Está en la página 1de 2

CASO TÍA MARÍA

 El proyecto Tía María de la empresa Southern Copper


Corporation (SCC), invertiría más de US$ 950 millones y
tendría una duración de 21 años para extraer cobre a través de
dos tajos abiertos; así mismo utilizaría las aguas subterráneas
a través de pozos que se ubicará en el Valle del río Tambo.
 Desde el primer trimestre del 2009, los pobladores locales
hacen pública su denuncia contra el proyecto minero y señalan
que afectaría la disponibilidad de agua, lo cual limitaría la
producción de arroz, caña de azúcar y páprika en el valle del
río Tambo.
 Esta situación motivó la oposición de los pobladores al proyecto
minero que se organizaron en el Frente de Defensa del Medio
Ambiente y Recursos Naturales.
 En julio del 2009, por su parte la empresa, en el marco de los
procedimientos administrativos del Ministerio de Energía y
Minas, presentó su Estudio de Impacto Ambiental (EIA).
 El estudio debía ser presentado en audiencia pública a fines del
mes de agosto a la población del distrito de Cocachacra. Sin
embargo el día de la presentación (27 de agosto) debido a la
oposición masiva de la población la audiencia fue suspendida.
Posteriormente las autoridades locales iniciaron la
convocatoria a una consulta vecinal para decidir sobre la
realización del proyecto minero.
 La consulta vecinal fue convocada por los gobiernos
municipales de los distritos de Cocachacra, Islay-Matarani,
Mollendo, Punta de Bombón, Dean Valdivia y Mejía; las
autoridades emitieron la Ordenanza Municipal que convoca a
la consulta como mecanismo democrático para recoger el
sentido de la población sobre un posible inicio de las
actividades mineras.
 El 27 de septiembre se realizó la consulta vecinal donde el 97%
de la población que participó de la consulta se manifestó en
contra del proyecto minero. A pesar de la legitimidad de la
consulta, las autoridades no sólo la desconocieron, sino que
convocaron a una audiencia pública para aprobar el Estudio de
Impacto Ambiental (EIA) elaborado por la empresa y avalado
por el gobierno.
 Sin embargo, en abril del 2010, cientos de agricultores y
pobladores de la zona tomaron la carretera Panamericana Sur
durante 6 días, señalando que el EIA no respondía al cuidado
ambiental del valle. El Frente de Defensa del Pueblo de Islay
realizó cerca de 3 mil observaciones al EIA. El resultado fue
que el gobierno declaró la intangibilidad de las aguas
superficiales y subterráneas del Río Tambo.
 La masiva resistencia comunitaria que generó esta arremetida
de la empresa y el gobierno central, movilizó y generó por
varios meses varias movilizaciones y paros generales en la
región, represión y Desde fines de marzo del año 2011 se inició
un paro indefinido y generalizado de la comunidad, que
buscaba el rechazo definitivo del EIA del proyecto, lo que dejó
tres víctimas fatales y decenas de heridos.
 Este hecho movilizó la opinión pública y finalmente el ejecutivo
se vio en la obligación de considerar inadmisible el estudio de
impacto ambiental, el cual contaba con 138 observaciones y
más de 3.000 observaciones por parte de la comunidad.
 A fines del año 2012, la empresa volvió a aparecer, señalando
que volvería a presentar un nuevo EIA del proyecto Tía María,
luego de que fuera rechazado su primer intento, lo que generó
inmediatamente la movilización de la comunidad que rechaza
el proyecto minero y que considera que sus actividades
productivas agrícolas no son compatibles con la mega minería.
Manifestaciones realizaron los comuneros y comuneras. A
pesar de esto, el 4 de agosto del año 2014, el MINEM aprobó
el EIA, donde se proyecta que el proyecto comience a operar
el año 2016. Las comunidades de Islay siguen en alerta y
resistencia, movilizándose constantemente, a pesar de lo
inconstitucional de haber aprobado el EIA del proyecto.