Está en la página 1de 44

θωερτψυιοπασδφγηϕκλζξχϖβνµθωερτ

 
ψυιοπασδφγηϕκλζξχϖβνµθωερτψυιο
 

πασδφγηϕκλζξχϖβνµθωερτψυιοπασδφ
γηϕκλζξχϖβνµθωερτψυιοπασδφγηϕκλ
Manual de Intervención Floral
ζξχϖβνµθωερτψυιοπασδφγηϕκλζξχϖβ
νµθωερτψυιοπασδφγηϕκτψυιοπασδφγ
Abordaje Clínico en TDAH
Práctica  Clínica  Responsable  
ηϕκλζξχϖβνµθωερτψυιοπασδφγηϕκλζ
 
ξχϖβνµθωερτψυιοπασδφγηϕκλζξχϖβν
µθωερτψυιοπασδφγηϕκλζξχϖβνµθωερ
τψυιοπασδφγηϕκλζξχϖβνµθωερτψυιο
πασδφγηϕκλζξχϖβνµθωερτψυιοπασδφ
γηϕκλζξχϖβνµθωερτψυιοπασδφγηϕκλ
ζξχϖβνµθωερτψυιοπασδφγηϕκλζξχϖβ
νµθωερτψυιοπασδφγηϕκλζξχϖβνµρτψ
υιοπασδφγηϕκλζξχϖβνµθωερτψυιοπα
σδφγηϕκλζξχϖβνµθωερτψυιοπασδφγη
ϕκλζξχϖβνµθωερτψυιοπασδφγηϕκλζξ
CIDETEF & Escuela Chilena TF
 

  ÍNDICE  

 
VISIÓN MÉDICA DEL TDAH
 

BASE TEÓRICA DEL TDAH 03

TRASTORNO POR TDAH 03

EPIDEMIOLOGÍA 03

ETIOLOGÍA 04

DIAGNÓSTICO DEL TDAH 05

TDAH POR LA HIPERACTIVIDAD: DESDE LA NIÑEZ A LA ADULTEZ 09

DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL 11

COMORBILIDAD 14

EVOLUCIÓN NATURAL 15

FACTORES PREDICTORES DE PERSISTENCIA DEL TDAH Y COMORBILIDAD 16

TRATAMIENTO 17

CONSECUENCIAS A LARGO PLAZO DEL TDAH 20

SÍNTESIS 22

ABORDAJE FLORAL DEL TDAH: M O D E L O C L Í N I C O DE TRABAJO

BIOGRAFIA DEL PACIENTE 23

ABORDAJE PERSONALIDAD 24

OBSERVACIÓN ACTITUD 26

ABORDAJE DE SINTOMAS 36

ENTREGA DE FLORES 37

 
 
 

    2  
Intervención  Floral  en  TDAH  
   
CIDETEF & Escuela Chilena TF
 

TRASTORNOS POR DÉFICIT ATENCIONAL E HIPERACTIVIDAD


El trastorno por Déficit Atencional e Hiperactividad (TDAH) es de alta prevalencia
en la población de niños, adolescentes y adultos, es heterogéneo en su etiología,
tiene una alta comorbilidad y puede comprometerse el desarrollo de las funciones
neurocognitivas y la estructuración psicoemocional. Se caracteriza por la
presencia de grados variables de inatención, hiperactividad e impulsividad, que
impactan en el desarrollo del aprendizaje y rendimiento escolar, así como en los
procesos adaptativos del individuo a su medioambiente.
La comorbilidad del TDAH con otros padecimientos psiquiátricos es común.
Algunas de éstos son los trastornos de aprendizaje, el trastorno de conducta, los
trastornos ansiosos, los trastornos del ánimo, etc., los que si no son detectados a
tiempo, empobrecen el pronóstico. La falla en el funcionamiento es el indicador de
la gravedad en el TDAH.
Estas características constituyen una alta vulnerabilidad para el desarrollo del niño
en la sociedad actual, generando distintos grados de discapacidad social, que se
agravan si el trastorno perdura en la adolescencia y adultez.
Desde 1973 el tratamiento con psicoestimulantes cambió dramáticamente el
pronóstico de la mayoría de estos niños. El avance de la psicofarmacología,
neuroimágenes, genética y biología molecular ha permitido realizar grandes
progresos en cuanto a la etiología, neurofisiología y tratamiento de este trastorno.
La presencia de factores biológicos y psicosociales señalan la importancia de
realizar un diagnóstico y tratamiento multimodal que considere aspectos
individuales, familiares y sociales y, de esta manera, mejorar el pronóstico del
TDAH.

EPIDEMIOLOGÍA
El TDAH es tema primordial en pediatría, ya que constituye la causa más
importante de fracaso escolar y de trastorno de la conducta en la infancia. El
TDAH es el trastorno psiquiátrico más común a nivel mundial en la población
pediátrica, cuya prevalencia se estima en alrededor del 3% al 7% de la población
escolar. En Latinoamérica, se considera un problema de salud pública que afecta
aproximadamente 36 millones de personas, preferentemente de sexo masculino.
El TDAH posee tres grandes subtipos: con problemas de inatención, con
predominancia se hiperactividad y el subtipo combinado. Se ha reportado que en
la forma inatenta del síndrome predominan las mujeres (especialmente en la edad
adulta), en tanto las formas hiperactiva-impulsiva y combinada predominan en los
varones. Sin embargo, estas clasificaciones no son estables en casos individuales,
ya que es relativamente común observar que un niño varón del tipo hiperactivo se
convierta en un adulto con problemas atencionales, pero sin hiperactividad.
La prevalencia del TDAH en Chile según estudios de Vicente y Cols. es del 10,3%
de la población escolar, sin diferencias mayores por género (el 10,9% en las
mujeres y el 9,7% en los varones). Entre los cuatro y once años la prevalencia es
del 15,5%, para disminuir al 4,5% entre los doce y dieciocho años de edad.

    3  
Intervención  Floral  en  TDAH  
   
CIDETEF & Escuela Chilena TF
 

Etiología
El TDAH tiene una etiología multifactorial, cuya expresión depende de una
sumatoria de factores genéticos y ambientales.
Múltiples estudios han sido concluyentes en demostrar que los factores genéticos
juegan un rol importante en el origen del TDAH. La heredabilidad estimada es del
75%, considerándose como uno de los trastornos psiquiátricos de mayor
componente hereditario. El TDAH presenta formas de herencia compleja, con
múltiples genes de efecto menor, que junto a factores ambientales determinan la
expresión del trastorno.
En la literatura se ha producido un llamativo progreso de estudios cuyo objetivo es
la identificación de genes relacionados con el TDAH, pero que aún no han sido
bien definidos y replicados a nivel experimental. Esto sugiere que el TDAH es
causado por un mayor número de genes con diferentes efectos y que es primordial
la interacción entre genes y ambiente que dé cuenta de la sensibilidad o
susceptibilidad a factores ambientales. Ningún alelo asociado al TDAH parece ser
por sí mismo el único responsable del trastorno. La selección se ha asociado con
los mecanismos moleculares subyacentes al trastorno y, por lo tanto, las
investigaciones se han restringido especialmente a los genes involucrados en las
vías dopaminérgicas. Sin embargo, existen algunas investigaciones que se
centran en las vías serotoninérgicas y adrenérgicas. Estudios de ligamento
realizados en familias de individuos con TDAH han mostrado que existe una serie
de otras regiones cromosómicas que parecen estar relacionadas con genes de
susceptibilidad; las regiones actuales con mayor evidencia de ligamento son 5p13,
6p13 y 17p11.
Los genes que han demostrado mayor asociación con TDAH son el alelo de siete
repeticiones del gen del receptor de dopamina tipo 4 (DRD4/7R) y el alelo de diez
repeticiones del gen codificador del trasportador de dopamina tipo 1 (DAT1/10R).
Además asociaciones menos robustas existirían con algunos alelos del gen DRD2
y del gen DRD5. Otros genes explorados son los relacionados con los sistemas de
neurotransmisores noradrenérgico y serotoninérgico, con evidencias discordantes.
Finalmente, alelos de la enzima metabolizadora de catecolaminas, la catecol-O-
me-til-transferasa (COMT), se han asociado a TDAH en poblaciones orientales.
Cabe destacar que los resultados de los diversos estudios en genes candidatos no
son concluyentes y no confirmativos en muchos casos, puesto que uno de los
alelos de riesgo descritos, DAT1/10R, es muy frecuente en la población general; y
por otro lado, cierto numero de pacientes con diagnostico de TDAH no posee el
alelo DRD4/7R, el que contrariamente es muy poco frecuente en la población
general.
La hipótesis neurobiológica principal que se ha manejado como causa del TDAH
es la disfunción del sistema dopaminérgico, debido a la notoria respuesta del
trastorno a los psicoestimulantes. Existen evidencias tanto genéticas como
ambientales en las que pueden estar involucradas las diferencias propuestas entre
la anatomía cerebral (tamaño menor en regiones dopaminérgicas específicas) y
genotipo (presencia de genes para alelos específicos de dopamina). Se describen

    4  
Intervención  Floral  en  TDAH  
   
CIDETEF & Escuela Chilena TF
 

las causas genéticas, factores ambientales y la aproximación a la búsqueda de


endofenotipos a través de estudios de neuroimagen, relacionada con cambios a
nivel frontoestriatal, prefrontal y cerebeloso. Sin embargo, hay evidencia que
apoya la participación de sistemas noradrenérgicos y serotoninérgicos también.
Por ejemplo, la atomoxetina, un inhibidor de la recaptación de noradrenalina, ha
mostrado tener un efecto significativo como elemento terapéutico en el TDAH. Hay
estudios que muestran una reducción en los metabolitos monoaminérgeticos en
general, lo que ha llevado a proponer a algunos autores que en el TDAH podría
existir un desbalance entre los sistemas dopaminérgico, noradrenérgico y/o
serotoninérgico.
La presencia de TDAH se ha asociado también al uso de alcohol, nicotina y otras
drogas durante el embarazo, así como a la prematurez extrema, infecciones del
sistema nervioso central, trauma encefálico, epilepsia y exposición a sustancias
toxicas como el plomo.
Los estudios a futuro se deberán orientar a la unificación de los fenotipos clínicos
más objetivos y la búsqueda de endofenotipos, lo que permitirá una mejor
correlación clínica y molecular. La evidencia actual sugiere que el TDAH es un
desorden primariamente poligénico que involucra al menos cincuenta genes.
Debido a ello, el TDAH es frecuentemente acompañado de otras anormalidades
conductuales. Los genes hasta ahora implicados en el TDAH (dopaminérgicos,
serotoninérgicos, adrenérgicos) son al parecer sólo una parte del trastorno total.
La identificación de los genes restantes y la caracterización de sus interacciones
hacen pensar firmemente que el TDAH es un trastorno altamente complejo.

Diagnóstico del trastorno de déficit de atención por hiperactividad

El diagnóstico del TDAH es fundamentalmente clínico y por exclusión. Se basa en


una anamnesis cuidadosa y una hábil observación del paciente, no existiendo
actualmente un marcador biológico especifico para él. Además se requiere un
diagnóstico diferencial acabado con otras entidades nosológicas que comparten
muchos de los síntomas del TDAH, y al mismo tiempo considerar la importante
comorbilidad que frecuentemente acompaña al síndrome, lo que puede llevar a
cometer errores diagnósticos y terapéuticos.
Los síntomas centrales para el diagnóstico de TDAH son la desatención,
hiperactividad e impulsividad. Ellos necesariamente deben producir dificultades
significativas en el ámbito académico, laboral, social y familiar.
La desatención lleva a que el niño frecuentemente cometa errores por descuido,
que realice ciertas actividades sin reflexión aparente, presente dificultades para
concluir una tarea y una tendencia a “saltar de una actividad a otra”. Las órdenes e
instrucciones, aunque comprendidas, no son seguidas cabalmente, especialmente
aquellas que incluyen varios pasos. El niño presenta dificultad para organizar
tareas y actividades. Si la tarea requiere de un esfuerzo mental sostenido, ello
provoca desazón y rechazo. Los niños con TDAH se distraen con facilidad ante
estímulos menores, interrumpiendo su actividad por ellos. En la interacción social
no atienden a las conversaciones, cambian reiteradas veces la temática, no

    5  
Intervención  Floral  en  TDAH  
   
CIDETEF & Escuela Chilena TF
 

observan las normas de los juegos o actividades e ignoran los detalles


importantes. Estos menores pierden y extravían sus pertenencias y les cuesta
seguir una rutina diaria.
La hiperactividad motora varía con la edad, al final de la edad preescolar interfiere
seriamente el funcionamiento social y escolar, disminuye después de los doce
años y se transforma en una sensación de inquietud o apremio interno en la
adolescencia. Habitualmente el escolar con TDAH está inquieto en su asiento, no
puede permanecer mucho tiempo sentado, se mueve, se retuerce. Estos menores
tienden a correr y saltar aun en situaciones en que dicha conducta no es
adecuada. La hiperactividad no sólo es motora, sino también intelectual y verbal,
manifestando frecuentemente una verborrea constante. Su inatención, sumada a
su hiperactividad, hace que los estímulos novedosos lo exciten y desee
imperiosamente manipularlos u obtenerlos.
La impulsividad se manifiesta por impaciencia, respuestas precipitadas, dificultad
para respetar turnos, acatar normas o adecuarse a situaciones sociales o
académicas. No suelen seguir instrucciones en forma ordenada y pausada,
interrumpen en conversaciones de manera inoportuna e inadecuada. Los
pacientes pueden causar accidentes debido a acciones precipitadas, sin que
previamente hayan prevenido los riesgos. La impulsividad se manifiesta como un
rasgo conductual persistente hacia la adolescencia y adultez, frecuentemente se
expresa como la necesidad de obtener gratificación inmediata en lo que
emprenden, con gran dificultad para perseverar en tares cuando no obtienen un
pronto resultado y mayor cantidad de conductas de riesgo.
Una condición importante en el diagnostico del TDAH es que estos tres elementos,
desatención, hiperactividad e impulsividad, estén presentes en todas las
instancias: hogar, escuela, actividades sociales, etcétera.
La Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE), de la organización Mundial
de la Salud (OMS), en su décima versión consigna este diagnóstico como
trastorno hipercinético. Sus criterios exigen la presencia de seis síntomas de
inatención, tres de hiperactividad y uno de impulsividad para el establecimiento de
la categoría. Es la clasificación de la Asociación Americana de Psiquiatría (APA),
conocida como el DSM-IV (Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos
Mentales), la que ha denominado este trastorno como TDAH, con tres subtipos: el
preferentemente inatento, en que se requieren seis síntomas de inatención; el
preferentemente hiperactivo-impulsivo, en el que se requieren seis sistemas de
hiperactividad o impulsividad, y el combinado, en que se requieren seis de ambos.

    6  
Intervención  Floral  en  TDAH  
   
CIDETEF & Escuela Chilena TF
 

Criterios para el diagnóstico del trastorno por déficit de atención


con hiperactividad según DSM-IV-R
• Seis o más de los siguientes síntomas de desatención han persistido por al
menos seis meses, con una intensidad que es desadaptativa e incoherente
en relación con el nivel de desarrollo:

- Síntomas de desatención:

1. A menudo no presta atención en los detalles e incurre en errores por


descuido de las tareas escolares, en el trabajo o en otras actividades.

2. A menudo tiene dificultades para mantener la atención en tareas o en


actividades lúdicas.

3. A menudo parece no escuchar cuando se le habla directamente.

4. A menudo no sigue instrucciones y no finaliza tareas escolares,


encargos u obligaciones en la escuela o trabajo (esto no se debe a falta
de comprensión de las instrucciones o conducta negativista).

5. A menudo tiene dificultades para organizar tareas o actividades.

6. Evita o se siente disgustado con tareas que requieren un esfuerzo


mental sostenido (trabajos escolares o domésticos).

7. A menudo extravía objetos necesarios para tareas o actividades (útiles


escolares, herramientas, etcétera).

8. A menudo se distrae fácilmente por estímulos irrelevantes.

9. A menudo es descuidado y olvida sus actividades diarias.

• Seis o más de los siguientes síntomas de hiperactividad-impulsividad han


persistido por lo menos durante seis meses con una intensidad que es
desadaptativa e incoherente en relación con el nivel de desarrollo:

- Síntomas de hiperactividad:

1. Mueve manos y pies, sin control en su asiento.

    7  
Intervención  Floral  en  TDAH  
   
CIDETEF & Escuela Chilena TF
 

2. A menudo abandona su asiento en la clase o en otras situaciones en la


que se espera que permanezca sentado.

3. A menudo corre o salta excesivamente en situaciones en que ello es


inapropiado.

4. Tiene dificultades para jugar o dedicarse tranquilamente a actividades


de ocio.

5. Siempre muestra acciones motoras (“está en marcha”).

6. A menudo habla en exceso.

- Síntomas de impulsividad:

1. A menudo precipita respuestas antes de haber sido completada la


pregunta.

2. A menudo tiene dificultades para respetar su turno.

3. A menudo interrumpe o se inmiscuye en las actividades de otros


(conversaciones o juegos).

• Algunos síntomas de hiperactividad-impulsividad o desatención que


causaban alteraciones estaban presentes antes de los siete años de edad.

• Algunas alteraciones provocadas por los síntomas se presentan en dos o


más ambientes, por ejemplo, en la escuela y en la caso o en el trabajo y en
casa.

• Deben existir pruebas claras de un deterioro clínicamente significativo de la


actividad social, académica o laboral.

• Los síntomas no aparecen exclusivamente en el trascurso de un trastorno


generalizado del desarrollo, esquizofrenia u otro trastorno psicótico, y no se
explican mejor por la presencia de otro trastorno mental (por ejemplo,
trastorno del estado de ánimo, trastorno de ansiedad, trastorno disociativo o
un trastorno de la personalidad).

    8  
Intervención  Floral  en  TDAH  
   
CIDETEF & Escuela Chilena TF
 

Se puede utilizar como apoyo diagnóstico entrevistas y escalas de


detección y gravedad, en las cuales los niños, padres y educadores
proporcionan información acerca de las conductas observadas en el
paciente (Conners, Barkley, ADHD Rating Scales, SNAP IV, etc.). Los
padres, a menudo, brindan información valiosa acerca de dificultades que
los niños y adolescentes pueden presentar en las labores del hogar, el
cumplimiento de sus tareas, la relación con sus hermanos y amigos, así
como en el acatamiento de las reglas de casa. Los profesores informan
acerca de la conducta dentro del salón de clases, la capacidad de
concentrarse, la relación con compañeros y el cumplimiento de las reglas
dentro del colegio. Esta información además permite evaluar objetivamente
el efecto del tratamiento en todas las áreas de funcionamiento del paciente.
Estas escalas, a pesar de su utilidad, no tienen un poder absoluto dentro
del diagnóstico definitivo, pero son una excelente herramienta de apoyo.

Trastorno de déficit de atención por la hiperactividad: desde


la niñez a la adultez

Los síntomas cardinales del TDAH (inatención, hiperactividad e


impulsividad) pueden evolucionar a través del desarrollo.

Generalmente los niños preescolares con TDAH se presentan con gran


inquietud e impulsividad, por lo que su conducta tiende a ser disruptiva. En
ellos, el diagnóstico de TDAH del tipo con predominio hiperactivo-impulsivo
es frecuente. Un estudio de seguimiento dirigido por Campbell (1990)
mostró que alrededor de la mitad de los niños preescolares con diagnóstico
de hiperactividad tienen un diagnóstico claro de TDAH a la edad de nueve
años. Los niños preescolares con síntomas más severos tendieron a
presentar un TDAH más persistente a través del tiempo.

En la etapa escolar temprana comienza a ser más relevante la inatención.


Mantener un trabajo escolar sostenido en el tiempo se hace más difícil para
los niños con TDAH, lo que puede llevarlos a mal rendimiento escolar.
Persisten además la impulsividad e hiperactividad, por lo que
frecuentemente comienzan las dificultades en la relación con los pares. En
esta etapa también comienzan a aparecer comorbilidades, como los
trastornos específicos de aprendizaje, trastorno oposicionista desafiante y
trastorno de conducta. El subtipo combinado es frecuente a esta edad.

    9  
Intervención  Floral  en  TDAH  
   
CIDETEF & Escuela Chilena TF
 

En los adolescentes, la hiperactividad es reemplazada por una sensación


de inquietud interna, persistiendo la inatención e impulsividad. Los déficits
observados son distractibilidad y dificultad para mantener la atención hasta
finalizar una tarea. Estos déficits pueden llevarlos a una pobre organización
de sus tareas escolares y conducta irresponsables. Además pueden
persistir conductas de riesgo debido a su impulsividad. El tipo con
predominio del déficit de atención es frecuente en esta etapa etaria.

Cambios físicos y sociales que ocurren en la adolescencia temprana


generan una presión adicional a los adolescentes con TDAH. Los
problemas con la identidad, independencia, aceptación social y apariencia
física, combinados con incremento de la responsabilidad, crean nuevos
tipos de estrés en la vida de los adolescentes con TDAH. Un nuevo nivel de
introspección puede causar efectos secundarios, como la falta de
confianza, temor a lo que depara el futuro y sentimientos de tristeza o
ansiedad. Los adolescentes, además, comienzan a comprender las
consecuencias de la falla académica y su impacto en los sucesos futuros.

En la adultez continúa una pobre concentración, por lo que frecuentemente


cambian de actividad, no finalizan los proyectos y se mueven de un lugar de
trabajo a otro. Su conducta tiende a ser desorganizada, lo que impacta en
su familia y lugar de trabajo. Habitualmente necesitan escribir listas de sus
actividades como recordatorio de ellas. Los adultos con TDAH postergan
reiteradamente lo que tienen que hacer y presentan una conducta
explosiva, que puede estar relacionada con sintomatología comórbida
anímica.

Biederman y Cols. (2000) realizaron un estudio de seguimiento de 128


niños, por cuatro años, quienes fueron evaluados cinco veces en el
transcurso del estudio. Ellos encontraron que la edad estuvo
significativamente asociada con los síntomas cardinales del TDAH
(inatención, impulsividad, hiperactividad). Sin embargo, los síntomas de
hiperactividad e inatención pueden disminuir en el tiempo, pero la
inatención tiende a ser persistente. Estudios de muestras consultantes de
adultos con TDAH muestra que alrededor de la mitad tiene niveles de
hiperactividad e impulsividad clínicamente significativos y sobre el 90%
tiene síntomas de inatención prominentes. Al igual que los niños con TDAH,
los adultos tienden a tener déficit cognitivos adicionales y déficits
significativos en las funciones ejecutivas, que incluyen problemas para
clasificar y manipular la información y dificultades en su organización y
manejo.

    10  
Intervención  Floral  en  TDAH  
   
CIDETEF & Escuela Chilena TF
 

Diagnóstico diferencial

Los tres síntomas cardinales del TDAH (inatención, impulsividad e


hiperactividad) son inespecíficos y pueden estar presentes en la mayoría de
los cuadros psicopatológicos, en enfermedades neurológicas e incluso
asociados a patología pediátrica, sometiendo al clínico al desafío de hacer
un minucioso proceso de diagnóstico diferencial.

Durante los primeros años de vida puede ser difícil distinguir las
manifestaciones del TDAH de los comportamientos propios de la edad en
niños activos. Los niños que presentan el trastorno despliegan sus
dificultades de manera constante y en diferentes contextos. Especialmente
los niños con predominio de hiperactividad e impulsividad tienen una pobre
autorregulación y su comportamiento está bajo control de la contingencia
inmediata. En la práctica esto se traduce en dificultades para respetar
normas y en un comportamiento socialmente inapropiado, aspectos que no
poseen los niños normales.

Muchas veces los niños pueden presentar un comportamiento hiperactivo


por un corto tiempo, por ejemplo cuando están excitados, ansiosos, muy
cansados o en periodos prodrómicos o de convalecencia de una
enfermedad somática.

Cuando los niños son hiperactivos en ciertos ambientes, y no en otros, hay


que pensar que existen estresores que no les están permitiendo enfrentar la
realidad de manera segura y serena; por lo tanto, hay que buscar el o los
factores desencadenantes. Si los niños son hiperactivos en el colegio, pero
no en la casa, se debe descartar un trastorno de aprendizaje, dificultades
de adaptación al sistema escolar, dificultades en la integración con el grupo
de pares o, en la relación con algún profesor, experiencias traumáticas, etc.
Si la hiperactividad está presente solamente en la casa, hay que considerar
la presencia de problemas familiares y/o falta de tolerancia de los padres
con la actividad normal del niño.

Los pacientes que tienen retardo mental (RM) suelen parecer inquietos y
desatentos porque las dificultades que les plantea el ambiente son muy
complejas en relación con sus capacidades. Ellos son diagnosticados como
portadores de TDAH en un porcentaje del 7% al 18%, con las
consecuencias que este error diagnóstico implica para el tratamiento y
pronóstico. Los niños con retardo mental tienen un déficit en las habilidades

    11  
Intervención  Floral  en  TDAH  
   
CIDETEF & Escuela Chilena TF
 

de concentración y de psicomotricidad, que hacen más lento su


desempeño escolar y provocan mayor fatiga. Al aumentar el tiempo de
trabajo, aumenta también la posibilidad de distracción, y el refuerzo por los
logros se hace más distante. La hiperactividad también puede estar
presente en los niños con RM. Para realizar un adecuado diagnóstico
diferencial entre TDAH y RM, resulta importante definir si el mal rendimiento
es producto de limitaciones de su inteligencia o porque la capacidad de
mantener la atención está interfiriendo en su aprendizaje. Una historia
cuidadosa de los hitos del desarrollo puede mostrar la lentitud en la
adquisición de habilidades del lenguaje y motrices. La dificultad para
desarrollar relaciones sociales con sus pares es también sugerente, pero no
patognomónica del RM. En el otro extremo, niños con niveles intelectuales
altos, pero con perfiles cognitivos disarmónicos, pueden presentar
dificultades en lenguaje y lectoescritura que los hacen ser vistos como
distraídos y presentando conducta inquieta en la sala de clases.

Es bien conocido que los pacientes pediátricos con epilepsia tienen una
mayor incidencia de problemas de TDAH que sus congéneres sanos,
incluso se lo refiere con una frecuencia del 50% de los casos. El subtipo
predominante es el inatento seguido del combinado, a diferencia de la
población general, en que el subtipo combinado es el más frecuente. Estos
pacientes suelen tener síndrome más grave y persistentes, con mayores
complicaciones. Se ha encontrado que los principales factores de riesgo
son: daño neurológico a nivel del sistema límbico, epilepsia severa o
intratable, problemas genéticos, familiares, sociales y ambientales; así
como el uso de drogas antiepilépticas, como el fenobarbital, que suele estar
asociado con irritabilidad, agresividad, hiperquinesia, sueño corto trastorno
de conducta y problemas de concentración y memoria, y las
benzodiacepinas, que pueden producir irritabilidad, hiperactividad,
agresividad y disminución de la atención. Los niños con epilepsia tienen
asociados frecuentemente trastornos específicos del aprendizaje, que
perjudican aún más su conducta y rendimiento. Algunos presentan
ausencias típicas o crisis parciales complejas, que los hace parecer poco
atentos a las clases. Para el diagnóstico diferencial es necesario tener
información acerca de la conducta previa del niño; las ausencias típicas se
presentan en niños de buen rendimiento escolar que empiezan a parecer
distraídos y bajan sus notas.

El TDAH se debe distinguir además de otros trastornos de expresión


conductual, como son el trastorno de conducta (TC) o el Trastorno
Oposicionista Desafiante (TOD). Varias características distinguen al TDAH

    12  
Intervención  Floral  en  TDAH  
   
CIDETEF & Escuela Chilena TF
 

del TC. Los niños con TC, por definición, presentan reiteradas violaciones a
los derechos o a la propiedad de otros, baja capacidad empática y un
desarrollo moral primitivo y heterónomo que está presente en los niños con
TDAH. Además, los niños con TC en general provienen de familias de nivel
socioeconómico bajo y disfuncionales. Aunque no hay diferencias en las
meditaciones de laboratorio en el logro cognitivo, los niños con TDAH
aislado logran mejor rendimiento económico que aquellos en los que se
asocia un TC. Los pacientes con TOD se caracterizan por una constante
conducta de desafío y negativismo, característica que no está presente en
el TDAH, pero que puede asociarse.

En algunas ocasiones el humor disfórico o irritable de un niño puede


confundirse con TDAH. La depresión en el niño se puede manifestar a
través de bajo rendimiento escolar, desatención en clases y conductas
explosivas frente a pequeños estímulos. Ambos cuadros se diferencian en
que los niños que padecen un trastorno depresivo muestran un estilo
cognitivo negativo, con visión empobrecida de sí mismos y tienden a ver la
posibilidad de una mejoría solamente en términos del azar más que en
relación con sus propios esfuerzos, presentan aislamiento social y
variaciones importantes en los ciclos circadianos como el sueño y apetito.

El trastorno afectivo Bipolar (TAB) pediátrico tiende a presentarse como un


cuadro clínico continuo y de curso crónico, aspecto que comparte con el
TDAH y no favorece al diagnóstico diferencial. Se agrega además que los
tres síntomas cardinales del TDAH (desatención, hiperactividad e
impulsividad) también están presentes en el niño con trastornos bipolar. Por
otra parte, puede haber cuadros clínicos comórbidos (del 40% al 70% de
los niños con TAB presentan TDAH), en cuyo caso se debe tratar primero el
TAB, para posteriormente, si persisten los síntomas, evaluar el tratamiento
del TDAH. El diagnóstico diferencial se basa principalmente en la gravedad
del cuadro clínico y el compromiso anímico. Los niños con TAB suelen ser
muy disruptivos, irritables e inestables, con conductas agresivas y en
ocasiones sexualizadas. Su pensamiento se caracteriza por estar
acelerado, lo que se traduce en una fuga de ideas constante.

La falta de concentración en ausencia de hiperactividad puede ser un


indicador de ansiedad o de trastornos de aprendizaje. Alrededor de un
cuarto o un tercio de los pacientes con TDAH reúnen los criterios
diagnósticos de un trastorno ansioso, comparado con el 5% al 15% en la
población general, y del 20% al 30% de los niños con TDAH tienen

    13  
Intervención  Floral  en  TDAH  
   
CIDETEF & Escuela Chilena TF
 

asociado un trastorno de aprendizaje como tal, pero del 40% al 60% tiene
alguna dificultad en lectura, escritura y/o calculo.
Estos datos hacen reflexionar en la importancia de realizar una historia
clínica y examen mental exhausto en los niños con un probable TDAH, sin
olvidar la exploración acabada de los antecedentes familiares. Se debe
descartar o confirmar la presencia de otros cuadros psicopatológicos
relevantes, los que necesitan redefinir las intervenciones, para que de esta
manera no se ensombrezca el pronóstico del paciente. Un niño inquieto,
distraído e impulsivo puede serlo por muy diversas razones y puede
evolucionar de muy diversas maneras, por esto es necesario evaluarlo en
profundidad y con una mirada amplia.

Comorbilidad

La comorbilidad es frecuente en niños, adolescentes y adultos con TDAH.


Al menos dos tercios de los niños en edad escolar con TDAH que son
referidos a evaluación clínica presentan otro diagnostico psicopatológico.

La comorbilidad complica el proceso del diagnóstico y puede tener un


impacto relevante en la historia natural y pronóstico de los individuos con
TDAH. Por ejemplo, August y Cols. (1983) realizaron un estudio de
seguimiento en niños con TDAH con y sin TC hasta la adolescencia
temprana. Todos ellos continuaron teniendo problemas típicos del TDAH a
los cuatro años de seguimiento, pero los niños con TC tenían además
problemas de agresividad, delincuencia y abuso de sustancias. Sin
embargo, al comparar el grupo de niños con TDAH que presentaba
comorbilidad psiquiátrica con los niños sin comorbilidad, ambos grupos
presentaron dificultades en los logros académicos y funcionamiento
psicosocial. Estos resultados confirman que el TDAH por sí mismo
compromete las capacidades adaptativas del niño.

Los trastornos comórbidos más frecuentes en niños con TDAH son: TOD
(35%-50%), TC (25%), trastorno depresivo (15%), trastornos ansiosos
(25%), trastorno específico de aprendizaje (15%-40%), trastorno específico
de lenguaje (15%-75%). En adolescentes, se agrega trastorno por abuso de
sustancias (20%). El TDAH en adultos también es altamente comórbido, en
muestras clínicas el 75% tiene al menos un trastorno comórbido y el 33%
tiene dos o más. Los más frecuentes son trastorno de personalidad,

    14  
Intervención  Floral  en  TDAH  
   
CIDETEF & Escuela Chilena TF
 

trastornos del ánimo, trastornos ansiosos, trastorno de conducta y abuso de


alcohol y drogas.

Varias publicaciones han estudiado la comorbilidad psiquiátrica de acuerdo


al subtipo de TDAH. Millstein y Cols. (1997) encontraron altas tasas de
TOD, trastorno bipolar y trastorno por abuso de sustancias en pacientes
adultos con TDAH de tipo combinado, comparados con los otros subtipos; y
altas tasas de TC, trastorno obsesivo compulsivo y trastorno por estrés
postraumático en el TDAH con predominio hiperactivo-impulsivo, en
comparación con el de predominio de déficit de atención. Otro estudio
(Biederman, 1997) encontró que los sujetos con TDAH combinado o
hiperactivo-impulsivo tenían mayores tasa de TOD que los sujetos con
TDAH con predominio del déficit de atención. No encontraron diferencias
entre los subtipos en relación con TC, trastorno depresivo y trastorno
ansioso.

En relación con la comorbilidad con abuso de sustancias, las


investigaciones médicas en la actualidad muestran que un niño que recibe
tratamiento adecuado y oportuno tiene menor riesgo de caer en adicciones.
Las adicciones al alcohol y drogas son más comunes en personas con
TDAH que nunca fueron tratadas, ya que en ellas se compromete su
autoestima y autoimagen, crecen frustradas, enojadas y con serios
problemas de fracaso y rechazo. Estas condiciones pueden llevar
fácilmente a una persona al consumo de alcohol y drogas.

Los hallazgos resaltan la importancia de una temprana detección y


tratamiento no sólo del TDAH, sino también de su comorbilidad, para de
esta manera mejorar el pronóstico de estos pacientes.

Evolución natural
En el pasado existía la creencia de que el TDAH “desaparecía” en la
pubertad. Estudios controlados de seguimiento han mostrado que el
trastorno persiste en un número importante de adultos que presentan el
antecedente de TDAH en la niñez.

Cantwell (1985) describió tres potenciales evoluciones del cuadro clínico.


La primera es definir el TDAH como un “trastorno del desarrollo”. Esto
puede ocurrir en el 30% de los sujetos. Los individuos que logran este
resultado en la adultez temprana no manifiestan el deterioro del
funcionamiento que producen los síntomas del TDAH. La segunda

    15  
Intervención  Floral  en  TDAH  
   
CIDETEF & Escuela Chilena TF
 

evolución ocurre en el 40% de los sujetos. En este caso, los síntomas de


deterioro funcional del TDAH continúan en la vida adulta. Esta
sintomatología puede ir acompañada de una variedad de dificultades
sociales y emocionales. La inatención, impulsividad e hiperactividad son los
síntomas cardinales del TDAH, pero frecuentemente en los adultos no
están todos presentes, especialmente la hiperactividad. Los síntomas
asociados con la esfera anímica (baja tolerancia a la frustración,
irritabilidad) pueden acompañar a este grupo. El último resultado ocurre en
aproximadamente el 30% de los sujetos. En estos casos no sólo persisten
los síntomas del TDAH, sino que además se acompañan de psicopatología
severa, como alcoholismo, abuso de sustancia y trastorno de personalidad
antisocial. Uno de los más fuertes predictores de este tipo de evolución es
la presencia de TC en la niñez como trastorno comórbido del TDAH.

Estudios en adultos con diagnóstico retrospectivo de TDAH sugiere que


algunos sujetos, particularmente mujeres, que presentaron un TDAH no
diagnosticado en la niñez lograron un ajuste razonable en la vida adulta.
Ellos presentaron una alta comorbilidad con trastornos ansiosos y
trastornos del ánimo. Una combinación de intervenciones psicosociales y
médicas mejoró en forma significativa su nivel de funcionamiento
(Biederman y Cols., 1993).

Factores predictores de persistencia de trastorno de déficit


de atención por hiperactividad y comorbilidad

Aún no es claro qué factores son los que predicen la probable persistencia
del TDAH en la adultez.

Algunos estudios sugieren que la comorbilidad puede relacionarse con la


persistencia del TDAH. Por ejemplo, existen en la literatura científica
estudios que muestran que la agresión o problemas conductuales en la
niñez predicen la persistencia del TDAH en la adolescencia y adultez
temprana.

Biederman y Cols., en 1996, publicaron un interesante estudio en relación


con este tema. Reclutaron 128 niños entre seis y diecisiete años con
diagnóstico de TDAH y los siguieron durante cuatro años. Los resultados
muestran que al término del seguimiento, el 85% de los niños con TDAH
continuaba presentando el trastorno y el 15% había remitido. De éstos, la

    16  
Intervención  Floral  en  TDAH  
   
CIDETEF & Escuela Chilena TF
 

mitad lo hizo la niñez (antes de los doce años) y la otra mitad en la


adolescencia. Los predictores de persistencia fueron: historia familiar de
TDAH, adversidades psicosociales y comorbilidad con TC, trastorno del
ánimo y trastorno ansioso. Presentar TC en la niñez predijo TC y abuso de
sustancias; depresión mayor predijo depresión mayor y trastorno bipolar, y
trastorno de ansiedad predijo trastorno de ansiedad en la adolescencia.

Estos factores predictores pueden tener ellos mismos influencias tanto


genéticas como ambientales. Los niños con TDAH frecuentemente están
insertos en familias desorganizadas y tienen un padre o madre que
presenta psicopatología. Estas familias pueden crear, en un niño con
vulnerabilidad biológica, ambientes patogénicos que medien la persistencia
del trastorno, de ahí la importancia de una detección y tratamiento precoz,
tanto del trastorno como de sus comorbilidades.

Tratamiento

El tratamiento del TDAH en niños y adolescentes es multimodal y considera


una evaluación de las diferentes dimensiones y ámbitos en los que el
paciente se desarrolla: individual, familiar, social y escolar. En
consecuencia, las estrategias de intervención en estos grupos deben
considerar cada una de estas dimensiones, manteniendo una adecuada
relación con los adultos responsables del desarrollo del niño.

Para tratarse de una condición crónica, una primera e importante función


que el médico debe asumir es la educación del niño (o adolescente) y sus
padres, entendiendo que ésta es una tarea permanente. Es fundamental la
entrega de información actualizada sobre las causas y manifestaciones en
cada etapa del desarrollo, mostrando que se trata de una condición que
afecta no sólo el aprendizaje, sino también la autoestima, sociabilidad y
funcionamiento familiar. La disponibilidad es esencial para aclarar
inquietudes, dudas y preguntas, apoyar para la solución a dificultades y
aconsejar para la modificación de conductas o implementación de nuevas
estrategias en situaciones específicas.

Una vez establecido el diagnóstico, el clínico debe informar a la familia y al


paciente los síntomas presentes en éste, las discapacidades y el pronóstico
del cuadro. Esta información es procesada por la familia y el niño en el

    17  
Intervención  Floral  en  TDAH  
   
CIDETEF & Escuela Chilena TF
 

contexto de la relación médico-paciente, generando procesos psicológicos


frente a una nueva realidad que compromete la salud del menor. Estos
procesos incluyen rabia, negación, tristeza y finalmente aceptación. Sólo
alcanzada esta etapa por el paciente y sus padres, se puede acceder a la
fase de tratamiento propiamente tal.

El tratamiento del TDAH puede implicar varios niveles de intervención y


complejidad de acuerdo a la presencia o no de comorbilidad, trastornos del
desarrollo asociado, perfil cognitivo, presencia de enfermedades físicas,
problemas psicosociales y grado de discapacidad. Es necesario que tanto
como los padres como los pacientes participen activamente en el sueño del
tratamiento, estableciendo en conjunto sus objetivos, las intervenciones
necesarias para lograrlos y su seguimiento. En la mayoría de los casos el
proceso diagnóstico define la presencia de disfunciones en más de una
esfera y/o ámbito.

En algunos pacientes es necesario intervenir a nivel familiar. Durante la


entrevista y anamnesis se observan a menudo las dificultades de los padres
para ponerse de acuerdo sobre cómo manejar las conductas de sus hijos;
inseguridad respecto de sus capacidades parentales; centralización de los
problemas familiares en el niño hiperactivo, a la manera de “chivo emisario”;
frustración de la expectativas, con las consecuencias reacciones
psicológicas a esta pérdida, etcétera.

En el ámbito social refieren al rechazo de sus pares, problemas con el


colegio y con el vecindario, ya que el TDAH, por su impulsividad,
hiperactividad y desatención, interfieren el logro de habilidades sociales
adecuadas para cada etapa del desarrollo. Debido a esto, en algunos niños
es necesario realizar talleres grupales, para la adquisición o reforzamiento
de habilidades sociales y de resolución de problemas.

Niños o adolescentes con TDAH pueden presentar problemas emocionales


relevantes, pues sus sintomatologías han provocado rechazo en el
ambiente, lo que ha repercutido en el desarrollo de su autoestima y
autoimagen, incluso algunos de ellos son victimas de maltrato. En estos
casos se hace necesario un tratamiento psicológico individual que incluya el
grupo familiar, con el objetivo de lograr un adecuado desarrollo de las
potencialidades del niño.

A nivel de aprendizaje, frecuentemente será necesario reeducar las


dificultades de aprendizaje asociadas (dislexias, discalculias, disgrafías,

    18  
Intervención  Floral  en  TDAH  
   
CIDETEF & Escuela Chilena TF
 

etc.). Parte importante de la terapia es enseñarles a estudiar y mantener un


orden en sus cosas y actividades. Los métodos para mejorar la lectura, la
pronunciación, la psicomotricidad y la coordinación se alternan con técnicas
de relajación, que el niño aprende para practicar luego en casa.

El modelo médico tradicional resulta insuficiente para el tratamiento del


TDAH. El tratante debe actuar en constante relación y comunicación con los
padres, profesores, psicopedagogos, psicólogos, pediatras y otros
profesionales involucrados. La construcción de una relación médico-
paciente-familia sólida y confiable y la fluida comunicación con otros
profesionales permitirán monitorear adecuadamente el progreso y
afectividad de las intervenciones planteadas.

Los avances de la psiquiatría de niños y adolescentes, junto a la


epidemiología, la genética, la biología molecular y el estudio por imágenes,
han permitido avanzar en la investigación y aplicación de tratamientos
farmacológicos que son parte del tratamiento integral para este grupo
etario. La decisión e inicio del tratamiento farmacológico deben estar en
manos de un especialista que tenga entrenamiento en el uso y monitoreo
de psicofármacos. Una vez tomada la decisión de intervención
farmacológica, es necesario considerar aspectos éticos fundamentales del
acto médico, como la adecuada información en cuanto a los efectos
deseados y a los posibles efectos adversos, el consentimiento informado de
los padres con participación adecuada del niño y del adolescente, en un
contexto de alianza terapéutica que asegure la adhesión necesaria.

Los psicoestimulantes (metilfenidato y anfetamina) son los fármacos de


primera línea en el tratamiento de los síntomas eje del TDAH. La efectividad
de estos fármacos ha sido demostrada por numerosos estudios en el corto,
mediano y largo plazo. La monitorización y seguimiento estricto son parte
fundamental del tratamiento farmacológico. El objeto será determinar la
menor dosis a la que se obtienen efectos terapéuticos máximos,
manteniendo los efectos adversos a un nivel mínimo.

En segunda línea se encuentra la atomoxetina. Se debe verificar que la


medicación haya sido administrada a dosis y tiempo adecuados antes de
decidir modificarla. Antes de optar por otro medicamento, es necesario que
el médico revalore el diagnóstico y los posibles trastornos asociados. La
atomoxetina, inhibidor del transportador presináptico de norepinefrina , es
el único medicamento no estimulante aprobado en el tratamiento del TDAH
en niños desde los seis años, adolescentes y adultos en los EE.UU, desde

    19  
Intervención  Floral  en  TDAH  
   
CIDETEF & Escuela Chilena TF
 

el año 2002, y en varios países de Europa desde los años 2003 y 2004. Los
estudios hasta la fecha han demostrado que la atomoxetina es efectiva en
el tratamiento agudo y a largo plazo del TDAH y puede jugar un rol
particular en el tratamiento de pacientes con trastornos comórbidos, como
son abuso de sustancias, trastornos ansiosos y trastorno por tic, o que no
han tolerado o no han respondido al tratamiento con metilfenidato. Posterior
al intento de tratamiento con metilfenidato y/o atomoxetina, como tercera
línea de tratamiento farmacológico se tienen a los antidepresivos tricíclicos,
antagonistas alfa-adrenérgicos (clonidina o guanfacina), modafinilo y
bupropión. Existen estudios aislados con aripiprazol, amantadina y
memantine, los que deben ser replicados.

Consecuencias a largo plazo del trastorno de déficit de


atención por hiperactividad

El trastorno de déficit de atención es un cuadro clínico que ocurre en niños


preescolares, escolares, adolescentes y adultos, causando discapacidad
social, académica y laboral. Como ya se ha visto, en una importante
proporción de los casos el TDAH se acompaña de alta comorbilidad y tiene
un curso crónico.

Notablemente, la persistencia del TDAH es un significativo factor de riesgo


para consumo de sustancias y conducta antisocial en la adolescencia tardía
y la adultez temprana. Los resultados adversos a largo plazo del TDAH
corresponden a una de las razones más importantes para el reconocimiento
de éste como una entidad clínica.

Los niños con TDAH con predominio hiperactivo-impulsivo, comparados


con sus pares sin el diagnóstico, están en mayor riesgo de tener bajas
calificaciones escolares, trastornos de aprendizaje, repetir curso, tener
compromiso de su autoestima, sufrir de ansiedad, ser rechazados por sus
pares, desertar de la escuela y tomar contacto con grupos delictuales.

En la adolescencia temprana y media se pueden observar déficits en el


funcionamiento académico y social. En los casos más graves,
generalmente posterior a un trastorno de conducta de la niñez aparecen
conductas antisociales. Muchas de estas dificultades persisten en la
adolescencia tardía y, comparados con controles, estos menores presentan
menor nivel de educación, mayor número de repitencias, tienen pocos

    20  
Intervención  Floral  en  TDAH  
   
CIDETEF & Escuela Chilena TF
 

amigos y son menos adecuados en las relaciones sociales. Alrededor de


dos quintos continúan presentando síntomas clínicamente significativos de
TDAH. Los riesgos en los adolescentes con TDAH incluyen además
conducción descuidada de vehículos, accidentes, intentos de suicidio,
abuso de drogas y acceso a trabajos mal remunerados. Si los adolescentes
con TDAH han experimentado años de falla académica y dificultades con
los pares, pueden comenzar a aparecer problemas secundarios en relación
con la autoestima y automotivación. Por otra parte, desde el punto de vista
del desarrollar su individualidad y pueden elegir maneras dañinas de
afirmar su independencia. Las responsabilidades, como son las tareas
escolares o deberes en la casa, pueden ser ignoradas como un acto de
rebelión o por falta de motivación. Esto lleva al alejamiento y/o
enfrentamiento con sus padres y en algunas ocasiones a la búsqueda de
pertenencia a grupos de riesgo.

Los adultos con este diagnóstico tienen mayor riesgo que sus controles de
sufrir discordia conyugal, tener menos años de educación y desempañarse
en trabajos de menor jerarquía. Menuzza (2000) publicó un estudio de
seguimiento de 101 niños hiperactivos comparados con niños no
hiperactivos. Los investigadores describieron altas tasas de trastorno de
conducta, trastorno de personalidad antisocial y trastorno por abuso de
sustancias no alcohólicas en el grupo de niños hiperactivos al llegar a la
adultez temprana. La marihuana y la cocaína fueron las drogas más
frecuentemente usadas y la iniciación del abuso de sustancias fue
generalmente subsecuente al trastorno de conducta como comorbilidad.
Los trastornos de ánimo y ansiosos fueron poco frecuente, sin embargo no
todos los pacientes habían pasado el período etario de riesgo para estas
condiciones. En un estudio previo de seguimiento de niños hiperactivos, los
sujetos mostraron significativamente más trastornos de personalidad
antisocial y mayores tasa de abuso de alcohol y marihuana en la adultez
temprana que los sujetos controles.

La hiperactividad la niñez es un factor de riesgo para la adolescencia.


Varios estudios de seguimiento de niños escolares con TDAH de tipo
hiperactivo-impulsivo, por períodos que van desde cuatro a catorce años,
han encontrado que ellos presentan, en comparación con controles
normales, una alta tasa de trastornos de conducta disruptivo. El riesgo
mayor en todos estos estudios es la conducta agresiva, antisocial y
delictual. Según estos estudios, la hiperactividad en el niño sería un
predilector de problemas de conducta en la adolescencia, mientras que los
problemas de conducta en la adolescencia, mientras que los problemas de

    21  
Intervención  Floral  en  TDAH  
   
CIDETEF & Escuela Chilena TF
 

conducta en la niñez no predicen hiperactividad en la adolescencia. Estos


resultados sugieren que el trastorno de conducta sería una complicación de
la hiperactividad. Por otra parte, en los niños con TDAH tipo hiperactivo-
impulsivo la presencia de problemas conductuales predice un mal ajuste
social en el desarrollo más tardío.

En el otro sentido, existen también varios indicadores de que la


hiperactividad predice resultados adversos en niños con problemas de
conducta. Al estudiar niños escolares con problemas de conducta, se
observa que aquellos que presentan mayores niveles de hiperactividad
tienen más conductas antisociales que los no hiperactivos. La
hiperactividad también se ha asociado con bajos logros académicos, mal
uso de alcohol, violencia, conducta disruptiva y desafiante, pobres
relaciones con los pares y falta de involucramiento en actividades sociales y
escasez de adherencia a actividades constructivas.

La naturaleza de estas asociaciones no es clara. Puede que la


hiperactividad por sí misma constituya un factor de riesgo o que ella sea
meramente un marcador de otro verdadero factor de riesgo. No se sabe,
además, cuándo y cómo el TDAH interactúa con los problemas comórbidos
como el trastorno de conducta, o si este tipo de resultado adverso es
específico de la hiperactividad.

Por último, no se debe olvidar que muchos de los niños con TDAH tratados
en la infancia no crecen con el trastorno; algunos logran altos niveles
educacionales y empleos. Muchos de estos niños no muestran evidencia de
ningún trastorno mental en la adultez.

Síntesis

El TDAH corresponde a un trastorno que perdura por toda la vida y en el


que la sintomatología va variando a través de las distintas etapas del
desarrollo en que se encuentre y de la vulnerabilidad de cada uno de ellos.
El TDAH puede traducirse en serios problemas de rendimiento, conducta y
emocionales, y de esta manera puede afectar severamente el pronóstico de
estos pacientes. Las estrategias actuales de tratamiento pueden prevenir
exitosamente estos resultados.

    22  
Intervención  Floral  en  TDAH  
   
CIDETEF & Escuela Chilena TF
 

A bordaje Cínico Floral del TDAH


 
 
Modelo  de  Trabajo  en  el  Abordaje  Clínico  del  TDAH  
Comprensión  de  la  Enfermedad  desde  la  teoría  del  Dr.  Edward  Bach  
 
Edward  Bach  elaboró  una  filosofía,  basada  en  su  investigación  orientada  a  conocer  
¿Por   qué   las   personas   se   enferman?   El   sostiene   al   respecto   que:   “No   es   la  
enfermedad  lo  que  importa,  es  el  paciente;  no  es  lo  que  el  paciente  tiene  (…)  es  la  
forma  en  la  que  se  ve  afectado…”  siendo  vital  observar  la  ACTITUD  que    presenta  
el   paciente   hacia   la   enfermedad,   lo   que   es   posible   advertir     en   el   ejercicio   de   la  
entrevista  clínica.  (Protocolos  de  Atención  Clínica).  
Al  aplicar  las  Flores  de  Bach  de  una  manera  clínica  en  el  tratamiento  del  TDAH,  se  
reconoce   que   el   Terapeuta   Floral,   cumple   una   función   de   mediación   entre   la  
disciplina  (Terapia  Floral)  y  la  vida  del  consultante,  produciéndose  un  dialogo  con:    
 
a. La  biografía  del  paciente.    
b. La  organización  de  Personalidad  del  paciente  
c. La  actitud  del  paciente  frente  al  TDAH.  
d. Los  síntomas  que  se  expresan  por  medio  del  TDAH.  
e. La  entrega  de  las  Flores,  para  restablecer  el  equilibrio.  
 
Tomando  en  consideración  lo  que  Bach  señala  en  su  obra  “Cúrese  a  sí  mismo”:  La  
naturaleza   misma   de   la   enfermedad   será   una   guía   útil   para   descubrir   el   desequilibrio   que  
existe  en  la  persona..”  en  la  entrevista  clínica  con  los  niños  con  TDAH,  el  terapeuta  
debe   considerar   el   lenguaje   de   los   síntomas   como   expresiones   propias   del  
desequilibrio   que   presenta   el   niño   y   como   una   fuente   de   datos   de   su   propia  
historia,  por  lo  cual,  deberá  hacer  una  en  la  selección  de  las  Flores  de  acuerdo  los  
siguientes  aspectos:  
   
a.   LA  BIOGRAFÍA  DEL  PACIENTE:     Es  la  historia  del  paciente,  con  los  datos  
familiares  y  la  construcción  de  su  propia  historia.  
 

    23  
Intervención  Floral  en  TDAH  
   
CIDETEF & Escuela Chilena TF
 

b. PERSONALIDAD  

Variables  de  Observación  de  la  Personalidad:  

Ejes  de  Observación  Clínica  

Visual:  Dirección  Mirada  

Vocal:  Intensidad  voz  

Narrativa:  Expresión  de  Ideas  

Corporal:  Uso  del  Cuerpo  

Emocional:  Actitud    

Cognitiva:  Org.  Pensamiento  


 
 
CUADRO  DIFERENCIAL  DE  LAS  FORMAS  DE  OBSERVACIÓN  DE  PERSONALIDAD  

Posibilitadores Mediadores Dominadores


Son   las   víctimas,   aquellos  
individuos   al   parecer   más   Son   los   atrapados   en  
débiles  a  los  que  les  resulta   m e d i o   d e l   c o n X l i c t o   Son   los   controladores,   las  
d i X í c i l   p r o t e g e r s e   d e   c o n t i n u o   e n t r e   Xiguras   de   autoridad,   los  
i n X l u e n c i a s   e x t e r n a s ;   p o s i b i l i t a d o r e s   y   que   sacuden   y   mueven,   y  
parecen   frágiles   y   son   dominadores,   son   los   con   mucha   frecuencia,   los  
menos   capaces   de   cumplir   paciXicadores  o  silenciosos,   abusadores.    
e x i t o s a m e n t e   c o n   l a s   que  no  interXieren  y  tienen  
demandas  del  mundo.  
 
la   habilidad   de   ver   ambos  
puntos  de  vista.    
 
 
 
 

    24  
Intervención  Floral  en  TDAH  
   
CIDETEF & Escuela Chilena TF
 

Recuerde   que   puede   identificar   la   Personalidad   desde   las   Categorías   de  


Observación:  
 

Tabla  de  Comparación

.   .  
.  

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

    25  
Intervención  Floral  en  TDAH  
   
CIDETEF & Escuela Chilena TF
 

c. OBSERVACIÓN  DE  LA  ACTITUD    

Consideraciones  de  los  Ejes  de  Observación  de  la  Actitud  


 
El   método   de   observación   de   la   Actitud   Emocional,   se   encuentra   ligado  
directamente  en  la  forma  en  que  las  personas  se  expresan  a  nivel  narrativo  
emocional.  
A   continuación,   se   detalla   las   distintas   actitudes   que   usted   tiene   que  
considerar,  en  un  abordaje  clínico.  
 
Ì Actitud  del  Paciente:  Se  traduce  en  la  observación  de  los  comportamientos  
centrales  del  menor.  (Esta  variable  es  lo  que  corresponde  a  la  observación  de  
la  personalidad,  se  explico  en  el  item  a.)  
 
Ì Familia  y  Vínculos:  Se  requiere  identificar  los  patrones  relacionales,  con  los  
que  el  menor  se  vincula.  Observar  por  ejemplo,  si  la  madre  es  muy  ansiosa  
con  el  menor,  si  le  exige  rendimiento  en  el  colegio  ó  también  que  la  madre  o  
los  cuidadores  significativos  no  se  encuentren  conectados  con  la  necesidad  
de   tratamiento   que   requiere   el   menor,   entonces   sólo   asisten   a   la   consulta,  
motivados     de   obtener   un   certificado   de   atención   que   tranquilice   la  
demanda  que  esta  recibiendo  del  colegio.  Recordemos  que  un  niño,  siempre  
es  en  función  de  un  estilo  parental.  
 
Ì Demanda  de  los  Cuidadores:  Por  un  modo  de  protección  al  niño,  se  requiere    
incorporar  el  requerimiento    de    los  cuidadores,  esto  se  conoce  comúnmente  
como   el   “motivo   de   consulta   que   traen   los   padres”,   a   veces,   este   motivo   de  
consulta,   refiere   a   la   demanda   que   se   realiza   en   el   colegio,   por   el  
comportamiento  presentado  por  el  menor.  
 
Ì Demanda  del  Niño:  Se  necesita  incorporar,  la  mirada  del  niño.  Sus  deseos  y  
necesidades,   desde   su   propia   perspectiva.   En   esta   variable,   tenemos   la  
posibilidad  de  ver  al  niño  como  un  espacio  de  necesidades  personales,  con  
sus  propias  dificultades,  deseos  y  anhelos.  
 

    26  
Intervención  Floral  en  TDAH  
   
CIDETEF & Escuela Chilena TF
 

 
Esquema  de  representación  del  Circularidad  de  la  Actitud  
 
 

Actitud  

Demanda  
del  Niño   Niño   Familia  y  
Vínculos  

Demanda  
de  los  
Cuidadores  

 
 
 
Actitudes  Emocionales  en  el  Abordaje  Floral  
 
Conceptos  Principales  de  memorias  emocionales  que  abordan  las  esencias  florales,  
en  la  actitud  emocional.  
 
 
Estado  de  Ánimo  de  los  Doce  Curadores  
 
Mimulus  
Cuando  el  paciente  está  tranquilo,  pero  sufre  su  miedo  en  silencio.  
v *Cuando  haya  miedo,  no-­‐‑terror,  sino  un  miedo  calmo  y  sereno.  
 
 
Impatiens  
Para  los  irritables,  malhumorados,  tercos,  impacientes.  

    27  
Intervención  Floral  en  TDAH  
   
CIDETEF & Escuela Chilena TF
 

v *Cuando  hay  impaciencia,  dolores  fuertes,  inquietud  por  sanar  con  rapidez,  
ansiedad  por  volverse  a  levantar,  impaciencia  con  los  que  nos  rodean.  
 
 
Clematis  
Cuando  el  paciente  está  adormilado  o  soñoliento  o  soñador;  no  pone  interés  en  las  
cosas;  parece  ausente.  
v *Cuando   el   paciente   está   adormecido,   amodorrado,   con   la   mirada  
extraviada,  sin  interés  en  nada,  sin  hacer  un  esfuerzo  por  mejorar  ni  gozar  
de  la  vida.  
 
 
Agrimony  
Para  aquellos  que,  a  pesar  de  estar  enfermos,  son  brillantes  y  graciosos  y  tratan  de  
no  echar  leña  a  su  problema.  
v *Cuando  el  paciente  esté  intranquilo,  ansioso,  atormentado.  
 
 
Chicory  
Para  aquellos  que  se  enojan  por  los  detalles,  preocupándose  por  tonterías,  o  para  
los  que  exigen  mucha  atención  o  requieren  ser  mimados.  
v *   Cuando   hay   autocompasión,   cuando   el   paciente   se   siente   mal   tratado   y  
cree  no  merecer  sus  sufrimientos.  
 
Vervain  
Para   los   obstinados   y   de   fuerte   voluntad.   No   les   gustan   los   consejos.   Difíciles   de  
ayudar.   Para   quienes,   cuando   no   están   bien,   mantienen   la   lucha   mucho   después  
que  los  otros  abandonan.  
v *Las  voluntades  fuertes,  aquellos  que  son  difíciles  de  tratar  porque  siempre  
saben  todo  mejor  y  actúan  a  su  propia  manera.  
 
Centaury  
Para  los  débiles,  lánguidos,  agotados,  que  no  tienen  energía.  Son  tranquilos  y  con  
frecuencia  tímidos  y  apocados.  
v *Aquellos   que   están   débiles,   pálidos   y   no   tienen   fuerza,   que   se   sienten  
totalmente  agotados  y  cansados.  
 
 

    28  
Intervención  Floral  en  TDAH  
   
CIDETEF & Escuela Chilena TF
 

Cerato  
Para  los  que  parecen  tener  ningún  deseo  absorbente  en  la  vida;  quienes  no  tienen  
mucha   confianza   en   sí   mismos   ni   en   sus   recursos.   Siempre   piden   consejos   a  
personas   diferentes,   pero   no   las   siguen,   nunca   sintiéndose   demasiado   seguros   de  
tener   la   respuesta   adecuada.   Con   frecuencia   desean   hacer   cosas   que   parecen  
estúpidas.  
v *El   paciente   quiere   hacer   tonterías,   escucha   el   consejo   de   cualquiera   y  
prueba  cualquier  tratamiento  sugerido.  
 
 
Scleranthus  
Para  aquellos  que  encuentran  difícil  decidir  qué  es  lo  que  quieren  y  pensar  que  les  
gustaría  hacer.  Prueban  una  cosa  tras  otra.  Tienen  la  sensación  de  querer  dos  o  tres  
cosas  al  mismo  tiempo,  pero  no  pueden  decidirse  por  ninguna.  
v *Cuando   haya   indecisión,   cuando   nada   parezca   adecuado,   cuando   parece  
que  se  necesita  una  cosa  y  después  otra.  
 
 
Water  violet  
Para  los  que  desean  estar  solos,  quizá  para  marcharse  y  estar  tranquilos.  
v *A  los  pacientes  tranquilos,  serenos  y  valientes  que  nunca  se  quejan,  que  no  
quieren  intranquilizar  a  los  demás  por  su  enfermedad  e  intentan  recuperar  
la  salud  por  sí  mismos.  
 
 
Gentian  
Cuando   hay   depresión;   cuando   se   siente   que   las   cosas   no   marchan   bien,   o   hay  
dudas  de  recuperar  la  salud.  
v *  El  paciente  esta  desanimado,  hace  las  cosas  bien  pero  siempre  mira  el  lado  
negativo  de  las  cosas  y  se  siente  deprimido.  
 
 
Rock  rose  
Cuando   un   paciente   está   aterrorizado,   o   si   la   enfermedad   es   súbita   o   tan   grave  
como  para  causar  gran  temor  en  los  que  le  rodean.  De  hecho,  en  todos  los  casos  de  
urgencia   o   peligro   dar   este   remedio,   incluso   aunque   también   se   necesite   algún  
otro.  
v *En   caso   de   emergencia,   de   gran   peligro,   intenso   miedo   o   terror,   o  
depresión,   en   todos   estos   casos   de   máxima   necesidad,   cuando   la   situación  
parece  desesperada.  

    29  
Intervención  Floral  en  TDAH  
   
CIDETEF & Escuela Chilena TF
 

 
*descripción  Doce  Grandes  Remedios  (p.97-­‐‑98)  
 
 
Desde  Bach:  
Algunas  veces  se  necesita  más  de  un  remedio,  ya  que  pueden  presentarse  más  de  
un  estado  de  ánimo.  Una  persona  puede  ser  irritable  y  depresiva,  en  cual  caso  dar  
ambos   remedios,   o   incluso   tres   o   cuatro   si   parece   necesario,   de   a   uno   o   bien  
mezclados.   También   en   el   curso   de   una   enfermedad   el   estado   de   ánimo   puede  
cambiar   de   cuando   en   cuando,   pero   siempre   aplicar   el   remedio   que   se   adecue   al  
ánimo   del   momento.   El   cambio   de   ánimo   suele   ser   con   frecuencia   un   síntoma   de  
recuperación.   Todos   sabemos   que   después   de   una   larga   enfermedad,   no   importa  
cuál   ésta   sea,   nos   sentimos   felices   de   ver   que   el   enfermo   se   torna   impaciente,   y  
entonces  nos  decimos  que  pronto  de  pondrá  mejor.  
 
No  existe  ningún  peligro  de  que  cualquier  de  estos  remedios  sea  perjudicial;  todos  
provienen   de   maravillosas   y   puras   hierbas   que   no   pueden   dañar   a   nadie,   sólo  
hacer  el  bien.  
 
 
Los  Siete  Ayudantes  
 
A   continuación   nos   ocuparemos   de   las   enfermedades   que   han   durado   mucho  
tiempo.  
 
Si   el   paciente   no   mejora   cuando   parece   haber   tomado   uno   de   los   Curadores  
adecuados,   hay   otros   siete   remedios   para   preparar   el   camino;   cuando   una  
enfermedad    es  vieja,  se  ha  establecido  muy  bien  y  puede  requerir  de  ayuda  para  
que  responda  con  más  facilidad,  y  para  estos  casos  tenemos  siete  remedios  que  son  
llamados  los  Siete  Ayudantes.  
Por  tanto,  en  el  caso  de  notar  una  mejoría  a  pesar  de  haberse  utilizado  el  Curador  
adecuado,  continuar  el  tratamiento  con  uno  de  los  Ayudantes.  
 
Lo  primero  es  ver  si  el  paciente  está  pálido  o  tiene  un  semblante  enrojecido.  
 
Si   está   pálido,   se   necesita   Olive,   Gorse   o   Oak.   Si   está   enrojecido,   Vine,   Heather   o  
Rock  water.  
 

    30  
Intervención  Floral  en  TDAH  
   
CIDETEF & Escuela Chilena TF
 

El  séptimo  Ayudante,  Wild  oat,  puede  necesitarse  cuando  parece  haberse  aplicado  
el  Curador  adecuado  o  uno  de  los  otros  seis  Ayudantes  no  da  resultado  apetecido;  
En  tales  casos  probar  con  Wild  oat.  
 
 
Paciente  Pálido  
 
Olive  
Para   los   que   están   pálidos,   cansados   y   exhaustos,   quizá   tras   muchas  
preocupaciones,  enfermedad,  penas  o  largas  luchas.  En  todo  caso,  se  hallan  
muy   cansados   y   tienen   la   sensación   de   no   disponer   ya   de   fuerzas   para  
combatir,   y   a   veces   casi   no   saben   cómo   se   mantienen   en   acción.   Pueden  
depender  mucho  de  la  ayuda  de  otros.  
Algunos  pacientes  tienen  la  piel  muy  seca  y  arrugada.  
 
Gorse  
Para  personas  que  sienten  que  su  caso  es  desesperado;  que  lo  han  intentado  
todo  y  creen  que  ya  no  se  puede  hacer  más  por  ellos.  Están  resignados  a  su  
enfermedad  y  no  hacen  ya  ningún  esfuerzo.  
Por   lo   general   tienen   semblantes   amarillentos,   y   con   frecuencia   presentan  
líneas  negras  bajos  los  ojos.  
 
Oak  
Para   los   que   luchan   con   todas   sus   fuerzas;   luchan   para   sentirse   bien.   Se  
enojan   consigo   mismos   por   estar   enfermos,   porque   la   enfermedad   evita   su  
participación   en   el   trabajo,   y   aunque   creen   que   no   existen   grandes  
esperanzas   de   poner   realmente   bien,   luchan   con   todas   sus   fuerzas   por  
recuperar  la  salud  y  volver  a  ser  útiles.  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

    31  
Intervención  Floral  en  TDAH  
   
CIDETEF & Escuela Chilena TF
 

Cuadro  diferencial  del  paciente  pálido:  


 
     
Gorse   Oak     Olive  
   
     
Actitud:   Actitud:   Actitud:  
Persona   que   ha   luchado   Persona   que   se   molesta   Persona   cansada   por  
mucho,   por   mejorarse   por   estar   enfermo,   debido   todo   el   sufrimiento   que  
pero  nada  lo  ha  sanado.   a   que   no   puede   cumplir   provoca   el   estar  
 No   esta   enojado   consigo   con   sus   deberes.   Aunque   enfermo,  puede  que  este  
mismo,     sin   embargo   no   tenga   esperanza   no   cansancio   sea   de  
puede  desesperarse.   abandona  la  lucha.   experiencias  ante-­‐‑riores.  
No   representa   un   tipo   de   Representa   un   tipo   de    
personalidad.   personalidad.    
     
Aspecto  de  la  piel:   Aspecto  de  la  piel:   Aspecto  de  la  piel:  
Amarilla   con   puntos   u   No   se   ve   mayormente   Seca  y  arrugada.  
ojeras   negras   debajo   de   afectada.  
los  ojos.  
 
 
 
 
 
Paciente  enrojecido  
 
Vine  
Estos   pacientes   son   muy   particulares.   Están   tan   seguros   de   saber   lo   que   es  
correcto,  tanto  para  sí  como  para  los  otros,  y  de  cómo  deberían  hacerse  las  
cosas,  que  se  vuelven  críticos  y  exigentes.  Quieren  hacerlo  todo  a  su  manera,  
y   dan   órdenes   a   quienes   los   ayudan.   Incluso   entonces   son   difíciles   de  
contentar.  
 
Heather  
Son   gente   grande,   robusta,   de   buena   constitución,   joviales   y   cordiales.   Se  
preocupan   mucho   por   los   detalles   de   sus   enfermedades   y   tienen   la  
sensación     de   que   cualquier   pequeñez   tiene   mucha   importancia.  

    32  
Intervención  Floral  en  TDAH  
   
CIDETEF & Escuela Chilena TF
 

Generalmente  no  han  sufrido  nunca  una  enfermedad,  e  incluso  una  dolencia  
insignificante  les  parece  muy  seria.  
 
Rock  water  
Estos  pacientes  son  demasiado  estrictos  consigo  mismos.  Abandonan  todas  
las  cosas,  a  pesar  de  que  les  gusten  mucho,  si  piensan  que  es  malo  para  ellos,  
y  sufren  por  todo  si  piensan  que  es  bueno.  Tienen  mucho  valor  y  se  someten  
a  cualquier  tratamiento  si  consideran  que  les  será  de  ayuda.  
Son   maestros   severos,   no   para   los   demás,   sino   para   consigo   mismos,   y  
debido  a  esto  pierden  gran  parte  de  su  alegría  de  vivir.  
 
Cuadro  diferencial  del  paciente  enrojecido:  
 
     
Vine   Heather   Rock  water  
   
     
Actitud:   Actitud:   Actitud:  
Persona   que   dirige   el   Persona   que   centra   todo   Persona   que   toma   el  
tratamiento.   su   dialogo   en   ella   misma.   tratamiento   con   mucha  
Es   desconfiado   de   las   No  dirige  el  tratamiento.   responsabilidad,   a   veces  
apreciaciones   distintas   pregunta   ¿cuál   es   el  
a   las   que   él   pueda   horario   de   las   gotitas?   Son  
tener.   capaces   de   poner   el   reloj  
para   que   les   indique   el  
horario  de  ingesta.    
 
Observación  sobre  el  deterioro  de  la  piel:    
En  los  pacientes  rojos  no  existe  referencia  al  estado  de  la  piel,  tal  vez  esto  suceda  
debido  a  que  estas  personas  tienen  la  vivencia  de  un  mundo  interno  más  sólido,  no  
dejándose  influenciar  por  los  dolores  del  entorno.    
 
Wild  oat  
Es   un   remedio   que   puede   ser   necesario   para   cualquiera;   y   en   los   casos   en  
que   el   paciente   no   responda   a   las   otras   hierbas,   o   cuando   parece   difícil  
decidir   el   remedio   a   prescribir,   utilizar   Wild   oat   al   menos   durante   una  
semana.  
Si   los   pacientes   mejoran,   continuar   con   él   hasta   que   mejoren   lo   suficiente  
como  para  utilizar  otro  remedio.  
 

    33  
Intervención  Floral  en  TDAH  
   
CIDETEF & Escuela Chilena TF
 

 
El  Aporte  de  los  Diecinueve  Restantes  
 
Cherry  plum  
En   el   descontrol   de   impulsos.   No   puede   controlar   los   movimientos  
corporales.   Además   puede   presentar   tensión   mental,   que   lo   llevan   a  
explotar  inadecuadamente.  
 
 
Elm    
Para   momentos   de   abrumacion,   donde   no   sabe   como   comenzar   una   tarea.  
No  tiene  sentido  de  prioridad,  no  puede  ordenar  los  cuadernos.  
 
 
Pine    
Para   momentos   de   culpabilidad   y   abatimiento,   el   menor   sufre   porque   no  
puede  cumplir  con  las  expectativas  de  los  padres  o  del  colegio.  
 
 
Larch  
En  momentos  de  incapacidad.  El  menor  siente  que  no  puede  aprender  como  
otros   niños,   surgiendo   una   sensación   de   abatimiento,   la   cual,   se   puede  
expresar  mediante  estados  depresivos  o  de  rabia.  
 
 
Willow    
Para   momentos   donde   el   niño   no   se   hace   responsable   de   su   situación,  
responsabiliza   a   los   profesores,   a   la   madre   ó   a   cualquier   cuidador  
significativo.    
 
Aspen    
En  estados  de  interferencia  emocional  flotante,  el  niño,  sufre  por  miedos  que  
no  puede  verbalizar  o  concretar.  
 
Hornbeam  
Para  brindar  energía  de  vitalidad,  dado  que,  el  menor  se  siente  agotado  por  
la   rutina   escolar,   levantarse   todos   los   días   temprano,   la   rutina   escolar   lo  
debilita.  
 

    34  
Intervención  Floral  en  TDAH  
   
CIDETEF & Escuela Chilena TF
 

Sweet  chestnut  
En   momentos   de   angustia   extrema,   cuando   el   menor   se   ve   enfrentado   a  
situaciones   límites   de   aprendizaje   o   de   conducta.   La   esencia   brinda   el  
restablecimiento  de  la  tranquilidad  emocional.  
 
Crab  apple  
Para  la  pobreza  de  imagen  de  sí  mismo.  
 
 
Walnut  
Para  adaptarse  a  los  requerimientos  escolares,  adaptarse  a  las  normas.  Para  
favorecer  y  mantener  un  cambio  cognitivo,    emocional  o  conductual.  
 
 
Chestnut  bud  
Para   favorecer   la   asimilación   de   las   materias,   para   aprender   de   los   errores  
del  pasado.  
 
 
White  chestnut  
Para   la   reiteración   de   interferencias   del   pensamiento,   el   niño   no   puede  
concentrarse  debido  a  que  su  mente  se  encuentra  invadida  de  pensamientos  
que  lo  perturban.  
 
 
Red  chestnut  
Para   la   ansiedad   que   produce   la   preocupación   de   los   seres   queridos.   En  
estado  de  interferencias  emocionales,  donde  el  niño  esta  perturbado  por  las  
preocupaciones   que   pueden   existir   en   su   hogar.   Ejemplo:   la   separación   de  
sus  padres  ó  la  enfermedad  de  su  ser  querido.  
 
Holly  
Para  momentos  de  rabia,  para  la  intolerancia  a  la  frustración.  En    momentos  
de  envidia  hacia  compañeros,  por  tener  mejor  rendimiento  que  el  menor.  
 
Honeysuckle  
En  momentos  donde  el  niño  siente  nostalgia  de  su  infancia,  donde  no  existía  
responsabilidades  en  su  vida.  
 

    35  
Intervención  Floral  en  TDAH  
   
CIDETEF & Escuela Chilena TF
 

Wild  rose  
Para  momentos  de  apatía  e  indiferencia  hacia  los  deberes.  El  niño  se  aburre  
de  tener  que  realizar  las  tareas,  no  se  hace  responsable  de  lo  que  tiene  que  
hacer.  
 
Estrella  de  Belén    
En   momentos   de   interferencia   emocional,   debido   a   pérdidas   o   traumas.   El  
menor   lo   expresa   mediante   un   desconsuelo   profundo   ó   por   medio   de  
sintomatologías  que  revelan  su  estado  de  interferencia  emocional.  
 
 
Mustard  
Para  momentos  de  profunda  pena  y  melancolía,  el  niño  no  puede  verbalizar  
este   estado   claramente,   sino   que,   surge   mediante   manifestaciones  
conductuales  severas,  como  interferencias  del  aprendizaje,  etc.  
 
 
D.  MANIFESTACIONES  DEL  TDAH  (ABORDAJE  SÍNTOMAS)  
Usted  aquí  puede  utilizar  el  Método  de  Patrón  Transpersonal  para  diagnosticar  las  
esencias  florales  que  requiere  el  paciente.  No  obstante,  recuerde  incluir  las  esencias  
florales   que   incluya   la   Actitud   del   paciente,   ya   sea,   desde   lo   narrativo   emocional  
hasta  la  observación  de  la  Personalidad.  
 
Ejemplo  Abordaje  Impulsividad  desde  el  Patrón  Transpersonal:  
Esencia  Floral           Fundamento  
Impatiens   Por  la  aceleración  del  cuerpo  
Chestnut  bud   Por  la  falta  de  asimilación  y  madurez    
Vervain   Por  la  tensión  corporal    
Cherry  plum   Por  el  descontrol  de  impulsos  
 
 
 
 
 
 
 

    36  
Intervención  Floral  en  TDAH  
   
CIDETEF & Escuela Chilena TF
 

PRINCIPIOS  FUNDAMENTALES  
ENTREVISTA  CLÍNICA  DE  PACIENTES  EN  LA  TERAPIA  FLORAL  
 
e.  LA  ENTREGA  DE  LAS  ESENCIAS  FLORALES  
 
El  quehacer  de  la  Terapia  Floral  se  encuentra  situado  en  el  territorio  clínico,  para  
ello  el/  la  Terapeuta  Floral  debe  realizar  una  entrevista  con  el  objetivo  de  brindar  
un  encuadre  clínico  a  la  historia  del  paciente,  ésta  se  basará  en  las  preguntas  que  
aparecen  en  la  ficha  de  atención  floral  (Protocolo  Prácticas  Clínicas).  Junto  con  eso  
se   realizara,   la   prescripción   de   las   esencias   florales   las   que   irán   reportadas   en   la  
pauta   de   prescripción   y   seguimiento   de   la   Terapia   Floral   (Protocolo   Prácticas  
Clínicas),  con  el  objetivo  de  registrar  la  evolución  del  TDAH  con  la  ingesta  de  las  
esencias  florales.  
Para   el   proceso   de   entrevistar   y   suministrar   las   esencias   florales   Edward   Bach  
señala   que,   existen   verdades   fundamentales   acerca   de   la   comprensión   de   la  
enfermedad  y  del  abordaje  terapéutico  que  se  realiza  en  función  del  paciente.  Estas  
verdades  fundamentales  son  el  Modelo  Terapéutico  que    entrega  el  encuadre  a  la  
entrevista  y  se  expresa  en  cinco  principios  fundamentales:    
 
1. PRINCIPIO  DE  DIVINIDAD  -­‐‑  HUMANIDAD  
Establece   que   el   hombre   tiene   un   Alma   que   es   su   real;   un   Ser   Divino,   Poderoso,  
Hijo  del  Creador  de  todas  las  cosas,  del  cual  el  cuerpo,  aunque  templo  terrenal  de  
esa  Alma,  no  es  más  que  un  diminuto  reflejo.  
 Aplicación  Modelo  Terapéutico:  
Bajo   este   Principio   el   paciente   es     un   Ser   Humano,   Sagrado   y   Perfecto   en   su  
esencia   y   en   su   obra,   para   ello   el   terapeuta   debe   Respetarlo   en   todas   sus  
expresiones,  dignificando    su  Historia  y  su  Dolor,  como  parte  de  su  aprendizaje  
en  esta  existencia  y  asimismo,  potenciando  sus  virtudes.  
 
 
2. UN  SENTIDO  DE  VIDA.    
Nosotros,   los   seres   humanos   tal   como   nos   conocemos,   somos   personalidades  
que  estamos    en  este  mundo  para  obtener  todo  el  conocimiento  y  la  experiencia  
que   pueda   lograrse   a   lo   largo   de   nuestra   existencia   terrena,   para   desarrollar  
virtudes   y   borrar   defectos,   avanzando   hacia   el   perfeccionamiento   de   nuestras  
naturalezas.    

    37  
Intervención  Floral  en  TDAH  
   
CIDETEF & Escuela Chilena TF
 

 
Aplicación  Modelo  Terapéutico:  
De  acuerdo  a  este  Principio,  el  paciente  esta  aquí  para  experimentar  y  aprender  
en   el   tiempo   que   sea   necesario,   el   desapego   de   todo   lo   nocivo   que   no   genera  
crecimiento,   por   lo   tanto,   la   biografía   de   la   persona,   es   una   expresión   del  
Aprendizaje  que  tiene  que  realizar  en  esta  vida.  
 
3. EXISTIR  PARA  EVOLUCIONAR.  
“Tenemos   que   darnos   cuenta   de   que   nuestro   breve   paso   por   la   tierra,   que  
conocemos   como   vida,   no   es   más   que   un   momento   en   el   curso   de   nuestra  
evolución…”  
Aplicación  Modelo  Terapéutico:  
De  acuerdo  a  este  Principio,  el  tiempo  que  requiera  el  paciente  en  aprender  la  
lección   de   Aprendizaje   sólo   tiene   el   objetivo   de   evolucionar.   Todo   el   tiempo  
que   se   necesita   es   para   evolucionar,   hacia   una   mejor   condición   de   salud   y  
perfectibilidad.  
 

4. CONCEPTO  DE  SALUD  Y  ENFERMEDAD  


Establece   que   mientras   nuestra   Alma   y   nuestra   personalidad   estén   en   buena  
armonía,  todo  es  paz  y  alegría,  felicidad  y  salud.  Cuando  nuestras  personalidades  
se  desvían  del  camino  trazado  por  el  Alma,  o  bien  por  nuestros  deseos  mundanos  
o   por   la   persuasión   de   otros,   surge   el   conflicto.   Ese   conflicto   de   raíz,   es   causa   de  
enfermedad  y  de  infelicidad.    
Aplicación  Modelo  Terapéutico:  
Recuerde   que   cuando   la   persona   se   aparta   de   su   camino   de   Felicidad,   es  
cuando  aparecerá  la  Enfermedad  como  un  aviso  de  que  algo  no  funciona  muy  
bien.   La   salud,   retornara   cuando   la   persona   encuentre   un   nuevo   estado   de  
equilibrio,  y  la  enfermedad  desaparecerá.  
 

5. UNIDAD  DE  TODAS  LAS  COSAS.  


Este   principio   se   orienta   a   la   comprensión   de   la   Unidad   de   todas   las   cosas:   el  
creador  de  todas  las  cosas  es  Amor,  y  todo  aquello  de  lo  que  tenemos  conciencia  es  
en   su   infinito   número   de   formas   una   manifestación   de   ese   Amor.     Así   podemos  
entender   un   poco   la   imposibilidad   de   separación   y   que   cualquier   acción   contra  
nosotros  mismos  o  contra  otro  afecta  a  la  totalidad.    
 
 
 

    38  
Intervención  Floral  en  TDAH  
   
CIDETEF & Escuela Chilena TF
 

Aplicación  Modelo  Terapéutico:  


Bajo   este   Principio,   usted   no   debiera   preocuparse   por   el   destino   de   su  
paciente,   dado   que   en   él   se   manifiestan   y   están   integrados     todos   los  
elementos   del   Amor   para   que   el   salga   adelante,   independiente   del   mal  
momento  que  pueda  presentar.  

 
Aplicación  Clínica  de  la  Terapia  Floral  
 

Resumen  Vital  del  TDAH  


De  acuerdo  a  la  Dra.  Amanda  Céspedes   (Terapia  Floral  pgna.    112)  el    TDAH,  es  un  
trastorno  que  se  presenta  en  las  personas  desde  los  primeros  años  de  vida  y  puede  
durar  incluso  hasta  la  adultez.  Se  caracteriza  por  la  dificultad  o  incapacidad  para  
mantener  la  atención  voluntaria  frente  a  diferentes  actividades,  tanto  en  el  ámbito  
académico,  como  en  lo  cotidiano,  además  de  perturbar  el  clima  familiar  y  escolar.  
Afecta  las  relaciones  sociales  por  el  hecho  de  que  es  muy  difícil  para  una  persona  
de  estas  características,  seguir  reglas  o  normas  rígidas  de  comportamiento,  además  
de  tomar    conciencia  de  los  propios  errores.    
En   cuanto   a   sus   causas,   hasta   hoy   día   no   hay   claridad   en   el   tema   y   son   muy  
variadas   las   teorías   que   tratan   de   explicarlas,   lo   que   si   es   importante   destacar,   es  
que   existen   causas   de   orden   genético,   otras   que   se   desarrollan   en   el   periodo   del  
embarazo  y  otras  después  del  parto.    
 
Abordaje  de  la  sintomatología  TDAH  con  Terapia  Floral  
Para   realizar   el   abordaje   clínico   del   TDAH,   el   Terapeuta   Floral   tomara  
los  síntomas  como  expresión  de  la  enfermedad  y  como  una  oportunidad  
de   abordar   la   Personalidad,   tal   como   lo   diría   Bach   (Obras   completas,  
pgna  128),  desde  ahí  se  entrega  una  referencia  desde  la  sintomatología  y  
con  la  Flor  que  entrega  el  equilibrio.  
 
1. Movimiento   corporal   excesivo:   El   niño   aparece   constantemente  
moviéndose,   retorciéndose,   caminando,   tropezando,   saltando,   y   sí  
sucesivamente,  raramente  está  sentado  jugando  tranquilo.  
 
 

    39  
Intervención  Floral  en  TDAH  
   
CIDETEF & Escuela Chilena TF
 

Flor   Sistema   Patrón  en  desequilibrio   Virtud  que  entrega  


Movimiento  constante,   Tranquilidad,  
Impatiens   Bach  
intranquilidad.   calma.  
Scleranthus   Bach   Desequilibrio  de  
Equilibrio,  
movimientos,  falta  de  
coordinación.  
coordinación.  
 
2. Impulsividad:   Frecuentemente   actúa   y   se   mueve   según   el   estímulo   del  
momento,  sin  pensar  en  las  consecuencias  de  sus  actos,  y  aparentemente  
sin  autocontrol  o  inhibición.  
 
Flor   Sistema   Patrón  en  desequilibrio   Virtud  que  entrega  
Impatiens   Bach   Impulsividad.   Tranquilidad,  calma.  
Comprensión  ,  
Chestnut  bud   Bach   Irreflexión  de  los  propios  actos.   aprendizaje  y  
reflexión.  
Cherry  plum   Bach   Falta  de  control  conductual.   Autocontrol.  
 
3. Atención   dispersa:   Está   muy   distraído,   no   puede   concentrarse   en   la  
mayoría   de   las   cosas     durante   algún   tiempo   o   periodo   de   tiempo,   no  
atiende  a  las  órdenes  o  instrucciones  y  tiene  un  alto  grado  de  dificultad  
para  completar  las  tareas  asignadas  o  proyectos.  
 
Flor   Sistema   Patrón  en  desequilibrio   Virtud  que  entrega  
Falta  de  concentración,  no   Concentración,  
Clematis   Bach   atención  de  órdenes.  Dificultad   concreción  de  las  
en  terminar  tareas  por  evasión.   tareas.  
Atención  dispersa,  dificultad   Ayuda  de  autoridad  
Cerato   Bach  
terminar  tareas  por  dispersión.   interna,  focalización.  
   
4. Variabilidad:   Tiene   amplias   variaciones   en   sus   respuestas.   Un   día   lo  
realiza  todo  bien  y  al  siguiente  puede  tener  problemas  considerables  con  
la  misma  tarea  o  actividad  
Flor   Sistema   Patrón  en  desequilibrio   Virtud  que  entrega  
Scleranthus   Bach   Equilibrio,  
Variaciones  en  las  respuestas.  
estabilidad.  

    40  
Intervención  Floral  en  TDAH  
   
CIDETEF & Escuela Chilena TF
 

 
5. Emotividad:   Frecuentemente   reacciona   o   súper-­‐‑reacciona     a   la  
estimulación   con   llanto,   rabietas   y   otros   estallidos   emocionales.   Su  
comportamiento   puede   tomar   muchas   formas:   por   ejemplo,   agresión  
directa,   tal   como   atacar   a   otro   o   retirada   emocional   de   aquello   que   le  
rodea.  
 
Flor   Sistema   Patrón  en  desequilibrio   Virtud  que  entrega  
Sosiego,  fortalece  la  
Rock  rose     Bach   Ansiedad  ante  los  estímulos.   capacidad  de  
reaccionar.  
Holly   Bach   Rabia.   Amor  fraternal.  
Vine   Bach   Agresión,  ataque  emocional.   Respeto  y  tolerancia.  
 
 
6. Coordinación   visomotora   pobre:   Tiene   dificultad   en   tareas   tales   como  
escribir,   dibujar,   calcar   y   recortar.   Un   equilibrio   escaso   y   torpeza   en   el  
juego  son  otros  indicativos.  Ocasionalmente,  puede  perseverar  en  alguna  
actividad  durante  un  período  de  tiempo  considerable.  
Flor   Sistema   Patrón  en  desequilibrio   Virtud  que  entrega  
Dificultad  en  la  coordinación  de  
Integración  de  las  
Bush  fuchsia   Bush   tareas,  falta  de  equilibrio  y  
funciones  cognitivas  
torpeza.  
Kangaroo   Bush   Falta  de  conciencia  en  el   Asertividad.  Sentido  
paw   comportamiento  social.   ubicación  social.  
 
 
7. Dificultades   aritméticas:   El   niño   experimenta   problemas   en   la                                      
exactitud  y  en  hacer  operaciones  básicas  de  suma,  resta,  multiplicación  y  
división.  Mucho  de  estos  fallos  son  asociados  comúnmente  a  dificultades  
para  prestar  atención  y  retener  una  información  específica.    
Flor   Sistema   Patrón  en  desequilibrio   Virtud  que  entrega  
Lemon   Bush   Dificultades  aritméticas.   Agudeza.  Memoria.  
 
 
 
 

    41  
Intervención  Floral  en  TDAH  
   
CIDETEF & Escuela Chilena TF
 

8. Lectura  pobre:  Surgen  impedimentos  para  asociar  los  sonidos  alfabéticos  y  


letras  con  los  fonemas,  en  la  comprensión  y  las  habilidades  relacionadas.  
Sin  embargo,  los  niños  con  problemas  de  lectura  no  son  necesariamente  
hiperactivos,  en  los  términos  de  las  otras  conductas  señaladas  aquí.  
 
Flor   Sistema   Patrón  en  desequilibrio   Virtud  que  entrega  
Aumenta  la  
Dificultades  en  el  aprendizaje  y   comprensión  de  los  
Bush  Fuchsia   Bush  
en  el  lenguaje.   textos.  Despierta  
talentos.  
Dificultad  en  la  expresión  
Expresión    
Cosmos   California   verbal,  comunicación  
coherente  y  clara.  
desorganizada.  
Expresión  verbal  
Trumped   Impedimento  del  habla,    
California   articulada  y  
vine   pobreza  de  lenguaje.    
dinámica.  
 
9. Memoria   escasa:   El   niño,   frecuentemente,   olvida   las   instrucciones,  
órdenes,   lecciones   y   encargos.   Le   es   difícil   la   retención   general   de   la  
información,  aun  con  una  ejercitación  intensa.    
Flor   Sistema   Patrón  en  desequilibrio   Virtud  que  entrega  
Fortalecedor  
Dificultad  en  retener    
Isopogon   Bush   memoria.  Despierta  
la  información.  Olvido.  
habilidades  internas.  
Libera  los  bloqueos  
 Mala  memoria.  Falta  de  
Avocado   Bach   que  interfieren  en  la  
atención.  Distracción  
memoria.  
 
10. Tendencia  al  fracaso:  Generalmente  tiene  un  pobre  concepto  de  sí  mismo  o  
baja   autoestima,   y   tiende   a   renunciar   rápidamente,   debido   a   se   extenso  
registro  de  fracasos.  Si  se  le  convence  de  intentar  nuevas  tareas,  lo  hace  
de   mala   gana   y   con   frecuencia   manifiesta   abiertamente   que   es   una  
pérdida  de  tiempo,  ya  que  en  cualquier  caso  "ʺno  puede  hacerlo"ʺ.  
Flor   Sistema   Patrón  en  desequilibrio   Virtud  que  entrega  
Larch   Bach   Anticipación  del  fracaso.   Seguridad.  
Crab  Apple   Bach   Imagen  pobre  de  si  misma.   Autoaceptación.  
Buttercup   California   Baja  autoestima,     Autoestima.    

    42  
Intervención  Floral  en  TDAH  
   
CIDETEF & Escuela Chilena TF
 

Desaliento,  intolerancia   Perseverancia,  


Gentian   Bush  
 a  la  frustración.   optimismo.  
 
 
11. Influencia  familiar:  El  impacto  del  TDAH  que  produce  en  la  familia,  afecta  
al   niño   considerablemente,   dado   que   se   depositan   sobre   él   grandes   o  
pobres  expectativas  de  su  vida.  En  la  familia  estos  sentimientos  pueden  
llevar  a  los  padres  a  adoptar  conductas  o  estrategias  poco  asertivas,  en  la  
formación   del   niño,   ejemplo   castigo   psicológico,   físico,   afectando  
profundamente  al  niño.  
 
Flor   Sistema   Patrón  en  desequilibrio   Virtud  que  entrega  
Yarrow   California   Vulnerabilidad  psicológica.   Protección  psíquica.  
Walnut   Bach   Influencia  del  entorno.   Adaptación.  
Sunflower   California   Identidad  en  desequilibrio.   Fortaleza  interna.    
S.  Bethlehem   Bach   Traumas  y  heridas  emocionales.   Sellador  emocional.  
Capacidad  de  
Mariposa  Lily   California   Sensación  de  no  ser  querido.  
consuelo.  
R.  H.  Orchid   Bush   Oposición  hacia  la  familia.   Respeto.  
 
12. Otras  observaciones:  En  el  estudio  del  TDAH  son  muchas  las  situaciones  
que  se  producen,  de  ahí  que  el  Terapeuta  Floral,  en  la  riqueza  emocional  
que     brinda   esta   disciplina   pueda   abrir   el   repertorio   de   Flores   para   el  
abordaje  del  TDAH.  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

    43  
Intervención  Floral  en  TDAH  
   
CIDETEF & Escuela Chilena TF
 

 
 
CATEGORIZACIÓN  DE  LAS  FLORES  UTILIZADAS  COMO  FÓRMULA  BASE  PARA  EL  TDAH  
 
Sistema  BACH   Sistema  CALIFORNIA   Sistema  BUSH  
Cerato   Buttercup   Bush  fuchsia  
Cherry  plum   Cosmos   Isopogon  
Chestnut  bud   Dandelion   Jacaranda  
Clematis   Indian  pink   Kangaroo  paw  
Crab  apple   Lemon   Red  Helmet  Orchid  
Gentian   Madia    
Holly   Mariposa  Lily    
Impatiens     Sunflower    
Larch   Trumped  vine    
Rock  rose   Yarrow    
Scleranthus      
Star  of  Bethlehem      
Vine      
Walnut      
 

 
 
 
 

    44  
Intervención  Floral  en  TDAH