Está en la página 1de 9

1

Bienvenida,,, Alabanza…

CONFESION

Esta primera parte de esta media vigilia la apartamos para un tiempo de confesión y
arrepentimiento porque?
Pensé mucho porque empezar por confesión y arrepentieminto, acaso queremos
impresionar a Dios esta noche y decirle de alguna manera, mira Dios, me duele mi pecado, me
duele el haberte ofendido, perdóname, tu para esto derramaste tu sangre, lávame, ahora
queremos tu bendición para hacer la evangelización, o podríamos poner cualquier otra bendicion
que quisiéramos de el, mejor trabajo, salud, etc…. mira ya confesé mi pecado, ahora ya cumplí
contigo ahora tu cumple con nosotros conmigo…
Si vendríamos con este pensamiento estamos errados, si esta es nuestra actitud estamos
equivocados, al Señor no le impresionan las lagrimas y el pesar si vienen de un corazón divido, un
corazón que quiere estar con el pero también amar al mundo.
Como esta tu corazón? Santiago describe al creyente con lealtad dividida, doble animo..
Esas personas no deberían esperar nada del Señor; su lealtad está dividida entre Dios y el mundo, y
son inestables en todo lo que hacen.
(Santiago 1:7-8)

Y más adelante en su carta dice cual es el antídoto del hombre o mujer que se da cuenta
que tiene su lealtad dividida---
Acérquense a Dios, y Dios se acercará a ustedes. Lávense las manos, pecadores; purifiquen su
corazón, porque su lealtad está dividida entre Dios y el mundo. Derramen lágrimas por lo que han
hecho. Que haya lamento y profundo dolor. Que haya llanto en lugar de risa y tristeza en lugar de
alegría. Humíllense delante del Señor, y él los levantará con honor.
(Santiago 4:8-10)

La necesidad primordial de los cristianos es tener un corazón creciendo en santificación al


Señor, es decir un corazón que cada vez mas odie el pecado en cualquiera de sus formas y que
ama mas al Señor, su obra y al prójimo. No nos acercamos esta noche esperando hacer un trueque
con el Señor mira nuestro esfuerzo de orar 5 oras, y mira empezamos confesando nuestros
pecados… bendícenos ahora… no venimos a su presencia porque hemos comprendido que
separados de él nada podemos hacer….

Toda obra que hagamos o queramos hacer, llámese como se llame si no nace de un
corazón puro para con el Señor, cuya motivación sea Su gloria y nada más, no tendrá valor eterno.
El Señor nos llama a orar pero nos llama a orar con esta condición:

Deseo que en cada lugar de adoración los hombres oren con manos santas, levantadas a Dios, y
libres de enojo y controversia.
(1 Timoteo 2:8)
El Señor nos quiere aquí? Si, quiere que oremos? , sí, pero con manos santificadas, apartadas
para el uso exclusivo del Señor, manos levantadas hacia Dios sabiendo que de el y por su buena
voluntad recibiremos lo que pedimos, pero necesitamos estar libres de enojo y controversia, otra
traducción dice, contienda…

 El primer punto que el Señor nos manda a examinar en nuestro corazón, nuestras manos,
es decir nuestras motivaciones y nuestras acciones están motivadas por el enojo? la ira? la
contienda?
Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los
demás como superiores a él mismo; no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual
también por lo de los otros. Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús,
(Filipenses 2:3-5)
En lo que hago y lo que digo lo hago para impresionar a los demás? Lo hago de manera
egoísta solo en mi beneficio, que provecho yo saco de esto, sin importarme el bien del otro?
Empecemos evaluándonos en nuestra relación más cercana con nuestro cónyuge, los
casados los solteros con sus hermanos, padres, me manejo de esta manera con mis parientes? En
mi iglesia? Como contrarrestamos el enojo, la ira, la contienda? Con el perdón hermanos, que el
Señor nos ayude a perdonar como el nos perdono en Cristo.
2

OREMOS--- Dado que Dios los eligió para que sean su pueblo santo y amado por él, ustedes tienen
que vestirse de tierna compasión, bondad, humildad, gentileza y paciencia. Sean comprensivos con
las faltas de los demás y perdonen a todo el que los ofenda. Recuerden que el Señor los perdonó a
ustedes, así que ustedes deben perdonar a otros.
(Colosenses 3:12-13)

 Creo que otro aspecto que debemos examinar como estamos usando nuestro cuerpo el
templo del espíritu santo,
»Tu ojo es una lámpara que da luz a tu cuerpo. Cuando tu ojo es bueno, todo tu cuerpo está lleno
de luz pero, cuando tu ojo es malo, tu cuerpo está lleno de oscuridad. Asegúrate de que la luz que
crees tener no sea en realidad oscuridad. Si estás lleno de luz, sin rincones oscuros, entonces toda
tu vida será radiante, como si un reflector te llenara con su luz».
(Lucas 11:34-36)

Hay una relación directa entre con que llenamos nuestro ojo y lo que a través de nuestro
cuerpo podremos hacer, si llenamos nuestro ojo de oscuridad la consecuencia lógica será que no
serviremos como luz para las personas o podemos estar llenos de la luz de Cristo, de su palabra y
ser de bendición a las personas a través de lo que hacemos.

De que están llenos mis ojos? Mi mente? Em que enfoco mi atención? en cosas vanas?
Vacías? me conozco los últimos detalles de las últimas películas o series de la TV o cine, o novelas,
los jóvenes, me conozco todos los detalles de los últimos video juegos? Sin embargo conozco a
penas 4 o 5 versículos de memoria? Y que tal con la lujuria? No es solo un mal que ataca a los
hombres también las mujeres, en esta sociedad en que la sensualidad es tan accesible cuido lo que
veo? mis ojos están llenos de lujuria por las imágenes que llenan mi mente?
Quizá por llenar tus ojos de estas y otras oscuridades, por enfocar tu atención en lo
terrenal, en lo temporal, tu vida espiritual está apagada, por eso tanta apatía por eso para ti la
vida cristiana es solo asistir a la iglesia los domingos y ya.
El Señor Jesús dijo Yo soy la luz del mundo el que me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá
la luz de la vida…
Algunas personas tienen en su casa una pieza donde es deposito, por no decir
cachivachero, y no le ponen luz a propósito para no ver el desorden.
Eso describe tu vida? hay algo oculto en tu corazón que lo ha entrado por tus ojos? el
Señor es tu luz y tu salvación, esta es una oportunidad que él nos da a todos de permitirle que
entre en los pensamientos, escondidos, que nadie conoce, y sacarlo todo a la luz de Cristo,
No participen en las obras inútiles de la maldad y la oscuridad; al contrario, sáquenlas a la luz. Es
vergonzoso siquiera hablar de las cosas que la gente malvada hace en secreto. No obstante, sus
malas intenciones se descubrirán cuando la luz las ilumine, porque la luz hace todo visible. Por eso
se dice: «Despiértate tú que duermes, levántate de los muertos, y Cristo te dará luz».
(Efesios 5:11-14)

Despiértate, levántate, el Señor te ha llamado de las tinieblas a su luz admirable para que
andes en Su luz.
OREMOS---SACA ANTE EL SEÑOR AQUELLO ESCONDIDO, DICELO POR NOMBRE DILE QUE TE
LIMPIE CON SU PRESIOSA SANGRE Y TE DE EL PODER PARA VIVIR EN SU LUZ. Imagínense cuánto
más la sangre de Cristo nos purificará la conciencia de acciones pecaminosas* para que adoremos
al Dios viviente. Pues por el poder del Espíritu eterno, Cristo se ofreció a sí mismo a Dios como
sacrificio perfecto por nuestros pecados.
(Hebreos 9:14)

 Otro aspecto que creo que el señor quiere que nos examinemos es el siguiente
Recuerden que es pecado saber lo que se debe hacer y luego no hacerlo.
(Santiago 4:17)

En alguna ocasión el señor te ha dicho con mucha claridad lo que quiere que hagas pero
hasta ahora le pones excusas para no hacerlo? Alguna obra de amor al prójimo, o algún ministerio
en la iglesia, o algún mandato claro en la palabra del Señor pero hasta ahora no haces nada para
empezar a obedecer? Quizá porque tienes otras prioridades dices, o porque aun no estás
preparado o el famoso dicho “eso tienen que hacerlo los pastores para eso se les paga”…. No se…
tu y el Señor lo saben..
3

Pero no sólo escuchen la palabra de Dios, tienen que ponerla en práctica. De lo contrario,
solamente se engañan a sí mismos. Pues, si escuchas la palabra pero no la obedeces, sería como
ver tu cara en un espejo. Te ves a ti mismo, luego te alejas y te olvidas cómo eres. Pero, si miras
atentamente en la ley perfecta que te hace libre y si la pones en práctica y no olvidas lo que
escuchaste, entonces Dios te bendecirá por tu obediencia.
(Santiago 1:22-25)

»Y un siervo que sabe lo que su amo quiere, pero no se prepara ni cumple las instrucciones, será
severamente castigado.
(Lucas 12:47)

ORACION---- ninguna excusa valdrá el día que estemos ante el tribunal de Cristo, si el ha sido claro
conmigo en hacer tal cosa o deje de hacer tal otra, y yo continuo, será una gran vergüenza para mi
ante su presencia…. Cuando no le obedezco al Señor estoy diciendo con esa actitud que cualquier
otra cosa es mas importante, mas valiosa y mas estimada para mi que su voluntad.

 El otro aspecto que el Señor nos quiere examinar es nuestras relaciones en la familia.
Esposas, sujétese cada una a su esposo como corresponde a quienes pertenecen al Señor. Maridos,
ame cada uno a su esposa y nunca la trate con aspereza. Hijos, obedezcan siempre a sus padres,
porque eso agrada al Señor. Padres,* no exasperen a sus hijos, para que no se desanimen.
(Colosenses 3:18-21)
Acá el Señor nos da claros mandatos a cada uno, esposas presentes, se sujetan y respetan,
honran a su marido? Le ayudan a su esposo en la tarea que tiene él de ser la cabeza del hogar?
Maridos, aman a su esposa con ternura y delicadeza? Mira lo que dice el apostol pedro
De la misma manera, ustedes maridos, tienen que honrar a sus esposas. Cada uno viva con su
esposa y trátela con entendimiento. Ella podrá ser más débil, pero participa por igual del regalo de
la nueva vida que Dios les ha dado. Trátala como es debido, para que nada estorbe tus oraciones.
(1 Pedro 3:7)
Me llama la atención que dice que la tratemos con entendimiento, hay que poner el
mismo empeño que ponemos por entender como reparar algo en la casa hay que esforzarnos por
entender a nuestra esposa, eso es amarla, si no la trato como debe ser, mis oraciones serán
estorbadas…
Hijos, si vives en casa de tus padres, dependes de ellos, les debes obediencia, aunque
tengas 40 años, de nada sirve que un joven participe en la iglesia forme parte de algún ministerio
si en su casa es rebelde a sus padres…
Padres… con tus actitudes y palabras estas llenando el corazón de tus hijos de bendición o de
maldición? Estas llenando su tanque de afectos positivos o de rencor hacia ti o contra sus
hermanos por hacer distinciones??? Esto da para explayarnos mucho mas pero quisiera que esas
preguntas las respondas…
OREMOS-----Esposa estas honrando, respetando a tu marido? Marido estas amando con ternura a
tu esposa? Hijos están siendo rebeldes u obedientes a sus padres? Padres, están bendiciendo o
maldiciendo a sus hijos?

Todo este examen sería una tortura psicológica y espiritual si no fuera porque es el mismo
amado Hijo de Dios es quien ha llevado sobre la cruz nuestra culpa y vergüenza, entonces
decidámonos delante de Dios de vivir de espaldas al pecado en cualquiera de sus formas y de cara
a Cristo y su gloria. Que el Señor nos de su gracia y paz.
4

Como saber si tengo necesidad de confesar algún pecado a Dios?


Como esta mi vida privada? Que hago cuando nadie me ve? Si podría ver a jesus y el estaría
acompñandome cuando los demás no están a mi lado, le agraadaria en las cosas que ocupo mi
tiempo? O las desaprobria? Cuales son los pensamientos que dominan mi mente? Pensamintos de
bien, pensamientos de cómo servir al prójimo a Dios? O pensamientos pecaminosos, como de
envidia, celos, lujuria? El que sabe hacer lo bueno y no lo hace le es pecado… soy consciente de
algo que Dios me dijo que haga o deje de hacer hace mucho o hace poco y yo estoy poniendo
excusas para no hacerlo? Para los casados, la relación con tu esposa es la que Dios espera? La
relación con tu esposo es la que Dios demanda de ti? Estas guiando a tu familia a una vida de amor
a Dios sobre todas las cosas? Esto para ambos pero con mayor responsabilidad al marido.
UN VERDAERO ARRPENTIEMINTO ES UNA CUESTION DEL CORAZON, no de apariencias, no de una
cara triste, o de lagrimas, las emociones sin convicciones son pasajeras, las lagrimas no son malas,
pero si solo quedan en lagrimas sin un cambio de actitud ante el pecado no sirven de nada.
El arrpentiemito nos lleva a Cristo, al pie de la cruz, donde tenemos que humillarnos, pues
nuestros pecados fueron colocados sobre el hijo de Dios, y es por ese sacrificio de Jesus que
tenemos posibilidad de perdon y restauración, sin la cruz de cristo sin jesus, sin derramamiento de
sangre no hay remisión de pecados Heb 9:22 De hecho, según la ley de Moisés, casi todo se
purificaba con sangre porque sin derramamiento de sangre no hay perdón.

Terminar orano unos por otros para ser sanados, …

Vemos en el antiguo testamento ejemplo del pueblo de Israel, que antes de realizar alguna obra
el Señor llamo a sus siervos a confesar sus pecados, llamo al arrepentimiento, vemos el ejemplo de
Nehemías
Neh 1:3 Me dijeron: «Las cosas no andan bien. Los que regresaron a la provincia de Judá tienen
grandes dificultades y viven en desgracia. La muralla de Jerusalén fue derribada, y las puertas
fueron consumidas por el fuego».
Neh 1:4 Cuando oí esto, me senté a llorar. De hecho, durante varios días estuve de duelo, ayuné y
oré al Dios del cielo,
Neh 1:5 y dije: «Oh SEÑOR, Dios del cielo, Dios grande y temible que cumples tu pacto de amor
inagotable con los que te aman y obedecen tus mandatos,
Neh 1:6 ¡escucha mi oración! Mírame y verás que oro día y noche por tu pueblo Israel. Confieso
que hemos pecado contra ti. ¡Es cierto, incluso mi propia familia y yo hemos pecado!
Neh 1:7 Hemos pecado terriblemente al no haber obedecido los mandatos, los decretos y las
ordenanzas que nos diste por medio de tu siervo Moisés.

Al ver la situación muy mala en que estaba la ciudad de Jerusalén Nehemías confiesa al
Señor su pecado propio y del pueblo, y esto vemos que le prepara para la obra que el Señor le
tenía designado, el reconstruir la muralla de Jerusalén.

Una promesa que le dio el Señor a salomón al terminar de construir el templo


2Cr 7:11 Así que Salomón terminó de construir el templo del SEÑOR y también el palacio real.
Llevó a cabo todo lo que había pensado hacer en la construcción del templo y del palacio.
2Cr 7:12 Luego una noche el SEÑOR se le apareció a Salomón y le dijo: «He oído tu oración y he
elegido este templo como el lugar para que se realicen sacrificios.
5

2Cr 7:13 Puede ser que a veces yo cierre los cielos para que no llueva o mande langostas para que
devoren las cosechas o envíe plagas entre ustedes;
2Cr 7:14 pero si mi pueblo, que lleva mi nombre, se humilla y ora, busca mi rostro y se aparta de
su conducta perversa, yo oiré desde el cielo, perdonaré sus pecados y restauraré su tierra.
2Cr 7:15 Mis ojos estarán abiertos y mis oídos atentos a cada oración que se eleve en este lugar.
El Señor le dice a salomón en otras palabras, van a haber días difíciles, que yo voy a permitir que
ustedes pasen, pero si en esos momentos ustedes se humillan, oran, me buscan y se apartan de su
pecado, yo les oiré, perdonare y restaurare.
Y hoy viviendo bajo la gracia, necesitamos confesar nuestros pecados y arrepentirnos de ellos o ya
no?
Mucho mas aun, nosotros deberíamos temer, el andar por fe por gracia no me autoriza a vivir
como quiero, sino que eso debería darme un enorme sentido de gratitud y reverencia y temor y
asi servir al Señor.
Rom 6:1 Ahora bien, ¿deberíamos seguir pecando para que Dios nos muestre más y más su gracia
maravillosa?
Rom 6:2 ¡Por supuesto que no! Nosotros hemos muerto al pecado, entonces, ¿cómo es posible
que sigamos viviendo en pecado?
Nuestro problema sigue siendo el mismo que el pueblo de Israel, no honramos al Señor como el lo
merece, no lo amamos como el se merece, no dimensionamos lo feo, lo malo, lo destructivo del
pecado, porque no entendemos ni conocemos la verdadera santidad del Señor.

El pueblo de Israel tenia un serio problema con el Señor de boca para afuera era todo aleluya, pero
su corazón estaba lejos del Señor
Isa 29:13 Así que el Señor dice: «Este pueblo dice que me pertenece; me honra con sus
labios, pero su corazón está lejos de mí. Y la adoración que me dirige no es más que reglas
humanas, aprendidas de memoria.*
Hoy no es distinto entre nosotros, que quiere el Señor cristianos frios, tibios o fervientes,
encendidos?
Todos sabemos que el Señor quiere que estemos fervientes, que nuestras lámparas estén
encendidas, que nuestro corazón arda de pasión por el.
Pero cuál es nuestra realidad? Cuál es mi verdadera condición ante el Señor, cual es tu
verdadera condición ante el Señor? Estas frio, indiferente ante el Señor y su obra, estas
tibio, o estas tu corazón encendio para el Señor?
Le pido al Señor que el mismo nos examine no sere yo a ustedes ni ustedes a mi, será su
palabra a nosotros. La verdad este es un llamado urgente para todos nosotros, los
presentes, quisiera antes de pasar a examinarnos leer lo que el Señor le dijo a una de las
iglesias del apocalipsis.
Apo 3:14 »Escribe esta carta al ángel de la iglesia de Laodicea. Éste es el mensaje de aquél
que es el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio* de la nueva creación de Dios:
Apo 3:15 »Yo sé todo lo que haces, que no eres ni frío ni caliente. ¡Cómo quisiera que
fueras lo uno o lo otro!
Apo 3:16 Pero, ya que eres tibio, ni frío ni caliente, ¡te escupiré de mi boca!
Apo 3:17 Tú dices: “Soy rico, tengo todo lo que quiero, ¡no necesito nada!”. Y no te das
cuenta que eres un infeliz y eres un miserable; eres pobre, ciego y estás desnudo.
Apo 3:18 Así que, te aconsejo que de mí compres oro —un oro purificado por fuego —y
entonces serás rico. Compra también ropas blancas de mí, así no tendrás vergüenza por
tu desnudez y compra ungüento para tus ojos, para que así puedas ver.
Apo 3:19 Yo corrijo y disciplino a todos los que amo. Por lo tanto, sé diligente y
arrepiéntete de tu indiferencia.
Apo 3:20 »¡Mira! Yo estoy a la puerta y llamo. Si oyes mi voz y abres la puerta, yo entraré y
cenaremos juntos como amigos.
Apo 3:21 Todos los que salgan vencedores se sentarán conmigo en mi trono, tal como yo
salí vencedor y me senté con mi Padre en su trono.
Apo 3:22 »Todo el que tenga oídos para oír debe escuchar al Espíritu y entender lo que él
dice a las iglesias».
El señor odia la tibiesa, el Señor rechaza la tibieza, dice que le da asco, no lo puede
soportar debe escupir al tibio, como esta mi relación con el Señor?
Como es un corazón tibio para el Señor? Me gusta como el autor francis chan escoge algunos
versículos y los utiliza para ayudarnos a evaluarnos si somos tibios en algún area.
 LAs PERSONAS TIBIAS asisten a la iglesia con bastante regularidad. Es lo que se espera de
ellas, lo que ellas creen que hacen "los buenos cristianos", y por eso van.
Isa 29:13 Así que el Señor dice: «Este pueblo dice que me pertenece; me honra con
sus labios, pero su corazón está lejos de mí. Y la adoración que me dirige no es más que
reglas humanas, aprendidas de memoria.
 LAS PERSONAS TIBIAS dan dinero a obras benéficas y a la iglesia . . . siempre que eso no
afecte su estilo de vida. Si tienen algo extra y es seguro dar, entonces lo hacen. Después de todo,
Dios ama al dador alegre, ¿no es cierto?
6

1Cr 21:24 Pero el rey David le respondió a Arauna: —No, sino que insisto en comprarla por
el precio total. No tomaré lo que es tuyo para dárselo al SEÑOR. ¡No presentaré ofrendas
quemadas que no me hayan costado nada!
Mientras Jesús estaba en el templo, observó a los ricos que depositaban sus ofrendas
en la caja de las ofrendas. Luego pasó una viuda pobre y echó dos monedas pequeñas.*
«Les digo la verdad —dijo Jesús—, esta viuda pobre ha dado más que todos los demás.
Pues ellos dieron una mínima parte de lo que les sobraba, pero ella, con lo pobre que
es, dio todo lo que tenía».
(Lucas 21:1-4)

 LAs PERSONAS TIBIAS Desean encajar tanto dentro como fuera de la iglesia; por eso cuando
están ante una decisión entre hacer lo correcto o lo incorrecto tienden a escoger lo que la
mayoría hace, siguen la corriente de la mayoría, por encima de lo que es correcto. Se preocupan
más por lo que la gente piense de sus actos (como su asistencia a la iglesia y sus ofrendas) que
de lo que Dios opine de su corazón y su vida.

Qué aflicción les espera a ustedes, los que son elogiados por las multitudes, porque sus
antepasados también elogiaron a falsos profetas.
(Lucas 6:26)
»Escribe esta carta al ángel* de la iglesia de Sardis. Éste es el mensaje de aquél que
tiene el Espíritu* de Dios de siete aspectos y las siete estrellas: »Yo sé todo lo que haces
y que tienes la fama de estar vivo, pero estás muerto.
(Apocalipsis 3:1)
»Todo lo que hacen es para aparentar. En los brazos se ponen anchas cajas de oración
con versículos de la Escritura, y usan túnicas con flecos muy largos.* Y les encanta
sentarse a la mesa principal en los banquetes y ocupar los asientos de honor en las
sinagogas. Les encanta recibir saludos respetuosos cuando caminan por las plazas y
que los llamen “Rabí”*.
(Mateo 23:5-7)

 LAs PERSONAS TIBIAS realmente no quieren ser salvas de su pecado; sólo quieren ser salvas
del castigo de su pecado. No aborrecen genuinamente el pecado ni lo lamentan verdaderamente;
meramente lo sienten porque Dios va a castigarles. Las personas tibias no creen realmente que
esta nueva vida que Jesús ofrece sea mejor que la vieja vida de pecado.

El propósito del ladrón es robar y matar y destruir; mi propósito es darles una vida
plena y abundante.
(Juan 10:10)
Ahora bien, ¿deberíamos seguir pecando para que Dios nos muestre más y más su
gracia maravillosa? ¡Por supuesto que no! Nosotros hemos muerto al pecado, entonces,
¿cómo es posible que sigamos viviendo en pecado?
(Romanos 6:1-2)

 LAs PERSONAS TIBIAS rara vez comparten su fe con sus vecinos, compañeros de trabajo o
amigos. No quieren ser rechazados, ni tampoco quieren hacer sentir incómoda a la gente al
hablar sobre asuntos privados, como la religión.

»Todo aquel que me reconozca en público aquí en la tierra también lo reconoceré


delante de mi Padre en el cielo. Pero al que me niegue aquí en la tierra, también yo lo
negaré delante de mi Padre en el cielo.
(Mateo 10:32-33)

 LAS PERSONAS TIBIAS miden SU moralidad O "bondad" comparándose a sí mismas con el


mundo secular. Se sienten satisfechas de que aunque no están tan comprometidas como fulano o
mengano, no son en lo más mínimo tan horribles como las personas de la calle.

El fariseo, de pie, apartado de los demás, hizo la siguiente oración:* “Te agradezco
Dios, que no soy un pecador como todos los demás. Pues no engaño, no peco y no
cometo adulterio. ¡Para nada soy como ese cobrador de impuestos! Ayuno dos veces a
la semana y te doy el diezmo de mis ingresos”.
(Lucas 18:11-12)
7

 LAS PERSONAS TIBIAS dicen que aman a JesÚs, y Él es, sin duda, parte de la vida de ellas.
Pero sólo una parte. Le entregan una sección de su tiempo, su dinero y sus pensamientos, pero
no permiten que Él les controle su vida.

Mientras caminaban, alguien le dijo a Jesús: —Te seguiré a cualquier lugar que vayas.
Pero Jesús respondió: —Los zorros tienen cuevas donde vivir y los pájaros tienen
nidos, pero el Hijo del Hombre no tiene ni siquiera un lugar donde recostar la cabeza.
Dijo a otro: —Ven, sígueme. El hombre aceptó, pero le dijo: —Señor, deja que primero
regrese a casa y entierre a mi padre. Pero Jesús le dijo: —¡Deja que los muertos
espirituales entierren a sus propios muertos!* Tu deber es ir y predicar acerca del reino
de Dios. Otro dijo: —Sí, Señor, te seguiré, pero primero deja que me despida de mi
familia. Pero Jesús le dijo: —El que pone la mano en el arado y luego mira atrás no es
apto para el reino de Dios.
(Lucas 9:57-62)

 LAs PERSONAS TIBIAS aman a Dios, pero no le aman con todo su corazón, su alma y sus
fuerzas. Enseguida asegurarían que tratan de amar así a Dios, pero que ese tipo de dedicación
total no es realmente posible para la persona promedio; es sólo para pastores, misioneros y
radicales.

Jesús contestó: —“Amarás al SEÑOR tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y
con toda tu mente”*. Éste es el primer mandamiento y el más importante.
(Mateo 22:37-38)

 LAs PERSONAS TIBIAS aman a otros pero no buscan amarlos tanto como se aman a sí
mismas. Su amor por otros está normalmente enfocado en quienes a su vez les aman a ellos,
como familiares, amigos, y otras personas a las que conocen y con quienes se relacionan. Les
queda poco amor para quienes no pueden amarles a cambio, y mucho menos para quienes
intencionadamente los menosprecian, cuyos hijos son mejores atletas que los de ellos, o con
quienes las conversaciones son incómodas. Su amor está muy condicionado y es muy selectivo
y, en general, tiene condiciones.

»Han oído la ley que dice: “Ama a tu prójimo”* y odia a tu enemigo. Pero yo digo: ¡ama
a tus enemigos!* ¡Ora por los que te persiguen! De esa manera, estarás actuando como
verdadero hijo de tu Padre que está en el cielo. Pues él da la luz de su sol tanto a los
malos como a los buenos y envía la lluvia sobre los justos y los injustos por igual. Si
sólo amas a quienes te aman, ¿qué recompensa hay por eso? Hasta los corruptos
cobradores de impuestos hacen lo mismo. Si eres amable sólo con tus amigos,* ¿en qué
te diferencias de cualquier otro? Hasta los paganos hacen lo mismo.
(Mateo 5:43-47)
Luego Jesús se dirigió al anfitrión: «Cuando ofrezcas un almuerzo o des un banquete —
le dijo—, no invites a tus amigos, hermanos, parientes y vecinos ricos. Pues ellos
también te invitarán a ti, y ésa será tu única recompensa. Al contrario, invita al pobre,
al lisiado, al cojo y al ciego. Luego, en la resurrección de los justos, Dios te
recompensará por invitar a los que no podían devolverte el favor».
(Lucas 14:12-14)

 LAs PERSONAS TIBIAS servirán a Dios y a los demás, pero hay límites en cuanto a qué lejos
llegar o cuánto tiempo, dinero y energía están dispuestas a dar.

El hombre respondió: —He obedecido todos esos mandamientos desde que era joven.
Cuando Jesús oyó su respuesta, le dijo: —Hay una cosa que todavía no has hecho.
Vende todas tus posesiones y entrega el dinero a los pobres, y tendrás tesoro en el
cielo. Después ven y sígueme. Pero, cuando el hombre oyó esto, se puso triste porque
era muy rico. Cuando Jesús lo vio,* dijo: «¡Qué difícil es para los ricos entrar en el
reino de Dios! De hecho, ¡es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja que
un rico entre en el reino de Dios!».
(Lucas 18:21-25)

 LAS PERSONAS TIBIAS piensan en la vida en la tierra mucho más a menudo que en la
eternidad en el cielo. La vida cotidiana está principalmente centrada en la lista de quehaceres del
día, en el horario de la semana y en las vacaciones del siguiente mes. Rara vez, si es que lo
hacen, piensan en la vida venidera.

Pues ya les dije varias veces y ahora se los repito de nuevo con lágrimas en los ojos: hay
muchos cuya conducta demuestra que son verdaderos enemigos de la cruz de Cristo.
8

Van camino a la destrucción. Su dios son sus propios apetitos, se jactan de cosas
vergonzosas y sólo piensan en esta vida terrenal. En cambio, nosotros somos
ciudadanos del cielo, donde vive el Señor Jesucristo. Y esperamos con mucho anhelo
que él regrese como nuestro Salvador.
(Filipenses 3:18-20)

Ya que han sido resucitados a una vida nueva con Cristo, pongan la mira en las
verdades del cielo, donde Cristo está sentado en el lugar de honor, a la derecha de Dios.
Piensen en las cosas del cielo, no en las de la tierra.
(Colosenses 3:1-2)

 LAs PERSONAS TIBIAS hacen lo que sea necesario para evitar sentirse demasiado culpables.
Quieren hacer lo mínimo, ser "bastante buenas" sin que eso requiera demasiado de ellas.
Preguntan: "¿Hasta dónde puedo llegar antes de que se considere un pecado?" en lugar de preguntar:
"¿Cómo puedo mantenerme puro como templo del Espíritu Santo?".
Preguntan: "¿Cuánto tengo que dar?" en lugar de preguntar: "¿Cuánto puedo dar?".
Preguntan: "¿Cuánto tiempo debería pasar orando y leyendo mi Biblia?" en lugar de decir: "Me gustaría
no tener que ir a trabajar, ¡así podría sentarme aquí y leer más tiempo!".

»¡Oh Dios nuestro, te damos gracias y alabamos tu glorioso nombre! ¿Pero quién soy
yo, y quién es mi pueblo, para que podamos darte algo a ti? ¡Todo lo que tenemos ha
venido de ti, y te damos sólo lo que tú primero nos diste!
(1 Crónicas 29:13-14)

»El reino del cielo es como un tesoro escondido que un hombre descubrió en un
campo. En medio de su entusiasmo, lo escondió nuevamente y vendió todas sus
posesiones a fin de juntar el dinero suficiente para comprar el campo. »Además el
reino del cielo es como un comerciante en busca de perlas de primera calidad. Cuando
descubrió una perla de gran valor, vendió todas sus posesiones y la compró.
(Mateo 13:44-46)

El confesar nuestros pecados a Dios y arrepentirnos no debe ser unaexcepcion algo que hagamos una vez
al año, debe ser una continua actitud de nuestro espíritu hacia Dios.
En el salmo 51 david dice que Dios no quiere sacrificios ni ofrendas, no le interesan al Señor si vienen
de un corazón orgulloso, hipócrita que ama mas al pecado que aDios, un corazón tibio.
Dice por medio del Espiritu Santo que lo que el Señor busca es un espíritu quebrantado y humillado,
La invitación del Señor es que abramos la puerta de nuestro corazón y que el examine cada area de
nuestra vida, realmente le amamaos con todo nuestro corazón al SErñor?

Si entendiéramos, si conociéramos si tuviéramos un vistazo de la grandeza del Señor al que


decimos seguir, servir y amar, el pecado o cualquier ofensa al Señor nos entristecería.
Por esto hermanos, yo no vengo a hablarles como que fuera un iluminado que he visto al Señor y
que no tengo cargas, debilidaes y pecados que me persiguen.
Vengo a decirles que juntos permitamos al Seoñr esta noche examinarnos, permitamos que la
palabra del Señor penetre en nuestras conciencias, que saque a luz nuestros pecados.
Esta noche queremos levantar neustras manos en oración al Señor, y eso quiere el Señor pero
miremos que nos pone una condición:
1Ti 2:8 Deseo que en cada lugar de adoración los hombres oren con manos santas, levantadas a
Dios, y libres de enojo y controversia.
Como están nuestro corazón es esto? Hay enojo, hay ira, otra versión habla de contienda contra
otro hermano?, contra algún familiar otra persona? Esto nos habla de la necesidad de perdonar al
hermano.
Les propongo que tomemos este tiempo para examinarnos a nosotros mismos, somos muy
rápidos y muy buenos para examinar y juzgar al hermano o hermana, pero ahora el Señor nos
llama a que nos examinemos a nosotros mismos y también a pedirle al Señor que el mismo por el
espíritu que habita en nosotros nos examine y muestre en que estamos desviados del camino, cual
es el pecado que esta retrasando o impidiendo que avance en mi vida espiritual? Satanas es
asustuto y va a enrredarnos con el pecado de apoco, sabe que difícilmente vamos a alejarnos del
Señor de golpe pero su táctica muchas veces es …. De apoco y poco a poco la distancia se hace
grande…
9

venimos a confesarnos a Dios, CONFESAR NUESTROS PECADOS A dIOS es ponerse de acuerdo con
Dios que lo que hemos hecho dicho o pensado o dejado de hacer, no fue la voluntad de Dios,
decirle que estamos arrepentidos, y que queremos alejarnos del pecado,
Reconocer que con nuestra manera de vivir hemos ofendido no solo a las persnas sino
principalmente a Dios y hemos entristecido al Esiritu Santo, cuando el cristiano peca pierde su
comunión con Dios, nuestros pecados hacen una división entre nosotros y Dios, nuestras
oraciones SON ESTORBADAS, estamos como apagados,
Como saber si tengo necesidad de confesar algún pecado a Dios?
Como esta mi vida privada? Que hago cuando nadie me ve? Si podría ver a jesus y el estaría
acompñandome cuando los demás no están a mi lado, le agraadaria en las cosas que ocupo mi
tiempo? O las desaprobria? Cuales son los pensamientos que dominan mi mente? Pensamintos de
bien, pensamientos de cómo servir al prójimo a Dios? O pensamientos pecaminosos, como de
envidia, celos, lujuria? El que sabe hacer lo bueno y no lo hace le es pecado… soy consciente de
algo que Dios me dijo que haga o deje de hacer hace mucho o hace poco y yo estoy poniendo
excusas para no hacerlo? Para los casados, la relación con tu esposa es la que Dios espera? La
relación con tu esposo es la que Dios demanda de ti? Estas guiando a tu familia a una vida de amor
a Dios sobre todas las cosas? Esto para ambos pero con mayor responsabilidad al marido.
UN VERDAERO ARRPENTIEMINTO ES UNA CUESTION DEL CORAZON, no de apariencias, no de una
cara triste, o de lagrimas, las emociones sin convicciones son pasajeras, las lagrimas no son malas,
pero si solo quedan en lagrimas sin un cambio de actitud ante el pecado no sirven de nada.
El arrpentiemito nos lleva a Cristo, al pie de la cruz, donde tenemos que humillarnos, pues
nuestros pecados fueron colocados sobre el hijo de Dios, y es por ese sacrificio de Jesus que
tenemos posibilidad de perdon y restauración, sin la cruz de cristo sin jesus, sin derramamiento de
sangre no hay remisión de pecados Heb 9:22 De hecho, según la ley de Moisés, casi todo se
purificaba con sangre porque sin derramamiento de sangre no hay perdón.

En que pensamos cuando hablamos de confesión?