Está en la página 1de 12

Corte Superior de Justicia del Callao

Quinto Juzgado Especializado de Trabajo

EXPEDIENTE N° : 00577-2011-0-0701-JR-LA-04
MATERIA : NULIDAD DE DESPIDO
JUEZ : MALQUI MOSCOSO MIRIAM LUISA
DEMANDANTE : FAJARDO RIVAÑOS MARCO ANTONIO
DEMANDADO : ALICORP S.A.A.

SENTENCIA
RESOLUCIÓN NÚMERO VEINTIUNO
Callao, trece de junio
de dos mil diecisiete.-

VISTOS: La demanda interpuesta por MARCO ANTONIO FAJARDO


RIVAÑOS contra la empresa ALICORP S.A.A, sobre desnaturalización de contrato y nulidad de
despido.

I. PARTE EXPOSITIVA.

1.1. Síntesis de la demanda

Resulta de autos que mediante escrito de fecha 18 de marzo de 2011 (folios 68 a 82), don
MARCO ANTONIO FAJARDO RIVAÑOS interpone demanda de desnaturalización de
contrato y nulidad de despido contra la empresa ALICORP S.A.A., sustentado su posición en
los siguientes fundamentos:
a. Refiere que los contratos modales por incremento de actividad que ha suscrito con su
empleador se han desnaturalizado por cuanto su labor era de duración permanente y de
puesto fijo como Operario de Producción en la Planta Galletera del Callao, asimismo,
señala que en ninguno de los contratos se determina la causa objetiva que señala la ley,
debiéndosele reconocer la existencia de un contrato a plazo indeterminado.
b. Así también indica haberse sindicalizado al Sindicato Nacional de Trabajadores de Alicorp
S.A.A., y por el cual la empresa no le ha renovado contrato, optando por cesarlo bajo el
argumento de vencimiento del contrato.

1.2. De la actuación jurisdiccional

Tercer Juzgado Especializado de Trabajo del Callao Página 1


de 12
Av. Dos de Mayo Cdra. 5 s/n - Callao
Corte Superior de Justicia del Callao
Quinto Juzgado Especializado de Trabajo

Admitida la demanda mediante resolución número uno de fecha veintitrés de marzo del dos mil
once, se corrió traslado de la misma a la emplazada por el término de Ley; ALICORP S.A.A,
contesta bajo los argumentos que expone de fojas 192 a 220.

1.3. Del escrito de contestación de demanda.

En su escrito de contestación, la demandada absolvió el traslado de la demanda, negándola y


contradiciéndola en todos sus extremos, solicitando que sea declarada infundada y básicamente
sostuvo lo siguiente:
a. Los contratos modales que suscribió el demandante son válidos por cuanto se ha indicado
expresamente la causa objetiva determinante que fue el incremento de producción y las
exigencias de la demanda interna en la empresa.
b. Así tampoco existen despido nulo, pues su cese de la empresa es producto del vencimiento
de su último contrato sujeto a modalidad que tuvo lugar el día 25 de febrero de 2011.

1.4. De la audiencia única.


La misma que se realizó con fecha 16 de noviembre de 2011, conforme al acta de fojas 304 a
307, oportunidad en la que se declaró la existencia de una relación jurídica procesal valida y
saneado el proceso; se fijaron como puntos controvertidos: “a) Determinar si los contratos de
trabajo suscritos entre las partes se encuentran desnaturalizados conforme a lo
establecido en el literal d del artículo 77 del D.S. 003-97-TR; b) Determinar si existió
despido nulo conforme el numeral a) del artículo 29 del T.U.O del D.S. 003-97-TR, en
contra del actor por parte de la demandada y si le corresponde el pago de las
remuneraciones devengadas” , para luego admitir y actuar las pruebas ofrecidas por las
partes; y habiéndose tramitado el proceso como corresponde a su naturaleza, su estado es el de
pronunciar sentencia.

II. CONSIDERANDOS.

Carga de la prueba

Tercer Juzgado Especializado de Trabajo del Callao Página 2


de 12
Av. Dos de Mayo Cdra. 5 s/n - Callao
Corte Superior de Justicia del Callao
Quinto Juzgado Especializado de Trabajo
1. Previo a dilucidar los temas neurálgicos del presente proceso, es importante resaltar las cargas
probatorias de las partes procesales, acudiendo para ello al artículo 27 de la Ley Procesal de
Trabajo - Ley N° 26636 - en adelante LPT, según la cual corresponde a las partes probar sus
afirmaciones; y que en el caso en específico, respecto de la pretensión de desnaturalización de
contratos modales, corresponde al trabajador probar la existencia del vínculo laboral y al
empleador, el cumplimiento de las obligaciones contenidas en las normas legales, es decir
deberá acreditar que los contratos modales son válidos; y respecto de la pretensión de despido
nulo, corresponde al trabajador probar la existencia del despido y su nulidad, mientras que el
empleador deberá acreditar la causa del despido, en este caso, probar que el despido no se
efectúo por motivos sindicales como alega el actor, sino que obedeció al término del vínculo
laboral.

2. Del mismo modo, dado que este caso radica sustancialmente en verificar la existencia de un
despido nulo por motivos sindicales, no es suficiente acudir a las cargas probatorias, sino que
también el Juez debe hacer uso de los sucedáneos de prueba establecidos en el artículo 41 de la
LPT, como son los indicios, los cuales están tipificados como actos, circunstancias o signos
suficientemente acreditados a través de los medios probatorios, adquieren significación en su
conjunto cuando conducen al Juez a la certeza o convicción en torno a un hecho relacionado con
la controversia. Así también, el Pleno Jurisdiccional Laboral de 1997 respalda lo antes
señalado, pues se acordó que “En los procesos en que se ventile la Nulidad del despido, si bien
el Juez no puede utilizar las presunciones, deberá apreciar, evaluar y determinar el mérito de los
indicios que se aporten con los medios probatorios, para poder determinar objetivamente la
causa real que motivo el despido”. En efecto, el artículo 276 del Código Procesal Civil señala
que “El acto, circunstancia o signo suficientemente acreditados a través de los medios
probatorios, adquieren significación en su conjunto cuando conducen al Juez a la certeza en
torno a un hecho desconocido relacionado con la controversia”

De la desnaturalización de los contratos modales


3. Tesis de las partes procesales: El demandante señala en su escrito postulatorio estar sujeto a
un contrato de trabajo a plazo indeterminado, pues los contratos modales que ha suscrito se
encuentran desnaturalizados al no haberse contemplado la causa objetiva que los caracteriza;
mientras que la demandada refuta la tesis del actor, señalando todo lo contrario. Siendo ello así,
procederemos analizar prima facie la validez de dichos contratos, precisando que para la
resolución de la presente litis recurriremos al auxilio de uno de los mega principios que conforman

Tercer Juzgado Especializado de Trabajo del Callao Página 3


de 12
Av. Dos de Mayo Cdra. 5 s/n - Callao
Corte Superior de Justicia del Callao
Quinto Juzgado Especializado de Trabajo
el derecho laboral, como es el de primacía de la realidad , mediante el cual debe prevalecer los
hechos y el modo cómo se produce la prestación de servicios por encima de la denominación que
las partes le hayan colocado.

4. Norma que resuelve el caso: En nuestro ordenamiento jurídico laboral la regla general es la
contratación a plazo indeterminado y la excepción, la contratación sujeta a modalidad, concepción
que se desprende del artículo 4° de la Ley de Productividad y Competitividad Laboral, aprobado
por el Decreto Supremo 003-97-TR –en adelante LPCL- según el cual “El contrato individual de
trabajo puede celebrarse libremente por tiempo indeterminado o sujeto a modalidad. El primero
podrá celebrarse en forma verbal o escrita y el segundo en los casos y con los requisitos
que la presente ley establece” (lo resaltado en negritas es nuestro). En consecuencia, si bien
el legislador ha establecido determinadas modalidades de contratación laboral, no es menos
cierto que aquéllas han surgido con la finalidad de dar cobertura a circunstancias especiales que
se pueden presentar, tales como necesidades del mercado o mayor producción de la empresa, o
por la naturaleza temporal o accidental del servicio que se va a prestar, o de la obra que se ha de
ejecutar, excepto los contratos de trabajo intermitentes o de temporada que, por su naturaleza,
pueden ser permanentes (artículo 53º de la LPCL), en ese sentido, su contratación es viable en la
medida que las circunstancias así lo ameriten y se justifique de acuerdo a cánones de
razonabilidad y proporcionalidad. (Fundamento 8 de la STC número 10777-2006-PA/TC, del 07
de Noviembre de 2007).

5. Sobre la validez de los contratos modales: En mérito a lo antes expuesto, resulta importante
verificar la validez de los contratos celebrados por el actor, debiéndose acreditar para ello los
requisitos de existencia, forma y fondo determinante para la existencia jurídica válida de este tipo
de contratación, y se encuentran tipificados en el artículo 72 de la LPCL como son: la
escrituralidad, el registro ante la Autoridad Administrativa de Trabajo y el principio de
causalidad objetiva ; los cuales serán materia de revisión en esta instancia, y ante cuyo
incumplimiento se debe declarar su invalidez o, dicho de otro modo, su desnaturalización.

5.1. Requisito de escrituralidad: De la revisión de los contratos modales aportados por ambas
partes al proceso, se verifica que la demandada sí ha cumplido con presentar todos los contratos
modales y prórrogas que ha suscrito con el demandante, conforme se puede verificar en el
cuadro precedente, precisándose que no existe controversia en cuanto a la fecha de inicio de
labores del actor, así como tampoco de la culminación del último día de labores.

Tercer Juzgado Especializado de Trabajo del Callao Página 4


de 12
Av. Dos de Mayo Cdra. 5 s/n - Callao
Corte Superior de Justicia del Callao
Quinto Juzgado Especializado de Trabajo

Modalidad Periodo Folios


Contrato modal por incremento de actividad Del 26-06-2009 al 25-12-2009 117
Prórroga del contrato Del 26-12-2009 al 25-01-2010 118
Prórroga del contrato Del 26-01-2010 al 25-04-2010 119
Prórroga del contrato Del 26-04-2010 al 25-07-2010 120
Contrato modal de Temporada Del 26-07-2010 al 25-11-2010 121
Prórroga del contrato Del 26-11-2010 al 25-02-2010 122

5.2. Requisito de registro ante la Autoridad Administrativa de Trabajo: Si bien la no


suscripción ante la autoridad administrativa de trabajo de los contratos modales por sí solo, no es
causal de desnaturalización de los contratos modales de trabajo, sino que solo acarrea una multa
tal como lo ordena la LPCL en su artículo 73 in fine, concordante con el artículo 81 de su
reglamento; no obstante se valora su importancia cuando del análisis de los otros elementos de
forma y de fondo del contrato se establezca que las partes mantenían un contrato que no requería
ser contratado bajo modalidad sino uno a plazo indefinido. Así, de la revisión de los medios
probatorios presentados por la demandada vemos que esta no ha logrado acreditar este
elemento, empero aún hace falta analizar uno de los elementos más importantes del contrato
modal como es la acreditación de la causa objetiva, de lo contrario el contrato suscrito por el actor
deviene en inválido.

5.3. Requisito de causalidad objetiva: La demandada ha señalado durante todo el iter


procesal que los contratos celebrados por el actor son válidos, pues se ha consignado las causas
objetivas determinantes en la contratación, las cuales se basan en el incremento de actividades
de producción en la Planta de Galletas, conforme lo pretende acreditar con los Informes de
fecha 02 de noviembre de 2009 (folios 125), 04 de noviembre de 2009 (folios 126), 19
de julio de 2010 (folios 127), 20 de julio de 2010 (folios 128) y 03 de marzo de 2011
(folios 129). Sin embargo, del análisis de los contratos modales por incremento de actividad que
obran en autos, este Juzgador en virtud a la fuente normativa que regula este tipo de contratación
ha podido advertir lo contrario, tal conforme se pasa analizar a continuación:

5.3.1. Regulación normativa de los contratos por incremento de actividad: El artículo 57 de la


LPCL establece que “El contrato temporal por inicio de una nueva actividad es aquel
celebrado entre un empleador y un trabajador originados por el inicio de una nueva
actividad empresarial. Su duración máxima es de tres años. Se entiende como nueva

Tercer Juzgado Especializado de Trabajo del Callao Página 5


de 12
Av. Dos de Mayo Cdra. 5 s/n - Callao
Corte Superior de Justicia del Callao
Quinto Juzgado Especializado de Trabajo
actividad, tanto el inicio de la actividad productiva, como la posterior instalación o apertura de
nuevos establecimientos o mercados, así como el inicio de nuevas actividades o el
incremento de las ya existentes dentro de la misma empresa.” (Lo negrita es nuestro).

5.3.2. En el caso de autos: De la revisión del primer contrato modal por incremento de
actividad suscrito por el actor (folios 117), hemos podido advertir que se estipula como causa
objetiva lo siguiente: "PRIMERO.- LA EMPRESA es una persona jurídica
dedicada a la elaboración de alimentos de consumo humano directo, así
como de productos para la higiene, además de productos industriales. Este
año LA EMPRESA debido al incremento de producción de sus productos
como consecuencia del aumento de la demanda interna ha creído
conveniente contar con los servicios de personal operario en su planta de
Galletas. SEGUNDO.- Con la finalidad de atender las necesidades de
recursos humanos referido en la cláusula precedente, LA EMPRESA
requiere contar con los servicios de personal por un periodo estimado de 6
meses. TERCERO.- En virtud de lo expuesto precedentemente, LA
EMPRESA contrata bajo la modalidad de incremento de actividades al
TRABAJADOR, a fin de que éste realice las labores propias y
complementarias del cargo de OPERARIO DE PRODUCCIÓN, en razón de
las causas objetivas precisadas"; contrato que ha sido sucesivamente prorrogado, y
cuyo mismo argumento de causa objetiva se repite en el segundo contrato modal de
temporada suscrito por el actor, pese a tener una naturaleza distinta (ver folios 121):
"PRIMERO.- LA EMPRESA es una persona jurídica dedicada a la
elaboración de alimentos de consumo humano directo, así como de
productos para la higiene, además de productos industriales, la cual
requiere cubrir las necesidades de recursos humanos con el objeto de
atender necesidades propias de la producción en la planta de GALLETAS
por motivos de lanzamiento de un nuevo producto".

5.3.2.1. De lo antes expuesto, este Juzgador ha podido advertir que la causa objetiva
consignada en dichos contratos resulta por demás genérica, en tanto solo se hace referencia
al incremento en la producción de sus productos; sin embargo, tal argumento no es suficiente
para justificar dicho tipo de contratación como causa objetiva, sino que debe de señalarse la
razón del por qué nos encontramos ante un supuesto de incremento de actividades, pues hay

Tercer Juzgado Especializado de Trabajo del Callao Página 6


de 12
Av. Dos de Mayo Cdra. 5 s/n - Callao
Corte Superior de Justicia del Callao
Quinto Juzgado Especializado de Trabajo
que tener en cuenta que la contratación modal es excepcional, de ahí que resulta
trascendental, a efectos de justificar su celebración, que se consignen los hechos que
tipifiquen dentro de los presupuestos fácticos previstos en la norma que regule el tipo de
contrato modal que se va a suscribir. Nada de lo cual ha sucedido en el presente caso.

5.3.2.2. Sin perjuicio, de lo antes expuesto, la demandada ha presentado unos Informes por
los cuales pretende acreditar el incremento de producción de un determinado producto en la
Empresa (folios 125 a 129), los que por si solos no generan suficiente convicción en el
Juzgador para justificar la causa objetiva de los contratos, sino que además, la empresa
debería de haber anexado toda la información corporativa, como actas de directorio, cuadros
estadísticos u otro tipo de documento interno, que hubiera podido respaldar lo consignado en
dichos informes y salvar la insuficiencia probatoria de la causa de la contratación modal que
se acaba de identificar en la primera y segunda cláusula de los contratos de trabajo
presentados.

5.4. En ese sentido, a criterio de este Juzgador, el actor ha adquirido el derecho a la estabilidad
laboral, por haberse convertido su contrato de trabajo en uno de naturaleza indeterminada,
conforme a lo previsto en el inciso d) del artículo 77° de la LPCL, el cual establece que los
contratos de trabajo sujetos a modalidad, se consideran como de duración indeterminada cuando
el trabajador demuestre la existencia de simulación o fraude a las normas establecidas en la ley;
así también en aplicación del Principio de Primacía de la Realidad o de Veracidad , el cual
faculta al juez a dar preferencia a lo que ocurre en el terreno de los hechos o de la realidad, más
allá de los formalismos invocados, pues el contrato de trabajo constituye un contrato realidad, y
que cualquier tipo de contratación suscrita posteriormente no tiene validez alguna, por cuanto no
se puede desconocer ni recortar derechos laborales que le corresponden al actor; y no
habiéndose acreditado la causa objetiva de los contratos modales suscritos por el actor, es que
debe considerarse la existencia de una contrato de trabajo a plazo indeterminado desde
el 26 de junio de 2009 al 26 de febrero de 2011, declarándose FUNDADA este extremo de
la demanda.

Sobre el despido nulo alegado por el actor


6. Tesis de las partes procesales: El actor señala en su demanda haber sido víctima de un
despido nulo por haberse afiliado al Sindicato Nacional de Trabajadores de Alicorp S.A.A. -en

Tercer Juzgado Especializado de Trabajo del Callao Página 7


de 12
Av. Dos de Mayo Cdra. 5 s/n - Callao
Corte Superior de Justicia del Callao
Quinto Juzgado Especializado de Trabajo
adelante SINTRALCORPS.A.A.-, mientras que la teoría del caso de la empresa se centra en
demostrar que su cese obedece al término del contrato al que ha estado sujeto el actor, negando
que no se le haya renovado por motivos sindicales. Así, resulta pertinente señalar que no es
argumento válido indicar que el cese de la relación laboral del trabajador fue en virtud al término
del contrato modal suscrito, pues como ya se ha determinado en los ítems precedentes, el actor
ha estado sujeto durante todo su record laboral a un contrato a plazo indeterminado, así tampoco
cabe la acotación indicada por la empresa de que el propio demandante haya reconocido que su
cese se produjo por la finalización del contrato pues no tuvo inconveniente en firmar y cobrar su
liquidación por tiempo de servicios, pues ello constituyen valoraciones subjetivas por parte de la
empresa, debiendo acreditar más bien que el cese no fue producto de la afiliación del trabajador
al Sindicato.

7. Norma que resuelve el caso: En lo concerniente a la causal de despido nulo que invoca el
demandante como tesis de defensa, ésta se encuentra tipificada en el inciso “a” del artículo
29° de la LPCL: "Es nulo el despido que tenga por motivo: a) La afiliación a un sindicato o la
participación en actividades sindicales…", es así, que a través de su regulación se pretende
proteger de manera eficaz el derecho constitucional a la “libertad sindical” consagrada en el
inciso 1 del artículo 28° de la Constitución y que es definida como “ la capacidad autoderminativa
para participar en la constitución y desarrollo de la actividad sindical (...). Este derecho
fundamental (...) debe ser considerado como una manifestación del derecho de asociación,
gozando, por tanto, también de la naturaleza de los derechos de participación política (...). Por
ende, alude a un atributo directo, ya que relaciona un derecho civil y un derecho político, y se
vincula con la consolidación del Estado Social y Democrático de Derecho, ya que
constitucionaliza la creación y fundamentación de las organizaciones sindicales ” (Fundamento
jurídico 26, de la sentencia expedida en el expediente N° 0008-2005-PI/TC).

8. Sobre la libertad sindical: La libertad sindical se manifiesta en dos dimensiones, el cual según
Alfredo Villavicencio Ríos: “…está constituido por todos aquellos derechos de los trabajadores a
constituir y afiliarse a las organizaciones que estimen conveniente, sin autorización previa y en
toda libertad, así como a desarrollar actividad sindical (libertad sindical individual positiva); y, a no
incorporarse o retirarse libremente de tales organizaciones (libertad sindical negativa), sin que
todo ello pueda ser fuente de ningún perjuicio” (Villavicencio Ríos, Alfredo: “La Libertad Sindical
en el Perú: Fundamentos, Alcances y Regulación”, Plades, Lima, pagina 95), es así, que por el
derecho a la libre afiliación, los trabajadores pueden incorporarse a una organización sindical y a

Tercer Juzgado Especializado de Trabajo del Callao Página 8


de 12
Av. Dos de Mayo Cdra. 5 s/n - Callao
Corte Superior de Justicia del Callao
Quinto Juzgado Especializado de Trabajo
participar en actividades sindicales cumpliendo los requisitos de su Estatuto, proscribiéndose todo
acto discriminatorio del empleador que busque menoscabo de la libertad sindical.

9. Tal como lo señala la STC del Tribunal Constitucional, en el Expediente N° 10777-2006-PA/TC,


resulta indispensable que se acredite la condición de afiliado que ostenta el demandante, a
efectos de poder analizar si opera o no la protección del fuero sindical; en ese sentido vemos que
el actor ha logrado probarlo su afiliación al Sindicato Nacional de Trabajadores de Alicorp S.A.A.
-en adelante SINTRALCORPS.A.A.- con la comunicación que efectúa el Secretario General del
Sindicato a la Empresa, conforme es de verse a folios 22-23, así como con la autorización de
descuento de cuota extraordinaria efectuada por el recurrente, a folios 21; hechos que no
requieren más abundamiento, pues no han sido desvirtuados por la demandada.

10. Por otro lado, si bien no existe medio de prueba directo que acredite que el motivo de despido del
trabajador sea por su afiliación al SINDICATO, no obstante, existen diversos indicios que permiten
arribar a una conclusión favorable al trabajador, siendo factible recurrir a los sucedáneos de
medio de prueba, como los indicios, tal como se ha señalado en las primeras considerativas. Así
haciendo un recuento del contexto fáctico en que se produjo el despido, así como de la valoración
del bagaje probatorio que obra en autos tenemos:

a. Obra en autos la Carta de fecha 21 de enero de 2011 (folios 48) según la cual el
SINTRALCORP S.A.A, manifiesta su inquietud por la desafiliación de los trabajadores
adheridos, citando en específico el caso del trabajador Roberto Guerrero Segura, a
quien lo han hecho renunciar 4 días después de su afiliación; asimismo se hace un
llamado de atención al Gerente General de ALICORP, a efectos de que los funcionarios
de la empresa se abstengan de continuar transgrediendo la libertad sindical de los
trabajadores, situación que permite presumir divergencias entre el SINTRALCORP S.A.A
y ALICORP S.A.A.
b. Se evidencia además indicios de represalias en contra de los trabajadores que se afilian
al Sindicato, pues conforme se reclama en la Carta de fecha 22 de febrero de 2011
(folios 49), la empresa no ha cumplido con cancelar el reintegro solicitado en virtud al
Convenio Colectivo del 06 de mayo de 2010. Así tampoco, la demandada ha cumplido
con desvirtuar este argumento mostrando algún medio probatorio que acredite lo
contrario.

Tercer Juzgado Especializado de Trabajo del Callao Página 9


de 12
Av. Dos de Mayo Cdra. 5 s/n - Callao
Corte Superior de Justicia del Callao
Quinto Juzgado Especializado de Trabajo
c. Existen Cartas de renuncia al Sindicato de seis trabajadores de la empresa (ver
folios 42-47), los cuales son sucesivas en el tiempo, siendo la más reciente, de fecha
14 de enero de 2011, 22 de febrero de 2011, 01 de marzo de 2011, y las tres últimas del
03 de marzo de 2011, en las que ninguna manifiesta motivos suficientemente razonable
y/o convincentes que justifiquen su desafiliación; conllevando así, a este Juzgador a
presumir que los funcionarios de la empresa coaccionaban a los trabajadores a
desafiliarse al Sindicato, pues conforme se observa de la Carta del trabajador Elder
Chuquizuta Cabrera (folios 46), este manifiesta haber estado afiliado al
SINTRALCORP S.A.A desde el 15 de febrero de 2011 al 03 de marzo de 2011, fecha en
la que solicita su renuncia al sindicato, es decir, tan solo ha estado afiliado 16 días, lo
que no resulta suficientemente creíble, ya que es muy corto el tiempo en el que ha
permanecido afiliado, es más, no ha expresado causas objetivas en su carta de renuncia
que avalen su decisión de desafiliarse.
d. De la misma manera, la empresa trata de desvirtuar la tesis planteada por el actor,
argumentando que el Ministerio de Trabajo ha declarado en tres oportunidades que no
existe violación alguna de la libertad sindical, adjuntando para ello, en primer lugar, la
Orden de Inspección N° 9883-2010-MTPE/2/12.3 (folios 138-147), en la que si
bien se emitió cuando el trabajador se encontraba laborando en la empresa, y mediante
el cual se concluye que no se ha detectado ninguna infracción socio laboral, no obstante,
el objeto por el cual se llevo a cado dicha inspección tiene un fin diferente a lo
que se discute en el presente proceso, pues en dicha actuación inspectiva se
pretende verificar si la empresa ha cumplido con registrar en la planilla electrónica a sus
trabajadores del SINTRALCORP S.A.A, así como también se corrobora el pago de los
reintegros por Pacto Colectivo que le corresponde a dichos trabajadores. La misma
suerte valorativa sigue la Orden de Inspección N° 006-2010-MTPE/2/12.720 (folios
148-150), pues también se sustenta en causas de investigación distintas a las del
presente caso, como son el cumplimiento del Convenio Colectivo celebrado con fecha 16
de diciembre de 2010, referidos al pago del aumento General a la remuneraciones, entre
otras; conforme se deriva del considerando Actuaciones de investigación. Mientras que
en la Orden de Inspección N° 296-2010-MTPE/2/12.720 (folios 152-161), el cual
si bien tiene que ver con la presente litis (libertad sindical), y en la que se concluye que
no hay ninguna afectación a los derechos sindicales, no obstante, no causa suficiente
convicción en el Juzgador para desvirtuar la tesis del demandante, pues dicho informe
es de fecha 14 de abril de 2010, fecha en la que si bien el actor se encontraba laborando

Tercer Juzgado Especializado de Trabajo del Callao Página


10 de 12
Av. Dos de Mayo Cdra. 5 s/n - Callao
Corte Superior de Justicia del Callao
Quinto Juzgado Especializado de Trabajo
en la empresa, aún no había sido objeto de despido ni mucho menos se encontraba
afiliado al Sindicato.

11. Resulta trascendental para la resolución de la presente litis, lo señalado por la Corte Suprema en
la Casación N° 12816-2015-Lima, en la que se determinó que la interpretación que debe tener
el literal a) del artículo 29 de la LPCL, en calidad de precedente de obligatorio cumplimiento, es la
siguiente: "a) Corresponde al trabajador demostrar, a través de indicios razonables, que se
efectuó un despido antisindical, es decir, que su cese obedeció a su afiliación sindical o a su
participación en actividades sindicales; y, b) el empleador solo podrá destruir esta presunción
probando que el motivo de despido es razonable, como es el caso de la comisión de una falta
grave o la presencia de una causa justa de extinción del contrato de trabajo. No podrá invocar
como causa razonable para la terminación de la relación laboral el vencimiento del plazo de
contratos celebrados fraudulentamente con violación de las leyes laborales."

12. En el caso de autos: Existen suficientes indicios que lleven a presumir que el trabajador fue
cesado en su funciones por motivos sindicales, pues meses antes de producirse la culminación
de su contrato modal, el trabajador se había afiliado al sindicato existente en la empresa,
conforme se verifica de la Carta enviada por el Secretario General del Sindicato (folios 22-23) y
recepcionada por la Empresa el 11 de febrero de 2011, en la que se comunica que el
demandante, así como otros 6 trabajadores se encuentran afiliados al SINTRALCORPS.A.A.,
resultando que días después de que la empresa tomara conocimiento de ello, se le comunicara
su cese a través de la Carta Notarial de fecha 25 de febrero de 2011 (folios 130); y teniendo
en cuenta la similitud del contexto fáctico en el que se ha producido las desafiliaciones de los
trabajadores para no ser cesados en sus funciones, como el poco tiempo en el que se afilian y se
desafilian, es que podemos arribar a la conclusión de que existen suficientes elementos de
convicción que determinan una conexión entre la afiliación del actor al sindicato señalado y su
despido; y dado que la empresa únicamente sustenta su posición en alegar el vencimiento de
contrato, lo cual ya no es factible, pues se ha reconocido la existencia de un contrato
indeterminado; por consiguiente se colige que el motivo real de despido del trabajador fue su
incorporación al SUNTRALICORP S.A.A., debiéndose declarar fundada este extremo de la
demanda.

Remuneraciones devengadas

Tercer Juzgado Especializado de Trabajo del Callao Página


11 de 12
Av. Dos de Mayo Cdra. 5 s/n - Callao
Corte Superior de Justicia del Callao
Quinto Juzgado Especializado de Trabajo
13. El pago de las remuneraciones devengadas se encuentran previsto como pretensiones
accesorias en el caso de declararse que el despido es nulo, conforme lo establece el artículo 40°
de la LPCL, así habiéndose declarado fundada la demanda por despido nulo, y estando al
brocardo jurídico lo accesorio sigue la suerte de lo principal, es que se declara FUNDADA
este extremo de la demanda, la misma que deberá pagarse teniendo como parámetro inicial la
fecha de cese del actor acaecida el 26 de febrero de 2011, suma que será determinada en
ejecución de sentencia.

Costas y costos procesales


14. La demandada ha sido vencida en el proceso, por lo que de conformidad con lo establecido en el
artículo 412º del Código Procesal Civil, este debe asumir las costas y costos del proceso, los
mismos que deberán ser liquidados en ejecución de sentencia.

III. DECISIÓN:

Por estas consideraciones, con arreglo a lo dispuesto en el artículo 30º de la Ley Procesal del
Trabajo concordante con el artículo 197º del Código Procesal Civil, administrando justicia a nombre
de la Nación, en mi condición de Juez del Quinto Juzgado de Trabajo del Callao. FALLO declarando
FUNDADA la demanda interpuesta por MARCO ANTONIO FAJARDO RIVAÑOS contra la
empresa ALICORP S.A.A. sobre desnaturalización de contratos modales y despido nulo; debiéndose
RECONOCER la existencia de un contrato a plazo indeterminado desde el 26 de junio de
2009 al 25 de febrero de 2011; ORDENO que consentida o ejecutoriada que sea la presente
resolución la demandada cumpla con pagar al actor las remuneraciones dejadas de percibir desde la
fecha en que se produjo el despido, las cuales se liquidarán en ejecución de sentencia y, de ser el
caso, con sus intereses. Con costas y costos. HÁGASE SABER.-

Tercer Juzgado Especializado de Trabajo del Callao Página


12 de 12
Av. Dos de Mayo Cdra. 5 s/n - Callao

También podría gustarte