Está en la página 1de 176

Prof. Pedro Godoy P.

centro de estudios chilenos cedech

DEL
ENSEÑAR

Y
DEL
APRENDER
1
2
Prof. Pedro Godoy P.

DEL
ENSEÑAR
Y
DEL
APRENDER

centro de estudios chilenos cedech

3
Prof. Pedro Godoy P.
Centro de Estudios Chilenos CEDECH
profe@cedech.cl
www.premionacionaldeeducacion.blogspot.com
Facebook.com/pedro.g.p.12/
Fono 22 5568322
Cel. +56 984242141
San Ignacio 1341
Santiago de Chile
Suramérica

"Acaso alguno desdeñe.


por lo criollo mis relatos.
Esto no es para extranjeros.
cajetillas ni pazguatos".

Leopoldo Lugones

4
Dedico
esta
obra
a
Juan Hernán Torres Godoy
y
a
Rafael Terreros.

5
PENSAMIENTOS DE JALIL GILBRAN

Compadece a la nación repleta de


supersticiones y pobre en religiosidad.

Compadece a la nación cuya gente viste con telas


importadas y consume pan de un trigo que no
sembró.

Compadece a la nación que aplaude al opulento


prestamista extranjero.

Compadece a la nación donde el gobernante


se cree zorro, el filósofo es embaucador y el
artista, plagiario.

Compadece a la nación partida en pedazos


donde cada fragmento se imagina ser la nación.

6
INDICE

Presentación...........................................................11

LA EDUCACION COMO TEORIA

El torneo pedagógico de 1912.............................15


Escolaridad, desarrollo e inmigración..................17
Errores en educación.............................................19
La educación no es alquimia.................................22
Aula y valores..........................................................23
Trabajo infantil ¿y el ocio?.....................................26
El III analfabetismo..................................................27
Interferencias en la docencia.................................30
Educación: autocrítica y calidad............................32
Educación: pecado original...................................33
Educación e inclusión.............................................35
Educación y gratuidad............................................37
La calidad en la educación....................................39
Educación y desarrollo...........................................42
Equidad y meritocracia..........................................43
Educación y lucro....................................................45
Educación cívica y hogareña.................................46
Cárcel: educación y trabajo...................................48
Colonialismo cultural...............................................51
Educación y autoestima.........................................53

7
Estado docente en Chile........................................55
Educación: "lo mero principal".............................56
Educacion, lucro y despilfarro................................57
Agenda "valórica" o constructivista.......................59
¿Profesionalización prematura?...........................60
Educación e inversión............................................62
Vacacionitis magisterial.........................................64
Educación: selección o masificación...................66

ENSEÑANTES Y APRENDICES

Discípulos y maestros.............................................69
"Curado de espanto"..............................................71
Ejercer la docencia en Chile hoy...........................73
La insurgencia pingüina.........................................75
Estudiantes: luces y sombras...............................77
Educación: liceos y más liceos............................84
Liceos de excelencia..............................................86
Deuda histórica y deuda académica....................87
La disciplina escolar...............................................90
Educación técnica.................................................92
Docencia y protocolo..............................................95
Luis Galdames...............................................97
Tancredo Pinochet Le-Brun..................................99

8
REFORMA ESCOLAR

La cueca de la reforma educativa.......................103


Reforma y vulnerabilidad......................................105
Confusión en reforma educativa..........................107
Banderas de la reforma escolar...........................109
Modas y escuela....................................................111
Lumpen y aula........................................................113

PATOLOGIAS ESCOLARES

Bullyng.....................................................................119
Bullying: algo más.................................................121
Bulimia pedagógica..............................................123
Agresiones a docentes........................................125
Escuela e idiomas................................................127
El Mapudungún......................................................130
Esa maldita memorización..................................131
El SLP.....................................................................133
Copiones e identidad...........................................135
El modelo finlandés...............................................139
Educación de mercado........................................140
"Tomas": vandalismo y delito...............................143
Tres anécdotas académicas...............................145
Escuela: fe y limitaciones...................................147

9
EN TORNO A LA U

La PSU ¿segregatoria?.........................................151
U: agonía y quiebre...............................................153
U: misión y dimisión..............................................155
U: la profesionalización........................................157
El alumno de pedagogía......................................160
U: liceanizada........................................................162
Educación: fecha para amnesicos......................164
College: otra moda...............................................166
Cesantía diplomada..............................................168
Corrupción en nuestras UU..................................169
Ingenieros...............................................................172

10
PRESENTACION

El fenómeno educativo ha sido de mi permanente


interés. Publico "Libro negro de nuestra educación",
"Revolución en la educación", "Nacionalidad y educación"
y ahora "Del enseñar y del aprender". Esta inquietud
se desarrolla a través de decenios de docencia en
el Instituto Pedagógico de la U de Ch. De modo
permanente, en la línea de Manuel de Salas, Simón
Rodríguez, José Martí y Francisco Antonio Encina
profundizo y exalto y un tipo de escuela que favorece la
acentuación de lo nacional y la capacidad de la nueva
generación para intervenir en la producción.

Eso de acentuar, a través del aula, la nacionali-


zación de la infancia, la adolescencia y la juventud
desde luego se colisiona con una tradición antagónica.
Esta puede denominarse "internacionalista", "mundialista",
"universalista" y hoy "globalizante". No obstante es
la misma fuerza cultural contranacional y adversa
a lo nativo, La preparación de los nuevos profesores
continúa siendo cosmopolita y permanecen las Facul-
tades de Educación afectadas de sordera crónica
respecto a esa postulación nacionalizante
y economicista que debe empapar el sistema escolar.

Se visualiza lo nacional como lo iberoamericano.


Chile sería partícula de una magna nacionalidad
fragmentada que se extiende de México a la Patagonia.
Esta concepción aunque propia de O´Higgins, Vidaurre
y Felipe Herrera no es compartida por la clase política

11
ni por las multitudes. El "quiebre de la motivación de
pertenencia" y el "efecto deslumbramiento" son las
vertientes que nutren ese "dar la espalda" a la Patria
Grande. No obstante, es un deber sostenerla –al
margen de cualquier dogmatismo– así lo verifican las
indagaciones antropológicas e históricas.

Nuestro afán por generar un aula que forje al


hombre económicus es otro enfoque repudiado por el
intelectualismo. Estos estiman prioritaria la supuesta
transferencia a la nueva generación de las ciencias y
las letras. Se escucha que quienes promovemos una
educación tecnológica nos interesa sólo aportar "mano
de obra" para el voraz capitalismo. Empalman así
quienes abrazan el conservadurismo y el marxismo en
el afán de atajar el ánimo de preconizar un aula en que
se impulse la educación para el trabajo.

El presente texto que hoy se entrega al juicio


ciudadano reitera los enfoque que reseña sucintamente
esta Presentación analizando nuevos fenómenos que
presenta la realidad. El tema de la educación es muy
comentado por "moros y cristiano". En cualquier sitio
o momento es frecuente escuchar opiniones sobre
el particular. Son escasas, muy escasas las
interpretaciones que fluyan desde el ejercicio académico
y la investigación prolija. De allí que constituye una
obligación de docentes y, en general, de los
comunicadores conocer las aquí bosquejadas.

PGP
Verano de de 2020

12
"La última palabra del filósofo
es la pedagogía, pues toda especulación
sólo debe servir a la acción. Floración
y finalidad de toda filosofía
es pedagogía; teoría de la formación
del hombre".

Guillermo Dilthey

LA EDUCACION
COMO TEORIA

«Para el sociólogo y para el filósofo


gobernar es educar.
Todo buen sistema de política
es un verdadero sistema de educación.
Así todo sistema general de educación
es un verdadero sistema político».

Valentín Letelier

13
Ayer

Ahora

14
EL TORNEO PEDAGOGICO DE 1912

L as Facultades de Educación suelen


amparar a mediocres. Desde las cátedras de
pedagogía ejercen influjo. En esas aulas sólo se
alude a teóricos europeos y norteamericanos.
Si hasta los 60 el fetiche es John Dewey, ahora los
chamanes son David Ausubel, David Gagné, Jean
Piaget o Lev Vigortski. En tal contexto de
eurosiutiquería se registraron –en el ayer– citas de
Platón, Rousseau, Pestalozzi o Montessori. Obvio
nadie los analizó. Son "más antiguos que el hilo
negro", pero se salvan porque son europeos.

Proponer, en cambio, el estudio de la polémica


criolla de 1912 entre Enrique Molina, Luis Galdames
y Francisco A. Encina en torno al tipo de escuela
necesaria para el país, es añeja extravagancia. No
sólo porque es un torneo antiguo y, por ende,
"desfasado", sino también porque es chileno. Lo
nacional para los snobs es inferior, ordinario y
plebeyo. Por eso las tesis de esos paisanos son
ignorados en los Pedagógicos. Son desconocidos
para quienes enseñan. Estos entregan sólo
contenidos castrados de chilenidad.

15
Molina defenderá las "humanidades"
enciclopédicas" cuyo eje perdura en los liceos
humanístico- científicos. Galdames intentará un
sistema que mixtura lo "intelectualista" y lo
"tecnológico". Sin embargo, el innovador es
Encina. Quizás ignorándolo se suma a Simón
Rodríguez –siglo XIX–y, entre otros, a Franz Tamayo
o Ricardo Rojas – siglo XX– exigiendo una
educación que acentúe lo criollo y, al mismo tiempo,
capacite para el trabajo productor. Por cierto,
aquel evnto de 1912 es desconocido. Resulta
impostergable el rescate de esa vertiente nacional-
desarrollista si se anhela una genuina reforma
escolar.

16
ESCOLARIDAD, DESARROLLO E INMIGRACION

Pocos, muy pocos o casi nadie se


percata que nuestra estructura escolar es ajena
al desarrollo económico. Peor aún: se le mira de
soslayo. Los docentes –en todo el sistema–
empujan a discípulos y apoderados evaluar la U
como panacea. Repudian que su labor debe
estar encaminado a capacitar mano de obra. Enseñar
a producir es aspiración no imaginada por el
magisterio. La norma es recluir 8 o 12 años a
infantes y adolescentes en aulas privadas de acción
económica. Ni siquiera el manejo de la aguja y el
hilo para poner un botón es estimulado. El sólo
hecho de estudiar en "media" –denominada
"secundaria"– exime al adolescente de lavar la loza
o de encerar el piso de su aula o de la propia
vivienda. Exhibe patente de corso para "amanecerse
en carretes" y luego reposar hasta el medio día los
"week end".

Ese afán de idolatrar "trabajos limpios" y


"desempeños aliviados" propios de caballeros se
relaciona con el afán de "desrotificarse" propio de
los sectores populares y el ánimo consustantivo de

17
la mesocracia en orden a dejar de ser "medio pelo".
En un barrio periférico no es bien recibida,la
fundación de una escuela técnica. Lo que a los
padres satisface es un "liceo humanístico-científico"
que conduzca a la PSU –antaño PAA–. El propósito
es convertir a sus retoños en médicos, abogados o
ingenieros. Dicho de otro modo en "profesionales".
Sea porque estos planteles son menos caros que
los otros, sea porque no existen docentes de
materias técnicas o por la ausencia de una teoría
pedagógica tecnológica, lo cierto es que la estructura
escolar fomenta un enciclopedismo cuyo fracaso se
esconde tras las "promociones automáticas".

La estructura escolar continúa año a año


entregando a la sociedad personas cuya meta
es sólo la U. Como no hay matrículas para todos
los graduados –lease: Licenciado en Humanidades–
se convierten en candidatos crónicos a un cargo
administrativo, Es la empleomanía que afecta a toda
nuestra América. ¿Qué saben? Nociones vagas de
ciencias varias. No tienen idea –ni interés– en la
eléctricidad, en el riego a goteo, en la instalación de
sanitarios, en la construcción de viveros... Hay
déficit –en la ciudad y el campo– de estos expertos.
Los que llegan –inmigrantes o refugiados– son tan
analfabetos técnicos como los criollos. Carecen

18
de capacitación. La escolaridad no los prepara
para el trabajo productor de riqueza. Son mano de
obra bruta. Las mujeres terminan siendo "nanas".
No pocas venden "Super 8" en las esquinas. No
es lo que el desarrollo requiere. De allí el fracaso de
la inmigración.

Pionero de la educación
para el desarrollo económico.

19
ERRORES EN EDUCACION

1. La "educación" es una práctica social.


Nos acompaña de la cuna a la tumba. Todos
enseñamos y todos aprendemos. La "pedagogía",
en cambio, es un cuerpo teórico.

2. Pedagogo, por ejemplo, es Juan Jacobo


Rousseau con "El Emilio" o Francisco A. Encina con
la "Educación económica y el liceo chileno" aunque,
uno y otro jamás hicieron docencia.

3. La "educación" es mecanismo de
transferencia de cultura. Antecede a la "escuela". No
son sinónimos. Se expresa de modo ambiental, es
decir, refleja, La menos frecuente, es la formal

4. Asignar a la "escuela" el rango de suprema


agencia de educación es error frecuente.Hay
quienes la creen propietaria de la piedra filosofal,
es decir: a la sustancia que muta el plomo en oro.

5. De lo anotado deriva la superstición según


la cual, la educación escolarizada es supremo
remedial. Cura de las caries y el subdesarrollo
pasando por suprimir la delincuencia y la grosería.

20
6. Si escribir educación con mayúscula es un
equivocación, referirse a ella en singular también
lo es, Ello porque existe una pluralidad de
educaciones. Hay aquellas beneficiosas y otras
dañinas.

7. Sorprende manifestar que la acción de


"educar" supone un fenómeno dual: educador y
educando. En otros términos se manifiesta "docente"
y "discípulo". También enseñante y aprendiz.

8. Siempre educación implica "transferencia".


El escenario no es siempre sólo el aula, sino
también el templo, el cuartel, el taller, la fábrica así
como la calle, la cárcel o el burdel.

9. Existe la equivocada convicción, de juzgar


superior la educación escolar e inferiores la
instrucción, la capacitación, el entrenamiento.
Sin embargo, todas son estrategias educativas,

10. Eso de concebir la educación sólo


restringida a un recinto de cuatro murallas y con un
docente que expone y 40 autómatas que "toman
apuntes" es una percepción estrecha.

21
LA EDUCACION NO ES ALQUIMIA

L a ciudadanía restringe la educación


sólo a lo escolar. Comulga con el dogma según el
cual el aula metamorfosea la ignorancia en saber,
la ordinariez en cortesía, la pereza en laboriosidad,
al “flaite” en “caballero”... y, en una república, el
atraso en desarrollo. Escuelas, liceos y UU se
juzgan manantiales en medio del arenal.

Lo cierto es que la persona, la familia y el país


superan sus debilidades no sólo con la asistencia
a clases, sino principalmente con el trabajo duro,
el ahorro esforzado y el emprendimiento creativo.
La prosperidad no se genera sólo con expandir la
cobertura escolar. Eso es piedra filosofal.

22
23
Todo se enseña –“nadie nace sabiendo”–
y, por ende, todo se aprende. Incluso hablar
castellano y andar erecto son comportamientos
aprendidos. Complementariamente, se colige que son
conductas enseñadas. Lo mismo ocurre con los
valores. El progenitor exigiendo al retoño “la
verdad, aunque duela”, el sacerdote exhortando a
amar al prójimo, el educador obligando a un alumno
a dar disculpas a un condiscípulo por agravio, el
teniente empujando a un recluta a superar el temor
ante un barranco... Unos y otros transfieren valores.
Respectivamente, el valor honradez, bondad,
caballerosidad, coraje.

Sin embargo, ¿qué ocurre en el momento que


el sistema valórico se tambalea por la irrupción de
otros valores que juzgamos disvalores o, francamente,
contravalores? El condimento del guiso –dañino
para unos y modernizador para otros- como ya se
advirtiera es el relativismo ético. Aparece eso de
"nada es verdad o mentira, todo es según el cristal
con que se mira”. Entonces sobreviene la perplejidad.
Habrá quienes sostenemos que, desde fuera, se
vulnera el ethos colectivo y se procura deshidratar
la identidad nacional.

24
El Poder Ejecutivo alude –no ha mucho– a su
“agenda valórica”. Incluía –entre otras propuestas–
divorcio vincular, aborto terapéutico, supresión de
la censura, permisividad ante las “drogas blandas”,
matrimonio homosexual... Tal agenda, indudablemente
origina un debate en la comunidad escolar. La
educación valórica si no naufraga al menos queda
al garete. Se impone como agencia educativa la TV
en consonancia con esos enfoques etiquetados
“progres" a los cuales se añade un torrente de
farándula, frivolidad, silicona, exitismo y apetito de
figuración, de dinero y de deleite.

Se enfatizan las prerrogativas del individuo


expresados en Derechos Humanos, en Derechos
del Niño, en Derechos Reproductivos de la Mujer...
Sin embargo, no se divisan por ningún sitio los
Deberes. En cada uno de los deberes, se alberga
un valor que enaltece a la persona y fomenta la
armonía del grupo. Ello es palpable en los 10
mandamientos. Ese texto es un código valórico
milenario, cuya vigencia pareciera perdurable.
¿Lo consideran quienes en el MINEDUC acaban de
inventar el hilo negro y descubrir el agua tibia
parloteando sobre la “educación valórica”?

25
TRABAJO INFANTIL ¿Y EL OCIO ?

H ay consenso en suprimir el trabajo


infantil. Suele derivar en explotación. Mutila el
universo lúdico del niño y sus opciones de escolaridad.
Son frecuentes los reportajes al respecto y sostenida
la preocupación de UNICEF por el tema. Sin
embargo, la prestacion de servicios y la producción
de bienes –en cualquier fase de la vida– es
conveniente y saludable. Los economistas la
incentivan y los psiquiatras la recomiendan.

Hay otro fenómeno que debe motivar tanta


inquietud como el trabajo infantil: la pereza. No es
sólo infantil, sino también adolescente y juvenil.
Constituye un flagelo que afecta a todos los
estratos de la sociedad. Aun más, el rango de
“estudiante” la legitima y, de yapa, camufla el índice
de desempleo. En los sectores desvalidos se
manifiesta con mayor fuerza. La ampara la familia
sin percatarse que así acentúa su precariedad.

26
EL III ANALFABETISMO

A quel analfabetismo –el abecedario– se


bate en retirada. Surge otro ya analizado: el
funcional. Entre las sombras de nuestro
subdesarrollo existe un tercero. Se trata del
tecnológico. Consiste en carecer de una
especialización que permita generar recursos
propios y apoyar a la familia. Por miles vagan por
ciudades y campos –hombres y mujeres– que se
ofrecen como mano de obra no calificada. Imploran
trabajo "en lo que venga". Su traducción es un
dinerillo que alcanza para la porción de frejoles que
permite apagar el hambre. Son gañanes y
"chasquillas", Los citadinos se proclaman
"maestros" y, sin embargo, carecen de "maestría",
es decir, de especialización. Como se ofrecen para
cualquier desempeño, coloquialmente, se conocen
como "mentolathum". Se hace así referencia a una
pomada multiuso que está en todos los hogares,

Las esposas de los "chasquillas" suelen


trabajar como "empliás", es decir, asesoras del
hogar, también cuidan autos o venden en las
esquinas de mayor tránsito, en verano, helados y en
invierno, chocolatines. Son desempeños mal

27
remunerados. Los hijos suelen ingresan a la la
educación media, es decir, se matriculan en liceos.
Terminen o no anhelan –por la atmósfera propia de
ese peculiar plantel– desempeños "decentes".
Suelen exigir se les confieran "oportunidades".
Viven en la periferia. Pertenecen a los cuartiles
vulnerables La TV que está presente hasta en el
campamento más paupérrimo les nutre el imaginario.
De la "pantalla chica" deriva el apetito por mansiones,
vestuario y calzado de "marca", fiestas, turismo,
amoríos, vehículos. Esas aspiraciones al no cristalizar,
se traducen en frustración y resentimiento.

Aquellos adolescentes son presa fácil del


delito y la droga. Se les apoda "flaites", son el
"lumpen". Su equivalente femenino es la "chana".
Frecuentemente "madre soltera" que deriva en
"empliá", es decir, "nana".Con otras palabras
"asesora del hogar". Esos varones merodean
por la ciudad desafiantes o cabizbajos. Igual que
sus progenitores carecen de oficio. He allí ese
escurridizo III analfabetismo. El sistema escolar en-
trega esas especializaciones a través de CFP e IP
que implican nuevo tramo de escolaridad después
de "la media". Los eventuales usuarios de esas
instancias ya están sin energías y enfermos de
tedio. Se percatan que poco y nada sirven para

28
"ganarse la vida" las infinitas clases que van de
álgebra a literatura, pasando por las valencias y las
guerras médicas. Todas ajenas a las
urgencias del país. Finalizan así 12 años para nada.

Liceo... Humanístico-Científico:
Fábrica de ociosos y desempleados.

29
INTERFERENCIAS EN LA DOCENCIA

E n la labor escolar es notoria la intromisión


de agentes externos. Algunas son legitimas como
la de los Centros de Padres. Su misión es apoyar la
labor de los educadores. Sin embargo, otras
interferencias constituyen atropello de la autonomía
de los planteles. Ello es consecuencia de la incapacidad
de éstos para determinar su ordenamiento e imponer,
cuando corresponde, sanciones. La situación deprime
aun más el prestigio del sistema educativo, de modo
particular, del sector municipalizado. El edificio ayer
forjado por Sarmiento y Abelardo Núñez, Bello y
Letelier hoy luce marchito. El derrumbe de la disciplina
interna es un factor de descrédito. En no pequeña
medida tal situación es producto de las interferencias
que aquí se bosquejan.

El MINEDUC –a veces su titular y frecuentemente


los SEREMIS– interfieren en asuntos internos de los
establecimientos. Buscan congraciarse con el
alumnado. Lo común es que castren de prerrogativas
al cuerpo docente que, encabezados por sus directivos,
ha determinado castigo a alumnos vándalos,
corruptos o maleantes. Según los personeros de esa
cartera los "pobres peques" deben regresar al aula.

30
Argumentos siempre habrá. El obsequio: "tratamiento
psicológico" para quienes vulneran los DDHH de
la mayoría del estudiantado que pone esfuerzo en
la tarea cotidiana. Esto figura en el contexto de la
doctrina de "suprimir la cultura autoritaria", lo cual
implica el "abuelismo" de la Cartera del ramo.

También interfieren al interior de los planteles


los alcaldes. Son pocos los que respetan la autonomía
del quehacer educativo. Ameritan nuestro aplauso.
Otros, en cambio, "le metieron mano" a lo académico.
Lo ponen al mismo nivel que el aseo de calles y la
recolección de basura. Si este desacato es ya antiguo
hay otro "crudito". Se acude a la policía uniformada
para resolver situaciones internas. Otra intromisión
es del Poder Judicial. Acoge "recursos de amparo"
y determina si ha lugar o no a la suspensión o
expulsión de un "pingüino". Además del MINEDUC
y los SEREMIS, los ediles y sus colaboradres ahora
se entrometen carabineros, abogados y jueces.
Mientras tanto los educadores padecen nuevas
podas en sus facultades ¡Lamentable!

31
EDUCACION: AUTOCRITICA Y CALIDAD

Aludir a la calidad de la educación exige


también cuestionar la preparación de las Facultades
de Educación. Los puntajes de admisión son bajos.
Las exigencias a que someten a los futuros docentes,
míminas. A diferencia de las Escuelas Normales no
generan mística. Impera en sus aulas la anorexia
científica. En otros ámbitos se titulan educadores en
cursos de fin de semana. Al gremio y al MINEDUC
pareciera no incomodar tal "chacreamiento".

Ciertas normas estatutarias impiden


deshacerse de colegas a los cuales "no les da el
ancho". Hay negativa a aceptar evaluación de
desempeño. Condenar la educación de mercado es
indispensable. Así también es sustantivo librar al
magisterio de pseudodocentes que no leen prensa
ni libros, capean el quehacer de aula, no dominan
la materia y hasta descuidan su presentación
personal. Una autocrítica, en esta esfera, aporta a
elevar la calidad.

32
EDUCACION: PECADO ORIGINAL

N uestra estructura escolar no es –ni


ha sido– respuesta a las necesidades del país.
En el siglo XIX está de moda Francia, pues se
copia lo francés. La docencia se daba en francés y
todo el sistema, francés. Los textos escolares
fueron traducciones de aquellos usados a orillas del
Sena. 1870: victoria prusiana y derrota gala.
Entonces se importa la Misión Pedagógica Alemana
y todo es alemán. En el siglo XX el espejo es EEUU
y se cree que se podrá adquirir el desarrollo yanqui
si imitamos la educación que existe en ese país.

Antes se sostuvo que inspirándonos en lo


francés nos hacíamos "cultos" y en Alemania,
"disciplinados". Ahora si nos norteamericanizá-
bamos seríamos "prósperos". Otra oligarquía
permanece leal a Londres y eso explica el Saint
George y The Grange donde estudian "los que
mandan" en Chile. Claro está –hay que advertir– tal
liderazgo no deriva de estudiar en esos planteles,
sino porque los clientes provienen de las familias
ABC1. El "pecado original" de importar modelos no
es sólo de la derecha.

33
La izquierda no escapa de la práctica facilista
del calco. Durante la Presidencia de Allende intenta
introducir la ENU –Escuela Nacional Unificada–
que es copia del sistema escolar de la RDA. Se
desempeña entonces como Ministra de Educación
la esposa del Erich Höneker. Dos expertos
germanocomunistas se instalan en el MINEDUC. La
UP retira el proyecto. Pinochet mercantiliza la
estructura acorde con las tesis made in Chicago de
Milton Fiedmam. Durante 20 años de Concertación
se vive la alucinación de la Reforma escolar de la
España del PSOE.

En otra esfera, agréguese, que la copiadera


no es sólo institucional, sino también teorética.
Ello se acompaña de la exaltación de doctrinas
pedagógicas extranjeras y desprecio –o ignorancia–
del teorizar sobre educación que generaron criollos
ilustres. Por ejemplo, nadie –en las Facultades de
Educación– menciona, como expertos en la materia,
a Manuel de Salas, Simón Rodríguez, Encina,
Galdames o Santiván. Proponer estudiarlos es
extravagancia. Los "colonos mentales" los
decalifican porque son coterráneos. Lo exótico es
lo único juzgado valioso.

34
EDUCACION E INCLUSION

H oy a la "gratuidad" y la "calidad" (ésta


nunca definida) se agrega, como requisito a la
educación escolar, la inclusividad. La imponen
"expertos" que jamás han enseñado, pues son de
escritorio y no de aula.

Eso que el sistema escolar sea inclusivo


suprime la "selección". Se debe aceptar a cualquier
alumno al margen de rendimiento o conducta.
Pareciera que ello apunta a aumentar las facilidades
a los "vulnerables".

Esto se liga a una consigna: "todo alumno


puede aprender"... El "cómo se enseñe" para
que el alumno aprenda, es responsabilidad del
docente. Quienes somos educadores de aula
sabemos que no es así.

La modorra y otros contravalores pueden


erradicarse de un plantel, pero siempre que a éste
se le devuelvan sus prerrogativas disciplinarias.
No se trata de chicote, sino de orden y aseo como
requisitos.

35
Se expresa que "el eje de la reforma está en
el docente", pero –por favor– que se nos reintegren
los instrumentos para imponer rigor académico.
Así se consigue que los alumnos no se "farreen" la
oportunidad de educarse.

Nuestros «discípulos».

36
EDUCACION Y GRATUIDAD

L a CONFECH promueve impartirla de


modo gratuito. Tal postulado no siempre se comprende
en plenitud. Tuvo vigencia en Chile desde 1879
hasta que se dicta en 1990 la LOCE. Cien años que
permiten generar a la clase media. Esa "atención
preferente del Estado por la educación" se marchita
con el Capitán General. Termina muriendo con la
Concertación y la NM.

Su abolición anula la "igualdad de oportunidades"


y, por otro lado, desata el afán de lucro en una
esfera que no acata las leyes del mercado. Surge
una estructura sobredimensionada y a su interior
disminuyen las exigencias porque cada alumno
genera utilidades. La voz de mando es "¡todos
azules!". Se derrumba la disciplina escolar, pues las
aprobaciones son automáticas.

La calidad decae y en la búsqueda de recursos


se empeñan no sólo los "sostenedores", sino también
los planteles municipales básicos y medios.
Tampoco escapan del afán de autofinanciarse las
UU fiscales. Ello con cursos propedéuticos, carreras
de week end, ciclos de capacitación acelerada y

37
diplomas de postítulo. Ofrecen a eventuales
matriculados el "paraíso" con millonaria publicidad.

Se genera un triángulo de las Bermudas


ensamblando tres líneas. Una, los aranceles, pues
quienes carecen de recursos no puedan estudiar o
se endeudan. Otra, la sobreoferta de escolaridad
generadora de elefantiasis del sistema. La tercera,
mediocridad académica. Este ámbito del naufragio
lo conocemos los que vivimos la "ventura, aventura
y desventura" de la docencia.

Efectos de la insensata campaña light


contra «enclaves autoritarios».

38
LA CALIDAD EN LA EDUCACION

P ermítaseme un previo esclarecimiento.


Se equivocan quienes estiman sinónimos "educación"
y "escolaridad". La primera es muy amplia. Se inaugura
en la cuna prolongándose hasta la tumba. Es un fe-
nómeno que abarca el cuerpo social y en ese ámbito
–de un modo u otro– todos enseñan y todos aprenden.
Las agencias educativas son múltiples siendo no la
única, sino la de más prestigio y a la cual se asigna
mayor responsabilidad: la escuela. Todos olvidan la
trascendencia docente del hogar. En consecuencia,
como ya se señalara, la sinonimia indicada
equivale a identificar "religión con Iglesia" e
"Iglesia" con "templo" .

En un ámbito aun más acotado –en medio del


reformismo que sacude, de modo periòdico, cual
epilepsia, la estructura escolar– se alude a
"suprimir el lucro, el copago, la segregación".
Cada una de estas metas –factibles o no– están
definidas. Sin embargo, personeros gubernativos,
líderes magisteriales y estudiantiles, periodistas
y en general, público añaden una característica que
marcha en pareja con la "gratuidad". Me refiero a la
"calidad". Es cierto, la gratuidad –de un modo u otro–

39
está subyacente en las diversas Constituciones.
Es impuesta por Pinto y Amunátegui en 1879 y
reforzada en 1919 con la Ley de Instrucción Primaria
Obligatoria. Sin embargo, la calidad es un enigma.
¿Cómo definirla? ¿Hay documentos que den
pautas para alcanzarla? No obstante, los diversos
actores de la escolaridad no los manejan. Hasta
hace poco se comentaba que la oferta educativa
sistemática –es decir la "escolaridad"– había crecido
a tal punto que se triplica el número de alumnos de
las UU. La cobertura se eleva mientras la calidad
decrece. Dicho de otro modo, lo "cuantitativo"
supera a lo "cualitativo". Rectores, decanos,
directores exhiben como logros el ascenso
numérico de los matriculados y también, en otra
esfera, se escucha "recibí un plantel de adobe y
ahora es de hormigón". De lo "cualitativo" no se
registran referencia.

Pese a lo anotado retornamos a ¿qué es la


calidad? La calidad de un artículo electrónico, por
ejemplo, es fácil definirla. En lo escolar ¡muy difícil!
Para unos es obtener óptimos puntajes en el SIMCE
y la PSU. Otros, disponer de laboratorios y gimnasios,
bibliotecas y aulas confortables. Los de más allá,
profesores que sepan la materia y además sean
duchos en enseñarla. No faltan, quienes proponen

40
uniformes vistosos o suprimirlos. Se encuesta
a colegas de un establecimiento. Todos dan
definiciones distintas. La mayoría no responde
ese ítem. Todos anhelamos "calidad", pero primero
se debe definir. De allí emana la estrategia para
alcanzarla. Lo contrario es empeñarse en nadar
dentro de una piscina sin agua.

41
EDUCACION Y DESARROLLO

E s luminosa la nota televisiva de Alipio


Vera (canal 13.06.04.12). Informa del Instituto
Marítimo que funciona en Chonchi (Chiloé).
Seguramente la noticia pasará inadvertida para las
pedestres cátedras de pedagogía de las
Facultades de Educación. Sin embargo, nos sentimos
gratificados quienes –en la línea de Manuel de
Salas, Antonio Varas y Francisco A. Encina– bregamos
por una educación para generar riqueza a través del
trabajo y la aventura pionera.

En la práctica la Fundación "Carlos Condell"


–a través de ese plantel– prepara personal para las
innumerables labores que imponen los 5 mil kilómetros
de litoral. A quienes enseñan y aprenden materias
de educación y para aquellos que desde la tribuna
estudiantil enarbolan pliego de exigencias en tal
esfera es saludable analizar la labor y los fundamentos
doctrinales de la iniciativa escolar comentada.

42
EQUIDAD Y MERITOCRACIA

S e coincide con la CONFECH: el rescate


de la gratuidad y el fin del lucro son nobles banderas.
También se maneja otra idea-fuerza: “equidad”.
La RAE lo identifica con lo igualitario, supone, en
lo escolar “igualdad de oportunidades”. Aula abierta
a quien posee mérito académico sin considerar
fortuna o apellido.

Sería confundir la pedagogía y lo populachero.


Entender lo equitativo con favorecer a los alumnos
“vulnerables” con “cuatritos solidarios” o reducción
de exigencias. Otros, sin confesarlo, anhelan
suprimir el SIMCE y la PSU. La mayoría ajusta la
enseñanza al ritmo de aprendizaje de los “Machuca”.
Ello sacrifica a los esforzados y a los talentosos.

No pocos estudiantes se escudan en su


“pobreza” para justificar bajo rendimiento, trabajos
sin prolijidad o exigir calificaciones aprobatorias
como obsequios. Aquel comportamiento
“paternalista” de docentes y el oportunismo de
estos discípulos son barata demagogia y no
equidad. Se invita a reflexionar al respecto.

43
No siempre se advierte que cada derecho
implica un deber. Si abolimos el lucro y se restaura
la gratuidad se debe seleccionar al alumnado por
mérito académico. Con el lucro se imponen las pro-
mociones automáticas. A más alumnos mayor ren-
tabilidad. Al rigor lo reemplaza el "facilismo", cuya
expresión típica es el "cuatrito filatrópico" que
ampara la pereza.

Aquella "liceanitis" invade también las UU.


Comienza por las Facultades de Educación. Luego
irrumpe en las Escuelas de Trabajo Social. Hoy no
escapan ni las Escuelas de Medicina. Ahora es
normal "eximirse" de tal o cual materia u "ofrecer
nota" en vez de rendir examen. La solemnidad del
examen es un "recuerdo del pasado". Así surge una
estructura escolar afectada de obesidad y se
aniquila la meritocracia.

44
EDUCACION Y LUCRO

E l lucro es incentivo en economía, pero


en la docencia, veneno. Restringe “la igualdad de
oportunidades”. No sólo eso: al convertir al
“estudiante” en “cliente” se reduce a polvo la
calidad. El docente riguroso pierde su trabajo.
De los educandos lo que interesa es el número
y no el aprendizaje. Entre más alumnos más dinero.

Aprendices y enseñantes se acomodan a la


“ley del mínimo esfuerzo”. El alumno estudie o no
es aprobado. Cualquiera nota deficiente se objeta.
La disciplina se desploma. El edificio académico
está terremoteado. El sismo del 27-F es un chiste
ante el deterioro que produjo el neoliberalismo
aplicado –por Pinochet y la Concertación– en una
esfera en que no operan las leyes del mercado.

45
EDUCACION CIVICA Y HOGAREÑA

M uchos reclaman por la restitución de esta


materia en la enseñanza media, atribuyéndole
míticas propiedades de solución a los problemas
de esta sociedad Esto es tapar el sol con un dedo.
Mal no hará, pero tampoco será la pomada
universal para nuestra corrosión política.
Hoy, en muchos liceos, la enseñanza de
disciplinas afines, tales como ciencias sociales o
historia es soporífera, frontal y descontextualizada,
de modo que los estudiantes se ponen unos IPhone
en los oídos y dejan al profesor recitar unas
lecciones que les importan un bledo.
Cerca de la mitad de los estudiantes llega a
Media sin comprender lo que lee y además «no
están ni ahí» con lo que se les enseña, como
producto de métodos pedagógicos más propios
del siglo XIX que del XXI. Escucharán con escaso
interés la forma en que se eligen o deben elegirse
a parlamentarios a los cuales ya dejaron de creer
o respetar.

La verdadera educación cívica es la que se


debiera aprender en el Jardín, la Básica y sobre todo
en el hogar: respeto por los demás, empatía,

46
colaboración, trabajo en equipo, procupación por
los demás y por la propia escuela. Si eso se logra,
entonces un cursillo de educación cívica que
explique nuestros asuntos constitucionales, podría
ayudar y no sería "paja molida".

AULA INGOBERNABLE

–¿Aprendiste algo nuevo en el colegio, hijo...?

47
CARCEL: EDUCACION Y TRABAJO

A l colapso escolar, de la salud pública,


del Transantiago, de la seguridad ciudadana se
añade el que aflige al inframundo carcelario.
Se imponen quienes suprimen la pena capital,
ablandan la administración de justicia –el síndrome
de la puerta giratoria– y los que –por una piedad
mal concebida– insisten en la "rehabilitación" como
antagónica a la "sanción". Se sabe que sobran los
imputados y hay déficit de presidios.

Cada reo implica al Fisco mínimo –mes a mes–


$500 mil más atención médica y psicológica. Un
privilegio infame para una ciudadanía acosada
por el desempleo y cuyos impuestos sostienen esa
población recluida. Se ensayan fórmulas para el
rescate de ese lastre: teatro, yoga o baile. Se
publicitan como opciones "rehabilitatorias". Otros
insisten en incrementar la "educación" como
vacuna inmunizadora y fármaco curativo.

Es ingenuo creer que un hobbie facilita la


"reinserción". Así también están en el error los que
creen que la escolaridad es piedra filosofal.
Identifican lo educativo sólo con aula. Sabemos, el

48
docente exponen mientras los alumnos "están en
otra". Obvio, se "educa" privados de mapotecas,
biblioteca y de laboratorios. La recompensa: estén
o no preparados son los diplomas de "8º básico" o
de "4º medio".

Esa "beatería" de escolaridad se estrella


contra las hondas convicciones de los hampones.
Se les escucha: "difícil que nos pillen. Si nos pillan
difícil que vayamos a la cárcel. Y si allá vamos es
difícil que sea por mucho rato. Y si es para largo...
¡Por Dios que aprenderemos!". Esta opinión
indesmentible es que la reclusión convierte las
penitenciarías en UU del delito. Apenas egresan
vuelven a reincidir.

Es el trabajo el instrumento que enmienda


conductas desviadas. Se efectúa en terreno y no
entre cuatro murallas. La única reforma penitenciaria
válida es la implantación del trabajo obligatorio. No
faltarán aquellos que ante la presente propuesta
imaginen los campos nazis de concentración
o los gulags soviéticos. Se equivocan. Se reitera
"obligatorio", porque la pereza incrementa vicios.

La meta es poner fin al despilfarro fiscal y cada


delincuente encarcelado se libra del hacinamiento,

49
respira aire puro y aporta a la edificación del país.
Esa mano de obra en puentes, construcción de
canales, embalses y viviendas, pavimento de
calles y apertura de carreteras. El premio es
reducción de los años de condena. Así miles de
malhechores amortizan su deuda con la sociedad
y se transforma el ocio en trabajo productor.

50
COLONIALISMO CULTURAL

D esde siempre –al menos de 1810 en


adelante– se acude a lo foráneo para resolver
problemas internos. Entre devanarse el seso
buscando una solución propia y la facilidad de
copiar lo exótico no nos perdemos. Lo "extranjero"
es lo europeo y, por extensión, lo estadounidense.

Nadie escapa de ese imitacionismo que, en


su semilla, es la pereza y la inseguridad. Ni derecha
ni izquierda, ni gobierno u oposición, ni pudientes o
indigentes, ni ilustrados o ignorantes... la inercia
empuja a moros y cristianos al calco.

La extranjero no se "adapta", sino se


"adopta". En economía Pinochet y la Concertación
nos tuvieron de rodilla ante Milton Friedman y la
Escuela de Chicago. En el XIX opera como
supremo gurú Juan Gustavo Courcelle
Seneuil.Intoxica de librecambismo y sus discípulos
triunfan en Concón y Placilla.

En pedagogía, el plagio es escandaloso. Se


menosprecia cualquier enfoque criollo y se remedan
modelos escolares europeos mientras desfilan

51
expertos euronorteamericanos divulgando teorías
que luego se difunden desde las cátedras como
versículos del Corán.

"El Mercurio" brinde tribuna a diversos


"expertos" europeos y estadounidenses que opinan
sobre asuntos escolares. En las Facultades de
Educacion se cita –y sin leerlos, entre otros– a
Piaget, Feuerstein, Vidorski en medio del respeto
atávico por lo exótico. Eso es coloniaje mental.

COLONIAJE CULTURAL

Ayer, francofilia.

52
EDUCACION Y AUTOESTIMA

E l profesor muestra un billete de $ 20.000


a sus discìpulos y les dice: "¿A quién le gustaría
tener esto?". Todos levantan la mano. Lo arruga
pregunta de nuevo: "Ahora, ¿quién lo quiere?" Las
manos suben de nuevo. Lo tira arrugado al suelo, lo
pisa y vuelve a preguntar: "¿Aún lo quieren? " Los
alumnos responden que sí y repiten el gesto.

Entonces los observa y expresa: "Han


aprendido algo muy importante: aunque he arrugado
el billete y lo he pisoteado ustedes aún lo apetecen.
Ello es porque el billete mantiene su valor. Lo
conserva a pesar de todo.

Muchas veces en la vida, te ofenden, te rechazan


o las circunstancias son adversas. Sientes que ya
no vales nada, pero tu valor no cambia nunca si lo
proteges. Ello supone tener fe sí mismo. Incluso en
los peores momentos tu valor sigue estando allí y
refulge como moneda de oro".

Continúa enseñando: "No duden nunca del


valor de cada uno... Siempre valdrá para las
personas que los aman. Mas, recuerden que el amor

53
primero es el "amor propio". Nunca se "achiquen".
Conserven el orgullo y esquiven la vanidad.
Siempre ante quien se les acerca, lo positivo es
mirarlo de frente. Jamás de "alto a abajo". Es tu
prójimo y vale tanto como tú. Ante él no mires ni el
suelo –complejo de inferioridad– ni el cielo –de
superioridad–. Ninguno vale menos ni más. Míralo
de frente y a los ojos".

La clase finaliza. Un aplauso cierra la breve


e inolvidable lección. Quien la dicta más que un
profesor es un maestro. No ha leído a Piaget,
a Vidorgski, ni a tanto teorizante de la educación
con los cuales hacen gárgaras catedráticos
mediocres y titulares de UTPs; sin embargo,
deja huella.

54
ESTADO DOCENTE EN CHILE

E l Estado docente es una teoría


pedagógica y una praxis educativa. Supone el
compromiso de la república de educar a la
población En todas nuestras Constituciones
aparece este deber como preferente. Jamás es
monopólico y menos totalitario. Nunca implica que
se clausuren los planteles privados. Es laico, pero
no ateísta. En el cuerpo magisterial impera el
pluralismo, es decir, quienes enseñan poseen
diversa adscripción cívica, confesional o filosófica.
Es deplorable que las Facultades de Educación no
analicen este tema tan trascendente.

Nuestro Estado genera una red de planteles.


En 1842 se fundan la Universidad de Chile con
Andrés Bello y, con Domingo F. Sarmiento, la
Escuela Normal. Al finalizar el XIX surge el Instituto
Pedagógico. Graduados de ambos planteles
civilizan a pobres y ricos, así como también a los
retoños de los inmigrantes. Las aulas del Estado los
emulsionan, contribuyendo a democratizar y a
"chilenizar". Premian el esfuerzo y carecen de fines
de lucro, es decir, son gratuitos. Sin Estado
docente Augusto Pinochet, Lagos, Bitar ni Bachelet
hubieran podido estudiar.

55
EDUCACION: "LO MERO PRINCIPAL"

L os mexicanos usan esa frase


entrecomillada para referirse a lo esencial de algo,
es decir, al meollo. En el terremoto que sacude a
nuestra estructura escolar, sin irse por las ramas,
estimo que estudiantes y docentes buscan
poner fin a la privatización. Esta es la médula del
modelo neoliberal que, aplicada a lo educativo, es
catastrófica. Subyacente en el movimiento estudiantil
está el afán de concebir la docencia como servicio
gratuito y no mercancía. De allí la exigencia de
gratuidad y acabar con el lucro.

El Estado docente es abolido por el general


Pinochet. La Concertación y la NM, en años, no
mueven un dedo por reconstituirlo. La educación
de mercado –entre otros efectos tóxicos– destruye
la autoridad magisterial al convertir en cliente
al alumno. Caen las planificaciones escolares y el
negocio se impone como motor de lo académico.
La LOCE y la LEGE no se ajustan al tradicional
principio "la educación es atención preferente
del Estado", sino la evalúa como función subsidiaria.
Las consecuencias están a la vista.

56
EDUCACION, LUCRO Y DESPILFARRO

E n la educación sistemática –ya se dijo–


el lucro es un tóxico y no un motor. Al empresario
privado –apodado "sostenedor"– no le interesa la
calidad del estudio, sino la cantidad de alumnos
porque implica dinero. No escapan de la burda
ecuación los planteles municipales y tampoco los
estatales. Se usan ingeniosas estrategias de
marketing para reclutarlos. También el mercado
ofrece "tres años en uno" y "cursos de nivelación de
media" que son chistes macabros. El educador
exigente es un estorbo, pues ahuyenta a los
"clientes". Se le presiona para dar "otra
oportunidad" que mude, por arte de magia, "rojos"
en "azules". Las escuelas municipales cuyo
contingente disminuye se clausuran, pues no
rentan.El temor a perder el trabajo acecha tanto
al director como al auxiliar pasando por los
maestros. Esto vale en los tres niveles de la
estructura escolar. Cualquier maniobra vale para
conservar matrícula. Legitiman el despanzurro las
psicólogas repetidoras de las teorías del Dr. Spock.

El afán por "retener al educando en el


sistema" genera promociones automáticas,

57
eximiciones y abolición de los exámenes. Los
"cuatritos filantrópicos" son epidemia. La consigna:
evitar "la mortalidad académica". Los alumnos
denominados "vulnerables" estiman un derecho que
se les obsequien notas, certificaciones o títulos.
Están nutridos de paternalismo, pues de pequeños
han captado que los bienes –víveres o vivienda–
se distribuyen, a título gratuito, desde el Municipio.
La Moneda o la Iglesia. Nadie lo dice, pero yo me
atrevo a denunciar estas y aquellas impudicias.
Lo expreso en "Libro negro de nuestra educación" y
deprime como opinan expertos librescos que
jamás han estado en la faena docente concreta.
Hoy el aula es un circo pobre donde un individuo
que se dice profesor hace como que enseña y un
puñado de presuntos discípulos hace como que
aprende. Mientras tanto se continúa invirtiendo mi-
llones en la patética comedia.

¿Inglés y Chino Mandarín?

58
AGENDA "VALORICA" O CONSTRUCTIVISTA

N uestras élites tensionan a la sociedad


con debates valóricos. El pretexto, la modernidad.
El resultado inmediato, controversias
desgastadoras, postergadoras de tareas que,
en vez de dividirnos, nos integran y favorecen el
desarrollo de la "copia feliz del Edén". En el XIX y
comienzo del XX los dos entreveros fueron Estado
versus Iglesia y –poco después– Parlamento
versus Ejecutivo. Ambas disputas son remedos de
Francia y Gran Bretaña... El balance es negativo.
Ahora –ciertos políticos– para conseguir publicidad
y posar de "progresistas" ponen en tapete el aborto
así como ayer el divorcio.

Seguirán con el matrimonio homosexual y ya


se dió luz verde a la pornografía al poner fin a la
censura. Nadie se acuerda de la campaña
forestadora de 17 millones de árboles, indispensable
en un país invadido por el arenal por el norte y
erosionado en todo el borde costero. Menos se
discute el trabajo obligatorio de 200 mil reos que se
pudren en la ociosidad. Tampoco se planifica la
titulación de "profesionales" que son candidatos al
desempleo. Eso no concita el interés de la TV
y, por ende, no genera sufragios...

59
¿PROFESIONALIZACION PREMATURA?

E xtender la escolaridad y postergar la


profesionalización son aspiraciones antiguas.
Se expresan en el incremento de los estudios
generales y el menosprecio por aquellos conducentes
a la especialización. Se avala esta línea citando a
Montaigne «Antes que preparar al hombre de
oficio, enseñemos el oficio de hombre». También
se acude a Ortega quien habría denunciado al
especialismo como una nueva barbarie. En un texto
de pedagogía se anota «Primero el hombre
después el productor. Primero ser después hacer.
Primero conseguir que la vida sea digna de ser
vivida. Después abrirse camino en la vida». En
asambleas magisteriales se escucha «no a la
preparación de mano de obra al servicio del
capitalismo voraz». El estribillo: «homo loquax ¡si!
homo faber ¡no!» El antagonismo «humanismo
versus tecnología» es el contrapunto entre Ariel y
Calibán que puso en boga José Enrique Rodó. De
allí que se sobrevalore la educación humanistico-
científica. Esta se conoció en el ayer como
«humanidades». Son estudios teóricos ajenos a lo
laboral.

60
La consigna «¡evitemos la profesionalización
prematura!» conlleva la adiposidad de los
liceos tradicionales –todos lo son incluyendo
«experimentales» y «renovados»– y el desdén
por las escuelas técnico profesionales. La
ciudadanía adhiere por su ancestral desprecio
a las manualidades y el anhelo de matricular a
sus vástagos en la U para convertirlos en
«doctores», ingenieros o abogados. Ayer
mismo se ingresaba a la Escuela Militar con II
medio. Ahora se exige IV y PSU. Los Institutos
Comerciales ya no confieren el «cartón» de
Contador. Las Escuelas Normales se suprimen
en 1975. Permitían diplomar maestros básicos
con 20 años de edad. Ahora el magisterio se
prepara en Facultades de Educación.
Ello supone dilatar la habilitación laboral. Los
«expertos» -de nulo contacto con el aula-
argumentan: «los egresados de la enseñanza
media exhiben inmadurez vocacional». Remedio:
bachilleratos, es decir 2 o 3 años propedéuticos.
La educación superior tardará ahora 8 años
en profesionalizar. Esto lo paga la familia y, por
cierto, el país.

61
EDUCACION E INVERSION

E l exministro Velasco afirma a) el desafío


actual es la calidad de la educación y b) los países
que inviertenen ese rubro se vuelven prósperos.
Lo expresado amerita análisis. En lo atingente a
"calidad" el asunto es complejo. Diría que no hay
acuerdo en definirla en la esfera que preocupa.
Ni las arengas de los líderes "pingüinos" ni las
anotaciones de los expertos del MINEDUC lo
consigue. Lo que expresa el Secretario de Estado
no justifica la "millonada" que se inyecta a un sistema
moribundo. No basta con aumentar hasta la
obesidad mórbida la cobertura. Un país surge no
sólo con perfeccionar y prolongar los años de
escolaridad. Sostengo en mi obra "Revolución en
la educación" que hay otros factores que explican
el surgimiento de un país: el trabajo duro, el negocio
inteligente y el ahorro sistemático.

Es difundida creencia, como se explicara,


según la cual la piedra filosofal está en manos
de los docentes. Basta frotar al alumno con esa
misteriosa sustancia –que en la Edad Media se
creyó muta el plomo en oro– para que la pereza
se convierta en laboriosidad, el vicio en virtud, el

62
desgano en dinamismo, la grosería en urbanidad...
Existe la ingenua fe, según la cual el "futuro
esplendor" depende sólo del aula. Eso es conferirle
a la escuela responsabilidades mayores de las que
puede asumir. Esta situación se agudiza con una
Reforma que mutila prerrogativas disciplinarias a
quienes educan y confiere a apoderados facultades
que empequeñecen la función específica que
se asigna al plantel. El cuantioso apoyo financiero
en la esfera que interesa, va a un tonel sin fondo.
Comprenderlo supone sacudirse de la beatería
pedagógica que envuelve al país y de la cual
participan –de "capitán a paje"– "montescos y
capuletos".

63
VACACIONITIS MAGISTERIAL

E l desempeño docente se juzga


insuficientemente remunerado. Sin embargo,
ostenta récord vacacional. En marzo, apenas se
regresa a las aulas, se registran preparativos para
Semana Santa. La costumbre la convierte en
vacaciones. A poco andar ya se está en vacaciones
de invierno, dos semanas que, de un tajo, interrumpen
el proceso enseñanza-aprendizaje. Quizás se
justifique –por motivos climáticos– de la VI Región
al sur. No obstante, verifico que la disfrutan hasta
en Arica… Digno de Guiness. Ni siquiera el "paro"
de los pingüinos que cubrió 20 días impulsa a
suprimirlas. Constituyen un irrenunciable banquete
de ocio que nutre la pereza agazapada en bancas y
pupitres.

A poco, ya están encima las Fiestas Patrias.


Siempre los feriados cubren más rojos el calendario.
Hay asuetos eclesiales y cívicos. También una
creación chilensis "el día sandwich". Permite fines
de semana de 3 o 4 jornadas. Añádase que los
cursos terminales (8º EB y 4º EM) se restan al
estudio ya en noviembre. Pretexto: ceremonia de
licenciatura y, en el caso de Media, la PSU. A este

64
panorama –ahora mismo– se agregan las huelgas
magisteriales. "Recuperar las clases perdidas"
es un intento que constituye "misión imposible".
Educadores y educandos esquivan el comprmiso.
En suma, la "vacacionitis" es uno de los factores que
erosionan la "calidad de la educación".

–Mi marido es profesor. Está preparando


sus «torpedos» para la nueva eva.luación docente

65
EDUCACION: SELECCION O MASIFICACION

S iempre –desde la rebelión pingüina– lo


central es la gratuidad. La educación no debía
constituir negocio. Ahora nadie la menciona. El
énfasis está en el copago, el lucro y poner fin a la
selección. Esto último convertirá en liceos comunes
y corrientes a los planteles emblemáticos. Seleccionar
sería discriminar. No obstante, se selecciona en
el deporte, en las Escuelas Matrices de las FFAA,
en las UU. Acabamos de someter a más de 200
mil exlumnos de Media a la PSU. Entonces ¿por
qué esa furia contra los exámenes de ingreso a
establecimientos como el "Carmela Carvajal" o el
Instituto Nacional?

Es inevitable la selección si los postulantes


superan a las vacantes. El cedazo se aplica no por
apellido, fortuna o barrio, sino por preparación
académica. Tal colador explica la calidad del
alumnado. Se plasma así la "meritocracia" que
da opciones a quienes no son miembros de la
oligarquía. Sería cómico una tómbola en que, por
azar, se adjudiquen las matrículas. "Expertos"
formulan la teoría de los pares: la amalgama de
alumnos sobresalientes con otros "vulnerables"
estimula a éstos a superarse. La experiencia,
estimada "madre de la ciencia", indica lo contrario.

66
ENSEÑANTES
Y APRENDICES

"Junto con el abecedario y las operaciones aritméticas


en la escuela se aprenderá albañilería,carpintería
y herrería, La América necesita artesanos
antes que bachilleres".

Simón Rodríguez

67
Uno de los chamanes más reverenciados. Equivale
en "jerarquía" a Maturana, Schwatrzman,
Schiefelbein, Rivano o Magendzo.
Requisitos para el rango: a) disertar o escribir "
en difícil"; b) escudarse en cuadros estadísticos;
c) citar autores europeos o yanquis, aunque
no se hayan leído.

68
DISCIPULOS Y MAESTROS

E n la esfera de la simple fuerza física el


que enseña es una hormiga y los que aprenden, un
tanque. Se trata de 1 contra 40. El desnivel se suple
porque el cuerpo social confiere al educador
autoridad e impone a los educandos acatamiento.
Hoy ocurre –por primera vez en nuestra historia–
lo contrario. Se informa día a día de humillantes
afrentas que alumnos infieren a sus docentes.
El MINEDUC justifica estas manifestaciones
de barbarie y, a veces de corrupción, con
pseudoargumentos “progresistas” y modernizantes.

Directores son desautorizados de modo


público por el MINEDUC, la prensa y la TV. El
SENAME calla y el gremio magisterial no acude a
defender al colega víctima de ofensas y hasta de
golpizas. Asuntos que hasta ayer se resolvían en la
Inspectoría General de cada plantel, hoy –previa
publicidad negativa para la imagen del académico
y con el consiguiente desembolso por honorarios de
abogado– se dirimen en los juzgados. Pregunto
¿qué Reforma Educativa es esta? ¿Tantos millones
invertidos en la farra?

69
Apenas ayer me refería a un estudiante de III
medio de Coyhaique que hizo objeto de grosero
vejamen a maestra de Inglés. Hoy se deplora que
un talentoso experto en la didáctica de Matemática
haya sido, en Nacimiento, víctima de las heridas
cortopunzantes que le propinara un “discípulo”.
Terminó en la clínica y, con seguridad, ese delincuente
ostentará un aura de héroe y disfruta de la impunidad
que garantiza esa populachera política que emana
del MINEDUC.

Conceptos como “autoridad”, “jerarquía” y


“disciplina” son reaccionarios y fascistas. El supuesto
“respeto a la diversidad” incluye, como se ha visto,
también en días pasados, permisivismo al “sexo
oral”, piromanía, vandalismo y otras manifestaciones
de desquiciamiento. A la ciudadanía se le compele
al silencio. A quien discrepa se le estigmatiza como
“dinosaurio” o “mojigato”. Debemos perder el miedo
a este terrorismo que tritura la educación pública y
da luz verde a la crisis moral.

70
"CURADO DE ESPANTO"

S e ignora quien acuña tan folklòrica


expresión. Supone una cuota de conformismo y otra
de amnesia. Ello explica, por ejemplo, se acepte
como componente del paisaje las agresiones a
los docentes. Ya se olvidaron las puñaladas que
propinó a profesora de Inglés, "discípulo", en
colegio de La Florida. Suele ocurrir que para evitar
"deterioro de imagen" los mismos directores
ocultan estos hechos. No son escasas las ocasiones
en que intervienen, en las golpizas, apoderados
y otros familiares para defender al "peque"
supuestamente agraviado.

El MINEDUC posee una oficina para recepción


de este tipo de quejas. Los medios informan sobre
el particular. En esa noticia, de un modo u otro, al
final la víctima es un verdugo y el alumno una blanca
paloma cuya reacción es explicable por el proceder
del educador. El estudiante –concebido como
cliente– siempre tiene la razón y debe permanecer
en el sistema. Esta es la consecuencia de la
aplicación de la LOCE y hoy en la LEGE. De por
medio están las subvenciones y los aranceles. El
plantel debe autofinanciarse y, si es privado,
generar utilidades.

71
Las prerrogativas de quien enseña han sido
mutiladas. La urgencia de conservar e incrementar
el flujo de dinero fiscal y/o familiar se ha convertido
en lo único importante. Psicólogas
norteamericanizadas y pedagogos que no conocen
el aula atribuyen brotes delincuenciales y la apatía
estudiantil a la ausencia de "motivación" y el gremio
magisterial al exceso de educandos por aula
y a remuneración exigua... Ahora con dinero
foráneo se empuja una campaña para "educar en la
diversidad" que legitima el homosexualismo en los
establecimientos.

De nada sirve “incrementar la inversión en


educación" como prometió la Presidenta Bachelet.
Lo sustantivo es cuestionar la tesis neoliberal que
nutre la LOCE y la LEGE, se restaura la disciplina
escolar y se pone atajo al relativismo moral que
carcome en su esencia la función docente. Lo otro:
el "derecho a la educación" y zarandajas como
curriculum, paradigma, calidad, epistemología,
globalización, constructivismo... son un bla, bla,
bla inenteligibles, es decir, "papiamento".
Lamentablemente, el país está ya "curado de
espanto".

72
EJERCER LA DOCENCIA EN CHILE HOY

Me encuentro en la Linea 2 del Metro con


exalumno del Pedagógico de la U de Ch. En ese
ámbito trabajé 20 años hasta que la dictadura me
excluyó. Vale la pena añadir que la democracia no
me reintegra. Ese alumno más o menos me relata
su experiencia como docente. Condenso la plática
y espero no omitir lo sustantivo. El refrán, aun sin
el pedigree que da el tiempo, reza así: "Desde La
Dehesa no se divisa la pobreza". Parafraseándolo
podremos manifestar que desde las oficinas del
MINEDUC y desde los cubículos de las Facultades
de Educación, respectivamente, ni expertos ni
catedráticos saben lo que son las aulas de la
enseñanza básica y media. En suma, "no conocen
lo que es canela ni chocolate con flan".

¿Cuál es esa realidad? Me la recuerda ese


alumno: salas polvorientas y "discípulos" desmotivados.
Docentes con miedo ante los apoderados y frente a
la condición endeble del contrato con el Municipio.
Carentes de respaldo institucional no logran
imponer el mínimo silencio que permita enseñar la
materia. Los celulares ofrecen entretención y otros
escuchan música a través de audífonos. No pocos,
conversan. El profesor siente y sabe que está
sembrando sobre el asfalto. Prefiere, entonces,
ejercer como taxista.

73
El director y/o el sostenedor juzgan básico
retener al alumnado. Con matriculados la escuela
no se clausura y cada "estudiante" supone dinero
de la subvención. Entonces permisividad a destajo.
Suelo pasar por un liceo municipal de Talagante
y veo siempre "pinguinos" asomados por
las ventanas. Me pregunto ¿a qué hora se imparten
las clases o aquello es un recreo permanente?
Los padres "mutis por el foro" sólo les interesa
que los vástagos pasen de curso.

74
LA INSURGENCIA PINGÜINA

L os estudiante secundarios –ayer y hoy–


encabezan la. campaña por una educación gratuita
y de calidad. Por tal meta paralizan la vida
académica, ocupan planteles, defenestran
ministros, bloquean el tránsito, levantan barricadas,
horquillan al P. Ejecutivo. Con diversos énfasis y
distintas estrategias, los "pingüinos" exigen el "fin
del lucro y de la educación de mercado". Los
apodan así por el uniforme azul y la pechera blanca.
Se ignora quien así los bautiza y desde cuando se
les conoce como tales. En situaciones de extrema
movilización incluso generan crisis de gabinete.
Entonces hay referencia al "mochilazo". Ello porque
portan mochilas en las que hay libros, cuadernos,
lápices, útiles y también piedras.

La demanda estudiantil cubre la agenda


ciudadana. La Moneda no logra destrabar el conflicto.
La gratuidad resulta una misión imposible y al
mercado escolar hace ya rato que han ingresado
–en gloria y majestad– los jerarcas ayer de
la Concertación y hoy de la Nueva Mayoría. La

75
rebelión pingüina se ve así en una situación que
le resulta inexplicable. Sus líderes insisten estar
ajenos a las tiendas partidistas, pero luego aparecen
como parlamentarios comprometidos con el
establishment. Ante ello cierran los ojos, evitan el
análisis crítico y continúan en la brega. Además de
las deslealtades no son raros los excesos como
profanaciones, vandalismo y delincuencia. No todo
es nobleza.

Hay un afán de regresar a la vieja tradición


pedagógica: Estado docente y gratuidad de la
enseñanza. Ambos principios se consagran en
diversas Constituciones. Es la teoría de "la educación
como atención preferente". y no supletoria como se
impondrá con el régimen inaugurado en 1973. Aquel
sistema -pese a sus vacíos y falencias- apuntó a
garantizar la meritocracia. Ello implica atenuar la
odiosa estratificación social. Era la ya olvidada
"igualdad de oportunidades" con la cual se vigoriza
la clase media. Sin ella no habrían tenido opción de
escolaridad quienes hoy gobiernan. Los pingüinos
en este sentido rescatan un legado estropeado por
los agentes criollos de Milton Friedman.

76
ESTUDIANTES: LUCES Y SOMBRAS

E ntre los aciertos de la insurgencia


pingüina está la brega por el rescate de la gratuidad
que implica el fin del lucro. Data, en el país, desde
1879. También se insiste en la calidad. Lo primero
es nítido. Lo segundo lo es menos. Pese a la
acumulación de indicadores es difícil definirla. Hay
allí un vacío. Lo cierto es que estructurar una república
con planteles separados por clases es funesto.
Ello acentúa y legitima ese quiebre de la chilenidad
que, por lo demás, es tan antiguo como el país mismo.
El sistema escolar es apenas su reflejo.

Se oye alegar a los líderes estudiantiles que a


los “pobres” les resulta imposible alcanzar puntajes
de excelencia en el SIMCE o en la PSU porque portan
un bagaje cultural insuficiente. En cambio, los retoños
de la clase media y alta acuden a las aulas, en esa
esfera, con equipamiento contundente. Subyace
en la perorata el ánimo inconfeso de disminuir las
exigencias por la situación de indigencia. Otros –sin
explicitarlo– acarician el proyecto de abolir la odio-
sa estratificación. Desconsuela anotar que la
meta es altruista, pero no está en el petitorio del
movimiento y, por otro lado, es quimérica.

77
La gratuidad garantiza –en no pequeño
grado– la opción igualitaria de oportunidades.
Sin embargo no suprime las clases sociales, pero
facilita el ascenso ¿De quiénes? ¿De todos? La
doctrina pre LOCE establece que sólo de compe-
tentes y tesoneros que, en otra época, se
denominaronn “aplicados”. Eso se logra con el
policlasismo imperante en la escuela y el liceo.
Tal policlasismo, a posteriori, repercutía en la U.
Tal amalgama permite al pobre “codearse” con
representantes de otros estratos y su respectivo
sistema de valores y estilos de comportamiento.
A su vez estos aprenderán, por osmosis, a conocer,
compartir y respetar a aquellos.

A ese currículum oculto se añade un cuerpo


docente dotado de prerrogativas disciplinarias,
con vencido que el sistema es un cedazo y operando
con el criterio según el cual lo que interesa es el
rendimiento siendo ajeno a la hipnosis que genera
el linaje o el dinero del discípulo. El principio de
gratuidad se liga así a la doctrina de la selección. Si
bien la gratuidad la suprimen los secuaces de Milton
Friedman, asesores de Pinochet, no es menos cierto
que son los mismos educadores los que demuelen
la selectividad, se inclinan por las promociones

78
automáticas y abdican de las facultades que les son
propias. La enseñanza se acomoda a la anorexia
científica de una “clientela” cuyos finos “radares”
captan el facilismo y la endeble situación laboral del
enseñante.

Las escuelas municipalizadas son de “pobres”,


es decir, de los que integran los "quintiles 1, 2 o 3”.
También se alude a la población escolar “vulnerable”
que, frecuentemente, ya está “vulnerada”. Allí se
registran brotes de drogradicción, son frecuentes los
“embarazos prematuros e indeseados” que obligan
a anexar al establecimiento una “sala cuna”,
se incrementan las granjerías para las madres
prematuras a fin que se gradúen. De tales planteles
huyen los hijos de los mismos profesores que allí
enseñan y hasta los de los paradocentes. Dado su
monoclasismo se reproduce en el plantel la ética y
la conducta que, lindantes con el lumpen, impera en
los barrios de los cuales provienen dichos alumnos.
Ante ellos retroceden los docentes ya mutilados
de atribuciones. Se los acusa de “autoritarios”
y la consecuencia es el caos.

En aquellos planteles el imperio de la “chatura”


es impresionante. Vidrios rotos, mobiliario

79
semidestruido, techos que gotean con cada chubasco,
patios sin vegetación, baños desaseados y con
graffitis propios de burdel. Los profesores atrinche-
rados en su sala durante los recreos, ajenos a la
lectura de la prensa y prisioneros de la plática
banal. Coinciden con aquellos trazos pesimistas
de Nicanor Parra en “Autorretrato”. Los actos
matinales con Himno Patrio e izamiento de la
bandera, revista de gimnasia y competencias
deportivas, declamaciones y coros… son "recuerdos
del pasado". La epidemia de mediocridad agobia.
La mística magisterial pareciera evaporada en
parte por la clausura de las Escuelas Normales…
otro chiste del Capitán General.

El alumno “vulnerable” o “vulnerado” exhibe


desprecio por las asignaturas, adhiere a la “ley del
menor esfuerzo”, lo afecta la ataraxia, es decir, la
indolencia atávica, según anota Gabriela Mistral.
Visualiza al docente como un pelele. No es muy
distinta la situación en los institutos particulares. Sin
embargo, en los municipales, convertidos en ghetos,
la situación es insostenible. Apoderados y progeni-
tores carecen de respeto por quienes enseñan.
Son obstáculos para que el “peque” alcance la U,
convirtiéndose en “profesional” y gane “harta plata”.

80
Los etiquetan como “verdugos” porque se atreve a
“poner rojos” y suelen agredirlos. La dirección calla
“para no afectar el prestigio del establecimiento”.
En el imaginario popular la U ya no es el
Templo de Minerva, sino una fábrica de Reyes
Midas. De allí emergen “los que mandan”, es decir,
quienen monopolizan el poder, el dinero y el prestigio.
Por ese rectángulo blanco enmarcado que cuelga
en la muralla –el diploma- la familia es capaz de
“vender el alma al Diablo”. La misma construcción
del sistema –un edificio de tres pisos- empuja
a la U. La infinita multiplicación de liceos poseen
como única finalidad las aulas superiores. La
profesionalización temprana se suprime. El título se
posterga hasta el infinito. La sociedad cree –a pie
juntilla– que la prosperidad se alcanza sólo estudiando
o “haciendo como que se estudia”. Tal estudio si no
culmina en el Olimpo universitario se devalúa.
Quizás en el afán de ascenso esté el ancestral
desprecio por las manualidades. Concebida la
docencia como negocio, sobreviene –por la
torrencial publicidad– una bulimia masiva de
escolaridad. En la cúpula se desata el frenesí de
la oferta de postítulos y hasta de… postdoctorados.

No sólo diplomados, magisters, doctorados,


sino también se “inventan” pseudo “carreras” como,

81
por ejemplo, la UTEM se hizo famosa porque su
exrector impulsa una de “perito judicial” que finaliza
con desmanes protagonizados por los alumnos que
se sienten estafados. Es recurrente ofrecer la
“carrera” de pedagogía. Según anotan los expertos
de marketing para “quienes trabajan y no han tenido
la posibilidad de acceso a las aulas superiores”.
Altruista formulación, pero tras ella se oculta la ur-
gencia de esa Casa de Estudio en orden a “hacer
caja”. La iniciativa opera con “catedráticos taxis”,
ausencia de fondo bibliográfico, el mínimo de
exigencia y laxas sesiones lectivas los sábados.
Los matriculados son “pobres” para los cuales
una nota deficiente es una “estigmatización” y el
académico riguroso un “anticuado incapaz de
comprender con que sacrificio… pagamos la
mensualidad”.

El afán de alcanzar la U –algo así como llegar


al Cielo– se consigue con varios artificios… y no
sólo con las promociones automáticas. También
están –como se recordara- oscuras academias
que ofrecen “dos o tres años en uno”, los
“exámenes libres”, cursos de nivelación,
“licencias laborales”. Los altos aranceles de
ingreso y las mensualidades no acobardan a nadie.

82
A falta de recursos está el crédito bancario.
Ninguna familia duda en endeudarse. Es gasolina
potente: el arribismo. Lo juzgado importante es
que el “pequeño genio” alcance esa sucursal del
Paraíso que se supone extirpa la pobreza, “muda el
pelo” y al patipelado convierte en Creso. Sobre la
marcha el Estado brinda facilidades porque esas
matrículas permiten, de modo solapado, disminuir
el índice de desempleo y proporcionar un analgésico
a millones de desvalidos.

Tengo la certidumbre que estas opiniones


no serán bien recibidas. La libertad de prensa en
democracia también es limitada. La censura opera
en todo el país. Las disidencias rebotan y carecen
de difusión. Las ásperas verdades son ingratas. Se
refiere lo suave invitante a la dulce siesta que
cierra los ojos. Eso impide observar que en el
movimiento estudiantil hay luces y también sombras.
Sombras de las cuales son inocentes los actores;
sin embargo omiten denunciarlas. Lo conveniente
es ensanchar la visión de nuestra estructura esco-
lar, que al convertirse en óptimo negocio hoy pade-
ce de obesidad mórbida. Al menos así lo sostengo
en mis obras, de modo particular, en “Libro negro
de nuestra educación”.

83
EDUCACION: LICEOS Y MAS LICEOS

L a imaginación pedagógica criolla es


pobre. Imposible conciba una estructura escolar que
no sea el clásico edificio de tres pisos. Los peldaños
pueden variar, pero los dos primeros siempre son
12. Antaño 6 de básica y 6 de media; hoy 8 y 4.
Recientemente se anuncia el retorno a los 6 y 6. Lo
que no se altera jamás es la naturaleza del segundo
piso. Se modifican las etiquetas -en el ayer ya
remoto- se aludió a "tradicionales", "renovados" y
"experimentales". Se le identifica como "secundaria"
y hoy es "media humanística-científica". Se juzga la
continuidad de aquel sexenio conocido antaño como
"primaria". Los privados son "institutos" y "colegios".
Ya se olvidó el ampuloso "Humanidades". Ahora
proliferan las "schools" y los "colleges". Sin embargo,
el liceo se estima tan importante que los planteles
tecnológicos se autobautizan de tales.

El programa liceano intenta proporcionar un


barniz enciclopédico. A poco andar se lo traga la
amnesia. Es ajeno a la profesionalización. Los
promedios son abultados. Por "la nota" el alumnado
amenaza con "motín a bordo". Tal demanda se
complementa con la disminución de exigencia.

84
Pronto vendrán los festejo de graduación y después
la PSU. Los bajos puntajes y los costos de ingresar
a las UU generan desengaños. Con la licencia bajo
el brazo miles se convierten en encuestadores,
guardias, call centeristas, vendedores, cajeros... Lo
común: aborrecer las manualidades y su frustración
por no poder matricularse en las carreras que den
"harta plata". En suma, el liceo –lo advierte Francisco
A. Encina– genera frustrados que aborrecen el
emprendimiento y el pionerismo. No obstante, el
mercado y el MINEDUC continúan fundándolos. ¡Qué
irresponsabilidad!

Entonces florece, por lógica, otro slogan


"¡U para todos!" Conste, no se apetece cualquier
carrera, sino aquellas que se supone generan dinero.
La paradoja: quienes protestan contra el lucro
sueñan con "lucrar". En reemplazo de esta
maquinaria "gasolineada" por la ceguera del
MINEDUC, la avidez de los sostenedores por las
subvenciones y el arribismo de progenitores, se
propone profesionalización temprana con preparación
tecnológica que incentive el emprendimiento y la
inventiva. Es urgente fomentar en la adolescencia el
trabajo productor de riqueza. Hay tipos de educación
que acentúan el subdesarrollo de las repúblicas.
Otras pueden generar prosperidad.

85
LICEOS DE EXCELENCIA

L os presenta como novedad el actual


gobierno, pero el "invento" viene de la Presidencia
de Frei Ruiz Tagle. 51 planteles exhiben entonces la
placa de tales a partir de 1998. Se les alaba como
Liceos de Anticipación y ya al marchitarse se
apodan Liceos Laboratorios. Se englobaron en un
macroexperimento que tuvo un nombre: Proyecto
Montegrande. Ello exalta la cuna elquina de Gabriela
Mistral. Se invierten us$100 millones y finalizan
desinflados. Si es por indicadores, ni en el SIMCE
ni en la PSU destacan.

Lavín alude a los Liceos de Excelencia. Alguien


recuerda lo anotado y entonces se rebautizan como
"Liceos Bicentenario". Cada aula tendría pizarra
interactiva y todos los alumnos notebook. En el
MINEDUC se objeta la selectividad; se deduce:
habrá masificación. Son definidos "como vía de
rápida movilidad social". ¿Tal meta significa –como
hoy– luz verde con "cuatritos filantrópicos"? Eso
sería de inmediato, un aborto, es decir, otro
fracaso. El Instituto Nacional y el "Carmela
Carvajal" –al parecer– exigen y seleccionan.

86
DEUDA HISTORICA Y DEUDA ACADEMICA

E n "Tolerancia Cero" se alude a la


Deuda Histórica cuya condición impaga genera la
protesta del magisterio. El comentario de Fernando
Villegas es lapidario en orden a señalar que
también existe una "deuda académica" de los
docentes respecto a la sociedad chilena. A renglón
seguido comenta que descuidan la lectura, exhiben
apatía, no preparan las lecciones, capean de modo
sostenido, abusan de las licencias médicas y otras
manifestaciones que constituyen la patología del
sistema escolar. Lo bosquejo en "Libro negro de
nuestra educación". Todo lo manifestado por el
citado panelista es efectivo. Implica una catástrofe
para el país. Sin embargo, hay un dato que no
alcanza a señalar: el modelo neoliberal convierte la
enseñanza en un negocio. Negocio político para el
gobierno de turno y negocio económico para los
sostenedores.

Hoy –¿habrá que repetirlo una vez más?– el


maestro no tiene ahora discípulos, sino clientes.
Clientes por los cuales pagan los municipios, el
Fisco o las familias (estas se endeudan por el
diploma que confiere el colegio o el título otorgado

87
por la U, y el aprendizaje poco y nada interesa). Todo
está presidido por el billete. Ello implica el desplome
de la disciplina en cada plantel, la supresión de los
exámenes (hasta en la Facultad de Medicina hay
"eximiciones"), promociones automáticas, chuña de
filantrópicos "cuatritos"... suma y sigue. El alumno
reprobado es un estigma para el educador. Se le
culpa del fracaso porque "no sabe enseñar", motiva
insuficientemente, no usa las tics... Siempre hay una
apoderada semianalfabeta vociferando, en cualquier
reunión de curso, que las notas "rojas" derivan del
uso de "métodos antipedagógicos" (sic).

Los estudiantes reprobados disponen de


remediales. Todo un chiste macabro: pruebas
recuperativas, trabajos de "investigación",
recalificaciones, reforzamientos, tutorías, exámenes
de gracia... Lo práctico: "pasémoslos como sea".
Esto genera frustración. Con ello no proclamo la
inocencia de las Facultades de Educación con su
facilismo mediocre. Ellas también están
entrampadas por la lógica perversa del mercado que
legitima la LOCE de Pinochet y la LEGE de Bachelet.
La estructura escolar del Chile de ayer –nunca
perfecta– pero en cierto modo ejemplar, hoy es un
barco al garete y en el mástil más alto flamea el
tricolor patrio, pero un detalle lo distingue: en vez de

88
estrella exhibe el signo peso ($). En su tumba se
revuelcan Andres Bello y Valentín Letelier... Me
asalta la duda: ¿los docentes en paro conocerán a
estos personajes y sus doctrinas pedagógicas?

89
LA DISCIPLINA ESCOLAR

L a reducción de atribuciones disciplinarias


de quien enseña ha sido funesta. La permisividad
imperante en los planteles convierte a los docentes
en "mequetrefes". El caos va desde la demora en
imponer un mínimo de orden en el aula hasta la
interferencia de apoderados en nuestra labor.
Agreguése, el discutir las notas pasando por
agresiones verbales y físicas. El respeto al maestro
se evalúa como anacrónico. El negocio consiste
en "retener al educando al interior del sistema".
Obstáculo para esa "democrática" meta es el rigor
académico. La Reforma iguala "autoridad" con
"autoritarismo".

Las psicólogas que la asesoran –rezagadas


discípulas del Dr. Spock– la ven una fuente de
"traumas". Los que requieren matriculados para
conservar cargos o repletarse las billeteras, la
estiman un escollo. Los progenitores –por cariño a
los "nenes"– etiquetan al profesor exigente de
"verdugo". Los "rojos" en la planilla suele derivar en
conflicto con el Centro de Alumnos. Con ello peligra
la renovación del contrato. Entonces, como el "show
debe continuar", todos "azules". Ahora se

90
despacha otro proyecto de Reforma. Si apetece un
mínimo de éxito que restaure la disciplina escolar.
No lo es todo, pero si factor importante

91
EDUCACION TECNICA

C hile –¡áspera es la verdad!– dispone


de economía subdesarrollada y población privada
de capacitación productiva. Requiere de mandos
medios competentes en la faena minera,
agropecuaria, pesquera, silvícola, industrial y
mercantil. Así lo advierte, precursoramente, en el
XVIII, Manuel de Salas y, en los albores del XIX,
Simón Rodríguez. La Generación del Centenario
reitera la urgencia. En esa esfera la postulación
de Francisco A. Encina, es tan sólida como
desconocida.

Aludir al legado de estos tres notables es


algo «retro» para quienes presumen estar en la
modernidad. Como se trata de criollos, los
eurosiúticos, los juzgan "ordinarios". No obstante,
aquellos pioneros están en lo cierto, pues preparar
recursos humanos para "el despegue" constituye
el primer deber de la estructura escolar. Optimo si
opera combinadamente con el mundo empresarial.
No todo ha sido discurrir teorético. En el ámbito de
lo concreto –como hitos señeros– anótese la
Academia de San Luis fundada en el XVIII, la
Escuela de Artes y Oficios, en el XIX y, en el XX, la
Universidad Técnica del Estado.

92
La estructura escolar debiera comprometerse
en la tarea de erradicar el apetito por el desempeño
de oficina y el ancestral desprecio por las
manualidades. Ello constituye deber irrenunciable.
La "escuela del hacer" debe sustituir a la "escuela
del divagar". La sociedad tendrá que convencerse
que la tecnología actual no es, como antaño,
un tosco esfuerzo muscular. Ya está borrando
las fronteras entre el trabajo intelectual y manual.
La economía apetece de expertos básicos
e intermedios que la dinamicen con perseverancia
y creatividad.

Sin embargo, la educación humanístico-


científica es mayoritaria y con prestigio. Sabemos
que conduce sólo a la U o a la nada misma. Las
familias más modestas anhelaron que el retoño se
convierta en ingeniero, abogado o " doctor" y con el
mínimo esfuerzo. La educación técnico profesional
aparece minoritaria y menoscabada. Aún más, ayer
la reducen de seis a cuatro años. Ahora se anuncia
que disminuye a dos.Pese a la oposición de los
docentes de ese ámbito, se impondrá la asesoría
colonial de los " expertos" del Banco Mundial, con
el respaldo del MINEDUC.

93
Como ya se manifestara, los Institutos
Comerciales, por ejemplo, ya no confieren el
diploma de Contador Público. Ya en 1975 se
suprimen las Escuelas Normales que con 20 años,
gradúan docentes básicos. La pauta es postergar
la profesionalización y con ello se dilatan los
estudios generales, es decir, aquellos que no
proporcionan habilitación laboral. Esa consigna de
«liceo para todos», dicho de otro modo, es
proporcionar –a como dé lugar– educación media
humanístico-científica a medio país incluyendo
adultos.

Tal tipo de escolaridad no implica adiestra-


miento técnico. Aún más; en ese afán, para
aquellos que obtienen puntaje exiguo en la PSU
se genera una estructura nueva: los Centros de
Formación Técnica CFT. Si antes existió una
estructura escolar de tres pisos ahora tendrá
cuatro. Esos nuevos planteles se niegan a sí
mismos al ofrecer como señuelo «continuidad
universitaria» Así la educación tecnológica –fragua
de preparación de cuadros para el desarrollo– es
aniquilada. Emblemático es el deceso de la Escuela
de Artes y Oficios, fagocitada por la UTE, hoy
USACH.

94
DOCENCIA Y PROTOCOLO

E l quirófano para el cirujano, el tribunal


para el jurista, el cuartel para el militar, el púlpito para
el sacerdote... Se podrá incrementar los escenarios
de cada desempeño específico. El del docente es
el aula. Allí su ingreso debe ser objeto de acatamiento
y por tal motivo los alumnos se ponen de pié.
En retribución, no son éstos los que rompen el
mutismo, sino el enseñante quien saluda aprove-
chando el silencio que su ingreso y la actitud de los
educandos aconseja.

Son rituales caducos dirá algún cuestionador


de lo expuesto. Respondo: en efecto son rituales,
pero dudo de su caducidad. Su práctica contribuyen
a generar modalidades de cortesía importantes en
la vida social. Si fuésemos Robinsón Crusoe no
serían necesarios, pero el aula –no sólo es la
"materia" lo valioso– también es un laboratorio del
comportamiento gregario. En esas esferas el
docente debe ser un modelo. Más educa el ejemplo
que la amonestación, la sugerencia, la plática o
la perorata.

95
También es importante que se dé la clase
erguido y no sentado. Así quien enseña domina
mejor el panorama humano y trata de incorporar
al aprendizaje a los discípulos ubicados en las
butacas traseras. Lo anotado aquí no figura en los
apuntes o libros que se consultan en las Facultades
de Educación. Sin embargo, se juzga importante que
lo sepan y ejerciten quienes consagran la vida al
oficio de enseñar, aunque hoy parezcan añejeces,
dado que se padece un desplome de la disciplina
escolar.

Titularse en la U
sin mayor esfuerzo.
Convertirse en profesional.
Luego, "ganar harta plata"
y no volver jamás a la pobla.
Tal es el proyecto
de miles de liceanos
de origen modesto.

96
LUIS GALDAMES

I ntegra esa élite que cuaja en torno al


primer Centenario. Había hacido en 1884 y fallece
en 1941.Se gradua en el Pedagógico y luego en
Derecho. Publica un texto de Historia de Chile,
contribuye a elaborar la Carta de 1925 y acompaña
a Carlos Ibáñez como alto funcionario del Ministerio
de Educación. Alcanza el rango de catedrático
y luego es decano de la Facultad de Filosofía
y Educación. En el intertanto aporta. al movimiento
de la oficialidad joven de 1924 y 1925. Será uno de
los fundadores del Partido Nacionalista. Integra el
equipo con Francisco Antonio Encina, Alberto
Edwards Vives, Guillermo Subercaseaux. Un afán
falsificatorio identifica aquella agrupación con el
fascismo o el ultraderechismo. Ese puñado de
"centenaristas" lo que anhela es quebrar el
bipartidismo y superar la dicotomía "derecha e
izquierda". Alessandri con su aluvión promesero
estropea este esfuerzo.

Disponiendo como escenario el Salón de


Honor de la U de Ch, en 1912 se efectúa un torneo
pedagógico. Intervienen nuestro Galdames así como
Enrque Molina y Francisco Antonio Encina. En la

97
Facultades de Educación, encabezadas por
el Campus Macul, nunca se analiza este evento
y menos se estudia el discurrir de ese trio de
ilustres coterráneos. Se reitera: no interesa lo
criollo a los faraones de esos planteles. Están esos
grisáceos mediocres obnubilados por el modelo
finés de enseñanza o, por turno, por Bloom, Vigorski,
Freinet, Piaget, Ausubel, Steiner. Los tres egregios
criollos publicarán sus aportes que son ignorados
por quienes dan la espalda a lo nacional y solo
hipnotizados contemplan lo foráneo.

Derivado de aquel torneo Galdames publica


el luminoso texto "Educación económica e intelectual".
Su tesis apunta a complementar el enfoque
economicista de Encina y el enciclopedista de
Molina condensado en la obra "La cultura y la
educación general". Esa obra jamás ha sido
reeditada, No obstante, se puede consultar en PDF
con apoyo de Internet en Memoria Chilena. Como
reflexión personal puedo añadir que como alumno
y luego académico del Departamento de
Educación del Instituto Pedagógico y tampoco en
la UC escuché referencia alguna a ese debate ni
a las ponencias de esos tres ilustres teóricos de
la educación. Cualquier esfuerzo por introducir
el estudio de esas obras se juzgaba algo "vintage".

98
TANCREDO PINOCHET LE-BRUN

E s uno de los más genuinos representantes


de la Generación de 1910 y, por ende, hermanado en
Argentina con Manuel Ugarte y Ricardo Rojas; en
México con José Vasconcelos y Antonio Caso; en
Bolivia con Franz Tamayo; en Perú con Manuel
Vicente Villarán y González Prada, así como con
varios otros. Tanto la oligarquía como la izquierda
eurocéntrica los lapìdan con el silencio. Las obras
que escriben hoy son incunables. Pinochet Le-Brun
–representa la naciente clase media– y es un
ardoroso crítico del delirio optimista de primer
Centenario. Es quien expresa "de nada debemos
enorgullecernos. Hemos heredado una república
endeudada, simiesca, con abismales desigualades
de clase y un pueblo sumido en el analfabetismo".

Estudia en el Instituto Pedagógico de la U


de Ch. La docencia la ejerce en aula, en la prensa,
en el ensayo, en la novela. También en la esfera
política. Se liga al efímero Partido Nacionalista
constituido en torno a 1910. Luego se vincula con el
ibañismo. Su obra señera "La conquista de Chile
en el siglo XX" se edita en 1909. Publica también
"Oligarquía y democracia". Es precursor del

99
periodismo en terreno. Con esa meta se converte
en peón de la hacienda del Presidente. Luego
publica reportaje sobre el latifundio. Oficia de
pionero de la educación a distancia y funda el
semanario "Asies". Morirá en el olvido. Nuestra
operación rescate de lo criollo lo exalta como figura
emblemática.

Tancredo Pinochet Le-Brun

100
"No traigo el pan que satisface,
sino la levadura que motiva.
Siento como obligación
inquietarle el alma al alumno".

Miguel de Unamuno

REFORMA
ESCOLAR

"La materia gris es insuficiente


para resolver problemas.
La tarea exige –además de inteligencia–
el coraje de la humildad,
el sufrimiento de la experiencia,
el calor de la comprensión
y los matices de la imaginación.
.
Anónimo

101
Pereza Adolescente

102
LA CUECA DE LA REFORMA EDUCATIVA

N adie concibe un sistema escolar distinto


al existente. La imaginación pedagógica es nula.
La rutina impera en la testa de los docentes. La
trayectoria de nuestra educación es un túnel. Se
estima que entre más largo, mejor. Por eso se
abomina de la profesionalización temprana. La luz
se ve sólo cuando se efectúa una Reforma. Como
la palabra está gastada y para evitar otra rebelión
estudiantil Bachelet promete una Revolución. No
sorprende, pues cada gobierno ensaya la propia.
Después... otra vez la oscuridad. A lo anotado se
añade la “copiomanía”, dicho de otro modo, el calco
de teorías o de experiencias forasteras.

Antaño se aludìa a Dewey y a Kernchesteiner


así como a Makarenco y Pinkevic. Hoy se cita a
Piaget, Feuerstein y Vidorski. Ello mientras otros
colegas discuten sobre "conductismo" y
"constructivisno". En el XIX se remeda el modelo
francés y alemán. En el XX el norteamericano. Hubo
quienes –durante la presidencia de Allende–
intentan imponer el de la RDA con la ENU. Durante
los dos primeros gobiernos, después de 1990, se
plagia el modelo español. Pese al fracaso del

103
pantógrafo ya hay quienes miran embobados a
Finlandia. Una pantomima para aplicar el lema del
Gatopardo: "todo debe cambiar, para que siga igual".

No se repiensa el sistema, sino sólo se muda


de gurúes e importan modelos de recambio.
Requisito: provengan de Europa o EEUU. Hay
resistencia a captar que lo educativo es un proceso
neutro y no panacea. Dicho de otro modo, hay
"educaciones que benefician y otras que dañan
a un país". Su bondad o perjuicio depende del Norte
que se le imponga. La “educacionitis” es drogadicción
sobre todo para los estratos populares. Matricularse
en la U y obtener el diploma de profesional –y
a cualquier precio– es obsesión de millones de
familias modestas.

Esa aspiración se contempla fácil, pues el


sistema fiscal por demagogia y el privado por lucro
ofrece "nivelaciones". Antes –en la secundaria–
están los "cuatritos filántrópicos" y las promociones
automáticas. Crece la cobertura mientras la
calidad declina. El presupuesto aumenta y aumenta.
¿Para qué? Recuerdo a Lampedusa y nuestra
incompetencia para intentar una reingeniería de la
estructura escolar. Solo imaginamos como posible
este vetusto edificio de tres pisos cuya única
escalinata conduce a la U convertida en fábrica de
cesantes con diploma.

104
REFORMA Y VULNERABILIDAD

A hora a los "indigentes" se les rebautiza


como "vulnerables". Pertenecen a los quintiles más
deprimidos de la estructura social. Su situación
–alegan los "pedagogizantes"– se supera con
escolaridad. Entonces surgen liceos a destajo,
cursos de nivelación, "examenes libres", institutos
de 2 y hasta 3 años en 1. En las UU están los
propedéuticos. Los alumnos hacen como que aprenden
y los profesores hacen como que enseñan. En suma
una mascarada.

Se observa una sobreoferta de escolaridad


que afectan a los académicos. Por ejemplo, si en
una Facultad de la U los "vulnerables" son mayoría,
es notorio el bajo rendimiento, El docente
debe escoger entre acomodarse o el fin de su
contrato. Hasta se imponen las "eximiciones" –igual
que un liceo– o se "ofrecen notas". Los exámenes
desaparen. Se evitan conflictos mientras la
mediocridad sube de nivel, mientras triunfa la
"inclusividad".

Los alumnos de esos estratos suelen entender


que "la educación es un derecho". Traducen esta

105
doctrina como que "la obligación del profesor es
aprobarlos". Si hay calificaciones deficientes se
culpa al que enseña. Se le atribuye "uso de métodos
antipedagógicos". Escucho que no hay que inquietarse
por las bajas calificación, pues ya el decano... intervino.
Obvio a favor de los "chiquillos". La mayoría "vulnerables".

El docente debe acomodar la escala de


calificaciones al rendimiento del curso. Lo recomendado
es evitar la "deserción" y la "mortalidad". La meta
es retener e incrementar la "cobertura". El académico
exigente ahuyenta a la clientela. Ese "delito" para
los sultanes y reyezuelos del sistema se sanciona
con la no renovación del contrato. Esa es una victoria
de los vulnerables a los cuales se debe dar la
oportunidad de ascenso social.

Otros colegas optan por la estrategia de la


"prueba recuperativa" que se conocen como "prueba
prostitutiva". El objetivo es "inflar las notas". Las
deficientes se originan porque quienes son docentes
"no saben enseñar" o "no motivan" el aprendizaje.
En secundaria la autoridad es "fascismo" y se
registran agresiones a los educadores. En la U se
recurre a la huelga... Lo anotado invita a reflexionar
a propósito de la Reforma.

106
CONFUSION EN REFORMA EDUCATIVA

C omienza ofreciendo "gratuidad". Ello


supone que se estudia sin gasto familiar. Imponen
este principio el Presidente Pinto y Amunátegui, su
ministro de Instrucción Pública (1879). Se reitera,
en 1919, con la Ley de Instrucción Primaria
Obligatoria.

Eso cambia con Pinochet al aplicarse


el neoliberalismo de Chicago al sistema escolar.
Esta "mercantilización" cristaliza en la Ley Orgánica
Constitucional de Educación LOCE. Florecen
planteles privados que reciben apoyo financiero
del Fisco.

En cuatro gobiernos de la Concertación


se deja intacta esa política. Altos jerarcas de la
democracia se hacen accionistas de UU privadas y
otros se convierten en "sostenedores" de cadenas
de liceos subvencionados. Negocio redondo.

Ahora por presión estudiantil –en ebullición


desde la revolución pingûina estallada al iniciarse
el primer gobierno de Bachelet– se escucha "fin
del lucro". Se exige una educación de "calidad".
Definir la "calidad", sin embargo, es algo más que
difícil.

107
Se alude a la "desmunicipalización". Se juzga
el "guiso" insuficiente y se anuncia el término del
"copago". Ello tornará más atractivos esos planteles
particulares acentuándose el abandono de las
escuelas y liceos municipales.

Se juzga trascendente suprimir las puebas de


"selección" en los planteles emblemáticos. Sin ese
cedazo tales establecimientos se convertirán en
liceos comunes y corrientes, Tal tamiz se reemplazara
por la tómbola. Se protege así a los "vulnerables".

El debate pedagógico adquiere aun mayor


complejidad al imponerse el ranking de la NEM
(Notas de Educación Media). Con lo cual para inflar
sus promedios cursos terminales de los
emblemáticos se matriculan en colegios donde las
exigencias son mínimas.

Las "tomas" de establecimientos derivan en


vandalismo y pillaje. Sorprende la ausencia de
sanciones. En otra esfera, el magisterio exige se le
consulte, La inconsecuencia: los docentes matriculan
a sus hijos en colegios particulares.

El debate declina cuando está próxima la PSU.


El panorama se torna confuso. El primer confundido
es el ministro del rubro y permanecen silenciosos
los parlamentarios que ayer fueron líderes estudiantiles.

108
BANDERAS DE LA REFORMA ESCOLAR

Y a no hay –por ahora– "marchas" ni


"tomas"... Tampoco declaraciones de las
organizaciones estudiantiles. Declinan con la
preparación de la PSU y ahora se extinguen con las
vacaciones de verano. Por otro lado el parlamento,
las autoridades y los medios, en curioso arte de
prestidigitación, ocultan banderas que ayer
flameaban y exhiben otras.

Hasta ayer lo sustantivo es la "gratuidad".


Va acmpañada de la "calidad". Definir ésta es
tarea muy difícil, casi imposible, pero se enarbola.
Ahora bajo el sol que invita a la modorra se agitan
como estandartes el fin del "copago", sanciones
para el "lucro" y se demoniza la ·"selección". Hay
otros dos: "inclusividad" y "equidad".

Está claro que no volvió a agitarse a aquella


bandera de la "desmunicipalización". Proximamente
quienes obtengan un puntaje decoroso en la PSU
deben cancelar en las UU abultados aranceles y no
menos contundentes mensualidades. El analgésico
es el de siempre: endeudamiento con la banca. Se
observa sospechoso silencio respecto a la antes
cacareada "gratuidad".

109
MODAS Y ESCUELA

L as modas impactan en nuestra sociedad.


Son predilectas aquellas que gasolinea el Primer
Mundo. Las impulsa la TV. Las aulas no escapan de
la hipnosis. Allí son recepcionadas con entusiasmo
por los alumnos. Estos, por inmadurez, las asumen
como emblemas de rebeldía. Se equivocan, pues
son síntoma de acatamiento de una cultura exótica
que trae consigo el afán de ponernos de rodillas.
Tatuajes, piercing, moño, aros, bullings... La
permisividad ante las drogas. el aborto y la
homosexualidad van de la mano con la pornografía
y la aplicación de Pokemon go. Todas son prácticas
que, según la Ley de Inclusión deben aceptarse en el
aula. Siempre, al comienzo o al final, la autoridad
del docente se erosiona..

A propósito de modas ya pasó la de convertir


en asignatura el Chino mandarín. En relación con la
moda plurilingüística perdura el afán por el Inglés.
Posee una "cojera": los que deben enseñarlo... no
dominan el Inglés. Es como pretender enseñar
tango sin bailarlo o Matemática sin conocer la
disciplina de Pitágoras y Euclides., Otra moda que
adquiere nuevos brios es el indigenismo. Si antes

110
se abominaba de lo "indio" y se usó la expresión
como sinónimo de fealdad, caos y desaseo, ahora
vamos al extremo de proclamarnos "indígenas"
y se acepta que medio millón de mapuches se
constituyan en república autónoma.El momento que
tal autonomía se convierta en soberanía se ventilará
en Londres o Washingtón.

Los docentes de Historia no logran superar la


leyenda negra hispanofóbica. Traslapolan lo aborigen
del siglo XVI al siglo XXI en circunstancias que nuestro
mundo es mestizo, Los textos escolares enseñan
que la cofradía que posibilita la emancipación es la
Logia Lautarina y que los futuros libertadores se
juramentan sobre "La Araucana" de Ercilla. Se
reproduce el escudo de Chile propuesto por Carrera
que ostenta una pareja de mapuches y en fiesta que
invita en el Palacio de Gobierno las damas de la
aristocracia castellanovasca concurren "disfrazadas
de indias". En las ilustraciones figura también el
empalamiento de Caupolicán, la decapitación de
caciques por Inés de Suarez y el toqui Galvarino sin
manos.

La moda indolátrica cubre no sólo a docentes


con su mochila de prejuicios, sino también a la
autoridades del MINEDUC, Por decenios recomiendan

111
la lectura de "Lautaro, joven libertador de Arauco"
de Fernando Alegría. Jamás "Valdivia, capitán
conquistado" de Santiago del Campo o "Ventura de
Pedro de Valdivia" de Jaime Eyzaguirre. Recién la
JUNJI metropolitana, con tuición sobre 14 jardines
infantiles, promueve "nombrar educadoras de
lengua y cultura indígena, expertas en cosmovisión
e idioma mapuche, aimará y rapanui"(sic) .Según
me informo, ya existe la asignatura de
Interculturalidad. Se multiplican los cursos de
Mapudungún.¿Qué Facultad de Educación prepara
este personal? ¿Con qué criterio designan los
Municipios a estos "educadores"

La moda de convertir al país en Torre de


Babel convoca a pensar lo malogrado que está
nuestro Idioma Patrio en lo oral y gráfico. El
analfabetismo funcional es epidemia, Nuestro
alumnado, en esta esfera, exhibe una inmensa
debilidad. Se cierra esta reflexión echando mano a
los adagio que expresan "la caridad comienza por
casa" y "quien mucho abarca poco aprieta" . Ante
las modas que abruman y amenazan con convertirnos
en una Sodoma se implora apenas "sentido común".
Todas –o casi todas– las enumeradas apuntan a
vulnerar nuestro ethos, disminuir la importancia de la
familia y, en consecuencia, disolver la nacionalidad.
No advertirlo es pecar de ingenuidad.

112
LUMPEN Y AULA

E l lumpen ¿qué es? Se trata de un


germanismo que, indistintamente, significa “borra”
y “harapo”. Designa a un coloide social ubicable en
el segmento más vulnerabilizado de los quintiles
inferiores de la pirámide. En la jerga de Marx se
emplea “lumpenproletariat” para identificar a
vagabundos y maleantes, es decir, “lo que bota la
ola”. Por cierto algo muy distinto a la clase obrera
fabril. En lo coloquial se refiere al “lumpenhund” que
significa “quiltro sarnoso”. Al promediar los 50
comienza la masificación del uso de este concepto.
Hoy se emplea a troche y moche.

Los desmanes callejeros que enlodan las


"marchas", se atribuyen a ese inframundo.
“Encapuchados” e “infiltrados” son bautizados
como lumpen. Supone la irrupción de la delincuencia
y del vandalismo. El combustible de esos
personajes pareciera el hondo rencor y el apetito
de botín. Reaparecen apenas La Moneda –en uno
de sus virajes y contravirajes– desautoriza a
Carabineros. Los daños y perjuicios son cuantiosos.
El fenómeno suele englobarse como “síndrome
de Michimalonco”, a propósito de la destrucción,
por los picunches, de Santiago en 1547.

113
Los estudiantes secundarios en rebelión no
logran controlarlo. Ese lumpen posee espacio al
interior de los planteles y logra protagonismo en la
protesta. Quienes conocemos las aulas “en vivo y
en directo” lo sabemos. Destruye el mobiliario,
estropea muros con graffiti, consume y trafica
“trago” y droga, “le hace” al moño, al aro y al pucho y
“no está ni ahí” con las materias de estudio. Como
si fuese poco… agrede a los docentes de hecho y
de palabra. Las maestras son las más damnificadas.
Silencio en el gremio magisterial y en el SERNAM.
El MINEDUC anula sanciones.

Ese lumpen está eximido del compromiso


de trabajar. Es la esperanza de ascenso social de
familias desvalidas porque “estudia”. Lo ampara la
permisividad light del MINEDUC y sus seremis
paternalistas. Cada sostenedor lo pastorea porque
genera subvenciones. Consigna: retenerlo en el
sistema. Los disvalores y contraconductas que
exhibe plasma en una cultura que -“muy prisca”-
Mariana Aylwin invitaba a evaluar como “identidad
juvenil”. Se expresa aquello en mamarrachos como
los punkies, góticos, trashs y otros remedos de
modas euroyanquis.

114
Esa “identidad juvenil”, aunque gestada en
el segmento más pauperizado, a menudo “fruto”
de familias desintegradas, se expande como
metástasis por los diversos ductos del cuerpo
social y aparece en otros estratos. Lo lumpiano no
es sólo expresión de la clase baja baja. Sostenerlo
es determinismo estratigráfico Lo legitiman los
medios de comunicación social. Entre ellos la TV
inundada por el “destape” incluye frivolidad,
chabacanería y modernismo, burda imitación de
modelos primermundistas.

El lumpen estudiantil policlasista es agresivo


y perezoso. Advierte que transitará, sin esforzarse,
por el sistema debido a las promociones automáticas
y eximiciones masivas. Reeducarlo resulta “misión
imposible”. Los docentes hemos sido castrados de
prerrogativas disciplinarias por seremis “chochos”,
alcaldes polítiqueros y sostenedores con bulimia
de dinero fiscal. Así la hueste resentida arremete.
En las calles retroceden los policías, en las aulas
los educadores y en los hogares los progenitores.
Es la permisividad que fluye del relativismo ético.
El fruto, una Reforma fracasada.

115
Nuestros alumnos hoy:
¿Cómo civilizarlos?

116
«El hombre aprende desde el alfabeto
a la fisión del átomo.
Logra volar como los pájaros
y nadar como los peces.
Sin embargo, hemos –hasta ahora–
fracasados en enseñarles
a convivir como hermanos».

Martin Luther King

PATOLOGIAS
ESCOLARES

117
La TVcracia transfriere, frecuentemente,
disvalores que desmienten lo enseñado
en aula.

118
BULLYNG

E pisodios de bullying "terremotean" a la


estructura escolar. Un picnic scoutivo de colegio
viñamarino registra un alumno moribundo por paliza
de sus pares. Un niño de 7 años arrojado, por
pandilla, sobre galería de su plantel termina con
cortes de gravedad... Ahora –en el San Ignacio– un
alumno de Básica intenta suicidarse por sostenida
burla. Causa: madre soltera.

Es fácil expresar la frase "la violencia propia


de nuestro tiempo irrumpe en la escuela". Es decir,
todo y no decir nada. Estamos ante un discurso
que permite barrer la basura bajo la alfombra.
El MINEDUC anuncia que situaciones de este tipo
pasarán a la Justicia. Ello es entregar a los jueces
responsabilidad privativa de los docentes. Estos son
ignorados y con razón porque hoy el educador se
restringe a "pasar" su materia.

No existe el compromiso de observar al


alumnado supervisando comportamientos en el
patio con el propósito de rectificar conductas...
Cabe preguntarse ¿por qué? Pues por la demolición
de la disciplina. Ello convierte el aula en "chacra"

119
y el establecimiento en un buque en pleno naufragio
o con la tripulación amotinada. Funcionarios y
sostenedores camuflan la catástrofe. Sin embargo,
lo cierto es que el magisterio hoy está despojado
de atribuciones y el relativismo moral carcome los
cimientos del quehacer educativo. Esto nadie lo
denuncia.

Alumno matón.
Mano de autoridad magisterial

120
BULLYING: ALGO MAS

E n nuestro país –tan siútico– hoy al


matonaje se le denomina "bullying". Su escenario
son las aulas y los patios. La tecnología permite
"subir" escenas de brutales palizas a Internet. El
fenómeno es antiguo. La diferencia reside ahora
en que el docente esquiva el compromiso de poner
fin a la riña restableciendo la armonía.

El tema comienza a preocupar porque las


refriegas entre adolescentes suele incluir armas
blancas y uso de las extremidades inferiores. Se trata
de una deplorable imitación de las artes marciales.
Suelen ser frecuentes las golpizas de varios contra
uno. Eso que antes se juzgaba "cobardía" hoy es
"choreza".

Los alumnos suelen protagonizar –por diversos


motivos– bullyings. Replican prácticas habituales de
los barrios periféricos. Ello porque los planteles
públicos ya no son –como antaño– pluriclasistas.
El alumnado, mayoritariamente, proviene de
estratos vulnerables. Trae consigo una mochila de
disvalores.

121
La escuela básica –pese a disponer ahora de
ocho años– no logra"civilizar" a los educandos. Los
educadores carecen de ascendiente y asumen la
tarea magisterial con apatía. El sistema los convierte
en ganapanes. Se impone el laisser faire. Las
vacaciones y las huelgas son otros factores que
erosionan el proceso educativo.

Mi experiencia práctica, no puramente libresca,


me permiten afirmar que existen dos causas: la
Reforma mutila a los educadores de prerrogativas
disciplinarias y da luz verde a una blandengue
permisividad. Lema: ¡nada con el autoritarismo!
Ello convierte cada aula en un pandemonium
de "conversacionitis" e incuba bullings.

Nada se logra con inyectar millones a una


estructura escolar donde el docente está
arrinconado y carente de respaldo. "No pueden
tocar a los discípulos ni con el pétalo de una rosa".
Con frecuencia las maestras son víctimas del
bullying... Las feministas no opinan sobre la
materia. El gremio y el ministerio del ramo callan.

122
BULIMIA PEDAGOGICA

S e trata de una dolencia que afecta a los


denominados expertos del MINEDUC. Se manifiesta
en el afán de repletar la enseñanza de más y más
materias. Uno recuerda el refrán "quien mucho
abarca, poco aprieta". Antes de ayer se vivió la
ilusión de convertir a todo el país en angloparlante.
Hubo que aterrizar en algo elemental: no había
docentes de Inglés. No pocos de los que ostentaban
el diploma de profesor de tal lengua apenas si la
chapurreaban.

Vino luego la moda del idioma chino. Hasta


llegaron docentes desde Pekín. Se suponía
enseñarían ese idioma. Regresan con capacitación
en castellano, Se ignora cual fue su labor en los
planteles del país. Ahora se promueve el
mapudungún. No sólo eso, también la danza
y el teatro. Ello mientras se descuida la Matemática
y el Castellano. Al menos así lo verifican el SIMCE
y la PSU. Es urgente curarse de la bulimia, obvio
sin derivar en la anorexia. Se exige apenas la
normalidad.

123
AGRESIONES A DOCENTES

N uestra sociedad compensó siempre la


remuneración exigua, con alto prestigio. La función
académica estuvo rodeada de respetabilidad.
El bagaje científico y las competencias orales y
gráficas del docente se justipreciaron. Son evaluados
doctos en diversas áreas. Se les juzga ciudadanos
honorables por su función. Ello explica que alcanzaran
rangos de ediles, diputados y senadores. Es cierto
que, en la plantilla de titulares de la Presidencia de
la República, sólo un mandatario –Pedro Aguirre
Cerda– es Profesor de Castellano.

Ello se equipara con la presencia de, apenas,


dos ingenieros y de dos médicos. La abrumadora
mayoría son abogados. Ese reconocimiento al
docente se trasmite de padres a hijos. El aula
se visualizaba como la fragua de la chilenidad
civilizada. Los paradigmas, sin duda, son el
"normalista", es decir, el titulado como educador en
la Escuela Normal, y el Profesor de Estado –o
"pedagogo"– graduado en el plantel fundado por
Balmaceda y Letelier. Hoy la situación es otra –y muy
agraviante– pese a la Reforma y sus millones,
sus Montegrandes y Bicentenarios.

124
En virtud de factores como la municipalización
y privatización este panorama tiende a evaporarse.
Siempre existió el alumno caprichoso y rebelde así
como la bulliciosa protesta estudiantil. No obstante,
lo que hoy contempla perplejo el país, son las
agresiones a los docentes. Son efectos del "destape"
que regocija a los "progres" una de sus metas
es deslegitimar la disciplina escolar. Ello pasa
por "el libre desarrollo de la personalidad del
educando" o "la autodisciplina", "el fin de los
enclaves autoritarios". Se estigmatiza el "castigo"
y se consolida la imagen del "docente verdugo".

Ello, en circunstancia, que todo el proceso


enseñanza-aprendizaje supone la dupla "premio-
castigo". La permisividad ensancha su caudal
y el desborde se manifiesta en recursos de amparo
presentados por heridas y fracturas, golpes y tajos
inferidas por sus discípulos, a veces, con el apoyo
de familiares. Hace ya un siglo la estructura escolar
había superado aquello de "la letra con sangre
entra" que favorece el uso de la varilla en el aula.
Ahora, otras son las víctimas.

Hoy –con 100 años de retardo– el equilibrio


se altera y la máxima es "el alumno tiene siempre la
razón". Las jerarquías se derrumban y la prensa

125
–escrita y gráfica– se presta para el juego dando
siempre tribuna a estudiantes supuestamente
victimizados. Las agresiones fisicas a quienes
consagran su vida al oficio de enseñar se han
multiplicado y el silencio de los "expertos" del
MINEDUC es elocuente.

No hablemos de las agresiones psicológicas.


Apenas se manifiesta folklóricamente: "la culpa no
la tiene el chancho, sino quien le da el afrecho".
La condición selvática del alumno –el síndrome
de Michimalonco– se expresa y sin cortapisas pues
la sancionalidad está colapsada. Los derechos no
se equilibran con los deberes, el estudiar debe ser
entretenido, la atención del educando personalizada
y la escala de notas manipulada como chicle.
En ese contexto los representantes de la cultura
continuarán siendo peleles objeto de agresiones.

126
ESCUELA E IDIOMAS

E l aprendizaje del Inglés constituye un afán


muy difundido. Centenares de planteles
ofrecen enseñarlo a "girls and boys in all years”.
Son The Mac Chuca Schools. Están destinados
al “perraje”, es decir, a los retoños de esa capa
baja cuyo afán de ascenso social es agresivo.
Apenas pueden escapan de la escuela pública
y se matriculan en esos establecimientos nutridos
de dinero fiscal denominado "subvención". El aula
abandonada queda restringida sólo para "rotos", hoy
denominados "vulnerables".

La asignatura de Inglés –aunque parezca


extraño– la sirven docentes que ignoran tal idioma.
El problema es antiguo. En el centenario Instituto
Pedagógico de la Universidad Nacional existió
siempre un Departamento de Inglés. También otro
de Francés. Dos más sin empleabilidad, pero con
alumnos y catedráticos, Alemán e Italiano. Hubo
planes –durante el régimen de Allende– de generar
el de Ruso. Con cinco años de estudio, los graduados
en Francés e Inglés, apenas si chapurreaban
la lengua que se suponía estudiaron durante un
quinquenio.

127
Al aumentar la básica de seis a ocho años los
docentes de ese nivel debieron enseñar Inglès... sin
dominarlo. Lo mismo ocurre en los cuatro años de
secundaria. Sobre la marcha se exige enseñar
dialectos ancestrales. Algunos ya en vías de
extinción. En idioma patrio, es decir, el Castellano,
según evaluaciones, nuestra población escolar
ocupa el lugar 36 de 41 países encuestados. Se
detecta léxico empobrecido, incomprensión de
textos, ausencia de competencia para formular
inferencias.

Como el sentido común –según Chesterton


“es el más escaso de los sentidos”– se ensaya la
enseñanza del Chino Mandarín. Argumentos sobran.
El programa –hoy denominado curriculum– enferma
de obesidad mórbida. Mientras se eleva la endeble
Torre de Babel a la Asignatura de Castellano
hasta se le mutila el nombre. Hoy es "Lenguaje
y Comunicación". Surge como epidemia el
analfabetismo funcional. De cada diez chilenos
apenas cuatro captan un mensaje gráfico. El
idioma que nos integra al mundo hispano agoniza.

"La caridad comienza por casa"... En la


nuestra, el Castellano es la lengua patria
enseñémosla con ahínco. Es una ineludible labor

128
de nacionalización hoy abandonada por un gaseoso
mundialismo y también por la moda indigenista.
Si ha de enseñarse como lengua auxiliar el Inglés,
primero que lo aprendan quienes lo enseñan
y luego que sea absolutamente instrumental,
despojado de gringolatría. Dicho de otro modo,
evítese que los docentes "vendan" fetichismo por
Gran Bretaña o EEUU.

129
EL MAPUDUNGUN

E s increíble... se quiere enseñar mapuche.


Un dialecto que apenas lo habla un 20% de la
colectividad araucana, de la noche a la mañana, se
convertirá en materia de estudio. No hay docentes
que asuman la tarea de enseñar mapudungún.
Me imagino: se improvisarán y cada uno obtendrá
remuneración.

Mientras el castellano oral y escrito languidece.


La dicción es deplorable. La ortografía da pena.
Redactar una nota origina angustia. La lectura
declina. Casi no existe y el compromiso de aula en
orden a declamar. Pese a las cojeras anotadas
ahora se anhela enseñar mapudungún. La iniciativa
es pura esquizofrenia.

130
ESA MALDITA MEMORIZACION

E n el discurso pedagógico hay un lugar


común. Tarea de titanes extirparlo. Es el
aborrecimiento a la memorización. Se le juzga
"reaccionaria" y "arcaica". La realidad, sin
embargo, demuestra que cada persona –además
de carne y hueso– es "memoria". Cuando
la perdemos ha comenzado la declinación. En la
curva final del deterioro lo frecuente es el alzheimer.
En tal caso el individuo olvida hasta su nombre.

Ante una prueba o un examen –se sabe–


la memoria es sustantiva. Dicho de otro modo,
los conocimientos, valores y destrezas deben
retenerse y practicarse. Lo importante es evitar el
olvido. Nuestro nombre y domicilio es lo primero que
la madre enseña. El retoño aprende estos datos, es
decir, los asimila. Dicho de otro modo, los "memoriza"
Esto vale también para los números del rut, del fono
y de la cuenta bancaria...

¿Acaso saber no es recordar? No obstante,


el sólo oír el vocablo "memorización" produce
náuseas a educadores bisoños y alumnos perezosos.
Lo censurable, obvio,es la memorización mecánica,

131
repetir sin "ton ni son". No se promueve lo que po-
dríamos etiquetar "papagayismo". Paso previo es
el comprender. Lo antecede la audición, la obser-
vación y la lectura.

Si en el aula algo se enseña es para incorporarlo


y no para –en función de la amnesia estudiantil–
olvidarlo. En el contexto de la campaña contra la
"memoria" está el abandono del aprendizaje de
poesía y la declamación. Tal tarea vigoriza la
memoria junto con perfeccionar la dicción y generar
desplante. Ese abandono es otra víctima que deja,
en su trayectoria, una Reforma escolar fracasada.

132
EL SLP

E l Síndrome de Lata Profunda SLP se


presenta con mayor fuerza en la adolescencia y la
juventud. Se manifiesta en aquel “no estar ni ahí” y
en el crónico aburrimiento. Otros síntomas: exigir
derechos y esquivar deberes, identificar disciplina
con autoritarismo, afán de trocar –en el aula– rigor
académico por lo light y el sacrificio por lo entretenido.
A veces se encuentra un barniz “culto” y aparece un
discurso ecoindigenista amalgamado con pesimismo.
Lo persistente es la fiaca rubricada con el bostezo.
Toda obligación es denunciada como represiva.

El SLP encubre un frenético consumismo en


los sectores pudientes y aguda frustración en los de
ingresos medios y bajos. Se expresa en la intoxicación
de TV, en el sobreuso de teléfono hogareño, en la
ducha caliente prolongada hasta el exceso, en la
“durma” hasta medio día y en el “carrete” cada fin
de semana. Dispara sobre el Servicio Militar
Obligatorio y exige a los docentes aprendizaje
entretenido y promociones automáticas. Otro rasgo
es la cimarra incluyendo “macheteo” en esquinas
estratégicas y “andar chutiando piedras” con moño,
aro, tatuajes y pito en procura de... nada.

133
Ante el SLP hay “güena onda”. Los padres
abdican de su autoridad. Psicólogas y educadoras
–por maternalismo– la legitiman. Lo “moderno” es
“respetar la personalidad de los lolos, para evitarles
trancas”. El P. Ejecutivo suprime la detención por
sospecha y tolera la ingesta alcohólica en la vía
pública. Los grafitis son murales y los grafiteros émulos
de Diego Rivera. En suma, permisividad y luz verde
al hedonismo y la chabacanería. En la otra ribera
está Gabriela Mistral exhortando a los educadores
a “extirpar la inercia fatalista y la languidez tórrida”
como aporte a superar “nuestra inferioridad económica”
que denuncia Encina ¿Los escucharemos?

PINGÜINOS

¿Serán una esperanza?

134
COPIONES E IDENTIDAD

D esde siempre –al menos de 1810 en


adelante– se acude a lo foráneo para resolver
problemas internos. Entre devanarse el seso
buscando una solución propia y la facilidad de
copiar lo exótico no nos perdemos. Lo "extranjero"
es lo europeo y, por extensión, lo estadounidense.

Nadie escapa de ese imitacionismo que, en


su semilla, es la pereza y la inseguridad. Ni derecha
ni izquierda, ni gobierno u oposición, ni pudientes o
indigentes, ni ilustrados o ignorantes... la inercia
empuja a "tirios y troyanos" al calco.

La extranjero no se "adapta", sino se "adopta".


En economía Pinochet y la Concertación nos tuvieron
de rodilla ante Milton Friedman y la Escuela
de Chicago. En el XIX opera como supremo gurú
Juan Gustavo Courcelle Seneuil. Nos intoxica de
librecambismo y sus discípulos triunfan en Concón
y Placilla.

En pedagogía el plagio es escandaloso.


Se menosprecia cualquier enfoque criollo y se
remedan modelos escolares europeos mientras

135
desfilan expertos euronorteamericanos divulgando
teorías que luego se difunden desde las cátedras
como versículos del Corán.

"El Mercurio" brinda tribuna a diversos "expertos"


europeos y estadounidenses que opinan sobre asuntos
escolares. En las Facultades de Educacion se cita
–entre otros– a Piaget, Feuerstein, Vidorski en me-
dio del respeto atávico por lo exótico. Eso es colo-
niaje mental.

El exito que registra Finlandia en la esfera de


la docencia alucina a figuras ministeriales, al
gremio magisterial y a la prensa. De inmediato
origina el afán imitativo No son pocas las giras de
expertos a Helsinki para extasiarse en contemplar
"en vivo y en directo" ese prodigio nórdico.

Las demandas mapuches, que amenazan


con pulverizar al país, se acude a la experiencia de
Australia y Nueva Zelanda. Entonces –moros y
cristianos– aluden al "modelo maorí". Nuestra
adolescencia –transversalmente– está afectada por
la drogadicción y el alcoholismo. Se cree ambos
flagelos pueden ser atajados usando el "modelo
irlandes".

136
Se reitera que lo extranjero intoxica y reiteramos
con Simón Rodríguez "Nuestra América es original.
Originales entonces deben ser sus gobiernos e
instituciones y originales los medios de fundar unos
y otras. Inventamos o erramos".

137
EL MODELO FINLANDES

L a "copiomanía" está emparentada con


la "eurolatría". En materia de educación son
notorias ambas patologías. Los síntomas: temor a
pensarnos a nosotros mismos y la búsqueda de
"bastones ortopédicos" en el Viejo Mundo. Mientras
en el XIX los "modelos", alternativamente, son
Francia, Inglaterra y Alemania en el XX se impone
la norteamericanización. Ahora –sin considerar que
Singapur, Corea. China o Japón obtienen los
mayores puntajes en las pruebas académicas–
se insiste en Finlandia como paradigma.

Ortega en "Misión de la Universidad" comenta


que si a Napoleón lo trituran en Waterloo. se atribuye
tal éxito al colegio británico de Eton. Si Prusia pone
de rodillas a Francia, en 1870, ipso facto, se cree
que tal victoria se debe a la docencia alemana.
Tales conclusiones –afirma– son erróneas, pues
confiere a la escuela un influjo del cual carece.
La grandeza de un pueblo –añade– es la sumatoria
de varios factores. Las entidades escolares
-concluye- son intransferibles porque corresponden
al país que las crea y mantiene.

138
Es un "tiro al aire" recomendar un análisis del
texto citado. Si acudo a Ortega soy descalificado
como "anticuado". Si al filósofo hispano se le
deshecha ¿qué suerte correrán Platón o Aristóteles?
No se le ocurra mencionar "La educación económica
y el liceo" de Francisco A. Encina. Lo desconocen,
lo juzgarán demodé y despreciado por ser criollo.
Los "expertos" están engolosinados con Piaget,
Vygotsky, Feuerstein... Somos incurables imitadores
e idolatramos a Europa. Se iniste, hasta la ENU es
calco de la RDA.

139
EDUCACION DE MERCADO

E l lema “todo se vende y todo se


compra” aplicado a lo académico es catastrófico.
Sin embargo, es lo vigente desde los Chicago Boy’s
y la LOCE hasta ahora. La disciplina escolar
se erosiona porque ya no hay "discípulos", sino
"clientes". Cada uno involucra –mes a mes– dinero
del Fisco. Es lo que se denomina "subvención".
También hay un aporte familiar, el "copago". Tales
sumas multiplicado por millares de educandos
constituyen sumas cuantiosas.

Se multiplican los colegios particulares


subvencionados. Obvio, también las UU privadas
que desatan un huracán publicitario. Unos y otras
se administran como empresas. Su meta: la
rentabilidad. La consigna es aumentar el número de
matriculados. Eso da prestigio al MINEDUC, a los
inversionistas ganancias y a los hogares sensación
de ascenso. Se decreta "hay que retener al alumno”.
Ello, aunque sea un depravado o un mediocre.

El docente –privado de toda autoridad– no


selecciona. El Centro de Padres ¡de pláceme! Eso
de seleccionar exigiendo excelencia se estima

140
“pasado de moda”, porque lo que interesa es la
“cantidad”. La celulitis de planteles secundarios
–fundados a destajo– proveen de clientes a
esas Casas de Estudio privadas de bibliotecas, de
laboratorios y de académicos calificados instalan
sucursales hasta en la más remota aldea Se sabe,
los "estudiantes" –aprendan o no– son promovidos.

Se insiste que la escolarización no es mercancía


sujeta a la ley de la oferta y la demanda. No obstante,
el mercado todo lo preside y el lucro, epidemia. La
"cobertura" es la meta suprema. Se suprime la
profesionalización temprana. Toda preparación para
autosustentarse y apoyar a la familia pasa por los
estudios superiores. La U se convierte en aspiración
masiva. Se inventan "carreras" privadas de
empleabilidad y aumenta, en espiral, el afán por
maestrías y doctorados.

Las jefaturas académicas privadas y también


las fiscales pugnan por incrementar la cantidad de
matriculados. Los "sostenedores" –inversionistas
privados– incrementan sus faltriqueras y los rectores
y decanos se afirman en sus cargos que implican
sueldos y asignaciones. En ese contexto, si en un
curso por aplicación de rigor amenaza con decrecer y
está al borde de la reprobación, se exhorta al

141
docente a que otorgue más y más facilidades. Esa
filantropía con los "vulnerables" es ya una
especie de religión.

El académico capta así que la majestad de


su desempeño está estropeada. Se le ha privado
de prerrogativas y –aunque lo rechaza– el sistema
lo convierte, en un mercenario o, si se quiere, en
un ganapan. El afán por el dinero gangrena la
estructura escolar y -se reitera- no sólo la privada,
sino también la fiscal. Se trata de un carnaval de
calificaciones concebidas como limosnas, El confeti
de la macabra fiesta es un diluvio de fotocopias,
porque no hay archivo ni biblioteca.

142
"TOMAS": VANDALISMO Y DELITO

E scucho que los docentes –la mayoría


damas– aluden a los alumnos como "peques",
"críos", "lolos", "chiquillos". Pienso que ellos mismos
aceptan el trato de "tíos". Lo anotado –no es un asunto
sólo de fórmulas- sino un síntoma del derrumbe
de las jerarquías al interior de las instituciones
escolares. Las consecuencias son –entre otras–
la imposibilidad de generar silencio en el aula,
las amenazas, groserías y hasta agresiones de que
son víctimas quienes enseñan.

En otra esfera, las "tomas" implican vandalismo


y hurtos. Ejemplos recientes son lo acaecido en el
Instituto Nacional, el Liceo Amunátegui o el Liceo
de Aplicación. Ni que hablar de como devastan la
rectoría de la U del Mar. No hay sanción ninguna.
Rectores y sostenedores, para no estropear la
"imagen" suelen atribuir esos brotes de barbarie a
"individuos ajenos al plantel". El afán de "inclusión"
y el arrasamiento de la disciplina escolar encubren
una indulgencia culpable.

Lo anotado demuele la eficacia del proceso


enseñanza-aprendizaje y los atentados a edificios

143
e instrumentales dañan la educación pública
y merman la "calidad" exigida. No sé de ninguna
crítica a la cobardía que suponen los agravios a los
docentes. SERNAM no se pronuncia para defender
a las profesoras que son víctimas frecuentes.
Callan los diputados, ayer dirigentes estudiantiles.
Tal mutismo lo comparte el gremio magisterial.
Todo esto empuja a las familias hacia los colegios
particulares.

144
TRES ANECDOTAS ACADEMICAS

L as anécdotas son iluminadoras. Desde


luego no constituyen el retrato completo y exacto de
situaciones, fenómenos o personas. Hoy que se
polemiza, una vez más, sobre la educación y en
torno a las matriculas de las UU vale la pena
recordarlas.

Una es en Trabajo Social (UTEM). A un grupo


de alumnas les rechazo trabajo. Lo evalúo desprolijo
en contenido y presentación. La respuesta es "y que
quiere Ud. si somos pobres". A ello pregunto: "¿Ud.,
señorita, es pobre?" La respuesta es "Nosotras
somos pobres".

Evito insistir en que la precariedad no justifica


la pereza y el desaseo. Medito que la condición de
pobre es penoso en lo personal. Sin embargo,
permite atrincherarse en lo grupal. Con ello mellan
la resistencia de los docentes que bregan por
disminuir la brecha entre acaudalados y vulnerables.

En prueba de alumno –sin duda de extracción


modesta– de Pedagogía UMCE leo "inteligencia"
escrita con "h". Le hago presente al "educando" el

145
error y lo reconoce. Sin embargo, como refunfuñando
con un dejo de protesta, expresa: "Por último, profe,
con "h" o sin "h" se entiende igual".

La tercera, es un poco producto de la educación


concebida como negocio. Se informa a dos alumnos
U Arturo Prat (Sucursal Santiago) que están
marginados de la Carrera por reprobaciones en
todas las materias. Replican: "Chist, no puede ser.
Tenemos pagadas todas las cuotas".

146
ESCUELA: FE Y LIMITACIONES

A ntaño se afirmaba: «La apertura de una


escuela supone la clausura de una cárcel». Del
siglo XVIII se transfiere al XXI esa delirante fe por el
silabario, la pizarra y la tiza. Con inconmovible
optimismo se juzga la educación sistemática como
la piedra filosofal. Me refiero a aquella sustancia con
que los alquimistas de la Edad Media, según se
decía entonces, mutaba el plomo en oro.

También de muy atrás, en simpático contrapunto,


el sentido común opina: «Lo que natura non da,
Salamanca non presta». Recurriendo a la
paradigmática Universidad salmantina se advierte
que el influjo del aula y del docente es restringido
en determinar el comportamiento, los valores y las
destrezas del alumno. Al plantel, la ciudadanía le
confiere la tarea de pulir diamantes y de modelar
arcilla.

La orfebrería y la alfarería son oficios identificados


con la docencia. No obstante, los frutos del aula son
mediocres o nulos. La sociedad nos entrega guijarros
y no gemas. Lodo y no greda.Los educadores
carecemos de la piedra filosofal. No transformamos

147
al rústico en caballero, al delincuente en honesto,
al laxo en dinámico, al torpe en genio.

El docente, aunque asuma su tarea con


sabiduría y abnegación, tiene limitantes. En primer
lugar el aula compite con otras fuerzas educativas.
Ello empuja a comprender que es erróneo creer que
el monopolio de la educación lo posee la escuela.
El hogar, el barrio y la TV, el cine y la radio, para
citar apenas cinco agencias, influyen más que el
pupitre magisterial. Generan "educación refleja"
que opaca la "educación formal".

Otro factor que explica la potencia reducida


de la labor académica es la desmotivación del
magisterio. El MINEDUC le escamotea la autoridad
de que estuvo premunido. Hoy opera mecánicamente
y cumple su tarea de modo administrativo. No hay
fuego apostolar. Investigar esa desmotivación
es tarea urgente muchísimo más que la petición de
computadores o exigir aumento de sueldo.

148
«Si le das un pez a un hambriento
le saciarás el hambre por una jornada.
Si le enseñas a pescar,
se alimentará toda la vida».

Lao Tse

EN
TORNO
A
LA
U

"El programa de la U es enteramente chileno. Si toma


prestadas a la Europa ls deducciones de la ciencia
es para aplicarlas al nuestro país. Todas las sendas
de la investigación que emprenda y el estudio de sus
alumnos convergen a un centro: la patria".

Andrés Bello

149
150
LA PSU ¿SEGREGATORIA?

E l actual representante del magisterio


propone boicotear a la PSU. Opina que es
discriminatoria porque reserva los puntajes altos
a los colegios VIP y los bajos a los del "perraje".
Difícil convencer que la brecha no es producto del
dicho certamen. Su fin sería la venta del "sillón de
don Otto". Si se desea estudiar en la U todos los
que finalizan el IV medio deben pasar por el mismo
cedazo. Si eso se repudia ¿qué se anhela entonces?
¿Acaso una prueba para cada estrato? Los dos
niveles no son producto de la PSU. Siempre han
existido y es un error verlos como consecuencia
del modelo neoliberal inaugurado por Pinochet y
aplicado hasta hoy.

Los exalumnos de colegios municipales


obtienen 500 puntos como máximo. ¿Bajo CI?
¿Alimentación deficitaria? ¿Pereza? ¿Hogares
vulnerados? ¿Ausencia de profesores idóneos?.
Otros factores: "tomas", paros, docentes
desmotivados... La solvencia académica muere al
reducirse el nivel de exigencia y demolerse la
disciplina. Los perjudicados son los retoños de la
neoclase media y grupos de clase baja.

151
Las "gangrenas" anotadas las elude el líder del
magisterio. Eliminar la PSU no suprime la
estratificación y, por otro lado, permitirá arribar a las
U a una masa privada de preparación. La desigualdad
es ajena a la PSU.

MARIO AGUILAR
Actual líder del Magisterio.

152
U: AGONIA Y QUIEBRE

E l estilo inaugurado, en 1842, por Andrés


Bello comienza a languidecer en 1981. La monitoría
de la U de Ch sobre las Casas de Estudio –no más
de cinco- queda en el ayer. Se impone el
tropicalismo de no menos de 70... Tal explosión
posee efecto de bomba racimo si se añaden otros
tantos Institutos Profesionales. Ahora amén de los
estudios tradicionales comienza la oferta de
postgrados. Por efecto de la plétora, al título hay que
añadir el grado testimoniado con otro «cartón». Se
obtiene mediante cursos presenciales,
semipresenciales, por correo o Internet. Lo impor-
tante para el inversionista es que los candidatos
continúen pagando colegiaturas mes a mes. Sin
embargo, ello no es garantía de trabajo porque el
empleador suele estimar «caro» a alguien con
currículum vitae abultado.

La celulitis del sistema se explica por el


ultraliberalismo de los Chicago Boys. Como
discípulos de Milton Friedman e imitadores del
modelo estadounidense, reducen a escombros el
Estado docente. Imponen, entonces, de modo
irrestricto, la libre empresa en el rubro. La docencia

153
superior –y también la básica y la media– son
entregadas a las leyes del mercado. De paso la
gratuidad es suprimida. Ya los padres no consultan
como antaño por una carrera «¿cuánto dura?», sino
«¿cuánto vale?» Los alumnos se convierten en clientes.
Habrá que retenerlos para que... sigan pagando y
originen subsidio del Fisco. Los académicos ya no
son de carrera, sino «a la carrera» y la cátedra pasa
de sacerdocio a «pituto». Ante el sombrío panorama
que supone el deceso del legado de Bello, la
democracia no dice ni pío.

154
U: MISION Y DIMISION

L a U –acorde al teorizar de Ortega y


Gasset, Juan Newman y Max Scheler– es institución
con funciones docentes, investigativas y difusionales.
Dicho de otro modo, enseña las profesiones
superiores, incrementa con sus indagaciones el
saber e irradia la cultura hacia la ciudadanía.
Nuestras tradicionales Casas de Estudio –de un
modo u otro– cumplían estas responsabilidades. No
obstante, de 1981 a la fecha, se fundan decenas
de UU divorciadas de lo anotado. Se trata de una
exuberante avalancha tropical que nos distancia
de la sobria época en que la sola referencia a la U
de Cochabamba arrancaba sonrisas. Si se aludía
a la U de Chihuahua estallaban carcajadas. Aquello
fue la manifestación del prurito criollo en orden
a conservar la educación superior ajena al
desborde publicitario y ceñida a la estricta probidad
administrativa y científica ¡Altri tempi!
.
Las Casas de Estudio surgidas a partir
de 1981, hacen docencia, es decir, enseñan las
disciplinas propias de las carreras que imparten.
Sin embargo, están privadas de archivos y fondos
bibliográficos, de laboratorios y centros de

155
experimentación. Dicho de otro modo, evaden lo
investigativo. No se trata de la torpeza –por lo
demás, frecuente– de intentar convertir en
investigadores a los alumnos de pregrado, sino
de concebir el quehacer científico como fibra
constitutiva de lo académico. Tampoco aparece
–salvo excepciones– como tarea, la extensión.
Ambas debilidades se explican porque tanto el
investigar como el difundir arrojan exigua rentabilidad
y de lo que se trata es optimizar el negocio. ¿Será
entonces puro estuco el rango de UU que se
atribuyen? Así es mientras no asuman la triple
misión sistematizada –entre otros– por Ortega,
Newman o Scheler.

156
U: LA PROFESIONALIZACION

U na de las funciones de la U es preparar


a los profesionales. Se supone constituyen la elite
de la cual brotan los cuadros de la vida científica,
tecnológica, artística y cívica del país. En esta
última esfera, a modo de ejemplo, todos los titulares
de la Presidencia de la República son ex alumnos
de la U de Ch. La excepción es Frei Montalva que
egresa de la UC. Casi todos son «hechura» de las
Facultades de Derecho. También, en menor número,
provienen de Ingeniería. Casos atípicos son Aguirre
Cerda que, además de abogado, es exalumno del
Pedagógico, Allende y Bachelet, de Medicina. La
excepción la constituyen los uniformados. Verbigracia,
Montt Alvarez, Ibáñez, Grove y Pinochet se gradúan
en las escuelas matrices de las FFAA. Desde otro
angulo, durante décadas se sostuvo que la Rectoría
de la U de Ch abría la puerta de La Moneda.

La función profesionalizadora se observa con


rigor desde 1842. Hoy aparece vulnerada. Una
simple revisión del «menú» ofrecido por las casi 70
UU surgidas de 1981 en adelante, permite
constatarlo. Quizás lo más notorio sea la presencia
de carreras de rango intermedio. Es motivo de

157
sorpresa la oferta de estudios conducentes a
carreras que corresponden a Centros de Formación
Técnica como, por ejemplo, Administración Turística,
Diseño Gráfico, Programación de Sistemas
Computacionales. Traducción e Interpretariado,
Relaciones Públicas... Incluso las Ingenierías de
Ejecución más bien corresponden a los Institutos
Profesionales. Estas opciones, dada su naturaleza,
son discordantes con la tarea que la recta doctrina
confiere a la U. Preguntamos ¿se está ante un
fenómeno de publicidad engañosa?

Sin motivar alarma del MINEDUC y tampoco


del Consejo de Rectores se produce un desborde
de las carreras de «tiza, pizarra y saliva». Son
aquellas que no exigen infraestructura, laboratorios
o bibliotecas. Dicho de otro modo, surgen con el
mínimo de inversión y brindan alta rentabilidad.
Anotemos –verbigracia– las hoy de moda: Psicología
y Periodismo. Obvio, también Ingeniería Comercial
y Auditoría. Ahora, la carrera de Derecho experimenta
un explosivo crecimiento. La estrategia de las UU
privadas en orden a sucursalizarse permite que se
impartan en todo el país. Ello no registra obstáculo
alguno: basta alquilar aulas, contratar como
docentes a profesionales lugareños y financiar
publicidad. Ya con alumnos matriculados la

158
"máquina" funciona. También cada comuna
exige disponer de U debidamente «aleonada»
por sus ediles, exige disponer de U. Las
consecuencias ya se palpan: el desempleo
diplomado.

159
EL ALUMNO DE PEDAGOGIA

Se observa desencanto muy temprano en


los centros que preparan docentes. Pareciera que
tales ámbitos poco o nada motivan para el
ejercicio de la enseñanza. Escucho que allí los
alumnos “no ingresan, sino caen”. Arancel barato,
ausencia de examen de admisión, exigencia míni-
ma de puntaje de PSU. Entrevistados los matriculados
nos encontramos con la sorpresa siguiente: 78%
expresa “daré la PSU de nuevo”. Por otro lado, las
materias que comienzan a cursar no los sumergen
–como debería– en la realidad que vivirán apenas
se titulen. El imaginario colectivo presenta tal
panorama como una dilatada noche poblada de
fantasmas.

Lo anotado obliga a recordar a Nicanor Parra


quien, en “Autorretrato” anota: “yo que soñé fundiendo
el cobre y puliendo las duras aristas del diamante…
heme aquí con la nariz podrida por la cal de la tiza
degradante”. Expresiones habituales, por ejemplo,
son “Soy profesor, no más” y un gurú del MINEDUC
–ignoro si en broma– aludió a los “pobresores”. El
hecho cierto, es que el apocamiento se torna
pandemia en el magisterio y –lo que es peor– en
los centros donde éstos se preparan para enseñar.

160
En los medios –y desde siempre– se adosa el
adjetivo “humilde” al maestro primario –hoy básico–
y “modesto” al medio ayer profesor “secundario”.

El desafío se plantea: ¿es posible revertir esa


situación que supone aceptar el título no como
rango, sino como estigma? ¿Podremos aspirar a
Facultades de Educación que plasmen un docente
tan entusiasta como ilustrado? ¿Será indispensable
introducir el deporte o el senderismo como
materias obligatorias? ¿No será acaso necesario
familiarizar al alumno con el quehacer escolar?
¿Bastará con las jornadas de perfeccionamiento y
las fugaces pasantías? ¿Si las Escuelas Normales,
en su momento, internalizan mística académica ¿por
qué en esa esfera fracasan los Pedagógicos?

Nuestros docentes carecen de fe en la


trascendencia de la labor de aula. Esta resurrección
anhelada pasa por renovar los centros de capacitación
magisteriales, comenzando por el Campus Macul.
Otro requisito es devolver al magisterio su autoridad.
Sin ella es una marioneta. En la empresa de privar
de prerrogativas a quienes consagran su existencia
al noble oficio de enseñar convergen funcionarios
magisteriales, ediles populacheros, psicólogas
norteamericanizantes, sostenedores cuya meta es
el lucro ¿Constituirá una quimera ante tan potentes
fuerzas intentar una contraofensiva?

161
U: LlCEANIZADA

L as UU se liceanizan. He aquí algunos


datos concretos. En situaciones de conflicto aparecen
curiosos Centros de Padres y Apoderados con el
mismo estilo que exhiben sus homónimos de EGB
y en la EM... En este escenario tales "soviets"
reconvierten en colegiales a los estudiantes, es
decir, los «enanizan». Implican, desde otro ángulo,
grosera interferencia en los asuntos académicos, de
individuos ajenos al claustro. Fui testigo de cómo
un progenitor vapuleara, públicamente, al Rector de
la UTEM durante una huelga. Quizás, dentro de poco
según Mariana Aylwin, puedan intervenir en las
políticas de aprendizaje, los reglamentos disciplinarios
y las decisiones financieras (sic).

Otra manifestación del síndrome liceano muy


notorio en Pedagogía y Trabajo Social, es visualizar
como algo normal las eximiciones. Son, al 2005, ya
frecuentes en todas las UU, y no escapa ninguna
«carrera». Esta práctica "abarata" los estudios,
disminuye al alumno la posibilidad de alcanzar
desplante y resta majestad la cátedra. Incluso se
«ofrece nota», es decir, se obsequia. Incluso se
«ofrece nota», es decir, se obsequia la aprobación

162
con calificación mínima o mediocre. Las pruebas
–por lo general– son de ensayo, dicho de otro modo,
con preguntas «abiertas». La evaluación, obvio, es
subje tiva y el docente opta por corregirlas "a ojo"
con escala de 5 a 7. Son frecuentes las "pruebas
recuperativas para rezagados", que un colega
denomina "prostitutivas" y "los trabajos de
investigación"... simples plagios de Internet.

Las bibliografias son decorativas. Las sustituyen


los «apuntes». Cada alumno –igual que en el liceo–
como se anticipara, asume como escribiente.
Convertido en apéndice del bolígrafo no consulta ni
discute. La modificación de la metodología
desencadena la "conversacionitis". La clase entonces
se «dicta» sin confesar que es dictada. Se advierte
eso sí, que los «controles» se basan en materia «pa-
sada» en aula. Con esto se reduce la
mortificante plática clandestina, pero muere el alma
de la docencia que es el diálogo. El sistema es
incapaz de inculcar a la ciudadanía que la
educación es un privilegio que cuesta «sangre,
sudor y lágrimas» al país y a la familia.

163
EDUCACION: FECHA PARA AMNESICOS

1 879... con el Presidente Aníbal Pinto y


el ministro Miguel Luis Amunátegui se promulga la
Ley de Instrucción Pública. Convierte la Universidad
de Chile en Superintendencia del rubro, facilita el
acceso de la mujer a los diversos planteles y confiere
gratuidad en aquellos que son fiscales. Hasta el
régimen militar el acceso a las aulas fue una opción
brindada por el Estado a título gratuito. Ese principio
tuvo un siglo de vigencia. Lo vulnera el Capitán
General y sus asesores de la escuela de Milton
Friedman. Su expresión jurídica es la LOCE y luego
la LEGE. Hay que reiterar: en 20 años de
Concertación el modelo neoliberal en lo escolar
permanece intacto; peor: se perfecciona y sus
jerarcas se convierten en "empresarios" académicos.

Hasta 1973 se pregunta por una u otra carrera


"¿Cuánto dura?".Desde entonces, "¿cuánto vale?".
No sólo se fundan escuelas,colegios y UU cuya
meta es el negocio, sino que los planteles del Estado
para autofinanciarse imponen aranceles elevados e
igual que los establecimientos privados "inventan
estudios" sin empleabilidad, retienen al matriculado
disminuyendo el rigor académico y comienza el

164
carnaval de los postitulos y hasta de
los"postdoctorados", así como los "cursos
propedéuticos" que son bastones ortopédicos
de una educación media decrépita. La erosión
de la educación superior, posee como correlato el
deterioro de colegios y escuelas. El lucro resultó ve-
neno. Infórmese a los amnésicos: imposible
tachar a Pinto y Amunátegui de "encapuchados".

165
COLLEGE: OTRA MODA

N uestro mundo académico vive –igual que


el vestuario femenino– sacudido por modas.
Hoy el turno es el college. Así, en english, para que
suene mejor y logre hipnotizar. Ya son centenares
los que lo señalan como "la" solución ante la
mediocridad que exhiben, los estudiantes
de ciertas Facultades. Se trata –lisa y llanamente–
de añadir dos años propedéuticos a las carreras.
En tal bienio al alumno se le orientaría pudiendo
después ingresar "debidamente motivado" a
estudiar aquella profesión congruente con su
interés vocacional. En el fondo es confesar –de
modo tácito– que la educación media humanística-
científica constituye una catástrofe. Por otro lado se
trata de repletar las aulas con personas cuyo puntaje
deficiente de la PSU les impide matricularse en
medicina, derecho o ingeniería.

Esa estrategia de los college equivale a los


"bachilleratos". Están vigentes en varias Casas de
Estudio. En los 60 –medio siglo atrás– Irma Salas
importa de EEUU los denominados "colegios
universitarios regionales"... En su momento se
juzgan una panacea. Ahora se viene al galope la

166
moda de los college. Ello implica prolongación de
la escolaridad, despilfarro en tiempo biográfico del
alumno y mayor gasto de la familia que lo sostiene.
Estos factores no se evalúan. El coloniaje mental
puede más que el sentido común. La manía es
traer del extranjero milagrosas innovaciones.
Nuestro legado pedagógico se ignora. Se evita
analizar la experiencia docente criolla. Una vez
más se opta por el calco. Lo denuncio como
otra invención.

167
CESANTIA DIPLOMADA

C uarenta y un mil currículos se presentan


a empresa minera que opera en la III Región. Lo
interesante de constatar es que ofrece sólo 1.500
opciones laborales. El desnivel es colosal. En la VII
Región un prestigioso supermercado convoca a
concurso. Necesita 2 contadores auditores y 3
maestros en panadería. Resultado: postulan –de
diversos puntos del país– 1.341 para el primer rubro
y 2 para el otro. El empresario me informa y con un
sentido práctico muy propio de su desempeño
comenta: “al auditor podré pagarle lo que yo estime
conveniente. En cambio, a los panaderos, lo que
me exijan”.

El dato de la empresa verifica que la demanda


laboral es oceánica. La naturaleza de los expertos
solicitados constata “cesantía diplomada”. Ahora el
“cartón” no garantiza “buen pasar” y menos prosperidad.
Hay plétora y las UU continúan titulando. La otra
experiencia, demostraría que se padece “pirámide
invertida”. Esto significa exceso de profesionales
supuestamente calificados y ausencia de tecnólogos
básicos e intermedios. En suma, arribismo suicida
manifestado en juzgar la U como la única meta.
Irresponsabilidad del MINEDUC al menoscabar la
educación técnico profesional

168
CORRUPCION EN NUESTRAS UU

L a U Nacional de Guayaquil, según "El


Mercurio", ostentaría alarmantes niveles de corrupción.
Las matrices serían la "politiquería", el "cogobierno"
y el afán de matrícular a "vulnerables". El
abaratamiento de los estudios afecta, en particular
según los periodistas, la calidad de los médicos que
gradúa. Por otro lado, ante ese reportaje hay
quienes sostienen que tan deplorable espectáculo
jamás afectará a nuestras UU.

Parece innecesario aludir a la U del Mar y a la


U Arcis. Tampoco me refiero a las Facultades que
aquí titulan galenos, ingenieros civiles y abogados.
Imposible emitir una opinión al respecto. Ignoro su
funcionamiento. Sin embargo,en diversas Facultades
con sus respectivas escuelas existe otro tipo
de corrupción. Es menos visible que la atribuida
por el decano de nuestra prensa a la ecuatoriana U
de Guayaquil.

El afán de convertir en profesionales –sea


como sea– a alumnos empuja a promocionar como
"carreras" estudios que conducen a títulos o grados
amputados de empleabilidad. Aparecen como

169
tales licenciaturas entre las cuales sólo falta Cien-
cias Ocultas.. Muy bullado –y con terremoto en la
rectoría de la UTEM– es la creación de la "carrera"
de Perito en Criminalística. El escándalo explota al
difundirse que el Estado carece de plazas para tales
"profesionales".

Otra "estrategia" para "hacer caja" y exhibir


abultado número de estudiantes es inventar "college"
y "bachilleratos" que dan alero a quienes poseen
los puntajes con los cuales no logran ingresar a medi-
cina, ingeniería y derecho. Otra corruptela es la "man-
ga ancha" que evita reprobaciones.Todos aprueban.
Lo exigen "los jefes" y los académicos bajando la
cabeza optan por aplicar "pruebas recuperativas".
Vox populi son para subir las calificaciones.

La aprobaciones masivas apunta a –mediano


plazo– a suprimir los exámenes. Son reemplazados,
por "ofrecer nota" y se imponen "eximiciones".
El estilo y la mecánica demagógica del liceo así va
contagiando a las UU. Estas pierden su solemnidad.
En lo formal las cátedras ahora se denominan
"ramos". En lo reciente, la ideología del género se
convierte en histeria y el "nazifeminismo" se impone
con malidicencias que implican persecusiones.

170
El "facilismo" –aquel de la "manga ancha"
y de las "pruebas recuperativas"– vigoriza la
mediocridad de quienes enseñan y de quienes
aprenden. Se consigue la quietud en las aulas
que huelen a agua estancada. Sin embargo, ese
marasmo favorece la la renovación del contrato
de los docente. Así son estos brotes criollos de
corrupción. Solapados, pero perniciosos igual que
aquellas que padece la U de Guayaquil, según la
Revista del Sábado (11.03.2017).

171
INGENIEROS...

E n carta que publica "El Mercurio"


(09.08.2014) Fernando Aguero, representante del
Colegio de Ingenieros de Chile, protesta por el uso
y abuso del título. Ello a propósito de la noticia,
según la cual, la carrera de Ingeniería en Turismo
registra un notorio incremento de matriculados. Se
trataría de un anzuelo para reclutar clientes. Añade
que hay varias otras ingenierías express, por
ejemplo, en administración pública, paisajismo,
prevención de riesgos, computación. Finaliza
implorando que la entidad de acreditación intervenga
en la denominación de los "cartones" que se otorgan.

El Ing. Aguero está sorprendido por esta


"titulitis" frecuente. Piense el lector en academias
que ofrecen 2 años en 1 para alcanzar el 4ª medio.
Los mismos cursos de "nivelación" ofrecidos por
municipios y corporaciones para adultos con la
misma meta. En escuelas básicas que, de la noche
a la mañana, se convierten en liceos. En planteles
cuyo sostenedor presenta una matrícula inflada para
recibir mayor subvención. Anótese que un tercio de
alumnos de Pedagogía se matriculan privados de
PSU y que el resto no promedia los 489 puntos.

172
No aludimos, por ahora, a cursos de Magister
que funcionan solo los sábados y domingos y que,
en reemplazo de la tesis, para conferir el grado basta
un examen de varias materias. Ni que hablar de
escuelas como Servicio Social y hasta Medicina en
las cuales existen –igual que en Media– eximiciones.
Ahora mismo hay una campaña para suprimir el
examen de grado en Derecho. Ni que hablar de la
presión hasta en UU fiscales como la UNAP en
orden a "regalar" notas hasta sin evaluar pruebas...
Eso de "ingeniería en turismo" es un picacho en la
cordillera de corrupción.

173
CEDECH es corporación académica que promueve el rescate
de lo criollo y la concordia con las repúblicas limítrofes.
Sin arrogancia, pero también sin apocamiento proclama
adhesión al iberoamericanismo cuyos pioneros en Chile, entre
otros, son O’Higgins y José Antonio Vidaurre.

CEDECH impulsa la investigación sociohistórica. Estima que


rescatando un ayer distorsionado o encubierto se visualiza
como entidad coherente la nación iberoamericana. Esta
es una, pues matices diferenciales –lejos de diferenciarla–
enriquecen su composición y fisonomía.

CEDECH es corriente de opinión suprapartidista adversa


a la manía imitatoria, enemiga de la patriotería y favorable
a la integración subregional que evalúa como palanca de
desarrollo y soberanía. Tales enfoques se divulgan a través
de la prensa, publicaciones, TV, radio y cursos.

CEDECH cultiva nexos con instituciones afines en el marco


del pluralismo. La meta: contribuir a superar la crisis de
identidad, fenómeno que afecta a las diversas partículas de
iberoamérica originada en la baja autoestima y cuyo correlato
es la prepotencia con la patria vecina.

CEDECH posee personalidad jurídica, oficina en San Ignacio


1341 (Santiago de Chile), correo electrónico profe@cedech.cl/,
Facebook.com/pedro.g.p/2/
blog www.premionacionaldeeducacion.blogspot.com

174
OTRAS OBRAS DEL AUTOR

"La ciudad enseña Ciencias Sociales"


"Educación, trabajo y empleo"
"7 ensayos suramericanos"
"Perón en Chile"
"Chile versus Bolivia"
"Libro negro de nuestra educación"
"Revolución en el aula"
"Nacionalidad y educación"
"Bicentenario e identidad"
"FFAA: reflexión permanente"
"Malvinas y Suramérica"
"Dorrego: héroe estudiantil"
"Dia de sangre:Palacios y el genocidio de Iquique"
"Nicolás Palacios: pasión y doctrina"
"Socialismo del siglo XXI"
"Nuestra América ¿nación o naciones?"
"Portales y la Confederación Perú-Boliviana"
"Mapuches, champurrias, chilenos"
"Discrepancias y armonías"
"Del enseñar y del aprender"

175
El autor es cientista social.
Se gradúa en la U de Ch. Añade a su
CV el magister en la PUC y el docto-
rado en la UC de Madrid. Aunque
titular de Cátedra de su Facultad
el régimen impuesto en l973 lo exo-
nera. La democracia farisea no le res-
tituye el cargo.
Personalidades como Alber-
to Methol Ferré, Jorge Abelardo Ra-
mos, Alberto Buela, Mariano
Baptista Gumucio, Andrés Soliz Rada
y Adolfo Pérez Esquivel, solicitan
al entonces rector de la Casa de Bello y al ministro de Educación se
le reincorpore. La sordera de la Concertación perdura.
Durante su exilio interior oficia de Profesor Visitante de di-
versas UU del Cono Sur. La U Nacional de San Andrés –principal
Casa de Estudios de Bolivia– lo inviste como Dr. Honoris Causa.
Poco antes la Municipalidad de Santiago le confiere el Premio de
Ensayo, Cofunda el Centro de Estudios Chilenos CEDECh.
Por su labor de aula y obras pedagógicas cinco UU
lo postulan al Premio Nacional de Educación. Es proclamado
candidato en la Biblioteca Nacional y logra se le nomine a tal
galardón. El texto de hoy es la continuidad de "Libro negro de
nuestra educación", de "Nacionalidad y educación" y de
"Desarrollo económico y educación".
"No por postrero menos importante": se manifiesta gratitud
a distinguidos colegas por prolija revisión de los originales.
Animado de igual sentimiento anoto a Gustavo Galarce Marambio
quien fuese mi jefe en la U Arturo Prat (Sede Recoleta) así como
se evoca al ilustre académico Luis Rafael Hernández Samaniego.

176

También podría gustarte