Está en la página 1de 3

Poema Caminante No Hay Camino de Antonio Machado

Todo pasa y todo queda,


pero lo nuestro es pasar,
pasar haciendo caminos,
caminos sobre el mar.

Caminante, son tus huellas


el camino y nada más;
caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.

Al andar se hace camino


y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.

Caminante no hay camino


sino estelas en la mar...

Hace algún tiempo en ese lugar


donde hoy los bosques se visten de espinos
se oyó la voz de un poeta gritar
"Caminante no hay camino,
se hace camino al andar..."

Golpe a golpe, verso a verso...

Al andar se hace camino


y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.

"Caminante no hay camino,


se hace camino al andar..."

Golpe a golpe, verso a verso.


Estimados Compañeros.

Hace tres años, con un cúmulo de temores bajo el brazo, llegaron por vez primera a la
escuela secundaria.

Ahora, ya sin aquéllos temores, pero sí con tristeza, llegó la hora de la despedida, de
decir: ¡Adiós!

Han sido tres años de esfuerzo y, en ocasiones, los deberes escolares fueron arduos.
Pero fueron también tres años de recompensas y de satisfacciones, de amistades y
recuerdos que permanecerán para siempre en el libro de sus vidas.

En las turbulencias que pudieran surgir en su camino, cada uno de ustedes deberá
reafirmar una visión de justicia, de paz y de respeto a los derechos humanos y a las
leyes que rigen nuestro país.

Por ahora, una cosa debe quedar clara: el estudio, y nada más que el estudio, será la
llave que abrirá las puertas del mañana.

Nuestros padres y maestros, han puesto los cimientos: el respeto a la dignidad de la


persona; el respeto que debe empezar por Nosotros mismos, y debemos continuar con
nuestras familias, con todos los que nos rodean y con la sociedad entera.

Asuman con entrega, con coraje y con valor la responsabilidad de empuñar el timón de
sus vidas, que la mar os pertenece.

¡Buen viaje!
Pablo Neruda:
Muere lentamente quien no viaja,
quien no lee, quien no escucha música,
quien no halla encanto en si mismo.
Muere lentamente quien destruye su amor propio,
quien no se deja ayudar.
Muere lentamente quien se transforma en esclavo del habito,
repitiendo todos los días los mismos senderos,
quien no cambia de rutina,
no se arriesga a vestir un nuevo color
o no conversa con desconocidos.
Muere lentamente quien evita una pasión
Y su remolino de emociones,
Aquellas que rescatan el brillo en los ojos
y los corazones decaídos.
Muere lentamente quien no cambia de vida cuando está insatisfecho
con su trabajo o su amor,
Quien no arriesga lo seguro por lo incierto
para ir detrás de un sueño,
quien no se permite al menos una vez en la vida huir de los consejos
sensatos…
¡Vive hoy! - ¡Haz hoy!
¡ Arriesga hoy!
¡No te dejes morir lentamente!
¡No te olvides de ser feliz!
Buen domingo