Está en la página 1de 16

Índice

Introducción…………………………………………………………………………………

Desarrollo……………………………………………………………………………………

 ¿Qué son los Hongos?....................................................................................


 Características del reino de los hongos ………………………………………...
 Reproducción de los hongos……………………………………………………..
 Aplicaciones y papeles en el ecosistema……………………………………….
 Relaciones Simbióticas…………………………………………………………..
 Importancia de los hongos en la industria, medicina y alimentación……….

Conclusión…………………………………………………………………………………..

Bibliografías………………………………………………………………………………….
Introducción

Los hongos no son plantas ni animales, aunque se parezcan en algunas de sus


características tanto a las unas como a los otros. A las plantas, por ser organismos
sedentarios que se encuentran fijos a un sustrato y, mientras están vivos, no cesan de
crecer. A los animales, pues, aunque las células de los hongos poseen pared como
las de las plantas, las paredes celulares fúngicas son ricas en quitina, la misma
sustancia que hace duro el esqueleto externo de los insectos.
En realidad, los organismos que conocemos como hongos tienen diferentes orígenes
en el árbol de la vida, razón por la cual se distribuyen en tres distintos reinos. La
mayoría, los más familiares y reconocibles, conforman el reino de los hongos
verdaderos (Fungi o Eumycota). Otros se ubican en el mismo reino de las amebas, el
llamado Protozoa, como es el caso de los hongos mucilaginosos; y otros más, entre
los que se cuentan ciertos mohos acuáticos que parasitan peces, comparten un tercer
reino, el denominado Chromista, con las diatomeas, esas particulares algas
microscópicas de curiosa simetría.
Se estima que existe más de un millón de especies de hongos en el planeta, pero tan
sólo unas 70,000 de ellas han sido descritas por los especialistas, lo cual hace evidente
la necesidad de contar con más científicos (micólogos o micetólogos) que estudien
estos organismos. Mientras tanto, muchas especies de hongos se han extinguido y
otras se encuentran amenazadas en todo el mundo. Esto es particularmente cierto en
países tropicales ricos en diversidad biológica como Colombia.
Los hongos tienen distintos hábitos de vida. Los hongos saprófitos, es decir
descomponedores de materia orgánica, cumplen una función ecológica de la mayor
relevancia pues garantizan el reciclaje de la materia muerta y, por lo tanto, la
recirculación de sustancias nutritivas en los ecosistemas.
Los hongos parásitos, que viven sobre o dentro de otros seres vivos, obtienen su
alimento de éstos y llegan a producir enfermedad en su hospedero. Los hongos
simbiontes que se asocian de manera mutualista con otros organismos constituyen
alianzas vivas de beneficio mutuo como por ejemplo los líquenes (asociación de hongo
y alga) y las micorrizas (asociación de hongo y raíz de una planta), simbiosis estas de
gran importancia en la naturaleza en procesos de colonización de hábitats y de
circulación de nutrientes.
Desde la perspectiva económica, los hongos ofrecen múltiples servicios, pues se
utilizan como alimentos, levaduras de la masa de pan, fermentadores en la producción
de vino y cerveza, en la maduración de quesos y en el control biológico de plagas
agrícolas. Además, como fuentes de sustancias que por su actividad biológica pueden
ser de enorme utilidad en medicina y en la bioindustria (eg. antibióticos) y como
agentes para estimular el desarrollo de las plantas (hongos formadores de micorriza).
Sin embargo, también son dañinos cuando actúan como parásitos de plantas y
animales o cuando estropean estructuras de madera, alimentos almacenados, libros y
hasta obras de arte, amén de ser peligrosos si, por desconocimiento, se consumen
aquellos que tienen principios tóxicos o alucinógenos.
En el siguiente trabajo se presenta una clasificación lo mas completa posible del reino
de los hongos, desde la clase hasta los géneros. Esto nos permite tener una idea mas
clara de la gran diversidad de este reino.
Reino Fungi
Desarrollo

¿Qué son los Hongos?

En la actualidad los biólo- gos usan el termino hongo (fungus=seta del Gr. Sphongus=
esponja) para designar a los organismos eucarísticos, portadores de esporas,
aclorofilicos, que por lo general se re- producen sexual y asexualmente y cuyas
estructuras somáticas, ramificadas y filamentosas, están rodeadas por paredes
celulares que contienen quitina o celulosa, o ambas sustancias, junto con otras
moléculas orgánicas complejas. En otras palabras, esto significa que los hongos
poseen núcleos verdaderos típicos en células, que se reproducen por medio de
esporas y que no poseen clorofila. La mayoría de los hongos poseen un mecanismo
sexual. También existen algunos organismos que los micólogos han estudiado por
des- cuido, que probablemente no son hongos, son los mohos mucilaginosos o
mixomicetes, celulares y plasmodiales. Los mixomicetes se parecen a los hongos en
muchos aspectos por lo que son es-tudiados por los micólogos.

Características de reino de los hongos

Se conocen unas 70.00075.000 especies de hongos. Prácticamente todos los años se


descubren entre 1000 y 1500 especies nuevas de hongos, con lo que continuamente
está aumentando el número de hongos. Algunos creen que el número total de hongos
está en 150.000 especies, y otro suponen que el número de hongos es de
250.000300.000 especies. La morfología somática de los hongos es bastante
constante, con poca variabilidad. Lo que sí es muy variada es la biología de los hongos,
sus sistemas de vida.

En cuanto al tipo de talo (niveles de organización) se presentan seis tipos:

1. Protoplastos desnudos: es el tipo de organización más primitiva. Sin pared celular


en la fase vegetativa (en la fase reproductiva puede cambiar). Vive en el interior de un
huésped. Suele producir daño a la planta que parasitan.
2. Peudoplasmodios: es un agregado de mixamebas en las cuales cada una de las
células tiene una función, no perdiendo su individualidad. La mixameba es un estadio
del hongo de tipo ameboide.

3. Plasmodio: es una masa de protoplasma, a veces muy grande, rodeada


simplemente de una membrana, sin pared. Multinucleado. Suele tener movimiento.

4. Vesículas (o micelios) rizoidales: es un tipo vegetativo formado por una vesícula


más o menos esférica. Presenta una pared celular. Es multinucleada. Tiene en la base
una especie de apéndice más o menos ramificado llamado rizoide. Este rizoide no
suele tener núcleos. Es típico de hongos parásitos de plantas y los rizoides sirven de
anclaje y para absorber las sustancias nutritivas.

5. Unicelulares: pueden tener uno o más núcleos, con pared. En algunos casos se
pueden reproducir mediante gemación, que puede o no separarse formando en este
caso cadenas independientes unas de otras que es lo que se llama pseudomicelio.

6. Micelios: constituidos por una red de filamentos que se pueden ramificar en


cualquier punto y en cualquier dirección. A ese filamento se le conoce con el hombre
de hifa. Es el talo más extendido. La hifa es un tubo de longitud indefinida. La hifa sólo
crece por delante. Las partes basales pueden ir muriendo. El grosor está comprendido
entre 2 y 100 micras, dependiendo del estado, especie… Está recubierta por una pared
celular compleja y en algunos casos puede tener tabicaciones transversales (septos).
Se llaman septados o tabicados. En otros casos, sobre todo en hongos filamentosos
superiores, no tienen septos, llamándose hifas cenocíticas. En las septadas no
podemos diferenciar células diferenciadas. Los tabiques, no obstante, no suelen ser
continuos, sino que tienen unos poros de distinta morfología por la que pueden pasar
núcleos y orgánulos celulares de una célula a otra. Los tipos de poros pueden ser
variados. En los micelios cenocíticos a veces aparecen tabiques pero suelen formarse
para separar partes reproductoras o partes muertas, llamados tabiques pseudoseptos.
Fundamentalmente en hongos superiores y gracias a estos tabiques que dan
consistencia a las hifas se pueden formar estructuras más complejas (por ejemplo una
seta). Pero en algunas fases ese micelio se organiza de manera que la hifa aparece
más o menos ordenado formando un falso tejido llamado plecténquima. Hay muchos
tipos de plecténquima, destacando:

Prosénquimas: la hifa se dispone paralelamente, pegadas unas a otras, no perdiendo


su individualidad, con una unión laxa (por ejemplo el pie y sombrero de una seta).

Pseudoparénquima: la hifa sí que pierde su individualidad tomando forma de células


más o menos isodiamétricas, con una gran pared celular. Es típica de sustancias de
defensa y de protección, con pigmentos. Puede durar en el suelo en condiciones
adversas durante muchos años, y en ese momento dado germinan y forman un nuevo
individuo.

En cuanto a la pared celular de la hifa es una pared bien estructurada formada por
varias capas (multilaminada). Fundamentalmente esta pared celular está formada por
cadenas de polisacáridos. Estas cadenas lo que hacen es reunirse formando
longitudinalmente una especie de haces denominados micelas. A su vez esa micela
se reúne longitudinalmente formando microfibrillas elementales que a su vez se reúnen
longitudinalmente formando microfibrillas. Esas microfibrillas son las que se disponen
en distinto sentido para formar las capas o láminas que forman la hifa. Y todo ese
grupo de capas forman la pared fúngica.

Los orgánulos citoplasmáticos son los mismos que los de cualquier célula eucariótica.
Para que los hongos crezcan debe de darse en el ambiente una serie de condiciones.
Aparte de que deben de haber sustancias nutritivas, los factores determinantes son la
temperatura y la humedad. Para que un hongo crezca el límite de humedad debe
rondar el 65 % (hongos de sequedad), siendo lo normal de un 75 %. Si el límite de
humedad es inferior el hongo sobrevive pero no crece.

La temperatura muchas veces va ligada a la humedad. La mayoría de los hongos son


mesóficos (necesitan de una temperatura agradable, entre 20 y 25º C). Hay hongos
termóficos (adaptados a vivir y crecer a temperaturas más altas: hongos patógenos de
humanos y mamíferos). Y también hay hongos que viven en condiciones de frío:
hongos psicróficos, cuya temperatura óptima es más baja de lo normal. Otra condición
que necesitan los hongos para crecer es la luz, aunque no es absolutamente necesaria
para todos los hongos ya que se conocen algunos que crecen debajo de tierra. Para
lo que si es necesaria la luz es para la fructificación.

El oxígeno también es muy importante para le crecimiento de los hongos. Todos


menos dos o tres especies son aerobios estrictos. También necesitan ciertos niveles
de dióxido de carbono. Viven sobre cualquier sustrato con algo de materia orgánica y
húmeda. Pero lo óptimo es un rango de pH entre 3,6 y 6,5 (pH ácido). También pueden
desarrollarse en un pH alcalino, aunque este es el pH de las bacterias, los primeros
competidores de los hongos.

Reproducción de los Hongos

Se da tanto reproducción sexual como asexual. Ambos tipos difieren en que en la


asexual no se produce intercambio de material genético y en la sexual si, con la
consiguiente fusión de núcleos. Hay que diferenciar dos grandes grupos de hongos
con respecto a la reproducción:

Holocárpicos: cuando el hongo se va a reproducir, todo el talo vegetativo se va a


convertir en estructura reproductora, con lo cual desaparece. Por tanto no coexisten la
fase vegetativa y la fase reproductora.

Eucárpicos: en ellos hay una parte del talo que se especializa para la reproducción,
mientras que el resto sigue coexistiendo.

1. Reproducción Asexual

Este tipo de reproducción tiene una ventaja clara: es un proceso muy rápido, con un
ciclo muy corto, lo que permite que en la vida de un individuo se pueda reproducir
muchas veces. Es por tanto un sistema muy bueno para propagar la especie.
Encontramos los siguientes tipos:

Fragmentación del talo: es un sistema vegetativo. Se fragmenta una hifa y cada trozo
puede dar lugar a un individuo. A cada uno de esos trozos se le llama artrospora o
talospora.

Escisión: se da en individuos unicelulares. Cada célula madre da lugar a dos células


hifas.

Gemación: en este caso la célula madre se conserva.

Producción de esporas: es la más frecuente. Un individuo puede formar 3 o 4 esporas


a la vez. Las esporas puede ser de dos tipos en función de su origen:

Esporangiosporas: se produce por fragmentación del citoplasma de una célula grande


(esporangio) y luego cada trozo del citoplasma que se ha escindido se recubre de una
pared. La característica fundamental del esporangio ese que la espora se forma en el
interior. Cuando es esporangio forma la espora y está madura, o bien se forma un poro
o bien se rompe la pared para quedar las esporas libre. Estas esporas pueden ser
aplanosporas (sin movimiento) o zoosporas (flageladas, con movimiento).

Conidiosporas o conidios: nunca son flageladas y se forman por gemación de una


célula especializada que en este caso se llama conidiógena. Las conidiósporas son de
formación exógena.

2. Reproducción Sexual

Hay intercambio de material genético, lo que permite la evolución y la adaptación. Es


un proceso mucho más lento, por lo que se puede dar muy pocas veces. Por ello un
mismo individuo puede tener un solo tipo de reproducción o los dos.

El proceso típicamente sigue una serie de estadios que son:


a) Formación de las estructuras sexuales Genéticamente, en los hongos, las
estructuras sexuales se llaman gametangios, siendo los oogonios los femeninos y las
anteridios los masculinos. En el interior de los gametangios puede haber gametos o
bien simplemente núcleos gaméticos. También puede ocurrir que gametangio
masculino y femenino se encuentren en el mismo individuo siendo hongos monoicos.
A su vez estos pueden ser homotálicos (se pueden reproducir ellos mismos:
hermafroditas) o heterotálicos (necesitan de dos talos para reproducirse). En los
hongos dioicos en un individuo sólo hay un tipo de talo. Son pues siempre
heterotálicos. Hay un grupo de hongos independientemente de si son homo o
heterotálicos en los que no se puede diferenciar los gametangios, ya que son iguales,
llamándose hongos sexualmente indiferenciados.

b) Plasmogamia.

Es una fase muy importante, ya que es el proceso mediante el cual se ponen en


contacto dos células para formar un cigoto. La plasmogamia puede llevarse a cabo
mediante cuatro procesos diferentes:

Unión de gametos: se unen dos gametos. Como consecuencia se forma una única
célula que es el cigoto. Esta unión puede ser:

Isógama: si los dos gametos son morfológicamente iguales (genéticamente son


diferentes).

Anisógama: los gametos son iguales morfológicamente, pero uno de ellos es más
grande, normalmente el femenino.

Oogamia: el gameto femenino es más grande y sésil (sin flagelo), mientras que el
masculino suele ser más pequeño y con movimiento. Al femenino se le suele llamar
ovocélula y oocélula.

Unión de gametángios o gametangiogamia: fusión de los dos gametangios.

También se forma un cigoto. Puede ser:


Isógama: si son iguales morfológicamente.

Anisógama: si son diferentes morfológicamente: oogonio (femenino), anteridio


(masculino).

Oogamia: tipo especial de anisogamia. En el gametangio femenino hay ovocélulas,


pero en el anteridio no hay gametos, sino núcleos gaméticos.

Espermatización: ocurre en los hongos que no forman anteridios y por tanto no hay ni
gametos ni gametangios femeninos. Se forman pues espermacios, células parecidas
a los conidios que actúan como células parecidas a los conidios que actúan como
células masculinas. Estas células se unen con oogonios, si los hay, y si no los hay se
pueden unir con una hifa de otras células, uniéndose los dos protoplasmas. No suele
germinar el espermacio, llegando a la hifa femenina transportado por insectos, viento…

Somatogamia: no se forman gametos ni espermacios. Se produce con dos células


cualesquiera del hongo, dos hifas por ejemplo, uno positiva y otra negativa. Se da
sobre todo en hongos superiores (Basidiomicetos).

c) Cariogamia Es la fusión de dos núcleos haploides para formar un núcleo haploide


(n + n = 2n).

d) Meiosis: El núcleo formado debe de volver a se haploide. Después pueden ocurrir


todas las mitosis que quieran.

e) Formación de esporas. Son de origen sexual. Hay tantos tipos como hongos las
produzcan:

 Oosporas: oomicetos
 Zigosporas: zigomicetos
 Ascosporas: ascomicetos
 Basidiosporas: basidiomicetos
El resultado final por tanto de la reproducción, tanto la sexual como la asexual es la
producción de esporas. Como definición de espora podemos decir: unidad
reproductora especializada que carece de embrión y que son producidas por los
hongos, bacterias y plantas criptógamas (musgos y helechos). Ante esta definición
queda claro que la función de una espora es la misma que la de una semilla, aunque
como ya se ha dicho, no tiene un embrión preformado como ocurre en las semillas de
plantas superiores.

A veces las esporas se pueden formar de una manera libre sobre una estructura o el
sustrato, pero lo más normal es que se formen con estructuras especializadas que
dependiendo de su complejidad podemos hablar de:

Capas fructíferas: cuando la estructura formadora de la espora está reunida pero sin
un tejido pseudoparenquimático que las envuelva, sino que la reunión se produce sola.
Son de reproducción asexual. Fundamentalmente son:

Esporodoquio: don una base estructural que los agrupa llamada base estromática.

Acérvulo: sin envuelta de tejido pero con pared vegetal.

Sinemas: estructuras que forman conidios longitudinalmente.

Estructuras o cuerpos fructíferos: en este caso si que existe un tejido


pseudoparenquimático. Fundamentalmente tiene los siguientes tipos:

Picnidio: forma rugosa. En el interior hay células conidióforas que formarán conidios.
Reproducción asexual.

Ascocarpo: con pared. Muy variados. En el interior hay esporas de formación sexual:
ascosporas.

Basidiocarpo: muy variados. En el interior hay esporas de formación sexual:


basidiósporas.

Espermogonio: como un picnidio, pero en su interior hay espermacios.


Prácticamente todos los hongos pueden cambiar mucho en su ciclo de vida. Sobre
todo los hongos verdaderos. Hay fundamentalmente tres tipos de vida:

a) Haploide: es el más frecuente. Talo que tiene reproducción de tipo asexual. Se


forman esporas que a su vez forman un nuevo talo haploide. Sigue pues el ciclo de
reproducción asexual.

b) Diploide (Haplobióntico): reproducción asexual. Las esporas volverán a dar un talo


diploide. Ocurre primero la meiosis debido a que son individuos diploides. El resto del
ciclo sigue exactamente igual. El cigoto forma esporas diploides que darán un talo
diploide. En este caso la meiosis que tiene lugar es una meiosis gametangial (en el
anterior caso era una meiosis cigótica). En levaduras.

c) Diplobióntico: hay dos generaciones, una haploide y otra diploide. Es pues una
combinación de los dos ciclos anteriores. Hay una generación vegetativa diploide que
se reproduce asexualmente de la manera que sea según el tipo de hongo. Este talo,
como es diploide sufre en primer lugar la división reduccional y va a formar esporas
que germinan y forman un talo haploide. Este talo haploide puede reproducirse
asexualmente. Directamente este talo haploide formará gametos y seguirá el proceso.
Como este talo formas las esporas (el diploide) se llama esporotalo, y el que forma los
gametos gametotalo. Cuando las dos generaciones son iguales morfológicamente
hablamos de ciclo de alternancia de generaciones isomórficas. Cuando gametotalo y
esporotalo son distintos morfológicamente se llama ciclo de alternancia de
generaciones heteromórficas.

Aplicaciones y papeles en el ecosistema


El papel que los hongos ejercen en la naturaleza resulta de gran importancia, sobre
todo si tenemos en cuenta su actividad descomponedora en los ecosistemas (reciclaje
de materia orgánica). También tienen una parte fundamental en la actividad humana.
Así, es conocido su papel en la alimentación, la agricultura, silvicultura, industria
química, enfermedades, etc.
Los hongos son capaces de descomponer algunos materiales fabricados y usados por
el hombre a partir de materiales de origen orgánicos (vegetal y animal); reciclan por
tanto estos materiales como si se tratara de la materia orgánica que forma parte del
ecosistema (biodeterioro). Por otra parte, desde hace cientos de años el hombre ha
utilizado diferentes especies de hongos para la transformación de alimentos, un claro
ejemplo son las levaduras utilizadas en la elaboración de la cerveza y del vino
(Saccharomyces), de los quesos (algunas especies de Penicillium), del pan, etc.

Los hongos son muy importantes en la industria química como productores de


numerosas sustancias como vitaminas, cortisonas, ácidos orgánicos y sobre todo
antibióticos (en este sentido cabe recordar que la penicilina fue descubierta por
Fleming a partir de una especie de Penicillium).

Los hongos también pueden ser agentes patógenos directos sobre el ser humano, son
causantes de numerosas micosis superficiales en la piel, uñas, pelo, etc. y micosis
profundas con mayor riesgo para la salud. También puede haber alergias micógenas
provocando molestias respiratorias (por las esporas).

Relaciones Simbioticas

El impacto de los hongos en la evolución terrestre de las plantas se basó en su


capacidad para desarrollar relaciones simbióticas con las raíces, desde las más
simples y primitivas hasta las más complicadas, así como con las algas para formar
los líquenes. Esta relación simbiótica, que se inició hace cerca de 500 millones de
años, está tan extendida que se calcula que el 95% de las plantas vasculares poseen
micorrizas. Los hongos en las micorrizas obtienen de la planta material hidrocarbonado
para su nutrición, y ellos a su vez sirven de pelos radiculares a las plantas, lo que les
permite absorber material nitrogenado y minerales del suelo. Sin los hongos, las
plantas o no crecerían, o lo harían muy ineficientemente. Sin los hongos micorrízicos,
la invasión de la tierra por los 278 Septiembre-octubre de 2001 vegetales, y con ello
toda evolución de la vida como la conocemos, hubiese sido imposible. Otros hongos
también establecen relaciones mutualistas con animales. Un ejemplo es la relación
que han establecido con hormigas que los cultivan y utilizan como alimento. Al
mudarse de hormiguero, las hormigas llevan consigo esporas de “sus” hongos para
cultivarlos en su nuevo domicilio. Otras asociaciones son las que han establecido con
los herbívoros para digerir la celulosa, con larvas de insectos acuáticos y crustáceos
marinos, y con diversos insectos, además de las hormigas. De hecho, cada día se
descubren más de estas insospechadas asociaciones.

Importancia de los hongos en la industria, medicina y alimentación

Medicina

Donde el Penicillium es utilizado para producción de penicilina, antibiótico utilizado


para combatir infecciones.

Industrial

Las levaduras son utilizadas en la elaboración de vinos, cerveza y pan, algunas


especies de Penicillium son utilizadas para elaborar el queso Roquefort.

Alimenticia

Existe una gran cantidad de hongos comestibles en los que destacan el champiñón y
las setas, además de otros hongos silvestres como el huitlacoche o carbón del maíz,
etc. fueron utilizados en alimentación, y en la medicina, como previamente la
elaboración de vinos, cerveza entre otras bebidas, así como la panificación
interviniendo hongos microscópicos. En los terrenos agrícolas des- empeñando un
papel decisivo en beneficio de las plantas cultivadas como fertilidad de suelos, además
los hongos desempeñan una función importante en el equilibrio ecológico de la
nutritivo, de esta forma se comercializa con ellos como beneficio económico. Por
último, los hongos son de suma importancia porque presentan con cierta facilidad a
investigaciones bioquímicas, citológicas, fisiológicas y dentro del campo genético,
pudiendo re producirlos Seguramente desde los tiempos más antiguos el hombre
conoció los cuerpos fructíferos de los hongos.
Conclusión

Los hongos son una parte importante para la biósfera; pues como todo organismo vivo
dentro de ella, tiene su función ecológica que permite el equilibrio en conjunto con todo
lo demás.

Los hongos a través del tiempo, han sido menospreciados, olvidados y no muy
investigados.

La gran mayoría de los hongos no son perjudiciales para el ser humano pero sí lo son
aquellos capaces de producir toxinas en el alimento. La alta patogenicidad de los
hongos se encuentra en vegetales ya que este es más susceptible al hongo.

Como conclusiones podemos deducir que los hongos han ido evolucionando sobre sus
orígenes, sus usos, sus nuevos descubrimientos, contradicciones y beneficios a lo
largo de los años, comenzando por ser utilizados en la gastronomía, luego abarcando
ámbitos más importantes como en la medicina, y la industria farmacéutica. También
los hongos tienen mal uso, tales como se les dan a los hongos alucinógenos, utilizados
como droga. El campo de los hongos es maravilloso y fascinante.
Bibliografías

http://catedras.quimica.unlp.edu.ar/ingenieriabioquimicaIyII/microbiologia.pdf

http://www.conevyt.org.mx/bachillerato/material_bachilleres/cb6/5sempdf/biologia2/bi
o2_fasc1.pdf

http://www.olivacordobesa.es/REINO%20FUNGI.pdf

http://www.cyd.conacyt.gob.mx/229/Articulos/Hongos/Elasombrosomundodeloshongo
s.pdf

http://biblio3.url.edu.gt/Libros/2011/bot/19.pdf