Está en la página 1de 4

Homonimia, polisemia, sinonimia y antonimia.

La Semántica es la ciencia que se ocupa del significado lingüístico. Esto


quiere decir que estudia el significado de las diversas unidades lingüísticas:
morfemas, palabras, oraciones. En cuanto al significado de las palabras, la
Semántica estudia una serie de fenómenos llamados polisemia, homonimia,
sinonimia y antonimia.
Las palabras monosémicas, aquellas que tienen un solo significado, son
bastante poco frecuentes en las lenguas. En realidad, la monosemia se da
sobre todo en los lenguajes técnicos y científicos: flebitis (Medicina),
fonema (Lingüística), etc. La mayoría de las palabras de una lengua son
polisémicas, es decir, presentan varios significados, que generalmente
tienen algo en común. Ejemplos:
Estrella: 1. Cuerpo celeste con luz propia. 2. Persona que sobresale en
su profesión. 3. Sino, hado, destino.
Cabo: 1. Extremo de un cosa (cuerda, hilo...). 2. Lengua de tierra que
penetra en el mar. 3. En el ejército, individuo inmediatamente superior al
soldado.
En los diccionarios, los distintos significados de una palabra polisémica
aparecen en una única entrada, numerándose las acepciones (los
significados).
Las palabras homónimas son las que coinciden en la forma, pero
presentan diferentes significados, que no tienen nada en común: vino
(verbo venir); vino (sustantivo). Las palabras homónimas suelen tener un
origen etimológico diferente, aunque por evolución sus formas hayan
coincidido: vino<venit; vino<vinum. En los diccionarios, las palabras
homónimas aparecen en entradas diferentes, como dos palabras distintas.
Hay dos clases de palabras homónimas:
Homófonas: son aquellas que coinciden en la forma oral, pero no en
la escrita: vaca/baca, hasta/asta, hecho/echo...
Homógrafas: son las que coinciden tanto en la forma oral como en la
gráfica: vino/vino, hinojo/hinojo, don/don.
A veces es difícil saber si dos palabras son homónimas o se trata de una
polisémica, ya que los hablantes no siempre somos conscientes del origen
de una palabra.
Las palabras sinónimas son aquellas que tienen el mismo significado:
pizarra/encerado, almanaque/calendario. Los sinónimos pueden ser
absolutos o relativos:
Son sinónimos absolutos aquellos entre los que no hay ninguna
diferencia contextual, cultural o regional en los significados:
avalancha/alud, comenzar/empezar.
Son sinónimos relativos aquellos en los que hay diferencias de uso
(contextuales, culturales o regionales) asociadas a una u otra palabra:
cama/lecho, tener/poseer,
embriaguez/cogorza.
Sin embargo, la sinonimia absoluta no es frecuente. Es difícil que exista
la posibilidad de sustitución de un término por otro en todos los casos. Lo
frecuente es la sinonimia relativa, y que los sinónimos no tengan
significados enteramente exactos: siempre hay un detalle de sentido, un
matiz expresivo o una diferencia de nivel1 que hace que no sea indistinto el
empleo de uno u otro.
Las palabras antónimas son las que tienen significado contrario. Hay
tres clases de antónimos:
Los antónimos propiamente dichos son aquellos que admiten grados
intermedios: bueno/[regular]/malo; amor/[indiferencia]/odio.
Los antónimos complementarios son aquellos que no admiten
grados. Si se niega uno de los significados, automáticamente se
afirma el otro: vivo/muerto, masculino/femenino.
Los antónimos recíprocos son aquellos en los que un significado
implica el otro: dar/recibir, tío/sobrino.

Definición de Antónimos Recíprocos:

Los Antónimos Recíprocos son aquellos antónimos en los que el


significado de uno implica necesariamente la existencia del otro, es
decir, no puede existir uno si no existiera el otro.

Nota: se denominan antónimos a palabras opuestas con significado


contrario.

Ejemplos de Antónimos Recíprocos:


 comprar y vender → no se puede comprar si alguien no está
vendiendo
 tomar y entregar → no podemos tomar algo si alguien no lo está
entregando
 dar y recibir → no podemos dar algo sin que alguien no lo esté
recibiendo
 pagar y cobrar → no se podemos pagar algo sin que alguien lo
cobre
 ...

Otros Tipos de Antonimia:


Aparte de los Antónimos Recíprocos también tenemos otros tipos
de antónimos:
 Complementarios: cuando el significado de uno elimina la
posibilidad de existir el otro: vivo y muerto (no pueden existir los dos a la
vez). Los Antónimos Complementarios son incompatibles entre sí.
 Graduales: son antónimos que significan lo contrario pero entre los
que existe la posibilidad de graduación: Blanco y negro (existen grados ya
que podría ser gris)
Ejercicios de Antónimos:
Señalar qué tipos de antónimos son las siguientes palabras
(complementarios, graduales o recíprocos). Una vez realizado pulsar el
botón "Ver solución":
 abierto / cerrado
 alto / chaparro
 bonito / feo
 caro / barato
 casado / soltero
 cielo / infierno
 comprar / vender
 dar / recibir
 día / noche
 difícil / fácil
 encendido / apagado
 enseñar / aprender
 entrega / recepción
 feliz / triste
 fuerte / débil
 gordo / flaco
 hombre / mujer
 ingenuo / sagaz
 interno / externo
 legal / ilegal
 lleno / vacío
 luz / oscuridad
 novato / veterano
 ordinario / sobresaliente
 pagar / cobrar
 par / impar
 posible / imposible
 presente / ausente
 refinado / vulgar
 rendir / resistir
 rico / pobre
 saber / ignorar
 simple / complejo
 tomar / entregar
 tonto / inteligente
 vivo / muerto
 amor/ desamor
 agradable / desagradable