Está en la página 1de 2

En el siglo XIX, surgió en un contexto intelectual europeo la diferencia entre comunidad y

sociedad. Los pensadores románticos fueron los primeros en utilizar este concepto contra la
expansión de la sociedad burguesa. Posteriormente con Tonnies la comunidad se convierte
en una categoría de análisis sociológico-histórico. Es allí donde estos conceptos se
convierten en ejes ordenadores que permiten estructurar la realidad social en las diferentes
dimensiones. Para este autor la comunidad es históricamente anterior que la sociedad y la
describe como “un organismo vivo”, mientras que la sociedad es un “agregado y artefacto
mecánico”. Otros rasgos fundamentales que Tonnies otorga a la comunidad es la posesión
y el goce de bienes comunes.

Un concepto que destaca este autor alemán en relación con la comunidad es el de terruño,
lo describe como limitado y el enlace no solo de las generaciones que viven y actúan al
mismo tiempo sino también entre las de distintas épocas. La sociedad, mientras tanto no
tiene límites espaciales, se le representa por medio de todo el globo terráqueo. “En la
comunidad la agricultura es una actividad liderada por campesinos, mientras que en la
sociedad la mercancía, dinero y contrato aparecen como estructuras fundamentales”. Otro
rasgo distintivo de la comunidad mencionado por dicho autor frente es la materialidad de los
vínculos entre las personas y con la tierra, a su vez en la sociedad, señala que la clase
mercantil vive en medio de cualquier territorio con la tendencia a imponerse en el.

En 1893 Emile Durckeim sociólogo francés, en el texto la división del trabajo social,
desarrolla un planteamiento semejante al de Tonnies. Se pregunta acerca de las
consecuencias del mercado y el capitalismo en las relaciones humanas, lo hace en términos
de las formas de solidaridad. Distinguiendo dos tipos de solidaridad que denomina mecánica
y orgánica. La orgánica correspondería a la sociedad de Tonnies y la mecánica a la
comunidad. Para Durckeim la solidaridad orgánica la ve como un avance de la civilización el
cual no implica ningún tipo de disolución de lazo social, en términos generales afirma la
capacidad de la solidaridad orgánica para solucionar los problemas de integración social,
aunque Tonnies y Durckeim difieren en muchos aspectos entre ellos existe una semejanza
estructural en ambos autores predomina la idea de comunidad como “hito social” como punto
de partida del proceso de modernización.

Av. El Dorado No. 66 – 63


Código postal: 111321
PBX: 324 1000 - Fax: 315 34 48
www.educacionbogota.edu.co
Info: Línea 195
Diferente es el caso de Max Weber este considera que la mayor parte de las relaciones
sociales participan en parte de la comunidad y en parte de la sociedad.

Desde la perspectiva latinoamericana encontramos a José Carlos Mariategui y Ricardo


Florez Magón. En América Latina la palabra comunidad suele utilizarse para denotar formas
de agrupamiento humano que, aunque con enormes diferencias entre sí, finalmente se
encuentran alrededor de ciertos puntos coincidentes como la utilización común de la tierra, el
agua, instancias de trabajo compartido y la pertenencia a un mismo grupo lingüístico.

Estos autores citados anteriormente visualizan a la comunidad como un elemento que de


desarrollarse podría hacer posible el tránsito hacia la sociedad comunista refiriéndose a la
comunidad indígena a quienes Mariategui les daba un valor como forma de organización
social y su superioridad sobre el latifundio feudal o semifeudal. De este modo ambos autores
destacan la potencialidad política, cultural y económica de las comunidades campesinas
indígenas. El filósofo bolivariano Juan José Bautista postula a las comunidades indígenas
como una alternativa a la forma de vida moderna y occidental y las consecuencias negativas
de estas sobre el ambiente y los seres humanos. El problema dice Bautista no es volver al
pasado sino producir en el presente hacia el futuro relaciones humanas de tipo comunitario
que superen realmente las relaciones sociales que produjeron el capitalismo y la modernidad.

Av. El Dorado No. 66 – 63


Código postal: 111321
PBX: 324 1000 - Fax: 315 34 48
www.educacionbogota.edu.co
Info: Línea 195

También podría gustarte