valor en el sistema dinámico de su experi-
mento?
66 9. LEY DE STOKES
10

Tensión superficial

¿Quién no se ha deleitado con los colores y diversidad de formas


de una pompa de jabón? Desde niños hemos creado, manipulado y
disfrutado de este sencillo y maravilloso fenómeno; o qué hay del
zancudo que se posa sobre agua sin que sus patas se hundan en
la superficie. Estos eventos pueden entenderse con el concepto de
tensión superficial. Es notable, por ejemplo, que la presencia de
jabón en el agua no aumente la tensión superficial, de hecho, la
reduce, pero hace más estable la pompa, mecanismo que se conoce
como efecto Marangoni. Así mismo, al disminuir la concentración
de jabón al estirarse la película, evita que el agua se evapore, ha-
ciendo más largo el tiempo de vida de la pompa. De otro lado, la
forma de la burbuja implica conocer el problema de la superficie
mínima, es decir, la pompa asume la forma de menor área super-
ficial posible contenida en un volumen dado, bajo la condición de
que la presión interna y externa cambien de forma cuasiestática.
Estas condiciones conjuntas se alcanzan en una superficie cerrada
en la forma de una esfera.

10.1. Objetivos
10.1.1. Objetivo general
Estudiar el concepto de tensión superficial.

10.1.2. Objetivo específico


Identificar las variables de las que depende el coeficiente de tensión
superficial en una película.

67
68 10. TENSIÓN SUPERFICIAL

10.2. Marco teórico


Tensión superficial.

Usted puede consultar el marco teórico en las siguientes referencias (Ten-


sión superficial García (2010)).

10.3. Preguntas orientadoras


1. ¿Qué es la tensión superficial?

2. ¿De qué variables depende este fenómeno en una película de jabón?

3. Describa físicamente cómo cambia la presión cuando se sopla una mem-


brana jabonosa para dar forma a una burbuja.

10.4. Materiales
Sensor de fuerza

Aros metálicos de diámetros: 5, 10, 20 y 30 cm

Interfaz GLX

Juego de masas

Cinta métrica

Cubeta rectangular de 50 cm × 10 cm

Polea inteligente

10.4.1. Materiales adicionales


El grupo de trabajo debe traer:

3 m de pita

Detergente

0.5 L de glicerina

0.5 L de aceite de cocina

Toallas de cocina

NOTA: Al finalizar la práctica todos los implementos deben


estar limpios y secos.
10.5. PROCEDIMIENTO EXPERIMENTAL 69

10.5. Procedimiento Experimental


Antes de iniciar el procedimiento experimental, el grupo de trabajo de-
be identificar una estrategia para determinar la densidad del fluido que se
pondrá en la cubeta. Se sugiere medir la masa de la cubeta vacía y poste-
riormente medirla con el líquido contenido.

Además, debe medir la masa de cada uno de los aros y los longitudes
características (h, r).

1. En la cubeta, prepare una solución jabonosa uniforme, garantizando


que pueda formarse una película.

2. Calibre el sensor de fuerza en una escala apropiada (por ejemplo, mN)


y ponga una masa de 5 g en el extremo del hilo.

3. Tome un aro de radio r y únalo a las cuerdas como se muestra en la


figura 10.1.

4. Haga pasar el hilo por la polea inteligente de la manera que quede


tensa y sea sencillo manipularlo.

Figura 10.1: Montaje Tensión Superficial.


70 10. TENSIÓN SUPERFICIAL

5. Ubique el aro de forma que quede completamente cubierto por agua y


hale suavemente la cuerda para generar una membrana.

6. Registre la distancia d a la cual la membrana se rompe.

7. Repita los pasos 5 y 6 cinco veces.

8. Realice nuevamente los incisos anteriores usando los demás aros.

9. Ahora, adicione 10 g más de detergente a la solución y repita el pro-


cedimiento experimental.

10. Limpie la cubeta y realice los pasos del uno al ocho con los fluidos
restantes.

10.6. Discusión de resultados


1. ¿Es el valor medido por el sensor de fuerza la tensión superficial que
experimenta la película de fluido? Argumente.

2. Determine el peso del aro colgante y el peso del líquido que se ha


elevado una altura d, para cada caso. ¿Cómo se relacionan estas can-
tidades con la fuerza de tensión superficial que experimenta la lámina
de fluido?

3. ¿Existe alguna dependencia entre la geometría del objeto y la tensión


superficial que se produce en el líquido? De ser así, ¿cómo cuantifica
ésta relación?

4. De los líquidos considerados, ¿cuál presenta el mayor índice de ten-


sión superficial? Compare su resultados con los que se reportan en la
literatura y encuentre la discrepancia porcentual entre estos valores.
Explique las fuentes de rror dentro del experimento.

5. ¿Qué aplicación tiene en su disciplina el concepto de tensión superfi-


cial?
11

Dilatación lineal

A consecuencia del aumento de la temperatura en el medio, los


materiales tienen a experimentar una dilatación o aumento en sus
dimensiones, y si este efecto se ignora en el diseño de estructuras,
se pueden tener resultados inesperados. Para prevenir estos errores
de diseño, se suelen dejar espacios prudentes para permitir que el
material se expanda sin afectar otras partes o se tenga un ensam-
blaje perfecto. Casos como estos se reconocen a diario: las calzadas
de los puentes, tuberías de las refinerias y oleoductos, fuselaje de
aviones, elaboración de termómetros y termostatos e incluso, obtu-
raciones dentales.

11.1. Objetivos
11.1.1. Objetivo general
Analizar el fenómeno de dilatación térmica en diferentes materiales.

11.1.2. Objetivos específicos


Establecer empíricamente la relación entre la dilatación lineal de un
material con el incremento de temperatura.

Determinar los coeficientes de dilatación lineal α del cobre, aluminio


y latón.

11.2. Marco teórico


Escalas de temperatura: Celsius, Kelvin y Fahrenheit.

Expansión Térmica.

71
72 11. DILATACIÓN LINEAL

Coeficiente de expansién térmica lineal y volumétrico.

Usted puede consultar el marco teórico en las siguientes referencias: Cap.


22 de Resnick and Krane (2002), Cap. 17 de Young and Freedman (2009).

11.3. Preguntas orientadoras


1. ¿En qué consiste el fenómeno de dilatación térmica? ¿Cuáles son los
materiales que se expanden con mayor facilidad y por qué?

2. ¿Cómo se determina el coeficiente de dilatación de sólidos, líquidos y


gases?

3. Encuentre la ecuación que cuantifica el cambio de longitud de una


varilla e interprétale. ¿De qué variables depende y cómo se evidencia
la naturaleza del material?

4. Repita el ítem anterior para el caso de dilatación volumétrica. ¿Cómo


se relacionan los coeficientes de dilatación volumétrico con el lineal en
sólidos?

11.4. Materiales
Generador de Vapor

Equipo de dilatación lineal Pasco

Cinta métrica

Calibrador

Multímetro

Termocupla o sensor de Temperatura

11.4.1. Materiales adicionales


El grupo de trabajo debe traer:

Toallas de cocina

NOTA: Al finalizar la práctica todos los implementos deben estar


limpios y secos.
11.5. PROCEDIMIENTO EXPERIMENTAL 73

11.5. Procedimiento experimental


Notas de seguridad:

1. No toque directamente las varillas, utilice el aislante de espuma del


equipo o guantes gruesos.

2. Ubique el equipo de forma que el vapor generado no le cause daño a


usted y al resto de equipos.

3. Cuando retire agua caliente de los recipientes, manipule cuidadosa-


mente los equipos para evitar quemaduras en su grupo de trabajo.

1. Llene con agua el generador de vapor a 3/4 partes de su capacidad y


ponga a calentar el agua.

2. Usando el calibrador, determine los diámetros internos D0int y externos


D0ext de cada varilla.

3. Mida la longitud de la varilla L0 a temperatura ambiente de cada vari-


lla. Esta medida debe ser tomada entre las dos arandelas que encuentra
en la varilla, como se muestra en la Figura 11.1. Registre los valores
en una tabla (ver tabla sugerida 10.1).

Figura 11.1: Varilla del montaje de dilatación térmica.

4. Tome una varilla y móntela en el equipo de dilatación.

5. Coloque el indicador de contacto con la arandela.

6. Calibre el reloj indicador en ceros (ver figura 11.2) y observe su escala


de medida.

7. Use la termocupla (conectada al multímetro) para determinar la tem-


peratura inicial de la varilla T0 .

8. Cuando el agua este hirviendo, conecte la manguera del generador a la


varilla metálica (al otro lado del sensor de temperatura). Espere a que
la aguja del reloj se detenga y tome la medida del cambio de longitud
∆L de la varilla. Consigne estos valores en su tabla.
74 11. DILATACIÓN LINEAL

Figura 11.2: Montaje de dilatación lineal.

9. Simultáneamente, mida la temperatura final de la varilla Tf con ayuda


del multímetro.

10. Determine los diámetros finales internos Dfint y externos Dfext de la


varilla luego de estar en contacto con la fuente térmica.

11. Repita el procedimiento experimental con las varillas restantes.

Cantidad Material
T0 (o C)
Tf (o C)
L0 (m)
Lf (m)
D0int
D0ext
Dfint
Dfext
Tabla 10.1. Mediciones realizadas en la práctica de dilatación lineal.

11.6. Discusión de resultados


1. Con las mediciones llevadas a cabo en el laboratorio, encuentre el coe-
ficiente de dilatación lineal y volumétrico de cada material.

2. Determine la discrepancia porcentual de los coeficientes con respecto


a los valores reportados en la literatura. ¿Qué factores incrementan el
error en su experimento y cómo puede corregirlos?

3. ¿Espera usted un cambio entre la diferencia de los diámetros de las


varillas? Argumente su respuesta de acuerdo con sus resultados expe-
rimentales.
12

Calor específico de sólidos

De las principales aplicaciones del estudio de calor específico de


diferentes materiales es la fabricación y mejoramiento de aislan-
tes térmicos, para la conservación a una temperatura constante de
alimentos y bebidas, como termos, hornos o refrigeradores. De la
misma manera, se diseñan casas donde las condiciones climáticas
resultan extremas, zonas fuera del trópico, donde en el año se tie-
nen cambios de temperatura de 40o C. En ingeniería y metalurgia,
el concepto es fundamental para desarrollar generadores de vapor
más eficientes y que soporten condiciones muy diversas.

12.1. Objetivos
12.1.1. Objetivo general
Determinar el calor específico de algunos materiales.

12.1.2. Objetivos específicos


Determinar el equivalente en agua del calorímetro.

Encontrar empíricamente el calor específico de diferentes materiales.

Relacionar los conceptos de calor y calor específico.

12.2. Marco teórico


Calor

Capacidad calorífica

75
76 12. CALOR ESPECÍFICO DE SÓLIDOS

Calor específico
Caloría

Usted puede consultar el marco teórico en las siguientes referencias: Cap. 25


de Resnick and Krane (2002), Cap. 17 de Young and Freedman (2009).

12.3. Preguntas orientadoras


1. ¿Qué es calorimetría?
2. ¿Qué es un calorímetro y para qué se utiliza?
3. ¿En qué consiste el método de mezclas? ¿Qué cantidad relevante en la
experiencia a realizar se puede obtener de este método?
4. ¿Qué es una caloría? ¿Cuál es su equivalente en joules J?
5. ¿Qué se define como calor específico? ¿De qué propiedades depende el
calor específico de un material determinado?

12.4. Materiales
Calorímetros de icopor con sus tapas
Multímetro con termocupla
Generador de vapor
Balanza digital
Agitador (barra de vidrio)
Cuerpos sólidos de cobre, aluminio y plomo
Cronómetro

12.4.1. Materiales adicionales


El grupo de trabajo debe traer:
Hilo
1 par de guantes resistentes al calor
Vasos desechables de icopor
Toallas de cocina
NOTA: Al finalizar la práctica todos los implementos deben estar
limpios y secos.
12.5. PROCEDIMIENTO EXPERIMENTAL 77

12.5. Procedimiento experimental


12.5.1. Parte I. Determinación del calor específico del calo-
rímetro
1. Caliente agua en el generador de vapor a la mitad de su capacidad.

2. Coloque el calorímetro vacío en la balanza digital y mida su masa mcal .

3. Con el gotero vierta agua caliente al calorímetro hasta la mitad de su


capacidad. Rápidamente coloque la tapa y mida la temperatura inicial
del agua To .

4. Agite suavemente el calorímetro y cuando la temperatura sea estable,


registe este valor Tf .

5. Mida la masa del calorímetro con el agua mcal+agua y registre su valor.

6. Repita tres veces y registre en cada caso los valores en una tabla.

12.5.2. Parte II: Determinación del calor específico de sóli-


dos
1. Mida la masa m de cada una de las piezas metálicas y regístrelas en
una tabla (ver tabla 11.1).

2. Use hilo para atar a un extremo del sólido.

3. Cuando el agua en el generador este hirviendo, tome la pieza de alumi-


nio e introdúzcala en el líquido de forma que se caliente uniformemente.
Deje el sólido por tres minutos y asegúrese de usar guantes para no
quemarse con el vapor que proviene del generador.

4. Vierta agua de la llave al calorímetro hasta la mitad de su capacidad


y registre su masa mcal+agua . Introduzca la termocupla en el agua
y agítela lentamente hasta que observe que la temperatura se haya
estabilizado. Registre este valor de temperatura Tamb .

5. Lleve la termocupla al generador de vapor que contiene la muestra


metálica y revuélvala con el agitador hasta que vea que la temperatura
se estabiliza Teb .

6. Transcurridos los tres minutos, traslade cuidadosamente la muestra del


generador al calorímetro (lo más rápidamente posible) y posteriormen-
te, agite el agua nuevamente hasta que la temperatura se estabilice.
Registre este valor Tequ .

7. Repita el procedimiento de la parte II con las muestras de aluminio


(Al), cobre (Cu) y latón.
78 12. CALOR ESPECÍFICO DE SÓLIDOS

Muestra m (kg) mcal+agua (kg) Tamb (o C) Teb (o C) Tequ (o C)

Tabla 11.1. Determinación del calor específico de las muestras.

12.6. Discusión de resultados


1. Con los datos de la parte I, determine el equivalente en agua del ca-
lorímetro y su valor promedio, teniendo en cuenta cada intento. ¿Qué
infiere de este valor?

2. Determine el calor específico de cada muestra, a partir de los datos


tomados en la segunda parte de la práctica y teniendo en cuenta sus
resultados del ítem anterior para el calor específico del calorímetro.

3. Determine el porcentaje de error del calor especifico obtenido de la


muestras con sus respectivos valores teóricos.

4. De la experiencia realizada, ¿qué deduce de la cantidad de calor que


puede absorber o entregar un determinado material?
13

Calor latente de fusión

Cuando los cuerpos absorben o ceden calor al medio, experimen-


tan un cambio en su temperatura. Sin embargo, cuando la cantidad
de calor es tal que cambia la energía cinética de los átomos de la
red cristalina, se puede producir un cambio de estado o transición
de fase. Se evidencia dicho efecto cuando un hielo se derrite y se
transforma en agua, o bien cuando un material se evapora a una
temperatura fija. El calor necesario para que esta transición de fase
ocurra se conoce como calor latente y es fundamental en física
pues permite estudiar la naturaleza de la materia, los estados de la
misma y los fenómenos microscópicos que generan las estructuras
desde el punto de vista termodinámico.

13.1. Objetivos
13.1.1. Objetivo general
Determinar el calor latente de fusión del agua.

13.1.2. Objetivos específicos


Analizar las diferencias entre el calor latente y el calor sensible del
agua.

Estimar el calor requerido para la generación de un cambio de estado


en el agua.

13.2. Marco teórico


Caloría

79
80 13. CALOR LATENTE DE FUSIÓN

Calor latente

Usted puede consultar el marco teórico en las siguientes referencias: Cap. 25


de Resnick and Krane (2002), Cap. 17 de Young and Freedman (2009).

13.3. Preguntas orientadoras


1. ¿Qué entiende por calor latente?

2. ¿Haga un gráfico esquemático V vs. T para el agua dónde identifi-


que las diferentes fases del agua y los diferentes calores que deben
adicionarsele al fluido para generar cambios de estado y cambios de
temperatura.

3. ¿Cuál es la diferencia fundamental entre los conceptos de calor latente


y calor sensible?

13.4. Materiales
Calorímetros de icopor con sus tapas

Multímetro con termocupla

Generador de vapor

Balanza digital

Agitador (barra de vidrio)

13.4.1. Materiales adicionales


El grupo de trabajo debe traer:

Un kilo de hielo

Vasos desechables

Toallas de cocina

NOTA: Al finalizar la práctica todos los implementos deben estar


limpios y secos.
13.5. PROCEDIMIENTO EXPERIMENTAL 81

13.5. Procedimiento experimental


1. Ponga a calentar agua en el generador de vapor.

2. Coloque el calorímetro vacío con su tapa en la balanza digital y mida


su masa mcal .

3. Pique suficiente hielo (más de 50 g) y determine su temperatura con


la termocupla Th .

4. Evitando al máximo que el hielo se derrita, mida la masa del hielo


picado con la báscula mh . Realice este ítem de forma rápida para
evitar errores en el experimento.

5. Con el gotero, vierta agua caliente al calorímetro hasta la mitad de su


capacidad y registre su masa mcal+agua . Determine la temperatura del
agua Tagua0 .

6. Sin retirar la termocupla del calorímetro, mezcle el hielo picado con el


agua. Tape el calorímetro y espere a que la temperatura del sistema
se haga estable Tequ . Registre este valor.

7. Repita cuatro veces más este procedimiento experimental procurando


trabajar con masas diferentes de hielo.

13.6. Discusión de resultados


1. Determine el calor latente de fusión del hielo, a partir de los datos to-
mados en el procedimiento experimental. Para cada ensayo, encuentre
el valor explícito y compáre sus resultados.

2. Determine la discrepancia porcentual entre el valor promedio de calor


latente de fusión del hielo encontrado experimentalmente y el valor
reportado en la literatura.

3. A partir de sus resultados, ¿qué infiere de la energía que debe entre-


garsele en forma de calor al sistema para cambiarlo de estado?
82 13. CALOR LATENTE DE FUSIÓN
14

Ley de enfriamiento de
Newton

Basados en el conocimiento de la ley empírica de Newton para


el proceso de enfriamiento (o calentamiento) de una placa metáli-
ca, es posible encontrar el calor específico de dicho material, sino
se produce un cambio de fase.
El proceso de advección es un mecanismo de transporte de una sus-
tancia debido al movimiento de un fluido, en este caso, el calor que
fluye entre diferentes sistemas. Por esto, es fundamental conside-
rar la energía térmica en el aire o agua.
Como se verá, lo interesante es que las ecuaciones de enfriamiento
(calentamiento) de una placa y su solución, son análogas a las que
se encuentran para la descarga (carga) de un condensador, aunque
ambos fenómenos corresponden a diferentes áreas de la física.

14.1. Objetivos
14.1.1. Objetivo general
Estudiar el fenómeno de enfriamiento de un placa metálica.

14.1.2. Objetivos específicos


Encontrar el coeficiente de advección k de diferentes placas metálicas.

Relacionar el coeficiente k de cada material con su calor específico.

Describir el proceso de absorción de calor de un material.

83
84 14. LEY DE ENFRIAMIENTO DE NEWTON

14.2. Marco teórico


Calorimetría

Ley cero de la Termodinámica

Mecanismos de transferencia de calor: conducción, convección y radia-


ción.

Usted puede consultar el marco teórico en las siguientes referencias: Cap.


Calor y Temperatura de García (2010), Cap. 25 de Resnick and Krane
(2002).

14.3. Preguntas orientadoras


1. ¿Qué es un proceso advectivo?

2. ¿En qué consiste la ley de Enfriamiento de Newton?

3. ¿Cómo se relaciona el método a implementar con los conceptos de


calorimetría?

4. ¿Qué caracteriza los materiales que presentan un enfriamiento (calen-


tamiento) más rápido? Mencione algunos de estos materiales.

5. Antes de realizar el experimento, describa cualitativamente el proceso


que toma lugar cuando una sustancia es expuesta a una fuente caliente
o a una fría.

14.4. Materiales
Generador de vapor

Sensor de temperatura

Cubeta de plástico

Interfaz GLX

Placas delgadas de diferentes metales (de iguales dimensiones)

Cronómetro
14.5. PROCEDIMIENTO EXPERIMENTAL 85

14.4.1. Materiales adicionales


El grupo de trabajo debe traer:
Guantes de seguridad
Láminas de icopor de 5 cm de grosor
Cámara de video

14.5. Procedimiento experimental


14.5.1. Coeficiente de advección de la piel
Tome entre sus dedos las puntas de la termocupla y registre el tiempo
que le toma al sensor alcanzar una temperatura estable.
NOTA DE SEGURIDAD: Debe ser muy cuidadoso cuando ma-
nipula las placas a alta temperatura, para evitar quemaduras. Tó-
melas siempre con guantes de seguridad.

14.5.2. Enfriamiento de la placa en una agua fría


1. En la cubeta plástica, coloque bastante hielo picado distribuido uni-
formemente y adicione agua hasta alcanzar 5 cm de la base.
2. Pegue la punta de la termocupla a la placa (que inicialmente se en-
cuentra a temperatura ambiente) como se ve en la figura 14.1.
3. Agite la mezcla de agua y hielo hasta alcanzar una temperatura uni-
forme en la cubeta y deposite la placa metálica en la misma. Siga
adicionando hielo hasta que el agua alcance la temperatura más baja
posible.
4. Inicie el cronómetro al introducir la placa completamente en el agua.
5. Grabe un video desde el momento en que introduce la placa, donde
se registre simultáneamente el tiempo t y la temperatura en el sensor
de temperatura T hasta que se alacance la temperatura de equilibrio
entre el fluido y la placa metálica.

14.5.3. Calentamiento de la placa en el aire

6. Retire la placa del agua fría (use los guantes de seguridad para ex-
traerla) y ubíquela sobre la lámina de icopor (evite exposición de la
misma con otros metales o fuentes de calor).
7. Ajuste el video (indicando que ahora la placa se encuentra en el am-
biente) sin parar el registro del cronómetro y el sensor de temperatura.
86 14. LEY DE ENFRIAMIENTO DE NEWTON

8. Mida hasta que el sistema alcance la temperatura de equilibrio.


9. Repita los incisos anteriores con las demás placas metálicas.

Figura 14.1: Montaje ley de enfriamiento.

14.5.4. Calentamiento de una placa metálica en una fuente


cálida
1. Caliente agua en el generador de vapor hasta que alcance la tempera-
tura de ebullición.
2. Deposite el agua hirviendo en la cubeta, garantizando que la altura
sea nuevamente 5 cm con respecto a la base.
3. Pegue la punta de la termocupla a la placa metálica.
4. Ponga la placa (inicialmente a temperatura ambiente) en el agua ca-
liente y déjela sumergida por varios minutos.
5. Desde el instante de introducción de la placa, registre un video, mos-
trando simultáneamente el tiempo t y la temperatura T en el sensor
hasta que se alcance la temperatura de equilibrio entre el sistema.

14.5.5. Enfriamiento de una placa metálica en el ambiente


1. Retire cuidadosamente la placa haciendo uso de los guantes de segu-
ridad y ubíquela en la lámina de icopor.
14.6. DISCUSIÓN DE RESULTADOS 87

2. Continue el registro de sus video, identificando el instante de extracción


de la placa de la fuente caliente.

3. Registre los valores de temperatura hasta que la placa alcance la tem-


peratura ambiente.

1. Repita los procedimientos anteriores para placas de otros metales, tan-


tas veces como le sea posible.

14.6. Discusión de resultados


1. ¿Qué mecanismo de transferencia de calor se presenta entre la placa y
el fluido? Explique.

2. Describa cualitativamente los datos registrados en cada caso y deter-


mine el tipo de comportamiento que se presenta. Cuando reconozca la
relación entre las variables temperatura T y tiempo t, realice el ajuste
más apropiado.

3. ¿Qué unidades tiene la constante de advección?

4. Determine la constante de advección κ y el tiempo τ para los casos


considerados. ¿Dependen estas constantes de los medios donde se pro-
duce el proceso o sólo del material de placa?

5. ¿Están las constantes calculadas en los intervalos que se muestran en


la literatura?

6. ¿Cómo calcularía la rapidez de cambio de la temperatura en el tiem-


po en cada caso? ¿Cómo se relaciona esta cantidad con la potencia
disipada por el medio?
88 14. LEY DE ENFRIAMIENTO DE NEWTON
15

Equivalente mecánico del


calor

Aunque hoy nos resulte natural la conexión entre movimiento y


calor a través de la termodinámica, hace tres siglos ambos conceptos
se estudiaban de forma disyunta. Rumford (1798) fue el primero en
identificar que el calor debe provenir del flujo de una sustancia sin
masa entre cuerpos y evidenció su idea a través de máquinas en
movimiento en su natal Bavaria. Sin embargo, fue James Joule
el primero en hacer plausibles las ideas planteadas por Rumford,
al llevar a cabo varios experimentos que permitían cuantificar la
cantidad de trabajo transformado en calor. Como resultado, Joule
encontró la equivalencia asociado al calor en unidades de energía
con un porcentaje de error de un 1 % con respecto al valor aceptado
hoy, pero ante todo estableció de forma indirecta uno de los pilares
de la física: la conservación de la energía.

15.1. Objetivos
15.1.1. Objetivo general
Determinar la magnitud del equivalente mecánico del calor a partir del
efecto Joule.

15.1.2. Objetivo específico


Emplear el principio de conservación de la energía para establecer el
equivalente entre calor y trabajo mecánico.

89
90 15. EQUIVALENTE MECÁNICO DEL CALOR

15.2. Marco teórico


Equivalente mecánico del calor

Efecto Joule

Primera ley de la termodinámica

Calorimetría

Usted puede consultar el marco teórico en las siguientes referencias: Cap.


25 de Resnick and Krane (2002), Cap. 18 de Young and Freedman (2009),
sección Experimento de Joule de García (2010).

15.3. Preguntas orientadoras


1. ¿En qué consiste el experimento de Joule?

2. ¿Cuánto es el trabajo realizado por una fuerza tangencial que actúa


sobre un sólido que rota sobre su eje?

3. ¿Existe alguna relación entre trabajo mecánico y energía térmica?

4. ¿Mencione ejemplos de transformación de energía mecánica en calor y


viceversa.

15.4. Materiales
Equipo del equivalente mecánico del calor (TD-8551A)

Recipiente metálico

Multímetro

Sensor de temperatura

Balanza digital

Masas de 500 g

Calibrador

Grafito

Calorímetro
15.5. PROCEDIMIENTO EXPERIMENTAL 91

15.4.1. Materiales adicionales


El grupo de trabajo debe traer:

3 m de pita

500 g de Hielo

Toallas de cocina

Banda elástica

15.5. Procedimiento experimental


1. Reconozca las diferentes partes del equipo con el que determinará el
equivalente mecánico del calor (figura 15.1):

Figura 15.1: Partes del equipo para determinar el equivalente mecánico del
calor.

2. Con el calibrador mida el diámetro del cilindro d y su masa mc . Re-


gistre estos valores en una tabla.

3. Determine la masa del balde vacío mb y del balde con alguna de las
masas de 500 g mt .

4. Monte el equipo (ver figura 15.2) en una superficie nivelada para que
el torque que se tenga no varíe a lo largo del desarrollo de la práctica.

5. Pique suficiente hielo hasta llenar el calorímetro.


92 15. EQUIVALENTE MECÁNICO DEL CALOR

Figura 15.2: Montaje Equivalente Mecánico del calor (Adaptado de catálogo


Pasco Termodinámica Scientific (2013b)).

6. Ponga el tambor de aluminio en medio del hielo, procurando que la


distribución sea lo más uniforme posible.

7. Cuando el cilindro haya alcanzado la temperatura de equilibrio con el


hielo (por lo menos 10o por debajo de la temperatura ambiente que es
medida con la termocupla), retirelo y séquelo.

Cuando monte el tambor de aluminio en el eje, asegúrese de que la


parte de Cu quede en la parte interior y perfectamente ajustado.
Cuando seque el tambor, procure no frotarlo para no aumentar
la temperatura súbitamente.
El tiempo transcurrido entre el momento en que retira el cilindro
del hielo y en el que monta el mismo en el soporte debe ser el
más corto posible. Con esta medida evita que se transfiera calor
al ambiente.

8. Coloque el tornillo para asegurar el cilindro. Recuerde que el tambor


contiene una termocupla interna que es muy delicada, por lo que el
cilindro no debe estar inestable en ningín momento.

9. Rocíe uniformemente la cuerda con el grafito. De esta manera, asegu-


ra que la cuerda desliza suavemente sobre el tambor, y el torque que
15.5. PROCEDIMIENTO EXPERIMENTAL 93

se produce es debida a una fuerza constante. Luego de varias aplica-


ciones no será necesario poner más grafito, pues la cuerda ya estará
impregnada del polvo.

10. Una la banda elástica (máximo 5 cm) a la argolla y el otro extremo a


la pita. Enrolle la pita alrededor de cilindro hasta que cubra comple-
tamente el cilindro. El extremo inferior de la cuerda debe ir unida al
balde mt .

11. Fije el contandor en ceros girando el tornillo.

12. Conecte el multímetro en las entradas que encuentra cerca de la ma-


nivela, y fíjelo para medir resistencia (del orden de los kΩ). Cerca
del contador también encuentra una tabla de equivalencia resistencia–
temperatura (R vs. T ) que le será útil para calcular cambios de tem-
peratura en el tambor (ver apéndice 1).

13. Registre la resistencia (temperatura inicial T0 ) y suelte la manivela,


garantizando que el cilindro gira libremente, siempre a una altura ma-
yor a 3 cm respecto al piso. Desantender esta indicación puede
generar daños permanentes y severos en el equipos.

14. Cuando la manivela se detenga, siga registrando los valores de resis-


tencia hasta que se alcance un valor límite (temperatura final Tf del
sistema).

15. Registre el número de vueltas en el contador, las resistencias y tempe-


raturas iniciales y finales y la masa total del balde mt . Organice sus
datos en una tabla, como la sugerida en 15.

Ensayo
d (m)
mc (kg)
mb (kg)
mt (kg)
Ri (Ω)
Rf (Ω)
Ti (o C)
Tf (o C)
N
Tabla 14.1. Variables registradas en el experimento Equivalente Mecánico
del calor

16. Retire el balde para regresar el contador al cero. Varíe nueve veces la
masa del balde mt y repita el procedimiento experimental teniendo en
cuenta las recomendaciones de manipulación del equipo.
94 15. EQUIVALENTE MECÁNICO DEL CALOR

NOTA: Al finalizar la práctica todos los implementos deben


estar limpios y secos.

15.6. Discusión de resultados


1. Determine el trabajo realizado con la manivela sobre el balde y el
calor generado por fricción entre la cuerda y el cilindro metálico. ¿Qué
relación existe entre calor generado y la fricción?

2. Grafique el trabajo realizado por la fricción W vs. el calor generado


en el tambor Q. ¿Qué comportamiento se identifica?

3. Encuentre el equivalente mecánico del calor J y compare este valor con


el que se reporta en la literatura. ¿Depende ésta cantidad del número
de vueltas en el tambor?

4. Calcule la discrepancia porcentual entre su resultado y el valor teórico.


Enuncie las posibles fuentes de error del experimento y explique qué
tan determinantes resultan cuando calculó el equivalente mecánico del
calor.

5. ¿Podría determinar la eficiencia de la máquina que uso? Si su respuesta


es afirmativa, ¿cómo lo haría?
16

Equivalente eléctrico del


calor

El experimento realizado por Joule tiene un análogo muy in-


teresante en física, donde la diferencia de temperatura entre dos
estados del sistema no es generada por un trabajo mecánico, sino
eléctrico. La fuente disipa una cantidad de energía (debida a una
diferencia de potencial) por unidad de tiempo y esta energía es ab-
sorbida por el fluido que circunda la fuente mediante tres mecanis-
mos: conducción entre la interfaz fuente–fluido, convección entre
laminas del fluido y radiación. Después de un tiempo, se observa
una aumento de la temperatura del medio y se establece que tra-
bajo, energía y calor son cantidades de la misma naturaleza. Más
importante aún: la energía total del sistema se conserva, indepen-
diente de la interacciones que dan lugar a las transformaciones de
energías.

16.1. Objetivos
16.1.1. Objetivo general
Determinar la magnitud del equivalente eléctrico del calor.

16.1.2. Objetivos específicos


Evidenciar el efecto Joule.

Determinar la energía eléctrica disipada por una resistencia cuando


circula por ella una corriente a través de ella en un intervalo de tiempo.

95
96 16. EQUIVALENTE ELÉCTRICO DEL CALOR

Determinar el calor absorbido por el agua durante el tiempo que circula


la corriente eléctrica por la resistencia en el calorímetro.

16.2. Marco teórico


Equivalente mecánico del calor

Efecto Joule

Primera ley de la termodinámica

Energía y potencia eléctrica

Usted puede consultar el marco teórico en las siguientes referencias: Cap.


25 y 32 de Resnick and Krane (2002), Cap. 17 de Young and Freedman
(2009), sección Experimento de Joule de García (2010).

16.3. Preguntas orientadoras


1. ¿Cómo se interpreta el experimento de Joule a la luz de un circuito
resistivo?

2. ¿Es posible convertir calor en energía mecánica? ¿Es posible convertir


energía mecánica en calor?

3. ¿Cómo se determina la equivalencia trabajo–calor?

4. ¿Qué mecanismos conoce para transferir calor en un fluido como agua?

5. En la práctica de Calor Específico de Sólidos, usted aprendió el método


para determinar el equivalente en agua del calorímetro. Explíquelo.

6. Consulte la expresión para la potencia disipada por una resistencia.

16.4. Materiales
Calorímetro

Frasco Plástico

Lámpara

Fuente DC regulable

Multímetro

Cronómetro
16.5. PROCEDIMIENTO EXPERIMENTAL 97

Termómetro o termocupla

Balanza digital

Cables banana–banana

16.4.1. Materiales adicionales


El grupo de trabajo debe traer:

Tinta negra

16.5. Procedimiento experimental


1. Mida la masa del calorímetro vacío con su tapa mcal .

2. Vierta agua en el calorímetro de tal forma que la resistencia quede


cubierta completamente.

3. Registre la masa del calorímetro con el agua y su respectiva tapa


mcal+agua .

4. Introduzca la termocupla en el calorímetro, asegurandose que el sensor


siempre esté en contacto con el agua.

5. Conecte el sistema como se ve en la figura 16.1, y encienda la fuente


DC con un voltaje máximo 12 V y una corriente máxima de 3 A.

Nota: No permita que estos valores se superen en el circui-


to, pues puede dañar permanentemente o acortar la vida útil
de la bombilla. Si observa que la fuente no puede ser regu-
lada, pida asistencia para conectar un circuito reductor de
corriente.

6. Registre los valores de voltaje V y corriente I con el multímetro. Haga


un registro de la temperatura del agua en función del tiempo.

7. Agite suavemente el agua con el mezclador hasta observar un incre-


mento en la temperatura de 2o C, apague la fuente y siga removiendo
hasta cuando observe que la temperatura se ha estabilizado y detenga
el cronómetro.

8. Tome nota de los valores de tiempo t y diferencia de temperatura ∆T


observada en el agua (ver tabla 15.1).

9. Repita dos veces más el procedimiento anterior.


98 16. EQUIVALENTE ELÉCTRICO DEL CALOR

Figura 16.1: Montaje equivalente eléctrico del calor.

mcal (kg) mcal+agua (kg) t(s) ∆T (o C) V (V) I (A)

Tabla 15.1. Datos registrados para calcular el equivalente eléctrico del calor.

10. Realice el mismo experimento, pero ahora adicione algunas gotas de


tinta en el agua. Repita tres veces y registre sus datos nuevamente.

16.6. Discusión de resultados


1. Calcule la cantidad de calor absorbido por el sistema agua + calo-
rímetro y la cantidad de energía eléctrica disipada por la resistencia
durante el tiempo que circulo una corriente por el circuito. ¿Existe
relación entre el calor absorbido por el agua y la energía disipada por
la resistencia? ¿Qué ocurrió con las energías consideradas?

2. Relacione el experimento con las leyes de la Termodinámica.

3. Calcule el equivalente eléctrico del calor, ¿es este valor cercano al valor
reportado en la literatura? En caso que su respuesta a la pregunta
anterior sea negativa, ¿Cuáles cree que fueron sus fuentes de error?

4. ¿Cómo se ven afectados los resultados calculados de la existencia de


tinta (y su cantidad) en el agua?
17

Segunda ley de la
termodinámica con motores

Con el advenimiento de la revolución industrial en el siglo XIX


y la aparición de diferentes tipos de máquinas y refrigeradores, los
físicos de la época se inquietaron por la eficiencia que podrían al-
canzar los dispositivos si se optimizaban sus condiciones de funcio-
namiento. Siguiendo la primera ley de la Termodinámica, lo único
que se requería era refinar los mecanismos de transformación de
energía, calor y trabajo. Sin embargo, el uso de motores térmicos
mostró que el rendimiento estaba muy por debajo de lo esperado,
aún para condiciones idóneas. Mientras tanto, Nicolas Sadi Car-
not estudió el problema teórico de la eficiencia de una máquina
cuya sustancia de operación fuera un gas ideal, y concluyó que es-
tá eficiencia es justamente la cota superior para una máquina con
sustancia de operación cualquiera operada entre dos temperaturas
fijas. Estos trabajos llevaron a Clausius, Kelvin y Planck a enun-
ciar la segunda ley de la Termodinámica y a proponer diferentes
potenciales termodinámicos, entre ellos la entropía.

17.1. Objetivos
17.1.1. Objetivo general
Estudiar la segunda ley de la Termodinámica usando motores.

17.1.2. Objetivos específicos


Medir la eficiencia en un ciclo térmico de un motor.
Evidenciar el efecto Seebeck-Peltier.

99
100 17. SEGUNDA LEY DE LA TERMODINÁMICA CON MOTORES

17.2. Marco teórico


Segunda ley de la termodinámica

Transferencia de calor

Efecto Seebeck y Peltier

Motores témicos

Ciclo de un motor térmico

Usted puede consultar el marco teórico en las siguientes referencias: Cap.


26 de Resnick and Krane (2002), Cap. 20 de Young and Freedman (2009),
Cap. 44 de Feynman and Sands (1987).

17.3. Preguntas orientadoras


1. Defina motor y refrigerador térmico. ¿Cuáles son los mecanismos de
funcionamiento de estas máquinas?

2. Describa el ciclo de un motor de cuatro tiempos, identificando clara-


mente los cambios en las variables termodinámicas V , P y T .

3. Con los resultados del ítem anterior, determine el calor Q, cambio de


energía interna ∆U y trabajo realizado por el sistema W en cada etapa
del ciclo.

4. ¿Cómo se calcula la eficiencia de una máquina térmica?

5. Revise los conceptos de celda termoeléctrica y semiconductor.

6. ¿En qué consisten los efectos Seebeck y Peltier? ¿Son estos efectos
relacionados?

17.4. Materiales
Convertidor termoeléctrico Pasco

Motor de Stirling Pasco

Fuente DC

Multímetro con termocupla

Generador de vapor

Polea inteligente
17.5. PROCEDIMIENTO EXPERIMENTAL 101

Interfaz Explorer GLX

Calibrador

Balanza digital

Cronómetro

Calorímetros

Cables banana–banana

17.4.1. Materiales adicionales


El grupo de trabajo debe traer:

1 kg de Hielo

Toallas de cocina

Plato grande de icopor

Helado rectangular o hielo con caras uniformes (mínimo 10 cm de lado)

NOTA: Al finalizar la práctica todos los implementos deben estar


limpios y secos.

17.5. Procedimiento experimental


17.5.1. Parte I. Motor de Stirling
Identifique el motor de Stirling (figura 17.1)

Operación con una fuente caliente en la base


1. Caliente agua en el generador de vapor.

2. Cuando el agua haya hervido, llene el calorímetro hasta la mitad de


su capacidad y ponga sobre éste el motor de Stirling.

3. Coloque trozos de hielo picado sobre el sensor térmico del motor.

4. Consigne las temperaturas del agua en el calorímetro Tc y del hielo Ta .

5. Mantenga está configuración hasta que se muevan las aspas con veloci-
dad constante v. Determine esta velocidad usando la polea inteligente
conectada a la interfaz GLX y regístrela en una tabla.
102 17. SEGUNDA LEY DE LA TERMODINÁMICA CON MOTORES

Figura 17.1: Motor de Stirling.

Opcional: Operación con una fuente fría


1. Usando el calibrador, determine las dimensiones de las aspas del motor
(largo l, ancho a, entre otros).

2. En la mesa, ubique el plato de icopor y sobre este, el hielo o helado


con caras regulares.

3. Ubique el motor de Stirling sobre el hielo, garantizando que la super-


ficie plástica este en contacto uniforme con la cara.

4. Ponga sus dedos sobre el sensor térmico que encuentra en la parte


superior.

5. Registre la temperatura de sus dedos Td y la del hielo Th (o helado,


según sea el caso).

6. Espere hasta que las aspas se muevan a velocidad angular constante y


determine la velocidad como lo hizo en la sección anterior.

17.5.2. Parte II. Convertidor termoeléctrico


Efecto Seebeck
1. Caliente agua con el generador de vapor.

2. Cuando el agua este hirviendo, deposítela en un calorímetro y determi-


ne su temperatura con la termocupla T1 . En otro calorímetro, ponga
hielo picado hasta el borde y mida su temperatura T2 .
17.5. PROCEDIMIENTO EXPERIMENTAL 103

3. Disponga el interruptor del convertidor termoeléctrico como se mues-


tra en la figura 17.2 (hacia arriba) .

Figura 17.2: Configuración del convertidor termoeléctrico oara evidenciar el


efecto Seebeck.

4. Ponga cada placa del convertidor en un calorímetro como se muestra


en la figura 17.3 y espere hasta que las aspas se muevan con velocidad
constante.

5. Cuando la velocidad de las aspas sea constante, registre su velocidad


vc1 con la interfaz GLX como lo hizo en la parte I. Mida la longitud
de las aspas l con el calibrador y mida el tiempo t que las aspas giran
con velocidad constante. Consigne estos valores.

Opcional: Efecto Peltier

1. Espere a que las celdas termoeléctricas alcancen la misma temperatura


(ambiente) y baje el interruptor a la posición B.

2. Conecte el convertidor termoeléctrico a una fuente DC por medio de


cables banana–banana con los valores Voltaje máximo: 5V y co-
rriente máxima: 3A (ver figura 17.4). Es de extrema prioridad no
superar estos valores, pues se pueden presentar daños permanentes en
el equipo Scientific (2013a).

3. Espere alrededor de dos minutos y mida la temperatura de cada placa.


Si transcurridos 3 minutos no ha ocurrido nada, apage la fuente y
suspenda el experimento.
104 17. SEGUNDA LEY DE LA TERMODINÁMICA CON MOTORES

Figura 17.3: Montaje Convertidor termoléctrico–modo efecto Seebeck.

17.6. Discusión de resultados


1. En cada una de las configuraciones realizadas con ambos motores,
encuentre el calor absorbido Q por el sistema y el trabajo realizado
por el mismo cuando la velocidad de las aspas se mantuvo constante
(para ello debe calcular primero la potencia de salida de la máquina
térmica).

2. Calcule la eficiencia del motor en cada configuración y compárelo con


la eficiencia de una máquina de Carnot operada entre las temperaturas
de su experimento. ¿Son sus resultados consistentes?

3. ¿Qué sucede si en vez de poner agua en los calorímetros, pusiese un


fluido diferente?

4. En cada caso considerado, ¿cuál es la fuente de energía del motor?

5. ¿Cómo se entienden las leyes de la termodinámica a la luz de este


experimento?

6. Esboze los ciclos de operación del motor de Stirling y del convertidor


termoeléctrico en un diagrama P vs. V .
17.6. DISCUSIÓN DE RESULTADOS 105

Figura 17.4: Montaje Convertidor termoléctrico–modo efecto Peltier.


106 17. SEGUNDA LEY DE LA TERMODINÁMICA CON MOTORES
18

Proyectos propuestos

Después de realizadas las prácticas de laboratorio, resulta pertinente pa-


ra el estudiante llevar a cabo algunos proyectos que le permitan profundizar
los tópicos trabajados de forma independiente.

Se proponen las siguientes actividades complementarias:

Diseño de una bomba de vacío y determinación de la temperatura de


evaporación de agua inversa en el sistema.

Diseño de un motor de Stirling.

Diseño de cohetes (descripción hidrodinámica).

Construcción de un grua hidrodinámica.

Medición de la presión atmosférico García (2010).

Caracterización de un material a través del efecto Leidenfrost.

Caracterización de un fluido usando la ley de Poiseuille García (2010).

Transporte de calor por radiación.

107
108 18. PROYECTOS PROPUESTOS
Apéndice 1

La siguiente tabla le permite encontrar la equivalencia entre resisten-


cia en la termocupla del cilindro (Práctica: Equivalente Mecánico del
Calor) y la temperatura.

Figura 18.1: Equivalencia resistencia R–temperatura T en la termocupla.

109
110 18. PROYECTOS PROPUESTOS
Bibliografía

Feynman, Leighton R.B., R.P. and M.L. Sands (1987), Física. Primera re-
impresión., Addison-Wesley Iberoamericana.

García, Angel Franco (2010), “Física con ordenador.” URL http://www.sc.


ehu.es/sbweb/fisica/default.htm.

Resnick, Halliday David, Robert. and Kenneth. Krane (2002), Física. Cuarta
Ed., Editorial Continental.

Scientific, Pasco (2013a), “Convertidor termoeléctrico.” URL http://www.


pasco.com/prodCatalog/TD/TD-8550_thermoelectric-converter/.

Scientific, Pasco (2013b), “Equivalente mecánico del ca-


lor.” URL http://www.pasco.com/prodCatalog/TD/TD-8551_
mechanical-equivalent-of-heat-apparatus/index.cfm.

Serway, R.A. and J.S. Faughn (2005), Fundamentos de física. Séptima Ed.,
International Thomson.

Young, H.D. and R.A. Freedman (2003), University Physics: With Mo-
dern Physics With Mastering Physics. Decimosegunda Ed., Addison-Wesley
Longman, Incorporated.

Young, Hugh D. and Roger A. Freedman (2009), Sears


Zemansky.F ísicaU niversitaria.N umberv,1inDecimosegundaEd., Addison−
W esley.

111