Está en la página 1de 14

Reflexión Política

ISSN: 0124-0781
reflepol@bumanga.unab.edu.co
Universidad Autónoma de Bucaramanga
Colombia

Pino Uribe, Juan Federico; Cárdenas Díaz, Javier Alonso


El Clientelismo: el incesante juego de políticos y clientes en la construcción y
reproducción de la democracia subnacional y nacional
Reflexión Política, vol. 18, núm. 35, junio, 2016, pp. 58-70
Universidad Autónoma de Bucaramanga
Bucaramanga, Colombia

Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=11046399006

Cómo citar el artículo


Número completo
Sistema de Información Científica
Más información del artículo Red de Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal
Página de la revista en redalyc.org Proyecto académico sin fines de lucro, desarrollado bajo la iniciativa de acceso abierto
Patronage: the incessant game of politicians and
customers in the construction and reproduction
of subnational democracy

Sumario:

1. Clientelismo en Colombia, un fenómeno en continua transformación. 2. Clientelismo,


modernidad y Estado. Algunos interrogantes en la literatura internacional. 3. Lo nacional e
internacional: un balance crítico. Conclusiones. Bibliografía.

Resumen:

El clientelismo ha sido considerado como una de las principales formas de intermediación


política en Colombia. Esta relación ha sido considerada como negativa para la democracia,
mientras que otras investigaciones han señalado el papel que el clientelismo ha jugado en la
articulación a la política de sectores marginales, así como la provisión de servicios y bienes
en contextos donde la institucionalidad es precaria. A partir de esta tensión, en este artículo
se retoman algunas de las principales investigaciones en este tema para analizar la forma
en que el clientelismo ha sido abordado teórica, conceptual y metodológicamente en
Colombia y a nivel internacional. Con base en este ejercicio se encuentra que el clientelismo
ha sido estudiado desde perspectivas teóricas estructuralistas, contextuales y, relacionistas,
asimismo que la mayoría de análisis tienen una fuerte connotación normativa que incide en
la forma en la cual se analiza este fenómeno y que no se ha prestado suficiente atención a la
forma en que los clientes entienden pragmática y simbólicamente esta relación de
intercambio.

Palabras claves: Clientelismo, democracia, poder local, política subnacional, teorías,


conceptos

Abstract:

Patronage has been regarded as one of the main ways in which a political system, mostly in
developing and rural societies, is legitimized and reproduced to establish interactive
relations between politicians and citizens in a framework of exchange for political support.
This relationship has been mostly considered depraved for democracy, while other research
has pointed out the role that patronage has played in articulating the policy of marginal
sectors and the provision of services and goods in contexts where institutions are precarious.
From this tension, this article resumes some of the major works in this topic to analyze
different theoretical, conceptual and methodological perspectives of patronage.

Keywords: Patronage, democracy, local power, subnational politic, theories, concepts

Artículo: Recibido el 31 de Agosto de 2015 y aprobado el 22 de febrero de 2016


.
Juan Federico Pino Uribe. Candidato a doctor - Universidad de los Andes. Magister en
Ciencia Política - Universidad de los Andes. . Politólogo - Universidad Javeriana.

Javier Alonso Cárdenas Díaz. Candidato a doctor - Universidad de los Andes. Magister en
Ciencia Política - Universidad de los Andes. Politólogo - Universidad del Rosario.

Correos electrónicos: jf.pino31@uniandes.edu.co; ja.cardenas909@uniandes.edu.co

58
El Clientelismo: el incesante juego de políticos y
clientes en la construcción y reproducción de
la democracia subnacional y nacional

Juan Federico Pino Uribe


Javier Alonso Cárdenas Díaz

Los interrogantes por la formación de los órdenes locales y la reproducción de los


regímenes políticos que rigen las relaciones de poder en los países ha sido una de
las preocupaciones principales en la literatura sobre la formación de los Estados y
la configuración de regímenes políticos (O'Donnell 1993; Mallon 1994; Pino 2013).
En este contexto uno de los procesos más recurrentes para explicar la construcción
y legitimación de ciertos órdenes políticos regionales y locales ha sido el de
clientelismo. Desde Max Weber, el sociólogo alemán, se pueden encontrar
referencias a este tipo de relación donde un patrón le da a su clientela favores a
cambio de su obediencia social y política. Aunque esta es la definición básica de este
fenómeno social y político, el concepto no ha estado ajeno a disputas sobre qué tipo
de patrones existen, cuáles son los tipos de servicios que se intercambian, a qué
obedece que en algunas sociedades se presente este tipo de relaciones y si estas son
positivas o negativas para la consolidación de la democracia representativa
moderna. Estos interrogantes giran en torno a diferentes criterios teóricos,
metodológicos y normativos que en la actualidad todavía están sujetos a una fuerte
discusión por parte de la academia.
De allí que este artículo tenga dos objetivos principales. El primero es exponer, a
través de la revisión de estudios teóricos y empíricos, algunas de las tensiones
presentes en la literatura nacional y extranjera respecto a la forma de comprender y
explicar el fenómeno del clientelismo. Para tal fin se realizará una revisión crítica de
estudios sobre este tema donde se examinarán cuáles son sus fuentes, métodos y
enunciados teóricos de las investigaciones sobre este fenómeno. El segundo
objetivo es, a partir de estas obras, aclarar y exponer cómo los elementos teóricos y
empíricos, reseñados anteriormente, pueden contribuir al desarrollo de
investigaciones acerca de la legitimación y construcción del poder local y regional.
Las obras reseñadas giran en torno a la discusión conceptual sobre el clientelismo,
las formas de comprender este fenómeno y de explicarlo, y el análisis de casos
concretos. De tal forma, en la primera parte se identifican y reseñan investigaciones
sobre el clientelismo en Colombia, en la segunda se hace referencia a las
investigaciones internacionales, y en la última parte se realiza un análisis
comparando la forma en que se ha estudiado el clientelismo en los estudios
internacionales, dejando en evidencia el hallazgo de algunos vacíos.

1. Clientelismo en Colombia, un fenómeno en continua transformación

No resulta difícil encontrar en las descripciones acerca de la política en los países


latinoamericanos adjetivos como corrupción, parroquialismo, trasteo de votos,
REFLEXIÓN POLÍTICA AÑO 18 Nº35 JUNIO DE 2016
ISSN 0124-0781 IEP - UNAB (COLOMBIA)
59
Juan Federico Pino Uribe, Javier Alonso Cárdenas Díaz / El Clientelismo: el incesante juego de políticos y clientes en la construcción y reproducción
de la democracia subnacional y nacional

endose electoral, caudillismo, y por supuesto, Conquista y la Colonia española a través de las
clientelismo. A pesar de su habitual recurrencia figuras de la encomienda y la hacienda, y se
en la jerga especializada o no, en el ciudadano enquistaron como patrones predominantes de
del común o en los ámbitos académicos, solo las funciones sociales en sus aspectos políticos y
hasta hace unos pocos años ha surgido un económicos hasta bien entrado el siglo XX en
creciente interés por aislar sus características, Colombia. Es así como las dinámicas
así como por adscribirle dimensiones jerárquicas, de tipo vertical, se consolidaron
conceptuales propias. Como es usual en progresivamente y formaron las relaciones de
nuestras latitudes, en muchas ocasiones las contraprestación tipo patrón – cliente que se
realidades superan los análisis, y así ha expandieron a lo largo del territorio colombiano
sucedido con este tipo de fenómenos. Sin y se enquistaron con posterioridad en la
embargo, una genealogía, que no pretende ser estructura del Estado.
exhaustiva, acerca de los esfuerzos académicos Alfredo De León Monsalvo (2011) en su libro
por describir, explicar y analizar el fenómeno del “Penumbras y demonios en la política
clientelismo demuestra el camino compuesto de colombiana” intenta demostrar cómo “el
una serie de esfuerzos para entender en qué clientelismo, como institución informal, tiene
consiste dicho fenómeno, neutralizando el una difícil interacción con la democracia (9)”, ya
colorido y las valoraciones negativas con las que este impide la consolidación de las
cuales estas realidades han estado instituciones democráticas e incide en la
históricamente relacionadas, y dejando al exclusión de amplios grupos de la población que
descubierto sus propiedades y cualidades se encuentran inscritos en estas redes.
explicativas. Entendiendo el clientelismo como la
Fernando Guillén Martínez, en su libro “El privatización de la vida pública en la utilización
poder político en Colombia”, por ejemplo, traza de unos bienes comunes por parte de políticos y
los primeros intentos por describir la manera en funcionarios (18), el autor expone que este
que se han configurado las dinámicas fenómeno fomenta la corrupción y las relaciones
clientelistas del poder político en Colombia. Si asimétricas entre las autoridades y los
bien la categoría de clientelismo no apunta ciudadanos.
todavía a su forma más perfeccionada, el trabajo A continuación realiza una descripción de los
de Martínez puede ser considerado como un tipos de clientes, los de clase baja y los de clase
punto de quiebre para el análisis empírico de las media. En los primeros subraya que la pobreza e
estructuras del poder en Colombia. Apoyado en ignorancia son las que hacen a este tipo de
fuentes bibliográficas y en documentos población más susceptibles de participar en este
históricos, muchos de ellos de carácter tipo de intercambios (31). Mientras que la clase
primario, Martínez describe desde un enfoque media lo hace para vincularse a un empleo en el
histórico funcionalista la manera en que Estado. A partir del Frente Nacional, Monsalvo
funciona el poder, su legitimidad y los partidos expone que con la modernización del país el
políticos (Guillén, 1979). carácter de estas prácticas cambia, así como la
En esta obra, el autor de “El poder político en relación entre los actores (139). En este sentido,
Colombia” describe la manera en que se han aumenta el daño que este tipo de
consolidado las estructuras asociativas y los comportamientos le hace a la consolidación del
esquemas de dominio, cuyos tipos más Estado democrático, ya que no sólo se
perfeccionados han sido históricamente la distribuyen artículos, sino también la
encomienda y la hacienda. Su trabajo se enfoca posibilidad de inclusión dentro de los
en el desarrollo de estas estructuras durante los programas estatales y la burocracia. Por último,
siglos XVII y XIX, las cuales de acuerdo con el el autor expone que la única manera de acabar
autor se caracterizan por la continuidad de con el fenómeno es educar a la población,
coaliciones entre los grandes partidos, el liberal limitar los montos de financiación de las
y el conservador, cuyas élites perpetúan su poder campañas políticas y mejorar su condición
no a través de las ventajas económicas, sino socioeconómica (231-232).
mediante su eficaz organización interna, cuyos Los presupuestos teóricos de este autor son
efectos más duraderos han tenido impacto en la eminentemente estructuralistas, ya que su
organización burocrática del Estado (Guillén explicación se basa, principalmente, en analizar
Martínez, 1979). Las relaciones de dependencia el clientelismo desde la relación entre las
entre el débil y su protector, tan típicos de la distintas clases sociales, la estructura
Edad Media y el Imperio Romano, fueron económica del país y los procesos de desarrollo
trasladados a Latinoamérica en los tiempos de la de la sociedad. Para adelantar su análisis, el

60
texto utiliza fuentes como prensa, especialmente razones, el texto más allá de explicar las
noticias políticas, y entrevistas a políticos relaciones de clientela que dieron forma al
locales y nacionales, sin embargo no profundiza sistema político payanés, concentra su análisis
en la naturaleza de los intercambios que se en los procesos de configuración y reproducción
realizan entre políticos y clientes. El texto de sus élites políticas y económicas.
tampoco aclara cuál es el rol de los ciudadanos En esta misma línea de análisis, y también
en este intercambio. Este actor social es siempre como producto de la consolidación y auge del
pasivo y acepta acríticamente los ofrecimientos pensamiento marxista en la década de los
los políticos, sin que el autor se interrogue por sesenta y setenta en Colombia, una apuesta cuyo
otra clase de motivaciones que pueda tener para fin era resolver los vacíos mencionados de los
aceptar participar activamente en estas enfoques funcionalistas y estructuralistas, el
relaciones asimétricas. Centro de Investigaciones y Educación Popular
En esta misma línea de explicación (CINEP), decidió emprender un nuevo esfuerzo
estructural se inscribe el libro de Darío Moreno para comprender las dinámicas del clientelismo
Arteaga (2002) “El sistema político del en el marco del período del Frente Nacional.
clientelismo en Popayán, 1930-1940”, que Al respecto, el trabajo de Néstor Miranda
analiza la evolución de las prácticas clientelistas Ontaneda “Clientelismo y dominio de clase” se
en el departamento del Cauca. En este sentido, convirtió en un referente desde el cual tomó
Moreno sostiene que el clientelismo se debe impulso la investigación a través del enfoque
entender como “parte de un proceso estructural marxista del fenómeno del clientelismo. Para
(36)” y no producto de una coyuntura electoral. Miranda Ontaneda, no solamente el desarrollo
De esta forma la clase hacendataria1, al tener el de la economía capitalista cumplía con una tarea
poder económico, monopolizó el político básica para fortalecer el dominio de las élites,
capturando el Estado local y regional, sino que consideró otros aspectos
asegurándose la obediencia de las clases fundamentales para una comprensión más
subalternas mediante dádivas como el acceso a amplia de esta práctica política, al introducir
la tierra, el dinero o los productos (65)2. aspectos como la distribución y organización de
En este sentido, el orden social y político, así la estructura burocrática al interior del Estado,
como su reproducción, se centró en esta región el sistema productivo agrario que definía los
en la posesión de la tierra, lo que ocasionó que roles económicos en las regiones, así como el
las élites consideraran que tenían acceso per se papel del bipartidismo como mecanismo de
al poder político que se constituyó en un consolidación política de la estructura
gobierno paternalista y en un sistema de castas económica (Miranda Ontaneda, 1977).
hereditarias (122). La dependencia económica y Estos supuestos del trabajo de Miranda
el control social hacían entonces que “los Ontaneda tuvieron eco y una oleada de trabajos
subordinados debían apoyar a sus patrones al posteriores reprodujo en sendos estudios de
punto que era común verlos enfrentados caso los supuestos en los cuales se apoyaba. De
físicamente y nunca ideológicamente en defensa ahí que diversos trabajos, como los de Eloísa
de sus candidatos (150)”. Vasco Montoya “Clientelismo y minifundio”;
Para describir el clientelismo en la década de Jorge Ramírez Valenzuela “Producción arrocera
los 30 y los 40, el autor utiliza fuentes primarias y clientelismo”; así como el de Alejandro Reyes
como trabajo de archivo en prensa, discursos y “Latifundio y poder político” se constituyeron en
fuentes oficiales. Uno de los problemas la evidencia empírica que necesitaba esta nueva
principales del texto es que centra su análisis en apuesta teórica y marcaron el rumbo de los
los procesos de constitución social de las élites estudios acerca del clientelismo en Colombia
payanesas, analizando las estructuras durante la década de los años ochenta del siglo
económicas que les permitieron a estas pasado. La premisa fundamental de este
consolidar su control político, pero no describe o conjunto de trabajos es que el clientelismo
indaga por la población que era controlada. funcionaba como un mecanismo de
Asimismo, los grupos subalternos son instrumentalización de aquella clase poseedora
considerados como un actor homogéneo, no se de los medios de producción, cuyas dinámicas de
ahonda en por qué estos se subordinaban y qué intercambio reproducían y perpetuaban la
pasaba con los actores que quedaban excluidos desigualdad política derivada desde el plano
de estos procesos de negociación. Por estas productivo.
1 El autor se remonta al estudio de dos instituciones sociales en torno a las cuales se articularon y configuraron las prácticas clientelistas, la encomienda y
la hacienda. Estos sistemas se basaron, principalmente, en la tenencia de la tierra y permitieron la estructuración de clases sociales, en torno a este factor.
2 Este proceso de subordinación se hizo más intenso, a razón que no existían otras fuentes de productivas donde las personas pudieran trabajar y
dependían exclusivamente de los patronos para su acceso al trabajo (87).

61
Juan Federico Pino Uribe, Javier Alonso Cárdenas Díaz / El Clientelismo: el incesante juego de políticos y clientes en la construcción y reproducción
de la democracia subnacional y nacional

Francisco Leal y Andrés Dávila (2010) en su al rol que tienen las reformas institucionales
libro “Clientelismo: el sistema y político y su sobre la configuración y cambio de las redes
expresión regional” concuerdan con varios de los clientelistas. A diferencia de los otros dos
planteamientos sostenidos por los anteriores autores, expuestos anteriormente, Leal y Dávila
autores, aunque se apartan del énfasis en las no se limitan a analizar las relaciones de
élites económicas, al tiempo que su lente subordinación entre políticos y clientelas, sino
analítico se centra más en la clase política que que estudian los procesos de resistencia de
emergió en la segunda mitad del siglo XX. A ciertos grupos sociales excluidos de este proceso
través del estudio del sistema político durante el de negociación.
Frente Nacional, los autores explican por qué el Finalmente, en los últimos años se pueden
clientelismo se convirtió en la forma de relación identificar dos líneas sobre clientelismo. En
principal entre los políticos y los electores (62- primer lugar estudios que se han enfocado en la
63). Para aclarar este interrogante se expone que interacción del clientelismo con los procesos de
el clientelismo ha surgido, principalmente, por modernización política y la ampliación de la
la ausencia o debilidad de la institucionalidad democracia. Si bien existían investigaciones que
estatal para “el cumplimiento de sus funciones exponían la perduración de las redes
de ordenador y mediador de conflictos en la clientelistas por medio de la preservación de
organización social (135)” por lo cual era instituciones y relaciones premodernas (Deas,
necesario sustitutos de este en el nivel local y 1973; Guillén, 1979; Pizano 2001), los rápidos
regional. En una primera etapa, este rol fue procesos de modernización y las políticas de
asumido por los hacendados y terratenientes, democratización política que experimentó
quienes al tener el poder económico en las Colombia en 1986 y 1991, no estuvieron
regiones podían suplir, selectivamente, las acompañados del fin del clientelismo, sino más
demandas de los habitantes. Esto cambia en el bien en su transformación. En este orden de
Frente Nacional con el crecimiento del Estado ideas, autores como Rojas (1991) vieron la
nacional y local, lo cual brinda una nueva fuente perduración del clientelismo como el fracaso de
de recursos para mantener y reproducir las la expansión de los derechos ciudadanos y los
clientelas políticas. Los hacendados van a ser límites de las prácticas democráticas. Sin
reemplazados por una nueva clase de políticos embargo, Losada (1984) en su libro
profesionales, quienes con recursos públicos “Clientelismo y elecciones: tres modelos
mantienen su caudal electoral (75)3. explicativos del comportamiento electoral
Estas transformaciones son explicadas por la colombiano” propone un análisis no normativo
despolitización que sufrió la sociedad a raíz del de este fenómeno, explicando la manera en que
Frente Nacional, que al acordar el reparto del estas prácticas inciden en la decisión de voto de
poder y la burocracia entre los dos partidos los colombianos.
tradicionales, Liberal y Conservador, condujo a En esta misma línea otros autores abandonan
que estos dejaran de diferenciarse la pregunta sobre la persistencia de estas
ideológicamente (339). Por esto, los partidos, prácticas y se enfocan en cómo interactúa el
más que apelar a propuestas temáticas para clientelismo con las transformaciones sociales y
ganar apoyo entre la población, construyeron políticas. Al respecto Archer (1990) expone que
complejas redes de intercambio de favores. las relaciones clientelares tradicionales basadas
Aunque Dávila y Leal exponen que las redes en fuentes tradicionales de autoridad y
clientelares ayudaron a la estabilidad del vinculadas con los lazos partidistas se están
régimen político al controlar sectores sociales, deteriorando, al tiempo que están siendo
también marginalizaron a otros y aumentaron la reemplazadas por un clientelismo de
ineficiencia administrativa del Estado (357- intermediarios, donde los nexos entre políticos y
358). Las fuentes que se utilizan en este trabajo clientes son más volátiles. En esta misma línea
son diversas, desde primarias como está el trabajo de Dávila Ladrón de Guevara,
documentos oficiales locales y nacionales; cifras quien con base en el trabajo de Gutiérrez Sanín
electorales, hasta fuentes primarias, a través de (1998), propone tipos ideales de clientelismo: el
un estudio de caso en que realizan entrevistas a tradicional, moderno y de mercado. Este último
políticos locales y miembros que pertenecen a caracterizado por vínculos personalistas más
las redes clientelares. Aunque la explicación de inestables, por la transición de redes políticas
los cambios históricos recae sobre todo en los regionales a locales y por la configuración de una
fenómenos estructurales, como la lógica de intercambio de bienes antes de la
modernización política, también otorgan énfasis elección. De esta manera, estas investigaciones
3 Este proceso es caracterizado como el moderno clientelismo que “equivale a la apropiación privada de los recursos del Estado con fines políticos” (77)

62
permiten cuestionar la correlación entre Esto hace que el clientelismo se estudie más
modernización y clientelismo, exponiendo la como dinámica anacrónica y perversa que en
potencia que tiene este último para adecuarse a virtud del avance de la sociedad debería
modificaciones institucionales y que intentan desaparecer para ser reemplazado por prácticas
reducir su lugar preponderante en la política menos particularistas y más universales.
colombiana. De ahí la importancia de los Solamente la lectura de Dávila y Leal explora la
hallazgos de Gutiérrez Sanín, quien analizando capacidad que tienen estos tipos de redes
el caso bogotano, y más allá del carácter políticos para integrar a sectores de la población
peyorativo que habría nublado el panorama, que no están dentro del sistema político, aunque
estudios sobre el clientelismo, encuentra una implícitamente sigue considerando que una
compleja realidad en la que unas intensas redes modernización de las prácticas políticas y
clientelares facilitan los procesos de económicas pueden incidir en el debilitamiento y
intermediación entre el ciudadano y las posterior desaparición del fenómeno. Las dos
instituciones formales, reproduciendo a su vez últimas líneas de investigación no estudian al
dinámicas que refuerza la conservación del clientelismo como un fenómeno estático, ni caen
poder. Resultados que serían también en un determinismo estructural, en la medida en
corroborados cinco años más tarde por Rocío que analizan las transformaciones que presenta
Rubio Serrano (2003) quien a través de una el clientelismo a raíz de los procesos de
profunda exploración de estas redes clientelares modernización y comienzan a contemplar a otros
para el caso de Telésforo Pedraza en Bogotá, actores diferentes a la díada tradicional entre
resalta la manera en que el clientelismo se políticos y clientes, analizando por ejemplo la
perfecciona como una manera sistemática de influencia de los actores armados en esta
hacer política y deviene con absoluta naturalidad relación.
en una de las formas más efectivas de ejercer la Sin embargo, se evidencia un vacío notable en
representación política. las diferentes investigaciones que tratan el caso
En segundo lugar, la continua pervivencia de colombiano. Estas privilegian ante todo la
la democracia y el conflicto armado colombiano, descripción y explicación de las redes
así como el proceso de descentralización clientelistas a partir de la información
política, económica y administrativa de la década concerniente a los políticos y no a las personas
de los 80 que experimentó el Estado hizo que que conforman las redes clientelares. Las
desde Colombia se hicieran importantes aportes actitudes de los clientes hacia esta relación
sobre la relación entre clientelismo y los actores asimétrica son asumidas per se, en torno a su
armados. En esta línea de investigación se vulnerabilidad económica, social y educativa. El
pueden encontrar trabajos que se articulan al razonamiento que se les atribuye a estos actores
concepto de clientelismo de mercado, ya que es de corto plazo, donde sacrifican su autonomía
exponen que la mayor incertidumbre en la y prosperidad social por bienes particulares. Los
relación entre políticos y clientes se puede diferentes autores no se preocupan en verificar
reducir por medio de la coacción violenta a los estos presupuestos y, paradójicamente, aunque
electores (Rangel, Borrero y Ramírez, 2004). exponen soluciones como educar a los clientes,
También se señala la importancia de la formarlos cívicamente o proponer reformas para
implementación de elecciones subnacionales, en erosionar los lazos de dependencia, no se
la medida en que estas crearon una serie de preocupan en investigar por qué esta relación es
incentivos para que los actores armados legítima para ellos y se sostiene en el tiempo.
incursionaran en política y modificaran las
relaciones clientelares (Rangel, 1997; Peñate, 2. Clientelismo, modernidad y Estado.
1999; Ramírez 2005). Algunos interrogantes en la literatura
Los textos reseñados anteriormente permiten internacional
ver ciertos presupuestos teóricos que han guiado
la discusión académica en torno a este Si bien las connotaciones particularmente
fenómeno. Los primeros autores parten desde locales han hecho posible la aparición del
una explicación eminentemente estructuralista y clientelismo como una realidad
teleológica para comprender el clientelismo. característicamente latinoamericana y como una
Esto es evidente cuando explican este fenómeno categoría de análisis muy propia de los estudios
a través de las dinámicas de atraso político, políticos en la región, y especialmente en
económico/social o institucional del país. En este Colombia, en años recientes ha renacido un
orden de ideas, el clientelismo es una práctica especial interés por su análisis en otras regiones.
que impide el desarrollo económico y político. Este nuevo acercamiento está precedido por el

63
Juan Federico Pino Uribe, Javier Alonso Cárdenas Díaz / El Clientelismo: el incesante juego de políticos y clientes en la construcción y reproducción
de la democracia subnacional y nacional

desarrollo que tuvo de esta categoría por parte votante hacia los políticos, una idea más tarde
de Max Weber, quien lo ubicaba como un fue formalizada y probada por los trabajos de
fenómeno particularmente premoderno en las Nichter (2008). Por su parte, Auyero (2000),
sociedades europeas. Las tendencias Finan y Schechter (2012), y Lawson y Greene
académicas recientes acerca del clientelismo se (2012) sostienen que las redes clientelistas
encargarán de resaltar algunas propiedades que tienen la capacidad de mitigar la información
habían quedado ocultas o que habían pasado al asimétrica que afecta la reciprocidad de los
ocaso precisamente por las cargas valorativas votantes, de manera que actúan como un
que la práctica misma del clientelismo mecanismo que asegura la voluntad recíproca
suscitaba. entre el patrón y el cliente.
Este tipo de desafíos son abordados en el La fortaleza de todos estos trabajos radica en
libro “Patrons, Clients and Policies” una redescubrir en el clientelismo una categoría
compilación de diferentes artículos realizada analítica que supere todos aquellos prejuicios
por Herbert Kitschelt y Steven Wikinson. La idea normativos que habían sido asociados a su
fuerza que abre el texto es que es necesario práctica, como el hecho de ser descrito como uno
superar la visión clásica del clientelismo de los síntomas de las limitadas y frágiles
eminentemente como un mecanismo de democracias en Latinoamérica, así como
intermediación política premoderno, que constituirse en uno de los lastres de la
desaparecerá con los procesos de perpetuación del dominio oligárquico de una
complejización y modernización, así como la élite tradicional sobre un amplio número de
consolidación de instituciones democráticas (2- ciudadanos pobres. Por el contrario, lo que han
3). Al contrario, sostienen que las estructuras demostrado estos trabajos, es que las prácticas
clientelistas se han mostrado resilientes y han clientelares están presentes incluso en los
ofrecido una serie de desarrollos diferentes para escenarios democráticos más estables, y
adaptarse y reproducirse en entornos de alta funcionan como mecanismos de atajo racional
movilidad social y política, donde siempre hay que aseguran el vínculo entre el político y el
un intercambio concreto de favores por votos. elector, supliendo complicaciones en las
Así las cosas, la tesis de los autores será que contiendas políticas modernas, tales como la
“The critical role of state formation in interaction ausencia de información o facilitando la elección
with patterns of social mobilization and political del votante a través de atajos electorales. De igual
enfranchisement as key factors shaping the manera, sugieren también un papel más activo y
presence or absence of clientelist likage under menos ingenuo del elector, pues la relación
democratic conditions” (2007, p. 13). De esta clientelar es ahora percibida como un cálculo de
forma se propone que en ciertos tipos de costo-beneficio no solamente de interés por
Estados, por ejemplo los fragmentados parte del político tradicional, sino de un elector
étnicamente, son más viables la permanencia de que tiene ahora más alternativas electorales.
vínculos clientelistas, ya es más difícil De igual manera, abren la posibilidad de
universalizar demandas de la población en pensar estas redes clientelares no como el
propuestas partidistas independientemente de resultado de una relación jerárquica y piramidal,
los procesos de modernización económica, tal como clásicamente habían sido descritas,
cultural y política (65-66). sino como una interacción mucho más
En esa misma tendencia analítica se horizontal en la que el cliente puede acceder a
encuentra el trabajo seminal de Susan Stokes, bienes o servicios que no de otra manera podría
quien observa que los partidos políticos en conquistar, y en la que tiene incluso una relación
general utilizan su potente capacidad para de control político sobre su patrón. Algunos de
insertarse en las redes sociales de los votantes, los ensayos sustentan esta tesis. Por ejemplo, en
con el fin de burlar el secreto del voto e interferir “Clientelism in Japan: the importance and limits
en el voto de las personas (Stokes, 2005). Stokes of institutional explanations” de Ethan Scheiner,
ha descrito cómo estas redes clientelares el autor expone que las políticas desarrollistas
aseguran de una manera racional el control del en algunas regiones fortalecieron los vínculos
voto por parte del partido. En esa misma clientelistas, pese a la modernización social y
corriente se encuentran los hallazgos de política que ha experimentado Japón (295-296).
Chandra (2004), quien ha defendido que las Mientras que en los capítulos de Latinoamérica4
redes clientelistas facilitan el seguimiento de la se expone cómo el cambio en las formas de
participación política electoral y el control del movilización política al debilitarse los vínculos
4 Especialmente en “From populismtoClientelism? Thetransformation of labor-basedpartylinkages in LatinAmerica” de Steven Levitsky y “Monopoly and
monitoring: anapproachtopoliticalclientelism” de Luis Fernando Medina y Susan Stokes

64
de los partidos de base obrera con los sindicatos relaciones clientelistas, Roniger y Günes-Ayata
incidió en que los primeros pasaran de promover enfatizan en la relación de intercambio solidario
políticas hacia amplios grupos de la población y que se da entre los actores y por qué se establece
se enfocaran en necesidades más particularistas la relación clientelar (30). Asimismo, aunque
(Medina y Stokes, 2007, pp. 70-71; Levitsky, reconocen que es una relación caracterizada por
2007, pp. 212-214). el poder asimétrico entre las dos partes, también
Las investigaciones del libro utilizan diversas exponen que debe haber solidaridad y
fuentes, entre ellas están las entrevistas, la entendimiento para que esta pueda funcionar.
información oficial, económica y electoral. El Así, el vínculo más que ser coercitivo también es
análisis se deslinda de explicaciones netamente voluntario. La identidad, es entonces, un factor
estructuralistas, por otras más contextuales, que ayudará a reconstruir y a entender el
aspectos como la etnicidad, las formas de fenómeno del clientelismo y sus
identificación de los grupos sociales y la transformaciones en estudios de caso de países
presencia de partidos, también juegan un rol de Norteamérica, Europa y Asia.
importante en la explicación de este fenómeno. Los autores, además, exponen que en
Sin embargo, al ser el clientelismo la variable contextos de inseguridad material e incapacidad
dependiente, la atención al fenómeno se centra institucional del Estado para incorporar a
más en explicar en qué forma interactúa con las grupos de población que están excluidos de los
variables independientes que en dar elementos sistemas políticos y económicos (45), el
para comprenderlo a profundidad. clientelismo se constituye en una forma de
De hecho, Robert Merton (1949) a mediados legitimación política diferente a la moderna
del siglo pasado ya había caracterizado las noción de representación política, que permite
transacciones clientelares como una serie de que grupos marginados de la población sean
prácticas de notable vitalidad que consistían en incorporados dentro del sistema (58). En
el intercambio del voto a cambio de dinero o la contextos de inestabilidad política como los que
conservación o acceso a un empleo, bienes o caracterizan los procesos de democratización la
servicios, los cuales se presentaban no implementación de las reglas formales de la
solamente en países latinoamericanos, en el democracia pueden desestabilizar los órdenes
sudeste asiático o en países africanos, sino locales, por lo que el clientelismo, según los
también en países industrializados como Italia, autores, serviría como una vía intermedia para
Austria y Japón. Este autor expone que el líder hacer este proceso menos abrupto y reconciliar
clientelar tiene un rol que “humaniza y las nuevas normas democráticas con las antiguas
personifica las formas de asistencia”, así como la prácticas de reproducción política (74).
expansión de la estatalidad en la esfera social y El estudio de estos procesos de interacción
económica. Asimismo, Briquet y Sawicki entre procesos de democratización,
sostienen que la expansión de la estatalidad en la fortalecimiento de la sociedad civil es en el que se
esfera social y económica en todo el territorio van a centrar la mayoría de artículos que
nacional comprendió el desarrollo de componen este libro. Por ejemplo, Cristina
burocracias modernas, aunadas a la utilización Escoba5 expone que si bien las redes clientelistas
de prácticas clientelares, por lo cual el permitieron la subordinación de los campesinos
clientelismo está no sólo articulado en algunos a los poderes locales y regionales, esto les
contextos históricos al desarrollo del Estado posibilitó a éstos últimos incorporarse dentro de
moderno, sino también de la democracia y a la la política electoral al construir una identidad
legitimación de la misma, ya que permite un política y ampliar su repertorio de acciones
marco de relaciones más rápido y personalizado, frente a los políticos regionales y locales. Así las
que no está mediado por el aparato burocrático cosas, la discusión no se centra en juicios
(Médard, 1976) normativos sobre el nivel de afectación de las
Por su parte en el libro “Democracy, relaciones clientelares a la democracia, sino en
Clientelism and Social Society” de Luis Roniger y los procesos de identidad que se construyen a
Ayse Günes-Ayata (2007), en contraposición al partir del clientelismo. De esta forma, si bien se
de Kitschelt y Wikinson avanza más en la le da relevancia a los procesos de modernización,
compresión del fenómeno del clientelismo y su se le da mayor énfasis a las transformaciones
incidencia en los procesos de democratización y sociales e identitarias y al contexto donde estas
fortalecimiento de la sociedad civil (4-5). A se desarrollan.
diferencia de los otros estudios donde se destaca Estas discusiones teóricas sobre clientelismo
en el carácter asimétrico y coercitivo de las se ven reflejadas en los artículos de María José
5 Clientelism and Social Protest: Peasant Politics in Northern Colombia

65
Juan Federico Pino Uribe, Javier Alonso Cárdenas Díaz / El Clientelismo: el incesante juego de políticos y clientes en la construcción y reproducción
de la democracia subnacional y nacional

Álvarez (2012) “Clientelism or Something Else? procedimientos para acceder a servicios


Squatter Politics in Montevideo” y Javier estatales, pueden tener recursos de coerción
Auyero the Logic of Clientelism in Argentina: An para aumentar su influencia en la comunidad.
EthnographicAccount” (2000). En el primer Otro aspecto interesante de este estudio es que
artículo, la autora analiza las redes clientelistas revela que la jerarquía entre los tres actores que
en un barrio de Montevideo, exponiendo que componen la relación clientelista, no es
estas se caracterizan por la incertidumbre, la totalmente rígida y asimétrica como lo plantean
continuidad y la agencia que tienen los clientes y los otros estudios. Al contrario cada actor posee
los intermediadores para negociar recursos diferenciados que les permiten
estratégicamente los votos según las negociar entre ellos, los clientes los votos, los
características del contexto. brokers la información y contactos, y los
Específicamente se centra en si un concepto políticos los recursos. Los artículos de Auyero y
restringido o amplio de clientelismo es más Álvarez analizan con mayor profundidad las
adecuado para entender este tipo de realidades. redes clientelistas que los otros estudios y
El primero, que sostienen Kitschelt y Wikinson efectivamente identifican los elementos y
(2007), se caracteriza por considerar este dinámicas que las constituyen. Sin embargo,
fenómeno cuando hay el intercambio concreto centran todo su análisis en los brokers y
de votos por favores materiales, mientras que el políticos, mientras que para explicar las
segundo se centra no sólo en favores materiales acciones o creencias de los grupos subalternos
específicos, sino en la formulación de política utilizan las opiniones de los dos primeros
pública dirigida hacia grupos específicos, por lo actores.
cual esta es concebida más como un favor que Finalmente en los últimos años se han
como un derecho. La autora concluye que a realizado diversas investigaciones que han
diferencia de lo que proponen Kitschelt y buscado capturar empíricamente el impacto que
Wikinson, las relaciones clientelares más que tienen las redes clientelares sobre la decisión de
enfocarse en un intercambio directo de bienes los ciudadanos. Estas investigaciones han tenido
materiales por votos, buscan reforzar procesos un reto en la medida en que la mayoría de estos
de creación de identidad por un partido o un estudios se realizan por encuestas y los
político. De igual manera el tipo de relación ciudadanos por el sesgo de selección evitan dar
estará mediada por el entorno político en que información sobre este tópico. Por lo cual
está se dé, mientras que en localidades donde estudios como los de Gallego y Wantchekon
domine un partido hegemónico se dará un (2012) han utilizado experimentos de lista que
clientelismo directo, en otras donde haya una permiten, en cierta medida, neutralizar el sesgo
oferta partidista variada se seguirá presentando de deseabilidad social e identificar el impacto
un otorgamiento de favores particularistas por que tienen las redes clientelares sobre la
parte de los políticos, sin que esto implique que decisión de voto. Por medio de esta metodología
las personas votarán específicamente por estos. los estudios sobre clientelismo han encontrado
El texto de Auyero (2000) comienza haciendo que este tiene un impacto superior al 20% en la
una crítica al análisis del clientelismo que se ha decisión de voto de los ciudadanos (Corstange,
hecho desde arriba, esto es, analizando las 2012; González-Ocantos et al, 2012)
características estructurales, políticas y Lo que puede encontrarse en esta serie de
económicas que lo generan o lo debilitan. Por lo estudios es una revitalización de la categoría del
que él expone que se debe analizar los vínculos clientelismo como una herramienta conceptual
del día a día entre los clientes, los brokers y los capaz de describir y explicar algunos
políticos locales. A través de entrevistas a comportamientos políticos en contextos
brokers6 de la ciudad de Cospito, establece que absolutamente modernos, esto es, bajo el
para el sostenimiento de la red clientelar, no sólo amparo de regímenes democráticos y el
es necesaria la distribución de bienes, sino desarrollo de economías capitalistas. De esta
construir una reputación con la gente que manera el clientelismo ayuda a explicar cómo se
legitime su oficio y haga que su influencia pueda producen las relaciones políticas entre clientes y
asegurar que efectivamente la gente retribuya los brokers, cómo este tipo de relación ha sido más
favores recibidos por los políticos. A través de su horizontal, es decir, cómo la función del cliente
trabajo etnográfico, Auyero establece que los incluso puede llegar a ser más preponderante
brokers al manejar información vital sobre los que la función del político. Asimismo estos
6 Auyero define a los brokers como los mediadores entre los clientes y los políticos clientelistas, quienes se encargan de mantener las redes clientelares al
transmitir la información de las necesidades de la clientela y al ser un actor central en la forma en que se distribuyen los bienes dentro de la población y
asegurarse que éstos se traduzcan en apoyo político.

66
desarrollos recientes han permitido establecer la partidista que permiten crear los intercambios
importancia de las redes clientelares en la clientelares.
formalización de diversas prácticas La interacción entre investigaciones
democráticas, en la inclusión de grupos nacionales e internacionales permitió cuestionar
históricamente excluidos en el sistema político, y, en cierta medida, trascender la teleología
así como en la construcción de nuevas modernista implícita en los primeros estudios de
identidades políticas. También se ha establecido clientelismo que veían este fenómeno como
la necesidad de estudiar este fenómeno no sólo producto, principalmente de relaciones
utilizando estudios de caso, sino otra serie de premodernas y arcaicas que serían superadas,
metodologías que permitan una aproximación casi mecánicamente, por el desarrollo
cuantitativa a este fenómeno y capturar la económico y social. Esto permitió evidenciar que
incidencia que tienen las relaciones clientelares el clientelismo, más allá de ser una relación
en las decisiones de voto de los ciudadanos. estática, era resiliente respecto al cambio de las
condiciones que le dieron origen, como lo
3. Lo nacional e internacional: un balance exponen diversas investigaciones. El
crítico clientelismo por ende sufría un proceso de
adaptación a las nuevas condiciones sociales y
Una vez analizada la forma en qué se ha económicas, aunque seguía conservando sus
investigado y se está investigando el fenómeno características conceptuales necesarias y
del clientelismo, es pertinente evidenciar las suficientes para seguir siendo considerando
conexiones y relaciones que se han establecido como clientelismo.
entre la literatura nacional e internacional. Este cambio de perspectiva en la forma de
Especialmente cómo ha sido la influencia entender el clientelismo, en la literatura
internacional en términos de los marcos colombiana, se ve reflejado principalmente en
conceptuales que se han utilizado para explicar tres momentos. En primera instancia cuando
el fenómeno del clientelismo. Dávila Ladrón de Guevara (1999) identifica la
En este sentido hay una correspondencia transformación e hibridación del clientelismo
entre las distintas investigaciones que se han tradicional en el de mercado por el deterioro de
venido realizando en el nivel internacional con las identidades partidistas tradicionales. En
las que se han desarrollado en Colombia. segundo lugar la reconfiguración de esta relación
Particularmente se aprecia la tensión que se ha por la participación en la diada clientelar de
establecido entre explicaciones de carácter actores armados y finalmente las últimas
estructural y de factores contextuales. Los investigaciones como la de Mares, et al. (2015),
primeros estudios sobre este fenómeno en quienes han propuesto que en Colombia
Colombia se basaban principalmente en las conviven distintos tipos de relaciones
profundas asimetrías entre clases sociales y la clientelares como el clientelismo armado, la
m a n i p u l a c i ó n d e l o s g a m o n a l e s y, compra de votos y el patronazgo negativo y
posteriormente, de políticos profesionales para positivo.
influenciar la decisión de voto de los ciudadanos. Finalmente además del intercambio teórico y
Así las cosas, las explicaciones se centraban en el analítico que ha incidido de forma relevante en la
carácter asimétrico de esta relación y además de comprensión de este fenómeno, también se
analizarlo daban a esta relación una carga identifica una conexión e intercambio entre los
normativa negativa, impidiendo ver otras aristas dos cuerpos de literatura referida al uso de
analíticas de este fenómeno. distintas metodologías cualitativas y
Posteriormente estudios como el de Losada cuantitativas. En los primeros estudios en
(1984) exponen la necesidad de encontrar otras Colombia como en la literatura internacional, a
variables relevantes en la explicación de este pesar de algunas excepciones, primaron
fenómeno y superar la visión aproximaciones ideográficas al fenómeno del
predominantemente normativa que se había clientelismo que se construyeron principalmente
utilizado para estudiar el clientelismo. Esto desde la Historia y desde la Ciencia Política, al
permite analizar otras facetas de este fenómeno priorizar el uso de metodologías cualitativas,
como son el rol que juega el clientelismo como especialmente la narrativa histórica y los
integrador de sectores de la sociedad, la relativa estudios de caso. Aunque estas investigaciones
autonomía de los clientes para negociar su apoyo generaron un importante conocimiento
o rechazo a los políticos; identificar los distintos descriptivo del fenómeno y de sus distintas
tipos de clientelismo que se pueden dar en una manifestaciones en las relaciones políticas, no
misma sociedad y los procesos de identidad permitían aproximarse empíricamente al

67
Juan Federico Pino Uribe, Javier Alonso Cárdenas Díaz / El Clientelismo: el incesante juego de políticos y clientes en la construcción y reproducción
de la democracia subnacional y nacional

impacto de las relaciones clientelares en la que estos pueden afectar la consolidación de una
decisión de voto de los ciudadanos. En los burocracia eficiente, incidir en un reparto
últimos años se han ido implementando equitativo y universal de los recursos públicos, y
distintas aproximaciones metodológicas, excluir a grupos significativos de la población de
impulsadas desde el ambiente académico de los la democracia. Las otras dos perspectivas
Estados Unidos, que han permitido superar permiten apreciar más la complejidad del
problemas de medición como el sesgo de fenómeno, ya que su incidencia sobre la
deseabilidad social, que motiva a las personas a sociedad y la democracia no es homogénea, pues
contestar honestamente cuestionarios, haciendo está condicionada por el contexto donde se
posible aproximarse al impacto real de las desarrolle, asimismo por las condiciones
relaciones clientelares. históricas que constriñen los procesos de
construcción del Estado y la extensión territorial
Conclusiones del régimen político.
Finalmente, la revisión de estas obras
La revisión sobre la forma en que ha sido permite evidenciar que hay un vacío en la
abordado el clientelismo ha permitido ver que en literatura en el estudio del clientelismo, los
su análisis se han utilizado diversos enfoques clientes y las formas que tienen ellos de entender
teóricos y metodológicos, entre los cuales han la relación clientelar. Incluso autores que
predominado el estructuralista (Moreno 2002; exponen que su investigación es para educarlos
Kitschelt y Wikinson 2007; Leal y Dávila 2010; (Monsalvo, 2011), no se preocupan en conocer
Monsalvo 2011) y el contextual (Auyero 2000; su opinión, y esta siempre es derivada a través
Roniger y Günes-Ayata 2007; Álvarez 2012). del discurso de terceros o, lo que es peor, de
Desde este primer enfoque, el clientelismo fue especulaciones sobre cómo piensan y actúan.
considerado como un fenómeno arcaico que se Las causas de su acción señaladas, más que
iría debilitando y extinguiendo a medida que la identificadas, por la literatura, tienen una leve
sociedad se fuera modernizando. En este similitud con las razones con las cuales los
sentido, los conceptos de clase, estructura, élites economistas explicaban los motines en
son utilizados para entender esta relación y su Inglaterra, el hambre, la necesidad, en últimas el
cambio histórico. Sin embargo, este enfoque estómago, como lo expuso Thompson (1977). En
encuentra limitantes para explicar la este orden de ideas es necesario preguntarse si la
persistencia del clientelismo en estados forma de explicar la aceptación de los clientes,
capitalistas y democráticos como en el caso de solo a través de la necesidad material, no impide
Japón. Por lo cual, las teorías de Roniger y entender cómo ellos perciben y aceptan
Günes-Ayata no se centran en factores insertarse dentro de las relaciones clientelistas
estructurales, sino contextuales como la antiguas y contemporáneas.
presencia de partidos alternativos, la división
étnica, la implementación de políticas de Bibliografía
desarrollo entre otros. El alcance explicativo de
estas teorías cambia, su propósito se centra en Álvarez, María José. Clientelismor
explicar por qué en el nivel es subnacional, local Something Else? Squatter Politics in
o regional, las prácticas clientelistas se siguen Montevideo. Latin American Politics and Society.
manteniendo vigentes, y no entenderlo como un Volume 54, Issue 1, pages 37–63, 2012.
fenómeno producto de condiciones Andrés Peñate, "El sendero estratégico del
estructurales. Finalmente, una tercera línea de ELN: del idealismo guevarista al
investigación se enfoca no en la explicación, sino c1ientelismoarmado". En: Malcolm Deas y María
en la comprensión del fenómeno como tal. Para Victoria Uorente. Reconocer la guerra para
este fin analizan las relaciones que se han construir la paz. Santafé de Bogotá, Cerec-
establecido entre los diferentes actores que Norma-Ediciones Uniandes, 1999.
integran las relaciones clientelares. Por lo que Archer, Ronald P.- Kellogg Institute for
conceptos como cultura, reciprocidad, International Studies. “The transition from
solidaridad e identidad son utilizados para traditional to broker clientelism in Colombia:
comprender este fenómeno. political stability and social Unrest”.Working
La connotación normativa también está paper No. 140. (July 1990).Consulta realizada
asociada a los tres enfoques. Mientras que en Mayo de 2013. Recuperado de
algunos de los estudios de corte estructuralista http://kellogg.nd.edu/publications/workingpape
le dan una connotación negativa, ya que exponen rs/WPS/140.pdf

68
Auyero, J. 2000. Poor People's Politics: and Political Competition. Cambridge:
Peronist Survival Networks and the Legacy of Cambridge University Press
Evita. Durham, NC: Duke University Press. Lawson, C. and K. F. Greene. 2012. Self-
Auyero, Javier. The Logic of Clientelism in enforcing clientelism. Mimeo.
Argentina: An Ethnographic. Latin American Losada, Rodrigo. 1984. Clientelismo y
Research Review, Vol. 35, No. 3, pp. 55-81, 2000. elecciones: tres modelos explicativos del
Bejarano, Ana María y Eduardo Pizarro comportamiento electoral colombiano. Bogotá:
(2004). “Colombia: The Partial Collapse of the Pontificia Universidad Javeriana,
State and the Emergence of Aspiring State- Mares, I.; García-Sánchez, M., Saffon, M.P. &
Makers”, en Paul Kingston e Ian Spears (eds.), Sánchez, F. (2015). Varieties of Clientelism in
States within States: Incipient Political Entities in Colombia. Vote Buying, Patronage and
the Post-Cold World Era. Nueva York: Palgrave. Intimidation. Working paper
Briquet, Jean-Louis y Frédéric Sawicki Mallon, Florencia. Reflections on the Ruins:
(dirs.), 1998, Le clientélisme politique dans les Everyday Forms of State Formation in
sociétés contemporaines, puf, París Nineteenth-Century Mexico. En: Gilbert, Joseph
Corstange, D. (2012). Vote Buying Under y Daniel Nugent. 1994. Reflections on theRuins:
Competition and Monopsony: Evidence from a Everday y Forms of State Formation. London :
List Experiment in Lebanon. Ponencia Duke University Press
presentada en la reunión anual de la American Médard, Jean-François, 1976, “Le rapport de
Political Science Association, Washington, DC. clientèle : Du phénomène social à l'analyse
Chandra, K. 2004. Why Ethnic Parties politique”, en Revue Française de Science
Succeed: Patronage and Ethnic Head Counts in Politique, vol. 26, núm. 1, pp. 103-131.
India. New York, NY: Cambridge University Press. Merton, Robert, 1965, Éléments de théorie et
Dávila Ladrón de Guevara, Andrés y de méthode sociologique, Plon, París.
Francisco Leal. 2010. Clientelismo: el sistema M i r a n d a O n t a n e d a , N e s t o r. 1 9 7 7 .
político y su expresión regional. Bogotá: Clientelismo y dominio de clase. Bogotá: CINEP.
Ediciones Uniandes. Moreno, Darío. 2002. El sistema político del
Dávila Ladrón de Guevara, Andrés. clientelismo en Popayán. Bogotá: Ministerio de
Clientelismo, intermediación y representación Cultura.
política en Colombia: qué ha pasado en los Nichter, S. (2008). Vote buying or turnout
noventa? Estudios Políticos No. 15. Medellín, buying? Machine politics and the secret ballot.
julio-diciembre 1999 American Political Science Review 102(1), 19-31.
De León Monsalvo, Alfredo. 2011. Penumbras O'Donnell, Guillermo. On The State,
y demonios en la política colombiana. Un Democratization and Some Conceptual
Análisis sobre el Clientelismo. Bogotá: Ediciones Problems (A Latin American View with Glances at
desde abajo. Some Post-Communist Countries). Working
Deas, Malcolm. “Algunas notas sobre el Paper #192 - April 1993. Kellogg Institute. The
caciquismo en Colombia.” Revista de Occidente Helen Kellogg Institute for International Studies.
Tomo XLIII (1973). Gallego, J. & Wantchekon, L. (2012).
Finan, F. and L. Schechter. 2012. Vote-buying Experiments on Clientelism and Vote-Buying.
and reciprocity. Econometrica 80(2), 863-881. New Advances in Experimental. Research on
Gunes-Ayata, Ayse. Clientelism: Premodern, Corruption, 15, 177-212.
Modern, Postmodern. En: Roniger, Luis y Gonzalez-Ocantos, E., De Jonge, C., Meléndez,
AyseGunnes-Ayata eds. Democracy, Clientelism, C., Osorio, J. & Nickerson, D. (2012). Vote Buying
and Civil Society. London: Convent Garden and Social Desirability Bias: Experimental
G u t i é r r e z S a n í n , Fr a n c i s c o . 1 9 9 8 . Evidence from Nicaragua. American Journal of
“Clientelismo y sus enredos.” En La ciudad Political Science, (56):1, 202-217.
Representada: política y conflicto en Bogotá. Gutiérrez Sanin, Francisco (1998). "La ciudad
Bogotá: TM Editores representada. Política y conflicto en Bogotá",
Hoyos, Diana. 2009. Dinámicas político- IEPRI-Tercer Mundo, Bogotá.
electorales en zonas de influencia paramilitar. Pino, Juan Federico (2013). “Régimen y
Análisis de la competencia y la participación territorio. Trayectorias de desarrollo del régimen
electoral. Análisis político Vol. 22 N. 65 p. 13-32. político a nivel subnacional en Colombia 1988-
Kitschelt, Herbert y Steven Wilkinson. Citzen- 2011”, Documentos del Departamento de
political linkages. En: Kitschelt, Herbert y Steven Ciencia Política, (23). Bogotá: Uniandes
Wilkinson eds. 2007. Patrons, Clients and Pizano Rojas, Lariza. “Caudillismo y
Policies. Patterns of Democratic Accountability clientelismo: expresiones de una misma lógica.

69
Juan Federico Pino Uribe, Javier Alonso Cárdenas Díaz / El Clientelismo: el incesante juego de políticos y clientes en la construcción y reproducción
de la democracia subnacional y nacional

El fracaso del modelo liberal de Latinoamérica.” Society in the ContemporaryWorld. En: Roniger,
Revista de Estudios Sociales (Universidad de los Luis y Ayse Gunnes-Ayata eds. Democracy,
Andes). No. 9 (junio 2001): 75-83. Consulta Clientelism, and Civil Society. London: Convent
realizada en mayo de 2013. Disponible en la Garden
página Web: http://res.uniandes.edu.co/ Rubio Serrano, Rocío, (2003). No hay
view.php/204/indexar.php?c=Revista+No+07 paraísos sino los perdidos: historia de una red
Ramírez Valenzuela, Jorge, 1978. Producción clientelista en Bogotá. Bogotá: IEPRI.
arrocera y clientelismo. Bogotá: CINEP. Schedler, Andreas, 2004, “'El voto es nuestro'.
Ramírez, William. 2005. Autodefensas y Cómo los ciudadanos mexicanos perciben el
poder local. en Rangel, Alfredo. ed. El poder clientelismo electoral”, en Revista Mexicana de
paramilitar. Bogotá: Fundación Seguridad y Sociología, vol. 66, núm. 1, pp. 57-97.
Democracia, Planeta. Scheiner, Ethan, 2007, “Clientelism in Japan:
Rangel, Alfredo, Armando Borrero y William the Importance and Limits of Institutional
Ramírez. 2004. Conflictividad territorial en Explanations”, en H. Schmidt, Steffen Walter.
Colombia. Bogotá: Escuela Superior de Polítical Clientelism in Colombia. Tesis de
Administración Pública y Fundación Buen Doctorado, University Microfilms International
Gobierno. London: 1972.
Rangel, Alfredo. 1997. El poder local: Stokes, S. (2005). Perverse accountability: A
objetivo actual de la guerrilla. En: Centro de formal model of machine politics with evidence
Pensamiento Político y Fescol. Descentralización from Argentina. American Political Science
y orden público. Bogotá: Nuevo Milenio Review 99(3), 315-325.
Reyes, Alejandro. 1978. Latifundio y poder S t o k e s , S u s a n , 2 0 0 5 , “ Pe r v e r s e
político. Bogotá: CINEP. Accountability. A Formal Model of Machine
Rodriguez Garavito, C. (2010). The Politics with Evidence from Argentina”, en
Colombian Paradox: A Thick Institutionalist American Political Science Review, vol. 99, núm.
Analysis. In Conference on Latin American 3, pp. 315-325
Institutions and Development, Center for Thompson, E.P. 1977. La formación histórica
Migration and Development, Princeton de la clase obrera en Inglaterra: 1780-1832.
University, Princeton, NJ, April (pp. 1–3). Vasco Montoya, Eloísa. 1978. Clientelismo y
Roniger, Luis. 2007. The Comparative Study minifundio. Bogotá: CINEP.
of Clientelism and the Changing Nature of Civil

70