Está en la página 1de 11

Portularia

ISSN: 1578-0236
portularia@uhu.es
Universidad de Huelva
España

Mercado-García, Esther; García-Vicente, Luis Mariano


LA INSERCIÓN LABORAL DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD: UNA SALIDA
PROFESIONAL PARA TRABAJADORES SOCIALES
Portularia, vol. X, núm. 1, 2010, pp. 51-60
Universidad de Huelva
Huelva, España

Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=161015610004

Cómo citar el artículo


Número completo
Sistema de Información Científica
Más información del artículo Red de Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal
Página de la revista en redalyc.org Proyecto académico sin fines de lucro, desarrollado bajo la iniciativa de acceso abierto
Biblid [1578-0236 (2010) X-1, 51-60]

La inserción laboral de las personas con


discapacidad: una salida profesional para
trabajadores sociales
Occupational integration for the disabled:
a career opportunity for social workers

Esther Mercado-García1, Luis Mariano García-Vicente2


1
Universidad de Castilla la Mancha. España
Universidad Complutense Madrid. España
2

Resumen Abstract
La inserción laboral de las personas con discapaci- The occupational integration for the disabled has
dad, ha sido una preocupación marcada por los orga- been a concern of international agencies that is re-
nismos internaciones, a través de sus políticas sociales flected in the development of social and employment
y de empleo. Es por ello que, la creación de programas policies. The creation of supported employment pro-
de empleo con apoyo ha permitido el acceso al mercado grams has both given the disabled access to the labour
de trabajo de estas personas; así como, la aparición de market, and caused the emergence of new professional
nuevas figuras profesionales –preparador o preparadora figures such as the job coach, whose functions and me-
laboral-, cuyas funciones y metodología de intervención thodology of intervention resemble those of the social
se aproximan a la de los trabajadores y las trabajadoras worker.
sociales.

Palabras claves Keywords


Persona con discapacidad, trabajo social, empleo con Disabled, social work, supported employment, so-
apoyo, inserción laboral, preparador laboral. cial inclusion, job coach.

Recibido: 2009.09.04. Revisado: 2009.10.08. Aceptado: 2010.03.16. Publicado: 2010.04.08.

Correspondencia: Esther Mercado García. CEU Talavera de la Reina. Universidad de Castilla la Mancha. Avda. Real
Fábrica de la Seda S/N.5600 Talavera de la Reina (Toledo). Teléfono (00 34)925721010 ext. 5660. Mail: esther.merca-
do@uclm.es

Portularia Vol. X, Nº 1, [51-60] issn 1578-0236


DOI:10.5218/prts.2010.0004
Esther Mercado-García • Luis Mariano García-Vicente

Introducción

El mundo de la discapacidad es muy heterogéneo, lizar las diferencias y semejanzas que existen en la
en él influyen múltiples variables, entre otras: el tipo metodología del empleo con apoyo y en el método
de discapacidad, la edad, el sexo, las capacidades de en Trabajo Social, buscando así, una argumentación
la propia persona, la estructura familiar y los apoyos teórica en el cual la orientación laboral puede ser
sociales. Las personas con discapacidad constitu- una salida profesional para los trabajadores y traba-
yen una importante población que cada día tienen jadoras sociales, especialmente, en aquellos campos
que superar los diferentes obstáculos que existen en de intervención con personas con discapacidad.
nuestra sociedad, los cuales, en ocasiones, les impi- Este artículo se estructura de la siguiente mane-
den lograr la plena integración social, disfrutar de ra: 1) aproximación al concepto de discapacidad –
las mismas oportunidades, igualdad de los derechos en donde se hará un análisis de los diferentes con-
y vivir con independencia (Leach, 2002). ceptos terminológicos, a lo largo de la historia, sobre
Podemos decir que, un elemento fundamental la discapacidad y los diferentes modelos de entender
para la integración social de las personas es la inser- la misma- 2) modalidades de empleo en España –
ción laboral, sin embargo, observamos que la gran especialmente, se recogerá la regulación acerca del
mayoría de las personas con discapacidad no par- ECA y la metodología de intervención realizada por
ticipan en el mercado de trabajo y, sobre todo, en el preparador o la preparadora laboral cuyo perfil
empleos ordinarios. A pesar del reconocimiento de profesional responde a diversos campos científicos
los derechos y de las medidas que se tienen para el vinculados a las ciencias sociales. 3) el papel del tra-
colectivo, éstas presentan dificultades para obtener, bajador y trabajadora social – en este punto se hace
encontrar y mantener un puesto de trabajo (Pallise- una argumentación teórica de cuál es el método del
ra et. Al, 2003). Es por ello que, desde las diferentes Trabajo Social y cuáles son aquellas funciones que
políticas europeas y nacionales se regulan las diver- se asemejan con las que realizan los preparadores
sas modalidades de empleo, siendo la metodología y preparadoras laborales en la metodología del em-
denominada -empleo con apoyo (ECA)- aquella que pleo con apoyo y, finalmente, en el punto 4) conclu-
promueve y fomenta la inserción laboral de las per- siones a la que los autores llegamos, analizando el la
sonas con discapacidad en empleos ordinarios. Bajo metodología de intervención en el ECA y el método
esta propuesta de intervención, no sólo se toma en en Trabajo Social.
especial consideración a la persona, que presenta di-
ficultades para el acceso al mercado de trabajo, sino Aproximación al concepto de discapacidad
también, a su entorno social y laboral. Es importan-
te que se entienda que la discapacidad no es sólo A lo largo de la historia, han aparecido diferen-
una cuestión individual, que afecta al individuo que tes modelos conceptuales para explicar y entender la
la padece, sino un reto social, ya que se deben en- discapacidad y su funcionamiento. Esta variedad se
contrar los mecanismos adecuados que posibiliten expresa en la dialéctica del “modelo médico” versus
un entorno social que favorezca la interacción entre “modelo social”. La Organización de la Salud (OMS)
el individuo y su medio. ha sido la responsable de facilitar la conceptualiza-
Asimismo, dentro de esta metodología y filosofía ción del fenómeno de la discapacidad, evolucionando
de modalidad de empleo, aparece la figura del prepa- hacia términos más neutrales y menos despectivos.
rador o preparadora laboral, como profesional que Antiguamente, la discapacidad era considera
busca facilitar la adaptación social y laboral, de estas como un problema social causado, directamente,
personas, en entornos de trabajo normalizados. Esta por la enfermedad, demandando ésta la prestación
figura profesional abre nuevas oportunidades labo- de servicios clínicos para preservar las condiciones
rales para los trabajadores y trabajadoras sociales; ya funcionales. Desde esta perspectiva, la discapacidad
que por su formación, conocimiento del individuo y se reduce a cuestiones orgánicas y limitaciones fun-
el entorno; habilidades y destrezas adquiridas, a lo cionales de los individuos, por tanto, la discapaci-
largo de su formación universitaria, pueden realizar dad debe ser tratada como un problema individual
las mismas actuaciones en el proceso de inserción que concierne a quien lo padece. Posteriormente, en
laboral de las personas con discapacidad para su ac- los años 70 la OMS se plantea la necesidad de tras-
ceso al mercado de trabajo. Debido a estas circuns- pasar las barreras del proceso de la enfermedad e ir
tancias, con el presente artículo pretendemos ana- más allá, es decir, valorar las consecuencias que la

52 Portularia Vol. X, Nº 1, [51-60] issn 1578-0236


La inserción laboral de las personas con discapacidad: una salida profesional para trabajadores sociales

enfermedad deja en el individuo, tanto en su propio a varios niveles –social, educativa, profesional y la-
cuerpo como las repercusiones en su actividad y en boral (Genelioux, 2002).
su relación con el entorno. En relación al espacio laboral ocupado por per-
Más tarde, en 1980 la OMS aprueba en la Cla- sonas con discapacidad, se observa que la inserción
sificación Internacional de Deficiencias, Discapaci- en el entorno ordinario constituye una de las finali-
dades y Minusvalías (CIDDM) un esquema de cla- dades últimas en las declaraciones de los organismos
sificación diferenciando conceptos, tales como: en- internacionales como el Parlamento Europeo (P.E.),
fermedad, vida cotidiana e integración social. Esta el Consejo de la Unión Europea (C.E.), el Tribunal
nueva clasificación se vincula con el modelo de las de Justicia de la Unión Europea (T.J.U.E.), Tribunal
consecuencias de la enfermedad. de Cuentas Europeo (T.C.E.), que han desarrolla-
Finalmente, en mayo de 2001, en la 54ª Asam- do iniciativas para el reconocimiento e integración
blea de la OMS se aprobó la nueva versión de la cla- laboral de las personas con discapacidad; a través
sificación con el nombre definitivo de Clasificación del Programa de Acción Comunitaria (1974), de la
Internacional del Funcionamiento, de la Discapaci- Recomendación del Consejo Europeo sobre el Em-
dad y de la Salud (CIF). En este sentido, observamos pleo de los minusválidos (1986), en La Cumbre de
el auge del modelo de funcionamiento de la discapa- Essen (1994), Tratado de Ámsterdam (1997), en La
cidad; ya que define ésta en términos de interacción Cumbre Europea de Cardiff (1998) y en el Consejo
del individuo y su entorno, siendo explicada en base de Europeo de Lisboa (2000). En la legislación es-
a los factores contextuales. Ligado a esta visión en- pañola la mayoría de las acciones destinadas a las
contramos el modelo social, el cual afirma que la personas con discapacidad vienen reguladas por ley.
discapacidad se localiza en las características estruc- En nuestro ordenamiento jurídico encontramos
turales y fuerzas de la sociedad, es decir, su causa dos pilares normativos que recogen los derechos de
se encuentra en el ámbito externo de la persona y, las personas con discapacidad. Por un lado, la Cons-
por tanto, no se considera como un problema indi- titución Española (1978), la cual recoge los dere-
vidual sino de la dinámica y el ambiente social. Ac- chos de la personas con discapacidad en los siguien-
tualmente, estamos asistiendo a un nuevo concepto tes artículos: art. 9.2; art. 14 y art. 49. Y, por otro,
denominado ”diversidad funcional”, el cual ha sido la Ley de Integración Social del Minusválido (LIS-
defendido por el Movimiento de Vida Independiente MI, 1982), en la que se regula de manera genérica,
en el que la persona es valiosa en sí misma, aportan- los distintos aspectos que afectan a dicho colectivo,
do una imagen positiva de ésta. siendo la cabecera de la normativa de desarrollo en
Una vez expuesto este recorrido histórico de lo referente a esta materia. Son diversos los aparta-
aproximación a la discapacidad, podemos afirmar dos de esta Ley y posteriores Reales Decretos donde
que existe una pluralidad, debate científico y diver- se regula la integración laboral de las personas con
sidad conceptual acerca de esta cuestión1. Tomando discapacidad bien sea en empleos ordinarios o bien
en consideración la discapacidad como hecho mul- mediante empleo protegido2.
tidimensional complejo, resultante de la interacción Con el Real Decreto 870/2007, de 2 de julio, se
del individuo con su entorno; requiere de una actua- regula el programa de empleo con apoyo como me-
ción social y responsabilidad colectiva de la socie- dida de fomento de empleo de personas con discapa-
dad para hacer las modificaciones ambientales ne- cidad en el mercado ordinario de trabajo. Se entien-
cesarias para la participación plena de las personas de por empleo con apoyo: “el conjunto de acciones
con discapacidad en todas las áreas de su vida y, en de orientación y acompañamiento individualizado en
especial, a través de la integración laboral que favo- el puesto de trabajo, prestadas por preparadores labo-
rezca la inclusión social del colectivo. rales especializados, que tienen por objeto facilitar la
adaptación social y laboral de trabajadores con disca-
Modalidades de empleo: el empleo con apoyo pacidad con especiales dificultades de inserción laboral
en empresas del mercado ordinario de trabajo en condi-
Muchos países han desarrollado políticas socia- ciones similares al resto de trabajadores desempeñando
les encaminadas al reconocimiento de los derechos puestos equivalentes”. (Art. 2).
de las personas con discapacidad, potenciando su Actualmente, la creación y contribución de los
autodeterminación. Es debido a esta circunstancia Centros Especiales de Empleo (CEE) al empleo de
que se ha constituido un movimiento internacional las personas con discapacidad ha facilitado el ac-
para la integración de las personas con discapacidad ceso laboral a muchas personas pero, sin embargo,

Portularia Vol. X, Nº 1, [51-60] issn 1578-0236 53


Esther Mercado-García • Luis Mariano García-Vicente

también ha contribuido a crear nuevos espacios de su grado y el apoyo que precise, es susceptible de
segregación, al no fomentar el tránsito de usuarios incorporarse al programa y acceder a un puesto de
y usuarias hacia el mercado de trabajo ordinario trabajo, siempre y cuando cumpla con los siguien-
(Colectivo IOE 1998; Esteban, 2001). Por estos mo- tes requisitos: 1) no presentar problemas graves de
tivos, se han creado programas alternativos a los conducta que dificulten su integración, 2) valorar la
C.E.E. que tienen como finalidad facilitar la integra- implicación familiar, 3) determinar si la persona con
ción laboral de este colectivo en el mercado de tra- discapacidad tiene un grado de autonomía aceptable
bajo ordinario, denominados programas de Empleo para realizar una actividad productiva en el mercado
con Apoyo, los cuales, consisten en realizar acciones de trabajo ordinario y 4) determinar las habilidades y
formativas, una prospección del mercado de laboral capacidades para el desempeño del puesto de trabajo.
para identificar puestos de trabajo, que puedan ser Cabe destacar que esta valoración debe realizarse de
ocupados por personas con discapacidades intelec- manera exhaustiva para identificar las necesidades
tuales, mediante el seguimiento y acompañamiento de entrenamiento individualizado que precisa cada
“in situ” a su puesto de trabajo para facilitar la in- persona. Para ello, al mismo tiempo, se observa al
tegración en su entorno laboral. En la actualidad, se candidato o candidata en diferentes contextos en el
reconoce que estos programas son más eficaces que que se pueda determinar el grado de adaptabilidad.
los servicios tradicionales de empleo (Pallisera et al., Una vez analizados estos criterios se elabora “perfil
2003) y ha sido el vehiculo por el cual las personas de empleabilidad” para, posteriormente, realizar el
con discapacidad han demostrado su capacidad para Programa Individual de Intervención o Programa de
desempeñar y mantener un empleo (Parent, Kregel Inserción Laboral (PIL) que conlleva la orientación
y Johnson, 1996). vocacional-laboral; el análisis de los aspectos faci-
En España, Verdugo, Jordán de Urríes y Bellver litadores y obstaculizadores para la inserción y los
han elaborado diversos estudios (1998, 2001, 2003) objetivos de la intervención.
desde el Instituto de Integración en la Comunidad c) Análisis de los puestos de trabajo: en esta fase
(INICO) y en colaboración con la Asociación Espa- el preparador o preparadora laboral realiza un análi-
ñola de Empleo con Apoyo (AESE), donde mues- sis de los diferentes sectores acordes con los perfiles
tran el desarrollo del papel laboral en entornos or- de empleabilidad de los usuarios y las usuarias para
dinarios mediante apoyos naturales, los cuales son determinar el candidato o candidata más adecuado
beneficiosos para el trabajador o la trabajadora, rela- para cubrir ese puesto de trabajo, por lo que se re-
cionándose con factores de calidad de vida. quiere de un análisis de los puestos de trabajo solici-
Cabe mencionar que el empleo con apoyo se apo- tados, teniendo en cuenta la descripción de las tareas
ya en una filosofía y principios que la sustentan3, a realizar, los ritmos de producción, el rendimiento
presentando unas características definidas4. Diversos exigido en el entorno laboral, las características y
autores han recogido las distintas fases de metodo- complejidad del uso de herramientas y maquinaria,
lógicas del empleo con apoyo. En este caso, nuestro así como las condiciones laborales y relaciones ex-
trabajo se apoyará en las aportaciones de Bellver, F. et ternas y los riesgos laborales que se pudieran produ-
al. (1993); Serra, (2002); Urríes y Verdugo, (2003): cir en su actividad laboral.
a) Búsqueda de empleo: en esta primera fase el o d) Selección y colocación: en esta fase se realizan
la profesional informan sobre las características del intervenciones previas para el acceso al empleo que
Empleo con Apoyo, y se detectan las expectativas sirvan para conseguir el establecimiento, alianza o
tanto de la persona con discapacidad como de su vínculo entre la persona con discapacidad y el equi-
familia. Asimismo, se mantiene un contacto inicial po profesional para, seguidamente, proceder a la in-
con la empresa, informando acerca de las bonifi- tervención sobre los factores obstaculizadores que
caciones, incentivos y deducciones fiscales por la dificultan el acceso al empleo, entre otros; el grado
contratación de un trabajador o una trabajadora con de motivación para el empleo, la aceptación de la
discapacidad. En ocasiones, para la empresa, esta enfermedad, las actitudes proteccionistas, las expec-
circunstancia supone un valor añadido puesto que tativas de inserción desajustadas, etc.
puede dar una buena imagen, y cumplir con la res- e) Adaptación y entrenamiento en el puesto de tra-
ponsabilidad social corporativa. bajo: en esta fase el preparador o preparadora laboral
b) Estudio y valoración de los candidatos y las can- juega un papel importante en la intervención, pues-
didatas: el preparador o la preparadora laboral ana- to que sistematiza las acciones a realizar por parte de
liza si las persona con discapacidad, en función de la persona con discapacidad, asegura el rendimiento

54 Portularia Vol. X, Nº 1, [51-60] issn 1578-0236


La inserción laboral de las personas con discapacidad: una salida profesional para trabajadores sociales

y el mantenimiento de puesto de trabajo. Para ello, Optamos por la definición de Donald S. Howard
el o la profesional debe apoyar a la persona con dis- (1952) quién señala que “el Trabajo Social es la dis-
capacidad para desarrollar estrategias de aprendizaje ciplina basada en la combinación de filosofía, cono-
que faciliten la adquisición de las habilidades reque- cimientos, actitudes y pericias que ayuda a los indi-
ridas para el puesto de trabajo. Asimismo, tiene en viduos, a los grupos y comunidad y a las sociedades
consideración otras estrategias complementarias, a obtener el nivel más alto de bienestar, fundamen-
sobre todo de carácter social, que pueden contribuir talmente, ayudándolos a ayudarse a sí mismos” (en
al mantenimiento del puesto de trabajo, tales como: Friendlander, W. 1985:572).
horario, actividades de la vida diaria, etc.; potencia Entendemos por tanto, que es función del traba-
la interacción social de la persona con discapacidad jador o trabajadora social mejorar las condiciones
con el resto de trabajadores y trabajadoras de la em- de vida de las personas con las que interviene, para
presa para proceder a la retirada gradual y progresiva ayudarles a alcanzar el mayor bienestar posible. Hoy
de los apoyos en el puesto de trabajo. Paralelamente, en día, parte de la realización de los individuos se
se le informa a la familia sobre el proceso de inser- proyecta a través del trabajo, por lo que el trabaja-
ción laboral, las repercusiones que el trabajo tiene dor y la trabajadora social debe acompañar en los
para el bienestar personal y familiar y, el fomento de procesos de inserción laboral de aquellas personas
actitudes de autonomía y disminución de la sobre- que lo demandan.
protección. Si nos referimos al objeto de intervención, nos
f) Seguimiento y valoración global del proceso: esta acercamos a aquella parcela genérica o específica
última fase del proceso, el preparador o preparadora que, prioritariamente, se ocupa para estudiar e in-
laboral realiza una evaluación del rendimiento del vestigar y, por tanto, intervenir.
trabajador o trabajadora en el puesto de trabajo y de Zamanillo, T. (1999:29-30) ha definido el objeto
la calidad de la tarea realizada para poder proceder a del Trabajo Social como “Todos los fenómenos rela-
la reducción progresiva de los apoyos requeridos en cionados con el malestar psicosocial de los indivi-
la intervención, fomentando la implicación familiar duos, ordenados según su génesis socio - estructural
-para que se convierta en un apoyo natural- donde y su vivencia personal”, por lo que el Trabajo Social
se ésta posea las destrezas y habilidades necesarias pasa a ser una disciplina que debe enriquecerse con
para corregir los posibles desajustes que puedan ambas perspectivas teniendo en consideración los
surgir en el transcurso del tiempo o enseñar nuevas aspectos psicológico de la persona y los aspectos so-
habilidades. ciales que favorecen o dificultan su bienestar.
Resulta interesante analizar con más detenimien-
El papel del trabajador y trabajadora social to los dos aspectos en los que basa su definición del
objeto. Ella entiende por génesis estructural que
Antes de introducirnos en las funciones del tra- “los problemas psicosociales derivados de la falta
bajador social, se quiere hacer un breve apunte so- de producción y de desarrollo de las oportunidades
bre el concepto y el objeto del mismo, para poder vitales necesarias para el crecimiento de los indivi-
definir qué es la profesión y sobre qué aspectos debe duos en las situaciones de pobreza, privaciones mo-
intervenir. rales, sociales y culturales, dependencia, marginali-
Por lo que se refiere al concepto, observamos que dad, desintegración social, desafiliación, desviación
Moliner, M. (1998) en el Diccionario de Uso Español, social, y cualquiera otra que impidan la realización
define el término, como “el conocimiento descripti- de su autonomía, su identidad social y su desarrollo
vo de lo que es y de cómo es una cosa”. personal”. Por otro lado, define la “vivencia perso-
En lo referente al Trabajo Social, después de ana- nal” como el “padecimiento del malestar que provo-
lizar distintas definiciones, se observa una gran difi- ca perturbaciones en las distintas esferas de relación
cultad en su unificación o concepción ya que, cada social: familiar, laboral, comunitaria e institucional”
una de éstas analizadas corresponde con un momen- (Zamanillo 1999:29).
to histórico determinado. A pesar de ello, se puede Por tanto, entendemos que el trabajador o la tra-
decir que se agrupan en genéricas y específicas; en- bajadora social puede y debe intervenir con la per-
tre estas últimas, encontramos aquellas que lo de- sona con discapacidad apoyándole individualmente
finen como un proceso, arte, profesión, tecnología en el desarrollo de sus capacidades a través del desa-
(Moix, 2006). rrollo de sus potencialidades, la mejora de sus cono-
cimientos y habilidades y, con el entorno social, en

Portularia Vol. X, Nº 1, [51-60] issn 1578-0236 55


Esther Mercado-García • Luis Mariano García-Vicente

el caso que nos atañe, con la familia y con el mundo man (1980), cuando ante un determinado problema
empresarial para facilitar la integración laboral de la debemos preguntarnos, ¿somos el profesional ade-
persona con discapacidad. cuado para realizar esta intervención?
Esto, nos lleva a plantearnos los condicionantes Por lo que se refiere a las funciones de la profe-
que encuentra el Trabajo Social a la hora de poder sión, podemos decir, que históricamente, el Trabajo
definir su objeto, que en buena medida van a marcar Social ha ejercido una función de mediación entre el
los objetivos y sus funciones. Entre otros podemos individuo y la sociedad, para favorecer los procesos
destacar: de integración y de cambio en ambas direcciones, es
a) El contexto social y cultural en que va a desa- decir, facilitar que el individuo se integre en la so-
rrollar su actividad profesional. Es el contexto social ciedad, y que al mismo tiempo esta permita y acepte
además de la percepción individual, el que va de- las diferencias individuales, sin expulsarle de la vida
terminar y definir lo que es o no es un “problema social.
social”, por ejemplo, el empleo de las personas con Friedlander, W (1985:174) señala que desde los
discapacidad; no podemos obviar que muchas de es- principios de la profesión, “el trabajador social re-
tas definiciones están filtradas por muchos intereses munerado asumía la mayor parte de las funciones de
que circulan en la sociedad en un momento deter- la organización: entrevista inicial, la investigación
minado. Por ello, aunque parezca algo obvio, para social de su hogar y de su medio ambiente; el diag-
que se pueda intervenir se tiene que haber definido nóstico social, la preparación de un plan de trabajo
esa esfera de la realidad como “no funcional”, como para el tratamiento o la rehabilitación del solicitante
“problema social”, y ser reconocido así por el con- y su familia”.
junto de esa colectividad. La necesidad de acceder Entendemos que el trabajador y la trabajadora
al mercado de trabajo las personas con discapacidad social tiene una visión global del individuo, de la
ha estado presente a lo largo de la historia, pero no familia y del entorno social, lo que le permite asumir
ha sido hasta finales del siglo XX que la sociedad, la una serie de competencias encaminadas a favorecer
familia y la persona con discapacidad, han conside- los procesos de integración cuando estos sean nece-
rado la exclusión del mercado de trabajo como un sarios. Esta relación profesional basada en el “saber”,
problema social que debe ser abordado por los dife- es decir, a partir de las carencias del individuo, se
rentes agentes sociales que intervienen en el proceso intenta desarrollar sus cualidades y potencialidades,
de incorporación al mundo laboral, ya sea deman- a través de la adquisición de conocimientos y habi-
dando, sensibilizando y reivindicando un puesto de lidades necesarias para desenvolverse sin dificultad
trabajo o diseñando mecanismos de corrección para en la vida social.
evitar la exclusión social de las personas con posibi- Esta acción formativa estaría relacionada con las
lidades de estar empleadas. funciones que realiza el preparador o la preparadora
b) Por otra parte, la legislación existente regulan- laboral, ya que no sólo acompaña al individuo sino
do la actividad profesional y los aspectos del indivi- que, además, fomenta y desarrolla sus capacidades
duo sobre los que se va a priorizar la intervención, y destrezas profesionales, entrenándole en las tareas
a través de una determinada Política Social y, por que el puesto de trabajo que va desempeñar requie-
tanto, la creación de un marco legal de actuación ya re.
definido previamente y con la creación de Servicios De esta manera, las potencialidades y capacida-
Sociales Especializados. des del individuo son los principales recursos con
c) También la institución en la que desarrolla su los que cuenta el profesional y la persona con dis-
actividad profesional el trabajador y la trabajadora capacidad para resolver la situación-problema; así
social va a delimitar el objeto de intervención del fue entendido por Hamilton, G. (1960:14) cuando
profesional, condicionado por las propias experien- manifestaba que la sociedad es inseparable de los
cias y expectativas de las personas con las que se individuos que la componen, “en la medida en que
intervine, tanto a nivel individual, grupal y comu- el individuo desarrolla sus capacidades, buscará en-
nitario. contrar una expresión para dichas capacidades”.
d) Otro de elementos que van fijar los limites de Muchas de ellas, se llevarán a cabo en entornos
nuestra acción son, el Saber y Saber - Hacer del pro- laborales, por lo que en la medida en que el traba-
fesional, los conocimientos, capacidades, destrezas y jador o la trabajadora social lleve acabo acompaña-
actitudes para apoyar los cambios necesarios en las mientos sociales en el entorno laboral, está favore-
personas con las que interviene, como señala Perl- ciendo la autorrealización personal y la integración

56 Portularia Vol. X, Nº 1, [51-60] issn 1578-0236


La inserción laboral de las personas con discapacidad: una salida profesional para trabajadores sociales

social. Pero para que esto se pueda conseguir, es miento de las personas para incrementar su bienes-
necesario la participación activa de la persona, en tar”. Entendemos por tanto, que las funciones del
primer lugar, tomando conciencia de su realidad, de preparador laboral son comunes a las del trabajador
su problema, de las causas que lo producen y del ca- o trabajadora social, pudiendo realizar este último
mino a seguir para poder solucionarlo, fundamental esa actividad profesional.
es también el deseo de la persona para cambiar su Por lo que se refiere a la metodología de inter-
situación y en tercer lugar implicarse activamente vención, conviene decir que, desde los años 60 del
en la resolución de su problema, ya que tanto este siglo pasado, con la aparición del movimiento de
como el profesional, deben trabajar conjuntamente Reconceptualización, se abandona la preocupación
en la misma dirección. por lo inmediato para centrarse de manera más am-
Para Perlman, H. (1980:46-47) la relación profe- plia en los problemas sociales, desarrollando el mé-
sional está condicionada por tres elementos claves: todo Único o método Básico del trabajo Social; que
el cliente, el profesional y la institución. Manifiesta como señala Colomer, M. (1974:21) esta compuesto
que en esta interacción intervienen tres factores: lo por distintos elementos interrelacionados entre sí; al
que el cliente desea y necesita, lo que el especialista mismo tiempo son dependientes unos de otros:
considera soluciones posibles y deseables, para qué Conocimiento global del campo de acción profesio-
ha sido creada la institución. nal: para ello es necesario obtener el conocimiento
De ello se deriva, que esta acción con las personas del campo de trabajo desde un enfoque global, de
con discapacidad intelectual para su incorporación todos los elementos que forman parte directa o indi-
al mercado de trabajo, debe realizarse desde un pro- rectamente. El estudio debe encaminarse a descubrir
grama de empleo o desde un servicio especializado aquellas variables que constituyen las características
de atención al colectivo, a través de un itinerario de más extremas y apreciables, para formular posibles
inserción laboral, siendo el trabajador o la trabaja- hipótesis de trabajo. En esta fase desde el Trabajo
dora social el profesional que puede intervenir con Social se realizaría la búsqueda de empleo propuesta
esta metodología desde dichas instituciones. por la metodología ECA.
Asimismo, es necesario un trabajo continuado Interpretación de los datos: debe estar relacionada
en el tiempo para poder hacer una valoración social directa y constantemente con el estudio, debe consi-
adecuada de la situación y, por último, la implica- derarse como algo esencialmente dinámico. En esta
ción también de la familia, con quien el trabajador fase se puede incluir el estudio y valoración de los
social tiene una tarea fundamental y, casi exclusiva; candidatos y las candidatas propuesto con la meto-
ya que el resto de profesionales no suelen intervenir dología del ECA.
directamente en y sobre el contexto familiar. Plan de trabajo: la finalidad de esta fase es conse-
Otra de las funciones de los trabajadores y las guir una acción deliberada en el proceso social, pre-
trabajadoras sociales es la intervención en el entor- ver los obstáculos para la intervención y determinar
no, en general y, con los empresarios en particular, los medios más idóneos para su realización. Recoge
informando y sensibilizando de las posibilidades los datos y conclusiones de las etapas precedentes,
laborales de las personas con discapacidad, para se proyecta una acción y prepara los elementos eva-
favorecer la integración laboral. Relacionado con luativos de la misma. Esta fase equivaldría a la que
esta idea, recogemos otra de las aportaciones de denominan en la metodología ECA selección y colo-
Mary Richmond (1995:179), “al considerar que la cación de la persona para y en el puesto de trabajo.
estructura social es una variable importante de los Ejecución: está marcada por el quehacer profe-
problemas de las personas”, frente a planteamientos sional, dentro de los límites y de las funciones del
anteriores que consideraban una única variable de trabajador o trabajadora social, y está dirigida a ob-
los problemas de las personas: la falta de interés del tener un resultado de acuerdo con el objeto del Tra-
individuo para mejorar su situación. bajo Social. Puede definirse, como la intervención
Se puede afirmar que el trabajador o la traba- profesional en una situación problemática o conflic-
jadora social es un profesional fundamental en la tiva, con la finalidad de activar todas las potencia-
inserción laboral de las personas con discapacidad lidades humanas y los recursos sociales en orden a
intelectual; tal y como define la Federación Inter- conseguir un cambio positivo, de acuerdo con los
nacional de Trabajo Social (FITS, 2004), “el Traba- objetivos propuestos; intervención que se actualiza
jo Social promueve el cambio social, la solución de mediante una constante evaluación. En esta fase la
problemas en las relaciones humanas y el fortaleci- metodología ECA la denomina adaptación y entre-

Portularia Vol. X, Nº 1, [51-60] issn 1578-0236 57


Esther Mercado-García • Luis Mariano García-Vicente

namiento en el puesto de trabajo, aunque también La metodología del ECA busca que sus acciones
la podemos incluir como seguimiento. formativas, estén diseñadas para mejorar la em-
Evaluación: es una valoración critica, referida a pleabilidad de las personas con discapacidad, ade-
acciones pasadas, con la finalidad de constatar, en cuándolas a las demandas del mercado y a las posi-
términos de aprobación o desaprobación, los pro- bilidades de estas personas.
gresos alcanzados en el plan propuesto y hacer en Dado que se considera que las funciones propias
consecuencia, las modificaciones necesarias respec- de los trabajadores y las trabajadoras sociales en el
to a actividades futuras. Desde el Trabajo Social se trabajo con casos son entre otras: la información,
realizaría lo que en la metodología ECA se ha deno- orientación, valoración social de la persona y su en-
minado valoración global del proceso. torno, diseño del plan individualizado, intervención
Es por ello, que consideramos que existe una y evaluación de la acción; los trabajadores y trabaja-
gran similitud entre la metodología utilizada des- doras sociales están capacitados para realizar la valo-
de el Trabajo Social y la metodología utilizada en el ración del puesto de trabajo y determinar cuáles son
Empleo con Apoyo. las capacidades de cada persona; así como determi-
nar la más adecuada para realizar dicha actividad.
Conclusiones Respecto al seguimiento de la adaptación en el
puesto de trabajo, es claro y evidente que el trabaja-
Pese a la existencia de una normativa, que regula dor o la trabajadora social realiza el diseño y la eje-
las acciones y servicios para el colectivo; así como el cución del proyecto de intervención individual, por
acceso al mercado de trabajo, las personas con dis- lo tanto, el seguimiento del cumplimiento de los ob-
capacidad, se encuentran con una carrera de obstá- jetivos propuestos, siendo esta una función propia
culos debido a diversas circunstancias, tales como: del trabajo social y que puede realizar sin dificultad,
el incumplimiento de la norma, el desconocimiento en diferentes ámbitos laboral, educativo, etc.
de las ayudas para la contratación del colectivo, la La prospección laboral es un aspecto poco de-
falta de credibilidad en sus capacidades, apoyo pro- sarrollado desde el Trabajo Social. Desde la prácti-
fesional y familiar, etc. Es por ello, que desde las ca, no se puede afirmar que sea un ámbito habitual
administraciones y organismos internacionales, se del trabajador o trabajadora social, por lo que sería
muestra una preocupación por la falta de oportuni- necesario formar a estos y estas profesionales, en
dades para las personas con discapacidad. Debido derecho laboral, en el conocimiento del tejido em-
a estas circunstancias, se crearon unos programas presarial para facilitar el acceso de la persona con
denominados ECA que presentan una metodología discapacidad al mundo laboral, sin embargo, a tra-
adecuada para facilitar el acceso al mercado de tra- vés de las entrevistas, orientando y sensibilizando,
bajo de las personas con discapacidad. Dado que el se puede motivar a los empresarios y las empresarias
ECA se fundamenta en los derechos civiles, en una para la contratación de personas con discapacidad,
visión de la persona, desde un contexto de norma- por lo que indirectamente ejecuta dicha acción.
lización, mediante la adaptación de los recursos y Por su parte, la tarea de intermediación laboral,
servicios a la persona, con una visión positiva de las como se ha visto a lo largo de la historia del Trabajo
capacidades, hay que resaltar que esta metodología Social, es una función propia del profesional; ya que al
incrementa la autoestima de las personas con disca- trabajar con personas excluidas del sistema o inadap-
pacidad, contribuyendo a su desarrollo personal y a tadas, se le ha pedido a los trabajadores y las trabaja-
su autodeterminación. doras sociales que facilitaran el proceso de integración,
El empleo con apoyo se constituye como herra- mediando entre el individuo y la sociedad; capacitan-
mienta adecuada para la favorecer la inserción so- do y apoyando un proceso que favoreciese al cambio
ciolaboral de las personas con discapacidad; debido de la situación; realizando campañas de información y
a que se articula como una modalidad de interven- sensibilización para integrar a aquellas personas con-
ción que contribuye a la integración laboral de estas sideradas que estaban al margen del sistema.
personas; ya que responde a sus características per- En la intervención con la persona con discapaci-
sonales y laborales (a través del estudio individuali- dad, el trabajador y trabajadora social desarrollaría
zado); a sus acciones formativas, la utilización de la básicamente funciones de formación de habilidades
intermediación laboral y de prospección laboral, el relacionadas con la actividad laboral. Paralelamente
entrenamiento en el puesto de trabajo, la sensibili- a ellas, teniendo en cuenta las habilidades poliva-
zación, etc. lentes relacionadas con el trabajo, así como las ha-

58 Portularia Vol. X, Nº 1, [51-60] issn 1578-0236


La inserción laboral de las personas con discapacidad: una salida profesional para trabajadores sociales

bilidades de relación interpersonal y las de carácter Esteban, R. (2001). Derecho al trabajo de las personas
socio-personal, abordaría con el usuario aquellas re- con discapacidad. Madrid: Real Patronato sobre
levantes para el desarrollo de su rol laboral. Discapacidad.
Asimismo, para favorecer la intervención en la Federación Internacional de Trabajo Social. FITS
empresa y con los compañeros y las compañeras de (2004). . (En línea: http://www.cgtrabajosocial.es).
trabajo, el trabajador o la trabajadora social llevaría (19 Marzo 2010).
a cabo básicamente acciones dirigidas a informar, Friendlander, W. (1985). Dinámica del trabajo social.
sensibilizar y formar al entorno laboral. Por un lado, México: Ed. Pax.
realizaría acciones dirigidas a los compañeros y las Genelioux, M.M. (2002). Empleo con apoyo y satis-
compañeras de trabajo para facilitar la aceptación de facción: la perspectiva de personas integradas en
la persona con discapacidad, es decir, la información medio ordinario de trabajo. En Verdugo, M. A.
sobre las características del sujeto y la orientación a Jordán, B. (coord.). Hacia la integración plena me-
los compañeros de trabajo sobre cómo relacionar- diante el empleo. Salamanca: INICO-Universidad
se con la persona con discapacidad, etc., y, romper de Salamanca, 2002, 225-239.
con las resistencias para la contratación de la perso- Hamilton, G. (1960). Teoría y práctica del trabajo so-
na con discapacidad. En definitiva, el trabajador o cial con casos. México: Prensa mejicana.
trabajadora social se puede convertir en el o la pro- Jiménez, A. (2007). Conceptos y tipologías de la dis-
fesional mediador o mediadora entre la persona con capacidad. Documentos y normativas de clasifi-
discapacidad y el entorno laboral que lo acoge. cación más relevantes. En De Lorenzo, R. y Pérez
Finalmente, se puede constatar que las similitu- Bueno, L.C. Tratado sobre discapacidad. Madrid:
des en el proceso de intervención de la metodología Thompson Aranzadi. 177-205.
del ECA y el método del Trabajo Social constatan LISMI, 1982. Ley 13/1982, de integración de los min-
que la inserción laboral de las personas con disca- usválidos. http://www.lismi.es. (13 Marzo 2010).
pacidad intelectual puede ser una salida profesional Leach, S. (2002). Empleo con apoyo: buenas prácticas
para el Trabajo Social. basadas en principios claros. En Verdugo, M. A.;
Jordán, B. (coord.). Hacia la integración plena me-
Bibliografía diante el empleo. Salamanca: INICO-Universidad
de Salamanca, 13-35.
Bellver, F., Serra, F., Moll, B., Y Rosselló, R. (1993). El López, M. (2006). Modelos teóricos e investigación en
empleo con apoyo un recurso eficaz para la inser- el ámbito de la discapacidad. Hacia la incorpora-
ción sociolaboral de las personas con minusvalía. ción de la experiencia personal. Revista de Edu-
Revista Siglo Cero, nº 147, mayo-junio, 24 (3), cación Universitaria de Magisterio de Toledo, 16,
15-24. 215-240.
Casado, D. (2002). El fundamento diagnóstico de las Mank, D. (1998). Valores y empleo para personas con
políticas de empleo para las personas con discapa- discapacidad. Siglo Cero, 29 (4), 5-10.
cidad. En AA.VV. Empleo privado de las personas Mendía, M. (2001). Programa de integración laboral
con discapacidad. Madrid: Ministerio de Trabajo y en el empleo competitivo. Una evaluación integral.
Asuntos Sociales y Real Patronato sobre discapaci- En Verdugo, M. A.; Jordán, B. (coord.). Hacia la
dad, 9-16. integración plena mediante el empleo. Salamanca:
Colectivo IOE. (1998). Discapacidad y Trabajo en INICO-Universidad de Salamanca, 259-270.
España. Madrid: Ministerio de Trabajo y Asuntos Monseley, C.R. (1988���������������������������������
). Job satisfaction research: im-
Sociales. plications for supported employment. The journal
Colomer, M. (1974): Esquema del método del Trabajo of association for persons with severe handicaps, 13
Social. Revista de Trabajo Social, 55, 19-50. (3), 211-219.
Constitución Española (CE). 1978. http://www.noti- Moix, M. (2006). Teoría y práctica del trabajo social.
cas.juridicas.com/base_datos (12 Marzo 2010). Madrid: Síntesis.
Egea, C. Sarabia, A. (2003). Nuevos Conceptos y Moliner, M. (1998). Diccionario de uso del español.
terminología de la discapacidad en la CIF de la Madrid: Gredos.
OMS. En Verdugo y Jordán de Urries (coord.). V Oliver, M. (1998). ¿Una sociología de la discapaci-
Jornadas Científicas de Investigación Sobre Perso- dad o una sociología discapacitada? En Len Barton
nas con Discapacidad. Salamanca: INICO- Univer- (Comp.). Discapacidad y sociedad. Madrid: Mora-
sidad de Salamanca, 797-810. ta, 34-58.

Portularia Vol. X, Nº 1, [51-60] issn 1578-0236 59


Esther Mercado-García • Luis Mariano García-Vicente

Oliver, M. (2008). Políticas sociales y discapacidad. investigación en el contexto de Catalunya. En Ver-


Algunas consideraciones teóricas. En Len Barton dugo, M. A. Jordán, B. (coord.). Hacia la integra-
(Comp.). Superar barreras de la discapacidad. Ma- ción plena mediante el empleo. Salamanca: INICO,
drid: Morata, 19-33. 201-215.
OMS, OPS e IMSERSO (2001). Clasificación Interna- Verdugo, M.A., Jenaro, C. (1993b). Una nueva posi-
cional del Funcionamiento de la Discapacidad y de bilidad laboral para personas con discapacidad: el
la Salud. Madrid: Ministerio de Trabajo y Asuntos empleo con apoyo. Siglo Cero, 24 (3), 5-12.
Sociales (MTAS). Verdugo, M.A. Jordán de Urries, F.B. (2003). El em-
OMS (1980). Clasificación Internacional de Deficien- pleo con apoyo y salud mental. En Verdugo, M.A.;
cias, Discapacidades y Minusvalías (CIDDM). López, D., Gómez, A., y Rodríguez, M. (coord.).
Manual de clasificación de las consecuencias de la Atención comunitaria, rehabilitación y empleo. Sa-
enfermedad. Organización Mundial de la Salud. lamanca: INICO, 153-166.
Madrid: Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales Verdugo, M.A. (2003). La concepción de la discapa-
(MTAS). cidad en los modelos sociales. En Verdugo, M.A.
Pallisera, M., Vilá M., Valls, M. J. (2003). Capacidad y Jordán de Urries, B. Investigación, innovación y
intelectual límite e integración laboral: desde la cambio: V Jornadas científicas de investigación so-
relatividad conceptual análisis de las experiencias bre personas con discapacidad, Salamanca: INICO,
integradoras. Revista de orientación pedagógica 55 235-247.
(4), 555-568. Verdugo, M.A. Jordán de Urries, B. (coord.).(2002).
Pallisera, M. Vilá, M. y Valls, M. J. (2003). ��������
The cur- Hacia la integración plena mediante el empleo. Ac-
rent situation of supported employment in Spain; tas VI Simposio Internacional de Empleo con Apo-
analysis and perspectives base on the perception of yo. Salamanca: Amaru, 235-247.
professionals. Disability and Society, 18 (6), 797- Verdugo, M.A.; Jordán de Urries, F.B y Bellver, F.
810. (2001). Panorámica del empleo con apoyo en Espa-
Parent, W., Kregel, J. y Jonson, P. (1996). Social
������������
inte- ña. Madrid: Real Patronato sobre Discapacidad.
gration in the workplace; an analysis of interaction Zamanillo, T. (1999). Apuntes sobre el objeto del tra-
activities of workers with mental retardation and bajo social. Cuadernos de Trabajo Social. Núm.12,
their co-workers. Education and training in mental 13-32.
retardation 27 (1), 28-38.
Perlman, H. (1980). El trabajo social individualizado. Notas
Madrid: Editorial Rialp.
Pereira, F. (1999). Apoio educativo e inclusão. Educa- 1 Ver Jiménez (2007), López (2006); Oliver (1998,
ção especial e reabilitação (3ª Serie), 6, 2, 73-93. 2008) y Verdugo (2003).
Real Decreto 870/2007, de 2 de julio, por el que se 2 LISMI, 1982. Titulo VII. Arts. 37 al 48
regula el programa de empleo con apoyo como 3 Ver Mank, 1998.
medida de fomento de empleo de personas con 4 Ver Verdugo y Jenaro 199b.
discapacidad en el mercado de trabajo ordinario.
http://www.sid.usal.es/leyes/discapacidad. (7 Mar-
zo 2010).
Richmond, M. E. (1995). Caso social individual. Ma-
drid: Talasa.
Serra, F. (2002). Empleo con apoyo, la planificación
centrada en la persona y las redes de apoyo. Siglo
Cero: Revista Española sobre Discapacidad Intelec-
tual (Vol. 33), 199, 5-14.
Valls, M. J.; Vilá, M. y Pallisera, M. (2004). La inser-
ción laboral de las personas con discapacidad en el
trabajo ordinario. El papel de la familia. Revista de
Educación. 334, 99-117.
Valls, M. J. [Et al.]. (2002). Estrategias para el acceso y
entrenamiento en el puesto de trabajo de personas
con discapacidades; aportaciones a partir de una

60 Portularia Vol. X, Nº 1, [51-60] issn 1578-0236