Está en la página 1de 6

Unidad 3.

CONCEPTOS E HIPOTESIS
1) Tipología de conceptos
1. Existen tres tipos de términos dentro de lenguaje utilizado en la ciencia: los que provienen del lenguaje
natural y son empleados según el sentido común, los que proceden de las ciencias formales y se usan
en un sentido técnico, y aquellos que fueron propuestos en el seno de teorías científicas y adquieren su
significado en este marco teórico, expresan un concepto distinto al que poseen en el lenguaje natural.

No nos interesa hablar de términos, sino de los conceptos que expresan. Dos términos distintos pueden
expresar un mismo concepto (ejemplo: “lluvia”-“rain”). También, una palabra puede expresar conceptos
diferentes (ejemplo: “banco”).

Se distingue al concepto de su referencia o extensión. La referencia o extensión de un concepto es el


conjunto de entidades a las que se aplica. No hay que confundir el concepto con su extensión porque
puede ocurrir que dos conceptos distintos tengan la misma extensión. Dos expresiones pueden no ser
sinónimas y, sin embargo, aplicarse a las mismas cosas. Dos términos pueden ser coextensivos y no
expresar el mismo concepto.

Cuando queremos mencionar una palabra y no de aquello a lo que se refiere, se utilizan comillas.
Cuando queremos decir algo del concepto, se lo aclara (ejemplo: "El concepto del perro es…”). Cuando
se quiere hablar de algo particular, como el perro, simplemente se lo menciona.

Un término expresa un concepto. Entonces, el concepto determina la referencia o la extensión del


concepto, que es el conjunto de las cosas que abarca ese concepto.

o Conceptos cualitativos (o clasificatorios).

Clasificar es la forma más fácil de sumar objetos a un concepto. La extensión de un


concepto clasificatorio es un conjunto simple. Un concepto cualitativo se aplica o no
a cierto objeto. Si se aplica, este objeto forma parte de su extensión.
(Son conceptos clasificatorios: perro, humano, mesa, rojo, país, árbol.).
Se utilizan conceptos clasificatorios introducidos mediante lo que se conoce
técnicamente como una “clasificación”. Una clasificación de un ámbito de objetos
establece conjuntos a partir de los objetos de ese ámbito, de modo que ninguno de
esos conjuntos sea vacío, ningún objeto pertenezca a más de uno de esos conjuntos y
todo objeto del dominio pertenezca a alguno de los conjuntos. Esto es lo que en teoría
de conjuntos es llamado “establecer una partición” en cierto dominio de objetos. En
algunos casos se establecen jerarquías taxonómicas, clasificaciones que se enlazan
entre si formando jerarquías de clases de distinto nivel.
Frente a cierto ámbito de objetos es posible realizar numerosas clasificaciones distintas.
Cual elijamos dependerá de cuan fructífera sea tal clasificación a la hora de explicar y
predecir el comportamiento de los objetos de ese ámbito.
o Conceptos comparativos.

Estos conceptos, más complejos que los cualitativos, permiten establecer un orden
de más y de menos en cierto dominio. El conjunto que determina un concepto
cualitativo no tiene estructura alguna, en cambio, los conceptos comparativos, permiten
ordenar el ámbito de objetos al que se aplican, y no solo clasificarlo.
(Conceptos comparativos, entre otros: más alto, más bajo, más viejo, más joven, más
abajo, más arriba, más duro, más claro, etc.).
o Conceptos cuantitativos (o métricos).

Estos conceptos asignan números, pero no para representar un orden, sino para
representar ciertas propiedades específicas de los objetos, denominadas
“magnitudes”. Dicha asignación permite el uso de operaciones matemáticas de un
modo significativo.
(Conceptos cuantitativos: longitud, tiempo, precio, temperatura, etc.).

2. Tipología de enunciados.

 Ciencia empírica  física, química, psicología, etc.


 Ciencia formal  lógica, matemática, etc.
 La ciencia empírica relaciona de algún modo sus afirmaciones con la experiencia.
 Los científicos someten sus hipótesis a contrastación empírica.

o Distinción teórico-observacional.

Las teorías científicas sirven para explicar y hacer predicciones acerca de eventos
observables.
A las entidades (como rasgos, planetas) o propiedades (como verde o caliente) que se
observan directamente, se las llama “entidades observables”; a las entidades que se
postulan para explicar el comportamiento de las entidades observables se las
llama “entidades teóricas”.
En base a esta distinción, podemos establecer otra distinción pero entre términos. A los
términos (palabras) que nombrar a las entidades observables, se les dice “términos
observacionales”; a los que mencionan a las entidades teóricas, “términos teóricos”.
Los términos observacionales se refieren a las entidades a las que accedemos
empíricamente bajo cualquier modalidad sensorial.
o Distinción entre tipos de enunciados.

La distinción teórico-observacional fue propuesta hace tiempo y es problemática,


igualmente, permite establecer ciertas diferencias entre enunciados científicos que nos
permitirán comprender algunas cuestiones acerca de la contrastación de hipótesis en la
ciencia.
Nos permite distinguir entre enunciados observacionales o empíricos y enunciados
teóricos. Todos los enunciados tienen términos lógico-matemáticos. Los términos
lógicos designan las conectivas lógicas (“y”, “o”, “pero”, etc.), los términos que suelen
denominarse “cuantificadores” (“todos”, “algunos”, etc.), los pronombres de todo tipo,
entre otros. Son términos matemáticos los números naturales, por ejemplo.
Los enunciados observacionales o empíricos son los que solo tienen términos
observacionales (además de lógico-matemáticos) y los enunciados teóricos son los que
tienen algún término teórico.

Es posible distinguir entre enunciados singulares y generales. Llamaremos “enunciado


singular” a un enunciado que habla acerca de una o pocas cosas. Y
nombraremos “enunciado general” a uno que se refiere a una clase universal de
cosas. Los enunciados que tienen una forma lógica general son en realidad singulares
en el sentido expuesto. Los enunciados existenciales pueden hacer referencia a una
clase universal y ser generales en este sentido.

Podemos diferenciar entre tres tipos de enunciados: enunciados básicos,


generalizaciones empíricas y enunciados teóricos.

 Enunciados básicos.

Son enunciados singulares (se refieren a uno o pocos objetos), y son


observacionales (solo tienen términos observacionales, además de los
lógico-matemáticos). En estos se dice que cierto objeto observable
tiene determinada propiedad, también observable (“Esta arveja es
verde”). La particularidad de tales enunciados es que parecería
posible verificarlos y refutarlos a partir de la experiencia.
 Generalizaciones empíricas.

Son enunciados que están formados solo por términos


observacionales, además de los lógico-matemáticos. Pero no es cierto
que se puedan verificar y refutar directamente por una experiencia, ya
que no hablan acerca de una entidad observacional única, sino de
clases enteras de ellas.
Se pueden encontrar enunciados observacionales
universales (“Todos los cuervos son negros”),
y existenciales (“Existen cuervos negros”). Los enunciados empíricos
universales pueden refutarse, pero no verificarse. Los enunciados
empíricos existenciales, al contrario, pueden verificarse, pero no
refutarse.
También son generalizaciones empíricas los enunciados
estadísticos o probabilísticos que no tienen términos teóricos (“El
ochenta por ciento de los cuervos son negros”; “Dos de cada tres
cuervos son negros”).
 Enunciados teóricos.

Son aquellos que tienen al menos un término teórico. Estos no se


pueden verificar o refutar directamente, deben ser testeados a través
de inferencias o utilizando instrumentos.
Algunos enunciados teóricos solo contienen términos teóricos, además
de los lógico-matemáticos. A estos los denominaremos enunciados
teóricos puros. Otros combinan términos teóricos y observacionales.
Estos son enunciados teóricos mixtos.
Es necesario que haya enunciados que conecten estos enunciados
puramente teóricos con lo observable (el papel de los enunciados
mixtos). Eran llamados por los filósofos de la concepción clásica
“reglas de correspondencia”.

*Términos observacionales y teóricos 


- enunciados observacionales/empíricos (solo term obs +
logmat)  básicos (singulares) o generalizaciones empíricas
(generales).
- enunciados teóricos (al menos un teórico)  enunciados teóricos
puros (solo term teor) o enunciados mixtos (teor y obs).*
Términos Términos Términos teóricos y
observacionales teóricos obs.
enunciados
Singular enunciados básicos enunciados mixtos
teóricos
generalizaciones enunciados
General enunciados mixtos
empíricas teóricos

3. Contrastación de hipótesis.

*(Ejemplo Redi  gusanos en materia inerte, experimento con frascos.).*

Para poder establecer correctamente en que consiste una contrastación, reconstruiremos su proceso
lógicamente:
Lo que se debe hacer para contrastar una hipótesis cualquiera es deducir de ella un enunciado
básico (un enunciado singular sin términos teóricos). La deducción supone considerar las condiciones
iniciales (CI1, CI2, etc.) que, en este caso, son los pasos experimentales descriptos por enunciados
básicos. El enunciado básico deducido se lo llamará “consecuencia observacional” (CO1), describen
cosas que podrían llegar a pasar asumiendo la hipótesis principal.

H1  CO1
CO1

H1

H1  CO1 CO1

H1

 Asimetría de la contrastación.

Informalmente, vimos que la CO se deduce de la hipótesis, es decir, si la hipótesis es verdadera,


entonces la CO también debe serlo. Este enunciado tiene la forma de un condicional material.
H1CO1
Si la consecuencia observacional CO1 es falsa, es posible obtener la negación de la hipótesis por un
Modus tollens (forma de razonamiento válida):

Caso en el que la CO es verdadera  forma de razonamiento inválida. Falacia de Afirmación del


Consecuente. Verificar una consecuencia observacional de una hipótesis no verifica la hipótesis:

Una consecuencia de este análisis es la “asimetría de contrastación”. Aunque es lógicamente


posible refutar una hipótesis a través de sus CO mediante un Modus tollens, es lógicamente imposible
verificarla a partir de la verificación de sus CO, ya que forman una falacia de afirmación del
consecuente.
*Elementos de contrastación vistos hasta ahora:
-Hipótesis: enunciado ofrecido por el científico para explicar un fenómeno cuyo valor de verdad
todavía no está determinado.
-Condiciones Iniciales: enunciados singulares que se presuponen en la contrastación para poder
deducir las consecuencias observacionales de la hipótesis.
-Consecuencias Observacionales: enunciados singulares deducibles de la hipótesis (en conjunción
con ciertas hipótesis subsidiarias como las CI), los cuales expresan los hechos que deberían esperarse
que sucedan a partir de la admisión de una hipótesis.*

(H1 . CI1 .
CI2)  CO1 CO1

(H1 . CI1 . CI2)

 Hipótesis subsidiarias que intervienen en la contrastación.

En los ejemplos anteriores, no tomamos en cuenta las condiciones iniciales, por lo que la primera
premisa quedo simplificada. Estrictamente, CO1 no se deduce solo de H1 sino de la conjunción de H1
y las CI. Como la primera premisa resulta más complicada, la conclusión también. El Modus tollens
permite negar en la conclusión el antecedente de la premisa.

Es fundamental notar que “(H1 . CI1 . CI2)” no es equivalente a “H1 . CI1 . CI2”.
El Modus tollens nos dice que H1 es falsa, que CI1 lo es, CI2 lo es o que todas lo son. Puede ocurrir
que la falsedad de la consecuencia observacional no se deba a la falsedad de la hipótesis (H1), sino a
la falsedad de las condiciones iniciales (CI).
Llamaremos “hipótesis subsidiarias” a todos los enunciados presupuestos en la contrastación (la
única que vimos hasta ahora son las condiciones iniciales).

o Hipótesis auxiliares.

Las hipótesis auxiliares son enunciados generales que pueden provenir de la misma
o de otras disciplinas cientificas. Lo que las distinge de las condiciones iniciales es su
generalidad. De la hipótesis principal, junto con estos enunciados generales/hipótesis
auxiliares, se pueden obtener nuevas hipótesis generales en un proceso de
deducción. A estas las llamamos hipótesis derivadas. La presencia de estas nos
muestra la posibilidad infinita de deducir enunciados generales (y no solo
consecuencias observacionales) a partir de una hipótesis principal. De estos
enunciados generales, algunos tienen mayor relevancia cientifica que otros. Este tipo
de enunciados se contrapone a las hipótesis auxiliares. Aunque hipótesis derivadas y
auxiliares son enunciados generales, las primeras se siguen de la hipótesis principal,
mientras que las auxiliares son independientes.

o Cláusulas ceteris paribus.

Existe un tipo de hipótesis presupuesto en toda contrastación que afirma algo como
“No hay factores relevantes no tomados en cuenta”.
(Ejemplo de sustancia en los frascos que evita el crecimiento de gusanos).
No se debería poner en cuestión la hipótesis principal, ni las condiciones iniciales,
sino la cláusula ceteris paribus, ya que existe un factor relevante que no ha sido
tomado en cuenta al realizar la deducción de la consecuencia observacional.

(H1 . CP . HA1 . HA2 . CI1 .
CI2)  CO1 CO1

(H1 . CP . HA1 . HA2 . CI1 . CI2)

 Contrastación con todos los componentes señalados.

H1: Los gusanos pueden generarse espontáneamente a partir de materia inerte.


CP (Clausula ceteris puribus): No hay factores relevantes no tomados en cuenta.
HA1 (Hipótesis auxiliar): El papel X no deja pasar moscas.
HA2: Los gusanos surgen de huevos dejados por moscas.
CI1 (Condición inicial): Se coloca la carne en el frasco 1.
CI2: Se cierra el frasco 1 con papel X.
CO1 (Consecuencia observable): En el frasco 1 no habrá gusanos.
*Hipótesis contrastadas acompañadas por, no solo condiciones iniciales, sino que también:
-Hipótesis auxiliares: enunciados generales utilizados conjuntamente con la hipótesis contrastada,
cuya verdad no depende de la contrastación en la que participan, pues se suponen verdaderos a los
fines de la contrastación que se está llevando a cabo.
-Hipótesis ceteris paribus: afirma que no existen factores relevantes que no estén siendo tomados en
cuenta.*

 Hipótesis ad hoc.

Las hipótesis ad hoc son hipótesis que, en un caso negativo en una contrastación particular, son
utilizadas solo para salvar de la refutación a la hipótesis a contrastar, negando alguna de las otras
hipótesis o condiciones iniciales presupuestas en la extracción de la consecuencia observacional en
juego. Es decir que, es posible salvar a una hipótesis refutada “culpando” a cualquiera de las hipótesis
subsidiarias presupuestas, explicitadas o no. También a la ceteris paribus, señalando algún factor no
tomado en cuenta.
No existe un criterio que pueda cumplir con la función de establecer cuando una hipótesis ad hoc es
adecuada y cuando no. Se las puede evaluar siempre que se utilicen estas de una manera
contrastable independientemente del experimento en cuestión, pero esto no siempre es posible.
(Ejemplo de Copérnico y el problema de paralaje de la Tierra, que las estrellas fijas se veían en el
mismo lugar a pesar del movimiento de la Tierra. El introdujo una hipótesis ad hoc audaz, para salvar
su hipótesis principal, sostuvo que la esfera de las estrellas fijas estaba extremadamente lejos).
 Holismo de la contrastación.

Holismo de la contrastación: nunca pueden contrastarse enunciados de manera aislada. Dado que
las consecuencias observacionales siempre se deducen de un complejo de hipótesis, la refutación (así
como la confirmación o corroboración), siempre apuntan a este complejo de hipótesis y no a uno de
sus componentes en particular. En caso de refutación, lo que se refuta es el conjunto de hipótesis que
se utilizaron en la contrastación, pero no podemos saber cuál o cuáles de ellas han sido las
responsables. Esto habilita la posibilidad de salvar la hipótesis con hipótesis ad hoc.

*Para no abandonar la hipótesis refutada:


-Hipótesis ad hoc: hipótesis cuyo objetivo es salvar de la refutación a una hipótesis que ha tenido un
resultado negativo en la contrastación. La hipótesis ad hoc culpa del resultado negativo a alguna de las
hipótesis subsidiarias.*
4. El papel de la inducción en la ciencia.

- En siglos precedentes, el método característico de la ciencia era el inductivo.


- Las ciencias que hoy son fácticas, eran denominadas “ciencias inductivas”.
- Inducción: Razonamiento no deductivo que permite inferir por medio de la generalización de
enunciados singulares, enunciados generales.
- La inducción no puede funcionar como método de descubrimiento de las hipótesis científicas, ya que la
generalización no permite introducir nuevos conceptos. Las leyes científicas sí.
- Texto de Karl Hempel: La inducción se concibe a veces como un método que nos conduce desde los
hechos observados a los correspondientes principios generales. No hay “reglas de inducción” aplicables
por medio de las cuales se puedan derivar o inferir mecánicamente hipótesis o teorías a partir de los
datos empíricos. La transición de los datos a la teoría requiere imaginación creativa. Las hipótesis y las
teorías científicas no se derivan de los hechos observados, sino que se inventan para dar cuenta de
ellos.
- Los filósofos consideraban que no existía ningún tipo de inferencia que permitirá descubrir hipótesis.
- Se hizo la distinción entre “contexto de descubrimiento” (como se llegó a pensar) y “contexto de
justificación”.
- Esta distinción consiste en señalar dos problemáticas distintas con respecto a una hipótesis científica
particular. Como el científico la descubrió y como la justificó.
- Ejemplo: Cuando a Newton se le cae una manzana sobre su cabeza  contexto de descubrimiento;
Los procedimientos por los que Newton validó esa ley  contexto de justificación.
-Detrás de esta idea, está el rechazo a que existían lógicas detrás del descubrimiento. La filosofía de la
ciencia solo se ocupa de encontrar la lógica de la investigación científica.
-Karl Popper: El trabajo del científico consiste en proponer teorías y en contrastarlas. La etapa inicial, el
acto de concebir o inventar una teoría, no me parece que exija un análisis lógico ni sea susceptible de
él. Puede ser de gran interés para la psicología empírica, pero carece de importancia para el análisis
lógico del conocimiento científico.
- La idea de que es posible comprender el funcionamiento de la ciencia por el contexto de justificación,
será puesta en duda (Kuhn).
- La inducción no serviría para descubrir hipótesis, pero podría tener un papel al justificar hipótesis
descubiertas por otras vías.
- Si consideramos verificada una H cuando sus CO son verdaderas, estamos cometiendo una falacia de
afirmación del consecuente. Esto implica que las hipótesis no son verificables a través de la experiencia.
- La verificación de consecuencias observacionales, no verifican, pero la volvían más probables por
medio de un razonamiento inductivo. Cuantas más consecuencias observacionales resultaran
verdaderas, más probable sería la hipótesis (Carnap y Hempel).
- “Confirmacionistas”: los que dicen que una consecuencia observacional “confirma” una hipótesis, a
esta se le incrementa su probabilidad de verificación. Aunque las hipótesis no están verificadas (no está
probada su verdad a partir de la experiencia), están fuertemente confirmadas (son muy probables dado
su éxito empírico).
-(Popper) “Falsacionistas”: consideran que las hipótesis ni se verifican ni se confirman. La inducción
no juega ningún papel en ninguna etapa de la investigación científica. Que las consecuencias
observacionales se cumplan, no implicarían ningún incremento en la probabilidad de la hipótesis.
Cuando una CO se cumple, lo único que podemos afirmar es que en esta oportunidad la hipótesis no se
ha refutado, que ha sido “corroborada”.
- Distinguimos entre: verificar (mostrar que una hipótesis es verdadera), confirmar (mostrar que una
hipótesis es más probable a través de sus predicciones exitosas) y corroborar (mostrar que una
hipótesis no ha sido refutada en una contrastación particular).

Síntesis del capítulo.

 Las hipótesis científicas son enunciados que ofrece un científico para explicar un fenómeno del cual no
sabemos su valor de verdad  hipótesis = enunciados conjeturales  Objetivo del científico es
determinar cuál es el valor de verdad  proceso de puesta a prueba.
 Para analizar filosóficamente la instancia de puesta a prueba  herramientas de la lógica (unidad
II). …
 …Se introducen una serie de distinciones entre tipos de conceptos que constituyen un enunciado, y
tipos de enunciados científicos  enunciados básicos, generalizaciones empíricas y enunciados
teóricos  Nos permiten analizar la forma en que se contrastan las hipótesis (solo analizamos la
contrastación de hipótesis no probabilísticas).
 Para contrastar una hipótesis, el científico tiene que deducir de esta una o más consecuencias
observacionales (enunciado singular y observacional que se sigue de la hipótesis y que expresa los
hechos que deberían esperarse que sucedan a partir de la admisión de una hipótesis).
 A las CO las acompañan las “hipótesis subsidiarias”: las condiciones iniciales (enunciados
singulares en los que se expresa el estado de cosas en el mundo que debe darse para que, asumiendo
la hipótesis puesta a prueba, tenga lugar la CO), las hipótesis auxiliares (enunciados generales cuya
verdad no depende de la contrastación en la que participan), las cláusulas ceteris
paribus (enunciados en los que se afirma que no existen factores relevantes que no estén siendo
tomados en cuenta).
 La situación en la que una hipótesis resulta ser refutada puede reconstruirse lógicamente como
un Modus tollens (se afirma que la hipótesis fue refutada debido a que la consecuencia observacional
fue refutada). En el caso inverso  problemas desde la lógica  la contrastación es asimétrica.
Hipótesis exitosa  incorrecto afirmar que por la verificación de la CO también la hipótesis queda
verificada  falacia de afirmación del consecuente.
 Hipótesis ad hoc: estrategia para salvar una hipótesis de la refutación, culpando a alguna de las
hipótesis subsidiarias.  Evidencia que en la contrastación de una hipótesis, nunca se lo hace de
manera aislada, sino que en conjunto con sus hipótesis subsidiarias.  holismo de la
contrastación  Nos permite distinguir cual fue el elemento concreto que nos ha llevado a una CO
falsa.
 Estatus de inducción en el momento de poner a prueba las hipótesis científicas  para los
filósofos  las hipótesis son producto exclusivo de la imaginación del científico. La creación de una
hipótesis no es un proceso inductivo de ningún tipo.
 Papel de la inducción en la puesta a prueba de la hipótesis  dos enfoques: el confirmacionismo (le
da un papel importante a la inducción en la contrastación de hipótesis) y el falsacionismo (no le da
ningún papel a la inducción en la contratación de hipótesis)  Ninguno de estos admite la posibilidad de
que las hipótesis contrastadas y aceptadas sean verificadas  Ambos proponen dos maneras
diferentes de entender la situación en que una hipótesis pasa exitosamente la situación de
contrastación  confirmacionistas: la hipótesis resulta confirmada, es más probable a través de sus
predicciones exitosas; falsacionistas: la hipótesis resulta ser corroborada, no ha sido refutada en una
contrastación particular.

También podría gustarte