Está en la página 1de 1

Esta tarde desperté, ensordecido por el incesante ruido de aquellos monstruos metálicos y su

insaciable sed por destruir.


Sólo quedan los fuertes lamentos que cubren las entrañas de sus montañas .
Alzando vuelo llora la flora tras ver su hogar en llamas.
El bosque en pleno agoniza, mientras nadie reacciona al ver a la tierra siendo ultrajada.
El río corre mostrando su desencanto al explotar en llanto.
La tierra clama ayuda sufriendo el martirio de ver sus montañas vivas en genocidio.
Urge entero equilibrio.
Oh bella naturaleza que hoy lloras tu cruel homicidio.
Siglos de vida fueron aniquilados, cientos de especies han afectado. El exterminio a sido
consumado.
Grita el planeta angustiado, tras ver a sus Cuervos manchados.