Está en la página 1de 8

ACTIVIDAD 1

PRESENTADO POR :

YEISON LIEVENER BARREIRO MARTÍNEZ ID: 000611435

CORPORACIÓN UNIVERSITARIA MINUTO DE DIOS


LICENCIATURA EN EDUCACIÓN BÁSICA CON ÉNFASIS EN CIENCIAS
NATURALES Y EDUCACIÓN AMBIENTAL
SEMESTRE VIII
NEIVA – HUILA
2020
ACTIVIDAD 1

PRESENTADO A:
CATALINA RODRIGUEZ
DOCENTE RESOLUCION CONFLICTOS NRC:5953

PRESENTADO POR :

YEISON LIEVENER BARREIRO MARTÍNEZ ID: 000611435

CORPORACIÓN UNIVERSITARIA MINUTO DE DIOS


LICENCIATURA EN EDUCACIÓN BÁSICA CON ÉNFASIS EN CIENCIAS
NATURALES Y EDUCACIÓN AMBIENTAL
SEMESTRE VIII
NEIVA – HUILA
2020
INTRODUCCIÓN

El propósito del siguiente artículo de opinión es analizar La definición de conflicto que se


desprende en los ejemplos citados por el autor van encaminados en todo aquel elemento
influenciado por el poder proveniente de circunstancias sociales que llevan a la
confrontación entre el bien y el mal, el conflicto es el resultado del choque entre el maligno
y lo heroico y esto no es más que una serie de impulsos que lleva a una persona a hacer el
mal; o actuar en favor de personas o ideales sin esperar. Por otro lado las emociones son
fenómenos psicológicos que representan modos eficaces de adaptación a ciertos cambios de
las demandas ambientales, permitiendo enfrentar y asumir las experiencias vitales
ARTÍCULO DE OPINIÓN LA IMPORTANCIA Y EL IMPACTO QUE GENERAN
LOSCONFLICTOS EN LA VIDA DE LAS PERSONAS

En el primer capítulo Zimbardo presenta un marco conceptual para comprender el Efecto


Lucifer.

Sostiene Zimabardo que las causas de la conducta perversa no hay que buscarlas tanto en
las características de personalidad de las personas sino más bien en las particulares
condiciones situacionales y sistémicas que estructuran el entorno en que ellas
se encuentran.

Una de las principales tareas de la psicología social es ayudar a las personas a alejarse del
mal. Para lograr tal propósito, de acuerdo a Zimbardo es necesario estimular en las personas
la “banalidad del heroísmo”, es decir, el deseo de comportarse de manera ejemplar.

Zimbardo resalta, que por el contrario, que existen fuerzas sistémicas capaces de fomentar
y alimentar la maldad, procedimientos eficaces para inducir la “imaginación hostil” o,
incluso para que personas normales lleguen a justificar el genocidio; cualquier ser humano
puede llegar a renunciar a su humanidad, movido por una ideología asumida
irreflexivamente, o de cumplir órdenes atroces de autoridades que etiquetan a otros seres
humanos como enemigos; porque la moralidad y los sentimientos humanitarios pueden
desconectarse

La mayoría de nosotros nos escudamos tras unos prejuicios egocéntricos que generan la
ilusión de que somos especiales. Estos escudos nos permiten creer que estamos por encima
de la media en cualquier prueba de integridad personal. Nos quedamos mirando las estrellas
a través del grueso lente de la invulnerabilidad personal cuando también deberíamos mirar
la pendiente resbaladiza que se abre a nuestros pies. Que de primera mano cada uno de
nosotros tenga la capacidad de ser santo o pecador, altruista o egoísta, bondadoso o cruel,
malhechor o víctima, recluso o carcelero. Quizá sean nuestras circunstancias sociales las
que decid en cuál de nuestras muchas plantillas mentales. La conclusión es que el entorno
sociales lo que corrompe al individuo. Sin embargo también hay que tener en cuenta que
somos capaces de elegir

Muchas veces tenemos la sensación de que un manejo inadecuado de nuestras emociones


ha impactado negativamente en el desarrollo de una negociación: los resultados fueron
insatisfactorios, dañamos una relación de confianza, dejamos pasar oportunidades que no
supimos a provechar o no logramos comunicarnos asertivamente. Estas experiencias
pueden llevarnos a conducir que las emociones son un estorbo o una dificultad insuperable
en nuestras negociaciones.

Sin embargo, nuestras emociones son parte esencial de nuestra calidad de seres humanos.
Ellas cumplen un rol fundamental de protección de nuestros límites y motivación de
nuestro actuar. Las emociones son mecanismos biológicos que se activan en nuestras vidas.
Su fusión es ayudarnos, en una primera instancia, a protegernos del entorno que ha
cambiado, para luego podamos buscar una solución a la situación deseada.

Por otra parte, sabemos, cómo seres integrales que somos, que con la emoción vemos
comprometidos nuestros pensamientos y percepciones; por ende, nuestro lenguaje y actuar.

Teniendo presente lo anterior, cuando de emociones se trate, el desafío consiste en integrar


las emociones a las negociaciones, intentando evitar que ellas distorsionen del todo la
realidad que percibe y construye cada parte negociadora. Se trata de evitar conductas de las
que luego podamos arrepentirnos, dando a la emoción un uso efectivo para lograr
determinados objetivos.

Las emociones pueden ser positivas o negativas. Una emoción positiva eleva el estado
ánimo personal. Trátese de orgullo, esperanza o alivio, una emoción positivase siente bien.
En una negociación, una emoción positiva hacia la otra persona probablemente construya
una buena relación de comunicación, con ella, marcada por la buena voluntad y la
comprensión. Por el contrario, la ira, la frustración son emociones negativas que producen
un sentimiento de aflicción personal y es menos probable que construyan una buena
relación de comunicación.
Conclusión

De primera mano las expectativas básicas ofrecen un marco poderoso para abordarlas
emociones sin dejarse de abrumar por ellas.

Las expectativas básicas son suficientemente sencillas como para usarlas de inmediato, y
suficientemente sofisticadas como para emplearlas en situaciones complejas. Una
negociación que implique múltiples partes y grandes intereses exige una mayor compresión
El entorno social es lo que corrompe al individuo. Sin embargo también hay que tener en
cuenta que somos capaces de elegir, de resistir el mal. Todos tenemos un lado oscuro y lo
que nos hace buenos es el poder resistirnos a él.

A pesar de ello tenemos la capacidad de negarnos al concepto colectivo, a lasórdenes que


contradicen nuestros principios, es decir, el coraje de ser marginado por defender nuestros
principios.
Bibliografía

 https://books.google.com.co/books?id=qANKvsYOnS0C&printsec=frontcover&source=gbs
_ge_summary_r&cad=0#v=onepage&q&f=false
 https://books.google.com.co/books?id=MSSftawDH3YC&printsec=frontcover&hl=es#v=on
epage&q&f=false