Está en la página 1de 2

Aire acondicionado y la temperatura de confort

Hace unos años el aire acondicionado en casas era un elemento de lujo. Muy pocos hogares lo tenían.

Actualmente cada vez está más extendida el uso de estas unidades que nos brindan un enorme confort en
nuestro domicilio.

Pero cuando usamos una máquina de aire acondicionado doméstico hemos de considerar varios factores de
manera que consigamos el máximo rendimiento y el mayor confort.

La temperatura óptima

Una máquina de aire acondicionado nos proporciona confort y bienestar térmico pero no tiene que hacernos
pasar frío.

No es cuestión de estar en nuestro domicilio en pleno verano y tener que abrigarnos porque está frío.

Si pasamos frío podemos decir que estamos malgastando energía y pagando de más en nuestra factura de luz. No
tiene mucho sentido enfriar una habitación para después tener que abrigarnos.

Algunas veces en lugares públicos a mí me ha sucedido que me he quedado frío en verano por una incorrecta
regulación del termostato de la climatización.

El set point ambiente confortable para el uso de un aparato de climatización en verano está entre 24ºC y 26ºC. No
tenemos estar con frío.

Cada grado más que bajemos el punto de consigna nos supondrá un aumento sin ningún sentido en la cantidad
de nuestra factura de electricidad.

Pongamos que tenemos que climatizar un recinto que está a temperaturas muy poco confortables, como 29ºC,
30ºC ó 31ºC. Si lo dejamos aproximadamente a 25ºC es muy buena opción y no tiene sentido enfriarlo, por
ejemplo, hasta 21ºC para posteriormente ponernos una chaqueta porque hace frío.

La limpieza de los filtros de la máquina

Las unidades interiores de los aires acondicionados disponen de unos filtros para el aire.

Estos equipos hacen circular aire de la estancia que tiene partículas en suspensión etc, y no es agradable tenerlas
circulando debido al movimiento que provoca el ventilador de la máquina.

Por supuesto estos filtros se vayan tapando porque las partículas flotando van quedando retenidas en ellos.
Cuanto más tiempo sin limpiar los filtros más taponados quedan, reduciendo el caudal de aire, incrementando el
consumo de luz, los malos olores además de la dispersión al ambiente de pequeñas partículas que el filtro no
puede retener y que se encuentran en esa suciedad.

No se requiere limpiar los filtros todos los días, pero quizá lo más recomendable hacerlo cada 3 ó 4 semanas.

La limpieza de filtros de las máquinas split murales aire acondicionado madrid es bastante fácil de realizar. En
estos equipos se levanta la carcasa frontal de la máquina dejando a la vista los filtros. Simplemente los sacamos,
con un aspirador o cepillo repasamos y quitamos todos los residuos atrapados y después podemos lavarlos con
agua y un trapo o esponja limpios y dejar secarlos bien.

También existen en el mercado unos rociadores fungicidas para quitar los hongos que crecen en los filtros y que
provocan olores desagradables y alergias. Se aplican en la batería de la unidad interior y en los filtros.

Realizar una revisión de mantenimiento

Un equipo de aire acondicionado es un aparato mecánico, y como tal tiene que tener un mantenimiento. Es
necesario llevar a cabo una revisión anual para verificar que la carga de refrigerante es correcta y que el circuito
frigorífico no ha perdido gas.

Si ha perdido gas lo que hay que hacer es descubrir la pérdida y arreglarla, para posteriormente hacer una nueva
carga.

Cuando un aparato de aire acondicionado tenga menos fluído refrigerante del que debe tener provoca un
aumento del consumo eléctrico y reducciones de rendimiento.

Conclusiones

Por lo tanto, según lo comentado, el aire acondicionado nos otorga confort en casa, pero bien utilizado y tenemos
en cuenta estos tres puntos básicos vamos a lograr estar más confortables y un ahorro en la factura de la
electricidad, y todo esto es muy de agradecer.

Aireacondicionadomadrid.net

C/ Andalucía, S/N local 4, Oficina 01, 28850 Torrejón de Ardoz, Madrid

610 37 27 30