Está en la página 1de 15

CONCEPTOS DE AGRAVIO

FUNDADO, INFUNDADO, OPERANTE, INOPERANTE E


INATENDIBLE

A continuación, se expondrá la calificación que generalmente


efectúan los juzgadores respecto de los conceptos de agravio y violación.

a) Fundados

El concepto de agravio y violación fundado es aquel en el cual, asiste


razón al quejoso en su motivo de inconformidad, al exponer correctamente
las razones jurídicas por las cuales estima que la autoridad emitió en su
perjuicio un acto inconstitucional, esto es, sus consideraciones son
completamente eficaces para combatir y desvirtuar la resolución o acto que
se impugna, es decir, que estas cumplen con los requisitos técnicos de
argumentación jurídica específicos para combatir todos y cada uno de los
agravios causados por el acto reclamado, por lo que terminan por vencerlo,
esto es, que los conceptos de violación son efectivos para demostrar la
inconstitucionalidad de la determinación impugnada. Con la excepción que
más adelante se verá respecto de los conceptos de violación que se
consideran fundados pero inoperantes para otorgar el amparo.

El concepto de agravio y violación que se califica de fundado, hace


innecesario el estudio de los demás conceptos de violación expresados por
la quejosa, pues el análisis de los restantes a ningún fin práctico conduciría,
ya que el motivo de inconformidad fundado es suficiente para conceder la
protección constitucional.

Sirve de apoyo a lo anterior, la jurisprudencia del Apéndice al


Semanario Judicial de la Federación 1917-1995, Tomo VI, Materia Común,
visible en la página 459, de rubro y texto siguiente:

“CONCEPTO DE VIOLACIÓN FUNDADO. HACE


INNECESARIO EL ESTUDIO DE LOS DEMÁS. Cuando el amparo se
va a conceder al considerarse fundado uno de los conceptos de violación, lo
que va a traer como consecuencia que quede sin efecto la resolución que
constituye el acto reclamado, es innecesario hacer el estudio de los demás
conceptos de violación expresados por la quejosa y que tienden al fondo de
la cuestión propuesta, porque los mismos serán objeto del estudio que
realice la autoridad responsable al emitir el nuevo fallo en cumplimiento de
la ejecutoria, ya que de hacerlo la potestad federal, se sustituiría a la
responsable, siendo que dicho análisis corresponde a la misma al haber
reasumido jurisdicción.”
I) Fundados pero inoperantes.

Es importe señalar que existe la clasificación de los conceptos de


agravio y violación fundados pero inoperantes para conceder el amparo. Es
decir, son aquellos en los cuales no es suficiente que sean fundados para
que se conceda el amparo solicitado, sino que además deben de ser eficaces
y operantes para desvirtuar el acto reclamado.

Un ejemplo de este tipo de concepto de agravio es cuando en un


asunto de carácter penal el quejoso afirma que no se tomaron en
consideración todas las pruebas que se encuentran en la causa, y al realizar
el estudio correspondiente se desprende que su afirmación es correcta, es
decir el concepto es fundado, sin embargo, las pruebas a que hace mención
son las aportadas en su contra por parte del agente del Ministerio Público
de la Federación, esto es, son pruebas de cargo, que a nada práctico
conduciría su análisis, puesto que de reparar tal violación, la propia
responsable, y en su caso, el tribunal de constitucional por la vía de un
nuevo amparo que en su oportunidad se promoviera, tendría que resolver el
negocio desfavorablemente a los intereses del peticionario de garantías. De
ahí que el concepto de violación de fundado pero inoperante para conceder
el amparo y protección de la justicia Federal, ya que no hay para que
esperar dicha nueva ocasión para negar un amparo que debe ser negado.

Es aplicable a lo anterior la jurisprudencia que se encuentra en el


Apéndice al Semanario Judicial de la Federación 1917-2000, Tomo VI,
Materia Común, emitida por la Suprema Corte de Justicia de la Nación,
tesis 108, visible en su página 85, que establece:

“CONCEPTOS DE VIOLACION FUNDADOS, PERO


INOPERANTES. Si del estudio que en el juicio de amparo se hace de un
concepto de violación se llega a la conclusión de que es fundado, de
acuerdo con las razones de incongruencia por omisión esgrimidas al
respecto por el quejoso; pero de ese mismo estudio claramente se
desprende que por diversas razones que ven al fondo de la cuestión
omitida, ese mismo concepto resulta inepto para resolver el asunto
favorablemente a los intereses del quejoso, dicho concepto, aunque
fundado, debe declararse inoperante y, por tanto, en aras de la economía
procesal, debe desde luego negarse el amparo en vez de concederse para
efectos, o sea, para que la responsable, reparando la violación, entre al
estudio omitido, toda vez que este proceder a nada práctico conduciría,
puesto que reparada aquélla, la propia responsable, y en su caso la Corte
por la vía de un nuevo amparo que en su caso y oportunidad se promoviera,
tendría que resolver el negocio desfavorablemente a tales intereses del
quejoso; y de ahí que no hay para qué esperar dicha nueva ocasión para
negar un amparo que desde luego puede y debe ser negado.”

b) Infundados

Es aquel que a contrario sensu no es fundado, es decir, no le asiste


razón al apelante o al solicitante de amparo en su concepto de violación. Se
califica así cuando el quejoso no logra acreditar que el acto reclamado
emitido por la autoridad responsable efectivamente causa alguna violación
en sus derechos constitucionales, esto es, cuando resulta inexacto lo que
alega en su escrito inicial.

Orienta el anterior planteamiento la tesis visible en la página 484, del


Semanario Judicial, Octava Época, Tomo VI, Julio-Diciembre 1990,
Segunda Parte, emitida por los Tribunales Colegiados de Circuito, que
señala:

“CONCEPTO DE VIOLACIÓN, ES INFUNDADO SI SE


ADUCEN CUESTIONES DISTINTAS DE LAS ACREDITADAS EN
JUICIO. Resulta infundado el concepto de violación hecho valer por el
quejoso si en él alega haber pagado determinada cantidad de dinero a
cuenta de la condena, y de los autos laborales respectivos se desprende que
la cantidad ya pagada cubrió conceptos diferentes a los contenidos en la
misma”.

c) Inoperantes

El concepto de agravio es inoperante cuando carece de técnica


jurídica para combatir el acto reclamado, ya sea porque no se controvirtió
la totalidad del acto reclamado o lo realizó en forma deficiente, es decir, es
aquel motivo de inconformidad insuficiente e ineficaz para evidenciar la
violación constitucional alegada.

Ahora bien, este tipo de calificación se subdivide en los siguientes


incisos:

I) Concepto de violación inoperante por insuficiencia.

Es aquel en el cual los conceptos de agravio y violación planteados


en la demanda de amparo no combaten la totalidad de consideraciones en
que se sustentó el fallo impugnado, luego entonces, se dejan firmes las
consideraciones jurídicas en las cuales la autoridad responsable sustentó su
actuar, aún y cuando resultaran fundados los conceptos planteados, dada la
naturaleza del acto reclamado, sería imposible conceder el amparo y la
protección de la Justicia Federal, debido a que no fueron suficientes para
controvertir la totalidad de las razones que sustentan el acto, dejando
intocados aquellos aspectos no controvertidos. Un ejemplo de lo anterior es
en tratándose de una resolución reclamada que se sustenta en cinco
consideraciones jurídicas, de las cuales el quejoso, a través de sus
conceptos de violación, sólo controvirtió tres de ellas, por lo que subsiste el
acto reclamado por las restantes dos no combatidas, y estas últimas son
suficientes para continuar rigiendo el sentido de la resolución.

Ilustra al ejemplo anterior la jurisprudencia 480, del Apéndice al


Semanario Judicial de la Federación 1917-2000, Tomo VI, Materia Común,
Segunda Parte, emitida por los Tribunales Colegiados de Circuito, visible
en la página 417.

“CONCEPTOS DE VIOLACIÓN INOPERANTES. REGLAS


PARA DETERMINARLOS. Existen dos casos en los cuales deben
declararse inoperantes los conceptos de violación hechos valer en una
demanda de amparo directo, promovida en contra de una sentencia
definitiva, laudo o resolución que haya puesto fin al juicio, dictada por los
tribunales judiciales, administrativos o del trabajo: el primero de ellos se
presenta cuando los argumentos que integran los conceptos de violación no
se enderezan a atacar ninguno de los fundamentos del fallo reclamado, por
lo que resulta obvia la inoperancia de los mismos; el segundo, cuando en
los conceptos solamente se atacan algunos de los argumentos que rigen el
acto materia de amparo, pero se dejan firmes otros, siendo inútil el estudio
de los conceptos propuestos en la demanda de garantías, ya que aun y
cuando resultaran fundados, dada la naturaleza del acto reclamado, sería
imposible conceder el amparo y protección de la justicia federal, para
revocar el sentido de la resolución impugnada. Debe hacerse la aclaración
de que si dentro de los conceptos propuestos existiere alguno de carácter
formal, como pudiera ser la falta de estudio de algunos puntos de la litis, sí
es posible conceder el amparo para efectos de subsanar la violación formal
de que se trate ya que este tipo de conceptos aun y cuando no se dirigen a
los argumentos sustentadores del fallo, hacen notar vicios formales de la
resolución reclamada.”

Además, es aplicable la jurisprudencia 710, del Apéndice al


Semanario Judicial de la Federación 1917-1995, Tomo VI, Materia Común,
visible en la página 478, que a la letra establece:
“CONCEPTOS DE VIOLACIÓN INSUFICIENTES. Si el fallo
reclamado se sustenta en varias consideraciones esenciales, cada una de las
cuales es capaz de sostenerlo con independencia de las otras; y únicamente
se formulan conceptos de violación respecto de una parte de la sentencia
reclamada, pero se dejan intocadas las demás consideraciones de ese fallo,
entonces es innecesario estudiar los conceptos de violación que se hicieron
valer, por que aun cuando se estimaran fundados, resultan insuficientes
para conceder la protección constitucional solicitada.”

De igual modo, es aplicable la jurisprudencia 501, del Apéndice al


Semanario Judicial de la Federación 1917-2000, Tomo IV, Materia Civil,
Primera Parte, visible en la página 439, que establece:

“CONCEPTOS DE VIOLACIÓN INOPERANTES. LO SON


CUANDO NO SE COMBATEN LOS FUNDAMENTOS DEL FALLO
RECLAMADO NI SE ESTÁ EN ALGUNO DE LOS CASOS DE
SUPLENCIA DE LA QUEJA PREVISTOS EN LA LEY. Si en un juicio
de amparo en materia civil, el quejoso omite controvertir y, por lo mismo,
demostrar, que las consideraciones medulares en que se sustenta el fallo
reclamado son contrarias a la ley o a la interpretación jurídica de la misma,
sin que, por otra parte, se surta alguna de las hipótesis previstas por el
artículo 76 bis de la Ley de Amparo, en cuya virtud deba suplirse la queja
deficiente en favor del agraviado, los conceptos de violación resultan
inoperantes y debe negarse la protección constitucional solicitada.”

También resultan insuficientes aquellos conceptos de agravio y


violación que no controvierten de manera específica las consideraciones
que la responsable tomó en cuenta para dictar el fallo reclamado, ello trae
como consecuencia que los conceptos de violación se estimen inoperantes.
Es decir, el discurso del concepto de violación es ambiguo y no directo a
señalar y demostrar jurídicamente la ilegalidad del acto que se combate.

Es aplicable al razonamiento anterior la jurisprudencia 700, del


Apéndice al Semanario Judicial de la Federación 1917-1995, Tomo VI,
Materia Común, visible en la página 471, que establece:

“CONCEPTOS DE VIOLACIÓN INOPERANTES. Si el


impetrante aduce alegaciones, en las cuales no se controvierten de manera
específica las consideraciones que la responsable tomó en cuenta para
dictar el fallo reclamado, ello trae como consecuencia que los conceptos de
violación se estimen inoperantes.”
También son insuficientes los conceptos de agravio y violación que
no combaten con razonamientos jurídicos concretos las consideraciones en
que se sustentó el fallo impugnado, toda vez que no basta con indicar los
preceptos legales que se consideren infringidos, sino que es indispensable
explicar, concretizar el daño o perjuicio ocasionado por la autoridad
responsable y además argumentar jurídicamente los razonamientos o
consideraciones de la resolución que se reclama, los motivos jurídicos por
los cuales se estima que tales actos de autoridad vulneran garantías
constitucionales al quejoso.

Es aplicable a la explicación anterior la jurisprudencia 703, del


Apéndice al Semanario Judicial de la Federación 1917-1995, Tomo VI,
Materia Común, emitida por los Tribunales Colegiados de Circuito, visible
en su página 473, cuyo rubro y texto es:

“CONCEPTOS DE VIOLACION INOPERANTES. Son


inoperantes los conceptos de violación en la medida de que el quejoso no
combate a través de un razonamiento jurídico concreto, las consideraciones
en que se sustentó el fallo impugnado, supuesto que no basta indicar los
preceptos legales que se consideren infringidos, sino que es indispensable
explicar, concretizar el daño o perjuicio ocasionado por la autoridad
responsable y además argumentar jurídicamente los razonamientos o
consideraciones de la resolución que se reclama.”

II) Concepto de violación inoperante por reiteración.

Son aquellos en los que el apelante o el quejoso se limita a reiterar


los motivos de impugnación expuestos en otra instancia, respecto de los
cuales ya hubo un pronunciamiento por el juzgador, sin impugnar las
consideraciones que en respuesta a sus argumentos expuso la A quo.

Lo anterior, tiene sustento en la jurisprudencia 709, del Apéndice al


Semanario Judicial de la Federación 1917-1995, Tomo VI, Materia Común,
emitida por los Tribunales Colegiados de Circuito, visible en su página 477,
que a la letra dispone:

“CONCEPTOS DE VIOLACIÓN INOPERANTES, SI SE


CONCRETAN A REPETIR LOS AGRAVIOS Y NO ATACAN LAS
CONSIDERACIONES Y FUNDAMENTOS DEL FALLO. Si en los
conceptos de violación el quejoso se concreta a repetir en esencia los
agravios expresados en la apelación, y omite atacar las consideraciones y
fundamentos que sirvieron a la Sala responsable para confirmar el fallo de
primera instancia, dichos conceptos de violación resultan inoperantes.”
También resulta aplicable la jurisprudencia 702, del Apéndice al
Semanario Judicial de la Federación 1917-1995, Tomo VI, Materia Común,
emitida por los Tribunales Colegiados de Circuito, visible en la página 472,
que a la letra establece:

“CONCEPTOS DE VIOLACIÓN INOPERANTES. Si el quejoso


expresó ciertos agravios ante la autoridad responsable, ésta los estudió y
declaró infundados, resultan inoperantes los conceptos de violación en que
aquél se limita a repetir tales agravios, sin aducir razonamiento alguno
tendiente a desvirtuar las consideraciones que dicha responsable hizo para
llegar a la conclusión apuntada.”

III) Concepto de violación inoperante por incorporación

Es aquel concepto de agravio o violación en el cual se incorporan


cuestiones nuevas que no son parte de las consideraciones que tomó en
cuenta la autoridad para la realización del acto reclamado o para tomar la
determinación en el sentido en el que lo hizo.

Apoya a la anterior definición la tesis de la Primera Sala de la


Suprema Corte de Justicia de la Nación, publicada en el Semanario Judicial
de la Federación y su Gaceta, Tomo XXII, Diciembre de 2005, Novena
Época, página cincuenta y dos, que señala:

“AGRAVIOS INOPERANTES. LO SON AQUELLOS QUE SE


REFIEREN A CUESTIONES NO INVOCADAS EN LA DEMANDA Y
QUE, POR ENDE, CONSTITUYEN ASPECTOS NOVEDOSOS EN
LA REVISIÓN. En términos del artículo 88 de la Ley de Amparo, la parte
a quien perjudica una sentencia tiene la carga procesal de demostrar su
ilegalidad a través de los agravios correspondientes. En ese contexto, y
atento al principio de estricto derecho previsto en el artículo 91, fracción I,
de la ley mencionada, resultan inoperantes los agravios referidos a
cuestiones no invocadas en la demanda de garantías, toda vez que al
basarse en razones distintas a las originalmente señaladas, constituyen
aspectos novedosos que no tienden a combatir los fundamentos y motivos
establecidos en la sentencia recurrida, sino que introducen nuevas
cuestiones que no fueron abordadas en el fallo combatido, de ahí que no
exista propiamente agravio alguno que dé lugar a modificar o revocar la
resolución recurrida.”

También es aplicable la jurisprudencia 501, del Apéndice al


Semanario Judicial de la Federación 1917-1995, Tomo IV, Materia Civil,
emitida por los Tribunales Colegiados de Circuito, visible en la página 352,
que establece:

“CONCEPTOS DE VIOLACIÓN INOPERANTES, SON


AQUELLOS QUE SE REFIEREN A VIOLACIONES PROCESALES
QUE NO FUERON RECLAMADAS EN LA ALZADA. Si lo que se
aduce en la demanda de amparo no fue invocado como agravio en la
apelación, sería antijurídico declarar inconstitucional una sentencia por
virtud de argumentos que no fueron sometidos a la consideración de la sala
responsable, tratándose de violaciones cometidas en primera instancia, las
que se tienen por consentidas, y en dichas circunstancias, los conceptos de
violación resultan inoperantes.”

En este mismo sentido también se puede calificar de extemporáneo


aquél concepto de violación y/o agravio que no se hizo valer en el
momento procesal oportuno y por lo cual no cabe manifestarlos, en la
instancia en que actualmente se analiza, pues éste debió de hacerse valer en
otra instancia procesal.

Es aplicable para este supuesto la siguiente jurisprudencia del


Segundo Tribunal Colegiado en Materia Civil del Sexto Circuito, visible en
el Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Tomo X, de Junio de
1999, Novena Época, página ochocientos sesenta y cuatro, de rubro y texto
siguientes:

“CONCEPTOS DE VIOLACIÓN INOPERANTES. LO SON


AQUELLOS EN LOS QUE SE HACEN VALER ARGUMENTOS
QUE NO SE HICIERON EN UN AMPARO ANTERIOR. Es
inoperante el concepto de violación en el que el quejoso hace valer
argumentos que debió controvertir en un juicio de amparo promovido
anteriormente, porque si no lo hizo, es obvio que aun cuando pudiera tener
razón en lo que aduce, ya no es permitido en atención a la técnica del juicio
de garantías que lo haga hasta ahora, pues se trata de un aspecto que, por
falta de impugnación oportuna, ya no puede ser materia de estudio.”

IV) Concepto de violación inoperante por construirse sobre una


situación hipotética.

Se trata de aquellos conceptos de agravio y violación que se hacen


valer sobre una situación hipotética, sin que pueda demostrarse verazmente
su origen, y por ende, la inconstitucionalidad del acto de autoridad, se
queda en el campo de la mera especulación.
Para sustentar lo anterior se cita la jurisprudencia de la Segunda Sala
de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, visible en el Semanario
Judicial de la Federación y su Gaceta, Tomo XVIII, de Octubre de 2003,
Novena Época, página cuarenta y tres, que refiere:

“CONCEPTOS DE VIOLACIÓN Y AGRAVIOS. SON


INOPERANTES CUANDO TIENDEN A DEMOSTRAR LA
INCONSTITUCIONALIDAD DE ALGÚN PRECEPTO,
SUSTENTÁNDOSE EN UNA SITUACIÓN PARTICULAR O
HIPOTÉTICA. Los argumentos que se hagan valer como conceptos de
violación o agravios en contra de algún precepto, cuya inconstitucionalidad
se haga depender de situaciones o circunstancias individuales o hipotéticas,
deben ser declarados inoperantes, en atención a que no sería posible
cumplir la finalidad de dichos argumentos consistente en demostrar la
violación constitucional, dado el carácter general, abstracto e impersonal de
la ley”.

V) Concepto de violación inoperante por error en la litis del


amparo.

Es aquel concepto de agravio y violación que esencialmente se


endereza a combatir una sentencia superada o circunstancia diversa al acto
reclamado señalado en la demanda de garantías.

Apoya al planteamiento anterior la jurisprudencia 497, visible en el


Apéndice al Semanario Judicial de la Federación 1917-1995, Tomo IV,
Materia Civil, emitida por los Tribunales Colegiados de Circuito, visible en
su página 349, que dispone:

“CONCEPTOS DE VIOLACIÓN INOPERANTES, CUANDO


EN ELLOS SE ATACA LA SENTENCIA DE PRIMER GRADO. No es
viable combatir en el amparo directo la sentencia de primer grado cuando
de ésta se apela, ya que de conformidad con lo establecido por el artículo
688 del Código de Procedimientos Civiles para el Distrito Federal, la
finalidad de ese medio de defensa, hecho valer ante el tribunal de alzada es
que éste confirme, revoque o modifique la determinación del inferior;
entonces, si los conceptos de violación se enderezan con la pretensión de
impugnar el fallo inicial, aquéllos deben declararse inoperantes por no
atacar las razones del que se haya emitido en la segunda instancia; por
tanto, efectuar su análisis implicaría revisar la decisión del juez del
conocimiento que no es materia del acto reclamado, dado que el objeto del
juicio constitucional es el estudio de la resolución dictada al resolver el
recurso enunciado, para determinar si los fundamentos existentes en ella
violan o no las garantías individuales del gobernado.”

Existe este error cuando la autoridad responsable emite declaratoria


de inoperancia respecto de los agravios formulados, y el quejoso esgrime
argumentos orientados a combatir el fondo del asunto, más no a desvirtuar
las consideraciones que aquélla tomó en cuenta para dictar el fallo
reclamado, lo que trae como consecuencia que los conceptos de agravio se
aprecien inoperantes.

A la anterior explicación sirve de fundamento la jurisprudencia


emitida en el Semanario Judicial de la Federación, Novena Época, Tomo
XVI, Segunda Parte, Sección Primera, de los Tribunales Colegiados de
Circuito, visible en la página 1137, que en su letra señala:

“CONCEPTOS DE VIOLACIÓN INOPERANTES. SON


AQUELLOS QUE, COMBATIENDO EL FONDO DEL ASUNTO, NO
ATACAN LAS CONSIDERACIONES QUE LA RESPONSABLE
TOMÓ EN CUENTA PARA DECLARAR INOPERANTES LOS
AGRAVIOS ESGRIMIDOS. Si la responsable emite declaratoria de
inoperancia respecto de los agravios formulados, y el quejoso esgrime
argumentos orientados a combatir el fondo del asunto, mas no a desvirtuar
las consideraciones que aquélla tomó en cuenta para dictar el fallo
reclamado, ello trae como consecuencia que los conceptos de violación se
estimen inoperantes.”

También es inoperante el concepto de agravio y violación que se


dirige a señalar que los agravios que se plantearon en la instancia fueron
jurídicamente adecuados, y no se dirigen a controvertir al acto de autoridad
que se reclama en el juicio de amparo.

Apoya a lo anterior, la jurisprudencia 701, del Apéndice al


Semanario Judicial de la Federación 1917-1995, Tomo VI, Materia Común,
emitida por los Tribunales Colegiados de Circuito, visible en la página 472,
que señala:

“CONCEPTOS DE VIOLACIÓN INOPERANTES. Conceptos de


violación inoperantes son las manifestaciones que se concretan a sostener
que los agravios que se formularon en apelación llenan los requisitos
necesarios para estimarse legales; pues lo argumentado así, en forma
alguna ataca las consideraciones del tribunal de apelación que los
desestimó por inoperantes.”
VI) Inatendibles

Son aquellos conceptos de agravio y violación que plantean


argumentos que no formaron parte de la litis natural.

Es importante señalar que en los casos no determinados por la ley


para suplir la deficiencia de la queja, la técnica jurídica procesal exige que
los conceptos de violación estén relacionados directa e inmediatamente con
los fundamentos del acto reclamado, para que de esta forma queden de
manifiesto los vicios de que adolezca; pero si ante la potestad federal el
quejoso realiza planteamientos ajenos a la litis constitucional, dichos
motivos de inconformidad resultan ser inatendibles.

Sirve de apoyo a la anterior explicación, la jurisprudencia número


495, del Apéndice al Semanario Judicial de la Federación 1917-1995, Tomo
IV, Materia Civil, emitida por los Tribunales Colegiados de Circuito,
visible en su página 348, que establece:

“CONCEPTOS DE VIOLACION INATENDIBLES. SON


AQUELLOS QUE CONTIENEN ARGUMENTOS QUE NO
FORMARON PARTE DE LA LITIS NATURAL. De conformidad con
lo dispuesto por el artículo 454 del Código de Procedimientos Civiles para
el Estado de Puebla, la sentencia tratará exclusivamente de las acciones
deducidas y de las excepciones opuestas, estableciendo con ello el principio
jurídico de congruencia que debe existir en toda resolución emitida por los
tribunales de naturaleza civil; de ahí que, cuando en la demanda de amparo
directo se planteen conceptos de violación en los que se contengan
argumentos que no formaron parte de la litis natural, éstos deben
desestimarse por inatendibles, precisamente en acatamiento a dicho
principio.”

También apoya a lo anterior la jurisprudencia número 696, del


Apéndice al Semanario Judicial de la Federación 1917-1995, Tomo VI,
Materia Común, emitida por los Tribunales Colegiados de Circuito, visible
en su página 468, que indica:

“CONCEPTOS DE VIOLACIÓN INATENDIBLES CUANDO


ATACAN LA EJECUTORIA PRONUNCIADA POR UN TRIBUNAL
COLEGIADO DE CIRCUITO. Si en la ejecutoria pronunciada en el
juicio de amparo, el Tribunal Colegiado de Circuito ya se pronunció sobre
determinado punto, los conceptos de violación formulados en una nueva
demanda de amparo que ataquen la decisión que al respecto se haya
sustentada, resultan inatendibles, pues esta decisión no puede ser
cuestionada ni modificada dada la firmeza de las sentencias que pronuncien
aquella potestad federal al conocer de los juicios de garantías.”

Otra forma de conceptos de agravio y violación inatendibles son


aquellos que pretenden obtener la aclaración de la sentencia, en lugar de
controvertir todos y cada uno de las razones jurídicas que sustentan el fallo
impugnado.

Sirve de apoyo a lo anterior la jurisprudencia VI.3º, A.J/58 del


Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Tomo XXIV, Agosto de
2006, emitida por los Tribunales Colegiados de Circuito, Materia
Administrativa, visible en su página 1890, que en su letra señala:

“CONCEPTOS DE VIOLACIÓN EN EL AMPARO DIRECTO.


SON INATENDIBLES CUANDO SE PRETENDE OBTENER LA
ACLARACIÓN DE LOS EFECTOS DE LA SENTENCIA FISCAL.-
Cuando a través de juicio de amparo directo el quejoso pretende que el
Tribunal Colegiado de Circuito aclare la sentencia fiscal por no haberse
precisado sus efectos, es inatendible el concepto de violación relativo, ya
que debió haberse agotado de manera previa la aclaración de sentencia
establecida en el artículo 239-C del Código Fiscal de la Federación, vigente
hasta el 31 de diciembre de 2005, ya que ésta es una institución procesal
que tiene por objeto hacer comprensibles los conceptos ambiguos, rectificar
los contradictorios y explicar los oscuros, así como subsanar omisiones y,
en general, corregir errores y defectos, y si bien no constituye técnicamente
un recurso o medio de defensa legal por el que se pueda revocar, modificar
o nulificar en cuanto al fondo la sentencia recurrida, sí es parte de ella, tan
es así que su interposición interrumpe el término para su impugnación y su
pronunciamiento otorga definitividad a la sentencia dictada por alguna de
las Salas del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa.”

También son inatendibles los conceptos de agravio y violación que


introducen cuestiones posteriores a la emisión de la sentencia reclamada y
debido a ello, dichos motivos de inconformidad son ajenos a resolución que
se combate en amparo.

Oriente la afirmación anterior la tesis IV.3º.T.218 L, del Semanario


Judicial de la Federación y su Gaceta, Tomo XXII, Diciembre de 2005,
emitida por los Tribunales Colegiados de Circuito, Materia Laboral, visible
en su página 2651, que en su rubro y texto señala:

“CONCEPTOS DE VIOLACIÓN INATENDIBLES. LO SON


AQUELLOS QUE INTRODUCEN CUESTIONES SUSCITADAS
CON POSTERIORIDAD A LA EMISIÓN DEL LAUDO, Y POR
ELLO AJENAS A LOS FUNDAMENTOS Y CONSIDERACIONES
QUE LO SUSTENTARON. El pleno de la Suprema Corte de Justicia de
la Nación, en la jurisprudencia P./J.68/200, publicada en el Semanario
Judicial de la Federación y su Gaceta, Novena Época, Tomo XII, agosto de
2000, página 38, de rubro: “CONCEPTOS DE VIOLACIÓN. PARA QUE
SE ESTUDIEN, BASTA CON EXPRESAR CLARAMENTE EN LA
DEMANDA DE GARANTÍAS LA CAUSA DE PEDIR”, estableció que
debe tenerse como conceptos de violación todas las argumentaciones en las
cuales se señale con claridad la causa de pedir, precisando cuál es la lesión
o agravio que el quejoso estima le causa el acto, resolución o ley
impugnada y los motivos que originaron ese agravio. En tal virtud, una
característica de los conceptos de violación consiste, tratándose de la
materia laboral, en que los razonamientos deben dirigirse a combatir los
fundamentos y consideraciones que sustentan el laudo reclamado.
Consecuentemente, si el quejoso argumenta que la mala fe de la oferta
patronal deriva de la circunstancia de que al pretenderse efectuar la
reinstalación ordenada en el laudo, no se pudo llevar a cabo porque el local
de la empresa se encontraba cerrado y no se apersonó representante alguno
de ella, tal argumento no puede considerarse como un concepto de
violación, pues si bien en él se hace referencia a la mala fe de la oferta
patronal, ésta descansa en un acto emitido con posterioridad al laudo
reclamado, el cual es ajeno a los fundamentos y consideraciones que
sustentaron el laudo y, por tanto, resulta inatendible.”

d) Conceptos de violación operantes.

Contrario a lo señalado en los conceptos de agravio y violación


inoperantes, dichos conceptos de violación son eficaces y suficientes para
combatir el acto reclamado. Es decir, son elaborados con técnica jurídica
para impugnar el acto de autoridad y evidenciar la violación constitucional.

En lo conducente es aplicable la tesis visible en el Semanario


Judicial de la Federación y su Gaceta, de abril 1997, Materia
Administrativa, visible en la página 80, que establece:

“AGRAVIOS DE LAS AUTORIDADES. SI COMBATEN LOS


CONSIDERANDOS DE LA SENTENCIA, SON OPERANTES
AUNQUE COINCIDAN CON ARGUMENTOS DEL INFORME
JUSTIFICADO. Cuando los argumentos de la autoridad son suficientes
para estimar controvertidas las consideraciones que sustentan el sentido del
fallo recurrido, son operantes aunque coincidan o retomen argumentos
expuestos en el informe justificado y no hayan sido materia de análisis por
el Juez del conocimiento, caso en el cual debe procederse a su estudio para
determinar si son fundados o infundados. Por tanto, no son aplicables los
criterios sustentados por el Tribunal Pleno de la Suprema Corte de Justicia
de la Nación, con los rubros: "AGRAVIOS DE LAS AUTORIDADES
RESPONSABLES." (Jurisprudencia 27 del Apéndice al Semanario Judicial
de la Federación 1917-1995, Tomo VI, Materia Común, página 18), y
"AGRAVIOS DE LAS AUTORIDADES RESPONSABLES." (Apéndice al
Semanario Judicial de la Federación 1917-1988, Primera Parte, Sección
Segunda, Precedentes que no han sentado Jurisprudencia del Tribunal
Pleno, página 419), pues se refieren a la inoperancia de los agravios que
reiteran los argumentos contenidos en el informe justificado, que implica la
falta de impugnación de las consideraciones de la sentencia que se recurre,
siempre que los mismos sólo tiendan a la justificación del acto reclamado.”

f) Oportunos

Son aquellos conceptos de agravios y violación que se plantean en


una segunda demanda de garantías, y que se dirigen a controvertir el fondo
del asunto, siendo que en la primera demanda de amparo los motivos de
inconformidad se enderezaron a combatir violaciones procesales, por lo
cual resultaba innecesario esgrimir cuestiones de fondo, en consecuencia,
en esta segunda ocasión dichos agravios se estiman oportunos e ineludible
su análisis por parte de la autoridad jurisdiccional de amparo, al haber
reparado primeramente las violaciones procesales.

Sirve de apoyo al anterior planteamiento la tesis emitida en el


Semanario Judicial y su Gaceta, Novena Época, Tomo XIV, Agosto de
2001, Segunda Parte, Sección Segunda, de los Tribunales Colegiados de
Circuito, visible en su página 1302, que establece:

“CONCEPTOS DE VIOLACIÓN OPORTUNOS. SON


AQUELLOS QUE ATACAN EL FONDO DE LA RESOLUCIÓN
EMITIDA EN CUMPLIMIENTO DE UNA EJECUTORIA DE
AMPARO, AUNQUE EN ESE JUICIO ÚNICAMENTE SE HAYAN
EXPUESTO VIOLACIONES PROCESALES. Si se promovió demanda
de garantías en la que únicamente se hicieron valer violaciones procesales
que trascendieron al sentido del fallo, consistentes en que a la quejosa no le
fueron admitidas sus testimoniales y este aspecto resultó fundado, es obvio
que aun cuando se hicieran valer conceptos de violación encaminados al
fondo del asunto, no serían analizados, porque en estos casos su estudio
resultaría innecesario y ocioso, porque la concesión del amparo tiene como
efectos que la responsable deje insubsistente el acto reclamado y reponga el
procedimiento para reparar las violaciones procesales cometidas y emita
otro con libertad de jurisdicción, en el que deberá abordar el estudio de
fondo, exponiendo consideraciones semejantes o distintas a las que sostuvo
en el primer laudo. Por tanto, al promoverse la demanda de amparo contra
la segunda resolución dictada en cumplimiento de la anterior ejecutoria,
haciendo valer violaciones de fondo, éstas deben ser tomadas en cuenta por
el órgano jurisdiccional, porque al declararse procedente la violación
alegada, quedó insubsistente el fallo juntamente con las consideraciones de
fondo que regían el sentido del mismo; por ello, el nuevo laudo es
autónomo e independiente y, por esa razón, los conceptos de violación
expuestos en el segundo juicio de amparo deben estimarse oportunos, por
lo que su estudio resulta ineludible.”