Está en la página 1de 16

TEORIA POLITICA DEL ESTADO.

Estado: Es una sociedad humana establecida en un territorio que le corresponde,


estructurada y regida por un orden jurídico soberano.

El estado como producto de la actividad humana posee cualidades y


características específicas, para identificar al estado junto con sus elementos
constitutivos (pueblo, territorio, poder) se suma a la idea del Estado como la
autoridad que puede obligar a algo a los ciudadanos.

Los anarquistas sostienen que el estado no debe de existir; niegan el derecho de


reconocer a algún gobernante, cuestionan la imposición de la obediencia y la
obligación de los hombres sometidos a las leyes.

Sociológicamente se define al Estado como la agrupación Política sedentaria con


un poder de mando originario; sin embargo el carácter jurídico es elemental por lo
cual definía al Estado como aquella muchedumbre humana unida por el derecho y
la autoridad.

La doctrina tradicional o clásica que estudia al Estado se denomina Teoría General


del Estado o simplemente Teoría del Estado. La categoría de doctrina comprende
un concepto genérico, es una instrucción fundamental. La teoría en cambio alude
a varias percepciones, es decir, es conocimiento especulativo que comprende
hipótesis con consecuencias de aplicación a toda ciencia.

UNIDAD II: LAS DISCIPLINAS DEL ESTUDIO DEL ESTADO.

Las disciplinas políticas fundamentales estudian diversos aspectos de los hechos


políticos. Los hechos políticos, se distinguen por tener diferente objeto formal,
constituido por los mismos que estudian.

Las disciplinas políticas fundamentales comprenden: La Filosofía Política, Teoría


Política y Ciencia Política.

La Filosofía Política: Es un estudio encaminado a la determinación de las causas


eficientes primeras y últimas de los fenómenos políticos y de los valores que
contienen.
La Historia Política: Narración y critica de los hechos pasados que se traducen en
la realidad misma de la vida política tal como se desarrolló o las ideas políticas de
los pensadores de la época.

La Ciencia Política o Politología: Comprende el estudio de la naturaleza del


estado, de las causas que determinan los procesos políticos y de las constantes y
valores que guían el desenvolvimiento de las instituciones.

La Sociología Política estudia los hechos políticos.

La ciencia política es una ciencia auxiliar de la epoda del Derecho, que comprende
todo lo que el legislador necesita para poder establecer un derecho de carácter
político y lo que el funcionario precisa para su aplicación.

Propone una interpretación científica de los fenómenos políticos de los factores


que contribuyen a estructurar y desarrollar al estado.

El estado es un orden de la convivencia, un producto de la cultura, es una


creación de las comunidades humanas para hacer posible la vida en sociedad.

Se distribuyen en dos grupos:

Ciencias Leales: Concentra su atención en los objetos propios de la lógica y


matemáticas y empela el método inductivo.

Ciencias Reales: Explica los seres de la naturaleza, seres psíquicos y seres


culturales.

Ciencias Naturales: Conjunto de conocimiento sobre las leyes o relaciones


necesarias de los seres de la naturaleza.

Ciencias Psicológicas: Estudia los seres psíquicos y comprende a la psicología


experimental y ciencias del espíritu.

Ciencias Culturales: Comprende el Derecho, Economía, Sociología, Política,


Filología, y en general las demás ciencias sociales.

La enciclopedia política.

Una enciclopedia universal de la política requiere de esfuerzo ingente, que es a


todas luces extraordinario. La extensa obra fue escrita en el curso de los
profundos cambios que operaron en el mundo a raíz de la implosión de los
regímenes marxistas y de la terminación de la guerra fría. La caída de la unión
soviética marca el fin de una era y comienzo de otra. El orden bipolar ha sido
suplantado por el unipolar. La revolución digital ha modelado una nueva forma de
sociedad, que es la sociedad del conocimiento.
¿QUE SON LOS HECHOS POLITICOS?

El estado es una realidad política, es un hecho social de naturaleza política, un


hecho es una realidad; es algo que existe en el mundo del ser.

Esos hechos sociales han existido desde la aparición del hombre y seguirán
existiendo mientras subsista la humanidad de igual manera, esos hechos
sociales, tienen otro matiz que los especifican como políticos, la palabra política
deriva del vocablo griego polis que significa ciudad.

El hecho social político se caracteriza por tener en su base una comunidad


humana formada por obtención del bien común y así tenemos a los gobernantes y
gobernados. En el estado moderno existen grupos sociales que se constituyen,
con la finalidad de obtener o influir en el poder del estado, por ejemplo: los
partidos políticos.

El estado, aunque no es el único hecho político, si es el más importante. La polis


griega y la civitas romana, y los regímenes feudales constituyeron hechos políticos
que explican fenómenos diferentes al del estado moderno. Porque explica la
coexistencia de todos los individuos, de todos los grupos y su misión es más
amplia y general, por ello se le denomina: bien público temporal.
UNIDAD III: EL PROBLEMA DEL METODO EN EL CONOCIMIENTO DEL
ESTADO.

PLANTEAMIENTO E IMPORTANCIA DEL PROBLEMA DEL METODO EN EL


CONOCIMIENTO POLITICO.

Por problema científico se entiende toda dificultad teórica o practica que le


compete a la ciencia resolver; toda cuestión que se trata de aclarar, las situaciones
que no tienen solución conocida; las preguntas que derivan de la observación
científica.

Para identificar y formular problemas, Leoncio Lara Sáenz, propone las siguientes:

1.- El problema debe ser establecido e identificado explícitamente.


2.- El planteamiento del problema debe ser consecuente con el conocimiento
actual y comprobado por teoría científica.
3.- La resolución del problema debe ser viable y es necesario apreciar las
posibilidades reales del investigador para llevarla a cabo.
4.- El problema debe tener importancia como cuestión no resulta en la
investigación científica, es decir, debe ser relevante.
5.- Los problemas deben identificarse y plantearse en forma clara y precisa y de
manera lógica.
6.- El problema debe localizarse en algún sector del conocimiento.
7.- Debe seleccionarse adecuadamente el método en la identificación y
planteamiento del problema.
8.- El problema ha de ofrecer soluciones adecuadas.
9.- El problema debe ser cierto y no seudo problema.
10.- Para identificar el problema deben explicarse los conocimientos existentes y
no inventar información.

LAS CARACTERISTICAS PECULIARES DE LA METODOLOGIA POLITICA


FRENTE A OTRAS METODOLOGIAS.

En un principio los fenómenos políticos se examinaron bajo el criterio dogmático y


se consideraron buenas y verdaderas las situaciones políticas existentes.

Con el florecimiento de la cultura griega, el criterio de apreciación de los


fenómenos políticos, se transformó, no aceptándolos como hechos inexorables,
sino buscando su explicación, reflexionando sobre ellos, naciendo la Ciencia
Política Critica.

Dogmatismo ingenuo: El ocaso de la filosofía pagana y con el advenimiento del


Cristianismo, el pensamiento político se encontró en una etapa de dogmatismo
ingenuo, pues se aceptaba sin discusión el cristianismo para explicar los hechos
políticos.

Dogmatismo Critico: A partir del siglo XII, se recobró el espíritu humano en su


calidad critica, se acepta las verdades de la Iglesia como definitivas, pero
haciendo en torno de las mismas una labor de armonización.

Dogmatismo Racionalista: Se hizo caso omiso a las verdades religiosas y se trató


de buscar la explicación y conocimiento de las cosas en los resultados del
raciocinio.

Materialismo Histórico: Producto de la Revolución Francesa y desigualdades


económicas, provocan una reacción contra esa situación, surgiendo posiciones
ideológicas de repercusión en el pensamiento político, se consideró al factor
económico como único motor y fuente de la actividad humana, surge la
descomposición de la esencia política.

Así, el historicismo de Hegel y Savigny, y determinismo económico de Marx,


señalan las fases iniciales de esta tendencia ideológica, hasta la fecha de hoy
producen la postración de ciencia política.

IMPORTANCIA DEL METODO EN LA TEORIA POLITICA.

Jôrg Kammler plantea que por su necesidad de explicación y construcción social,


la ciencia política debe definir sobre una base histórico-situacional su objeto y sus
mecanismos de acceso a la construcción conceptual del poder.

La lealtad filosófico-ideológica a la que se encuentra atado el analista contribuye


para definir dicha situación.

Se puede localizar a la metodología con dos claras finalidades: con el afán de


criticar y de construir el poder, modificar su uso; o en una línea opuesta, con el
propósito de legitimar y explicar la conservación del mismo, optimizarlo y
acrecentarlo; se le puede ubicar mediante tres claras manifestaciones de su
desarrollo: los procesos, los mecanismos y los actores.
El politólogo adquiere un compromiso histórico por transformar e interpretar la
realidad, para garantizar el progreso y la evolución colectiva.

La metodología de la ciencia política pretende desenvolverse bajo un estatuto de


autonomía.

PLURALIDAD DE METODOS EN EL CONOCIMIENTO POLITICO Y UNIDAD DE


LA REALIDAD.

Las formas de conocer la realidad política varían según las disciplinas y los
métodos que ellos utilizan para acercarse a la misma. Existe un objeto y una
pluralidad de métodos para acercarse a él. Complejando un poco la cuestión, es
indudable que la propia metodología y marco teórico que forman una perspectiva
de la realidad política, construyen o reconstruyen su objeto de estudio.

Sujeto y objeto de conocimiento se constituyen a través del conjunto de actos y


técnicas que conforman el método.

El conocimiento vulgar asimilable a lo que los griegos llamaban la doxa u opinión


política y el conocimiento científico o metódico de la realidad política, se
caracteriza por ser buscado de forma consciente, a través de un marco teórico,
métodos y técnicas.
UNIDAD IV: INTEGRACION Y ARTICULACION DEL CONOCIMIENTO POLITICO.

La ciencia política surgió como una forma de pensamiento filosófico que estuvo
dentro de otras ciencias y que al transcurrir de las investigaciones le tomaron más
importancia y a lo largo del tiempo paso por diversas etapas y periodos que la
fueron fortaleciendo y dando consistencia hasta llegar a ser conocida como una
ciencia autónoma a fines del siglo XIX relacionándose con otras ciencias sociales
para una mejor explicación de los fenómenos que estudia.

INTEGRACION DEL CONOCIMIENTO POLITICO EN EL CAMPO DE LA CIENCIA


DESCRIPTIVA.

El nombre de ciencia política empieza a entrar en el lenguaje común en la


segunda mitad del siglo XIX. Entre la masa de autores que contribuyen a hacer
salir la ciencia política de su prehistoria, para constituirla realmente en disciplina
autónoma, se destacan: Tocqueville, Comte y Karl Marx.

Tocqueville: En cuanto al método este inicia la observación directa de hechos. En


su obra democracia en América, efectuó una investigación sobre la técnica de los
intervieus. Inicia la observación sistemática, intento construir a través de los
hechos una imagen coherente del sistema Americano; reemplazo la observación
sistemática por la empírica.

Comte: Importante por haber redactado Sistema de Política Positiva y haber


aportado los elementos a la ciencia política; sentó las bases objetivas del método
científico. Es el primero en demostrar la necesidad de la objetividad en el análisis
de los fenómenos sociales.

Karl Marx: El paso del socialismo utópico al científico señala una etapa decisiva en
la historia de las ideas políticas. Marx recoge las ideas de ciencia política de sus
antecedentes.

La aportación decisiva de Marx a la ciencia política es la de haber aportado una


nueva explicación general de los fenómenos del poder.

A finales del siglo XIX está en apogeo la ciencia política. Se aprecia cierto
movimiento a favor del reconocimiento oficial de la disciplina, de su entrada a las
instituciones oficiales.
Los motivos esenciales que explican el desarrollo de esta tendencia son:
El desarrollo del concepto de ciencia política; primero se hizo ciencia política sin
saberlo, pero progresivamente se fue precisando hasta que se hizo clara.

Los progresos de la libertad política, en los sistemas monárquicos y autoritarios,


en un régimen de intolerancia la ciencia política es inconcebible, como en los
sistemas democráticos la libertad y la tolerancia forman parte de él.

El concepto de eficacia política y administrativa. La idea de formar administradores


más capaces gracias a la ciencia política, formándose facultades o escuelas de
ciencia política y administración.

MATERIAS QUE ABARCA LA ACTUAL CIENCIA POLITICA DESCRIPTIVA.

La ciencia política critica o descriptiva es aquella que estudia al hombre y su


actuación en el medio político describiendo su entorno y sus actos que realiza en
la sociedad para alcanzar sus aspiraciones políticas. El carácter crítico son
aquellos actos que la norma valorativa descansa en verdades que se han
alcanzado después de reflexionar acerca de la validez de los propios juicios.

Según Héller la ciencia política descriptiva abarca 7 puntos:

1.- Adquisición, organización y división del poder político de un estado.


2.- Descripción y organización del poder político.
3.- La crítica de la constitución jurídica.
4.- Descripción de las formas de Gobierno y de la estructura y funcionamiento de
los grupos políticos.
5.- Estudio del pensamiento político a través del tiempo: influencias ideas.
6.- Del estudio de las relaciones del poder político con otros grandes poderes
(iglesia, prensa, poder económico, etc.)
7.- De las relaciones del estado con otros estados.

La teoría del estado se sirve de la ciencia política y se apoya en las disciplinas


políticas fundamentales: filosofía política, historia política y ciencia filosófica-
histórica de la política.

INTEGRACION DEL CONOCIMIENTO POLITICO EN LA TEORIA DEL ESTADO:


ORIGEN DE SU PROBLEMÁTICA.

La modernidad de la ciencia política está de acuerdo no solo con la modernidad


del estado, sino incluso con la modernidad de la misma palabra estado.
Antecedentes de esta palabra referente a los asuntos públicos o a la cosa pública
son en la antigüedad términos como polis, civitas, regnum, república y otros.

La palabra estado es de uso generalizado en los tiempos de Maquiavelo, aunque


no de manera univoca y muchas veces ni siquiera con el mismo significado,
siendo el quien uso la expresión para designar a la organización del poder político
en su libro El Príncipe.

La primera forma de estado moderno que aparece es la del Estado Absolutista,


Nacional y Monárquico, que surge en Francia al término de la Guerra de los cien
años; en Inglaterra después de la Guerra de las Dos Rosas, durante la Monarquía
de los Tudor, y en España al concluir la Guerra de Reconquista. Con las
revoluciones burguesas surgen las monarquías constitucionales y las repúblicas
sin faltar los estados militares, el más grandioso de los cuales fue el imperio de
Napoleón.

El estado es la institución suprema o ultima; ninguna otra posee igual poder de


integración. Es una institución sólida, coherente y rigurosa, siendo de hecho un
sistema articulado de instituciones. El estado es administrado por el gobierno, el
cual a si vez está conformado por individuos y grupos que tienen el poder de
decidir en su nombre. Solo hay estado donde la autoridad ha sido
institucionalizada.

El estado actual de la ciencia política obedece a transformaciones exógenas y


endógenas. Las primeras se refieren a los cambios que en las últimas décadas se
registran en el mundo, y que suponen objetos de estudios móviles, complejo y en
ocasiones inaprehensibles. Las segundas conciernen al replanteamiento interno
de la disciplina en sus métodos de trabajo, perspectivas teóricas, aparatos de
investigación causal, así como el tono, límites y alcance de los debates.

MATERIAS PROPIAS DE LA TEORIA DEL ESTADO.

En la actualidad en la teoría del estado se dan dos enfoques distintos, pero


complementarios.

Derecho constitucional: Usa una metodología normativo-jurídica.


Ciencia Política: Usa una metodología empírica-sociológica.

Pero ambos enfoques han sido objeto de críticas.


El derecho constitucional: por centrarse en la personalidad jurídica del estado
pierde de vista la realidad práctica de su objeto. El estado desaparece detrás de
su producto, el ordenamiento jurídico político, que es estudiado en un terreno
puramente normativo-formal.

La ciencia política: Al concentrarse exclusivamente en la realidad fáctica de la


acción del estado, pierde de vista aquel carácter normativo que le es consustancial
y en consecuencia se queda en la consideración de los meros epifenómenos, lo
cual se advierte al comprobar como la politología contemporánea ha sustituido el
concepto de estado por el de sistema político.

Existe una serie de elementos fundamentales para la creación de un estado;


aparecerán la existencia de un pueblo, con un territorio, un poder y una soberanía.
Además de estos elementos debe existir un poder legislativo, otro ejecutivo y el
judicial. Todo esto debe combinarse con la existencia de unas relaciones
internaciones, porque para que un estado se establezca como tal debe ser
reconocido por el resto de los estados.

Finalmente deberá realizar un estudio de la constitución para conformar el estado


de derecho. Para la formación de un estado Héller establece que estas materias
son:

 Organización y división del poder político y su adquisición.


 Conexiones causales de esta organización de poder.
 Formas de autoridad política.
 Papel que tienen las ideas políticas en el estado en la formación de los
cuerpos políticos.
 Teorías de la representación y teorías de los partidos.
 Relación de los poderes públicos con otros poderes sociales (iglesia,
opinión, prensa…).
 Política internacional.
 La teoría del estado debe conocer el derecho pero no la jurisprudencia
dogmática.
REQUISITOS EXIGIDOS POR LA CONSTITUCION POLITICA A LOS
SERVIDORES PUBLICOS.

SENADORES:

ARTÍCULO 58. Para ser senador se requieren los mismos requisitos que para ser
diputado, excepto el de la edad, que será la de 25 años cumplidos el día de la
elección.

DIPUTADOS:

ARTÍCULO 55. Para ser diputado se requieren los siguientes requisitos:

I. Ser ciudadano mexicano, por nacimiento, en el ejercicio de sus derechos.

II. Tener veintiún años cumplidos el día de la elección;

III. Ser originario del Estado en que se haga la elección o vecino de él con
residencia efectiva de más de seis meses anteriores a la fecha de ella.

Para poder figurar en las listas de las circunscripciones electorales plurinominales


como candidato a diputado, se requiere ser originario de alguna de las entidades
federativas que comprenda la circunscripción en la que se realice la elección, o
vecino de ella con residencia efectiva de más de seis meses anteriores a la fecha
en que la misma se celebre.

La vecindad no se pierde por ausencia en el desempeño de cargos públicos de


elección popular;

IV. No estar en servicio activo en el Ejército Federal ni tener mando en la policía o


gendarmería rural en el Distrito donde se haga la elección, cuando menos noventa
días antes de ella;

V. No ser titular de alguno de los organismos a los que esta Constitución otorga
autonomía, ni ser Secretario o Subsecretario de Estado, ni titular de alguno de los
organismos descentralizados o desconcentrados de la administración pública
federal, a menos que se separe definitivamente de sus funciones 90 días antes del
Día de la elección.

No ser Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, ni Magistrado, ni


Secretario del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, ni Consejero
Presidente o consejero electoral en los consejos General, locales o distritales del
Instituto Nacional Electoral, ni Secretario Ejecutivo, Director Ejecutivo o personal
profesional directivo del propio Instituto, salvo que se hubiere separado de su
encargo, de manera definitiva, tres años antes del día de la elección.
Los Gobernadores de los Estados y el Jefe de Gobierno del Distrito Federal no
podrán ser electos en las entidades de sus respectivas jurisdicciones durante el
periodo de su encargo, aun cuando se separen definitivamente de sus puestos.

Los Secretarios del Gobierno de los Estados y del Distrito Federal, los Magistrados
y Jueces Federales o del Estado o del Distrito Federal, así como los Presidentes
Municipales y titulares de algún órgano político–administrativo en el caso del
Distrito Federal, no podrán ser electos en las entidades de sus respectivas
jurisdicciones, si no se separan definitivamente de sus cargos noventa días antes
del día de la elección;

VI. No ser ministro de algún culto religioso, y

VII. No estar comprendido en alguna de las incapacidades que señala el artículo


59.

PRESIDENTE DE LA REPUBLICA:

ARTÍCULO 82. Para ser Presidente se requiere:

I. Ser ciudadano mexicano por nacimiento, en pleno goce de sus derechos, hijo de
padre o madre mexicanos y haber residido en el país al menos durante veinte
años;

II. Tener 35 años cumplidos al tiempo de la elección;

III. Haber residido en el país durante todo el año anterior al día de la elección. La
ausencia del país hasta por treinta días, no interrumpe la residencia;

IV. No pertenecer al estado eclesiástico ni ser ministro de algún culto;

V. No estar en servicio activo, en caso de pertenecer al Ejército, seis meses antes


del día de la elección;

VI. No ser Secretario o subsecretario de Estado, Fiscal General de la República,


gobernador de algún estado ni Jefe de Gobierno del Distrito Federal, a menos de
que se separe de su puesto seis meses antes del día de la elección; y

VII. No estar comprendido en alguna de las causas de incapacidad establecidas


en el artículo 83.

MINISTRO DE LA SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA NACION:

ARTÍCULO 95. Para ser electo ministro de la Suprema Corte de Justicia de la


Nación, se necesita:
I. Ser ciudadano mexicano por nacimiento, en pleno ejercicio de sus derechos
políticos y civiles;

II. Tener cuando menos treinta y cinco años cumplidos el día de la designación;

III. Poseer el día de la designación, con antigüedad mínima de diez años, título
profesional de licenciado en derecho, expedido por autoridad o institución
legalmente facultada para ello;

IV. Gozar de buena reputación y no haber sido condenado por delito que amerite
pena corporal de más de un año de prisión; pero si se tratare de robo, fraude,
falsificación, abuso de confianza y otro que lastime seriamente la buena fama en
el concepto público, inhabilitará para el cargo, cualquiera que haya sido la pena;

V. Haber residido en el país durante los dos años anteriores al día de la


designación; y

VI. No haber sido Secretario de Estado, Fiscal General de la República, senador,


diputado federal ni gobernador de algún Estado o Jefe de Gobierno del Distrito
Federal, durante el año previo al día de su nombramiento.

Los nombramientos de los Ministros deberán recaer preferentemente entre


aquellas personas que hayan servido con eficiencia, capacidad y probidad en la
impartición de justicia o que se hayan distinguido por su honorabilidad,
competencia y antecedentes profesionales en el ejercicio de la actividad jurídica.

GOBERNADORES:

ARTÍCULO 116. El poder público de los Estados se dividirá, para su ejercicio, en


Ejecutivo, Legislativo y Judicial, y no podrán reunirse dos o más de estos poderes
en una sola persona o corporación, ni depositarse el Legislativo en un solo
individuo.

Sólo podrá ser gobernador constitucional de un Estado un ciudadano mexicano


por nacimiento y nativo de él, o con residencia efectiva no menor de cinco años
inmediatamente anteriores al día de los comicios, y tener 30 años cumplidos el día
de la elección, o menos, si así lo establece la Constitución Política de la Entidad
Federativa.
PARTIDOS DE IZQUIERDA, DERECHA Y CENTRO.

Los partidos políticos de México se dividen según el espectro político tradicional


en derecha, centro e izquierda, existiendo en cada uno de estos apartados uno de
los tres grandes partidos, aunque algunos han fluctuado entre la derecha y el
centro.

Partido acción nacional (pan):


Autodefinido como de centro humanista y reformista e ideología
democratacristiana pero tradicionalmente considerado de derecha.

Partido revolucionario institucional (pri):


Oficialmente de centro-izquierda, pero que a lo largo de su historia ha fluctuado
entre la izquierda, el centro e incluso la derecha durante tiempos recientes,
generalmente se le considera de centro, incluso, el gobierno más izquierdista que
ha tenido México ha sido el de lázaro cárdenas, y el más derechista, el de Carlos
salinas de Gortari.

Partido de la revolución democrática (prd):


Partido que aglutina a la mayoría de las fuerzas de izquierda mexicana, aunque
por lo regular se le considera socialdemócrata es difícil de definir, pues en su seno
conviven corrientes desde izquierda hasta izquierda revolucionaria y antiguos
comunistas.

Partido del trabajo (pt):


De ideología de izquierda, fusión de varias organizaciones de lucha social y
urbana en los estados de la república, en diferentes elecciones se ha aliado con el
pri o con el prd.

Convergencia:
Se define como un partido socialdemócrata, en las elecciones federales se ha
aliado al prd.

Partido verde ecologista de México (pvem):


Se declara a sí mismo un partido cuya lucha es la preservación de la ecología en
las políticas públicas, se alió con el pan y con el pri.

Derecha significa conservación del orden establecido, que es desigual e injusto,


pero que los partidos de derecha tienden a justificar con distintos argumentos
vinculados a la religión, la raza, etc., persigue la igualdad de la sociedad.

Izquierda cuando las acciones de un partido son favorables al progreso social y al


cambio del orden establecido por uno nuevo, más favorable a la libertad e
igualdad.

Centro cuando un partido se encuentra en una posición ecléctica entre los de


derecha e izquierda, significa una transacción entre la conservación del orden
establecido y la necesidad de cambio de los aspectos más defectuosos de los
mismos.