Está en la página 1de 13

Importancia de los bosques

Los bosques y las personas están interconectadas, y ha sido así desde


tiempos inmemorables. Siempre hemos tenido una especial relación basada
en la supervivencia. Era una delicada cadena de existencia que antes
tratábamos con respecto y aprecio. Pero las personas empezaron a
trastornar este equilibrio. Empezaron a ver el bosque no como parte de ellos
sino como algo a ser conquistado. Usaron los bosques, que aparentaban sin
límites, cortando millones de árboles. Pero ahora nos estamos dando cuenta
que los bosques sí tienen límites y que ya es tiempo de regresar al anterior
equilibrio.

Todos los organismos vivientes dependen de los bosques. En un viejo árbol


del bosque pueden encontrarse hasta ¡1500 invertebrados viviendo en él!
Algunas de estas especies pueden ser claves para el desciframiento de
misterios científicos. Cada planta y cada animal es único y muchos de estos
animales dependen enteramente de los bosques.

Todavía hay muchas cosas que desconocemos de los ecosistemas


forestales pero cada día hay nuevos descubrimientos. Cada especie, animal
o planta, tiene un material genético único que ha estado evolucionando
durante miles de años. La protección de los bosques no significa únicamente
salvar muchos árboles; es preservar un proceso vital que se inició hace
millones de años. Los viejos bosques aportan un mejor conocimiento de
como funcionan los bosques.

Los bosques protegen nuestras aguas y gestionan nuestro clima. Cuando


llueve en el bosque, las hojas permiten que el agua gotee lentamente sobre
el suelo; si se corta el bosque, la lluvia cae fuertemente sobre el suelo
desprotegido y sus partículas son arrastradas hacia las corrientes,
ensuciando sus aguas. Esto no es bueno para los peces, y puede provocar
inundaciones. Además, sin árboles, el agua se evapora rápidamente,
cambiando el clima de los bosques próximos. Este proceso impide que los
árboles reciban el agua que necesitan.

Los bosques naturales aportan, como tales, a la economía; millones son


gastados en actividades recreativas en los bosques. La gente disfruta y
aprecia el aire fresco, agua clara, paisajes hermosos y la vida silvestre. Así
que los lugares que presentan esas características son puntos turísticos
ideales.

Sin los bosques, tendríamos mucho menos oxígeno disponible: ¡más de


2 000 kg por hectárea por año! Esto es debido a que los árboles (y todas las
plantas verdes) usan un proceso llamado fotosíntesis, durante el cual
toman dióxido de carbono y, como un subproducto, liberan oxígeno. Las
plantas "respiran" dióxido de carbono, como nosotros respiramos oxígeno.
Ha habido un equilibrio entre especies que eliminan dióxido de carbono y
toman oxígeno, y especies que toman dióxido de carbono y exhalan
oxígeno. Este equilibrio ha estado siendo trastornado desde el siglo 19. Los
combustibles fósiles, como el petróleo, producen dióxido de carbono cuando
son quemados por lo que el nivel del dióxido ha estado aumentando
dramáticamente desde entonces. Desgraciadamente, este gas, en grandes
cantidades, actúa como un aislante y mantiene el calor cerca de la superficie
de la Tierra; esto es lo que se llama el "efecto invernadero".

Aparte de los diferentes aspectos importantes de los bosques vírgenes,


algunas especies individuales, como el árbol de tejo (Taxus brevifolia), han
demostrado tener una gran importancia en el campo médico. La corteza del
tejo provee taxol, un agente cancerígeno, usado en el tratamiento de cáncer
CLASIFICACIÓN DE LOS BOSQUES

El Perú ocupa el segundo lugar en América del Sur en superficie boscosa


con cerca de 72 millones de has., que constituyen aproximadamente el
57% de su territorio. Son uno de sus principales recursos naturales
renovables, sea por su extensión o por su importancia económica. No
sólo son fuente de especies maderables, alimentos, medicinas,
combustibles, etc., sino que producen servicios ambientales como el
mantenimiento de las fuentes de agua, el hábitat de la diversidad
biológica, regulación del clima, captura de carbono. El escenario que
presentan los bosques igualmente sirve para el turismo, recreación o la
realización importantes actividades socioculturales de algunos
habitantes. Los bosques son de muy diferentes tipos y calidades, tanto
por su composición en especies de árboles como por las condiciones
climáticas en especial la disponibilidad de agua.

Bosques secos de montaña o ceibal (costa norte)

Crecen entre los 500 a 1,200 msnm en Tumbes, Piura, Lambayeque, y


La Libertad. Durante la época seca sus árboles pierden las hojas y
reverdecen con las lluvias veraniegas, tornándose casi impenetrables.
Estos bosques crecen en zonas de colinas y dependen de las lluvias,
mas no de las aguas subterráneas. Se caracterizan por la presencia de
árboles del ceibo o palo borracho o tusnshu y de especies como el
pasallo, el palo santo, el polopolo, el huara
humo, el porotillo, guayacán, el hualtaco, el
papelillo, el overal y muchas otras. Estos
bosques son uno de los lugares de origen del
papelillo, planta ornamental usada en todas las
zonas tropicales del mundo. Numerosas epifitas
cubren los árboles, entre las cuales la más
característica es la salvajina o barba de viejo,
una bromeliácea que cuelga en forma de
Manglares

Se denominan manglares a los bosques que crecen en las orillas


marinas, en las aguas salobres de los estuarios fluviales. La vegetación
está conformada por el mangle (Rhizophora mangle) y otras especies
(jelí, mangle rojo). En la zona de transición entre el manglar y la tierra
firme se encuentran otras plantas como el algarrobo, los higuerones,
diversos helechos y gramíneas. La vegetación tiene la capacidad de vivir
en agua salobre y varias especies excretan sal por las hojas. El sustrato,
sobre el que crecen los árboles, es fangoso y con alto contenido de ácido
sulfhídrico venoso, por lo que los árboles poseen raíces en forma de
zancos y algunas especies tienen raíces aéreas, en tanto que las raicillas
se ubican en la parte superior del fango, donde hay oxígeno. La
reproducción del mangle es una adaptación de la rápida fijación en el
fango; la flor nace una plántula y al caer se clava en el fango. En los
manglares las mareas son muy
pronunciadas y, cuando bajan, el
fango y las raíces quedan al
descubierto, lo que origina que
animales terrestres penetren en ellos
en busca de alimento. Al subir la
marea penetran en el manglar
especies marinas, produciéndose un
continuo intercambio de la fauna
marina y terretre. Los manglares son
las zonas marinas más productivas, especialmente para moluscos,
peces, cocodrilos. n los valles interandinos existen bosques secos en los
que las precipitaciones son más escasas por condiciones orográficas y
climáticas. Los más importantes se ubican en los valles del Marañón
(Ancash, La libertad, Cajamarca y Amazonas), Huancabamba (Piura),
Chamaya (Cajamarca), Pampas (Apurímac y Ayacucho) y Pachachaca y
Apurímac (Apurímac). Estos bosques pierden las hojas durante la época
y reverdecen cuando llueve. El valle medio y alto del río Marañón, que
corre de sur a norte, entre la cadena occidental y la cadena central de la
cordillera de los Andes, presenta características muy especiales. Desde
los 9º 30’ de latitud sur hacia el norte, el piso inferior es seco debido a
Bosque Tropical de Tumbes

En el interior del departamento de Tumbes, en la zona de El Caucho, se


encuentra un ecosistema muy especial de bosques tropicales, con una
extensión de 22,500 hectáreas, sobre elevaciones que van de 600 a
1,200 msnm. Es la porción más al sur de los bosques que se extienden
desde América Central por la costa del Pacífico. El clima es de tipo
tropical húmedo con altas temperaturas, encima de los 25ºC, con la
época de lluvia entre diciembre y marzo, seguida de una época seca de
ocho meses, durante la cual no faltan neblinas matutinas. Los ríos
principales son el Tumbes, que limita la región por el lado peruano, al
este y sur; y el Zarumilla, cuya cuenca alta drena el área. Existe una
serie de afluentes secundarios, que drenan hacia los ríos principales y
que tienen agua permanente sólo en las partes altas. La vegetación está
conformada por un bosque denso con árboles altos, que superan los 30
metros, y un denso sotobosque. Las especies más resaltantes son los
higuerones (Ficus spp), el palo de vaca (Alseis peruviana), el palo
amarillo (Centrolobium acroxylon), el cedro (Cedrela sp.), el cetico, el
guayacán, el hualtaco, el palo barrigón, el pretino, la lúcuma, el ajo-ajo,
el basayo, el palo balsa, y varias especies palmeras. Los árboles más
altos están cubiertos por epifitas (bromelias y orquídeas) y lianas. En el
sotobosque son abundantes las plantas bulbosas, algunas de ellas con
hermosas flores. La fauna del bosque tropical del Pacífico es de origen
amazónico y rica en especies y subespecies propias debido al
prolongado aislamiento. Es la única área de la costa peruana donde
existen primates o monos: el aullador o coto del Pacífico y el mono
blanco. Ambas especies están en grave peligro de extinción en el Perú
por la poca extensión del área y las actividades humanas (caza y tala).
Entre los edentados destacan el shihui u oso hormiguero mediano, el
armadillo de nueve bandas y el
perezoso. En el sotobosque vive
el conejo silvestre , el único
conejo silvestre de América del
Sur. Entre los carnívoros
destacan el jaguar, el puma, el
ocelote, el zorro de Sechura y el
zorrino enano. En el río Tumbes
las últimas poblaciones de la
nutria del noroeste, casi extinta en
el Perú. Son comunes también el
En el pasado existían en las alturas andinas grandes extensiones de
bosques de keuña y killi, que fueron talados para la ampliación de la
frontera agropecuaria, para leña y como combustible para la minería
durante la Colonia. En la actualidad quedan apenas unas 93 mil
hectáreas de estos bosques, entre los 3,000 y 4,500 msnm, y en zonas
muy apartadas. Muchos de estos bosques andinos remanentes están
protegidos en parques nacionales, como el del Huascarán. Los bosques
de keuña o quinuales crecen a grandes alturas, con predominancia del
queñual y con plantas epífitas, especialmente bromelias. En el
sotobosque se encuentran decenas de especies de papas silvestres y
otras especies importantes de la flora andina. Son también el refugio de
aves endémicas y especies de la fauna andina como el puma, la taruca,
el venado gris, el zorro andino y el oso de anteojos. La keuña o quinual
es un árbol adaptado al frío, cuya corteza se descascara y forma una
cubierta gruesa de protección contra las bajas temperaturas. Cumple una
función muy importante para la protección de las cuencas altas y en el
ciclo del agua, y es utilizada como fuente de leña por las comunidades
andinas.

Bosques de Selva Alta (Bosques de neblina o bosques húmedos


de montañas)

En las vertientes occidentales andinas del norte y en las vertientes


orientales de todo el flanco de los Andes existen bosques lluviosos y
secos, cuya estructura y características ecológicas van cambiando con
la altura. Reciben diversos nombres: selva alta, bosques de neblina y
ceja de montaña. Cubren cerca de 15 millones de
hectáreas entre los 800 y 3,200 a 3,700 msnm en
las vertientes orientales andinas. Son bosques
húmedos muy densos, donde siempre hay
presencia de neblinas con árboles cubiertos por
gran cantidad de epífitas, en tanto que el suelo
está cubierto con una capa de humus muy
profunda. Desde la cuenca del río Chicama hacia
el norte se encuentran bosques lluviosos, que
constituyen toda una rareza en las vertientes
occidentales del norte, y de los cuales apenas
quedan unas pocas áreas, porque están
desapareciendo por la tala y quema. En algunas
partes ya han desaparecido totalmente. El clima
Las principales causas de la deforestación en el mundo

Hoy en día, los bosques y selvas de todo el mundo, aún cubren el 30% de toda la
superficie terrestre, sin embargo, existen franjas del tamaño de Panamá que pierden
cada año millones de hectáreas. ¿Cuáles son las causas y las consecuencias de esta
deforestación?
El ser humano en sus actividades económicas, en sus asentamientos, actividades
industriales, agrícolas, etc. Necesita ocupar un territorio.
Año tras año, se han ido talando millones de hectáreas para cambiar los usos del suelo
y extraer madera para numerosas aplicaciones. Es por eso, que las selvas tropicales y
los bosques pluviales podrían desaparecer completamente dentro de cien años si
continúa el ritmo actual de deforestación.
Deforestación
Aparte de para conseguir papel, los motivos de la tala de árboles son muchos. Es cierto
que la mayoría de estos motivos están relacionados con las ganancias económicas o
con la necesidad de los granjeros de poder mantener a sus familias.
Deforestar un bosque para realizar en él actividad agrícola es algo que se ha venido
haciendo durante casi toda la historia, desde que se descubrió la agricultura y la
ganadería.
Por otro lado, están las operaciones madereras comerciales. Estas proporcionan
productos de pulpa de papel y madera al mercado mundial y es responsable de la tala
de innumerables bosques cada año.
A todo esto se le suma la acción furtiva de muchos leñadores que construyen
carreteras para acceder a los bosques cada vez más remotos. Estas actividades
generan un gran impacto en la flora y fauna de todo el planeta.
La deforestación se da por la explotación de la madera y
por el territorio. Cuando eliminamos un bosque y ese
terreno es utilizado para una urbanización o para
actividad agrícola, disminuye la capacidad de la
superficie terrestre para poder controlar su propio clima y
su composición química. Como bien sabemos, los
árboles producen el oxígeno que respiramos y se
encargar de absorber el CO2 que emitimos.
solucion para la reforestacion

Los árboles son vitales para preservar la vida en la Tierra, pero como todos sabemos, también
están siendo destruidos a una velocidad alarmante. Muchas de las decisiones que hacemos en
nuestro día a día cuando comemos, compramos, o incluso conducimos, están inducidas por
la deforestación. Los árboles son cortados y quemados por muchas razones. Muchos bosques se
utilizan para suministrar madera para el carbón, y productos de papel, y muchos otros se
eliminan para despejar la tierra para los cultivos, el ganado o la vivienda. Otras causas de la
deforestación son la explotación minera y petrolera, la urbanización, la lluvia ácida y los
incendios forestales. De acuerdo a la Organización de Comida y Agricultura de las Naciones
Unidas, más de 133.000 millones de metros cuadrados de selva y bosque que se pierden
anualmente, son responsables del 20% de las emisiones de gases invernaderos causados por el
ser humano. La deforestación también contribuye a la contaminación del aire y del agua, la
pérdida de biodiversidad, erosión y disrupción climática.

ASÍ QUE, ¿QUÉ PODEMOS HACER PARA


DETENER LA DEFORESTACIÓN?
Una manera fácil de combatir la deforestación es la de plantar un árbol. Pero también puedes
llevarlo a más, asegurándote de que las decisiones que haces en casa, en tu tienda, en el trabajo,
y en el menú no contribuyen al problema. Esto es lo que puedes hacer:

1. Plantar un árbol.
2. No utilizar papel (o reducir su uso).
3. Reciclar y comprar productos
reciclados.
4. Busca el certificado FSC (Forest
Stewardship Council) en la madera y
productos hechos con madera.
5. Come comidas vegetarianas tanto como
puedas.
6. Comparte y difunde el problema. En
esta página web, puedes comprobar
el estado actual de deforestación en el
mundo.

Manejo forestal
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda
El manejo forestal es la rama de la ingeniería forestal o ingeniería de montes que se ocupa de las
actividades administrativas, económicas, legales, sociales, etc. de los bosques, y que sigue
principios científicos y técnicos de silvicultura, protección y regulación.
Puede tratarse de: manejo de bosques naturales o manejo de bosques artificiales o reforestados.

Manejo de bosques naturales


Manejo del bosque natural es una modificación gradual y
ordenada de la composición florística y la estructura del bosque
con un objetivo determinado. El manejo de los bosques
naturales puede tener varios objetivos: la producción de madera
y otros productos forestales, la protección de la cuenca
hidrográfica, y la conservación de la biodiversidad. En la
presente, se enfocará en los proyectos o componentes
forestales, que tienen que ver con la explotación de la madera y
sus impactos ambientales, pero se mencionará brevemente el
manejo de los otros productos, y los diferentes sistemas
agro/silvo/pastoriles.
Numerosas propuestas silvícolas se han definido desde
principios del siglo pasado hasta la actualidad para incorporar a la lenga dentro de un manejo
forestal sostenible. Entre ellas se encuentran las siguientes:

Inventario forestal
Un inventario forestal consiste en la recolección sistemática de datos sobre los recursos
forestales de una zona determinada. Permite la evaluación del estado actual y sienta las bases del
análisis y la planificación, que constituyen el punto de partida de una gestión forestal sostenible.
Su importancia radica en que sólo es posible adoptar decisiones que se funden en información
fiable y sólida, por lo que es necesario un proceso cíclico de recolección de datos, adopción de
decisiones y evaluación de los resultados obtenidos.

En general, todas las operaciones relacionadas con un inventario deben seguir al menos los
siguientes pasos:
Definición de los objetivos del inventario y la información deseada.
Desarrollo del diseño y los métodos de muestreo.
Recopilación de datos (encuestas sobre el terreno, análisis de datos obtenidos por telepercepción
y otras fuentes).
Análisis de datos y publicación de los resultados.
Debido al costo y a las limitaciones de tiempo, los inventarios se suelen llevar a cabo utilizando
técnicas de muestreo. El principio general del muestreo consiste en seleccionar un subconjunto
de una población y obtener conclusiones de la muestra para toda la población. La selección del
diseño de muestreo más apropiado se realiza en base a varias consideraciones (en la sección
Herramientas del presente módulo se puede consultar más información al respecto). Las dos
consideraciones básicas son definir si el objetivo es establecer un sistema monitoreo (mediciones
repetidas a lo largo del
tiempo) y si se dispone
o no de información
auxiliar (es decir:
fotografías aéreas o
imágenes de satélite).

Los principales factores


que determinan la
metodología general son
la finalidad y
el alcance/escala del
inventario.

Se han de definir claramente la finalidad (objetivo o meta) y el público objetivo/usuarios


del inventario forestal, y se debe resaltar el interés principal de la recolección de datos en base a
las necesidades de información de los usuarios. Mientras que en el pasado la finalidad de los
inventarios forestales era principalmente evaluar la disponibilidad de madera, en los últimos años
el bosque se considera un ecosistema complejo con varios elementos (incluidos los seres
humanos) que interactúan entre sí. En la actualidad, un inventario forestal se concibe como
un inventario forestal con múltiples objetivos y a su realización contribuyen expertos en
diferentes campos, como por ejemplo: muestreo, mapeo, tecnologías de la información, ciencias
sociales, teledetección, medición y elaboración de modelos, a fin de evaluar las múltiples
funciones que cumplen los bosques y los árboles.

Por lo que se refiere al alcance/escala, se puede incluir un amplio abanico de necesidades y, por
consiguiente, de enfoques. Los inventarios forestales mundiales están dirigidos a determinar el
alcance y el estado de los recursos forestales a nivel global (por ejemplo, la Evaluación de los
Recursos Forestales que la FAO lleva a cabo desde 1946 que sirve también como mecanismo
para armonizar terminología y definiciones).

Los inventarios de zonas más pequeñas se suelen realizar con objetivos más específicos,
relacionados a menudo con la planificación y las operaciones forestales. Entre ellos figuran los
inventarios regionales (partes de la superficie de un país), los inventarios de reconocimiento (un
análisis aproximado de los recursos forestales de una zona limitada), un muestreo diagnóstico
para orientar la gestión forestal y operaciones silvícolas, los estudios de explotación (que se
centran en evaluar la disponibilidad de madera que se puede recolectar y planificar las
operaciones de corta y aprovechamiento), los inventarios posteriores al aprovechamiento (con
objeto de analizar la regeneración y los daños causados por las operaciones de aprovechamiento
forestal) y el seguimiento de la sanidad forestal (a menudo vinculado con operaciones de corta de
recuperación).

Plan de Manejo Forestal

Plan de manejo forestal


El plan de manejo forestal es el instrumento que planifica la gestión del patrimonio
ecológico o el aprovechamiento sustentable de los recursos forestales de un terreno
determinado, resguardando la calidad de las aguas y evitando el deterioro de los suelos.
Será plan de manejo de preservación cuando tenga como objetivo fundamental resguardar
la diversidad biológica, asegurando la mantención de las condiciones que hacen posible la
evolución y el desarrollo de las especies y ecosistemas contenidos en el área objeto de su
acción.
Plan de manejo forestal
Será plan de manejo forestal cuando su objetivo sea el aprovechamiento del bosque
nativo para la obtención de bienes madereros y no madereros, considerando la
multifuncionalidad de los bosques y la diversidad biológica.
Toda acción de corta de bosque nativo deberá hacerse previo plan de manejo
forestal aprobado por CONAF. Deberá cumplir, además, con lo prescrito en el decreto ley Nº
701, de 1974. Los planes de manejo forestal aprobados deberán ser de carácter público y
estar disponibles en la página web de CONAF en Chile.
Contenido del plan de manejo forestal
El plan de manejo forestal deberá contener información general de los recursos naturales
existentes en el predio. Para el área a intervenir se solicitará información detallada,
conforme lo señale el reglamento.
Tratándose del plan de manejo forestal, éste deberá ser elaborado por un ingeniero forestal,
un ingeniero agrónomo especializado, o un profesional relacionado con las ciencias
forestales que acredite, además, estar en posesión de un postítulo o postgrado en dichas
ciencias.
El plan de manejo forestal deberá contar con la firma del interesado y del profesional que
lo hubiere elaborado. Cuando la construcción de caminos, el ejercicio de concesiones o
servidumbres mineras, de gas, de servicios eléctricos, de ductos u otras reguladas por ley,
según corresponda, implique corta de bosque nativo, el plan de manejo forestal
correspondiente deberá ser presentado por el respectivo concesionario o titular de la
servidumbre, según los casos, quien será responsable del cumplimiento de todas las
obligaciones contenidas en él.
Cuando se trate de bosques fiscales, el plan de manejo forestal deberá ser suscrito por el
concesionario o arrendatario del respectivo inmueble fiscal. Será también suscrito por la
respectiva Secretaría Regional Ministerial de Bienes Nacionales, con lo que se acreditará
que el solicitante tiene alguna de dichas calidades y que no existe oposición por parte del
Ministerio de Bienes Nacionales. El plan de manejo forestal podrá comprender varios
predios y propietarios.
Tramitación del plan de manejo forestal
Presentado un plan de manejo forestal a CONAF, ésta deberá aprobarlo o rechazarlo
dentro del plazo de 90 días. Si CONAF no se pronunciare en el plazo señalado, se tendrá por
aprobado el plan de manejo forestal propuesto por el interesado.
CONAF podrá rechazar un plan de manejo forestal sólo cuando éste no cumpla con los
requisitos establecidos en esta ley. En el evento de que CONAF rechazare en todo o en parte
el plan de manejo forestal, el interesado podrá reclamar ante el juez, de acuerdo al
procedimiento establecido en el artículo 5º del decreto ley Nº 701, de 1974. En este caso, la
sentencia definitiva será apelable.
Aprobado un plan de manejo forestal, se deberá dar aviso a CONAF cuando se inicie la
ejecución de faenas y, cumplido un año de inicio de su ejecución, deberá acreditar
anualmente ante CONAF, el grado de avance del mismo, cuando ello ocurra, por medio de
un informe elaborado por el interesado.
Elaboración de planes de manejo forestal
 Plan de Manejo Forestal Bosque Nativo
 Plan de Manejo Forestal Plantaciones Forestales
 Plan de Manejo Forestal Corta de Bosque Nativo para Recuperar Terrenos con Fines
Agrícolas
 Plan de Manejo Forestal Corta de Bosques para Ejecutar Obras Civiles
 Modificaciones de Planes de Manejo Forestal