Está en la página 1de 29

Iglesia de Dios del Séptimo Día

Los Limones Alauca, El Paraíso. .

El Hijo de Dios
llamado Jesús

Efesios 6:18
18
orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con
toda perseverancia y súplica por todos los santos;

Lecciones para GRUPOS FAMILIARES


EL HIJO DE DIOS LLAMADO JESÚS

1. JESÚS ENTRE NOSOTROS.


2. EL VERDADERO HIJO DE DIOS.
3. EL AMOR DE JESÚS.
4. LAS PISADAS DE JESÚS
5. ¿PORQUE LA MUERTE DEL HIJO DE DIOS?
6. JESÚS EL CAMINO
7. HACER LO QUE JESUS HIZO.
8. MUERTOS AL PECADO
9. BAUTISMO SINCERO
10. LLAMADOS A SER LUZ
11.ESPERANDO SU REGRESO
12.RENOVADOS
Lección 1 / / /

JESUS ENTRE NOSOTROS

Lectura Inicial.

Juan 3:16 “16Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo
unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.
17
Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el
mundo sea salvo por él”.
Introducción

¿Quién de ustedes siendo padre y viniere su hijo a pedirle pan, le daría una piedra?,
excelente pregunta registrada en las Sagradas Escrituras, la pregunta tiene
connotación eterna, simple y sencillamente porque el Padre tiene como promesa en
su plan de salvación la vida; pero no una vida común y corriente sino una vida en
abundancia, que traducido es VIDA ETERNA.

Nuestro Padre creo a un ser amado, su Hijo Unigénito y además el Primogénito de


toda criatura, el es antes que cualquier cosa que exista, porque como lo dice el
Evangelista Juan por él, sí; Dios Padre delego en su Unigénito todo el Poder para hacer
todo lo que existe; lo que vemos y aun lo que no vemos y nada existe si él no lo hizo
y lo sustenta, es por eso que estando como hombre el mismo Maestro declaro .- Yo y
mi Padre una sola cosa somos.- y es él quien ha representado exclusivamente a su
padre en este mundo (la tierra).- Juan 3:13 “13Nadie subió al cielo, sino el que
descendió del cielo; el Hijo del Hombre, que está en el cielo”.

La gloria del padre es incontenible, ni los cielos lo pueden contener; con esta
aseveración lo lógico es pensar que el pecado no puede estar en la presencia del Dios
Todopoderoso. Juan 1:18. “18A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del
Padre, él le ha dado a conocer. Ni su voz se escucho jamás; Juan 5:37. “37También el Padre
que me envió ha dado testimonio de mí. Nunca habéis oído su voz, ni habéis visto su
aspecto”

Desarrollo.

En el evangelio de Juan, por excelencia se hace la revelación del inmensurable amor


del Señor para con los hombres Juan 1:1-5 “1En el principio era el Verbo, y el Verbo
era con Dios, y el Verbo era Dios. 2Este era en el principio con Dios. 3Todas las cosas
por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho. 4En él estaba la
vida, y la vida era la luz de los hombres. 5La luz en las tinieblas resplandece, y las
tinieblas no prevalecieron contra ella”. En el principio estaba la tierra desordenada, el
Señor la compuso y la prepara para ser habitada, lo menciona el Profeta, en Isaías
45:18 “18Porque así dijo Jehová, que creó los cielos; él es Dios, el que formó la tierra, el
que la hizo y la compuso; no la creó en vano, para que fuese habitada la creó: Yo soy
Jehová, y no hay otro”. Jesús siendo verbo (voz, palabra) existe desde la eternidad,
desde antes de que se desplazara sobre lo que en principio existía, la faz de las
aguas, en completa oscuridad y sobre los abismos.

Humanamente El Hijo de Dios ha estado con nosotros desde que el mismo junto con el
poder emanado de Dios, su Padre, hicieran a Adán y luego a Eva.

La existencia de Jesús no la podemos suponer desde el momento en que el Ángel


visitara a María y le diera el glorioso mensaje de que su vientre arrullaría al Salvador
del mundo, Jesucristo mismo lo dice; Juan 17:5 “5Ahora pues, Padre, glorifícame tú al
lado tuyo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese”.

Antes de establecerse el pueblo de Israel, Dios Padre a través de Su Hijo (Jesús), hace
la escogencia de aquellos hombres que fueron utilizados por él para glorificar a quien
lo ha enviado; Juan 5:45-46 “45No penséis que yo voy a acusaros delante del Padre;
hay quien os acusa, Moisés, en quien tenéis vuestra esperanza. 46Porque si creyeseis a
Moisés, me creeríais a mí, porque de mí escribió él. 47Pero si no creéis a sus escritos,
¿cómo creeréis a mis palabras?

Jesús obedeció un mandato, descendió de junto al lado de la Gloria en que disfrutaba


con su Padre y fue el mismo quien escogió, a un pueblo llamado Israel, y estuvo atento
a su clamor y es el mismo que se humaniza para que inmerecidamente usted; si usted
y yo, alcancemos la salvación.

Reflexión final.

1. El Hijo Unigénito de Dios es el Primogénito de la creación, entonces existe desde


antes de la creación del mundo y por él fueron hechas todas, absolutamente
todas las cosas. Colosenses 1:15-17. “15El es la imagen del Dios invisible, el
primogénito de toda creación. 16Porque en él fueron creadas todas las cosas, las
que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos,
sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio
de él y para él. 17Y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él
subsisten;”
2. El Padre lo envió y el hizo lo que le fue encomendado. Juan 5:30. “ 30No puedo yo
hacer nada por mí mismo; según oigo, así juzgo; y mi juicio es justo, porque no
busco mi voluntad, sino la voluntad del que me envió, la del Padre”. Juan 13:19.
3. Primeramente la presencia espiritual y luego humana de Jesús fue para los de su
casa; Israel. Por usted y por mí, se hizo hombre y dio su vida, para demostrar
que en esa condición; la de hombre, es posible vencer el pecado. Romanos 8:3.
“3Porque lo que era imposible para la ley, por cuanto era débil por la carne, Dios,
enviando a su Hijo en semejanza de carne de pecado y a causa del pecado,
condenó al pecado en la carne”.
Lección 2 / / /

EL VERDADERO HIJO DE DIOS.

Lectura inicial.

Jeremías 14:14-15 “14Me dijo entonces Jehová: Falsamente profetizan los profetas en
mi nombre; no los envié, ni les mandé, ni les hablé; visión mentirosa, adivinación,
vanidad y engaño de su corazón os profetizan. 15Por tanto, así ha dicho Jehová sobre
los profetas que profetizan en mi nombre, los cuales yo no envié, y que dicen: Ni
espada ni hambre habrá en esta tierra; con espada y con hambre serán consumidos
esos profetas.

Mateo 11:30 “13Porque todos los profetas y la ley profetizaron hasta Juan.

Introducción

En momentos actuales es difícil que cada uno de nosotros pueda diferenciar las
características de un buen y original producto que deseamos comprar, la diferencia
más visible se encuentra en el valor de la misma, al final nos damos cuenta del error
que se cometió por ahorrar unos cuantos centavos y nos Salió más cara la enfermedad
que la medicina, diciendo esto porque la mercancía no fue lo suficientemente
necesaria para los propósitos requeridos.

Así también muchas personas a sabiendas de que las cosas no están bien, siguen el
sendero de un camino torcido que difícilmente los llevara al lugar que se proponen ir,
por lo torcido del mismo existe el resultado fatal de un mal final.

Jesús; muchos creen en Jesús; vaya usted y pregúntele a cualquier persona si cree en
Jesús, todos le contestaran que si creen, lo lamentable es que, no es un Jesús
antojadizo en el que debamos depositar nuestras cargas, ese Jesús deberá ser como el
que dice las Escrituras; Juan 7:38 “38El que cree en mí, como dice la Escritura, de su
interior correrán ríos de agua viva”. Y no aquel personaje que debamos dejar a un
lado para poner el corazón en cosas imperfectas y clamarle solamente cuando me
ocurra una desgracia. Jesús les dijo a sus discípulos; Marcos 13:21-22 “21Entonces si
alguno os dijere: Mirad, aquí está el Cristo; o, mirad, allí está, no le creáis. 22Porque se
levantarán falsos Cristos y falsos profetas, y harán señales y prodigios, para engañar,
si fuese posible, aun a los escogidos.

A la luz de las Sagradas Escrituras nos damos cuenta de que muchas de las
enseñanzas, que habíamos recibido eran y son erróneas, haciendo lo mismo que el
profeta Isaías nos dice; Isaías 29:13 “13Dice, pues, el Señor: Porque este pueblo se
acerca a mí con su boca, y con sus labios me honra, pero su corazón está lejos de mí,
y su temor de mí no es más que un mandamiento de hombres que les ha sido
enseñado”.

Es muy fácil pensar en la salvación, pero es difícil dejar a un lado todo aquello que
leuda y llena de inmundicia tanto nuestra vida espiritual, así como nuestra carne, es
fácil citar el texto que parafraseado dice “Cree en el Señor Jesucristo y serás salvo, tú
y tu casa”, ¿Acaso es así de fácil ganarse el galardón inmerecido de la vida eterna?,
otros por ahí citan 1 Juan 4:15 “15Todo aquel que confiese que Jesús es el Hijo de Dios,
Dios permanece en él, y él en Dios”. Será así de fácil que Dios este con nosotros?
(Emmanuel); dice la palabra que aun los demonios tiemblan cuando escuchan que en
el nombre de Jesús son expulsados, lo paradójico es que yo ni usted, ni ninguno que se
llame hombre tiembla al escuchar el nombre de Jesús; sabe porque? .- La respuesta.-
porque el Jesús al cual los demonios le pidieron que los echase a los cerdos era y sigue
siendo el verdadero Hijo de Dios, y al no sentir ese mismo pavor ni usted ni yo
posiblemente estemos adorando a un Jesús falso; el mismo lo declaro.

Ya para aquellos tiempos en que los pies Divinos de Jesús dejaran sus huellas impresas
en el terreno árido de Israel, mostro muchas evidencias de que fue el verdadero
enviado de Dios (recordar la lección 1), he hizo todo lo necesario para manifestar la
gloria de su Padre.

Aun estando Jesús, en persona, muchos no le creyeron; Juan 3:12-13 “2Si os he dicho
cosas terrenales, y no creéis, ¿cómo creeréis si os dijere las celestiales? 13Nadie subió
al cielo, sino el que descendió del cielo; el Hijo del Hombre, que está en el cielo”.

Desarrollo

Cuando Jesús se convierte en persona a través de María su madre, por el poder del
Espíritu de Dios, su Padre, el ángel le dice “llamaras su nombre JESUS”. Mateo 1:21-23
“21Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de
sus pecados. 22Todo esto aconteció para que se cumpliese lo dicho por el Señor por
medio del profeta, cuando dijo: 23He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo, Y
llamarás su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros”. Este es el
verdadero Jesús, a quien debemos ver con absoluto amor, y entregarle nuestras culpas
para recibir el perdón de nuestros pecados, acciones necesarias para ser participes del
plan Divino de Salvación.

Como seres humanos nos enredamos en mandamientos impuestos por nosotros


mismos y apartamos la vista del faro que nos proporciona la luz para el verdadero
camino que todo creyente debe de emprender, cuando Jesús caminaba con sus
discípulos y demás, reprendió muchas veces a aquellos que lo seguían solamente para
señalarlo a él y a quienes lo acompañaban.
En la Iglesia hemos creído que el verdadero Jesús es quien muy humildemente se
despojo de todo lo que le pertenecía, Lucas 9:57-58 “57Yendo ellos, uno le dijo en el
camino: Señor, te seguiré adondequiera que vayas. 58Y le dijo Jesús: Las zorras tienen
guaridas, y las aves de los cielos nidos; mas el Hijo del Hombre no tiene dónde
recostar la cabeza” .Se hizo un poco menor que los ángeles, (hombre como nosotros)
sufrió el menosprecio y el abatimiento físico y moral por causa de nuestras llagas.
Marcos 14:33-36 “33Y tomó consigo a Pedro, a Jacobo y a Juan, y comenzó a
entristecerse y a angustiarse. 34Y les dijo: Mi alma está muy triste, hasta la muerte;
quedaos aquí y velad. 35Yéndose un poco adelante, se postró en tierra, y oró que si
fuese posible, pasase de él aquella hora. 36Y decía: Abba, Padre, todas las cosas son
posibles para ti; aparta de mí esta copa; mas no lo que yo quiero, sino lo que tú” .
En el tiempo actual, es el mismo Jesús a quien adoramos; el cumplió con la misión
encomendada, el nos mostro la gloria de su Padre; la Biblia no registra
acontecimientos relacionados con la vida normal de Jesús como hombre común, pero
como seguidores de él muchos actualmente, seguimos queriendo alcanzar su gracia a
través de la obediencia de mandamientos inventados con el único propósito de que
nuestras reuniones sean agradables y llenas de emoción; porque el espíritu de verdad
no se encuentra por ningún lado.

Reflexión final.

1. El Jesús verdadero, es quien anduvo con los doce, y que a través de El Espíritu
Santo es nuestro Intercesor. Juan 14:15-17 “15Si me amáis, guardad mis
mandamientos. 16Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté
con vosotros para siempre: 17el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede
recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora
con vosotros, y estará en vosotros”.
2. Como cristianos debemos de creer en el Jesús que dicen las Escrituras; si
hubiese sido importante, para el caso un día especial para celebrarlo; a exención
de su muerte, las Sagradas Escrituras nos lo hubieran dado a conocer.1 Juan
2:4-6 “4El que dice: Yo le conozco, y no guarda sus mandamientos, el tal es
mentiroso, y la verdad no está en él; 5pero el que guarda su palabra, en éste
verdaderamente el amor de Dios se ha perfeccionado; por esto sabemos que
estamos en él. 6El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo”.

Lección 3 / / /

EL AMOR DE JESÚS

Lectura inicial.

Juan 15:8- “8En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis
discípulos. 9Como el Padre me ha amado, así también yo os he amado; permaneced en
mi amor. 10Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; así como yo
he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor. 11Estas cosas
os he hablado, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea cumplido”.

Introducción

Cuanto amamos a nuestros parientes?, llámense, padres, hijos, hermanos etc. Cuántas
veces hemos tenido el afanoso deseo de padecer el dolor angustioso de un hijo que
padece una miserable enfermedad?, muchas veces hemos intentado trasladar el
sufrimiento de un ser querido a nuestro cuerpo y sentir, para dejar de ver la penosa
situación del que padece. En muchas ocasiones disimulamos el dolor, y los nudos de
garganta y unas cuantas lágrimas por ser inmedible el amor de quien amamos con
profundo sentimiento y sentirnos incapaces de que las cosas cambien a nuestro favor.

Asómbrese usted, ese inimaginable dolor lo sufrió el Maestro Jesús a causa de


librarnos de las llagas del pecado, sanando las mismas a través de su infinito amor; el
Mismo Jesús antes de ser carne utilizo a hombres para que profetizaran sobre su
nombre y su amor; muchos ya alcanzaron las misericordias del Padre, otros como
nosotros tenemos la gran oportunidad de buscar la santidad bajo la sombra de quien
nos ama con profundo y sincero amor; JESÚS nuestro Salvador.
Enorme privilegio el de los apóstoles que caminaban junto o tras Jesús, estando él en
persona y aun cuando su cuerpo fuera transformado al resucitar de entre los muertos.
Pero cuán grande fue el amor de Jesús por los suyos; digo, los de su tiempo. Antes de
ascender al cielo a la gloria con su Padre él; si él, no dejo solos a quienes también lo
amaban, durante 40 días los acompaño y ellos vieron la Gloria de nuestro Padre a
través de él. Las Sagradas escrituras nos dicen que Jesús es el Alfa y Omega; el
principio y el fin, también nos dice que él, es el mismo de ayer, hoy y el de siempre, es
nos dijo “ yo y mi Padre una sola cosa somos” el mismo amor que Jesús le demostró a
su pueblo Israel, en aquel momento, es exactamente el mismo amor que tiene por
nosotros aun hoy; en su amor ofrendo su vida y vertió su sangre e intercede por usted
y por mi ante su Padre.

Desarrollo

Juan 20:29. “Jesús le dijo: Porque me has visto, Tomás, creíste; bienaventurados los
que no vieron, y creyeron. Estando Jesús en persona, demostró su amor por sus
semejantes, es por ello que hizo muchos milagros en su gran ministerio después de
que fue bautizado, a través de su infinito amor.

Jesús siendo el creador y dueño de todo lo que existe, por el poder de su Padre, en su
gran amor sintió el desprecio y las murmuraciones de quienes le adversaban, de igual
manera, se hizo humilde como el amoroso Cordero de su Padre listo para el sacrificio
que jamás hombre pudo ni podrá hacer; Isaías 53:3 “Este varón de dolores lo
despreciaron y rechazaron los que estaban a su alrededor y hasta el día de hoy
sucede lo mismo. Algunos lo rechazan porque se le oponen. Otros desprecian a Cristo
y su gran don de perdón. ¿Usted lo rechaza, lo olvida o lo acepta?” Biblia del Diario
vivir.

Isaías 53:54-55 “¿Cómo podía una persona del Antiguo Testamento entender la idea
de Cristo muriendo por nuestras culpas (rebeliones y pecados), en realidad cargando
con el castigo que merecíamos? Los sacrificios sugerían esta idea, pero una cosa es
matar a un cordero y otra muy distinta es pensar en el Siervo escogido de Dios
ocupando el lugar del cordero. Pero Dios descorría a un costado la cortina del tiempo
para permitir que la gente de la época de Isaías mirara más adelante hacia el
sufrimiento del futuro Mesías y el perdón resultante que quedaría al alcance de toda la
humanidad”. Biblia del Diario vivir.

El Profeta Isaías fue el hombre ungido encargado de anunciar las buenas nuevas; de
la venida de un Salvador para el pueblo de Israel, así como también fue el elegido para
profetizar la secuencia dolorosa de las últimas 24 horas de tristeza y angustia antes
de su muerte; sacrificio dado ya no solamente por los de su casa sino por toda la
humanidad.

Reflexión final

1. Por amor a Usted y a todos nuestros semejantes; El Salvador del Mundo sufrió
escarnio, rechazo, injurias y fue acusado y sentenciado injustamente; Juan 19:1-
5 “1Así que, entonces tomó Pilato a Jesús, y le azotó. 2Y los soldados
entretejieron una corona de espinas, y la pusieron sobre su cabeza, y le vistieron
con un manto de púrpura; 3y le decían: ¡Salve, Rey de los judíos! y le daban de
bofetadas. 4Entonces Pilato salió otra vez, y les dijo: Mirad, os lo traigo fuera,
para que entendáis que ningún delito hallo en él. 5Y salió Jesús, llevando la
corona de espinas y el manto de púrpura. Y Pilato les dijo: ¡He aquí el hombre! “.
2. Por amor a nosotros sufrió tentación y venció la muerte, y al mismo tiempo nos
dejo sus actos y enseñanzas, para que como él, nosotros también demos Gloria
al Padre. Juan 1:9-13 “ 9Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre,
venía a este mundo. 10En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el
mundo no le conoció. 11A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron. 12Mas a todos
los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser
hechos hijos de Dios; 13los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad
de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios”.

Lección 4 / / /

LAS PISADAS DE JESÚS

Lectura inicial.

1 Pedro 2: 20-22 “19Porque esto merece aprobación, si alguno a causa de la conciencia


delante de Dios, sufre molestias padeciendo injustamente. 20Pues ¿qué gloria es, si
pecando sois abofeteados, y lo soportáis? Más si haciendo lo bueno sufrís, y lo
soportáis, esto ciertamente es aprobado delante de Dios. 21Pues para esto fuisteis
llamados; porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que
sigáis sus pisadas”;

Job 23:11 “Mis pies han seguido sus pisadas; Guardé su camino, y no me aparte”.

Introducción

El significado literal o natural de Huella; Señal que deja el pie del hombre o del
animal en la tierra por donde pasa; El significado espiritual de Huella; Seguir su
ejemplo, imitarlo.

Para los que somos padres, nos encanta ver cuando nuestros hijos y/o hijas hacen
muchas de las cosas que nosotros hacemos cotidianamente; ellos tratan de imitar con
su gracia muchas de las acciones que para ellos son maravillosas, pero que para
usted y todo adulto son simplemente actividades humanas cotidianas. Muchas veces
se ve a los niños tratando de pisar las mismas huellas que el padre o la madre deja en
el suelo; en este caso no nos referiremos tanto así, literalmente a las huellas de los
hermosos pies del Divino Maestro; iremos un poco más allá, nuestro argumento lo
basaremos específicamente en el plano espiritual, tratando de enfocarnos en la
maravillosa enseñanza del Pastor por excelencia, humilde y lleno de amor por sus
ovejitas.

En ciertas ocasiones se nos pasan las horas platicando de las cosas hermosas que
nuestros progenitores hacen, lo que hacían por vernos con salud y alegres, y nos
ufanamos diciendo en esto o en aquello soy igual a mi padre o igual a mi madre y
decimos engreídamente que bien por mis padres, sin duda alguna ellos dejan impresas
sus huellas en nuestras vidas, y al haber alguna comparación de quienes nos rodean
sentimos orgullo si son hábitos deseables y sentiremos pena si fuesen lo contrario.

Dejar huella, significa entonces haber enseñado no solamente de manera oral o


hablado sino, por medio de hechos; el Señor nos dejo dicho; “aprended de mi que soy
manso y humilde de corazón” , al escudriñar las Sagradas Escrituras encontraremos
una enorme riqueza espiritual que nos llevara a ser salvos si las conocemos y las
ponemos por obra.

San Juan el Apóstol; nos dice en 1 Juan 2:4-6 “4El que dice: Yo le conozco, y no guarda
sus mandamientos, el tal es mentiroso, y la verdad no está en él; 5pero el que guarda
su palabra, en éste verdaderamente el amor de Dios se ha perfeccionado; por esto
sabemos que estamos en él. 6El que dice que permanece en él, debe andar como él
anduvo. En otra escritura Jesús dijo; “el que cree en mi como dicen las escrituras…”,
es el mismo Maestro quien nos exige que debemos manifestar similares frutos si le
hemos llegado a conocer.

Desarrollo

¿En qué debemos imitar al Divino Maestro?

En primer lugar, él, siendo primogénito de la creación y depositario de todo el poder


de su Padre y que además, fue él quien hizo todo lo que existe; aun así, no se glorifico
así mismo, sino al Padre. Juan 8:54 “54Respondió Jesús: Si yo me glorifico a mí mismo,
mi gloria nada es; mi Padre es el que me glorifica, el que vosotros decís que es
vuestro Dios. 55Pero vosotros no le conocéis; mas yo le conozco, y si dijere que no le
conozco, sería mentiroso como vosotros; pero le conozco, y guardo su palabra”.

El sabio Salomón hace alusión al poder manifiesto del Padre; Eclesiastés 5:8 “8Si
opresión de pobres y perversión de derecho y de justicia vieres en la provincia, no te
maravilles de ello; porque sobre el alto vigila otro más alto, y uno más alto está sobre
ellos. Hombre (vanidad)- Hijo (Jesús) – Dios (Padre). El hijo se sujeta a su padre así
como nosotros deberíamos sujetarnos al hijo.

Sus manos milagrosas sobreabundan de amor; amor dado por su Padre; todos somos
llamados a brindar amor al prójimo; Juan 17:26 “26Y les he dado a conocer tu nombre,
y lo daré a conocer aún, para que el amor con que me has amado, esté en ellos, y yo
en ellos”. Obligadamente somos llamados a sentir amor por el necesitado, por el que
sufre, sentir por las necesidades de quienes son nuestros hermanos y en el momento
de mayor necesidad estar al lado suyo.
Jesús lloro por Lázaro, Lázaro era su amado amigo, evidentemente no solamente fue
un chispazo de sentimiento del Señor; fue la demostración de su gran amor por todos
nosotros representado en el hermano de Marta.
Otro aspecto muy importante de imitar a Jesús es el hecho de ser humildes; siendo
dueño de todo, no fue distinto de sus hermanos de nación (israelitas), el mismo a
través del profeta Isaías lo profetizo desde mucho tiempo antes de hacerse hombre.
Isaías 53:1-2 “1¿Quién ha creído a nuestro anuncio? ¿y sobre quién se ha manifestado
el brazo de Jehová? 2Subirá cual renuevo delante de él, y como raíz de tierra seca; no
hay parecer en él, ni hermosura; le veremos, mas sin atractivo para que le deseemos.

Reflexión final

1. La prudencia y sabiduría para hacer y decir las cosas deberá provenir de quien
nos enseña a través de la palabra escrita; de Jesús, nuestro Salvador.
Proverbios 3:7 “No seas sabio en tu propia opinión; Teme a Jehová, y apártate
del mal...” debemos entonces tener mucho cuidado de hacer, para nuestra
salvación, cosas o mandatos inventados por nosotros a nuestra conveniencia
haciendo a un lado lo que Jesús nos dejo como huellas o ejemplos.

Lección 5 / / /

¿PORQUE LA MUERTE DEL HIJO DE DIOS?

Lectura inicial.

Gálatas 4:4 “4Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo,
nacido de mujer y nacido bajo la ley, 5para que redimiese a los que estaban bajo la ley,
a fin de que recibiésemos la adopción de hijos”

Hechos 8:32-33 “.32El pasaje de la Escritura que leía era este: Como oveja a la muerte
fue llevado; Y como cordero mudo delante del que lo trasquila, Así no abrió su boca.
33
En su humillación no se le hizo justicia; Mas su generación, ¿quién la contará? Porque
fue quitada de la tierra su vida”.

Introducción

Cuando leemos las Sagradas Escrituras, nuestros ojos de la fe, ven en visión tantos
acontecimientos que exprimen cual esponja, nuestro sentimiento humano; es esa fe,
de creer en aquellos eventos, que literalmente no tuvimos la oportunidad de ver, pero
que nos aferra al reconcilio supremo dado como don de Dios por medio del plan de
salvación.

En un programa de televisión muy popular, se discutía un caso muy lamentable; un


varón le exigía a su esposa destruir lo que tenía en su vientre;-. el relato -, cierto día
la mujer sintió molestia de mala salud, fue donde el doctor, se le diagnostico leucemia
aguda; la medicina; Quimioterapia; lo que ambos no sabían es que la dama estaba
embarazada, ellos (los esposos) atendían felizmente a su primer bebe; el esposo le
exigía el aborto para entre ambos criar a su primogénita, la madre bañado su rostro en
lagrimas suplicando que el veredicto fuera lo contrario; ella, deseaba tener
primeramente a su bebe y luego hacerse el tratamiento. Finalmente sucedió el
sacrificio de un ser que no vio la luz de este mundo para darle la oportunidad a su
madre de poder sobrevivir; ocurrió la expulsión y muerte del ser en gestación.
(Historia real de caso cerrado).
Creo que cualquiera que pueda ver este video compartirá su par de lágrimas con los
personajes que ahí resolvían legalmente el caso.

Para los que buscamos la salvación a través de la Sangre de Cristo, debería ocurrir lo
mismo, en términos generales a muchos seres humanos no nos importa saber del
sacrificio del Hijo de Dios por nosotros, poco nos interesa; nuestra mente deberá ser
visionaria y penetrar el tiempo y ver esas dolorosas imágenes llenas de angustias y
quebrantos de aquel Salvador hecho hombre que culpa ninguna tubo.

En contraste el hombre común por ideologías pasionales de estados de derecho, se


autoflajelan y dan sus vidas simplemente para que con su sufrimiento y/o
desaparición, sembrar la semilla de la implementación de sus ideales, generalmente
se denominan héroes o heroínas

Desarrollo.

Todo el que es enviado, lleva una misión del que le envió; Jesús vino al mundo; en
principio como verbo (lección 1), cumplido el tiempo se hace carne, se humaniza.
Se hizo hombre para demostrarnos que él como humano fue capaz de doblegar los
deseos pecaminosos de la carne y vencer la muerte; con su transfiguración a hombre.
El anuncio de la muerte de Jesús para la remisión de los pecados del hombre se
remonta desde mucho antes que lo expresara el profeta Isaías, aun el salmista David;
Génesis 3:15 “15Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la
simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar”. Jesús (el
bien) simiente de la mujer y el pecado (el mal) simiente de la serpiente. Nótese que
aquí, aun no existía la nación israelita; Jacob renombrado por Dios; Israel,
probablemente existió en el S XVIII. a.C (Biblia electrónica Caribe).

Abraham e Isaac, emulan la similitudes de un padre y un hijo; o acaso no amaría a su


hijo Abraham, nótese que en el mismo momento del sacrificio fue detenido por la voz
del Ángel de Jehová; Génesis 22:11-13 “11Entonces el ángel de Jehová le dio voces
desde el cielo, y dijo: Abraham, Abraham. Y él respondió: Heme aquí. 12Y dijo: No
extiendas tu mano sobre el muchacho, ni le hagas nada; porque ya conozco que
temes a Dios, por cuanto no me rehusaste tu hijo, tu único. 13Entonces alzó Abraham
sus ojos y miró, y he aquí a sus espaldas un carnero trabado en un zarzal por sus
cuernos; y fue Abraham y tomó el carnero, y lo ofreció en holocausto en lugar de su
hijo”. (Aun no existía la nación de Israel)

Al Pueblo de Israel, en el tiempo Levítico, se instaura la fiesta de Pascua.- en


Hebreo ; una vez al año 14 de Nissan, Jehová ordenó al pueblo
escogido el sacrificio de un cordero sin mancha para la purificación de los pecados
cometidos; Éxodo 12:3,5 “3Hablad a toda la congregación de Israel, diciendo: En el
diez de este mes tómese cada uno un cordero según las familias de los padres, un
cordero por familia, 5El animal será sin defecto, macho de un año; lo tomaréis de las
ovejas o de las cabras”.
Reflexión

1. La soberanía del Padre manifestada en el Verbo, escoge para su salvación


primeramente al pueblo o nación de Israel; al conocer Dios el corazón de los
israelitas, proféticamente a través de la voz de enviados por él, les es anunciado
el holocausto de su Hijo figurado en un Cordero; el Cordero de Dios; Juan 1:11
“11A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron”. Isaías 29:13 “ 13Dice, pues, el
Señor: Porque este pueblo se acerca a mí con su boca, y con sus labios me
honra, pero su corazón está lejos de mí, y su temor de mí no es más que un
mandamiento de hombres que les ha sido enseñado” .
2. El Padre a través de la muerte de Su Hijo nos da la oportunidad de ser esa
oveja perdida que anda buscando y de echo nos ama como hijos adoptivos, es
mas, elimino las diferencias y todos venimos a ser uno solo en el sacrificio del
que murió por todos los seres humanos; Efesios 2:12-14 12En aquel tiempo
estabais sin Cristo, alejados de la ciudadanía de Israel y ajenos a los pactos de la
promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo. 13Pero ahora en Cristo Jesús,
vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la
sangre de Cristo. 14Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno,
derribando la pared intermedia de separación”. Gálatas 3:28 “28Ya no hay judío
ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros
sois uno en Cristo Jesús”.
3. La misión del Hijo de Dios; Hebreos 2:14 “14Así que, por cuanto los hijos
participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir
por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo”.

Lección 6 / / /

JESÚS; EL CAMINO

Lectura inicial.

Isaías 55:6-9 “6Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que
está cercano. 7Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y
vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será
amplio en perdonar. 8Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni
vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. 9Como son más altos los cielos que la
tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más
que vuestros pensamientos”.

Introducción.

Un camino, es el medio por el cual el hombre o animal llega a una lugar o destino;
pero, ¿cómo Jesús es el camino?. Bien, el mismo Señor dirigía su enseñanza a través
de parábolas; una parábola es; “Narración de un suceso fingido, de que se deduce, por
comparación o semejanza, una verdad importante o una enseñanza moral”. Encarta®
2008.
Hay un camino muy, pero muy transitado, es ancho, cualquiera puede transitarlo, en
el no existen las reglas o normas o mejor dicho, son nuestras propias reglas y nuestras
propias normas, las que me permiten caminar por él, hacemos en el lo que nos parece,
no importa del qué dirán ni lo que me pasara al final del mismo, andando por ese
camino ancho y espacioso aparentemente somos libres de hacer lo que se nos venga
en gana más sin embargo todo absolutamente todas y cada una de las actividades en
ese caminar son ejercidas a través de la esclavitud del pecado.
Cuando el hombre entra en adicciones, muchos desean salir de las mismas, pero como
hemos estado en un mundo donde todo se permite, es poco lo que podremos hacer.
Ese camino aunque lo veamos ancho y alegre es el camino que nos llevaría a la
perdición si no hacemos un alto y meditamos por un momento nuestras vidas serán un
total fracaso.

El camino ancho y espacioso del pecado nos muestra el placer y la gloria, con la
característica principal de que será por un momento o por mientras vivamos, los
deseos de la carne nos empujan y como niños fluctuantes nos dejamos guiar de la
mano por el padre de la maldad y príncipe de las concupiscencias de la carne.

Jesús es el medio, es el camino angosto que llevara a quien lo desee a la meta final y
coronarle con el mejor regalo; la corona de la vida eterna, es angosto porque no todos
estamos dispuestos a entrar en él, existen normas y estatutos que debemos obedecer,
el premio por llegar al fin, no tiene valor alguno. Si hemos de transitar por el camino
angosto, propongamos llegar a la meta establecida, no se preocupe en qué lugar deba
llegar, lo más importante es pedirle al Dador alegre que nos ayude a cruzar la meta

Desarrollo.
Si usted pide información sobre un lugar al cual quiere llegar y maliciosamente
alguien le da una dirección falsa, jamás llegara a donde va; porque el camino no es el
correcto: El suegro al instruir a su yerno, Moisés, hace referencia de que es lo que él
debe hacer con el pueblo de Israel; Éxodo 18:20 “20Y enseña a ellos las ordenanzas y
las leyes, y muéstrales el camino por donde deben andar, y lo que han de hacer”.
Todo aquel israelita que desease el amor de Dios ya conocían a través de Moisés cual
era el camino necesario para tal menester; conocer y guardar las ordenanzas y la
leyes.
Hay unos versos muy especiales del Salmista David, titulados “LA DICHA DEL
PERDON” Salmo 32:8-9 “8Te haré entender, y te enseñaré el camino en que debes
andar; Sobre ti fijaré mis ojos. 9No seáis como el caballo, o como el mulo, sin
entendimiento, Que han de ser sujetados con cabestro y con freno, Porque si no, no se
acercan a ti”. Este es un claro mensaje, nuestro entendimiento debe estar a la par de
la voluntad del Señor “el principio de la sabiduría es el temor a Jehová”

El mismo Jesús reclamo a la imprudencia de Felipe “8Felipe le dijo: Señor, muéstranos


el Padre, y nos basta. 9Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no
me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo, pues,
dices tú: Muéstranos el Padre?”.
En estos tiempos se nos hace difícil dar el primer paso y apoyar firmemente nuestro
pie sobre el camino que lleva a la salvación; sin saber los requisitos para abordar el
camino, creemos que con nada mas mencionar el nombre de Jesús vasta y ya, no nos
importa todo lo demás, queremos andar ese camino pero al mismo tiempo somos
nosotros mismos quienes lo construimos; el profeta Isaías nos dice; Isaías 1:3 “3El buey
conoce a su dueño, y el asno el pesebre de su señor; Israel no entiende, mi pueblo no
tiene conocimiento. Esta voz dada al profeta recrimina nuestro andar, por razones muy
humanas Pablo decía; “queriendo hacer lo bueno no lo hago, mas hago lo que no
quiero hacer”. Como creyentes muchas veces nos comparamos como el judío literal de
aquel tiempo, caminando en dos caminos, porque aun hoy pensamos que la
misericordia de Dios nos abrazara y nos librara de su propia ira.
Reflexión
1. El ser sabios es un don de Dios; las opciones, para ser hijos de Dios ya están
planificadas, no nos toca a nosotros discriminarlas y desechar las que no nos
gusten o afecten; entonces nos convertimos en rebeldes; Oseas 14:9 “9¿Quién
es sabio para que entienda esto, y prudente para que lo sepa? Porque los
caminos de Jehová son rectos, y los justos andarán por ellos; mas los rebeldes
caerán en ellos”.

2. La elección; Mateo 7:13 “13Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la


puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que
entran por ella; 14porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a
la vida, y pocos son los que la hallan”.

3. Mal haríamos si se nos olvidase que para alcanzar la misericordia de nuestro


Padre Celestial, nuestro recurso inmerecido; para nosotros, es su Hijo Jesús.
Juan 14:6 “6Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al
Padre, sino por mí”.
Lección 7 / / /

HACER LO QUE JESÚS HIZO.

Lectura inicial.

1 Corintios 11:1 “1Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo”.


Efesios 5:1 “1Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados. 2Y andad en amor,
como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y
sacrificio a Dios en olor fragante”.

Introducción.

Un hogar que todavía no tiene hijos ya sean naturales o adoptivos, carece de alegrías,
es a través de los hijos que se desbordan caprichosamente ríos de felicidad que nos
entusiasma hasta lo más profundo de nuestros sentimientos, y nos enorgullecemos de
nuestros vástagos; al no más nacer, evidenciamos características sillares a la madre o
al padre aunque estas no sean ni la sombra de lo que decimos, pero esa es nuestra
complacencia y vivimos orgullosos de ver nuestros ojos en los ojos de nuestro retoño y
hasta decimos; es el retrato fiel de su padre o de la madre. Siempre habrá rasgos
distintivos entre padres e hijos y estos cuando van creciendo paulatinamente
adquieren muchas costumbres de sus progenitores, en su primera escuela; el hogar;
adquieren muchas habilidades algunas son congénitas, otras las adoptan por
repetición y error, al fin muchos hijos son capaces de ejecutar oficios y dones como
deberes cotidianos en el hogar, la escuela y la comunidad.

Para alcanzar la misericordia de Dios, como creyentes, nuestro compromiso deberá ser
la búsqueda de la santidad de manera permanente, Jesús tenía la costumbre de visitar
las sinagogas en los días sábados, pero su santidad, según la Biblia, era de continuo
permanente, en su andar glorifico a su Padre.
El cristiano verdadero no debe desechar lo que Jesús nos enseño al glorificar a quien
lo envió, las Escrituras nos menciona que él no abolió ninguna ley, como judío cumplió
la ley, con su sabiduría no la evadió, mas la confronto; al traerle a la mujer adultera,
querían apedrearle según la ley levítica, con sabiduría exclamo el Señor “el que esté
libre de pecado que arroje la primera piedra” al volverse Jesús solamente vio a la
mujer, La conciencia de quienes la oprimían y buscaban la ejecución de la ley basto
para alejar a todos los que la acusaban quizá con culpas similares o mayores que la de
aquella mujer.
Este y tantos ejemplos son los que deberíamos imitar del Hijo Unigénito de Dios.

Desarrollo.

Juan 13 15. “15Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros
también hagáis”. Cual padre con su hijo.
Una de las grandes enseñanzas; Lucas 18:1-8 “1También les refirió Jesús una parábola
sobre la necesidad de orar siempre, y no desmayar, 2diciendo: Había en una ciudad un
juez, que ni temía a Dios, ni respetaba a hombre. 3Había también en aquella ciudad
una viuda, la cual venía a él, diciendo: Hazme justicia de mi adversario. 4Y él no quiso
por algún tiempo; pero después de esto dijo dentro de sí: Aunque ni temo a Dios, ni
tengo respeto a hombre, 5sin embargo, porque esta viuda me es molesta, le haré
justicia, no sea que viniendo de continuo, me agote la paciencia. 6Y dijo el Señor: Oíd
lo que dijo el juez injusto. 7¿Y acaso Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman
a él día y noche? ¿Se tardará en responderles? 8Os digo que pronto les hará justicia.
Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra?.
Ni usted ni yo podremos imitar su muerte, su sacrificio ni su inmenso amor por la
humanidad, pero esto no implica que como seguidores del Cristo amado nos
quedemos de brazos cruzados; si él siendo Hijo de Dios hizo no su voluntad sino la de
su Padre, ¿Quiénes somos nosotros para vivir un evangelio a nuestro antojo?.
Como futuros miembros del cuerpo espiritual de Cristo, debemos profesar nuestro
amor; Juan 15:12-14 “12Este es mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como yo
os he amado. 13Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus
amigos. 14Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando”. Como congregación
tendremos desavenencias pero no serán difíciles de resolver si profesamos e imitamos
el dulce amor de quien aun siendo nosotros pecadores nos ama; Cristo Jesús, el
mismo nos dio ejemplo de aquellos a quienes el amaba; Paralíticos, ciegos,
endemoniados, prostitutas etc, para Jesús no hubo acepción de personas; los
discípulos en cierta medida reprimían al algunas personas para que no se acercaran al
Maestro.
Todo aquel que se denomine cristiano debe de actuar de manera similar, a como lo
hizo Jesús siendo él hombre, siendo así deberíamos evitar la emoción carnal, aquella
que nos lleva al punto de hacer de la conducta cristiana actos puramente carnales
sobreponiéndonos a la gloria que deberíamos dar al Padre Celestial; Colosenses 3:12-
14 “12Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable
misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia;
13
soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja
contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros. 14Y
sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el vínculo perfecto.

Reflexión

1. Como congregación y cuerpo espiritual de Cristo, nuestra actitud frente a los


demás debe ser imitadora de la bondad y misericordia del Hijo de Dios; el papel
de cada uno es ser ayudador idóneo, utilizar la prudencia al momento de
expresarnos y buscar la santidad individual y colectiva

2. El compromiso de todos es ir en busca de la salvación hacia la plenitud de Jesús;


Efesios 4: 12-13 “12a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio,
para la edificación del cuerpo de Cristo, 13hasta que todos lleguemos a la unidad
de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de
la estatura de la plenitud de Cristo”.

Lección 8 / / /

MUERTOS AL PECADO

Lectura Inicial.

Salmo 4:4 “4Temblad, y no pequéis; Meditad en vuestro corazón estando en vuestra


cama, y callad”.
Santiago 4:7-8 “7Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros.
8
Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; y
vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones”.
Introducción.
Sin duda alguna todos sabemos lo que significa morir; todos sabemos que hemos de
morir lo inconcebible es que no sabemos el día, la hora ni como.
Morir es cesar en la vida; en otras palabras desaparecer y poco a poco echamos de
menos a aquel ser que tanto quisimos, el que está muerto nada sabe ya. El
maravilloso momento en el cual el Señor soplo en aquel monumento de tierra
(hombre), hecho por sus incomparables manos de amor y misericordia, le dimos al
traste en el preciso momento en que el juego de palabras de Satanás, confundieran a
aquella primera mujer al decirle “no morirás”; aquellos que primeramente fueron
refugiados en el Jardín del Edén, no murieron, de manera física, peor aún, murieron
espiritualmente, escondieron su existencia de la presencia de su creador por culpa del
pecado.
La vida cristiana es un proceso, de poco a poco, al igual que la procreación; este
proceso se puede comparar con la nueva criatura que nacerá muy pronto. Todos
como seres humanos gestamos largos nueve meses en el vientre de nuestras madres,
en el cual poco a poco vamos tomando la forma de niño o niña según decida el que da
la vida, esto a través de los genes particulares del padre o la madre. Lo mismo ocurre
en la vida del creyente, que desde el mismo momento en que la semilla del evangelio
cae sobre él, esta, cae en tierra fértil e inicia su gestación para convertirse en una
nueva criatura, criatura consagrada al Creador.
Al igual que la muerte natural de los seres vivos, todos estamos comprometidos a
modelar una nueva vida desde el primer momento en que la enseñanza divina es
saboreada por nuestros oídos. La renovación inicia muriendo, o dicho de otra forma,
olvidando todo aquello que en el momento estamos haciendo como graves ofendas a
Dios.
Es evidente, el que quiera salvar su vida a través del temor a Dios dejara de seguir
haciendo lo que no está bien en la presencia del Señor; si tomaba lo ajeno yo no lo
hará, si llevaba o traída conversaciones comprometedoras ya no lo haga, haga morir
todo lo que la enseñanza le vaya esclareciendo y no vuelva su mirada atrás, además,
todo lo que por el bien hagamos como seres temerosos de Dios nos redundara en
infinitas bendiciones.

Desarrollo
De que vale estar reunidos y seguir siendo los mismos de ayer, antier etc.etc.
Comencemos desde el primer día, no esperemos hasta el mismo acto ceremonial del
bautismo para darle el giro necesario a la vida pecaminosa que llevamos, permitamos
que el aceite limpiador de las llagas del pecado fluya en nuestro ser; Isaías 1:6
“6Desde la planta del pie hasta la cabeza no hay en él cosa sana, sino herida,
hinchazón y podrida llaga; no están curadas, ni vendadas, ni suavizadas con aceite.

El Salmista David, es el ejemplo de aquel hombre que habiendo pedido a Dios ayuda
para dejar de hacer lo malo; la misericordia del Creador le es manifiesta; Salmo 40:1-
2 “1 Pacientemente esperé a Jehová, Y se inclinó a mí, y oyó mi clamor. 2Y me hizo
sacar del pozo de la desesperación, del lodo cenagoso; Puso mis pies sobre peña, y
enderezó mis pasos”.

En el antiguo testamento y más específicamente en el libro de Génesis, Jehová nos da


evidencia que aborrece el pecado del hombre; Génesis 3:22-23 “ 22Y dijo Jehová Dios:
He aquí el hombre es como uno de nosotros, sabiendo el bien y el mal; ahora, pues,
que no alargue su mano, y tome también del árbol de la vida, y coma, y viva para
siempre. 23Y lo sacó Jehová del huerto del Edén, para que labrase la tierra de que fue
tomado”. Es en este momento en que como seres humanos fuimos muertos por causa
del pecado, quedando destituidos de la gloria del Padre, afortunadamente en esta
misma escritura el Creador nos provee la reconciliación.

El propósito de cada uno de nosotros es que el Señor vea nuestro interés por la
salvación, y cada día traspasar de poco a poco las cargas del pecado a aquel que nos
ofrece su ayuda; Mateo 11:28 “28Venid a mí todos los que estáis trabajados y
cargados, y yo os haré descansar”. En principio no le pidamos al Maestro que nos
sobreabunde la riqueza y las comodidades, eso será añadido si es de él la voluntad.
Después de haber comprendido cual es la voluntad de Dios, somos llamados a seguir
en renovación constante y aunque nuestra carne envejezca lo espiritual se revitalice
cada día, hasta el mismo momento en que firme ese pacto muy especial entre Usted y
su Creador.

Reflexión

1. El Apóstol Pablo le encomienda al joven Timoteo que les hable fuertemente


sobre el pecado que cometen las gentes; 1 Timoteo 5:20 “20A los que persisten
en pecar, repréndelos delante de todos, para que los demás también teman”. En
el presente el encargado del ministerio de evangelismo (el Pastor) nos recuerda
que el pecado debe de desaparecer paulatinamente entre nosotros y ser
renovados hasta llegar a ser nuevas criaturas.
2. El creyente que busque a Dios y sigue su vida sin cambios, sin dar frutos aun sin
haber recibido el bautismo por inmersión, de este no se agrada el Creador:
Hechos 3:19 “19Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados
vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de
refrigerio”.
3. Si creemos en el Jesús que nos dicen las Sagradas escrituras, utilicemos ese
hermoso manantial de agua viva para lavar nuestra ropas; Apocalipsis 22:14
“14Bienaventurados los que lavan sus ropas, para tener derecho al árbol de la
vida, y para entrar por las puertas en la ciudad”.

Lección 9 / / /

BAUTISMO SINCERO

Lectura Inicial.
Hechos 22:12 “12Entonces uno llamado Ananías, varón piadoso según la ley, que tenía
buen testimonio de todos los judíos que allí moraban, 13vino a mí, y acercándose, me
dijo: Hermano Saulo, recibe la vista. Y yo en aquella misma hora recobré la vista y lo
miré. 14Y él dijo: El Dios de nuestros padres te ha escogido para que conozcas su
voluntad, y veas al Justo, y oigas la voz de su boca. 15Porque serás testigo suyo a todos
los hombres, de lo que has visto y oído. 16Ahora, pues, ¿por qué te detienes? Levántate
y bautízate, y lava tus pecados, invocando su nombre”.

Introducción

Imaginemos la gran pérdida que pasaría en nuestra comunidad, viniendo el dueño de


una tomatera y manda a cortar todos los tomates de una sola vez, no importando si
aun muchos no se han desarrollado lo necesario o si están verdes.
No sería ni correcto ni lógico porque nadie siembra para perder; para esto hay un
proceder: se tira la semilla en un lugar especial y esta germina a su tiempo, luego se
hace una primera escogencia de aquella plantita que tiene características muy
prometedoras y es trasplantada al lugar en donde dará fruto, pero antes de esto debe
ser regada día tras día y cuidarla de plagas y de que nadie la lastime, hermosamente
surgen las flores y detrás de ellas brota un pequeño y delicado fruto que
milagrosamente con los días alcanza su tamaño natural pasando de su presentación
en color verde a anunciar su punto de siega con su color característico listo para el
corte.

El termino bautismo dentro del cristianismo en general ha sido manejado de acuerdo a


muchas conveniencias congregacionales, aunque el propósito divino sea recibir el don
del Espíritu Santo, la acción no es la misma entre las diversas comunidades religiosas;
el evangelismo tradicional tiene por así decirlo, la meta de llenar sus casas de
adoración y sentir gran satisfacción al ver la casa llena; es muy común escuchar de un
creyente que anda en busca de una nueva reconciliación porque de nuevo y por varias
veces, ha caído en el error de volverse a embriagar, consumir tabaco o de serle infiel a
su compañera de hogar.
Aquellos que pudiesen denominarse enviados por Dios, tendrán gran responsabilidad
de aquellas almas que con fe demostrable buscan la salvación y son encaminados sin
preparación a firmar un pacto muy delicado entre ellos y el Creador.

Otros fuimos bautizados y ni siquiera nos dimos cuenta y como dice el Pastor Local, el
bautismo no es ir a bañarse es algo de absoluta solemnidad para con el Creador, a
nuestros oídos llegan relatos muy lamentables como por ejemplo, responsables de
otras congregaciones realizan un bautismo sin requisitos y sin necesidad de frutos
visibles de arrepentimiento.
Tomar el yugo del evangelio, no tendrá el resultado óptimo de la noche a la mañana;
la cosecha la hace el Señor, y la siega se realiza después de que el fruto haya
madurado, nada de lo que el creyente haga por emoción sin agregar tanto como un
grano de mostaza de su fe en el Padre y en El Hijo lo llevara a gozar del reino de Dios.

Desarrollo.
Dios no se alegrará solamente de que su casa esta llena de personas que cantan y
escuchan su palabra si nuestro proyecto de vida es nada más que eso, seriamos
plantas de tomates infértiles.

Un bautismo sincero es aquel acto en el cual la persona es consciente de lo que va a


hacer, el ejemplo mayor nos lo dio el Hijo de Dios; Jesús era como de 30 años cuando
fue bautizado porque después de esto inicio su ministerio; Lucas 3:21-23 “21Aconteció
que cuando todo el pueblo se bautizaba, también Jesús fue bautizado; y orando, el
cielo se abrió, 22y descendió el Espíritu Santo sobre él en forma corporal, como paloma,
y vino una voz del cielo que decía: Tú eres mi Hijo amado; en ti tengo complacencia.
23
Jesús mismo al comenzar su ministerio era como de treinta años, hijo, según se
creía, de José, hijo de Elí”.

Al analizar y comprender la palabra, cada una de las acciones realizadas por nuestro
amoroso Pastor de Pastores fue para glorificar el nombre de su Padre y no fueron
simples acciones, todo ya estaba planificado, esto nos evidencia que el acto del
bautismo no es un acto de emoción nada mas, es un acto de entrega total al servicio
del Señor.

Nadie debe de dudar que para llegar al bautismo sincero, se deben soportar infinidad
de luchas más que físicas, espirituales; y las luchas son contra multitudes de huestes
malignas que vigilan nuestro caminar cristiano, no se asuste usted de que en nuestra
congregación hayan hermanos que con sus años de oyentes todavía se siguen
preparando para dar el paso sin retorno, porque su conciencia les exige la santidad
necesaria, y como lo escribe Santiago todavía posiblemente somos de doble animo.
Jesús nos advierte sobre el bautismo emocional; Mateo 3:7 “7Al ver él que muchos de
los fariseos y de los saduceos venían a su bautismo, les decía: ¡Generación de víboras!
¿Quién os enseñó a huir de la ira venidera?. Todos los que hemos pensado en el
bautismo no lo podremos concebir que haciéndolo está todo listo; quien salva es la
Sangre de Jesús, el Bautismo es el pacto por el cual nos comprometemos nosotros a
hacer la voluntad divina y el Padre a perdonar nuestros pecados. El bautismo
verdadero es pues la primera escogencia de aquellos que están listos para ser
trasplantados para que con sus frutos de arrepentimientos estemos preparados para
la esperada siega.

La parábola de la vid verdadera tiene un mensaje muy profundo para cada uno de
nosotros; todo aquel que se arrepiente y se convierte y llega a las aguas del bautismo
pasara inmediatamente a formar parte de esa vid; Juan 15:1 “Yo soy la vid
verdadera, y mi Padre es el labrador. Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo
2

quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto”.
El trabajo evangelístico dentro de la Iglesia debe ser encaminado a ganar almas para
el Señor, el compromiso, mostrar a todo aquel que lo desee el plan de salvación
preparado por el Padre y manifestado por su Hijo.

Reflexión

1. Todos los actos realizados en la iglesia deben ser hechos basados en la fe


verdadera y guiados por la poderosa palabra que ha llegado a nosotros, no
malinterpretando los escritos a nuestra conveniencia sino, dejándonos llevar por
el entendimiento Divino a través de Espíritu Santo.
2. El bautismo es un acto sublime que nos permite continuar en la búsqueda de la
salvación y vida eterna; Marcos 16:15 “15Y les dijo: Id por todo el mundo y
predicad el evangelio a toda criatura. 16El que creyere y fuere bautizado, será
salvo; mas el que no creyere, será condenado”.
3. El bautismo, no debe ser un acto obligado por el Pastor ni ninguna otra persona,
es su propia conciencia cristiana quien le ordenara tal acción, incluyendo la
oración piadosa como factor fundamental de todo cristiano.

Lección 10 / / /

LLAMADOS A SER LUZ.

Lectura inicial

Mateo 5:14 “14Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no
se puede esconder. 15Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre
el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. 16Así alumbre vuestra luz
delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro
Padre que está en los cielos.

Introducción.

Se llama luz a la radiación electromagnética que puede ser percibida por el ojo
humano.

Lo prodigioso de la luz es que se puede ver desde lejos, según investigaciones


científicas, aun vemos estrellas que brillan en el firmamento y estas hacen años que
se desvanecieron o murieron; por ejemplo la estrella más cercana a la tierra sin contar
con el sol, se encuentra a 4,22 años luz y un año luz equivale a 10 billones de
kilómetros de distancia, esta, es una distancia inimaginable

Para desmerecer el favor de la creación de Dios, muchos científicos tienen la teoría de


lo positivo y lo negativo, y nada más, en otras palabras una cosa existe por la
ausencia de la otra, ESTO ES ASI, lo que se les olvida es que ambas cosas las hizo
Dios, a través de su Hijo amado. es por eso que dicen que la luz existe, simplemente
por la ausencia de la oscuridad y viceversa y no le dan el merito al Creador.

Hablando de manera literal, todos nosotros hemos visto como las cosas, con una
linterna encendida en la mano al momento de transitar por un camino tremendamente
en oscuridad, se nos presentan a la vista y podemos observar en donde afirmamos
nuestros pies, con esa luz somos capaces de esquivar piedras, agujeros y otros objetos
o bichos nocturnos.

El mundo y quienes lo habitamos sin saberlo vivimos y nos movemos en tremenda


oscuridad, porque la luz que vino al mundo no es vista por la inmensa mayoría de los
seres humanos, porque desgraciadamente sus ojos han sido segados para no ver
aquella misma luz resplandeciente que transformo la vida de aquel joven llamado
Saulo de Tarso.

Para aquellos que anhelamos la salvación y que día a día edificamos el templo
espiritual para manifestación de la gloria de Dios, debemos demostrar con nuestras
actitudes y testimonio que somos la luz que alumbra el camino de aquellos que van
de tropiezo en tropiezo; si hemos de ser los elegidos por el Señor, seremos sus siervos
y como tales brillar en la oscuridad, y ser capaces no solamente de ver lo que nos
pueda servir de tropiezo, más aun, poder ver esa luz que nos lleve a la verdad. La
tarea es; ser vistos desde lejos.

Desarrollo.

Uno de los maravillosos ejemplos escritos en las Sagradas Escrituras; es el que le


ocurrió a Saulo de Tarso, no muy diferente a nosotros; perseguidor de la Iglesia de
aquellos tiempos, calumniador e insensato; Hechos 9:1-5, “1Saulo, respirando aún
amenazas y muerte contra los discípulos del Señor, vino al sumo sacerdote, 2y le pidió
cartas para las sinagogas de Damasco, a fin de que si hallase algunos hombres o
mujeres de este Camino, los trajese presos a Jerusalén. 3Mas yendo por el camino,
aconteció que al llegar cerca de Damasco, repentinamente le rodeó un resplandor de
luz del cielo; 4y cayendo en tierra, oyó una voz que le decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me
persigues?, 5El dijo: ¿Quién eres, Señor? Y le dijo: Yo soy Jesús, a quien tú persigues;
dura cosa te es dar coces contra el aguijón. 6El, temblando y temeroso, dijo: Señor,
¿qué quieres que yo haga? Y el Señor le dijo: Levántate y entra en la ciudad, y se te
dirá lo que debes hacer. 7Y los hombres que iban con Saulo se pararon atónitos,
oyendo a la verdad la voz, mas sin ver a nadie. 8Entonces Saulo se levantó de tierra, y
abriendo los ojos, no veía a nadie; así que, llevándole por la mano, le metieron en
Damasco, 9donde estuvo tres días sin ver, y no comió ni bebió. ” Este relato confirma
lo que con su propia voz nos lo dijo el Señor; Juan 9:4-5 “4Me es necesario hacer las
obras del que me envió, entre tanto que el día dura; la noche viene, cuando nadie
puede trabajar. 5Entre tanto que estoy en el mundo, luz soy del mundo.

Aquella luz que percibió Saulo en el camino rumbo a Damasco, es la misma luz que
aun nos llama, el Señor a dispuesto a hombres como pastores y sus colaboradores,
para que por su palabra se deprendan esas escamas que como pecadores cubren
nuestros ojos y no nos permitan hacer el bien, somos llamados a ser luz para los que
no tienen entendimiento.

El evento visto por Saulo de Tarso lógicamente fue literal al igual que la voz que
escucharon también los que iban acompañándole, al presente esa luz solamente será
vista con los ojos de la fe que usted y todos los que queremos la salvación pudiésemos
tener, El Señor santifico al Apóstol Pablo y durante tres días no miro ni comió, nuestro
tiempo se está acabando, así que prosigamos hacia la meta y con nuestro testimonio
alumbremos la senda de los perdidos.

Reflexión.
1- Yo soy la luz de este mundo, pero los hombres amaron más a las tinieblas que a
la luz, entonces ¿cómo seremos nosotros la luz que alumbra al mundo?; Juan
13:15 “5Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros
también hagáis”.

2- Cuidemos nuestro testimonio y en nosotros se verá el resplandor del evangelio y


la gloria del Creador; Lucas 11:35-36 “35Mira pues, no suceda que la luz que en ti
hay, sea tinieblas. 36Así que, si todo tu cuerpo está lleno de luz, no teniendo
parte alguna de tinieblas, será todo luminoso, como cuando una lámpara te
alumbra con su resplandor”.

Lección 11 / / /

RENOVADOS

Lectura Inicial.

Salmo 103:3-5 “ 3 El es quien perdona todas tus iniquidades, El que sana todas tus
dolencias; 4 El que rescata del hoyo tu vida, El que te corona de favores y
misericordias; 5 El que sacia de bien tu boca De modo que te rejuvenezcas como el
águila”.

Introducción:
El termino renovación es amplio, como seres humanos no nos gusta la monotonía,
dicho con otras palabras vivir igual todo el tiempo; es evidente que debes en cuando
cambiamos de posición las camas o lo que usamos a diario, al final nos sentimos
confortables; hemos armado otro ambiente, renovamos el lugar en donde
pernoctamos; entonces renovar es cambiar; pero esos cambios se deben de observar
de tal manera que se sientan, que nos causen satisfacción; hay manos de hombres
que aplicando su arte natural o aprendido, que renuevan las cosas, los objetos y es tan
grande el trabajo esmerado que la pieza queda con apariencia de nueva, y la
mostramos muy orgullosamente.

En una reunión hablamos sobre la renovación del águila; DEL ÁGUILA APRENDEMOS
LA IMPORTANCIA DE LA RENOVACIÓN. Hemos dicho que el águila puede llegar a
vivir hasta 70 años. Pero esto no llega solo, requiere de una transformación. A los 40
años toda ella está “oxidada” para seguir volando. Sus uñas están apretadas y
flexibles, esto le dificulta tomar la presa. Su pico largo y puntiagudo, se curva,
dirigiéndose hacia el pecho. Sus alas están envejecidas y pesadas y sus plumas
gruesas. Frente a esto el águila tiene dos alternativas: morir o enfrentar un doloroso
proceso de renovación que durará 150 días. Lo primero que hace es volar hacia una
montaña de donde no pueda salir. Una vez allí comienza a golpear su pico con la
pared hasta arrancarlo. Con el pico crecido desprenderá todas sus uñas. Con sus uñas
crecidas comenzará a desplumar sus plumas viejas. Después de cinco meses, sale
para un vuelo de renovación y a vivir 30 años más. Parecido a esto es lo que hace
Dios cuando decidimos levantarnos; porque: "Él es quien perdona todas tus
iniquidades, el que sana todas tus dolencias. El que rescata del hoyo tu vida, el que te
corona de favores y misericordia; el que sacia de bien tu boca, de modo que te
rejuvenezcas como el ÁGUILA”.

Ese mismo proceso deberíamos realizar todos si queremos agradar al Señor, es por
eso que después del bautismo volvemos a ser nuevas criaturas y el proceso inicia para
ir renovando, segundo a segundo, minuto a minuto, hora, día, mes y años nuestro ser
espiritual doblegando por mucho los deseos que saborea nuestra enfermiza carne.

Desarrollo.

Un mandato crucial del Padre a su Hijo, fue demostrarnos que él como hombre; y
nosotros como tal, somos capaces de reconciliarnos con el Todopoderoso y volver así
al estado inicial en el cual se encontraba Adán y Eva antes de su desobediencia; un
estado de pureza y perfección.
Desde el primer pecado acaecido en el Edén, en la persona de Eva, este luego pasa a
Adán y de la misma manera ha sido heredado en cada uno de nosotros los seres
humanos, menos en la persona de Jesús hombre.
El calificativo que le dio a su existencia el justo Job, Job 25:5-6 “ 5 He aquí que ni aun la
misma luna será resplandeciente, Ni las estrellas son limpias delante de sus ojos;
6
¿Cuánto menos el hombre, que es un gusano, Y el hijo de hombre, también gusano?.

En esta condición es imposible estar en la presencia del Señor, la tarea no es fácil pero
tampoco es difícil; dejar la condición de gusano no cabe duda que es de arduo trabajo,
pero que al final el premio merece tal esfuerzo. La renovación nos exige cambios
drásticos, pero nada de estos cambios se realizaran si no tenemos la fe necesaria
depositada en el Plan de Salvación de Creador.

El Señor hizo todo cuanto nosotros deberíamos hacer, cambio la ofensa por la palabra
de amor, al igual nosotros bebemos cambiar en cuanta la vieja manera de vivir; es esa
vieja manera de vivir heredada del pecado que nos destituye de la gloria del Padre,
Romanos 2:23 “23por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios”.
No podemos estar en esa condición toda la vida, la vida en si no es vida si no tenemos
un proyecto de vida eterna, de que sirve vivir por un momento. Es ahora, es en este
momento que tenemos que empezar a hacer los cambios en nuestras vidas, las
cadenas de amor con las que nos ha traído el Señor al conocimiento de la verdad, hará
los maravillosos cambios en nuestras vidas, claro está, si todos le permitimos al
Todopoderoso que reine en nuestros corazones.
Hagamos nuestras las Palabras del Verbo a Josué; Josué 1:8-9 “8Nunca se apartará de
tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que
guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás
prosperar tu camino, y todo te saldrá bien. 9Mira que te mando que te esfuerces y seas
valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera
que vayas”.

Reflexión

1. “Ayúdate y te ayudare”, “no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”, “lo
que hagas hoy ya no te turba mañana” etc. Y tantos adagios populares
aplicables al tema, leamos; Lucas 13:24 “24Esforzaos a entrar por la puerta
angosta; porque os digo que muchos procurarán entrar, y no podrán”. El primer
paso lo debemos dar nosotros.
2. Aspectos personales que debemos renovar para alcanzar el don especial de la
Salvación; Efesios 4:22-23, 31 “22En cuanto a la pasada manera de vivir,
despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos,
23
y renovaos en el espíritu de vuestra mente, 24y vestíos del nuevo hombre,
creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad”. Si mentíamos ahora no
lo hagamos, airémonos pero no insultemos, si tomábamos lo ajeno ya no lo
hagamos; “31Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y
maledicencia, y toda malicia. 32Antes sed benignos unos con otros,
misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a
vosotros en Cristo”. Renovemos nuestro ser y veremos al Señor.

Lección 12 / / /

ESPERANDO SU REGRESO.

Lectura inicial
Mateo 24:3-8 “3Y estando él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le
acercaron aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu
venida, y del fin del siglo? 4Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe.
5
Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos
engañarán. 6Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque
es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin. 7Porque se levantará
nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en
diferentes lugares. 8Y todo esto será principio de dolores.

Introducción

Todos pasamos por la etapa de niños, algunas veces no conciliábamos el sueño


porque alguno de nuestros padres, o ambos, no había llegado a nuestro dulce y feliz
hogar, otros que ya para la tarde del día al no ver a sus seres procreadores van de un
lado a otro, preguntan a cada momento a qué hora llegaran.
En la lección de Escuela Sabática, llamada “El mundo Gime” aprendimos de cómo la
naturaleza pide a gritos su recomposición; volver a ser lo que en principio era; un Edén
y eso solo será posible cuando venga el Señor Jesucristo por segunda vez.

Es notable la angustia de un niño que junto a su hermana y hermano no apartaban su


vista, del único camino que lleva a la casa y en coro pidiendo con lloro, la presencia
de sus padres que estaban trabajando para el sustento diario.

Igual situación pasaron los discípulos de Jesús a ver a su Salvador colgado en un


madero y posteriormente sepultado en la tumba, la tristeza duro poco, estando
reunidos se les aparece nuevamente después de haber pasado tres días y tres noches
en el corazón de la tierra, ya con un cuerpo glorificado y los acompaña por cuarenta
días antes de ascender a su padre.
Las esperanzas de los discípulos no claudicaron y Pablo lo muestra cuando dice “los
muertos resucitaran primero y los que estemos vivos seremos transformados” el Señor
les dijo “pronto vendré”. Las falsas doctrinas tergiversan lo que claramente está
escrito en las Sagradas Escrituras, nos dicen que Jesús viene a traer a los justos y nos
llevara al cielo, El mismo lo dijo; a donde yo voy ustedes no pueden ir, se los dijo a los
que con el estaban y de igual manera nosotros lo debemos de entender así.

Ya está por cumplirse dos mil años desde que estando en el monte de los olivos; frente
a Jerusalén, Jesús ascendió al cielo y a través de sus mensajeros nos dijo dicho que así
como se iba así vendría; Juan el teólogo al final del libro de apocalipsis escribió; El
que da testimonio de estas cosas dice: Ciertamente vengo en breve. Amén; sí, ven,
Señor Jesús. 21La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos vosotros. Amén. así
con la misma ansia nosotros debemos estar preparados para recibir al Señor en las
nubes muy pronto.

Desarrollo.

Cuanto falta para ver al Salvador? No debería ser esta la pregunta, la pregunta seria
cuanto hemos hecho para recibir al Señor?. La biblia refiere en abundancia de ese día,
como el gran día. Mateo 24:36-37 “36Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los
ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre. 37Mas como en los días de Noé, así será la
venida del Hijo del Hombre.
Antes del gran diluvio en los días de Noé, la maldad fue tal que el mismo Jehová se
arrepintió de haber hecho al Hombre y esa es la misma comparación para el tiempo de
su venida, para los años 70s no se veía tanta delincuencia, el femicidio, los homicidios,
asesinatos y otra acciones barbarás de estos días no se daban o eran ocasionales, la
vida por causa de la maldad a perdido el valor, ya no se respeta al niño, al joven, la
mujer y mucho menos a los ancianos y eso es el cumplimiento de lo profesado por
Jesús, Sodoma y Gomorra tuvieron sucesos iguales, para aquellos ya no se satisfacían
sexualmente de manera natural.

Así como se fue así vendrá, el evento será glorioso, Pablo describe la resurrección y/o
la transformación como en un abrir y cerrar de ojos; un solo pestañeo, se mostrara
como lo hace un relámpago que cruza los cielos; Una breve descripción de su venida;
Hechos1:10-11 “10Y estando ellos con los ojos puestos en el cielo, entre tanto que él se
iba, he aquí se pusieron junto a ellos dos varones con vestiduras blancas, 11los cuales
también les dijeron: Varones galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo? Este mismo
Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al
cielo”, es en el mismo lugar desde donde ascendió donde afirmara sus pies
nuevamente.
El profeta menor Zacarías 14:4 “4Y se afirmarán sus pies en aquel día sobre el monte
de los Olivos, que está en frente de Jerusalén al oriente; y el monte de los Olivos se
partirá por en medio, hacia el oriente y hacia el occidente, haciendo un valle muy
grande; y la mitad del monte se apartará hacia el norte, y la otra mitad hacia el sur”.
Imaginemos el gran sucedo que muy pronto ocurrirá; Mateo 24:27 “27Porque como el
relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la
venida del Hijo del Hombre.” Y ese suceso solamente será el principio del gran gozo de
los redimidos.
Reflexión.

1. Para poder alcanzar las promesas, no solamente se trata de oír la palabra


escrita, va mas allá, por temor a Jehová hay que ponerla por obra, 2 Corintios
7:1 “1Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de
toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el
temor de Dios.
2. A prepararse para las bodas, lavando nuestras ropas para poder entrar al eterno
gozo, Apocalipsis 7:9 “9Después de esto miré, y he aquí una gran multitud, la
cual nadie podía contar, de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas, que
estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas
blancas, y con palmas en las manos”. Que nuestros rostros los haya visto el
Apocalíptico Juan…

Paz y Bendiciones al pueblo escogido del Señor…………………


Cuadernillo elaborado e impreso por:
Ministerio de Literatura y Educación
Obrero: Martir R Rodríguez
Autorizado Por:
Ministro Pastor: H. Randolfo Rodríguez