Está en la página 1de 8

Número 21

Sábado, 27
de noviembre
de 2010
El perseguidor
4/5 7
POESÍA AZAN ALI
En torno a Melchor López “La música es la más esotérica de
todas las artes”
por
ALEJANDRO RODRÍGUEZ por
REFOJO Y FRANCISCO LEÓN A. JOSÉ FARRUJIA DE LA ROSA

ARTURO
MACCANTI:
VIVIR SOBRE
LAVIDA

2/3
2 El perseguidor Sábado, 27
de noviembre de 2010

ARTURO MACCANTI/ poeta


La colección Aislados de la Obra Social de CajaCanarias reúne en un volumen de más de 600 páginas gran parte de la producción literaria de
Arturo Maccanti (Las Palmas de Gran Canaria, 1934) bajo el título de Vivir sobre la vida. El volumen ofrece así un completo retrato poético del
escritor, lo que permite descubrir (o redescubrir, según los casos) algunas de las constantes que marcan su poesía, así como la evolución que
como autor ha sometido a su creaciones literarias a lo largo de estos años. Vivir sobre la vida incluye además un prólogo del doctor en Filología
Románica y catedrático de Literatura y periodista Jorge Rodríguez Padrón, y contiene, entre otras obras, piezas de exquisita maestría
emocional como Poemas para un niño que murió en noviembre (1958), Poemas (1959), El Corazón en el tiempo (1963), En el tiempo que falta de
aquí al día (1967), De una fiesta oscura (1977), Cantar en el ansia (1977-1980), No es más que sombra (1993-1994), Viajero insomne (1977-
1998), Óxidos (2002), El volcán y la isla (2003), El mar (2003) y Helor (2003-2005). Maccanti revela en esta entrevista que no es hombre al
que le guste que lo encuadren en grupos generacionales, y que toda su carrera como poeta gira sobre un mismo poema.

“SOY UN SER DE RAÍCES”


EDUARDO GARCÍA ROJAS los Maccanti en las islas Canarias. escribiendo sonetos, muchos de los cuales pasa cuando leo la poesía de otros aunque
- A usted, sin embargo, los especialistas lo dejé apartados aunque uno se salvó de la me da miedo porque a veces noto que esas
- ¿Por qué este título, Vivir sobre la vida? ubican en la generación de los 50. quema porque Miguel Hernández era un voces se me adhieren y no soy yo.
- Me lo sugirió un amigo, José María - Lo que sucede es que a efectos de estu- poeta peligroso dentro de la máxima vene- - En el prólogo de Vivir sobre la vida Jorge
Benítez Morales, un excelente artista que dio, de organización, los especialistas nos ración que aún le profeso. Pero aposté por Rodríguez Padrón destaca el “arraigo y habi-
marchó a Venezuela. En cierta ocasión, sitúan en generaciones, y algo que honra es seguir otros caminos, más de meditación, tación” en su poesía.“Dos espacios fundacio-
mientras conversábamos a orillas de la que me adscriban a la de los 50 pero eso así filosóficos porque, como decía el poeta: en nales y fundamentales”en su obra.
playa de Las Canteras me comentó que para porque yo florecí como poeta en aquella mi pecho aún ruge el león porque para mí - Jorge aparte de como escribe es muy
él pintar era vivir sobre la vida, como si década. Claro que nosotros estábamos en todo continúa siendo nuevo y sorpren- equilibrado. La habitación en mi poesía lo
estuviera fuera de la vida. Y me di cuenta Canarias y en aquellos años Canarias dente. Y aún tengo la capacidad de asom- interpreto como la casa donde uno está y el
que a mi eso me pasa cuando escribo, que estaba más lejos, aunque ya no. Compañe- brarme porque soy una persona que está de sitio donde yo estoy es la poesía. No habla-
estoy sobre la vida, sobre lo que es la vida ros y amigos como Manuel Padorno, Fer- vuelta en el camino. Pienso que no tiene mos de categorías de bondad o maldad por-
diaria con sus pequeñeces y grandezas, con nando García-Ramos, Felipe Baeza, Luis que contar la edad porque lo que funciona que uno tiene su forma de ser y de interpre-
sus dolores y renuncias. Y eso es la poesía, Feria, aunque Luis se encontraba en Madrid es la cabeza, el corazón y el conocimiento. tar el mundo y luego lo escribe. Yo escribo
el arte en general, esa capacidad que es pero formó parte también de esa genera- No me gustan los ruidos, soy tímido por cuando dentro de mí algo me dice: escribe,
como estar fuera de la realidad pero que es ción pese a que hubiera nacido antes, como naturaleza, así que no me gustan las decla- haz algo. Y llevo actuando así desde que
más real que la propia realidad. Cuando sucede con Manolo González Sosa… En raciones contundentes pero cuando escribo tenía catorce años, cuando comencé a escri-
escribo soy muy realista, yo por lo menos cuanto a edad, Claudio Rodríguez nació siento que es mi momento. Lo mismo me bir mis primeros versos. Otro aspecto que
soy una persona muy realista pero si sueño como yo en enero del mismo año, 1934, me interesa recalcar es que estoy en el
presiento, adivino, vivo el mundo desde pero a título personal nunca me sentí afi- tiempo de ahora, que nunca digo aquello
otro ángulo, estoy sobre la vida, sobre la liado a esa generación quizá porque fui más de cualquier tiempo pasado fue mejor por-
vida diaria que es la poesía, el arte en gene- amigo de la generación posterior, en la que que soy consciente que todos los tiempos
ral. Vivo en ese momento por encima de la podías encontrarte con poetas como Euge-
Mi obra es un poco fueron mejores y peores. Así que mi tiempo
vida diaria, otra vida de la que vivo en ese
momento.
nio Padorno y Alberto Pizarro, entre otros.
- Dice que se sentía más próximo a ellos,
mi sombra. Te es el de ahora como fue de ahora cuando
tenía veinte años. La casa, sí, incluso me he
- Vivir sobre la vida recopila prácticamente ¿por qué? encorvas y lo que inventado --porque mis poemas casi siem-
toda su producción literaria. ¿Cómo cree que - Eran más gentes y no estaban tan dis- pre empiezan con una referencia a un sitio
ha evolucionado su obra con el paso del persos como la anterior, donde todos nadá- escribes también se geográfico-- mi propio espacio, Guerea, que
tiempo? bamos un poco solos. Sentía además que sin ser el lugar exacto donde he vivido
- Pues como evoluciona todo. Mi obra es con Eugenio, con Alberto, no se miraba la encorva en el sentido desde que era muchacho, La Laguna, es
un poco mi sombra. Te encorvas y lo que edad y que con ellos me unía más punto en una La Laguna que no existe pero que sí
escribes también se encorva en el sentido común. que te haces más existe en mi pensamiento. Según Manuel
que te haces más meditativo, filósofo por- - Antes dijo que siempre ha escrito el mismo Casado: Maccanti ha encontrado un nom-
que el tiempo pasa y no es lo mismo escribir poema. meditativo, filósofo bre donde situar su habitación.
un poema de amor cuando tienes veinte - Porque uno escribe en el fondo lo que - La isla también ha condicionado su pro-
años que ahora, que también los escribo eres tú. Tienes un aire, un tempo porque en porque el tiempo ducción poética.
pero con otras palabras, otra cadencia. Sé el fondo escriba lo que escriba tengo una -Mucho. El concepto de isla no se olvida.
que es un tópico pero creo que toda mi vida forma, una cadencia, una medida de los
pasa y no es lo mismo Todos los días pienso en ello, mi referencia
he escrito un único poema que gira sobre lo
mismo. Ajeno, modestamente, a cualquier
versos, una delectación del lenguaje, de
gozar del lenguaje, que ha sido una cons-
escribir un poema de del mundo es la isla. Y no me refiero a nin-
guna en concreto sino a que cualquier isla
tipo de escuela y aires literarios, de modas,
he procurado escribir lo que he necesitado
tante toda mi vida. He procurado además
buscar la armonía del poema porque sin
amor cuando tienes forma una sola mentalmente. Recuerdo
que estando en Italia mi padre se refería a
escribir: una historia, la mía personal, que armonía el poema es un desierto. Perte- veinte años que las islas como “nostro paese” en el sentido
no es otra que la que he vertido en mis poe- nezco a una generación que careció de de “nuestro pueblo”. Y a mi eso me gustaba
mas. Puede ser posiblemente por aquello muchas cosas. Sí, hubo revistas, pero pocas, ahora, que también porque sentía que mi padre se había fun-
de que mi familia se trasladó de Italia a y fue un tiempo sonetero digamos que de dido con las islas como creo que debería-
Canarias y que yo haya querido dejar cons- mucho cuidado. Entonces tuve la desgra- los escribo pero con mos de fundirnos todos porque no estamos
tancia de aquella experiencia en mi obra cia, entre comillas, de toparme con Miguel separados --o mentalmente no tenemos el
que es autobiográfica y que lego a quienes Hernández, un poeta que en aquellos años otras palabras, otra derecho de estar separados-- porque la isla
me suceden para que lean lo que hemos estaba prohibido y fue leerlo y dejarme ano- tiene un peso capital en nuestra vida. El
vivido nosotros, la primera generación de nadado aunque logré salir del atolladero cadencia hombre en función del paisaje. Somos parte
El perseguidor 3
Sábado, 27
de noviembre de 2010

AISLADOS
Es verdad que nos hace una sociedad un poco antropofágica. Donde nos gusta comernos
a nosotros mismos y no ver más allá de las tapias. Y es una crítica que también me hago
a mi mismo. De todas formas, vamos mejorando pero aún tenemos la rémora de una
cierta timidez porque somos parcos en palabras, tenemos escaso léxico. Yo me acuerdo de
cuando se usaba --ya no-- verbos como aquellar, que era como un comodín: aquéllame
esta camisa, aquéllame esta carta… Ya no se emplean ciertos términos pero la condición
del silencio nos ha hecho meternos en nosotros mismos. Yo me reconozco sentado a solas
viendo el mar pero luego al isleño le sale también su vocación universal porque está ávido
de conocimiento. Otras generaciones verán como se ha ido superando esta condición de
aislamiento.

tro aunque no sepa cantar una malagueña. - ¿Quienes nos ponemos el insecticida?
Malagueña que me hace llorar cuando la - Es que lo hacemos con nosotros mismos
escucho porque me hace sentir que estoy cuando deberíamos de reconocernos con
en un sitio determinado y porque sé donde las alegrías de los nuestros porque algo nos
estoy ya que al fin y al cabo al hombre qué tocará a todos. Es extraño que alguien de la
le queda sino la tierra sola. Todo lo demás generación de los 50 supere a Luis Feria o a
vuela, marcha, fluctúa y al final te quedas Manuel Padorno pero no sé lo que pasa que
con la tierra sola. Perder las raíces es muy se presta más atención a los que vienen de
malo porque nos desorienta del futuro y yo fuera que a los nuestros. Igual es el com-
estoy arraigado, tengo mis raíces en el suelo plejo de colonizado que tenemos los cana-
y veo con más claridad el futuro. En mi caso rios.
ocurre también que he ido perdiendo mis - Quizá se deba a que algunos lectores,
raíces italianas por lo que ya soy de aquí. De entre los que me encuentro, no termina por
las islas, que pertenezco a este pueblo con aterrizar en la poesía…
esa asombrosa capacidad de absorber todo - En todo caso lo que hace falta es un
lo que le venga de fuera, poeta que quiera llegar a los demás sin clau-
- Pero escribir en la periferia también tiene dicar de quién es y recurriendo a un len-
su condena. guaje entendible. En la actualidad encuen-
- Dime una cosa ¿periferia con respecto a tro mucha de la poesía que se está escri-
del paisaje y el paisaje es la isla que no es qué? biendo como diseñada para el cuello de la
otra cosa que una excepción del mar. - Con respecto a lo que llaman el centro. camisa, para el poeta solo. Y yo me alejo de
- Pero la isla aísla.
- Es verdad que nos hace una sociedad un
El concepto de isla no - Alguien ha dicho que somos periféricos
y nosotros mismos nos hacemos periféri-
esta tendencia porque me atrae la com-
prensión de lo que se está diciendo y no la
poco antropofágica. Donde nos gusta
comernos a nosotros mismos y no ver más
se olvida. Todos los cos. Yo he publicado, como tantos otros,
libros que se han quedado olvidados en los
oscuridad, ese hermetismo en ocasiones
fuera de lo normal. Entiendo la poesía que
allá de las tapias. Y es una crítica que tam- días pienso en ello, sótanos de los organismos oficiales. Esos investiga el lenguaje y la palabra… pero no
bién me hago a mi mismo. De todas formas, libros habría que enviarlos, moverlos a la la que se cierra en sí misma. Admito la expe-
vamos mejorando pero aún tenemos la mi referencia del península, a América, aunque sólo sean rimentación pero no es lo que escribo con-
rémora de una cierta timidez porque somos tres, cinco ejemplares. Eso es difundir. En tinuamente, yo escribo por momentos de
parcos en palabras, tenemos escaso léxico. mundo es la isla. Y no este sentido, creo que la responsabilidad ha expansión, de emotividad, de cosas que me
Yo me acuerdo de cuando se usaba --ya no- sido nuestra al no publicitar estas obras ocurren y que quizá pueda servir a los
- verbos como aquellar, que era como un me refiero a ninguna fuera de las islas. A veces pienso qué demás. Cierto es que hay otras escuelas y
comodín: aquéllame esta camisa, aquéllame hubiera pasado si Manuel Millares y Martín maneras de escribir pero no me satisfacen
esta carta… Ya no se emplean ciertos tér- en concreto sino a Chirino no llegan a salir fuera aunque ellos porque me quedo a medio camino y no me
minos pero la condición del silencio nos ha tuvieron la visión, la lucidez de marcharse entero de lo se que quiere contar. Es más, a
hecho meternos en nosotros mismos. Yo que cualquier isla en unas condiciones que eran pésimas, de veces pienso que es como si el poeta echara
me reconozco sentado a solas viendo el mar desamor aquí y de dificultades allá, pero lo demasiada tinta con la intención de camu-
pero luego al isleño le sale también su voca-
forma una sola hicieron y eso hay que reconocerlo. Pero flar una carencia. Todo lo contrario a lo que
ción universal porque está ávido de conoci-
miento. Otras generaciones verán como se
mentalmente. mira el caso de Pedro García Cabrera. Un
poeta que supera a otros tantos poetas de la
hacía Luis Feria, quien usaba los verbos, los
articulaba de tal manera como en su No me
ha ido superando esta condición de aisla- Recuerdo que estando generación del 27. Aquí en Canarias es una toquéis que duelo, que tú como lector sabes
miento gloria nacional pero en España no lo conoce lo que te está diciendo. Es la forma de con-
- No cree, sin embargo, que en los últimos en Italia mi padre se demasiada gente porque no lo hemos pro- jugar el verbo, no es la habitual, pero sabes
tiempos hay cierto desapego de los mismos mocionado como se merece. Yo creo que lo que te está diciendo. No sé, es como una
canarios, isleños, por su pasado. refería a las islas hace falta más conocimiento en las islas y manera de articular un conocimiento que
- Me preocupa muchísimo que hayamos dejar de lado esa condición que se da a tiene a través de una manera irregular de
ido cambiando ante la presión de lo como “nostro paese” veces entre los canarios de isloteñismo, de decirlo. Lo que no comprendo es lo otro, la
externo, sin desdeñar lo externo, porque pensar que estoy en mi islote y no quiero oscuridad, porque ¿de qué me sirve el
soy un ser de raíces. Sé donde las tengo. en el sentido de saber nada mientras se mina el camino de poema si no puede expresar lo que tú sien-
Será porque dicen que los hijos de fuera otros. Es decir, que somos nosotros mismos tes?, como lector quiero participar contigo
somos criollos y muy pasioneros de lo nues- “nuestro pueblo” quienes nos ponemos el insecticida. en lo que haces.
4 El perseguidor Sábado, 27
de noviembre de 2010

LOS BÁRBAROS, UN POEMA


DE MELCHOR LÓPEZ

ALEJANDRO RODRÍGUEZ REFOJO nica, pero desfavorable para el espíritu y los gigantes-titanes, que puede interpre- su visita a las Islas: «como setas brotan en
la cultura». El segundo texto es un poema tarse como un intento de instauración del las playas los hoteles [...]. ¿Qué ocurre en

E
l poema Los bárbaros, pertene- de Sophia de Mello Breyner Andresen titu- dinero y la técnica (las «máquinas» que caso de restricciones, de una crisis econó-
ciente al libro Oriental (2003), lado Délfica, que constituye una visión de aparecen también en el poema de Sophia mica, de una guerra? No cabe invertir el
tercero de Melchor López (Los la pérdida del axis mundi desde la clave de Mello) como nuevos dioses y, por con- proceso. Un hotel vacío se transforma de
Silos, 1965), viene a ofrecer- mitológica de la lucha Apolo-Pitón, tal y siguiente, como una negación de la pronto en una ruina; un camarero no se
nos, dentro del panorama de la como se lee en su último fragmento: «Nin- belleza sagrada del mundo. reconvertirá jamás en un pastor. Lo que
creación poética española contemporá- gún dios respira en el respirar de las cosas Vemos ahora cómo la larga tradición viene después son paisajes fantasmales.»)
nea, un raro ejemplo de lograda fusión de / las máquinas crecen Pitón emerge». El que entendía la revuelta de los gigantes Pero encaremos ya el último verso del
dos aspectos o planos que quizá podrían tercer hipotexto del poema de Melchor contra los dioses desde una perspectiva poema: «No eran estos los bárbaros que
pasar por antitéticos para cierta crítica al López es, obviamente, el conocido poema moral reaparece aquí transformada en hace tiempo esperábamos.» La alusión al
uso, o ser tratados como opuestos por acti- de Kavafis Esperando a los bárbaros, del una crítica a la necia barbarie del desarro- famoso poema de Cavafis completa la
tudes intelectuales tan aviesas como inte- que hablaremos al final. Leamos, pues, la llismo sin freno que, en Canarias y, por ecuación y vincula la imagen de la deca-
resadas: el plano del mito y el plano de la trama y la urdimbre de las palabras. extensión, en muchas zonas de la Penín- dencia del Imperio Romano —que el
crítica de la realidad. Esta escasez de Los titanes o gigantes son hoy interpre- sula y de Europa, ha ido modificando la poeta griego utiliza como emblema de
muestras podrá comprenderse, en parte, tados por la simbología como una imagen belleza natural del paisaje hasta hacerlo una situación humana intemporal— con
si pensamos que los polos que conforman de las fuerzas salvajes e incontrolables de casi irreconocible para sus habitantes. Los la decadencia moral ejemplificada en la
tal fusión también son difíciles de encon- la naturaleza, y en isomorfía con «la som- bárbaros nos ofrece, a este respecto, una actitud de esos «ávidos negociantes» que
trar por separado en la escena de la lírica bra», símbolos de la parte inferior y oscura muestra que habla por sí sola de la vigen- rigen hoy los destinos del mundo, con una
española de las últimas décadas. Ni la pre- del hombre. La lucha de los gigantes con cia que tiene aún el mitologismo para diferencia: los bárbaros del poema de
sencia duradera del mito, ni la crítica de la los olímpicos, lo mismo que el combate expresar la profunda crisis espiritual que Cavafis no llegan finalmente, los de
realidad inmediata parecen ocupar, en entre Apolo y Pitón, constituyen sendos lacera las sociedades occidentales desde poema de Melchor López sí, pero ocurre
efecto, siquiera una posición marginal en mitologemas bajo los cuales Mircea Eliade hace ya varias décadas; una crisis muy que no son los esperados. ¿Qué bárbaros
las preocupaciones de nuestros poetas ha visto la eterna pugna entre orden y caos patente en el terreno de los valores, que son esos que se esperaban, y cuáles son
actuales. Pero bajemos a la letra del texto, que, según el sabio rumano, caracteriza la de manera urgente reclama la exigencia los que efectivamente arriban a esa tierra
que dice así: cosmovisión del hombre de épocas arcai- de una nueva ética como fundamento de amenazada «como toda belleza de este
cas. Sin embargo, el relato mítico que las actividades donde la reflexión y el pen- mundo»?
Tierra cercada, implica a gigantes y a dioses cumple, en el samiento han sido totalmente desaloja- El topos histórico de la «espera de los
amenazada, caso que nos ocupa, una función que, sin dos. bárbaros» hace referencia a una situación
como toda belleza. dejar de beber de esa visión del mundo Por estas razones el poema de Melchor arquetípica en la cual se espera que un
Como toda belleza de este mundo. analizada por Eliade, remite en primera López, al tiempo que puede servir de agente exterior aporte la solución a un
instancia al ámbito de lo moral. No es apoyo a todos aquellos que hablan hoy de estado de crisis político, económico y
Las arenas, la luz, ocioso recordar el hecho de que los mitos «ética del paisaje» ?esto es, de una ética moral. Surgidos de las entrañas de nues-
la montaña, los páramos. y leyendas mitológicas de la Antigüedad que considere al paisaje o la naturaleza tra propia civilización, los bárbaros que
sufrieron un proceso de alegorización como un ente vivo depositario de una vemos ascender aquí, asediantes, son sin
Ávidos negociantes durante la Edad Media impulsado por la serie de valores que es preciso conservar?, embargo de otra clase bien distinta: vie-
de hirsutas nucas, doctrina cristiana: se buscaban significa- recusa a los críticos que en España han nen con su vileza y sus símbolos falsos de
de sobados dineros, de trucadas balan- dos ocultos de orden moral sub cortice y, acusado de «huida del mundo real» a la poder para imponer sus intereses particu-
zas, además, se intentaba conciliar paganismo poesía arraigada en la tierra fértil de la lares y sus estructuras utilitarias de pensa-
se arrancan los febriles ojos, y cristianismo. A esa dilatada tradición imaginación mitopoética. Por otro lado, la miento. López parece decirnos así: estos
luciendo sus anillos falsos pertenece la Philosofía secreta (1585) de potente carga crítica de «Los bárbaros» nuevos bárbaros-titanes no sólo no han
pujan en la subasta. Juan Pérez de Moya, en cuyas páginas basta para distinguir el trabajo creativo de dado una respuesta a la crisis espiritual de
puede leerse que «algunos quieren decir su autor de los intentos de vivificación del nuestra época, sino que la han profundi-
Llegarán hasta el cielo, que los Gigantes fueron unos hombres tan mito que gustan de una ironía amable y zado. Su poema nos propone, en este sen-
titanes asediantes. feroces como soberbios, que negaban la blanda o simplemente no llegan al grado tido, «una lectura del mundo contempo-
deidad y poder de sus dioses». de tensión lingüística de la poesía de ráneo desde una perspectiva simbólica»,
Los escombros, las grúas, Este valor moral es, precisamente, el López —aunque esto es harina de otro como ha dicho Alejandro Krawietz; una
las aristas, las máquinas. que se actualiza en el poema de López. La costal. Claro que esta dura crítica no lectura inscrita en una potente imagen —
soberbia, la codicia y la impiedad del hom- puede desligarse del sentimiento de la añadiría yo— de la defraudación de la
(En los mapas futuros una mano ya traza bre están sin duda retratadas en esos «ávi- pérdida de lo sagrado, de «desencanta- esperanza del hombre, de la fe en el hom-
desolados paisajes fantasmales.) dos negociantes» de «trucadas balanzas», miento del mundo», para decirlo con pala- bre.
que lucen «sus anillos falsos» y «pujan en bras de Max Weber, característico de la Cabe preguntarse entonces, siguiendo
No eran estos los bárbaros que hace la subasta». Tal y como pronosticó Jünger, modernidad y, dicho sea de paso, de la el hilo simbólico que nos arroja el autor,
tiempo esperábamos. estos son los nuevos titanes del siglo, los obra poética de Melchor López. qué podemos esperar en las Islas y en el
nuevos gigantes que, alzados sobre moles No olvidemos, sin embargo, que aque- mundo. La predicción para Canarias está
La sencillez expresiva de estos versos de cemento o de escombros, «llegarán llo que singulariza a este poema y le con- ahí: el fantasma de la desolación. En
esconde una densidad significante que hasta al cielo». Nos encontramos en esta fiere todo su valor es la manera en que cuanto a la deriva del mundo, si recorda-
puede pasar inadvertida. Por eso es pre- estrofa y en la siguiente con dos niveles de logra conciliar las dimensiones crítica e mos que toda hybris implicaba para los
ciso mencionar, al menos, tres textos que significación conectados: por un lado, el imaginativa que, en lo contemporáneo, griegos su correspondiente Némesis, los
deben tenerse en cuenta para situar este nivel metafórico, que representa una crí- entraña ¿debe entrañar, diríamos? cual- titanes caerán sobre la tierra que los vio
poema y ponderar con justeza su alcance tica directa al ansia de enriquecimiento y quier forma de creación cultural. Los bár- alzarse, quizá no por una flecha de Hércu-
y valor. El primero de ellos es el libro de a la mentira como forma sancionada de baros es, en cierta forma, el resultado de les, cuyo concurso fue, según dicen, deci-
conversaciones de Ernst Jünger Los titanes ascensión social, y que remite muy a las una ecuación creativa que reúne los tres sivo en la derrota de Efialtes y sus hordas,
venideros, donde el escritor alemán vatici- claras al desarrollo y la corrupción urba- textos arriba citados, de un proceso de sín- sino empequeñecidos bajo el terrible des-
naba, siguiendo a Hölderlin, que el pró- nísticas tan corrientes hoy en día; y, por tesis que ofrece al cabo una visión del pai- pertar de ese gigante-héroe que, en otro
ximo siglo (el que ya hemos empezado a otro, el nivel simbólico, que alude al saje que tiene mucho de augurio: «desola- significativo poema de Melchor López,
pisar) sería «la edad de los titanes», es pecado de soberbia, a la hybris clásica dos paisajes fantasmales.» (Esta imagen duerme, espera «en el interior de la mon-
decir, una era «muy propicia para la téc- representada en la imagen del asedio de futura ya se le impuso al propio Jünger en taña».
El perseguidor 5
Sábado, 27
de noviembre de 2010

A LA ESCUCHA
DE MELCHOR
LÓPEZ
FRANCISCO LEÓN lugar una de sus experiencias estéticas de los poemas de López, sino con la tradi-
más importantes: la lectura de los poemas cional abulia que los focos críticos ibéricos
de La roca, del director de Syntaxis, Andrés dispensan por regla general a la poesía no

R
esulta asombroso que un Sánchez Robayna. La extrema condensa- peninsular, en especial a la poesía canaria
poeta en posesión de una de ción verbal presente en La roca supuso de estirpe «syntaxiana», pese a que se trata
las voces más inconfundibles para López un hallazgo cruel y crucial. A de una línea de sangre que, a nuestro
del panorama canario (y pesar de sentirse cada vez más atraído por entender, ha dado algunas de las mejores
nacional) sea al mismo los postulados estéticos de Syntaxis, López voces líricas del momento. Los motivos
tiempo el menos valorado dentro del espa- no se siente del todo próximo a la poética que desencadenan esta sordera crítica
cio literario de nuestras Islas. Es el caso de de rigor y despojamiento que subyace en podrían quedar sintetizados de este modo:
Melchor López (Tenerife, 1965), más La roca. Su reacción primera sería de des- dimensión privativa de la simbología lírica
asombroso y lamentable en tanto que concierto, incluso de rechazo. Sin de los poetas canarios, alto grado de radi-
otros escritores coetáneos suyos, de embargo, todo cambia a partir de dicha cación material de su discurso, aspiración
calado estético inferior, se han hecho lectura, ofrecida por el propio Sánchez estética internacionalista, alto grado de
receptores de una resonancia cultural que, Robayna, en petite comité, en un aula uni- especulación filosófica y sentimiento de
en comparación, resulta desproporcio- versitaria. López se encuentra entre el pertenencia a un paradigma trans-
nada. grupo de estudiantes que acude al recital, moderno.
Si descartamos ciertos nombres rele- y está dispuesto a alzar la mano y requerir Sin embargo no se pueden explicar
vantes de la poesía de Canarias de los últi- al poeta las oportunas explicaciones. Pero cabalmente los motivos por los cuales la
mos tiempos, López, por la rara intensi- no se produce ningún enfrentamiento, poesía de López ha quedado fuera de los
dad de los libros que hasta el momento sino más bien el paso iniciático hacia lo intereses de los, aunque escasos, existen-
lleva publicados, debería ser considerado que el propio López ha llamado «corrien- tes espacios de recepción y argumenta-
el caso lírico más brillante y extraordina- tes syntácticas» y hacia el conocimiento de ción culturales canarios, que han olvidado
rio de la poesía joven que comienza a autores syntácticos cruciales en su trayec- por completo la existencia de un poeta, en
escribirse en Canarias a partir de la toria como Carlos de Oliveira, Haroldo de verdad singular y cuya obra continúa cre-
segunda mitad de la década de los 80. Si Campos, Eugenio de Andrade o Joao Melchor López. / DA ciendo por un camino de lucidez e inde-
además tenemos en cuenta que en nues- Cabral de Mello Neto… pendencia poco común en nuestras latitu-
tras tierras la poesía naciente en esos años Poco tiempo después, López entrega al principal para publicar uno de los libros des.
no dio frutos de interés, salvo los aporta- director de Syntaxis algunos manuscritos más importantes de la poesía joven de Por si fuera poco, lejos analizar los espa-
dos por poetas pertenecientes a promo- entre los que se encontraba, in nuce, su aquella hora. Tres años después, López cios individuales, los estamentos críticos
ciones anteriores (Sánchez Robayna, M. primer libro Altos del Sol (1995). Precisa- lograba editar su segundo libro, El estilita, de Canarias suelen estudiar los espacios
Padorno, Maccanti…), López debería ser mente hacia principios de los años 90, una en una colección formada por una nómina colectivos mediante visiones de conjunto
considerado la voz más singular de los vez concluido el curso délfico que le pro- de autores extraordinarios (Octavio Paz que nada o casi nada aportan a lo ya
últimos tiempos en Canarias. porcionó Syntaxis y las actividades litera- entre otros), pero de escasa difusión. Pese sabido (especialmente en un territorio tan
Melchor López publicó sus primeros rias y artísticas llevadas a cabo por el a tratarse de un libro escrito bajo el influjo reducido como el nuestro). Por este medio
poemas en el número 22 de revista litera- grupo de escritores e intelectuales que de un ascetismo y rigor líricos inauditos acumulativo, el menoscabo de las voces
ria Syntaxis (debut prestigioso), durante hacían posible esa revista, López sintió hasta ese momento entre las jóvenes pro- excepcionales es innegable. Un ejemplo
el invierno de 1990; es decir, hace hoy, que por fin su pensamiento poético que- mociones de la poesía canaria, El estilita reciente de este tipo de estudios, la antolo-
cuando escribo estas líneas, veinte años daba orientado hacia la contención for- no recibió ni ha recibido hasta el gía Poesía canaria actual (A partir de 1980)
exactos. Desde entonces hasta ahora su mal y la reflexión mítico-poético del espa- momento, doce años después de su publi- de M. Martinón, incluía a Melchor López
producción la constituyen cuatro libros de cio insular. cación, la escucha crítica que sin duda en una lista, demasiado vaga, de 34 poe-
poemas de obligada lectura. En 1993 la revista Syntaxis daría por merece. tas actuales.
Su colaboración en la revista Syntaxis concluida su trayectoria. Fue el momento Hubo que esperar a 2003 para que otro Es urgente y mucho más enriquecedor
está formada por nueve poemas de una elegido por su director, Andrés Sánchez proyecto editorial, tan modesto como los iniciar estudios monográficos sobre los
factura que raya la perfección formal en Robayna, para preparar una antología que anteriores, sacara a la luz Oriental, el ter- autores y sus obras. Mientras la ocasión
un género (el jayku y el tanka) particular- causaría no poco revuelo en el espacio cer libro de López, que rondaba ya los cua- no llega, demasiado a menudo somos tes-
mente difícil. lírico canario de aquellos años. Nos referi- renta años de edad. La Fragua de Vulcano, tigos de la ponderación y la publicación
Algún tiempo antes esta primera publi- mos a la publicación de Paradiso. Siete poe- una sencilla colección de la Biblioteca de obras líricas de escaso valor estético en
cación, López, tal como le sucedía a la tas. Pública de Guía de Isora, logró que los lec- editoriales casi siempre subvencionadas
mayor parte de los jóvenes poetas de aque- Paradiso era el nombre de una mínima tores de poesía pudieran disfrutar de uno por las instituciones públicas, al tiempo
lla época, abrevaba en las ya entonces revista literaria puesta en marcha por un de los cuadernos poéticos más extraordi- que la poesía actual y digna de ese nom-
estancadas aguas del grupo de poetas que grupo de estudiantes universitarios en narios de la poesía española de ese bre hecha en Canarias, como la del autor
se dieron a conocer en el panorama litera- 1993. El programa lírico propuesto por momento. Pero, desgraciadamente, que nos ocupa, es sometida a un silencia-
rio nacional de los 80 bajo el nombre de esta publicación no difería en mucho, por Oriental pasó sin pena ni gloria por el miento cada vez más descorazonador.
Novísimos. Y de hecho, aunque no posee- no decir en nada (salvo en la modestia del ámbito canario, que le concedió su más La institución de los estudios y la crítica
mos documentos que corroboren este proyecto), del defendido durante diez severa indiferencia. literarios no puede inhibirse de su labor
extremo, es conocido el dato de que años por Syntaxis. Por tanto, era lógico En 2006, la insensibilidad nacional se sincrónica, por muy comprometedora que
durante sus primeros años universitarios que López viera en los paradisiacos a sus tornó en indolencia. Los espacios de escu- resulte llevarla a cabo en el contexto con-
el modelo lírico de López era el llamado compañeros naturales de viaje. Esta fuerte cha peninsulares demostraron total sor- temporáneo. Tal inhibición ha significado
culturalismo de los Novísimos. Es de supo- complicidad provocó que el antólogo de dera hacia la mejor poesía hecha en Cana- ya la delegación de estas funciones discri-
ner que el encuentro del poeta con los pos- Paradiso. Siete poetas no dudara en incluir rias. Fama del día (Seguido de «Escrito en minantes en manos de las plataformas
tulados defendidos por la revista Syntaxis a López en un grupo de poetas que eran Arrieta»), publicado por Artemisa Edicio- pseudo-críticas desautorizadas para el dis-
(estéticamente alejados a los difundidos cinco años más jóvenes que él. nes alcanzó las librerías extrainsulares, cernimiento de la cualificación literaria.
por los Novísimos), y la asimilación poste- La edición de Altos del sol fue, precisa- pero no sus espacios críticos. Y escasa, por En tal contexto, tejido por las indistin-
rior de estos postulados mismos, no se mente, un empeño de los poetas agrupa- no decir nula, fue también la repercusión ciones y la grosería, obras excepcionales
producirían sin un periodo de crisis. dos en torno a la revista Paradiso que, con de Fama del día en el escenario insular. La como la de Melchor López, de enorme
Mientras López estudia Filología Hispá- escasos dineros y gran sentido de la opor- explicación a este fracaso no guarda rela- belleza y honda cultura, se ven abocadas a
nica en la Universidad de La Laguna tiene tunidad, decidieron arriesgar su proyecto ción con una hipotética debilidad estética la más triste desaparición.
6 El perseguidor Sábado, 27
de noviembre de 2010

EL VUELO DE ÍCARO / NÚMERO: CVII


Coordinación: Coriolano González Montañez

TAN AUTÉNTICO
POESÍA GLORIA GIL

EN LA RED Échame mano al ombligo


y arráncame estos trapos
verás cómo tiemblo de miedo
pero tú sigue.
Compartimos nuestra porca miseria
y las estadísticas amatorias.
Un día me enfrentaste a mis miedos
puestos en la estantería por orden alfabético
La manera de recogerse el pelo. a hacer nadie nunca” y me enseñaste que what I want
Gloria Gil Romera nos ofrece un tono pesi- era algo por lo que merecía ser yo.
Generación Blogger
mista y una necesidad de buscarse a sí Tan auténtico que parecías mentira.
Selección de David González. misma lo mismo que Ester García Camps
Y aunque parecíamos fuertes
que nos dice “Una siempre tiene que poder
Prólogo de José Angel Barrueco. responder / quién es / aunque en reali- yo sé que muchos hurones
Con un DVD de Patty de Frutos. dad/todavía no lo sepa”. retiraron el oro de las apuestas
Déborah Vukusic, croata de origen, nos y nos dieron bastos.
Bartleby Editores 2010. muestra una poesía marcada por la gue- A zonas y a sueños
rra, por el desarraigo y la crueldad. me llevaste.
Los poemas de Lucia Fraga giran en torno
Tan auténtico que parecías de mentira.
M. CINTA MONTAGUT al amor, la pareja, la dureza de la vida. “La
vida es como una piedra / que algunos nos Y en un antro de poetas me metiste

E
l mundo contemporáneo hace empeñamos / en atarnos al cuello” con sus migajas de ingenio reciclado
ya unos pocos años que no es el Ana Vega escribe en un tono pesimista, pero su alimento, mi nutriente.
mismo, la existencia de la red muestra el can- Y seguías agarrado de mi ombligo
de redes ha trastocado las rela- sancio de vivir, sin creerte
ciones entre las personas, ha la desespe-
que eres tan auténtico que pareces de mentira.
difuminado las distancias, ha situado la ranza, el dolor
información, cualquier información, en “hablo desde el Oculto en mi carne, really man,
primer plano, y finalmente también la cre- hueso / desde la contemplamos esa foto
ación y la difusión artística. carne abierta”. blanco y negro,
La antología que nos ofrece David Gonzá- Nuria Mezquita tú con suspicacia,
lez como antólogo es la de la primera nos habla a tra- yo con armonía,
generación de poetas que está dando difu- vés de la ironía
tachando otro día de estadística.
sión a sus poemas a través del mundo digi- de la dificultad
tal por lo que establece con sus lectores de ser mujer y Arráncame mis baratijas
otro tipo de relaciones. Cada una de las de la inexisten- vacíame de todo
trece autoras antologadas cuida de un blog cia del amor. ¡Quiero ser como tú!
personal en el que cuelga los poemas También utiliza ¡Sí!
recién escritos, poemas que inmediata- la ironía Ana ¡Tan auténtico que pareces mentira!
mente son recibidos por sus seguidores Pérez Cañama-
que los comentan, critican y valoran casi res “Jugamos,
en el momento de la creación. Hay, pues, follamos, mori-
en este libro un paso del ciberespacio a la mos / todo en el
página convencional de un libro. mismo cuadri-
Las antologadas han nacido entre 1962 y látero”.
1984 y en el libro se sitúan de mayor a
menor, al contrario de lo que suele suce-
Cristina Morano presenta una poesía muy
aguda sobre la realidad con una voz
DESPUÉS
SILVIA OVIEDO
der en otros textos. En conjunto las auto- directa e incisiva “El número de hijos de
ras practican una poesía directa, radical a puta / aumenta cada día / pero es peor/ el
veces, en la que predomina el realismo y la mayor número de tontos”. Para siempre
locución directa. Se puede decir que hay Inma Luna incide en la cotidianidad. descontrolado entre empujones
unas líneas o temas comunes que tratan Begoña Paz denuncia el uso que hace de tu cuerpo a manotazos entre las finas líneas del tiempo
todas ellas como son el dolor, la concien- la mujer la sociedad “una mujer desnuda y tan simple
cia de ser mujeres, la vida como algo hostil anunciando un detergente, una mujer des-
cuando no un fracaso, el combate por ser nuda anunciando una aspiradora, una tú,
ellas mismas y una conciencia de que el mujer desnuda anunciando un perfume”. tan claros nosotros.
mundo está mal hecho. A pesar de la Isabel Bono utiliza un registro onírico en A nadie se le ocurriría despojarnos de la desnudez de este momen-
juventud de todas ellas hay un pesimismo el que se confunden sueño y realidad.
to,
claro en todas ellas. Lola Lugo aborda el problema de la escri-
Tienen en común también el hecho de que tura “Escribir desde lo alto – en la cuerda puros como cometas rasgando el cielo
la mayoría de ellas, diez de trece, citan en floja”. -me agarras la mano en este instante-
el frontispicio de sus textos frases de algún Además de estas autoras el libro contiene somos casi la pared blanca en la que se estrellan las olas.
grupo musical como Extremoduro, Héroes un DVD con un poema visual de Patty de
Tu mano diminuta es bella como un diamante a escala.
del Silencio, Pink Floyd, etc. Frutos.
Silvia Oviedo abre la antología, sus poe- Antología muy interesante que tenemos Te acaricio
mas son desesperanzados, con imágenes que tener en cuenta para conocer a las y parece lógico que hoy sea el único día que exista.
violentas, hay una presencia constante de nuevas poetas y para saber que la poesía Tu cuerpo tan sencillo contra el tiempo,
la crueldad.”Y hay veces que / como un no ha muerto y que las nuevas tecnologías
indescriptiblemente perfecto y absoluto
impacto de bala / sé / que si la ciudad no son una herramienta más para la difusión
me ha matado de amor todavía / no lo va y creación de la misma. para siempre.
El perseguidor 7
Sábado, 27
de noviembre de 2010

AZAM ALI / vocalista de Niyaz

“LA MÚSICA ES LA MÁS ESOTÉRICA


DE TODAS LAS ARTES”
Tras más de una década en el panorama musical, Azam Ali se ha consolidado como una de las cantantes más prolíficas, versátiles y talentosas
en la escena de las músicas del mundo. El próximo martes 30 de noviembre actuará junto a su grupo, Niyaz, en el marco del Otoño Cultural
de CajaCanarias, donde desplegará su talento y peculiar carácter musical. La cita será a partir de las 20 horas en el Salón de Actos de la sede
central de la entidad, en Santa Cruz de Tenerife.

A. JOSÉ FARRUJIA DE LA ROSA - ¿Qué destacaría usted del legado cultu-


Bandas como U2, ral persa e hindú, especialmente en el ámbito
Iraní de nacimiento, pero criada en la musical?
India, Azam Ali es reconocida internacio- Coldplay, etc. - Principalmente, me gustaría transmitir
nalmente por su trabajo con Niyaz y Vas, a la gente una visión diferente a la que
dos de los grupos más aclamados de las recurren, al igual estamos acostumbrados a ver en televi-
músicas del mundo, de los que fue co-fun- sión, que forma parte de los estereotipos.
dadora. Con Vas, el dúo que creó en 1996 que otras bandas A través de los siglos, las culturas persa e
con el percusionista Greg Ellis, editó cua- hindú han compartido no sólo palabras,
tro álbumes en el sello Narada. Su música,
de rock, a la sino tradiciones musicales y espirituales.
que describieron como “mundo alterna-
tivo”, se centró principalmente en la anti-
misma El nombre de nuestro grupo, de hecho,
significa “nostalgia” en Farsi, la lengua de
gua relación entre el tambor y la voz, reco-
giendo influencias de la India, Persia y
instrumentación Irán, y en Urdu, una lengua importante en
el norte de la India y Pakistán. La música
otros estilos musicales. Con su repertorio, y a canciones con tradicional persa e hindú nos ofrece, junto
Vas trascendió límites y cualquier intento con la poesía y la mística que incorpora al
de categorización dentro de una especifi- una misma canto, el testimonio de esa experiencia,
cidad cultural. un diálogo del alma consigo misma. Y una
En el año 2005 Azam prosiguió su estructura. Por prueba irrefutable de su riqueza reside en
carrera musical con Niyaz, atrayendo aún que, tal y como ocurre en otros países,
más las conexiones entre Irán y la India, eso también cada región y cada pueblo o etnia tiene su
junto a Loga Ramin Torkian (guitarra, vio- tipo particular de música e incluso, en
lín y saz turco) y Carmen Rizzo (teclados), tendría sentido algunos casos, sus propios instrumentos.
formación con la que actuará en Santa - En este sentido, el arquetipo musical que
Cruz de Tenerife, acompañados por Nacer para ellos caer encierra la denominación “músicas del
Musa (Laúd), Salar Nader (tabla) y Jess mundo” no es del todo correcto ¿Qué opina
Stroup (guitarra eléctrica). Sobre la
dentro de la usted al respecto?
música mística sufí y la base medieval
persa, Niyaz ha creado un repertorio
categoría de - Esto siempre ha sido algo sobre lo que
he pensado. Por desgracia, como las cate-
musical inconfundible que ha permitido “músicas del gorizaciones son limitantes, juegan un
acercar los sonidos antiguos de la música papel muy necesario para los consumido-
clásica persa a los oyentes occidentales. mundo” res. Cuando pienso en "músicas del
En su último álbum (Nine Heavens, mundo", pienso en un abanico más global
2008) el grupo recurrió a poemas de Amir de instrumentos y estilos vocales; en
Khosrau Dehlavi, un místico persa del música que está impregnada de culturas
siglo XIII, fundador del estilo de la música diferentes y libres de cualquier tipo de can-
sufí conocido como Qawwali --que se hizo ciones con una estructura determinada.
famoso en el pasado reciente por el gran Así que supongo que estoy en paz al estar
cantante pakistaní Nusrat Fateh Ali Khan-- enmarcada dentro de esta categoría. Ban-
e inventor de la tabla india. Los poemas das como U2, Coldplay, etc. recurren, al
fueron musicados por el grupo, contando igual que otras bandas de rock, a la misma
para ello con la voz de Azam Ali, que ha -En una sociedad como la contemporá- mente intangible. Este ha sido para mí el instrumentación y a canciones con una
sido descrita por la revista Billboard como nea, inmersa en la era de las comunicacio- secreto de la composición. misma estructura. Por eso también ten-
“un instrumento glorioso e inolvidable”. nes, en el fenómeno globalizador, ¿dónde - Por tanto, en su opinión, la música no dría sentido para ellos caer dentro de la
- En todos sus proyectos musicales usted cree usted que reside la clave para mantener conoce barreras idiomáticas. categoría de “músicas del mundo”, si bien
ha prestado especial atención a sus raíces la originalidad en las composiciones musica- - ¡Por supuesto! Puedo afirmar esto su música es más refinada y comercial que
culturales ¿Es más fácil componer a partir les? como oyente y como gran amante de la la mayor parte de lo que se oye en este
de esta memoria acumulada? - La única manera es no conceptuali- música. La mayoría de la música que me género.
- Creo que para cualquier artista, su tra- zando demasiado las cosas y no pensando gusta está cantada en idiomas que no - Tras su último disco (Nine Heavens,
bajo, hasta cierto punto, es autobiográ- acerca de lo que los otros esperan de mí. entiendo, pero sin embargo, me inspira y 2008), ¿cuáles son sus proyectos musicales
fico. Es imposible no dejar que tus influen- Cada vez que me siento a crear, trato de me motiva de forma tremendamente posi- más inmediatos?
cias fluyan en tu trabajo. Pero, honesta- olvidarme del mundo, e incluso de mí tiva. La música, después de todo, es la más - Hemos empezado a trabajar en el ter-
mente, nunca pienso de dónde viene mi misma, y entonces intento contar una his- esotérica de todas las artes, ya que nos per- cer álbum de Niyaz, que esperamos tener
música. Creo que para llegar a conmover a toria. Si la historia me conmueve, enton- mite viajar fuera de los reinos que normal- listo para el próximo verano. Yo estoy
la gente, tu música y tu forma de transmi- ces sé que va a conmover a otros, porque mente habitamos. Y esta capacidad de via- actualmente terminando de grabar mi ter-
tirla deben proceder de un lugar verda- cuando te mueves en una cierta frecuen- jar no tiene nada que ver con el lenguaje, cer disco en solitario, en el que interpreto
dero, en el sentido de puro; y ese lugar es cia creativa, en realidad estás empleando sino con todo lo relacionado con la música canciones de cuna tradicionales y origina-
donde la historia de tu vida se desarrolla. un lenguaje muy universal, aunque total- en sí misma. les de Oriente Próximo.
8 El perseguidor Sábado, 27
de noviembre de 2010

IMAGEN DEL FILME

EL OJO CINÉFILO desde todas sus dimensiones. En ración artística. fotografiando y cooperando en
ello ha tenido mucho que ver el Así, con todo, la mesa de montaje sin preocu-
aprendizaje del que ambos se Tony ha conse- parse mucho más allá del leve
Imparable: los nutrieron gracias a la realización
de cientos de spots publicitarios
guido productos
que, sin desviarse
esbozo de sus personajes. Por
ello, y sin más prejuicios, no sólo
hermanos Scott y el años atrás. Si bien Ridley ha demasiado de su se arma con todos los recursos
cine-espectáculo dado un paso más allá, investi-
gando sobre personajes oscuros,
sentido comercial, han impac-
tado no sólo a un gran número
una gran química con el gran
actor Denzel Washington (con el
que permite el lenguaje del cine-
espectáculo (ágiles cambios de
destinos misteriosos, pasados de espectadores sino, también, a que ya ha trabajado cinco puntos de vista en sintonía con
ENRIQUE CARRASCO tormentosos y futuros desasose- una parte de la crítica (recorde- veces), Tony Scott es el rey de la la multiplicidad de cámaras,
gantes, alcanzando cimas creati- mos Marea Roja, en 1995, Déjà acción en la gran pantalla (con veloces zooms, encuadres obli-
Formados ambos en los terrenos vas importantes (Alien en 1979, Vu, en 2006, o Asalto al Tren Pel- el beneplácito, además, de su cuos y en steadycam, ralentiza-
del diseño gráfico, la creatividad Blade Runner en 1982 y Gladia- ham 123, en 2009), además del hermano, que participa en la ciones e insertos robados donde
publicitaria y la fotografía, las tor en 2000), Tony ha sostenido hallazgo que supuso su ópera producción a través de la se recrean mil y un detalles inte-
carreras de los británicos Ridley un pulso constante con la indus- prima, ya considerada cult empresa de ambos Scott Free). Y resantes para construir cada
y Tony Scott nacen casi paralela- tria tratando de no salirse de las movie, El ansia (1983). poco le interesa --si no lo declara secuencia, etc.); también se ali-
mente, con pocos años de dife- cifras de taquilla que le exigen Combinando tándems muy bien abiertamente, lo confiesa ante la menta de un engordado presu-
rencia, y crecen en direcciones sus habituales inversiones e estudiados entre repartos prota- audiencia-- el sentido profundo puesto que le ha permitido jugar
divergentes en ocasiones, y con- intentando lo imposible por gónicos impactantes, y escenas de cualquier historia de cadencia con un máximo despliegue de
vergentes en otras, coincidiendo mantener a raya un sector de la que garantizan una máxima des- lenta o interiorización de roles; medios y efectos especiales.
plenamente en profundizar --eso crítica que siempre le ha pulveri- carga de adrenalina en vena, Tony persiste en demostrar que Todo un show recomendable
sí-- sobre el cine-espectáculo zado cualquier intento de supe- beneficiándose sobre todo de es el mejor tras la toma de vistas, para quien sabe lo que va a ver.

CINE DE AQUÍ / Eduardo García Rojas

CIUDADANO MINIK
siempre agitado del océano.
Emociona Una luz en la isla porque
Domingo Pérez Minik emociona como
personaje y aunque resulte trágico --
medité mientras veía el documental-- es
una pena que ilustres hombres como él ya
no se prodiguen en nuestro castigado
archipiélago desmemoriado. Es posible,
no obstante, que esta película recupere
una forma de entender un espacio --las

M
e conmueve Una luz en la islas-- de otra manera porque la cachonda
isla (*) Y me conmueve lucidez intelectual de Minik, más cercana
porque se trata de un a la sana e ingenua inteligencia de un
documental que no sabio, no dejó nunca de reflexionar sobre
esconde su razón de ser: nuestra condición insular.
un homenaje a la figura de Domingo Pérez Una luz en la isla revela además la posi-
Minik. Un hombre que encarna las virtu- bilidad de una isla que pudo ser y que, des-
des de un territorio tan escaso de virtudes graciadamente no fue. Hace pensar en lo
como es el nuestro. que hubiera sido de nosotros si la Guerra
Rodado entre 2008 y 2010 en Tenerife, Civil no pulveriza en mil pedazos aquella
Gran Canaria y Madrid según una idea ori- marciana generación de agitadores inte-
ginal del periodista y escritor Juan Cruz y lectuales que habitaba un pueblo de igno-
realizado con pericia narrativa y enorme rantes. A aquel puñado de hombres con
carga emocional por Miguel G. Morales, ideas raras en la cabeza que estaba dis-
Una luz en la isla al modo de Ciudadano puesto a comerse el mundo desde la peri-
Kane de Orson Welles reconstruye la vida feria hasta que el coloso de la mediocri-
y obra del pensador tinerfeño a través de dad machacó su forma de pensar y enten-
voces (la del mismo Minik, Nuria Espert, der la realidad.
Eduardo Haro Tecglen, Emilio Lledó, Mar- El trabajo de Miguel G. Morales y Juan
tín Chirino, José Manuel Caballero Cruz, con el apoyo de Jorge Rojas (edi-
Bonald, María Rosa Alonso, José Luis ción); Fabián Yanes (música) y José
Fajardo, Cristino de Vera, Francisco Nieva, Tenerife continúa siendo de una actuali- Manuel Cervino (voz en off), consigue así
Pedro González, Álvaro Arvelo, Carlos dad arrolladora. Por ello, quiero pensar que el espectador que no tuvo la fortuna
Pinto Grote, Juana Rosa Cas, entre otros) que ojalá lo reinterpreten quienes ahora y Asombra descubrir en de conocer a Pérez Minik se enamore y
que lo conocieron y lo que es más impor- gracias a este interesante documento lo empape del personaje por la honda pero
tante, lo quisieron porque Minik encarnó descubran y asimilen cuando lean algu- este documental que cuidada carga emocional con el que está
una especie de isla refugio en el Tenerife nos de sus todavía desarmantes libros. realizado. Y te hace pensar, lo que es más
de los años 70 y 80. También Una luz en la Empezando por su fascinante Facción
su idea de la isla y de difícil, que un simple espectador como
isla para una generación de periodistas y
escritores canarios –Luis Alemany, Fer-
surrealista de Tenerife y continuando por
Isla y literatura, Entrada y salida de viaje-
cómo regenerar esta quien escribe estas líneas note en falta una
luz como la suya para que ilumine este
nando Delgado, el mismo Juan Cruz,
Daniel Duque, Emilio Sánchez Ortiz, Car-
ros, Novelistas españoles de los siglos XIX y
XX o su Introducción a la novela extranjera
ciudad enferma que camino que le ha tocado vivir.
Por eso no creo que fuera el único que
los A. Schwartz, Miguel Martinón, Juan actual. es Santa Cruz de salió el lunes pasado, tras su proyección
Manuel García Ramos-- que daban sus pri- Como Kane, pero visto a través de un en el Espacio Cultural de CajaCanarias,
meros pasos profesionales y que contaron espejo sin deformidades siniestras, Tenerife continúa tarareando feliz La Marsellesa.
(coinciden todos en este documental) con Domingo Pérez Minik está por encima de
el generoso magisterio de Pérez Minik cualquiera de las valoraciones que los invi- siendo de una (*) Una luz en la isla, una producción de
para encontrar su camino. tados a recordar su memoria guardan Altagracia Producciones, es un proyecto
Asombra descubrir en este documental sobre este hombre. Una mezcla de dandy actualidad de la Obra Social de CajaCanarias con la
que su idea de la isla y de cómo regenerar británico e hidalgo español que nació por colaboración de Televisión Española y
esta ciudad enferma que es Santa Cruz de caprichos de la naturaleza a este lado arrolladora Radio Nacional de España.