Está en la página 1de 16

1) ¿Qué es la corriente eléctrica?

De forma general, la corriente eléctrica es el flujo neto de carga eléctrica que circula de forma
ordenada por un medio material conductor. Dicho medio material puede ser sólido, líquido o
gaseoso y las cargas son transportadas por el movimiento de electrones o iones. Más concretamente:

En los sólidos se mueven los electrones.

En los líquidos los iones.

Y en los gases, los iones o electrones.

Aunque esto es así, el caso más general de corriente eléctrica es el que se produce por el
movimiento de los electrones dentro de un conductor, así que suele reservarse este término para este
caso en concreto.

La corriente eléctrica es el flujo de electrones entre dos puntos de un conductor que se encuentran
a distinto potencial eléctrico.

Tal y como estudiamos en el apartado del movimiento de cargas en el seno de un campo eléctrico,
los electrones se mueven desde zonas de menor potencial eléctrico a mayor potencial eléctrico. A
medida que los electrones se desplazan, el potencial en ambas zonas tiende a igualarse y poco a
poco el movimiento de los electrones se detiene. Por esta razón, si deseamos mantener una
corriente eléctrica constante es necesario hacer uso de un dispositivo que permita una diferencia
de potencial o tensión constante denominado generador de corriente.

2) Conductividad eléctrica

La conductividad eléctrica es la capacidad de la materia para permitir el flujo de la


corriente eléctrica a través de sus partículas. Dicha capacidad depende directamente de la estructura
atómica del material, así como de otros factores físicos como la temperatura a la que se encuentre o
el estado en la que esté ( líquido, sólido, gaseoso )

La conductividad eléctrica es lo contrario a la resistividad, es decir, la resistencia al paso de


la electricidad de los materiales. Hay entonces buenos y malos conductores eléctricos, en la medida
en que sean más o menos resistentes.

El símbolo para representar la conductividad es la letra griega sigma (σ) y su unidad de medición es
el siemens por metro (S/m) o Ω−1·m−1. Para su cálculo se suelen tomar en cuenta también las
nociones de campo eléctrico (E) y densidad de corriente de conducción (J), de la siguiente manera:

J = σE, de donde: σ = J/E

La conductividad varía dependiendo del estado en que se encuentre la materia. En los medios
líquidos, por ejemplo, dependerá de la presencia de sales (iones) en ellos, ya que se forman en su
interior electrolitos que responden con facilidad a un campo eléctrico.
En cambio, los sólidos presentan una estructura atómica mucho más cerrada y con
menor movimiento, así que la conductividad dependerá de la nube de electrones compartidos por
bandas de valencia, la cual varía según la naturaleza atómica de la materia: los metales serán
buenos conductores eléctricos y los no metales, en cambio, buenos resistentes (o aislantes, como
el plástico).

Conductividad en diferentes medios:

Conductividad en líquidos
La conductividad electrolítica en medios líquidos está relacionada con la presencia
de sales en disoluciones, cuya disociación genera iones positivos y negativos capaces de transportar
la energía eléctrica si se somete el líquido a un campo eléctrico. Estos conductores iónicos se
denominan electrolitos o conductores electrolíticos.

Las determinaciones de la conductividad reciben el nombre de determinaciones conductométricas y


tienen muchas aplicaciones como, por ejemplo:

 en la electrólisis, ya que el consumo de energía eléctrica en este proceso depende en gran


medida de ella;
 en los estudios de laboratorio para determinar el contenido de sales de varias soluciones
durante la evaporación del agua (por ejemplo en el agua de calderas o en la producción de
leche condensada);
 en el estudio de las basicidades de los ácidos, puesto que pueden ser determinadas por
mediciones de la conductividad;
 Para determinar las solubilidades de electrólitos escasamente solubles y para hallar
concentraciones de electrólitos en soluciones por titulación.

La base de las determinaciones de la solubilidad es que las soluciones saturadas de electrólitos


escasamente solubles pueden ser consideradas como infinitamente diluidas. Midiendo la
conductividad específica de semejante solución y calculando la conductividad equivalente según
ella, se halla la concentración del electrólito, es decir, su solubilidad.

Un método práctico sumamente importante es el de la titulación conducto métrica, o sea la


determinación de la concentración de un electrólito en solución por la medición de su conductividad
durante la titulación. Este método resulta especialmente valioso para las soluciones turbias o
fuertemente coloreadas que con frecuencia no pueden ser tituladas con el empleo de indicadores.

Conductividad de los metales


Los metales son en línea general excelentes conductores eléctricos. Esto se debe a que
los átomos de este tipo se juntan en enlaces metálicos, para los cuales resulta indispensable
sacrificar electrones de la capa externa (capa de valencia). Estos electrones permanecen alrededor
del metal como una nube, desplazándose alrededor de los núcleos atómicos estrechamente unidos, y
son ellos los que permiten el flujo eléctrico.

Así, al aplicar el metal a un campo eléctrico, los electrones fluyen libremente de un extremo a otro
del metal, tal y como ocurre también con el calor, del cual son a la vez buenos transmisores. Por eso
se emplea el cobre y otros metales en el tendido eléctrico y en los dispositivos electrónicos.

Conductividad en los gases


En forma general los gases en condiciones ordinarias no son buenos conductores de la electricidad.
Es ésta, la razón por la cual, un electroscopio permanece cargado durante mucho tiempo cuando se
coloca un gas alrededor de su caja. Una vez ionizado el gas, las laminillas se cierran, porque existe
una pérdida o ganancia de electrones. De aquí se induce que la corriente eléctrica en los gases no es
más que el movimiento de iones positivos y negativos, además de electrones libres.

3) Formas de producir corriente eléctrica


POR PRESIÓN

Cuando se aplica presión a algunos materiales, la fuerza de la presión pasa a través del material a
sus átomos, desalojando los electrones de sus orbitas y empujándolos en la misma dirección que
tiene la fuerza. Estos huyen de un lado del material y se acumulan en el lado opuesto. Así cesa la
presión, los electrones regresan a sus órbitas. Los materiales se cortan en determinad formas para
facilitar el control de las superficies que habrán de cargarse; algunos materiales reaccionaran a una
presión de flexión en tanto que otros responderán a una presión de torsión.

Piezoelectricidad es el nombre que se da a las cargas eléctricas producidas por el efecto de la


presión.

El efecto es más notable en los cristales, por ejemplo sales de Rochelle y ciertas cerámicas como el
titanato de bario.

Por calor
Debido a que algunos materiales liberan fácilmente sus electrones y otros materiales los acepta,
puede haber transferencia de electrones, cuando se ponen en contacto dos metales distintos, por
ejemplo: Con metales particularmente activos, la energía calorífica del ambiente a temperatura
normal es suficiente para que estos metales liberen electrones. Los electrones saldrán de los átomos
de cobre y pasaran al átomo de cinc. Así pues, el cinc adquiere un exceso de electrones por lo que
se carga negativamente. El cobre, después de perder electrones tiene una carga positiva. Sin
embargo, las cargas originadas a la temperatura ambiente son pequeñas, debido a que no hay
suficiente energía calorífica para liberar más que unos cuantos electrones. Pero si se aplica calor a la
unión de los dos metales para suministrar más energía, liberaran mas electrones. Este método es
llamado termoelectricidad. Mientras mayor sea el calor que se aplique, mayor será la carga que se
forme. Cuando se retira la fuente de calor, los metales se enfrían y las cargas se disparan.

Por luz
La luz en sí misma es una forma de energía y muchos científicos la consideran formada por
pequeños paquetes de energía llamados fotones. Cuando los fotones de un rayo luminoso inciden
sobre un material, liberan energía. En algunos materiales la energía procedente de los fotones puede
ocasionar la liberación de algunos electrones de los átomos. Materiales tales como potasio, sodio,
cesio, litio, selenio, germanio, cadmio y sulfuro de plomo, reaccionan a la luz en esta forma. El
efecto fotoeléctrico se puede usar de tres maneras:

* Fotoemisión: La energía fotónica de un rayo de la luz puede causar la liberación de electrones de


la superficie de un cuerpo que se encuentran en un tubo al vació. Entonces una placa recoge estos
electrones.

* Fotovoltaica: La energía luminosa que se aplica sobre una de dos placas unidas, produce la
transmisión de electrones de una placa a otra. Entonces las placas adquieren cargas opuestas en la
misma forma que una batería.

* Fotoconducción: La energía luminosa aplicada a algunos materiales que normalmente son malos
conductores, causa la liberación de electrones en los metales, de manera que estos se vuelven
mejores conductores.

Por magnetismo
Todos conocemos los imanes, y los han manejado alguna que otra vez. Por lo tanto, podrá haber
observado que, en algunos casos, los imanes se atraen y en otro caso se repelen. La razón es que los
imanes tienen campos de fuerza que actúan uno sobre el otro fuerza de un campo magnético
también se puede usar para desplazar electrones. Este fenómeno recibe el nombre de magneto
electricidad; a base de este un generador produce electricidad. Cuando un buen conductor, por
ejemplo, el cobre se hace pasar a través de un campo magnético, la fuerza del campo suministrara la
energía necesaria para que los átomos de cobre liberen sus electrones de valencia. Todos los
electrones se moverán en cierta dirección, dependiendo de la forma en que el conductor cruce el
campo magnético, el mismo efecto recíprocamente.

Se obtendrá si se hace pasar el campo a lo largo del conductor. El único requisito es que haya un
movimiento relativo entre cualquier conductor y un campo magnético.

Por acción química


Las substancias químicas pueden combinarse con ciertos metales para iniciar una actividad química
en la cual habrá transferencia de electrones produciéndose cargas eléctricas.

El proceso se basa en el principio de la electroquímica. Un ejemplo es la pila húmeda básica.


Cuando en un recipiente de cristal se mezcla acido sulfúrico con agua (para formar un electrolito) el
acido sulfúrico se separa en componentes químicos de hidrogeno (H) y sulfato (SO4), pero debido a
la naturaleza de la acción química, los átomos de hidrógeno son iones positivos (H+) y (SO4-2). El
número de cargas positivas y negativas son iguales, de manera que toda la solución tiene una carga
neta nula. Luego, cuando se introducen en la solución barras de cobre y zinc, estas reaccionan con
ella.

El zinc se combina con los átomos de sulfato; y puesto que esos átomos son negativos, la barra de
zinc transmite iones de zinc positivos (Zn+); los electrones procedentes de los iones de zinc quedan
en la masa de zinc, de manera que la barra de zinc tiene un exceso de electrones, o sea una carga
negativa. Los iones de zinc se combinan con los iones de sulfato y los neutralizan, de manera que
ahora la solución tiene más cargas positivas. Los iones positivos de hidrogeno atraen a electrones
libres de la barra de cobre para neutralizar nuevamente la solución. Pero ahora la barra de cobre
tiene una deficiencia de electrones por lo que presenta una carga positiva.

Dispositivo que convierte la energía química en eléctrica. Todas las pilas consisten en un electrolito
(que puede ser líquido, sólido o en pasta), un electrodo positivo y un electrodo negativo. El
electrolito es un conductor iónico; uno de los electrodos produce electrones y el otro electrodo los
recibe. Al conectar los electrodos al circuito que hay que alimentar, se produce una corriente
eléctrica. Véase Electroquímica. Las pilas en las que el producto químico no puede volver a su
forma original una vez que la energía química se ha transformado en energía eléctrica (es decir,
cuando las pilas se han descargado), se llaman pilas primarias o voltaicas. Las pilas secundarias o
acumuladores son aquellas pilas reversibles en las que el producto químico que al reaccionar en los
electrodos produce energía eléctrica, puede ser reconstituido pasando una corriente eléctrica a
través de él en sentido opuesto a la operación normal de la pila.

4) Intensidad de Corriente eléctrica.

La corriente eléctrica es la circulación de cargas eléctricas en un circuito eléctrico.

La intensidad de corriente eléctrica (I) es la cantidad de electricidad o carga eléctrica (Q) que
circula por un circuito en la unidad de tiempo (t). Para denominar la Intensidad se utiliza la letra I
y su unidad es el Amperio(A).
Ejemplo: I=10A

La intensidad de corriente eléctrica viene dada por la siguiente fórmula:


5) Ley de ohm
La ley de Ohm es la relación existente entre conductores eléctricos y su resistencia
que establece que la corriente que pasa por los conductores es proporcional al voltaje aplicado en
ellos.

El físico alemán Georg Simon Ohm (1787-1854) fue el primero en demostrar experimentalmente
esta relación.

Enunciado de la ley de Ohm

Ohm descubrió al principio del siglo XIX que la corriente a través de un metal era directamente
proporcional al voltaje o diferencia de potencial eléctrico por el metal. El descubrimiento de Ohm
condujo a la idea de la resistencia en los circuitos.

La ley de Ohm expresada en forma de ecuación es (V=RI), donde (V) es el potencial eléctrico en
voltios, (I) es la corriente en amperios y (R) es la resistencia en ohms.

Resistencia eléctrica
La resistencia eléctrica es la dificultad con la que las cargas eléctricas fluyen a través de un
conductor.

Usando la analogía del agua, la resistencia eléctrica puede ser comparada a la fricción del flujo de
agua por un tubo. Un tubo liso y pulido ofrece poca resistencia al paso del agua, mientras que un
tubo rugoso y lleno de desperdicios hará que el agua se mueva más lentamente.

La resistencia eléctrica está relacionada a la interacción de los electrones conductores a medida que
se mueven de átomo a átomo por el conductor. La resistencia se mide en ohms u ohmios, y se
representa con la letra griega omega Ω.

6) Factores de la resistencia
La resistencia eléctrica es la oposición que presenta un conductor al paso de la corriente o flujo de
electrones.
Existen cuatro factores que influyen en la resistencia eléctrica de un conductor:
 La naturaleza del conductor. Si tomamos alambres de la misma longitud y sección
transversal de los siguientes materiales: plata, cobre, aluminio y fierro, podemos verificar
que la plata tiene una menor resistencia y que el hierro es el de mayor.
 La longitud del conductor. A mayor longitud mayor resistencia. Si se duplica la longitud
del alambre, también lo hace su resistencia.
 Su sección transversal. Al duplicarse la superficie de la sección transversal, se reduce la
resistencia a la mitad.
 La temperatura. En el caso de los metales su resistencia aumenta casi en forma
proporcional a su temperatura. Sin embargo, el carbón disminuye su resistencia al
incrementarse la temperatura, porque la energía que produce la elevación de temperatura
libera más electrones.

7) Dependencia entre resistencia y temperatura


La resistividad de cada material óhmico depende de las propiedades de dicho material y de
la temperatura y, por otro lado, la resistencia de una sustancia depende de la forma del material y de
la resistividad. A cierta temperatura, la resistividad de un metal varía aproximadamente de manera
lineal con la temperatura de acuerdo con la expresión:

Donde es la resistividad a cierta temperatura (en grados Celsius), es la resistividad a


determinada temperatura de referencia (que suele considerarse igual a 20º C) y es el
coeficiente de temperatura de resistividad.

Dado que la resistencia es proporcional a la resistividad, se puede denotar la variación en la


resistencia como , que permite realizar determinaciones de
temperatura a partir de la medición de la resistencia de un objeto.

8) Ley de Ohm para un circuito completo


La ley de Ohm es uno de las leyes pilares de la electricidad. Es muy sencilla y es aplicada a la
resolución de circuitos de corriente continua.

La ley se cimenta en tres partes que son la intensidad de corriente, la resistencia y la tensión o
voltaje existente. Dice que la resistencia que hay en un sector de un circuito, como el de una
resistencia, es igual a la relación que existe entre la tensión o diferencia de potencial y la intensidad
de corriente.

R = V/I
Las unidades son para R, el Ohm (W) para la tensión el volt (V) y para la intensidad de corriente el
ampere (A).

Fuerza electromotriz
Se denomina fuerza electromotriz (FEM) a la energía proveniente de cualquier fuente, medio o
dispositivo que suministre corriente eléctrica. Para ello se necesita la existencia de una diferencia de
potencial entre dos puntos o polos (uno negativo y el otro positivo) de dicha fuente, que sea capaz
de bombear o impulsar las cargas eléctricas a través de un circuito cerrado.

En el sistema (CGS) de unidades, la unidad de fuerza electromotriz se define como la fuerza


electromotriz que actúa sobre un circuito cuando al circular una corriente de una unidad (CGS)
electromagnética de intensidad, la potencia desarrollada en un ergio por segundo. La unidad
práctica de (FEM), denominada voltio, se define como 108 unidades (CGS) electromagnéticas.

Métodos para producir una fuerza electromotriz

 Por acción química.


 Por acción térmica.
 Por inducción electromagnética.

Todas las grandes centrales hidroeléctricas y térmicas producen FEM por inducción
electromagnética. Cuando se requieren grandes cantidades de energía, el coste de la energía
eléctrica obtenida utilizando la inducción electromagnética es muy inferior al de la obtenida por
acción química en cualquiera de las baterías construidas.

Se produce una FEM por acción térmica cuando se calienta dos soldaduras de dos materiales
distintos, y se denomina par termoeléctrico al dispositivo que produce una FEM por este
procedimiento. La FEM que produce un par termoeléctrico es muy pequeña para poderla utilizar
con fines energéticos, pero los pares termoeléctricos son muy útiles como instrumentos de medida.

9) Potencia eléctrica

La potencia eléctrica es la proporción por unidad de tiempo, o ritmo, con la cual la energía
eléctrica es transferida por un circuito eléctrico. Es decir, la cantidad de energía eléctrica entregada
o absorbida por un elemento en un momento determinado. La unidad en el Sistema Internacional de
Unidades es el vatio o watt (W).
Cuando una corriente eléctrica fluye en cualquier circuito, puede transferir energía al hacer
un trabajo mecánico o termodinámico. Los dispositivos convierten la energía eléctrica de muchas
maneras útiles, como calor, luz (lámpara incandescente), movimiento (motor
eléctrico), sonido (altavoz) o procesos químicos. La electricidad se puede producir mecánica o
químicamente por la generación de energía eléctrica, o también por la transformación de la luz en
las células fotoeléctricas. Por último, se puede almacenar químicamente en baterías.
La tensión eléctrica se puede definir como el trabajo por unidad de carga ejercido por el campo
eléctrico sobre una partícula cargada para moverla entre dos posiciones determinadas. La tensión es
independiente del camino recorrido por la carga y depende exclusivamente del potencial eléctrico
entre dos puntos del campo eléctrico.
Introducción

La fuente de todas las cargas eléctricas reside en la estructura atómica. La carga de un electrón es la
unidad básica de la carga. La medida para la carga es el coulomb (C) en honor al físico francés
Charles Augustin de Coulomb. La carga de un electrón es igual a 1,60 x10-19 C. Esto significa que
una carga de 1 C es igual a la carga de 6,25x1018 electrones.

Aquellas sustancias por donde las cargas se mueven fácilmente se llaman conductores. Los metales
son excelentes conductores debido a la descolocación o movimiento de sus electrones en su
estructura cristalina atómica.

Por ejemplo, el cobre, que es usado comúnmente en cables y otros dispositivos eléctricos, contiene
once electrones de valencia. Su estructura cristalina consta de doce átomos de cobre unidos a través
de sus electrones descolocados. Estos electrones pueden ser considerados como un mar de
electrones con la capacidad de migrar por el metal.

La corriente eléctrica que fluye por un conductor depende del potencial eléctrico o voltaje y de la
resistencia del conductor al flujo de carga.

La corriente eléctrica es comparable al flujo del agua. La diferencia de la presión de agua en una
manguera permite que el agua fluya desde una presión alta a una presión baja. La diferencia de
potencial eléctrico medido en voltios permite el flujo de las cargas eléctricas por un cable desde una
zona de potencial alto a uno bajo.
Conclusión

La ley de Ohm dice "La intensidad de corriente eléctrica que circula por un conductor eléctrico es
directamente proporcional a la diferencia de potencial aplicada e inversamente proporcional a la
resistencia del mismo".

Un ejemplo en la vida diaria sería cuando uno conecta un aparato (como la nevera) a La Luz
eléctrica, es decir, le aplicamos un voltaje. Internamente, la nevera tiene circuitos que al recibir ese
voltaje, inducen una corriente que ayuda al sistema de enfriamiento.

La ley de Ohm: I= V/R, siendo I la corriente, V el voltaje que se alimenta de La Luz eléctrica y R la
resistencia que contienen los circuitos de la nevera, en nuestro caso.

La ley de Ohm se aplica a la totalidad de un circuito o a una parte del mismo. Analicemos la parte
del circuito que analicemos, siempre se cumplirá.

Reforcemos los conocimientos adquiridos con el siguiente ejemplo: Imagina que tienes dos
mangueras unidas, una más ancha que la otra y conectadas a una llave de agua.

El Voltaje sería la fuerza con la que sale el agua de la llave.

La Corriente sería la velocidad del agua al pasar por el interior de cada una de las mangueras.

La Resistencia sería la oposición al paso del agua en la pieza de unión y por la diferencia de grosor
entre las dos mangueras.
Bibliografía

https://tallerelectronica.com

http://www.etitudela.com

https://www.monografias.com

http://elmicrooscopio.blogspot.com

https://cursosexes1.wordpress.com
Índice

1) ¿Que es la corriente eléctrica?........................................................... Pag 2


2) Conductividad eléctrica…………………………………………….. Pag 2
3) Formas de producir corriente eléctrica……………………………… Pag 4
4) Intensidad de corriente eléctrica…………………………………….. Pag 6
5) Ley de Ohm…………………………………………………………. Pag 7
6) Factores de la resistencia…………………..….…………………….. Pag 7
7) Dependencia entre resistencia y temperatura……………………….. Pag 8
8) Ley de Ohm para un circuito completo……………………………... Pag 8
9) Potencia eléctrica……………………………………………………. Pag 9
República Bolivariana de Venezuela.
Ministerio para el Poder Popular Para la Educación.
Instituto Universitario Politécnico “Santiago Mariño”
Maturín- Estado- Monagas.

Corriente Eléctrica

Alumno: Profesor:

Jesús Millan CI: 27325960 Yulmaris Belmonte

Maturin, 13 de febrero Del 2020