Está en la página 1de 33

ft

I
Í_

Introducción a la
"Lectio Divina"

eaiciones paulinas
Colección
Guido-Innocenzo Gargano
Escuela de la Palabra
CARTA A LOS ROMANOS
Carlos Mesters, la ed.
EL "ABC" DE LA BIBLIA
AA.VV., 4a ed.
EL PROFETA ELIAS
Carlos Mesters, 2a. ed.
ESPERANZA DE UN PUEBLO QUE LUCHA
Carlos Mesters, 3a. ed.
HACEMOS CAMINO AL ANDAR
La
Carlos Mesters, 4a. ed.
ISAÍAS JÚNIOR (ce. 40-50)
CEB7 - Carlos Mesters, la. ed.
LA BIBLIA, EL LIBRO DEL PUEBLO DE DIOS
Lectio divina
Carlos Mesters, 4a. ed.
PARAÍSO TERRESTRE: ¿Nostalgia o esperanza? Introducción
Carlos Mesters, la. ed.
PEQUEÑO BOCABULARIO BÍBLICO
a la "Lectio divina"
Wolfgang Cruen - Ernesto Tigreros, 3a. ed.
RUT: Una historia de la Biblia
Carlos Mesters, la. ed.
SALMOS: Oración del pueblo que lucha
AA. VV., la. ed.
UN PROYECTO DE DIOS
Carlos Mesters, 3a. ed.
LA ESPIRITUALIDAD QUE ANIMO A SAN PABLO
Carlos Mesters, la. ed.
LA LECTIO DIVINA
Guido-Innocenzo Gargano

ediciones paulinas
l
Introducción
a la Lectio Divina*

Procuraremos ante todo entender el sentido exacto de


la lectio divina propiamente dicha. Por el momento
limitémonos a precisar que no se trata de una lectura
estrictamente ligada a la investigación exegetica, sino de
una lectura que nos debe conducir a la oración, a la
contemplación.
Los monjes han conservado una tradición que nos
lleva a ver las Sagradas Escrituras como un organismo
vivo, casi como una persona que nos interpela. Así como
al encontrarnos con una persona hacemos preguntas y
esperamos respuestas, de la misma manera, leyendo las
Con las debidas licencias Sagradas Escrituras hacemos preguntas, y puesto que la
Título original La "Lectio Divina" Escritura es viva, las respuestas que nos da son respuestas
introduzione alia "lectio divina" de una persona viva. Leamos por tanto la Sagrada Escritura
€> Edizioni Dehoniane Bologna Via Nosadella, 6-40123 Bologna-Ilalia procurando establecer una relación personal con la misma
Traducción Nelly Rodríguez V.
Revisión de estilo Jorge Enrique Cortés Sagrada Escritura, por lo cual cuanto más nos unimos a
ella tanto más creemos que podemos comprender su
© EDICIONES PAULINAS 1992 Distribución: Departamento de Divulgación
Carrera 46 N9 22A-90 Calle 170 N« 23-31
FAX (9-1) 2684288 A.A. 100383 - FAX (9-1) 6711278
Santafé de Bogotá, D.C - Colombia * Agradezco de corazón a Vincenzo Pellegrini, de Roma, por haber
transcrito, con tanta paciencia, este texto, de los casetes, texto que puede
ISBN 958-607-603-2 servir ahora de gran ayuda para muchos amigos.

5
significado profundo. Mientras el investigador científico el cual buscamos, con la ayuda de quien investiga
debe situarse en una posición de "impasibilidad" con científicamente; pero luego, una vez establecido este
relación al texto para buscar la verdad, nosotros por el fundamento, debemos ir más allá porque el auténtico
contrario, nos involucramos en él. conocimiento de la verdad se adquiere únicamente por la
participación de amor. "Si escucháis hoy su voz no
En el mundo bíblico, el conocimiento de una persona endurezcáis vuestros corazones".
es más profundo cuanto más unidos estamos a ella. En la
medida en que —por así decirlo— me hago consanguíneo Por consiguiente, la Sagrada Escritura se convierte en
del otro penetrando en sus pensamientos, en sus preocu- la persona del Señor Jesús. Es necesario estar convencidos
paciones, en su misma vida, llego a comprenderlo más de ello hasta el fondo para poder captar el sentido profundo
profundamente. de la Sagrada Escritura. No es un libro cualquiera el que
tenemos ante nosotros, es un libro que presta las palabras
Este —según santo Tomás— se denomina conoci- al Señor mismo. Orígenes habría dicho que las palabras de
miento por consanguinidad o por connaturalidad. la Biblia no son otra cosa que las palabras de amor que el
Existe un principio muy antiguo en la búsqueda de la esposo —Jesús— intercambia con la esposa —Iglesia—.
verdad: "Solo el semejante conoce al semejante" (Platón). Ser testigos de este intercambio de amor significa estar
Nosotros consideramos que nuestra conformación con la compenetrados hasta la profundidad de las propias en-
Sagrada Escritura es el camino real para la comprensión trañas.
de la misma. De la misma manera que la conformación Voz divina, voz del Señor, voz del evangelio es la
con Cristo es el camino perfecto para conocerlo. referencia constante de quien desea entrar en aquella que
Existen, por consiguiente, dos métodos de conoci- san Benito llama la "escuela del servicio del Señor". Se
miento: el de la investigación científica y el que deno- ingresa, pues, en la comunidad porque al interior de esta
minamos como búsqueda sapiencial de la verdad. Los dos comunidad el Señor habla, y habla precisamente a través
se complementan. De hecho, es imposible establecer una de las palabras de la Sagrada Escritura. No existen otras
relación con quien todavía no conocemos. palabras de referencia. La Escritura es, por tanto, una
persona viva.
Los antiguos, refiriéndose al Verbo encarnado,
afirmaban que la carne es el fundamento de la salvación;
en la Escritura la visibilidad y el significado de la letra, Leer atentamente el texto
que nosotros, alcanzamos gracias a los exegetas, es el Hay un texto muy hermoso perteneciente a la tradición
fundamento del conocimiento ulterior, que se obtiene por rabínica que se ha convertido en punto fundamental de
la relación personal que se establece con la Escritura referencia durante siglos enteros de tradición monástica;
misma. codificado en el 1300, es muchos siglos más antiguo.
Tenemos, por consiguiente, la base, el fundamento, "La Tora revela una palabra que brota un poco desde
que es dado por el sentido literal, por el sentido objetivo

6 7
su velo y enseguida vuelve a esconderse. Esta actúa así, quien alcanza a percibir este susurro que venga acá para
únicamente con aquellos que la conocen y le obedecen que pueda hablarle". Como está escrito: "Quien es sencillo
—quiere decir que para descubrir el significado de la que venga a mí". Ella lo ha dicho y quiere que él lo
Sagrada Escritura se requiere conocerla ya, de algún modo, entienda. Quien, por el contrario, es sordo a esta primera
estar unidos a ella mentalmente, en el deseo, y estar señal, termina por permanecer cerrado también al
dispuestos a obedecerla—. La Tora se asemeja a una bella conocimiento del misterio escondido.
y magnífica joven escondida en una recóndita habitación Cuando el amado se le acerca, ella, oculta tras su
de su palacio, que tiene un amor secreto, desconocido velo, comienza a dirigirle palabras más claras enseñándole
para todos los demás. Por su amor, el enamorado mira a comprender. Hasta que muy lentamente es concebida y
desde la celosía de su ventana, en todas las direcciones, nace en él la intuición espiritual. Luego a través de un
buscándola. Ella bien sabe que su enamorado frecuenta la velo de luz, ella le transmite palabras alegóricas —son
reja ... Entreabre la puerta de su remota alcoba y, solo por palabras que en la etimología de "allegoría" pertenecen a
un instante, revela su rostro al amado volviendo a ocultarlo otro mundo. Es decir, inicia al mundo de los misterios de
de inmediato. Quienquiera que estuviese en compañía del Dios—. Y solamente entonces, cuando él se le hace
amado sería incapaz de percibir algo. Solamente él la ve familiar, ella se revela cara a cara y le habla de todos los
y se transporta interiormente hacia ella con el corazón, misterios escondidos y de los caminos a seguir que ella
con el alma, y con todo su ser; y ella comprende que por desde el principio deseaba revelarle. Un hombre de tal
amor a él, se ha descubierto a sí misma, por un momento categoría es ahora llamado "perfecto" y "maestro", que
encendida de amor por él. equivale a decir "esposo" de la Tora en el sentido más
Así es la palabra de la Tora que se revela a sí misma íntimo y estricto; es el padre de familia a quien ella abre
solamente a sus amantes. La Tora comprende que quien todos los secretos sin esconderle nada.
es sabio en el corazón frecuenta su casa. ¿Qué hace Y le dice: "¿Ves, ahora, cuántos misterios comprendía
entonces? Desde el interior de su palacio le deja ver su aquella simple señal que te di en aquel primer día y cuál
rostro y su hermosura, pero luego regresa aprisa a su era su verdadero significado?". Entonces, él comprende
habitación y se esconde de nuevo. Los que están presentes que a aquellas palabras no se les puede agregar o quitar
no ven y no saben nada; solamente él la ve y es atraído nada, y comprende, por primera vez, el significado de las
hacia ella con el corazón, con el alma, con todo su ser. palabras de la Tora como si estuviesen allí delante él.
De esta manera la Tora revela y al mismo tiempo se Palabras a las que no puede aumentárseles o sustraérseles
esconde a sí misma y está ebria de amor por el amado, ni una sola letra.
mientras enardece el amor dentro de él. Ven y verás, éste Un texto como este nos hace comprender con
es el camino de la Tora. Al principio, cuando ella quiere suficiente claridad, cuál tiene que ser la relación que hay
revelarse a un hombre, solo ofrece un signo instantáneo; que establecer con la Sagrada Escritura para poder alcanzar
si él no comprende, ella insiste con un sonido de voz muy el conocimiento más profundo de ella.
sutil. Al mensajero enviado por él, la Tora le dice: "Di a Entonces nos damos cuenta que todo lo que

8 9
identificamos con el conocimiento así llamado científico "Lectura" como "escucha"
u objetivo del texto de la Escritura, frente a este fragmento,
acusa los propios límites, la propia relatividad. Ciertamente ¿Cómo debemos adentrarnos en esta lectura?
este conocimiento es importante, pero hay que ir más Hemos comprendido que la relación que hay que
allá, ya que si permanecemos en él, se terminaría por no establecer con el libro de las Sagradas Escrituras es una
captar el significado más profundo que identificamos con relación entre amante y amada, y solo en el interior de
la percepción del misterio de Dios. A esta intuición del este mundo de amor podemos pensar en penetrar el
misterio procuraremos llegar con la lectio divina. significado escondido de las Sagradas Escrituras. ¿Cómo
La conclusión del texto rabínico nos recordaba que prepararnos concretamente a esta relación de amor con
nada puede ser aumentado o quitado a las Sagradas ella?
Escrituras. Esto significa que el Señor nos habla a través Lectio divina corresponde a una expresión resumida
de esas palabras y no fuera de ellas. Por consiguiente, la de aquello que podríamos llamar, con más propiedad,
primera preocupación que debemos tener es precisamente "lectura de la palabra de Dios", pero donde tendremos
no salimos de aquellas palabras, no pretender saber más, que sustituir el término "lectura" por el término "escucha":
o pretender prescindir de cualquier cosa, de cualquier escucha de la palabra de Dios. Ahora bien, para poder
expresión presente en las Sagradas Escrituras. Jesús ya lo escuchar hay que crear un clima de silencio y soledad que
había dicho: "Ni una jota, ni una simple coma de la ley nos permita percibir el "susurro" de lo que hemos leído
pasará, sin que ésta sea cumplida" (Mt 5,18). poco antes. Debemos de alguna manera revivir la
Los antiguos padres eran perfectamente conscientes experiencia de Elias que necesita afinar el propio oído
de que la más mínima expresión de la Sagrada Escritura para poder descubrir al Señor dentro de una tenue voz de
poseía un misterio, un mensaje de Dios para los hombres. viento (IR 19,9-14). De esta manera nos preparamos a la
Incluso san Gregorio Magno desarrolló una serie de escucha. Debemos lograr agudizar hasta tal punto nuestras
reflexiones acerca de la conjunción "et" colocada al capacidades auditivas que podamos percibir también los
principio de las profecías de Ezequiel (Ez 1,1 ss). Se ultrasonidos de la palabra de Dios.
pregunta por qué el profeta inicia con una conjunción. Para poder preparar este espacio adecuado a la escucha,
¿Qué une este "et"? Y responde: "Ciertamente une el
hay incluso en la mentalidad de los padres y de los monjes
mundo de Dios con el mundo de la tierra, une toda la
lo que podríamos llamar los presupuestos generales de la
historia de la vida trinitaria con la historia que nosotros
comunidad Iglesia.
vivimos". Sin este "et" nuestra misma historia no tendría
su significado.
Es necesario leer atentamente el texto respetando Presupuesto de la fe
aquello que dice y lo que no dice: ésta es la enseñanza
que nos viene de la tradición rabínica. La primera actitud que hace posible la lectio divina es
la fe. Cuando los cristianos toman en sus manos la Biblia,

10 11
parten sobre todo de una actitud de fe: la Biblia es esta verdad, será muy difícil hacer lectio divina. Si el
inspiarada por Dios. ¿Qué significa esta inspiración de la libro de la Biblia es uno de los tantos libros que leemos,
Biblia? Ante todo, significa que cuando el agiógrafo si lo leemos solamente en los ratos libres que nos dejan
escribe, el Espíritu Santo, de alguna manera, le garantiza las otras preocupaciones que consideramos más
que no escribirá errores referentes a la fe. Pero significa importantes, no llegaremos jamás a captar el sentido
también, según el pensamiento de Orígenes, que el Espíritu profundo de las Sagradas Escrituras.
Santo está contenido dentro de las Sagradas Escrituras. Podrán ser también libros hermosos y santos, pero en
Hay una analogía entre las Sagradas Escrituras y la el momento en que nos encontramos con él, todo lo demás
eucaristía. Bajo las apariencias del pan y del vino está ha cumplido ya su función y no se puede servir a dos
presente realmente el Señor resucitado, de la misma patrones a la vez porque, antes o después, uno de los dos
manera bajo los velos de las Sagradas Escrituras está toma ventaja sobre el otro.
presente el Espíritu Santo. Obviamente no es una presencia
que excluye otras presencias. El Vaticano II habla de la
presencia real del Señor también en los enfermos, en la Unidad de los dos Testamentos
comunidad, en la jerarquía que transmite las enseñanzas
de los apóstoles..., y en muchas otras situaciones: "Donde Un segundo presupuesto que hay que resaltar es la
dos o tres se reúnen en mi nombre..." (Mt 18,20). unidad de los dos Testamentos.
El mismo Espíritu que ha inspirado y está contenido
En los ambientes monásticos se encuentran con
en el Nuevo Testamento ha inspirado y está contenido en
frecuencia dos lámparas encendidas; una delante del
el Antiguo Testamento.
Santísimo y otra, según una tradición muy antigua, ante
el libro de las Sagradas Escrituras. Esta parece ser una afirmación evidente, casi inútil,
pero es, por el contrario, muy importante ya que cuando
Por consiguiente, el Espíritu mueve desde las se hace referencia al Antiguo Testamento se hace
Escrituras, habla a través de las Escrituras, el Espíritu referencia a Dios creador, a aquel Dios creador que, como
está presente realmente en el libro de las Escrituras. narra el Génesis 1, no solo ha creado todas las cosas, sino
Confrontarse con el libro de las Escrituras significa, por que se ha colocado en una actitud de contemplación frente
lo tanto, dejarse iluminar por la luz del Espíritu Santo que a todas las creaturas confirmando que todas eran buenas
las ha inspirado y está presente en ellas. y frente al hombre ha resaltado que "era verdaderamente
Todo esto conlleva una consecuencia muy sencilla: bueno". Lo cual significa que refiriéndonos al Dios
todos los demás libros no pueden ser colocados a la par redentor del Nuevo Testamento no podemos entender esta
con el libro de las Sagradas Escrituras. Aunque se tratase redención como radicalmente diversa respecto a la
de libros escritos por los santos, frente a las Sagradas creación. Decían los escolásticos que "gratia supponit
Escrituras son simples palabras humanas que en ningún naturam" (la gracia supone la naturaleza). Podríamos decir
caso pueden sustituirlas. Hasta que no nos convirtamos a también nosotros; si no existe un recipiente no puede

12 13
jontenerse nada; si no se acepta la creaturalidad en su percibiremos mejor en la medida en que nos dejemos
manifestación visible tampoco se puede hablar con iluminar por aquella luz que para nosotros es la presencia
sobrenaturalidad en su manifestación invisible. Es el del hijo de Dios en el hombre Jesús de Nazaret. Así,
mismo criterio de la encarnación del Verbo de Dios. Para iluminando el Antiguo y el Nuevo Testamento a la luz del
poder alcanzar y reconocer en la fe al Hijo de Dios misterio de la muerte y resurrección de Jesús —dicen los
debemos partir del reconocimiento del hijo de María: Jesús padres— nosotros evidenciamos las sombras y las
de Nazaret que es el mesi'as y también el Señor. distinguimos de la verdad; podemos discernir entre la letra,
que podría matar si nos detuviéramos en ella, y el Espíritu
Debemos recorrer un camino progresivo. Obviamente
que vivifica y nos abre continuamente a lo nuevo.
en nuestra experiencia espiritual las dos cosas no se
colocan en una sucesión de orden temporal puesto que Por consiguiente, el encuentro con el misterio central
nosotros vemos el todo al mismo tiempo, pero debemos de la muerte y resurrección de Jesús se convierte en el
ser conscientes de una sucesión por lo menos racional, criterio de discernimiento. De esta manera se debe pasar
ideal. Si eliminamos al hombre, si eliminamos la creación, de la letra al Espíritu, sea leyendo el Antiguo Testamento,
no tendremos tampoco al cristiano y mucho menos la sea afrontando el Nuevo Testamento.
nueva creación, aquella creación que nosotros vemos La luz del misterio de la pascua de Jesús debe hacernos
transfigurada, transformada por la redención de Jesús. superar todos los obstáculos, las parcialidades, las
Esto significa que el pensamiento cristiano excluye deficiencias, las connotaciones ligadas al contexto cultural
cualquier maniqueísmo, es decir, cualquier contraposición propio del Antiguo o del Nuevo Testamento.
entre lo que es visible y tangible —lo que nosotros Por ejemplo, es bastante fácil encontrar en el Antiguo
identificamos con la carne— y aquello que es invisible, Testamento situaciones aparentemente incomprensibles e
no palpable —lo que nosotros identificamos con el inaceptables a la visión cristiana (violencia, maldiciones,
espíritu—. etc). Las mismas situaciones las encontramos a veces en
La unidad de los dos Testamentos significa también algunos pasajes del Nuevo Testamento (polémicas anti-
que el mismo Espíritu Santo se revela a través de los judáicas, capítulo 23 de Mateo; algunas expresiones de
hechos, los personajes y las palabras del Antiguo los Hechos de los apóstoles; la violencia presente en el
Testamento. El hilo conductor que une el Antiguo al Nuevo Apocalipsis). El paso de la letra al Espíritu es sin duda
Testamento es precisamente esta Unidad del Espíritu necesario tanto en el Antiguo como en el Nuevo
inspirador e inspirante de las Sagradas Escrituras. Testamento y el criterio de discernimiento sigue siendo la
muerte y la resurrección de Jesús de Nazaret.
Esto conlleva naturalmente una visión positiva del
mundo y de la historia, es decir, que todo aquello que Por tanto, toda afirmación, contenida en la letra de la
pertenece a la creación y todo aquello que pertenece a la Biblia que pusiese entre paréntesis este misterio o
historia de los hombres contiene un mensaje que viene excluyese una plenitud de manifestación de las conse-
del Señor. Es obvio que se trata de un mensaje que cuencias de la muerte y resurrección de Cristo, se-

14 15
guramente no sería el contenido profundo de aquella Sagradas Escrituras es necesario que se garantice la
expresión deseado por el Señor, como alimento para comunión con la Iglesia. Iglesia que es la pequeña
nuestra comunidad, para la Iglesia y para cada uno de comunidad pero que es también la comunidad que se
nosotros. extiende hasta los confines del mundo. Entonces no basta
Tener presente esto nos ayudará mucho cuando con garantizar una relación de pacificación y de amor
encontremos textos, situaciones o personajes que nos entre dos o tres personas porque podría convertirse en un
podrían dejar un tanto perplejos. individualismo de grupo. La comunión por su propia
naturaleza obliga a abrirse. Las comunidades cerradas no
contienen la Sagrada Escritura, solo pueden poseerla
El criterio de la comunión aquellas que se dejan traspasar por el Espíritu Santo.
Un tercer elemento introductorio a la lectio es el La Sagrada Escritura" es por consiguiente, un tesoro
criterio de la comunión. escondido en el campo de la Iglesia. Cuando se ha
percibido la importancia de este precioso tesoro se tiene
Hemos dicho que la unidad de los dos Testamentos el coraje de vender todo para adquirir el campo. Vender
está dada por la presencia del único Espíritu que inspira todo para hacer parte de esta Iglesia que es el campo en
las Sagradas Escrituras y alienta desde ellas, y hemos el cual está enterrado el tesoro.
afirmado también que el criterio de discernimiento para
captar la presencia del Espíritu es la confrontación con el Sí, para poder entrar en la comunión eclesial en la
misterio pascual de Jesús. cual se podrá descubrir el tesoro escondido de las Sagradas
Escrituras se requiere el coraje de vender todo, de
Dando una mirada horizontal encontramos un criterio considerar todo el resto como escoria, dice san Pablo;
ulterior de discernimiento para tener presente: el criterio todos los sucedáneos que nos han servido de apoyo para
de la comunión. llegar al encuentro con la palabra de Dios deben ser
El cristiano es consciente que la Escritura es dada por descartados, y se hace muy difícil fundarse sobre la palabra
la comunidad, es un tesoro que se nos pone en las manos corriendo el riesgo de caer en el vacío.
de una manera viva por una comunidad viviente. El libro
La Escritura se lee, pues, en la comunidad, en la
de las Sagradas Escrituras no es un descubrimiento
Iglesia. Pero se lee en la totalidad de la comunión con la
individualista. Puede suceder que alguien llegue a ellas
Iglesia; lo cual quiere decir que ningún carisma, ningún
por su propia cuenta, pero este mismo descubrimiento lo
ministerio puede pretender monopolizarla, ser la síntesis
acercará inevitablemente a una comunidad que hace de
de todos los carismas, poseerlos todos. No, cada uno posee
este libro el punto vital de referencia. El encuentro
su carisma particular y hay quien tiene el carisma de la
individualista, no es suficiente. Significa esto que si tú no
síntesis, pero nadie posee la síntesis de todos los carismas,
eres Iglesia no puedes pretender poseer el libro de las
porque los carismas son distribuidos por el Espíritu Santo
Sagradas Escrituras y mucho menos, puedes pretender
como a él le parece.
leerlo. Pues para llegar a la profunda comprensión de las

16 17
San Benito decía que no se puede excluir a nadie leerse la Biblia, pero mientras uno no esté dispuesto a
porque con mucha frecuencia el Espíritu Santo revela, cuestionarse a sí mismo, sus propias seguridades, sus
precisamente al último de la comunidad, al más pequeño, propias riquezas, el libro permanece cerrado aunque
al menos considerado, lo que es necesario y útil para la materialmente esté abierto delante de nosotros. Es
construcción de toda la comunidad. Quienquiera que se necesario vaciar el corazón para que la palabra de Dios
cierre a la revelación del Espíritu Santo, cerrándose al pueda llenarlo con su riqueza.
aporte que surge del último de la comunidad, no puede En la medida en que un cristiano es capaz de
pretender estar en comunión con la catolicidad de la convertirse a Cristo, en esa misma medida Cristo se le
Iglesia. revela. "Si vosotros os inclináis hacia las Escrituras, hacia
Los antiguos padres no concebían una Iglesia de la palabra de Dios, la palabra de Dios se inclinará hacia
compartimientos separados; ellos reafirmaban que todos, vosotros". Se requiere una condescendencia recíproca. Si
absolutamente todos aquellos que están en la búsqueda tú te doblegas, el otro también cede, si tú permaneces
del sentido profundo de las Sagradas Escrituras, deben rígido, el otro también permanece inflexible. Estamos
ante todo preocuparse por estar en comunión con los demás siempre en la óptica de una relación de amor. Por lo
miembros del cuerpo místico de Cristo, con todos los demás, la palabra de Dios es tan libre y tan atenta, tan
demás miembros de la Iglesia. solícita, que se hace niña con los niños, joven con los
El cuerpo real de Cristo es toda la comunidad que jóvenes y adulta con los mayores.
nace y se encuentra "en el misterio" alrededor de la Este es el proceso de conocimiento y las señales de
eucaristía. Nosotros —dice san Pablo— somos miembros vida que se desprenden de la Sagrada Escritura.
del único cuerpo y tenemos todos una sola cabeza que es
Por lo tanto, si nosotros permanecemos aferrados a
Cristo el Señor.
nuestros moralismos, la palabra de Dios nos dará solamente
Este segundo criterio también hace referencia a Cristo
aquellas cosas. Pero si nosotros tenemos el coraje de ir
resucitado que se identifica con los miembros de la
más allá, también la palabra va más allá con sus enseñanzas
comunidad eclesial. Ningún miembro puede ser amputado en relación con nosotros. Jesús respeta nuestro propio
porque sería como mutilar el cuerpo. crecimiento y se nos revela en la medida en que somos
capaces y estamos disponibles a acogerlo. Son los signos
de la ternura maternal de la palabra de Dios. Una madre
El criterio de la conversión continua
que espera paciente los nueve meses de la gestación, que
sabe regular el alimento adecuado a la edad real de sus
Otro criterio es aquel de la conversión continua.
hijos.
Decían los antiguos: "Para el hombre que no está
dispuesto a renunciar a su propia manera de ver, a su
pretensión de autosuficiencia, a su propia riqueza, le es
imposible comprender las Sagradas Escrituras". Puede

18 19
El don del Espíritu Santo En último análisis, para penetrar en el sentido profundo
de las Escrituras, tenemos necesidad de la oración, pero
Por último, para llegar a comprender el sentido pro- hemos comprendido también que esta oración es auténtica
fundo de las Sagradas Escrituras necesitamos el don del y puede ser escuchada por el Padre celestial en la medida
Espíritu Santo. Es un secreto que solo él conoce y lo en que parte de la armonía vivida en la comunidad y es
revela a quien quiere y cuando quiere. "El viento sopla presentada en nombre del Señor.
donde quiere y oyes su voz, pero no sabes de dónde viene
ni a dónde va. Así es todo el que nace del Espíritu" (Jn
3,8). Esto es suficiente para derrumbar todas nuestras pre-
tensiones. Aquí está la desesperación del hombre que qui-
siera obligar al Espíritu a venir a él, pero el Espíritu Santo
no se deja forzar. Es necesario pedir, pedir con insisten-
cia el don del Esp&itu y pedirlo en nombre de aquel que
nos garantiza que seremos escuchados por el Padre ce-
lestial. No es cualquier invocación la que nos garantiza la
acogida de nuestra oración; es solamente aquella que se
hace en nombre de Jesús y en comunión con los herma-
nos la que será escuchada.

Armonía
Dice el evangelio de Mateo: "Si vosotros os ponéis de
acuerdo, si encontráis la armonía en el pedirme cualquier
cosa y en pedirla en mi nombre, mi Padre os la concederá".
Una vez más, no basta una invocación individual sino
que debe ser el fruto de la armonía vivida en la comunidad.
Donde no hay armonía, no hay tampoco auténtica
invocación del Espíritu. No puede haberla, precisamente
porque el Espíritu habla a la comunidad y dentro de la
comunidad. Solamente cuando nos convertimos en voz
del Espíritu, el Espíritu nos acoge, porque es él mismo el
que nos induce a la invocación y él mismo es el objeto
de nuestra oración.

20 21
Podemos y, aun debemos, seguir las enseñanzas que
nos vienen.de tantos guías espirituales, pero todas estas
enseñanzas deben confesar su propia relatividad al
2 encontrarse finalmente con la palabra de Dios. Ciertamente
tienen su propia fuerza y utilidad, pero solo en la medida
en que no se interponen como un diafragma entre nosotros
La Lectio y la palabra de Dios, y más bien nos conducen de la mano
hacia la palabra misma. Por esto, es necesaria una ascesis
seria, es necesario tener el coraje de dejar de lado los
soportes más preciados sobre los que hemos levantado
nuestra propia vida espiritual. Resulta muy difícil, pero
solo si llegamos a hacerlo la palabra de Dios se convertirá
en la única dueña de nuestra vida. De lo contrario
estaremos caminando siempre en la ambigüedad. Algo así
Hemos resaltado las inquietudes interiores que es como querer quedarse para sepultar al propio padre (Mt
necesario tener en cuenta antes de abrir el libro de las 8,21), estar siempre a punto de hacerlo sin decidirse jamás
Sagradas Escrituras. Ahora que ya lo tenemos abierto a hacer de Cristo y de su palabra el absoluto de nuestra
delante de nosotros debemos tomar conciencia de que vida.
nuestra propia ascesis personal puede y debe ser construida
alrededor de las Sagradas Escrituras porque ellas contienen
la palabra de Dios. Por esto, todo nuestro esfuerzo en el Estudiar las Sagradas Escrituras
crecimiento espiritual debería estar orientado hacia la con fidelidad y humildad
escucha de la palabra del Señor. El silencio estará en
función de la escucha; la estabilidad en función de la es- Estudiar y escrutar las Sagradas Escrituras, ha sido
cucha (por estabilidad entendemos la permanencia en un para muchas generaciones de monjes el verdadero y
compromiso de conversión continua, la conciencia de no principal compromiso ascético cotidiano. El estudio de la
haber llegado jamás a la meta); la permanencia en soledad letra de las Sagradas Escrituras. No en una carrera
está en función de la escucha. Pues si el silencio, la apresurada a través de atajos hacia el "goce" espiritual,
estabilidad, la permanencia en soledad, no están en función como si descubrir el significado literal de las Sagradas
de la escucha, se convierten en ocio y bien sabemos que Escrituras no fuese ya un sustento del alma. Por el
el ocio es padre de todos los vicios. contrario, ascesis es también saber utilizar los instrumentos
que sirven para comprender el sentido literal de las
Permanecemos en silencio, en soledad, para poder Sagradas Escrituras.
profundizar las Sagradas Escrituras. Si la palabra no es el
Aceptar con humildad que es necesario aprender el
centro, si no existe la "atención" a su palabra, se corre el
ABC para poder leer y entender el significado de un texto:
riesgo de no concluir nada.

22 23
esto es empeño espiritual, es obedecer a la palabra de ver en la letra de la Escritura la palabra de Dios. Por
Dios. La fidelidad en perseguir este significado literal de consiguiente, ojos de la mente atentos, sí, pero con la
la palabra de Dios es una de las constantes necesarias a garantía de la pureza de corazón, porque Jesús en el
la auténtica lectio divina. Si no se colocan bien estas bases evangelio ha afirmado explícitamente la bienaventuranza
nuestra lectio puede volverse sencillamente fantasiosa, de los puros de corazón: ellos verán a Dios.
acomodada, espiritualista haciendo de la palabra de Dios* Queda claro, por lo tanto, que la actitud externa de
la esclava de nuestros sentimientos momentáneos y no la nada serviría si no fuese acompañada de esta continua
dueña de nuestra vida. purificación del corazón (catarsis) que es presupuesto
Aprender de memoria, leer atentamente, transcribir, indispensable a la lectio divina.
son tres modos muy sencillos, al alcance de todos, de Es necesario que el corazón sea purificado para que
iniciar el camino de la lectio divina. los ojos de la mente permanezcan atentos a la palabra.
Todo esto en un lugar determinado, en un tiempo Los antiguos padres sabían que no bastaba una lectura
prescrito, y posiblemente bajo la mirada atenta y superficial para captar el significado de las Sagradas
paternalmente exigente de un maestro. Pues bien, tenemos Escrituras. Si por una parte el maestro espiritual contribuía
ya tres características que deben acompañar esta lectio a la continua purificación del corazón, por la otra se hacía
divina. Si a estas agregamos el presupuesto natural necesario "sondear" lo más interesante posible la página
indispensable en cualquier tipo de actividad humana que de la Escritura para extraer el jugo como el vino del
se desea cumplir con atención, es decir, tener despiertos racimo.
los ojos de la mente y no cansados por una vida desor-
denada y torpe, nos encontramos en fin, con el célebre Al respecto existían técnicas particulares que podían
binomio vigilia-ayuno. Un ayuno visto como presupuesto variar de acuerdo con la diversidad de los libros o de las
para la vigilia. Ayuno que no significa dejar de comer,' formas literarias. Técnicas que podemos simplificar
sino más bien no hartarse jamás durante las comidas; por recurriendo a los criterios elementales de comprensión de
esto resulta siempre útil levantarse de la mesa con un un texto, criterios en los cuales hemos sido educados desde
poco de apetito. Esta es la medida, porque así es posible la infancia.
vigilar, vigilar físicamente para que puedan permanecer Hablamos ante todo de análisis gramatical.
despiertos los ojos de la mente. De nuevo el punto de Cada letra en particular es calculada, definida, por
referencia es la atención a la palabra de Dios. Debería
cuanto cada letra y cada término en particular tiene su
ser éste el contexto en el cual se cumple nuestra
calificación propia. Especialmente si se hace referencia a
experiencia de lectio divina.
la lengua hebrea, cada letra es a la vez un símbolo, por
Vigilia y ayuno corren el riesgo de ser vividos como consiguiente, estar atentos a la letra, significa también
fines en sí mismos si no van acompañados de una búsqueda tener los ojos abiertos al contenido misterioso que se
constante de la pureza de corazón, única que permitirá esconde detrás de aquella letra. Aun para lo que se refiere

24 25
a las letras de nuestro alfabeto, que derivan del griego y lector atento no puede olvidar la naturaleza específica de
del latín, se podría hacer un discurso análogo. los diferentes hilos con los que es entretejida cada
Además de tener una función simbólica, las letras del afirmación del texto. Un tejido (textus = tejido) no se
alfabeto hebraico y griego tienen también un contenido puede tejer sino a través de diversos hilos. Una vez
numérico. Así se podía hablar a través de las letras y cada identificados estos hilos en los vocablos particulares, el
cifra refería contenidos misteriosos que trascendían la letra paso ulterior consiste en entender cómo estos vocablos
misma. En el Nuevo Testamento se encuentran diversos están interrelacionados entre sí poniendo a disposición su
ejemplos de este género. Muchas veces nos encontramos propia identidad. Los hilos de un tejido sobrepasan siempre
ante un número: el 5 o el 7; 5.000 personas; 153 peces el borde del mismo tejido; de esta manera una vez
grandes... Son "cifras" que tienen un contenido misterioso identificado el hilo podemos seguirlo hasta el infinito.
que nosotros debemos procurar descifrar. Generalmente este análisis se realiza yendo en busca del
verbo. Existe un hilo que es más importante que los otros
Esta es la atención a la letra entendida en el sentido porque es el que unifica a los demás. Hay una especie de
más preciso del término: letra del alfabeto. Con "atención común denominador en el que todos deben participar, de
a la letra" entendemos también atención al "término", a lo lo contrario el tejido se rompe. Este hilo conductor
que para nosotros es el vocablo. Cada vocablo tiene su generalmente es el verbo. El verbo es el que une. Sin el
identidad propia. Descubrirla es indispensable para la verbo desconocemos el nexo que puede existir entre un
comprensión del texto. Cada vocablo es el fruto de una sustantivo, un adjetivo, un adverbio.
raíz original que, mediante la transposición de letras,
inserción de vocales, adiciones de prefijos o sufijos, da El descubrimiento del verbo facilita el ascenso al
un determinado contenido. escalón siguiente, al que nosotros llamamos análisis
lógico. La racionalidad, la consecuencialidad.
Deteniéndose sobre un término y analizándolo en
cuanto tal, ya tenemos ante nosotros una profundidad Los términos están entrelazados entre sí según un nexo
infinita. lógico. A través de este segundo análisis, procuramos
Después entra en juego la atención a la posición que descubrir esta racionalidad. Así, el sustantivo comienza a
ocupa este término al interior de la frase. Puede tratarse definirse como sujeto u objeto, etc. Este análisis nos lleva
de un verbo que orienta hacia cierto significado; puede a darnos cuenta de la relación consecuencial existente en
ser un sustantivo, un adverbio, un adjetivo, etc. Entonces, la construcción de una proposición.
además de tener en cuenta aquello de lo cual está Por último se llega a lo que podemos llamar análisis
constituido el término, hay que darse cuenta también de del periodo.
la calidad de presencia del término mismo al interior de Cuando se trata de un fragmento más amplio, tenemos
la frase. necesidad de descubrir cuál es la afirmación principal
Esta que no es ni inútil ni demasiado difícil, es la que el autor quiere hacer. Una vez descubierta, miramos
primera técnica de atención en la lectura de un texto. El todas las coordinadas, las subordinadas y ciertas frases

26 27
accidentales, aparentemente insignificantes, pero que en buscando, por ejemplo, con la ayuda de un buen dic-
realidad dan el tono. No solo el marco, sino también el cionario los sinónimos y los antónimos del mismo vocablo
color de fondo de todo el resto del discurso. y ampliando la investigación a la extensión de significados
que el mismo término asume al agregarle o suprimirle
Partiendo siempre de la atención precisa al verbo en determinado prefijo, de un sufijo con una transposición
la variedad de las conjugaciones nos preocupamos por de letras, etc.
determinar cuál es la proposición principal. Una vez
evidenciada con claridad la estructura del período y sobre Aun no conociendo el griego o el latín, tenemos la
todo su afirmación central, llega el momento de detenerse posibilidad de examinar un término. Pensemos de nuevo
un instante. en el verbo "amar"; cada uno de nosotros está en grado
de expresar la misma cosa con los sinónimos.
Nos detenemos sobre el sujeto, el predicado y los
complementos de la proposición principal, olvidando por Además, los sinónimos tienen una pequeña particu-
un momento lo demás. laridad. Cada uno denota un aspecto diferente del cristal
que tenemos en la mano. Cuanto más frotamos este cristal,
¿Cómo se hace el análisis de esta proposición
más descubrimos colores que no pensábamos que pudieran
principal?
estar allí presentes.
En general, nos detenemos de nuevo sobre el verbo,
pulsándolo, procurando comprenderlo bien, con paciencia Pensemos por ejemplo en el verbo "revelar" que es
y repetidas veces. Quienes están más preparados desde el muy corriente. Tomemos tres sinónimos: descubrir, aclarar,
punto de vista filológico rescatan la raíz del verbo para manifestar. Es distinto decir descubrir: allí encontramos
tomar el llamado sentido radical y descubrir las múltiples una particularidad diferente, se encuentra el sentido de un
indicaciones de sentido que se desprenden de la gama secreto que se descubre, de un velo que se quita. Diferente
completa de derivados de la misma raíz de origen. Una es si utilizamos aclarar: significa poner a la luz, un
raíz puede dar motivo a la formación de un verbo, de un resplandor nuevo que explota ante nuestros ojos. Si nos
sustantivo, de un adjetivo, de un adverbio. referimos al término manifestar: éste expresa algo nuevo,
es la manifestación, la epifanía.
Pensemos por ejemplo, en el verbo "amar". La raíz da
origen a amor, amable (adj.), amante (sust.), amablemente Finalmente, si eliminamos el prefijo "re", obtenemos
(adv.). Es la misma raíz siempre "am". Resulta muy útil simplemente el opuesto: velar, es decir, cerrar, ocultar,
tener en cuenta la raíz porque partiendo de ésta, se hace esconder, cubrir, oscurecer.
más fácil moverse a su alrededor. Esta comparación nos ayuda a comprender mejor el
Es una búsqueda que se hace más rica y cargada de sentido del término "revelar" que hemos utilizado como
frutos para los que tienen posibilidad de recabar en las ejemplo. Para comprender mejor la significación de un
raíces de una de las dos lenguas originales de las Sagradas antónimo o de un sinónimo, tenemos necesidad de
Escrituras, el griego y el hebreo. Otros podrán examinar construir con él una frase de forma que el término se
el vocablo mediante una confrontación más sencilla, aclare siempre más.

28 29
Esta confrontación elemental nos lleva a comprender Deseo de oración
toda la plenitud de sentido que se esconde dentro de la
forma de un determinado vocablo. Poco a poco nos damos Los exegetas y los técnicos, nos han provisto de
cuenta de que nuestra lectio comienza a dar sus frutos. Es muchos parámetros a los cuales podemos hacer referencia.
así como se examina un término. Y todavía nos encon-
tramos al nivel de la lectura atenta del texto. No hay que a) Se da la repetición de determinada estructura en las
ser especialistas para lograrlo. Se necesitan solamente parábolas, en la narración de los milagros que más o menos
humildad y fidelidad. se desarrollan de acuerdo con determinados elementos.
Además, vienen después las estructuras referentes a los
Hasta ahora, hemos hablado en forma progresiva de diferentes relatos que no pueden incluirse ni entre las
análisis gramatical, lógico, del período, ascendiendo del parábolas, ni entre los milagros; son los "loghia" y las
vocablo particular a la visión de conjunto. construcciones alrededor de los loghia; hay estructuras
Pero es posible también proceder de forma contraria, que corresponden a una preocupación catequística, de
es decir, pasando de lo general a lo particular descendiendo iniciación litúrgica. Es necesario tener en cuenta todo esto
poco a poco. cada vez que estamos frente a una página de las Sagradas
Comenzamos, por lo tanto, intentando garantizarnos Escrituras ya que uno de estos "paradigmas" puede estar
un análisis de la estructura del texto, el más adecuado presente en ella.
posible, pero sin pretender que sea el único posible. En Sin embargo, no debemos asustarnos; puesto que es
efecto, al hacer el análisis estructural, nosotros, con fre- posible hacer el análisis estructural aun con los pobres
cuencia, estamos determinados por una pre-comprensión. medios de que disponemos todos. Basta con estar
Nos situamos frente a una página con nuestros prejuicios apoyados en el deseo de llegar a una experiencia de
y obviamente la estructura que resulta corresponde a oración profunda mediante el contacto directo con las
conceptos subjetivos preconcebidos. Tengamos el máximo Sagradas Escrituras.
respeto hacia el texto y no nos ilusionemos de que
"nuestra" estructura sea la única. Además del riesgo de b) Para todos es posible distinguir por ejemplo, en el
los prejuicios, existe también el hecho de que la Biblia contexto de un relato o de un milagro, el momento inicial
comprende numerosas y múltiples construcciones literarias en el cual habitualmente viene presentada la situación
de un texto. No está redactada según un modelo único y problemática de un individuo o de un grupo determinado;
cada trozo debe ser analizado de una manera particular ya el momento central constituido por el encuentro decisivo
que la estructura de un fragmento puede ser diferente a la con la persona de Jesús o con su palabra (transmitida tal
del otro inmediatamente cercano. vez, mediante el apóstol).
La presencia o la invocación del nombre de Jesús, su
persona, una palabra suya, constituyen el momento
decisivo que abre paso a la solución final: la conclusión,

30 31
que por el milagro o a la situación del milagro, y por otra, el conjunto del discurso permanece en pie porque está
se refiere también a la reacción de los que presenciaron aferrado a este gancho fundamental del cual depende todo.
el hecho. Basta pensar en el discurso de Pedro y de los apóstoles en
Este puede ser un primer significado literal. Existe el libro de los Hechos: existe siempre este punto central
después la posibilidad de interpretar el mismo hecho sin el cual el discurso carecería de su llave maestra, del
milagroso, respetando la misma estructura al interior de fundamento. En algunos discursos, es necesario descubrir
una experiencia de carácter litúrgico. Lo que sucede en el el centro del anuncio del kerigma alrededor del cual se
bautismo, por ejemplo, corresponde a la estructura de un construye todo lo demás.
milagro: en la primera parte nos encontramos frente al d) Es fácil además observar que algunas páginas del
hombre poseído aún por el demonio; viene luego la Nuevo Testamento están construidas sobre el modelo del
inmersión en el agua que significa el conformarse con camino de la fe como se vive todavía hoy en los
Cristo muerto y sepultado; después la emersión del agua, sacramentos de iniciación cristiana. Basta pensar en la
que representa al hombre favorecido por el milagro, con curación del ciego de nacimiento (Jn 9) o en el encuentro
todo lo que ello significa para su vida personal y para la de Jesús con la samaritana (Jn 4). Se da un camino
reacción que produce en los que están presentes. progresivo en la fe de estas dos personas. En general se
puede individualizar esta progresión poniendo atención a
La misma página puede ser leída, después, a un nivel los títulos con los cuales se invoca o se describe a Jesús.
más personal. Cada vez que nos encontramos en el pecado Inicialmente puede ser llamado Jesús de Nazaret, luego
podemos buscar el modo de encontrarnos con Cristo, de maestro, más adelante hijo de David y por último mesías,
invocar su nombre a través de los sacramentos de la Iglesia o el hijo de Dios.
o la experiencia de oración, y de nuevo, la conclusión
será un milagro verificado en nosotros, que tendrá su Se da entonces un progreso en la presentación de Jesús
repercusión a nuestro alrededor. de igual modo que existe un avance progresivo en la
acogida de la fe durante el camino catecumenal. Es
Hemos visto así, tres modos de leer la misma página
necesario tener en cuenta esto ya que con mucha frecuencia
de la Escritura y todos presuponen el significado literal.
se encuentra este tipo de estructura.
Hemos hablado de una estructura sencillísima constituida
por la introducción, parte central y conclusión. Es una estructura "en camino", se inicia en un nivel
y se va hacia adelante por escalones sucesivos identi-
c) Otras veces el momento central, por ejemplo de un ficados con los títulos cristológicos.
discurso de Jesús o de los apóstoles, puede tomarse
mediante la confrontación con lo que constituye el corazón e) En otras ocasiones nos encontramos ante la
mismo de la confesión de fe de la Iglesia, es decir, el estructura de la inmersión bautismal. Se parte de una
kerigma de la muerte y resurrección de Jesús de Nazaret. situación muy negativa y se avanza. Observen por ejemplo,
Todo el contenido de la página debe ser confrontado con la estructura del episodio de los discípulos de Emaús (Le
el kerigma. De aquí se desprenden las consecuencias: todo 24,13-35).

32 33
g) A veces el relato está construido sobre dos grandes
Al inicio aparece una situación negativa. Desfallece
columnas cuyo centro está constituido por la clave maestra
la esperanza casi hasta llegar a la desesperación "nosotros
que es el punto de encuentro del arco que parte de los dos
esperábamos... pero todo ha terminado...". En el culmen
pilares.
de esta desesperación comienza sin embargo a abrirse un
rayo de luz. Jesús toma de la mano a los dos discípulos, h) Otras veces, como en el caso de la anunciación a
y comenzando desde Moisés, les explica texto por texto, María (Le 1,26-37), el texto está construido de tal forma
todo aquello que en las Sagradas Escrituras se refiere a él. que el todo encuentre su punto central de referencia en la
Finalmente, cuando ya están preparados, los hace subir conclusión final. Así como la dinámica de una planta tiende
hasta el nivel del banquete eucarístico, parte el pan... y hacia la aparición de la flor y del fruto final:"Todo es
llega el momento del reconocimiento. posible para Dios". Es el punto de llegada de todo el
relato y está precisamente al final. La estructura es
De aquí se desprenden todas las consecuencias: el entonces, floral. Existen las raíces, está la planta que crece
hombre, en el encuentro con Jesús, mediante las Sagradas y la flor final que es nada menos que la conformación de
Escrituras, renace de nuevo y asume el coraje para dar la carne al Verbo o del Verbo a la carne que permite a
testimonio. Los dos, rebosantes de alegría, corren hasta María ser la primera en esta experiencia de transformación
Jerusalén para dar la noticia a los demás discípulos. o de transfiguración que en cierto modo es el preludio
Esta es una estructura en la que se parte desde abajo profético de la resurrección del Señor, María resucitada
y se asciende siempre más hasta llegar al testimonio. lleva la buena nueva a Isabel.
No es difícil descubrir todo esto; basta leer con i) Además de la estructura floral, en la cual el punto
atención, seguir los personajes. Estos discípulos de Emaús central debe ser buscado al final, cuando la flor produce
pueden, de algún modo, ser seguidos en su comportamiento el fruto, puede darse el contrario: una estructura con el
sicológico: han sido testigos de los hechos de Jerusalén y denominado "initium praegnans" (comienzo grávido). La
estos hechos han desconcertado hasta el punto de tocar el afirmación principal, fundamental, se da al inicio y todo
fondo de la desesperación. Es allí donde los toma Jesús. el resto es su consecuencia. Es el caso del "padrenuestro"
No es el único ejemplo en el cual Jesús acoge al hombre (Le 1 l,2ss; Mt 6,9), donde todo se aferra a la invocación
cuando éste se encuentra en el fondo de la desesperación. inicial. Es el caso, según algunos exegetas y algunos padres
Los milagros de Jesús suponen esta situación en el hombre. (Gregorio de Nissa), de la proclamación de las biena-
venturanzas (Le 6,20-26) que tiene como "initium
f) El centro de una página no debe entenderse como praegnans" la primera afirmación: "Bienaventurados los
"centro geométrico" se trata más bien de un "centro de pobres" o "bienaventurados los pobres en el espíritu". El
gravedad". A veces lo que viene después del centro es contenido de todo lo que sigue no puede prescindir de
poquísimo, pero tiene un peso tal que crea el equilibrio esta afirmación central puesta al inicio y que da el color
del texto precisamente porque está después de determinado de fondo al resto.
versículo que ha cambiado radicalmente la situación.

35
34
Intuición espiritual es el encuentro directo con la palabra, ni la exégesis ni la
lectio de corrido hacen parte de ésta.
En una página bíblica se dan las más diversas Junto a todo esto se coloca, naturalmente, la partici-
estructuras. Queda claro que muchas veces hace falta la pación en la oración litúrgica de la Iglesia que ha comen-
agudeza del técnico para evidenciarlas, pero con frecuencia zado a ser una lectio divina hecha comunitariamente,
basta una lectura atenta realizada con la ayuda del simple según el estilo de la comunidad eclesial y las enseñanzas
"sensus fidei", el sentido de la fe, la intuición espiritual que la Iglesia considera deber que impartir. Decía
para alcanzar metas que en apariencia están cerradas a los Orígenes: "Así como has aprendido en la Iglesia, intenta
no iniciados. Todo esto presupone, naturalmente, una cierta también tú después, beber en la fuente de tu espíritu".
familiriadad con las Sagradas Escrituras y una parti- Esto quiere decir que la celebración litúrgica es el modelo
cipación habitual en el camino litúrgico sacramental de de la lectio divina. Debemos procurar entrar en el cono-
la Iglesia. cimiento profundo de un texto bíblico, dejándonos educar
Se requiere, por consiguiente, junto a la lectio, la por la liturgia de la Iglesia que nos enseña a escrutar el
familiaridad con las Sagradas Escrituras. Familiaridad que sentido profundo de las Sagradas Escrituras.
se adquiere solamente leyendo la Biblia, leyendo de modo Una vez individualizada la parte más importante de
corrido toda la Biblia. Habría que utilizar todos los ratos un fragmento y clarificado el sentido que nos estaba oculto,
libres para leer de corrido la Biblia; refugiarse conti- queda todavía mucho material de aquel mismo trozo que
nuamente en el libro de las Sagradas Escrituras, en todo no puede y no debe ser simplemente eliminado.
rato libre, sin preocuparse, en este momento, de hacer la Vimos ya que después del análisis estructural, podemos
lectio, sino simplemente leer, leer, leer. gradualmente llegar al análisis radical que se hace con
De esta manera se adquiere la familiaridad con las base en el verbo central de la proposición principal. ¿Y
Sagradas Escrituras. Obviamente que podemos hacer esto todas las demás palabras? ¿Todos los otros términos? Una
solo si estamos convencidos de que es la cosa más vez descubierto el término central, todo lo demás comen-
importante, de lo contrario nunca encontraremos el tiempo. zará a asumir su respectivo rol, su presencia calificada,
Siempre estamos ocupados en cosas justas que nos impiden que no hay que considerar demasiado secundariamente.
tomarnos dos o tres minutos para dedicarlos a las Sagradas Los padres nos han enseñado no solo que a la Sagrada
Escrituras. Escritura no se le puede quitar o añadir nada, sino también
Es importante la lectio de corrido como humus en el que todo mínimo particular de las páginas y de las palabras
que puede nacer la lectio divina. de las Sagradas Escrituras posee un pozo infinito de
significados.
Evidentemente resultaría de mucho provecho, para
quienes lo puedan hacer, un cierto conocimiento de lo Pensemos, por ejemplo, en ciertas observaciones
que los exegetas han manifestado acerca de las Sagradas accidentales del autor o del agiógrafo, cuando por
Escrituras. Poniendo siempre atención a que la lectio divina "accidens" subraya "...y era la hora sexta..."; "y era de

36 37
noche..."; "...eran los días ázimos..."; "estaba próxima la
pascua de los judíos". Son todas afirmaciones accidentales.
También la presentación, casi superflua, del cuadro en el
cual Jesús pronuncia determinados discursos, como cuando 3
Mateo dice: "Subió a la montaña y se sentó, y los
discípulos se le acercaron... tomando la palabra les
enseñaba diciendo...". ¡Cuántas redundancias que parecen La meditatio
superfluas! Bastaba que dijese: "Subió a la montaña y
proclamó" o también "subió al monte y comenzó a
proclamar". ¡No! Mateo insiste en acentuar estas cosas,
que nos hacen percibir que nos encontramos frente a un
maestro autorizado que desde la cátedra transmite un
mensaje que no es un mensaje cualquiera, sino que es la
misma palabra de Dios. ¡Es algo muy diferente! Hemos visto en qué consiste el primer peldaño de la
lectio divina: la lectio propiamente dicha, es decir, la
Estas observaciones —y otras muchas, semejantes a búsqueda del sentido literal del texto.
éstas— no son solo lo que llamaríamos la moldura de un Pero nosotros sabemos que el texto respetado en su
cuadro, sino también el color de fondo y la perspectiva sentido literal, posee una gama infinita de significados. Y
desde donde se debe mirar el cuadro mismo para poder no es una hipérbole decir infinita.
comprender el secreto escondido y su mensaje. Sin este
color que es también un calor de fondo, queda muy difícil Los padres antiguos llegaban a esta afirmación
llegar a comprender el sentido profundo de una página partiendo del concepto mismo de Dios, si se trata de la
del evangelio. palabra de Dios quiere decir que esta palabra tiene, de
alguna manera, todos los atributos de Dios. Puesto que
Con mucha frecuencia el vínculo de amor que se Dios, por definición, es sin confines, también la palabra
establece entre el lector y una determinada página de la que proviene de esta profundidad sin fondo que es el
Biblia se debe precisamente a estas pequeñas frases que misterio de Dios, debe ser infinita. He aquí por qué nadie
constituyen por lo mismo preciosas pinceladas de luz y puede pretender cerrar el sentido de un texto de la Sagrada
de calor sin las cuales el cuadro mismo aparecería frío e Escritura. Este permanece siempre abierto y cada uno
insignificante. Hay ciertos contextos, ciertos "climas" que puede extraer en la medida en que es capaz de hacerlo.
aparecen en alguna página de la Sagrada Escritura y que Esta "capacidad de extraer" está también en la base de la
nos cautivan de manera particular precisamente por causa capacidad de meditación.
de estas situaciones accidentales, que nosotros, inicial-
mente hemos excluido por un momento.

38 39
Conservar y confrontar seguimos desarrollándola dentro de nosotros. Como el
filósofo que saca consecuencias de una idea matriz
la palabra en el corazón dominante entre tantas otras. Pero esto es especulación,
no meditación.
En general, cuando se habla de meditación, ligada a
la Sagrada Escritura, se hace referencia a la actitud de La meditación, según la tradición más antigua, está
María ante las palabras del ángel (Le 1,1-38), ante las compuesta por tres movimientos que resultan de la
palabras de Simeón (Le 2,22-33); y ante las mismas confrontación con dos imágenes que están presentes en el
palabras de Jesús. libro de los Proverbios. La imagen de la hormiga (Pr 6,6-
11) y de la abeja (narrada en la traducción de los LXX
Esto significa que el cristiano que desea ponerse en inmediatamente después de la de la hormiga. No aparece
una actitud profunda de meditación no encuentra un punto en nuestra traducción hecha directamente del hebreo. Es
de referencia distinto al de la actitud de María. posible encontrarla en las notas de la Biblia de Jerusalén).
María, según lo afirma Lucas, no necesariamente, ¿Qué nos muestra esta comparación con la hormiga
comprendía todo lo que le era dicho. Pero lo conservaba del libro de los Proverbios?
en su corazón y lo meditaba dentro de sí.
Es un llamado a la vigilancia.
Este término "confrontar" deriva del griego synbállein
que está compuesto de la proposición syn y el verbo ballo- Se vigila alrededor de la palabra de Dios. Se elimina
bállein. Syn significa con y bállein fundir. Se tiene casi la todo lo que la tergiversa y que no es más que fruto de
impresión de que el corazón de María, su interior sea casi nuestra pereza. Se está vigilantes para procurarse el
como una especie de horno en el que se funden estas alimento y ponerlo aparte. Los padres expresan este
palabras para amalgamarlas entre sí como si se fundieran comportamiento de la hormiga con un verbo griego syn-
y por consiguiente, de alguna manera se clarificaran una ághein = recoger, juntar. Syn-ághein (de synáxis) significa
con otra. Una imagen de uso ordinario en los padres de recolección.
la Iglesia es aquella de las piedras arrastradas por el río; a) Y la lección es precisamente la primera fase de la
cuando llegan al mar se encuentran tan lisas que se vuelven meditatio. En esta recolección no nos preocupamos todavía
portadoras de luz, espejo en el que es posible reflejarse. de la maceración de este alimento que ciertamente deberá
realizarse también, y nos limitamos a tomar el alimento
En María las palabras se confrontaban, se limaban
allí donde se encuentra.
hasta el punto que se volvían recíprocamente trans-
luminosas, transparentes una a la imagen de la otra. ¿Cómo se va en busca de este alimento? Para esto es
Con "meditado" al interior de este camino de lectio muy preciosa, para nosotros, la enseñanza de los padres.
divina nosotros entendemos precisamente esto. Todo lo Hemos anotado que el primer peldaño de la lectio
demás lo excluímos del sentido de meditación. Podremos concluye con el martilleo de la palabra clave, de aquella
hablar de especulación como cuando aferrados a una idea que, en nuestro análisis del período, hemos identificado

40 41
como la proposición principal, es decir, la palabra que llegaba nunca. Entonces Sara su mujer, sabia también ella,
equivale a la clave de la construcción de aquella frase. dijo a Abrahán: "Es inútil que te ilusiones con poder tener
El martilleo de esta palabra produce, según los santos de inmediato la intuición espiritual; conténtate con
padres, pequeñas chispas que se posan sobre uno u otro engendrar según la carne. Toma a Agar mi esclava, y
pasaje de las Sagradas Escrituras. Por lo tanto, toda la engendra hijos en ella en esta etapa de tu vida, pues no
Biblia es vista como un conjunto unitario. estás en condición de engendrar hijos diferentes". Abrahán
obedeció a Sara y nació Ismael, el hijo de la sabiduría
Mientras martillamos sobre una palabra determinada humana. Solamente cuando Abrahán hubiera madurado
con las técnicas descritas, ésta nos ilumina inmediatamente hasta el punto de no ser ya el gran científico que se perdía
un recuerdo, nos pone de presente otro pasaje, otro enumerando las estrellas del cielo; cuando hubiera crecido
personaje de las Sagradas Escrituras. Donde nuestra lo suficiente para estar completamente abierto a la promesa
memoria se detiene, debemos recoger el fruto. Es por esto del Señor, entonces, llegaría el momento en que habría
por lo que no debemos utilizar la recolección hecha por engendrado al hijo de la "intuición espiritual", Isaac el
otros, pues se corre el riesgo de una confrontación hijo de la sonrisa, hijo de la alegría que le es dada al
demasiado fría. hombre como fruto del abandono total en las manos de
Lo importante es que golpeemos aquella palabra Dios.
concreta de aquella página, de aquella frase; aquella
Por consiguiente debe haber mucha humildad y mucha
palabra que nosotros hemos tomado como clave de todo
discreción en la recolección del fruto. "Señor, no he
el fragmento. La lección debe ser personal. Este es un
deseado cosas grandes o más altas que yo" (Sal 131).
principio muy importante.
Sin embargo, no debemos sentirnos limitados por esto.
Naturalmente quien se familiariza más con las
Si nos encontramos en este peldaño, aceptemos avanzar
Sagradas Escrituras sacará un botín más rico. Quien está
partiendo desde este escalón, naturalmente tendiendo
menos familiarizado, no se desanime, no envidie a quien
permanentemente hacia más arriba, pero aceptándonos a
recoge más, conténtese con aquello que alcanza a recoger. la vez con los propios límites.
Aquí nos viene en ayuda la tradición bíblica. El maná
debe ser recogido de acuerdo con el número de los Pues bien, se golpea la palabra y donde se posan las
miembros que componen la familia, según la capacidad chispitas de este martilleo allá vamos y recogemos los
digestiva de cada uno, pues recogiendo de más, se frutos conforme a nuestra propia capacidad de nutrición.
marchita. Esto significa actuar como la hormiga. Para poder hacer
esto es necesario observar sus costumbres, volverse sabios,
Cada uno acepte entonces "producir hijos" según la
sapientes. Y es sabio quien se sacude del sueño y no
propia capacidad generativa.
quien se abandona a la pereza. Ha terminado el tiempo de
De acuerdo con una antigua tradición, Abrahán que la pereza: desde el momento que has intuido la riqueza
era un sabio, deseaba el hijo de la "intuición espiritual", escondida en la palabra de Dios, ve y vende todo lo que
esperaba el hijo de la "promesa de Dios" pero el hijo no

42 43
recolectado, y esto sucede aun sin nuestro consentimiento.
posees, cómprate el campo donde está escondido el tesoro.
De ahí que los padres aconsejen leer el texto que será
Porque allá donde está tu tesoro está también tu corazón.
objeto de la lectio divina, desde la noche anterior, puesto
b) La segunda fase de la meditatio es lo que los que, aunque nosotros durmamos, la palabra de Dios de
antiguos llamaban meletan, del verbo meletao (meditar). alguna manera se construye dentro de nosotros y la
Algunas veces se habla también de ruminatio. encontramos ya "triturada" a la mañana siguiente.
Cuando toda la mies se ha recogido, llega el momento Es necesario tener una gran confianza en la capacidad
de encerrarse en la propia celda como lo hace la abeja, y que la palabra posee, por sí misma, de amalgamarse con
elaborar todo aquello que se ha recogido. aquellas palabras semejantes con las cuales ahora, es
La abeja de la cual se habla, según los padres, es la necesario confrontarla.
Iglesia. Aquella Iglesia que honra la sabiduría de la manera c) Precisamente el término confrontación cartacteriza
como lo afirma Jesús en el evangelio. "La sabiduría es la tercera fase de la meditatio. Hemos visto que la
honrada por sus hijos" (Mt 11,19). Ahora bien, la sabiduría segunda fase del meletan exige de nosotros simplemente
no es otra cosa que la palabra de Dios. Se trata pues de que procuremos garantizar el clima, la atención, el calor,
enaltecer la Escritura, es decir, circundarla de aquel calor el cuidado, para que ninguno nos robe esta palabra
que permite a la palabra arraigar bien en nuestro terreno, preciosa. Lo demás lo hace la palabra por sí sola.
germinar, convertirse en planta y producir fruto.
Llegados ya a la tercera fase, nace una actitud diferente
Los padres tenían la máxima confianza en las palabras. que los padres llamaban syn-krisis (syn= con; krisis=
El mismo Jesús había afirmado que lo más importante es juicio, discernimiento). Krinein es el verbo que indica el
sembrar la palabra en un terreno dispuesto a recibirla. trabajo de cernir el grano. Se habla de una krisis hecha
Una vez que la palabra ha sido sembrada, el campesino con. Se trata de un discernimiento, una aclaración recíproca
puede retirarse aun a dormir, puede dedicarse a todos los entre las palabras que hemos recogido y nosotros mismos
quehaceres de su trabajo cotidiano. La palabra por sí somos los que las custodiamos y observamos.
misma, como la semilla, hecha raíces, germina, hace brotar
la planta, y al momento de la maduración exige poner El que toma siempre más conciencia del brillo que se
mano en la hoz para la recolección. desprende de esta confrontación, se siente de hecho
"dentro" de la misma confrontación. En tanto las palabras
Hay una visión sacramental de la palabra de Dios, se clarifican recíprocamente, la luz que de ellas se
como algo que produce frutos por sí misma porque el desprende nos invade a nosotros que somos los depositarios
Señor es quien obra dentro de nosotros. Y Jesús agrega de esta palabra. Cuando se calienta un horno, no se calienta
que es necesario también "custodiar" o "vigilar cuida- únicamente el metal que está dentro, también los mismos
dosamente" la palabra. Luego es necesario circundarla de muros del horno reciben el calor y se transforman. Algo
cariño y de atenciones para evitar que alguien nos la robe. semejante sucede cuando, después de haber recogido estas
En esta segunda fase de la meditatio acontece una palabras, les hemos proporcionado el espacio en el cual
permeación recíproca entre todas las palabras que hemos

44
45
pueden confrontarse y despedir libremente su propia
luminosidad. Durante la confrontación, brilla la luz, y
donde la luz brilla necesariamente salen "a la luz" las
obras. Y si existe cualquier cosa que impide a la luz
permear el todo, allí'surge la krisis. Y la krisis nace de
4
la palabra y nos turba. No es un hecho que proviene de
nosotros. Es una claridad que se desprende de la palabra,
aquella palabra que nosotros hemos martillado, aquella
La oratio
palabra cuya explicación y por cuya luminosidad hemos
llamado en auxilio todos los textos que hemos encontrado.
Es una espada de luz que atraviesa toda nuestra persona.
Puede que sea solo un instante, así como un rayo que
en un abrir y cerrar de ojos, ilumina nuestra totalidad La luz que se desprende de la confrontación, pone
personal, pero puede ser también una luz más estable. En pues en evidencia la situación en que nos encontramos. Y
todo caso, desde aquel momento en adelante, ya no se comienza la experiencia de la oratio, no en el sentido de
logra permanecer tranquilo. Aquella palabra ha llegado a que no fuera oración todo aquello vivido hasta ahora, sino
ser en nosotros un fuego devorador. más bien en el sentido de un reconocer el grito inefable
En este momento, y solo en este momento, la meditatio que empujaba desde dentro sin encontrar la palabra para
puede finalmente convertirse en la oratio. manifestarse hacia afuera.

Oratio compunctionis

La oratio, fruto de la confrontación con la palabra,


asume formas diferentes según la necesidad que cada uno
encuentra dentro de sí. Así, los padres distinguían entre la
"oratio compunctionis" que es como una laceración del
corazón. Pensemos en Isaías en el templo. Siente la
impureza de sus labios (Is 6,5ss) y se inclina con la cara
en tierra. Es también el comportamiento de quienes
escucharon a Pedro en el día de pentecostés. Ellos ante un
reclamo tan fuerte, se sienten compungidos, lacerado el
corazón (Hch 2,37) y no pueden hacer otra cosa que
confesar su propia necesidad de conversión radical.

46 47
La palabra de Dios nos puede alcanzar como una Lo importante es pedir el don de la novedad del
espada de luz que nos atraviesa de la cabeza hasta los Espíritu y ciertamente la respuesta llegará. También esto
pies y nos pone al desnudo. La consecuencia de esto son es fruto de la confrontación con la palabra de Dios.
las lágrimas, el sentido de la propia nada, de la propia Mientras más nos nutrimos con la palabra más nos damos
situación de pecado y, por consiguiente, el compromiso cuenta que no podemos menos de pedir esto. Porque la
espontáneo para iniciar un camino de conversión radical. palabra se vuelve apremiante dentro de nosotros, nos
Hay personas que permanecen durante meses y años en mueve desde dentro. Podemos hacer de todo para excluirla
este camino alimentado por las lágrimas. Es la primera de nuestra vida pero ella se propone de nuevo. De igual
manifestación de la lectio divina convertida en oración y manera, aun cuando debemos admitir que no somos
transformada en vida. suficientemente fieles, cuando debemos admitir una pereza
constante, procuremos salvar por lo menos la confrontación
La "oratio compunctionis" es, naturalmente, personal con la palabra de Dios.
ya que cada uno se lleva consigo la propia vida, las propias
deslealtades, las propias situaciones de pecado. Puede Entonces, antes o después, esta palabra nos "obligará"
manifestarse también en gritos de dolor, pero con mayor a cambiar de vida. Si permanece aunque sea solamente
frecuencia se trata de una herida secreta que nosotros esta fidelidad en la lectio, alrededor de ella se construirá
sentimos dentro, que no podemos y no debemos revelar a toda nuestra vida. Porque es él mismo que está a la puerta
otros. y golpea. Si nosotros no lo rechazamos (Mt 8,34) sino
Progresando en la confrontación con la palabra, esta que le permitimos golpear, antes o después la puerta se
espada de luz puede ponernos frente a la conciencia de abrirá.
una fidelidad sustancial al Señor también en concomitancia Puede ser que este rayo de luz entrando en nosotros,
de tantas faltas y pobrezas que en todo caso acompañan nos haya puesto frente a una historia personal o
una elección de fondo que quisiéramos fuese seguida con comunitaria que, a la luz de la palabra, debemos reco-
extrema y escrupulosa fidelidad. nocerla con estupor como una historia salvífica. Todos
los momentos de nuestra vida, incluso los momentos de
Oratio petitionis infidelidad, todos los encuentros con aquello que de
ambiguo hubiese podido suceder, en realidad, son
En este caso la oratio se convierte con facilidad en momentos de salvación, son aquellos que san Ireneo
"oratio petitionis". No hay que desalentarse, lo dice Jesús; llamaba las "economías constantes de Dios en favor del
no seáis derrotistas en las confrontaciones con vosotros hombre". "Economía" precisamente en el sentido de
mismos, no digáis: "Tanto yo no cambio..."; "...ya es "ahorro". "Ahorro" para una actitud previdente de Dios
inútil...". Jesús lo dice: "Hasta ahora no habéis pedido respecto a nosotros.
nada en mi nombre, pedid y se os dará, golpead y se os A la luz de la palabra todas las situaciones, aun las
abrirá, porque quien busca encuentra y a quien toca se le más erradas, adquieren un valor salvífico. Bástenos con
abrirá" (Le 11,9-10).

48 49
Dios que saboreamos de nuevo cuando nos encontramos
pensar en la historia de Israel. Aun en el momento en el en momentos particulares de gratuidad, de espontaneidad,
cual Israel había perdido completamente su orientación, de creatividad, de gusto por lo bello y por lo bueno. Es
llega a ser en las manos de Dios, una ocasión de revelación una experiencia que normalmente no se cuenta. Es el
todavía más amplia, más grande, más transformadora, de momento en el cual, la oración se convierte en oratio
su atención. El destierro no es la última palabra, el pecado laudativa. Es un canto de alabanza que es agradecimiento,
no es jamás la última palabra que por el contrario pertenece petición, compunción, que es todo, o que es sencillamente
al Señor. La última palabra es, de hecho, la victoria sobre alabanza, una alabanza que nos acompaña por doquier;
el pecado que logra él cuando nosotros somos incapaces donde quiera que tengamos la percepción de encontrarnos
de hacerlo. a la luz del Señor.
Cuando la lectio divina madura en oratio toma caminos
diferentes. No se dice que sean momentos sucesivos,
Oratio eucharistica pueden ser caminos que se entrecruzan, alguna vez por
largo tiempo, vivimos solo de las manifestaciones de la
Cuando se toma conciencia de esto, la oración se oratio y debemos sencillamente, aceptarnos así como
convierte en oratio eucharistica, es decir, una oratio de somos, con nuestros límites, sobre el escalón en el cual,
acción de gracias, porque con estupor, vemos que nuestra a pesar de todo, nos encontramos.
vida ha estado dirigida por alguien que nos ha acompañado
con mirada providente, amorosa, premurosa de una madre.
Y, donde nosotros hemos caído, él ha transformado la
debilidad en experiencia de maduración. Hemos llegado a
ser más fuertes, más maduros, por ello somos, segu-
ramente, más conscientes del don que debemos ofrecer al
Señor. \

Oratio laudativa

Finalmente se da el comportamiento un poco estático,


propio de la infancia, que encontramos cuando la palabra
de Dios nos llena sencillamente de alegría y no sabemos
decir otra cosa que "es bello" y no sabemos definir siquiera
cuanto.
Es un gusto que de seguro todos hemos experimentado
en la infancia, pero es también el gusto de la palabra de
51
50
teniendo en cuenta el riesgo que se corre al vivir esto
como una experiencia limitada por el "jardín cerrado",

5 una cerca que te protege, te permite gozar hasta el fondo


de la palabra de Dios, pero a la vez te cierra hacia el
exterior.
He aquí por qué este modo de concebir la
La contemplatio contemplación no ha sido seguido por todos los padres de
la misma forma.
La descripción de la contemplatio de Guigo el cartujo
es típica de aquella concepción de la que acabamos de
hablar: "Los ojos del Señor están sobre los justos y sus
oídos están atentos a la oración de tal manera que no
El cuarto peldaño de la lectio es definido en la tradición espera siquiera a que la oración haya concluido, sino que
como el peldaño de la contemplación. Sobre esta grada en el curso de la misma se apresura a entrar en el alma
cada uno ha procurado colocar aquello que le parecía más de quien la busca con deseo, se apresura a encontrarse
precioso. Por lo cual tenemos diversas definiciones o con ella, bañada con el roció de la dulzura celestial y
modos de concebir la contemplatio. perfumada con ungüentos preciosos. Recrea así, al alma
fatigada, sostiene la que está sedienta, nutre la que tiene
hambre, y hace olvidar todas las cosas de la tierra, la
La contemplatio no es un jardín cerrado vivifica haciéndola admirablemente desprendida de si
misma y embriagándola la hace sobria. Y como en ciertos
En general ha prevalecido una definición de actos carnales, el alma está tan vencida por la
contemplación que se identifica con el gusto de una concupiscencia de la carne que pierde el uso de la razón
experiencia indecible que crece en el corazón de aquel y el hombre se vuelve casi completamente carnal, así, por
que ha hecho de la palabra de Dios el único punto de el contrario, en esta contemplación superior los
referencia de su propia vida. Una acepción del término movimientos carnales están de tal manera superados y
que conlleva algunos riesgos de encerrarse en sí mismo. cautivados por el alma, que la carne en nada contradice al
Algo así como si a través de la vía de la lectio, meditatio, espíritu y el hombre se vuelve casi completamente
oratio, la experiencia del regreso al paraíso se identificara espiritual.
con una especie de regreso al tibio seno materno. Donde Pero, ¡oh Señor!, ¿cómo sabremos cuándo tú haces
todo se da, todo se goza, todo se vive en la máxima esto? Y ¿cuál es la señal de tu venida? De esta consolación
gratuidad, pero donde todo puede concluirse en una cierta y esta alegría ¿no son quizas mensajeros y testimonios,
insensibilidad hacia lo que se encuentra fuera de este seno las lágrimas y suspiros? Si es así, ésta es una nueva
materno. Se puede hablar de "regreso al paraíso" pero antítesis de un signo inusitado... ¡Oh lágrimas benditas

52 53
Contemplatio está formada por dos palabras, de las
aquellas por las cuales son lavadas las manchas interiores
cuales, una es la preposición cum y la otra puede referirse
y extinguidos los incendios del pecado! Bienaventurados
al sustantivo templum.
vosotros quienes lloráis porque reiréis. Reconoce, alma
mía, en estas lágrimas a tu esposo. Abraza a aquél por el Ya sabemos todos que cum significa con, y templum
cual te consumes en deseo. Embriágate ahora en un torrente puede traducirse con templo. Tal vez, no todos sabemos
de placeres, bebe ahora leche y miel de la fuente de la que la raíz de templum es pariente de la raíz que forma el
consolación. verbo temno que significa recortar. Pero templum, recuerda
espontáneamente el símbolo del templo que se refiere
Pero, ¿por qué expresamos en público estos secretos habitualmente al horizonte del cosmos. El templum es
coloquios? ¿Por qué intentamos expresar, sirviéndonos de sobre todo, esta tienda celeste que cubre al mundo entero,
palabras corrientes, sentimientos y ternuras indecibles? y que nosotros identificamos con el caelum cielo. Por
Los que no han experimentado tales alegrías no pueden consiguiente, el templo es esta cúpula de la bóveda celeste
entender, y las comprenderían mejor leyéndolas en el libro y al mismo tiempo el espacio donde vivimos nuestra
de la experiencia, donde la misma unción divina es la que experiencia histórica, pero, también es, algo que oculta el
amaestra". más allá (¿caelum de celare?).
Es ésta una definición de contemplatio: es como un Visto e interpretado de este modo, el templo simboliza,
regreso al útero materno donde el hombre se siente por una parte, este abrazo de todo el mundo por aquella
completamente satisfecho y en el cual todo el resto se realidad que está por encima de nosotros, y por otra, indica
olvida, porque ya ha sido superado, porque frente a la el límite más allá del cual mora el invisible, aquél que
experiencia del espíritu de nada sirve todo aquello que a está oculto precisamente por nuestro horizonte limitado.
la carne se refiere. Vivir la contemplatio significaría en este caso, vivir cum
Este modo de concebir la contemplatio puede llevar templo, vivir junto con este templo, dentro de este espacio
consigo el riesgo de un encierro, de un olvido del mundo, sagrado delimitado, que es al mismo tiempo el lugar del
de la historia. límite, y el lugar donde el trascendente se intuye accesible
tras el velo, como aquél que, aun permaneciendo invisible,
Es por esto que otros padres han entendido el término
acoge en un abrazo al universo entero.
contemplatio de modo diferente.
El hombre contemplativo será percibido como alguien
que vive al interior de un espacio que asume nuestra
La contemplatio: historia concreta para abrirla a aquella historia externa
síntesis de lo divino y de lo humano que los cristianos identificamos gustosos con la vida divina
o trinitaria.
Veamos la etimología del término latino "contem- A este punto podremos afirmar que el lugar de la
platio" para darnos cuenta qué resonancia hay al interior máxima contemplación ha sido, de hecho, el cuerpo de
de este término que se ha vuelto muy común.
55
54
presencia aun en aquellos sectores, en aquellas lejanías,
Jesús de Nazaret, nacido de María, porque en él, por la en las cuales no entendíamos bien, no percibíamos bien,
inhabitación del Verbo de Dios, se ha dado la conjunción la presencia de la misma palabra. Vamos a la fuente y,
perfecta entre el cielo y la tierra, entre lo que está más precisamente, acercándonos a ella nos percatamos de que
allá de este velo celeste y lo que está más acá y que esta fuente ha hablado ya a lo largo de la historia y
nosotros identificamos con la tierra. continúa hablando todavía en la historia. En realidad, es
Esto nos llevaría a concluir que el culmen de la como si hiciéramos un entrenamiento con la lectio divina:
contemplación no consiste en separar lo que es espirtual la misma búsqueda de la palabra de Dios en las palabras
de lo que es material, sino más bien en fundir de la manera escritas en la Biblia se repite observando la historia, todos
más perfecta posible, el cielo y la tierra lo divino y lo los progresos de la humanidad y todas las realidades
humano la dimensión vertical y la horizontal. Quien cósmicas que rodean al hombre. Y también allí cumplimos
llegase a hacer una síntesis de estas dos realidades sería, el mismo itinerario de la letra hacia el espíritu, de las
entonces, el contemplativo auténtico. palabras hacia la Palabra. Los acontecimientos particulares
Permaneciendo al interior de nuestro camino ligado a se manifiestan como hilos con los cuales se teje el textus
la lectio, podríamos decir también que nosotros vivimos de la historia. De hecho, los antiguos veían en el acontecer
la experiencia de la contemplado en la meditación de la histórico un nexo lógico que ellos identificaban simple-
palabra de Dios cuando en este texto, en esta letra, en mente con el logos o la palabra de Dios escondida o
estas palabras bien visibles a nuestros ojos de carne, sembrada en el mundo y en la historia.
descubrimos la palabra de Dios con los ojos de la fe. A este punto, podríamos concluir que el contemplativo
Síntesis entre palabra y espíritu sería, por consiguiente, es aquél que, precisamente, por haber logrado la síntesis
la contemplación y obviamente no se trataría de una visión entre lo que es divino y lo que es humano y, porque ha
mental o intelectual, sino de un hecho vital. estado poseído plenamente por la palabra de Dios, logra
A este punto la mirada se extiende necesariamente por connaturalidad, por consanguinidad, percibir las
sobre todo lo que constituye la realidad visible que presencias infinitesimales de la palabra de Dios que
circunda al hombre en el espacio y en el tiempo de la subyacen escondidas en cada realidad del cosmos y de la
historia. historia. El contemplativo no es pues un hombre aislado
de la historia; sino el que tiene los ojos del corazón tan
Comenzamos a descubrir que aquello que cae bajo agudos que pueden ver una presencia de la palabra de
nuestros sentidos, desde las plantas hasta los animales... Dios incluso allí donde otros verían solamente una
y luego hasta los eventos que se suceden en el tiempo, presencia del mal y del pecado. Por lo tanto, el
todo es manifestación de la palabra de Dios. Entonces, el contemplativo es fundamentalmente un optimista, el
encuentro con la Sagrada Escritura se convierte para portador de la buena nueva, el Isaac "hijo de la risa" y de
nosotros en algo fecundo tan significativo como lo es el la intuición gratuita y espiritual. El que anima, el que
acontecimiento histórico de Jesús de Nazaret. Y aquello abre los ojos, el que no pierde nunca el valor, porque está
es como la fuente de una luz que nos permite descubrir su

57
56
seguro que también en los hechos más dramáticos, en las Veo y veo, o más bien, observo y veo, es como ir
situaciones más pecaminosas siempre está presente aquella dentro de lo que se observa. Ahora bien, el punto de
chispa del logos, de la palabra de Dios que clama, que referencia de este término griego, theoria, es en la tradición
grita hacia la realización plena en el misterio del Hijo de cristiana uno solo: el Cristo crucificado. San Lucas maneja
Dios muerto y resucitado. De hecho, él sabe que siempre el término theoria, la única vez que aparece en todo el
y desde los diferentes ángulos, aun los más oscuros de la Nuevo Testamento, para indicar la visión de Jesús
tierra, "res clamat Dominum", cada cosa, es decir, cada crucificado sobre el calvario.
existencia, invoca y clama con insistencia a su Señor. Para los antiguos padres esto significa que él que posee
Ya con esta definición, ligada a la etimología del el don de la theoria, de la contemplatio, es alguien que
término latino "contemplado", descubrimos cómo el tiene siempre delante de sus ojos el misterio de Cristo
contemplativo es solidario con la historia, optimista en crucificado como eje de la historia. Como la palabra que
relación con la historia, y también cómo es capaz de toda la historia ha revelado y revela. En este caso el
guiar al hombre llevándolo de la mano hacia a aquél que contemplativo seria entonces, el que mira todo a partir
es la plenitud misma de la historia. de la visión del Cristo crucificado, un hombre que ve en
cada rincón de la historia de la humanidad y del mundo
el anuncio y la manifestación del Cristo crucificado.
Contemplado: ver la historia También en este caso, vemos que el contemplativo no
se sitúa fuera de la historia y no se refiere a cosas extrañas
en Cristo crucificado y resucitado a ella, sino que permanece siempre en el corazón mismo
de la historia, es el que se refiere siempre al corazón
Existe otra manera de mirar la contemplación y es la mismo de las cosas y de los acontecimientos.
que parte de la etimología del término utilizado en griego
para indicar la misma cosa: theoria (teoría). Donde los ojos del hombre ven solo una configuración
del rostro humano, los ojos de la fe vislumbran la
En español con teoría entendemos sobre todo una reconciliación en el Señor, en el hijo de Dios crucificado
abstracción, y habitualmente contraponemos la teoría a la por el hombre. Por lo tanto, el mensaje que lleva el
praxis. contemplativo es también un mensaje de paz, es una buena
El término griego teoría es, en cambio, la síntesis de noticia que parte como de una fuente de gracia, del Cristo
dos vocablos muy interesantes: thea y orao. crucificado.
Thea significa visión, pero una visión en el sentido Obviamente, mirado todo esto en perspectiva de la
panorámico de la palabra. En cambio orao significa noche de pascua. Esta es la visión del contemplativo.
simplemente ver. Ver una visión, o también ver en la Educado en la escuela de la palabra de Dios, él sabe bien
visión: significa que la nuestra no es una mirada que el Señor no permitirá que su santo conozca la
superficial, sino en relación con una intencionalidad. corrupción. El Señor no permitirá que la última palabra

58 59
sea dicha por el mal, por el pecado a la muerte. Porque de tangibilidad nueva, de perfume de las cosas,... pero el
precisamente cuando alcanza la profundidad del abismo denominador común de todas estas experiencias de los
del mal, el contemplativo sabe, que allí, el Señor sentidos humanos sigue siendo la presencia del Espíritu
responderá al grito de auxilio que sale del hombre. Santo.
Pero, precisamente, porque se ha transformado hasta
A la raíz de la contemplación, en todas estas formas, tal punto de ver por doquier la presencia de la palabra,
existe, en fin, en concreto la transfiguración propiciada los contemplativos son los únicos misioneros cristianos.
en el hombre por su conformación con la palabra de Dios. Si ésta no está precedida por la transformación es
Cuando la palabra de Dios nos ha labrado hasta el necesario tener cuidado pues mientras se pretende llevar
punto de hacernos perfectamente semejantes a ella, nace la buena noticia del evangelio, lo que se hace es llevar
de hecho, y lo sabemos bien, el hombre nuevo que se deja solo nuestras palabras humanas. Si la misión no se da al
guiar por el Espíritu. La raíz de la contemplación es el mismo tiempo que la contemplación, no existe más la
nacimiento del hombre nuevo. Pero este nacimiento es el exousia que poseía la palabra de Jesús, pero existe
fruto de la obra paciente de transformación que produce simplemente el esforzarse, el ruido de nuestra agitación
en nosotros el encuentro constante y cotidiano con la con la ilusión de hacerlo por el bien de la Iglesia y por la
palabra de Dios. gloria de Dios.
En la \ectio divina se revive de alguna manera la El punto de llegada de la lectio divina se llama
experiencia misma del bautismo. El encuentro con la evangelizacion. Y es importante. El fruto de la auténtica
palabra permite de hecho que ésta baje a la profundidad contemplación se obtiene solamente cuando se rompe la
de nuestro propio ser para tomarnos de la mano y, desde caparazón del tibio seno materno y se permite a los demás
el abismo al que habíamos llegado por el pecado, poder beber en aquella misma palabra que por fin nos ha
empujarnos a subir hasta la experiencia luminosa de la transformado en el corazón.
mañana de pascua, desde donde se abre, por fin, ante
nuestros ojos el espacio sin confines de una vida nueva en
la contemplación.
El hombre nuevo podrá entonces, utilizar los sentidos
nuevos: quien ha nacido del Espíritu Santo tendrá una
mirada capaz de descubrir, que a pesar de todo, en la
historia se está manifestando el misterio de muerte y de
resurrección de Cristo.
De aquí en adelante se encuentra toda la riquísima
gama de referencias simbólicas en los místicos. Se hablará
de visiones, de gusto diferente, de condiciones inesperadas,

61
60
índice

i
Introducción
a la Lectio Divina
(5)
2
La Lectio
(23)
3
La Meditatio
(40)

4
La Oratio
(48)
5
La Contemplatio
(53)

TALLER EDICIONES PAULINAS


SANTAFE DE BOGOTÁ. IM\
IMPRESO EN COLOMBIA - PRINThl) IN COLOMBIA