Está en la página 1de 11

RÉGIMEN DE PROTECCIÓN AL CONSUMIDOR FINANCIERO:

LEY 1328 DE 2009:

Objeto y ámbito de aplicación:

Tiene por objeto establecer los principios y reglas que rigen la protección de los consumidores financieros
en las relaciones entre estos y las entidades vigiladas por la Superintendencia Financiera de Colombia,
sin perjuicio de otras disposiciones que contemplen medidas e instrumentos especiales de protección.

Principios:

1. Debida Diligencia. Las entidades vigiladas por la Superintendencia Financiera de Colombia


deben emplear la debida diligencia en el ofrecimiento de sus productos o en la prestación de sus
servicios a los consumidores, a fin de que estos reciban la información y/o la atención debida y
respetuosa en desarrollo de las relaciones que establezcan con aquellas, y en general, en el
desenvolvimiento normal de sus operaciones.

2. Libertad de elección. Sin perjuicio de las disposiciones especiales que impongan el deber de
suministrar determinado producto o servicio financiero, las entidades vigiladas y los
consumidores financieros podrán escoger libremente a sus respectivas contrapartes en la
celebración de los contratos mediante los cuales se instrumente el suministro de productos o la
prestación de servicios que las primeras ofrezcan.

La negativa en la prestación de servicios o en el ofrecimiento de productos deberá fundamentarse


en causas objetivas y no podrá establecerse tratamiento diferente injustificado a los consumidores
financieros.

3. Transparencia e información cierta, suficiente y oportuna. Las entidades vigiladas deberán


suministrar a los consumidores financieros información cierta, suficiente, clara y oportuna.

4. Responsabilidad de las entidades vigiladas en el trámite de quejas. Las entidades vigiladas


deberán atender eficiente y debidamente en los plazos y condiciones previstos en la regulación
vigente las quejas o reclamos interpuestos por los consumidores financieros

5. Manejo adecuado de los conflictos de interés. Las entidades vigiladas deberán administrar los
conflictos que surjan en desarrollo de su actividad entre sus propios intereses y los de los
consumidores financieros, así como los conflictos que surjan entre los intereses de dos o más
consumidores financieros, de una manera transparente e imparcial

6. Educación para el consumidor financiero. Las entidades vigiladas, las asociaciones gremiales,
las asociaciones de consumidores, las instituciones públicas que realizan la intervención y
supervisión en el sector financiero, así como los organismos de autorregulación, procurarán una
adecuada educación de los consumidores financieros respecto de los productos y servicios
financieros que ofrecen las entidades vigiladas

Los principios que contiene este artić ulo se aplicarán en todas las relaciones que se establezcan entre los
consumidores financieros y las entidades vigiladas, sin perjuicio de las disposiciones contenidas en otras
normas
Asociación y representación adecuada:

Los consumidores financieros podrán apoyarse en grupos u otras organizaciones de consumidores para
la defensa de sus derechos de conformidad con la legislación vigente para tales efectos.

Derechos y obligaciones:

Derechos de los consumidores financieros:

1. El derecho de recibir de parte de las entidades vigiladas productos y servicios con estándares de
seguridad y calidad

2. Tener a su disposición, en los términos establecidos en la presente ley y en las demás


disposiciones de carácter especial, publicidad e información transparente, clara, veraz, oportuna
y verificable, sobre las caracteriś ticas propias de los productos o servicios ofrecidos y/o
suministrados

3. Exigir la debida diligencia en la prestación del servicio por parte de las entidades vigiladas.

4. Recibir una adecuada educación respecto de las diferentes formas de instrumentar los productos
y servicios ofrecidos

5. Presentar de manera respetuosa consultas, peticiones, solicitudes, quejas o reclamos ante la


entidad vigilada, el defensor del Consumidor Financiero, la Superintendencia Financiera de
Colombia y los organismos de autorregulación.

6. Los demás derechos que se establezcan en esta ley o en otras disposiciones

7. Efectuar pagos anticipados en toda operación de crédito en moneda nacional sin incurrir en
ningún tipo de penalización o compensación. Este derecho del consumidor financiero no será
aplicado a operaciones de crédito cuyo saldo supere los ochocientos ochenta (880) smmlv.

En el evento en que el deudor posea varios créditos con una misma entidad que sumados superen
el monto indicado en el inciso tercero, solo podrá realizar el pago anticipado aquí regulado hasta
dicho límite.

8. Es derecho del deudor decidir si el pago parcial que realiza la abonará a capital con disminución
de plazo o a capital con disminución del valor de la cuota de la obligación.

Obligaciones especiales de las entidades vigiladas:

1. Suministrar información al público respecto de los Defensores del Consumidor Financiero, de


conformidad con las instrucciones que sobre el particular imparta la Superintendencia Financiera
de Colombia.

2. Entregar el producto o prestar el servicio debidamente

3. Suministrar información comprensible y publicidad transparente

4. Contar con un Sistema de Atención al Consumidor Financiero (SAC)


5. Abstenerse de incurrir en conductas que conlleven abusos contractuales o de convenir cláusulas
que puedan afectar el equilibrio del contrato

6. Elaborar los contratos y anexos que regulen las relaciones con los clientes, con claridad, en
caracteres legibles a simple vista, y ponerlos a disposición de estos para su aceptación.

7. Abstenerse de hacer cobros no pactados o no informados previamente al consumidor financiero

8. Abstenerse de realizar cobro alguno por concepto de gastos de cobranza prejudicial sin haberse
desplegado una actividad real encaminada efectivamente a dicha gestión

9. Guardar la reserva de la información suministrada por el consumidor financiero

10. Dar constancia del estado y/o las condiciones específicas de los productos a una fecha
determinada

11. Atender y dar respuesta oportuna a las solicitudes, quejas o reclamos formulados por los
consumidores financieros

12. Proveer los recursos humanos, físicos y tecnológicos para que en las sucursales y agencias se
brinde una atención eficiente y oportuna a los consumidores financieros.

13. Permitir a sus clientes la consulta gratuita, al menos una vez al mes, por los canales que la entidad
señale, del estado de sus productos y servicios.

14. Contar en su sitio en Internet con un enlace al sitio de la Superintendencia Financiera de Colombia
dedicado al consumidor financiero.

15. Reportar a la Superintendencia Financiera de Colombia, en la forma que esta señale, el precio de
todos los productos y servicios que se ofrezcan de manera masiva

16. Disponer de los medios electrónicos y controles idóneos para brindar eficiente seguridad a las
transacciones

17. Colaborar oportuna y diligentemente con el Defensor del Consumidor Financiero, las autoridades
judiciales y administrativas y los organismos de autorregulación

18. No requerir al consumidor financiero información que ya repose en la entidad vigilada o en sus
dependencias, sucursales o agencias

19. Desarrollar programas y campañas de educación financiera a sus clientes sobre los diferentes
productos y servicios que prestan

20. Las demás previstas en esta ley, las normas concordantes, complementarias, reglamentarias, las
que se deriven de la naturaleza del contrato celebrado o del servicio prestado a los consumidores
financieros

Sistema de atención al consumidor financiero:

Sistema de atención al consumidor financiero, sac:


Las entidades vigiladas deberán implementar un Sistema de Atención al Consumidor Financiero (SAC)
que deberá contener como mínimo:

1. Las polit́ icas, procedimientos y controles adoptados por la entidad para procurar la debida
protección del consumidor financiero y que propicien un ambiente de atención y respeto para el
mismo.

2. Los mecanismos que favorezcan la observancia de los principios, las obligaciones y los derechos
consagrados en la presente ley y otras relacionadas;

3. Los mecanismos para suministrar información adecuada en los términos previstos en esta ley, en
otras disposiciones y en las instrucciones que para el efecto imparta la Superintendencia
Financiera de Colombia;

4. El procedimiento para la atención de peticiones, quejas o reclamos;

5. Los mecanismos que le permitan a las entidades vigiladas la producción de estadiś ticas sobre
tipologías de quejas en aras de establecer oportunidades de mejora y acciones correctivas.

Información al consumidor financiero:

Contenido mínimo de la información al consumidor financiero:

Las entidades vigiladas deben informar a los consumidores financieros, como miń imo, las caracteriś ticas
de los productos o servicios, los derechos y obligaciones, las condiciones, las tarifas o precios y la forma
para determinarlos, las medidas para el manejo seguro del producto o servicio, las consecuencias
derivadas del incumplimiento del contrato, y la demás información que la entidad vigilada estime
conveniente para que el consumidor comprenda el contenido y funcionamiento de la relación establecida
para suministrar un producto o servicio.

Previo a la celebración de cualquier contrato, las entidades vigiladas deberán proveer al potencial cliente
una lista detallada, de manera gratuita, de todos los cargos o costos por utilización de los servicios o
productos

Publicidad de los contratos:

Las entidades vigiladas deberán publicar en su página de Internet el texto de los modelos de los contratos
estandarizados que estén empleando con su clientela por los distintos productos que ofrecen

Oportunidad de la información al consumidor financiero:

Cualquier modificación a las condiciones del contrato que fueren factibles o procedentes atendiendo el
marco normativo especif́ ico de cada producto y las disposiciones generales de esta ley así como las
específicas de otras normas, deberá ser notificada previamente a los consumidores financieros en los
términos que deben establecerse en el contrato.

Cláusulas y prácticas abusivas:

Prohibición de utilización de cláusulas abusivas en contratos:


Se prohib́ e las cláusulas o estipulaciones contractuales que se incorporen en los contratos de adhesión
que:

1. Prevean o impliquen limitación o renuncia al ejercicio de los derechos de los consumidores


financieros.

2. Inviertan la carga de la prueba en perjuicio del consumidor financiero.

3. Incluyan espacios en blanco, siempre que su diligenciamiento no esté autorizado detalladamente


en una carta de instrucciones.

4. Cualquiera otra que limite los derechos de los consumidores financieros y deberes de las entidades
vigiladas derivados del contrato, o exonere, atenúe o limite la responsabilidad de dichas entidades,
y que puedan ocasionar perjuicios al consumidor financiero.

5. Las demás que establezca de manera previa y general la Superintendencia Financiera de


Colombia.

Cualquier estipulación o utilización de cláusulas abusivas en un contrato se entenderá por no escrita o


sin efectos para el consumidor financiero.

Prácticas abusivas:

Se consideran prácticas abusivas por parte de las entidades vigiladas las siguientes:

1. El condicionamiento al consumidor financiero por parte de la entidad vigilada de que este acceda
a la adquisición de uno o más productos o servicios que presta directamente o por medio de otras
instituciones vigiladas a través de su red de oficinas, o realice inversiones o similares, para el
otorgamiento de otro u otros de sus productos y servicios, y que no son necesarias para su natural
prestación.

2. El iniciar o renovar un servicio sin solicitud o autorización expresa del consumidor.

3. La inversión de la carga de la prueba en caso de fraudes en contra de consumidor financiero.

4. Las demás que establezca de manera previa y general la Superintendencia Financiera de


Colombia.

Las prácticas abusivas están prohibidas a partir de la entrada en vigencia de la presente norma y serán
sancionables conforme lo dispone la Superintendencia Financiera de Colombia y la ley.

Defensoría del consumidor financiero:

Funciones de la defensoría del consumidor financiero:

Las entidades vigiladas que defina el Gobierno Nacional, deberán contar con un Defensor del
Consumidor Financiero.

La Defensoriá del Consumidor será una institución orientada a la protección especial de los consumidores
financieros, y como tal, deberá ejercer con autonomiá e independencia las siguientes funciones:
1. Atender de manera oportuna y efectiva a los consumidores financieros de las entidades
correspondientes.

2. Conocer y resolver en forma objetiva y gratuita para los consumidores, las quejas que estos le
presenten,

3. Actuar como conciliador entre los consumidores financieros y la respectiva entidad vigilada

4. Ser vocero de los consumidores financieros ante la respectiva entidad vigilada.

5. Efectuar recomendaciones a la entidad vigilada relacionadas con los servicios y la atención al


consumidor financiero,

6. Proponer a las autoridades competentes las modificaciones normativas que resulten convenientes
para la mejor protección de los derechos de los consumidores financieros.

7. Las demás que le asigne el Gobierno Nacional y que tengan como propósito el adecuado
desarrollo del SAC.

Asuntos exceptuados del conocimiento del defensor del consumidor financiero:

Estarán exceptuados del conocimiento y trámite ante el Defensor del Consumidor Financiero los
siguientes asuntos:

1. Los que no correspondan o no estén directamente relacionados con el giro ordinario de las
operaciones autorizadas a las entidades.

2. Los concernientes al vínculo laboral entre las entidades y sus empleados o respecto de sus
contratistas.

3. Aquellos que se deriven condición de accionista de las entidades.

4. Los relativos al reconocimiento de las prestaciones y de las pensiones de invalidez, de vejez y de


sobrevivientes

5. Los que se refieren a cuestiones que se encuentren en trámite judicial o arbitral o hayan sido
resueltas en estas viá s.

6. Aquellos que correspondan a la decisión sobre la prestación de un servicio o producto.

7. Los que se refieran a hechos sucedidos con tres (3) años o más de anterioridad a la fecha de
presentación de la solicitud ante el Defensor.

8. Los que tengan por objeto los mismos hechos y afecten a las mismas partes, cuando hayan sido
objeto de decisión previa por parte del Defensor.

9. Aquellos cuya cuantiá , sumados todos los conceptos, supere los cien (100) salarios miń imos
legales mensuales vigentes al momento de su presentación.

10. Las demás que defina el Gobierno Nacional.


Pronunciamientos del defensor del consumidor financiero:

Las decisiones que adopte el Defensor del Consumidor Financiero serán obligatorias cuando los
consumidores y las entidades vigiladas así lo acuerden de manera previa y expresa

Régimen sancionatorio:

El incumplimiento de las normas previstas en el presente Tit́ ulo, incluidas las obligaciones a cargo del
Defensor del Consumidor Financiero y de las entidades vigiladas para con él, así como las demás
disposiciones vigentes en materia de protección al consumidor financiero será sancionado por la
Superintendencia Financiera de Colombia con una multa hasta de un millón de pesos ($1.000.000.00) a
favor del Tesoro Nacional y según y el artículo 53 de la Ley 964 de 2005 y demás normas que los
modifiquen o sustituyan.

LEY 1480 DE 2011

Acciones jurisdiccionales:

Sin perjuicio de otras formas de protección, las acciones jurisdiccionales de protección al consumidor
son:

1. Las populares y de grupo reguladas en la Ley 472 de 1998 y las que la modifiquen sustituyan o
aclaren.

2. Las de responsabilidad por daños por producto defectuoso

3. La acción de protección al consumidor, mediante la cual se decidirán los asuntos contenciosos


que tengan como fundamento la vulneración de los derechos del consumidor por la violación
directa de las normas sobre protección a consumidores y usuarios

Acción de protección al consumidor:

Los consumidores financieros de las entidades vigiladas por la Superintendencia Financiera de Colombia
podrán a su elección someter a conocimiento de esa autoridad, los asuntos contenciosos que se susciten
entre ellos y las entidades vigiladas sobre las materias a que se refiere el presente artículo para que sean
fallados en derecho, con carácter definitivo y con las facultades propias de un juez.

Procedimiento:

Los procesos que versen sobre violación a los derechos de los consumidores establecidos en normas
generales o especiales en todos los sectores de la economía, a excepción de la responsabilidad por
producto defectuoso y de las acciones de grupo o las populares, se tramitarán por el procedimiento verbal
sumario

Sanciones:

La Superintendencia de Industria y Comercio podrá imponer, previa investigación administrativa, las


sanciones previstas en este artículo por inobservancia de las normas contenidas en esta ley, de
reglamentos técnicos, de normas de metrología legal, de instrucciones y órdenes que imparta en ejercicio
de las facultades que le son atribuidas por esta ley, o por no atender la obligación de remitir información
con ocasión de alguno de los regímenes de control de precios:

1. Multas hasta por dos mil (2.000) salarios mínimos mensuales legales vigentes al momento de la
imposición de la sanción.

2. Cierre temporal del establecimiento de comercio hasta por 180 días;

3. En caso de reincidencia y atendiendo a la gravedad de las faltas, cierre definitivo del


establecimiento de comercio o la orden de retiro definitivo de una página web portal en Internet
o del medio de comercio electrónico utilizado;

4. Prohibición temporal o definitiva de producir, distribuir u ofrecer al público determinados


productos. El productor podrá solicitar a la autoridad competente, el levantamiento de esta
sanción previa la demostración de que ha introducido al proceso de producción las modificaciones
que aseguren el cumplimiento de las condiciones de calidad e idoneidad;

5. Ordenar la destrucción de un determinado producto, que sea perjudicial para la salud y seguridad
de los consumidores.

6. Multas sucesivas hasta de mil (1.000) salarios mínimos legales mensuales vigentes, por
inobservancia de órdenes o instrucciones mientras permanezca en rebeldía.

Cuando se compruebe que los administradores, directores, representantes legales, revisores fiscales,
socios, propietarios u otras personas naturales han autorizado o ejecutado conductas contrarias a las
normas contenidas en la presente ley, se les podrán imponer multas hasta por trescientos (300) salarios
mínimos legales mensuales vigentes al momento de la imposición de la sanción y la prohibición de
ejercer el comercio hasta por cinco (5) años, contados a partir de la ejecutoria de la sanción.

El cincuenta por ciento (50%) de las sanciones que impongan la Superintendencia de Industria y
Comercio y la Superintendencia Financiera en ejercicio de sus funciones administrativas y
jurisdiccionales de protección al consumidor, incluidas las impuestas por incumplimiento de reglamentos
técnicos, servicios de telecomunicaciones, servicios postales, falta de registro o no renovación del
registro en las Cámaras de Comercio y de protección de datos personales o hábeas data, tendrán como
destino el presupuesto de cada Superintendencia y el otro cincuenta por ciento (50%) se destinará para
fortalecer la red nacional de protección al consumidor

Cláusulas abusivas:

Concepto y prohibición:

Son cláusulas abusivas aquellas que producen un desequilibrio injustificado en perjuicio del consumidor
y las que, en las mismas condiciones, afecten el tiempo, modo o lugar en que el consumidor puede ejercer
sus derechos. Para establecer la naturaleza y magnitud del desequilibrio, serán relevantes todas las
condiciones particulares de la transacción particular que se analiza.

Los productores y proveedores no podrán incluir cláusulas abusivas en los contratos celebrados con los
consumidores, en caso de ser incluidas serán ineficaces de pleno derecho.
Cláusulas abusivas ineficaces de pleno derecho:

Son ineficaces de pleno derecho las cláusulas que:

1. Limiten la responsabilidad del productor o proveedor de las obligaciones que por ley les
corresponden;

2. Impliquen renuncia de los derechos del consumidor que por ley les corresponden;

3. Inviertan la carga de la prueba en perjuicio del consumidor;

4. Trasladen al consumidor o un tercero que no sea parte del contrato la responsabilidad del
productor o proveedor;

5. Establezcan que el productor o proveedor no reintegre lo pagado si no se ejecuta en todo o en


parte el objeto contratado;

6. Vinculen al consumidor al contrato, aun cuando el productor o proveedor no cumpla sus


obligaciones;

7. Concedan al productor o proveedor la facultad de determinar unilateralmente si el objeto y la


ejecución del contrato se ajusta a lo estipulado en el mismo;

8. Impidan al consumidor resolver el contrato en caso que resulte procedente excepcionar el


incumplimiento del productor o proveedor, salvo en el caso del arrendamiento financiero;

9. Presuman cualquier manifestación de voluntad del consumidor, cuando de esta se deriven


erogaciones u obligaciones a su cargo

10. Incluyan el pago de intereses no autorizados legalmente, sin perjuicio de la eventual


responsabilidad penal.

11. Para la terminación del contrato impongan al consumidor mayores requisitos a los solicitados al
momento de la celebración del mismo, o que impongan mayores cargas a las legalmente
establecidas cuando estas existan;

12. Obliguen al consumidor a acudir a la justicia arbitral.

13. Restrinjan o eliminen la facultad del usuario del bien para hacer efectivas directamente ante el
productor y/o proveedor las garantías a que hace referencia la presente ley, en los contratos de
arrendamiento financiero y arrendamiento de bienes muebles.

14. Cláusulas de renovación automática que impidan al consumidor dar por terminado el contrato en
cualquier momento o que imponga sanciones por la terminación anticipada, a excepción de lo
contemplado en el artículo 41 de la presente ley.

Efectos de la nulidad o de la ineficacia:


La nulidad o ineficacia de una cláusula no afectará la totalidad del contrato, en la medida en que este
pueda subsistir sin las cláusulas nulas o ineficaces. Cuando el contrato subsista, la autoridad competente
aclarará cuáles serán los derechos y obligaciones que se deriven del contrato subsistente.

LEY 1748 DE 2014:

Información mínima al consumidor financiero:

Las Administradoras del Sistema General de Pensiones deberán garantizar que los clientes que quieran
́ enes pensionales, reciban asesoriá de representantes de ambos regim
trasladarse entre regim ́ enes, como
condición previa para que proceda el traslado entre regímenes. Lo anterior de conformidad con las
instrucciones que para el efecto imparta la Superintendencia Financiera de Colombia.

SENTENCIA C-909/12:

Antecedentes:

Se presentó acción pública de inconstitucionalidad contra la definición de consumidor financiero de la


Ley 1328/09 y la facultad de la Superintendencia Financiera de Colombia de determinar cláusulas y
prácticas abusivas de prohibida incorporación en los contratos de adhesión, conforme al régimen de
protección al consumidor financiero.

Consideraciones de la corte constitucional:

Aducen los demandantes que no es potestad del Congreso delegar en la Superintendencia Financiera de
Colombia la posibilidad de definir y prohibir cláusulas y prácticas abusivas en los contratos de adhesión
celebrados por los consumidores financieros con las entidades vigiladas, por cuanto el legislador es el
“único” órgano del poder polit́ ico facultado para ello, dentro de las limitaciones propias de la libertad de
configuración legislativa.

Bajo estos mismos parámetros de restricción, consideran además que el legislador no podía definir como
consumidor financiero “todo” aquel que tenga relación con una entidad vigilada, pues ello vulnera la
libre actividad económica y la iniciativa privada, al incluir personas que no se encuentran en condiciones
de desigualdad y asimetría, sin que de la norma acusada se desprendan razones que denoten su necesidad
o conveniencia.

Definición de consumidor financiero:

El productor y el proveedor financiero, por contar habitualmente con mayores conocimientos


profesionales y técnicos acerca de los productos o servicios que ofrece, se encuentra en condiciones de
asimetriá sobre el consumidor financiero, quien si bien puede tener un saber especif́ ico, no por ello deja
de ser consumidor financiero. Asi,́ seriá necesario que el legislador señale principios y reglas de
información y transparencia (v.gr. prohibición de cláusulas y prácticas abusivas, procedimientos,
sanciones), a efectos de contrarrestar, a partir de la asimetriá , las desigualdades que experimenta la
relación de consumo.

Bajo este esquema, opera igualmente la no distinción de la calidad en que actúa el consumidor financiero,
por lo que mostrada esa asimetría, según lo indica la jurisprudencia constitucional, se torna irrelevante
la censura del accionante, orientada a las circunstancias de necesidad o conveniencia, que a
su entender no se advierten en la norma objetada, para en un momento dado justificarla. En otras palabras,
las características particulares y personales de quien busca un bien o servicio de carácter financiero, no
son óbice para ser considerado consumidor financiero, siempre que lo adquirido busque la satisfacción
de una necesidad propia, privada, familiar y empresarial, no ligada intrínsecamente a su actividad
económica, sin que por ello deban considerarse o añadirse otros factores.

Los elementos constitutivos analizados de la noción general de consumidor, por su consonancia con el
mercado financiero, permiten establecer que la definición dispuesta en el literal d) del artículo 2° de la
Ley 1328 de 2009, satisface y respeta los principios de actividad económica e iniciativa privada libres,
́ ites del bien común, que protege la Constitución, por cuanto su actividad, según las
dentro de los lim
circunstancias anotadas, se origina en el móvil de la economiá en la que interacciona y a la que
precisamente se integran las instituciones del mercado financiero, creadas a partir de las libertades de
empresa y de competencia.

Cláusulas abusivas:

Con sustento en el interés público propio de la actividad financiera y en la defensa de la comunidad, la


Superintendencia Financiera de Colombia, como ente de inspección, vigilancia y control, se halla
legítimamente facultada para describir y señalar conductas adicionales a aquellas previstas por el
legislador, que puedan llegar a generar amenaza o desconocimiento de los derechos del consumidor
financiero.

De tal manera, el carácter abusivo estará determinado por el proceder desleal de la entidad vigilada frente
al conjunto de expectativas razonables del consumidor financiero conforme al instrumento de
negociación, de manera que la conducta desplegada por aquella sea la causa del desequilibrio y
menoscabo.

Adviértase que la facultad de la Superintendencia es abierta pero determinable, al disponerse que las
cláusulas y prácticas abusivas serán establecidas de “manera previa y general”, lo que para la entidad
supervisora comporta el deber de dar a conocer a las entidades vigiladas los criterios de definición y
calificación escogidos, con el fin de que se adecuen la contratación y las prácticas financieras

No sobra advertir que esta facultad abierta, pero previamente determinada, conforme a las analizadas
funciones de inspección, vigilancia y control, en lugar de ser contraria a la Constitución, por lo cual
también se declarará su exequibilidad, tiene como sustrato proteger al consumidor, parte débil en
cardinales manifestaciones económicas, cuya dinámica amerita que la ley cumpla el propósito de que sus
mandatos se adecuen, para el caso, a las posiciones cambiantes del mercado financiero.