Está en la página 1de 8

Los Puntos Vitales del Cuerpo Humano

El ser humano tiene puntos o meridianos, que nos ayudan tanto a inutilizar o incluso
matar a un individuo, como también permite aliviar o hasta curar ciertas dolencias.
De ahí la importancia no solo para el practicante de arte marciales o defensa personal sino
que también es útil para todos en general.

Clasificación de los Puntos Vitales

MAYORES: Al ser atacados pueden sufrir lesiones permanentes o acarrear la muerte.

MENORES: Al ser atacados producen un intenso dolor e incapacidad temporal, pero sin
riesgo de vida.
Armas Propias del Cuerpo Humano
PUNTOS VITALES DE LA CABEZA

ZONA SUPERIOR
1 TENTO (Fontanela anterior)
2 TENDO (Coronilla de la cabeza)

ZONA LATERAL
ZONA FRONTAL 12 NEIMONSAI (Lado del pulso)
3 CHOTO (Entre los ojos) 13 DOKKO (Apófisis mastoidea)
SEIDON (Encima y debajo de los 15 MURASAME (Seno carotídeo)
4
ojos)
5 GANSEI (Globo ocular) ZONA POSTERIOR
KASUMI / RYOMO (Entre los 14 KEICHU (Nuca)
6
huecos frontal y temporal)
7 JINCHU (Bajo la nariz)
8 MIMI (Oreja)
9 IKAZUKI (Maxilar inferior)
10 GEKON (Bajo el labio inferior)
11 SHITA-AGO (Punta del mentón)
CHOTO: Puente de la nariz, "Raíz de la montaña"

Situación:
Entre los ojos en la unión con el puente de la nariz. Este punto
es importante debido a que convergen numerosos huesos de la
cabeza: Maxilar superior, lacrimal, vomer, frontal, etmoides y
el nasal.

El etmoides es de especial importancia, los nervios olfatorios


lo atraviesan por la lámina cribosa, yendo al bulbo olfatorio y a
continuación al cerebro.

Efectos:
Conmoción cerebral. Los efectos más peligrosos se observan
cuando el golpe tiene una dirección ligeramente descendente
en un plano horizontal. Desordenes nerviosos en general. La
vista puede quedar afectada y puede romperse el nervio
óptico. Según la intensidad del golpe y precisión del mismo
puede producir un síncope reversible y en casos extremos un
síncope grave que se puede volver irreversible pudiendo
ocasionar, incluso, la muerte.

Dislocación de las articulaciones. Se puede producir en el caso


de un golpe bastante fuerte. El resultado es muy doloroso con
abundante perdida de sangre por la nariz.

Lesiones en el bulbo raquídeo. Debidas al basculamiento de la


cabeza hacia detrás por fuerte impacto de un golpe .

Las personas de raza amarilla son más sensibles en este


punto.

Atemis apropiados para su ataque:


SEIDON: Encima y debajo de los ojos

Situación:
Encima y debajo de los ojos, en medio del reborde orbital. En
el arco superciliar se encuentra la escotadura supraorbitaria,
donde se localizan los vasos y nervios supraorbitarios.

Unos milímetros más abajo del reborde orbital se localiza el


canal infraorbitario por donde salen al exterior la arteria y
nervios infraorbitarios.

Efectos:
Un potente golpe puede destruir el arco superciliar y la
mejilla, causando un fuerte traumatismo cerebral y
perturbación del sistema nervioso, llegando en algunos casos
a ser mortales de consideración.

Al igual que otros golpes en la cabeza , debido al


vasculamiento hacia atrás, puede llegar a dañar el bulbo
raquídeo (lo que supone una lesión grave), llegando en algunas
ocasiones a ser mortal.

Un golpe, produce en general una hemorragia interior


denominada vulgarmente “ojo morado”. Esta hemorragia
puede aparecer por fractura del etmoides o del esfenoides.

Atemis apropiados para su ataque:


GANSEI: Globo ocular, “Puntos del Sol y de la Luna”

Situación:
En el interior de la cavidad orbitaria. Es un órgano muy
sensible especializado en la visión y, además, muy delicado.

El globo ocular y la zona colindante se encuentra


fuertemente inervada por un conjunto de nervios que son: el
nervio óptico, motor ocular, común, patético, oftálmico,
lacrimal, los nervios palpebrales y ciliares.

Efectos:
Por débiles que sean los ataques a los ojos se pueden producir
lesiones irreversibles, causando la pérdida de la visión.

Si el golpe es potente se produce un intenso dolor, pudiendo


causar la pérdida del conocimiento y del equilibrio. En casos
graves puede producir el síncope.

La compresión de los ojos causa una notable bradicardia.

Atemis apropiados para su ataque:


NIHON-NUKITE
(golpe con la punta de
los dedos)

TENTO: Fontanela anterior, “Gran trastorno del cielo”

Situación:
Parte frontal superior del cráneo en la unión formada por los
huesos frontal y parietal, por medio de las suturas coronaria
y sagital. Denominada también como sutura de las fontanelas.

Efectos:
Golpeando fuertemente hay pérdida de visión e,
inmediatamente, del conocimiento debido al shock nervioso
general y a un conjunto de desordenes internos del cerebro.
Si el golpe es dado con mayor potencia puede producir el
estado de coma. La fractura de los huesos del cráneo puede
producir hemorragias internas.

Atemis apropiados para su ataque:

TENDO: Coronilla de la cabeza, “Camino del cielo”

Situación:
En la parte trasera del cráneo, en la unión de los tres huesos
que forman la parte posterior del cráneo. Debilidad
estructural en las suturas lamboideas y sagital. Denominada
también como sutura de las fontanelas.

Efectos:
Puede producir la pérdida del conocimiento, debido al shock
nervioso general y a un conjunto de desordenes internos del
cerebro. Si el golpe es dado con mayor potencia puede
producir el estado de coma. La fractura de los huesos del
cráneo puede producir hemorragias internas.

Atemis apropiados para su ataque: