Está en la página 1de 6

República Bolivariana de Venezuela

Universidad Bicentenaria de Aragua


Escuela de Psicología
San Joaquín de Turmero – Estado Aragua
Inteligencia Emocional
(Electiva I)

ENSAYO

Aspectos teóricos de la Inteligencia Emocional

Participante:
Guillermo Marconi L.
CI. 9674607

Facilitador:
Prof. Jesús Reyes

Febrero de 2020
Aspectos teóricos de la Inteligencia Emocional

Nacemos con ellas, vivimos con ellas, sabemos que existen pero aprendemos a
negarlas, estamos hablando de las emociones, ¿pero qué son?, dice Daniel Goleman “Todas
las emociones son, en esencia, impulsos que nos llevan a actuar, programas de reacción
automática con los que nos ha dotado la evolución”. (Goleman, 1995) Actualmente se
acepta que ellas se originan en el sistema Límbico y otras zonas del cerebro, como el
hipotálamo y el hipocampo regulan el control de las mismas. La amígdala es el centro de
afectividad que se encargan de procesar las distintas emociones como las penas, las
angustias, y las alegrías. Los lóbulos prefrontales y frontales moderan las reacciones
emocionales. Las emociones tienen tres componentes: fisiológicos, cognitivos y
conductuales. (Corbin, sf).
Otro referente define las emociones “como estados evaluativos, sean positivos o
negativos, relativamente breves, que tienen elementos fisiológicos, neurológicos y
cognitivos” (Lawler 1999 citado por Ojeda, sf), y ellas ¿cómo se clasifican?
Aunque hoy día muchos teóricos presentaran su clasificación, Corbin (Ob. Cit)
compilo y presentó la siguiente:
1. Emociones primarias o básicas, son las emociones que experimentamos en
respuesta a un estímulo: tristeza, felicidad, sorpresa, asco, miedo e ira. Todas ellas
constituyen procesos de adaptación y, en teoría, existen en todos los seres humanos,
independientemente en donde haya nacido o crecido.
2. Emociones secundarias, siguen a las anteriores, son causadas por normas sociales
y por normas morales. Por ejemplo después del miedo puede venir el enfado o la amenaza.
3. Emociones positivas, también se conocen como emociones saludables, porque
afectan positivamente al bienestar del individuo que las siente.
4. Emociones negativas, son opuestas a las emociones positivas, porque afectan
negativamente al bienestar de las personas. También se conocen como emociones tóxicas, y
suelen provocar el deseo de evitarlas o evadirlas, aunque en pequeñas dosis no es
perjudiciales
5. Emociones ambiguas, también conocidas como emociones neutras, puesto que no
provocan ni emociones negativas ni positivas, ni saludables ni no saludables. Por ejemplo,
la sorpresa no nos hace sentir ni bien ni mal.
6. Emociones estáticas, son aquellas que se producen gracias a distintas
manifestaciones artísticas, como por ejemplo: la música o la pintura, se viven en un
contexto artístico, mediado por símbolos y atribuciones sobre las intenciones del autor.
7. Emociones sociales, son aquellas donde es necesario que haya otra persona
presente o de lo contrario no pueden aflorar, la venganza, la gratitud, el orgullo o la
admiración, entre otras
8. Emociones instrumentales, tienen como fin u objetivo la manipulación o el
propósito de lograr algo.
Las emociones tienen 3 funciones. Según Ojeda (Ob. Cit): Adaptativas, sociales y
motivacionales. Son adaptativas por que se encarga de preparar al organismo para que
ejecute eficazmente la conducta exigida por el entorno, movilizando la energía hacia un
objetivo determinado. Las funciones sociales facilitan la interacción social, controlar la
conducta de los demás, permitir la comunicación de los estados afectivos, o promover la
conducta prosocial, y por ultimo las funciones motivacionales, la conducta motivada
energizada por la emoción tiene dirección e intensidad.
Aprender a identificar la emociones y manejarlas adecuadamente hoy día es de gran
importancia, de hecho está asociada al éxito. Asociado a esto surge en el escenario
psicológico el concepto Inteligencia emocional, y desde ese momento se ha convertido en
una herramienta básica para nuestra salud mental, que contribuye a convertirnos en
individuos con mejores índice de bienestar, además que ella a enrumbado la psicología en
los últimas 2 décadas (Regader, sf)
Por siglos el hombre siempre ha buscado predecir el éxito, y orienta a las
generaciones más jóvenes para lograrlo. Otro concepto de suprema importancia es el de la
inteligencia. Siempre se ha oído hablar que el Cociente intelectual (IQ) (1940) , es un
buen indicador para saber si una persona será exitosa en la vida, estableciendo una relación
fuerte con el desempeño académico y el éxito profesional. Con el tiempo los especialistas
he investigadores se dieron cuenta que esto no era tan acertado, y que para tener éxito en la
vida iban más allá del uso de la lógica y la racionalidad, y además éstas capacidades no
eran evaluables mediante ningún instrumento.
Empezaron a surgir teorías de la inteligencia que intentaban comprender las ópticas
diferentes, como la Teoría de las Inteligencias Múltiples de Howard Gardner (1983) , la
teoría de Raymond Cattell (1989) que explicaba las diferencias entre Inteligencia fluida y
cristalizada, o la Inteligencia Emocional que popularizó Daniel Goleman.
El constructo inteligencia emocional aparece por primera vez en el año 1990, en un
documento de los psicólogos norteamericanos Peter Salovey y John Mayer, el artículo
científico fue titulado “Emotional Intelligence”, el cual pasó desapercibido en el momento
de su publicación.
Para Mayer y Salovey (1997), “la inteligencia emocional incluye la habilidad para
percibir con precisión, valorar y expresar emoción; la habilidad de acceder y/o generar
sentimientos cuando facilitan pensamientos; la habilidad de comprender la emoción y el
conocimiento emocional; y la habilidad para regular las emociones para promover
crecimiento emocional e intelectual”.
Incluso otras personas también buscaba dar respuesta al tema de la educación
emocional, Bisquerra (sf) señala que 1994 se fundó el CASEL (Consortium for the
Advancement of Social and Emotional Learning) , institución que tenía el propósito de la
educación emocional y social en todo el mundo.
Fue 5 años después de la publicación del artículo científico de Mayer y Salovey, y 1
después de CASEL, otro norteamericano, Daniel Goleman, y basándose en los estudios de
sus predecesores publicó el libro “La Inteligencia Emocional” (1995) y a partir de allí este
nuevo constructo comenzó a difundirse rápidamente, convirtiéndose en un Betseller
mundial. Y para Goleman ¿Qué es Inteligencia Emocional?
Goleman (Ob. Cit) señala que la Inteligencia Emocional es “la capacidad de reconocer
nuestros propios sentimientos y los de los demás, de motivarnos y de manejar
adecuadamente las relaciones”. De este concepto se pueden desprender varios principios:
1) Conocer las propias emociones (Autoconocimiento): significa tener conciencia de
las propias emociones; reconocer un sentimiento en el momento en que ocurre, de lo
contrario ellas nos dominarían
2) Manejar las emociones (Autocontrol - Asertividad): a fin de que se expresen de
forma apropiada se fundamenta en la toma de conciencia de ellas, esto nos permitirá
mejorar las relaciones interpersonales.
3) Motivarse a sí mismo (Automotivación): Una emoción tiende a impulsar hacia una
acción por lo tanto la emoción y motivación están íntimamente interrelacionados,
contribuyendo hacia el logro de objetivos ya que las personas que lo logran tienden
a ser más productivas y efectivas en las actividades que emprenden.
4) Reconocer las emociones de los demás (Empatía): Las personas empáticas
sintonizan mejor con las sutiles señales que indican lo que los demás necesitan o
desean.
5) Establecer relaciones (Habilidades Sociales) : Establecer buenas relaciones con los
demás es proporcional manejar las emociones de los demás, esto permite que se
pueda interactuar de forma suave y efectiva con los otros.
Daniel Goleman, ha señalado que el éxito de una persona respondería en un 80 por
ciento a la educación emocional, las competencias emocionales basadas en la inteligencia
emocional, los factores que determinan los resultados, decía Goleman (Ob. Cit.) “Las
personas con habilidades emocionales bien desarrolladas son más proclives a ser efectivas
en su vida, pues dominan los hábitos de su mente que fomentan su propia productividad.
Las personas que no pueden controlar su vida emocional mantienen luchas internas que
sabotean su capacidad de trabajar con atención y una mente limpia”.
Referencias Bibliográficas

Bisquerra (sf) El modelo de Goleman: Inteligencia Emocional Disponible en:


http://www.rafaelbisquerra.com/es/inteligencia-emocional/modelo-de-goleman.html.
Consultado el 16 de febrero de 2020.
Corbin (sf) Los 8 tipos de emociones (clasificación y descripción). Disponible en:
https://psicologiaymente.com/psicologia/tipos-de-emociones Consultado el 16 de febrero
de 2020.
Goleman. (1995): Inteligencia emocional. Barcelona, Kairós.
Montaño (sf) Inteligencia Emocional. Disponible en:
https://www.grandespymes.com.ar/2011/09/09/la-inteligencia-emocional-origen-y-
concepto/ Consultado el 16 de febrero de 2020.
Ojeda (sf) La Inteligencia Emocional. Disponible en
https://pregrado.campusvirtualuba.net.ve/trimestre/pluginfile.php/2775/mod_resource/conte
nt/1/clase%202%20IE.pdf Consultado el 16 de febrero de 2020.
Regader (sf) ¿Qué es la Inteligencia Emocional? Disponible en
https://psicologiaymente.com/inteligencia/inteligencia-emocional Consultado el 16 de
febrero de 2020.