Está en la página 1de 43

Que son las cucarachas

son un orden de insectos hemimetábolos paurometábolos de cuerpo aplanado, que miden


entre 3 cm a 7,5 cm. Incluye también a las termitas, infraorden Isoptera.
Se conocen más de 4500 especies de cucarachas en cerca de 500 géneros.3
Suelen ser de color castaño u oscuro y de cuerpo aplanado. Algunas especies tienen colores
llamativos.
Daños que causan las cucarachas

¿Que problemas causan las cucarachas?


Además de los daños que causan las cucarachas en la comida, dejándola inservible, estos
insectos perjudiciales nos pueden transmitir a las personas numerosas enfermedades, como
salmonelosis, disenterías, gastroenteritis y fiebre tifoidea. Por ello, las cucarachas son una plaga
de alto riesgo para la casa.
Por otro lado, las cucarachas adultas, sus huevos y sus excrementos pueden causar alergia y
desencadenar ataques de asma.
Las cucarachas emiten secreciones con un característico olor desagradable y transportan
bacterias, virus y protozoos después de haber tenido contacto la persona con las heces de las
cloacas donde viven habitualmente estos insectos.
Distintos estudios han demostrado que cada especie de cucaracha es responsable de transmitir
una enfermedad concreta.
Algunas de las muchas enfermedades atribuidas a las cucarachas son:
Peste bubónica
Disentería

Gastroenteritis
Fiebre tifoidea
Lepra
Hepatitis

Generalmente denostadas y perseguidas, las cucarachas conforman un gran grupo de insectos


cuya evolución se remonta a más de 300 millones de años. Existen unas 4,600 especies y más de
460 géneros, pero solo unas 30 viven en hábitats de los seres humanos y unas 4 se consideran
plagas: la cucaracha americana, la cucaracha australiana, la cucaracha alemana y la cucaracha
oriental. Se calcula que solo 1 por ciento de la totalidad de especies es dañina para el hombre.

Reproduccion

Madurez sexual y apareamiento de la cucaracha


La adultez de las cucarachas puede llegar desde los 5 hasta los 15 meses de vida, cuando
estos insectos completan su último ciclo de mutación. A partir de este momento se encuentran
listas para reproducirse tanto las hembras como los machos.

Las cucarachas son insectos con hábitos nocturnos, por lo que se aparean fundamentalmente
durante la noche. Las hembras atraen a potenciales compañeros sexuales mediante la
segregación de feromonas de su cuerpo. Algunas especies de cucarachas pueden realizar
sencillos ritos de cortejo, levantando sus alas exhiben la membrana dorsal y también
expanden el canal genital para recibir al macho. Los machos por su parte responden ante esta
invitación agitando sus alas.

Las cucarachas tienen muy poco desarrollado el sentido de la vista, así que se valen de sus
antenas para el reconocimiento del terreno y establecer contacto con su pareja durante la
cópula. El acto termina cuando el macho deposita el esperma en el interior de la hembra.

Un dato curioso en esta especie, es que no necesariamente las hembras necesitan de un


macho para tener su descendencia. En experimentos científicos en laboratorios se ha
comprobado que ante la carencia de machos, las cucarachas hembras pueden optar por una
reproducción asexual, específicamente una reproducción por partenogénesis. Esto las
diferencia significativamente del resto de los insectos, que no son capaces de reproducirse
con tan solo un solo progenitor.

Te puede interesar: La gestación y reproducción de las serpientes

Período de gestación de la cucaracha


El tiempo de gestación de la cucaracha es muy variable, hay especies prolíferas que solo
tardan 1 mes en ver nacer a sus crías y otras pueden demorar alrededor de 10 meses en el
proceso. Veamos algunos de los ejemplos más representativos:

 Cucaracha americana: de 24 a 38 días


 Cucaracha alemana: 1 mes
 Cucaracha de banda marrón: 3 a 6 meses
 Cucaracha oriental: 300 días

Gestación de la cucaracha
En todas las especies, una vez que la cucaracha ha sido fertilizada internamente comienza la
gestación. Es en este momento que la hembra crea una cápsula llamada ooteca, un depósito
de huevos recubierto con una protección orgánica, secretada por la madre. La cubierta de la
ooteca se torna en una capa protectora gruesa a los pocos días de creada, lo que es ideal
para conservar los huevos de forma segura. A partir de este momento y según la especie de
cucaracha, la gestación toma un curso u otro.

La gestación de las cucarachas difiere bastante de especie a especie. Estos insectos pueden
tener cuatro modalidades reproductivas diferentes (aunque en realidad son solo dos
modalidades con variantes): ovoviviparidad, ovoviviparidad falsa, ovoviviparidad verdadera y
viviparidad.

Aunque son pocas, algunas cucarachas pueden tener una reproducción vivípara. Como parte
del proceso de gestación de las especies vivíparas, la ooteca es recolocada en una estructura
especializada en el interior del útero, donde los embriones reciben la alimentación
directamente de la madre.

Las cucarachas con ovoviviparidad, inmediatamente después de que han generado la ooteca
realizan la puesta de los huevecillos y los fijan a un lugar seguro, en el medio externo. Algunas
especies como la cucaracha germánica pueden optar por no fijar la ooteca a ningún objeto o
lugar, y llevarla consigo atada al extremo de su abdomen hasta que se produzcan los
nacimientos de las ninfas.

Te puede interesar: La gestación y reproducción del tiburón

Las que poseen una ovoviviparidad falsa también dan a luz a sus crías, en este caso el
depósito de huevos conocido como ooteca es extraído por el macho y luego de un giro de 90
grados es introducido nuevamente en el aparato genital de la hembra, para terminar la
incubación hasta la eclosión. Por último tenemos la ovoviviparidad verdadera de las
cucarachas, que es donde único no se forma una ooteca, sino que los huevos son incubados
en el interior de la madre sin ninguna envoltura.

Nacimiento y cría de la cucaracha


Las cucarachas recién nacidas se conocen como ninfas y mantienen este nombre hasta que
alcanzan su madurez. Los nacimientos de las ninfas ocurren sin ningún tipo de ayuda por
parte de la madre, las crías solas son capaces de abrirse camino desde el interior del
huevecillo haciendo presión sobre este.

El aspecto de las ninfas es muy similar a la de los adultos (esto suele suceder poco con otros
tipos de insectos), solo existen diferencias significativas en cuanto al tamaño, el color blanco
brillante y que como no se ha expandido el tórax carecen de alas. Para permitir el proceso de
crecimiento de la ninfa esta deberá sufrir sucesivas mudas hasta que finalmente alcance el
tamaño adulto, en la última es que finalmente son provistas con dos pares de alas.

Cuando las cucarachas acaban de renovar sus tegumentos (lo que se conoce comúnmente
como muda) su coloración es ligeramente blanquecina debido a que la nueva cutícula que
poseen se encuentra blanda y pálida aún. Toma tan solo unas horas que el cuerpo se
endurezca y adopte la coloración habitual.

Te puede interesar: La gestación y reproducción del tiburón

Las hembras gestantes de algunas especies pueden tener muy desarrollado su instinto
maternal. En especial la Diploptera punctata que es una especie vivípara, que además de
velar por sus crías es capaz de alimentarlas con una leche especial que posee un alto nivel
nutritivo. Las crías de la cucaracha americana también reciben cuidados parentales luego de
la eclosión, durante algunos días.
Dos cucarachas

La esperanza de vida de una cucaracha es de aproximadamente 2 años. Aunque estos


insectos son extremadamente resistentes y pueden sobrevivir sin recibir alimentos durante
casi 1 mes, las condiciones ambientales hostiles pueden acortar su término de vida.

Cantidad de crías de la cucaracha


La cantidad de ninfas que puede contener la ooteca de una cucaracha es variable, algunas
especies solo son capaces de poner 10 huevos y otras como la germánica hasta 40. Lo usual
es que la hembra puede producir un aproximado de 8 a 90 ootecas durante toda su vida fértil,
por lo que la cantidad promedio de crías de una hembra oscila entre 200 y 600. También hay
especies de cucarachas en que la hembra solo tiene un ciclo reproductor a lo largo de su vida
y en consecuencia son capaces de producir un número de huevos superior en una sola
cópula.

Que son los zancudos?

Mosquito, zancudo1 o moyote son términos genéricos con los que se designa a los
miembros de varias familias de insectos del orden de los dípteros y en particular
del suborden de los nematóceros; en su uso más estricto «mosquito» se refiere únicamente a
los componentes de la familia de los culícidos. Como los otros insectos holometábolos, los
mosquitos tienen cuatro etapas de desarrollo en su vida: huevo, larva, pupa y adulto.
Necesitan el agua para completar sus ciclos de vida, porque las larvas son acuáticas.

Daños

No hay un lugar en el mundo donde se pueda escapar de la picadura de un


mosquito... ni de las enfermedades que transmiten.

Una epidemia de chikungunya –cuyo virus se transmite por un mosquito que pica
en el día- está teniendo lugar actualmente en el Caribe.

En esa región de América se sospecha de más de 15.000 casos en casi la mitad


de las islas, de los cuales más de 3.000 se han confirmado. La infección también
tocó tierra firme en la Guayana Francesa.

Aunque quisiéramos exterminarlos, desaparecer de la faz de la Tierra a los


mosquitos podría tener efectos desastrosos en el ecosistema: sus larvas procesan
los residuos en el agua donde se crían y los adultos tienen un importante papel en
la polinización.

También son una nutritiva fuente de alimento para criaturas como el pez mosquito,
que se engulle hasta cien larvas al día.
Saltar las recomendacionesQuizás también te interese

Y a pesar de que la malaria es quizás la enfermedad más conocida en el mundo,


hay muchas otras afecciones desagradables que se propagan gracias a estos
insectos.

Aquí ofrecemos una lista de cinco de esas otras enfermedades que una persona
puede contraer con tan solo una picada.

Fiebre amarilla
Derechos de autor de
la imagenSPLImage captionEl virus de la fiebre amarilla infecta a unas 200.000 personas al
año.

Esta es una de la que tienen que estar pendiente los aficionados al fútbol que
asistan este a la Copa del Mundo en Brasil. Cada año, unas 200.000 personas en
todo el mundo contraen fiebre amarilla, la mayoría de ellos en África subsahariana.

En 1881, el doctor y científico cubano Carlos Finlay fue el primero en sospechar


que la enfermedad se transmitía por el mosquito. Pero no fue sino 20 años más
tarde que su teoría se confirmó.

El control de la población de mosquitos ayudó a la reanudación de las obras del


Canal de Panamá, donde hasta entonces uno de cada diez hombres había muerto
de fiebre amarilla.

Una vez que la persona se infecta, la fiebre aparece unos días después.

Después de una aparente recuperación, cerca del 15% de los pacientes entran en
una segunda fase tóxica que tiene una tasa de mortalidad del 50%. Aquí es
cuando surge la característica coloración amarilla en la piel y en la parte blanca de
los ojos debido a que causa daños en el hígado.

A esta enfermedad también se le llama vómito negro, síntoma de sangramiento en


los intestinos.

Afortunadamente, existe una vacuna que se recomienda a cualquiera que viaje a


zonas donde la fiebre amarilla es endémica.

Dengue
Derechos de autor de
la imagenSPLImage captionExpertos consideran que la mejor forma de combatir a los
mosquitos vectores es estudiándolos.

La mitad de la población del mundo está en peligro de contraer dengue, que causa
fiebre, fuerte dolor de cabeza, dolor en la parte de atrás de los ojos, en las
articulaciones y los músculos, y erupción en la piel.

Esta es otra enfermedad tropical y por ende está presente en Brasil.

No hay vacuna o medicamento específico para tratar el dengue. El tratamiento de


apoyo incluye reposo, mucho líquido y medicinas paliativas.

El dengue hemorrágico, una forma aguda de la enfermedad, puede ser letal.


Al contrario del mosquito Anopheles, portador de la malaria y que pica en la noche,
el Aedes aegypti es activo durante el día.

"Empiezan a picar poco después del amanecer, pero hacia las 10.00 baja la
intensidad porque hace mucho calor. Reanuda su actividad a las 16.00 o 17.00
hasta que baja el sol, y no son activos en la noche", explica el doctor Philip McCall,
experto de dengue de la Escuela de Medicina Tropical de Liverpool, en Inglaterra.

El doctor Ayan Panja contrajo la forma más peligrosa de esta enfermedad durante
unas vacaciones en Malasia cuando estaba en sus 20 años.

"Honestamente, después de tener estos síntomas durante un par de días, pensé


que iba a morir. Menos mal que me ingresaron al hospital de Kuala Lumpur donde
me hicieron una transfusión de plaquetas".

Las plaquetas son necesarias para ayudar a la coagulación de la sangre. El


dengue evita que la médula ósea las produzca, por lo que la hemorragia es una
complicación grave del dengue.
Chikungunya

Derechos de autor de
la imagenSPLImage captionLa fumigación es una de las formas de controlar la enfermedad.

Puede que suene como algún lugar interesante, pero chikungunya es una
enfermedad desagradable que causa fiebre alta y dolor en las articulaciones.

"Es debilitante. (Las personas que la sufren) no pueden trabajar y tienen que
quedarse en cama con dolor en las articulaciones", señala el profesor Johan
Giusecke, científico jefe del Centro Europeo para el Control de Enfermedades en
Suecia.

La primera vez que se habló de chikungunya fue en un brote en Tanzania en


1952. El nombre se origina en una palabra del idioma makonde que significa
"hacerse contorsionista".

"La mayoría de las personas experimentan fiebre alta por poco tiempo, se sienten
realmente enfermas y tras una semana aproximadamente se les pasa", explica
Giusecke.

"Pero han existido casos de chikungunya en que el dolor de las articulaciones dura
semanas o en que, como consecuencia de la infección, la persona queda con
artritis crónica", agrega. "Si bien no suele ser fatal, esta enfermedad puede
contribuir en la muerte de personas frágiles o de mayor edad".

En noviembre pasado se supo del primer caso de chikungunya en América. Surgió


en la isla caribeña de San Martin.

Lejos de su lugar tradicional, en África, el sureste asiático y el subcontinente


asiático, la infección hasta ahora ha sido responsable de cuatro muertes.

Ahora existe el temor de que la enfermedad se propague a Estados Unidos, pues


el mosquito portador también habita en la costa de Texas y el sur de Florida.
Según la Organización Mundial de la Salud, desde 2005 ha habido 1,9 millones de
casos en India, Indonesia, Tailandia, las Maldivas y Birmania.

Actualmente no hay cura o vacuna, por lo que expertos aconsejan que la mejor
manera de enfrentarla es evitando picaduras. La buena noticia -si se puede
considerar como tal- es que una vez que la persona se infecta se vuelve inmune.

Encefalitis de La Crosse

Derechos de autor de la imagenSPLImage


captionEl virus ARN Bunyaviridae es responsable de la encefalitis La Crosse.

Este virus lleva el nombre de la ciudad de La Crosse, en Wisconsin, Estados


Unidos, donde fue descubierto en 1963.

Si bien es bastante rara -sólo afecta de 80 a 100 personas al año en EE.UU., la


mayoría niños-, aquellos que contraen esta enfermedad pueden tener fiebre, dolor
de cabeza, náusea, vómito, fatiga y letargo.

Los casos más severos pueden producir ataques, coma y parálisis.

Este virus se mueve entre mosquitos y pequeños animales como ardillas, pero los
humanos no se pueden contagiar de estos últimos.

Filariasis

Derechos de autor de la imagenSPLImage


captionElefantiasis en India.
La primera vez que se describió fue hace 2.500 años, por doctores hindúes y
persas. El gusano parasitario Wuchereria bancrofti también se propaga por los
mosquitos.

En casos agudos puede ocasionar elefantiasis.

Para que las larvas se desarrollen en un gusanos adultos se necesita de hasta un


año. Una vez que entran en el sistema linfático humano, la piel y los tejidos
subyacentes se espesan, especialmente en las piernas, brazos, pechos y
genitales. Es una enfermedad que desfigura y estigmatiza.

La primera vez que se habló de la transmisión de esta enfermedad por un


mosquito vector fue en 1877, por Patrick Manson.

El tratamiento temprano puede ser muy efectivo, pero los fármacos que se utilizan
no tienen efecto en los gusanos adultos.

¿Cómo derrotar a los mosquitos?

Derechos de autor de la imagenSPL

Para los expertos, la clave para reducir la alta cifra de mosquitos vectores es
entender cómo se comportan los insectos.

Además de insecticidas, otros métodos para controlar el número de mosquitos


pueden ser trampas de olor, crear mosquitos infértiles genéticamente modificados
e incluso utilizar crustáceos predadores que se coman las larvas.
La profesora Hilary Ranson lidera una lucha contra los mosquitos en la Escuela de
Medicina Tropical de Liverpool, y explica que una forma de combatir estos
insectos es explotando la frágil dinámica entre el mosquito, el virus y el humano.

"Cuando el insecto pica a una persona infectada, el parásito necesita de unos 10


días para desarrollarse en su cuerpo. El mosquito sólo tiene una vida de tres
semanas, así que necesita tomar el patógeno temprano en su vida para poderlo
pasar. Así que cualquier cosa que reduzca la tasa de supervivencia diaria será
efectivo".

Por su parte, el objetivo de Philip McCall es determinar cuál es la mejor forma de


erradicar mosquitos con insecticidas.

La nebulización al aire libre -ir por todas partes creando una neblina fina de
insecticida- es un método de control muy visible, pero con frecuencia es poco
efectivo.

Las fumigaciones a puerta cerrada, donde se rocía el insecticida dentro de las


paredes de los habitantes para repeler o matar a los mosquitos, es mucho más
efectivo, pues los ataca donde más les gusta estar.

"Estamos colaborando con ingenieros ópticos para utilizar cámaras sofisticadas


que hagan un seguimiento a cada mosquito, a fin de observar cómo se mueven en
un espacio tridimensional, donde están sus sitios favoritos de descanso", agrega
McCall.

Así que pensar como un mosquito podría ayudar a los científicos a controlarlos.
Las Moscas
Las moscas son insectos del orden de los Dípteros, donde también se incluyen los
mosquitos. Ambos insectos se caracterizan por la presencia de un solo par de alas
funcionales y un par de alas modificadas (halterios). Los halterios tienen forma de
pequeñas mazas y funcionan como pequeños giroscopios que informan al insecto
de su posición espacial durante el vuelo.

Tienen el cuerpo recubierto de unos pelos llamados sedas sensoriales que les
informan de las condiciones de temperatura, humedad, viento…y en las patas
tienen ubicados los sensores del olor, permitiendo al insecto poder probar el
alimento una vez se posan en él. Ello solamente es posible si tienen las patas
perfectamente limpias de cualquier resto de suciedad, por eso es común ver a las
moscas frotarse las patas constantemente para poder limpiar los sensores del olor
y poder probar los alimentos.
Como cualquier otro insecto las moscas poseen tres pares de patas. Al final de
cada pata tienen un par de almohadillas que están constantemente recubiertas por
una substancia pegajosa, compuesta por azúcares y grasa, secretada por los
pelillos que recubren las almohadillas. Esta substancia pegajosa es la que permite
a las moscas poder andar por los techos boca abajo o trepar por superficies lisas
como el vidrio.

El ciclo de vida de las Moscas


Las moscas se desarrollan mediante un desarrollo indirecto completo con tres
fases juveniles: huevo, larva y pupa, y una fase adulta. Los adultos se aparean a
las pocas horas de nacer.

Cada hembra puede poner distintos lotes de huevos en una sola puesta que
puede ser de 75 a 500 huevos dependiendo de la especie. El tiempo de
incubación de los huevos también depende de la especie y la temperatura, pero
oscila entre las 2 horas y los 3 días. De los huevos aparecen las larvas. Se
caracterizan por no tener patas y por tener una cabeza muy reducida y retraída
hacia el tórax. Suelen tener una coloración blanca o crema. El tiempo de
desarrollo de las larvas también depende de la temperatura y la especie, y puede
consistir en 4-20 días.

Cuando están a punto de pupar, las larvas buscan un lugar oscuro y resguardado
para pasar la siguiente fase que las convertirá en moscas adultas.

Las Moscas viven en todos los climas


Las moscas se pueden encontrar en casi cualquier parte, en todos los climas y en
casi todas las altitudes (algunas especies llegan a vivir hasta los 6200 metros de
altitud en el Everest). Las moscas más molestas son las que viven en estrecha
asociación con el ser humano, como por ejemplo la mosca doméstica o de la
basura, las moscas de la carne, las moscas del vinagre o las moscas de los
establos, ya que, o bien son fuente de contagio de diversas enfermedades, o bien
pueden provocar picaduras bastante dolorosas porque se alimentan de sangre.

Algunas Moscas se alimentan de sangre


Las moscas adultas no tienen mandíbulas, en su lugar tienen un aparato bucal de
tipo succionador (parecido a una esponja) o de tipo picador (similar al de los
mosquitos) para alimentarse de líquidos. Algunas se alimentan de líquidos
procedentes de materiales en descomposición, otras de sangre de vertebrados, o
incluso algunas moscas silvestres se alimentan solamente de néctar de flores.

Las larvas, en cambio, se pueden alimentar de una gran variedad de alimentos en


función de la especie. Pueden alimentarse de excrementos, materia vegetal o
animal en descomposición o materiales en estado de fermentación como fruta,
verdura podrida o el barro de los drenajes.

La mayoría de Moscas son descomponedores naturales


La mayoría de las especies de moscas forman parte de un grupo de animales
conocido como descomponedores. Cuando estas especies se alimentan de
animales muertos, excrementos o vegetales en descomposición, en realidad lo
que están haciendo es reciclar los nutrientes que contienen estos elementos y
ponerlos a disposición de las plantas.

Se consigue así que la materia en los ecosistemas pueda ir pasando de unos


organismos a otros de forma cíclica y equilibrada. Otras especies de moscas se
alimentan únicamente de néctar de flores, como las abejas, realizando una valiosa
función en la polinización de muchas especies de plantas.

Las Moscas pueden transmitir enfermedades


No obstante, otras especies de moscas han evolucionado para convivir en
asociación con el ser humano, causando no solo molestias por su constante
presencia, sino también problemas sanitarios por su capacidad de transmisión de
numerosas enfermedades como el cólera, la fiebre tifoidea, la disentería, la diarrea
infantil, la lombriz intestinal, la triquina o la solitaria. La transmisión se realiza
mediante la recolección de los patógenos causantes de estas enfermedades en el
aparato bucal, patas u otras partes del cuerpo cuando éstas se posan en basura,
heces o material en descomposición, y luego se transmite a los alimentos, a los
animales o al ser humano por contacto.

Las termitas son insectos sociales de aspecto blanquecino y que


viven en el suelo y comen madera. Cuando las vemos, por lo
general, al romper un marco de una puerta ya dañado, al romper
un tubo de barro de la pared o techo, o al levantar una caja de
cartón del suelo, su aspecto es como si granos de arroz salieran
corriendo. Solamente en primavera, el aspecto de algunas de
ellas es como si fueran alúas u hormigas negras con alas, cuando
en realidad se trata de termitas aladas.
Tipos de Termitas en España
Se conocen más de 2.800 especies de termitas en el mundo de las cuales tan solo
un 7% están consideradas como plagas asociadas a daños económicos en el
entorno humano.

Podríamos hacer referencia a por lo menos 3 grupos principales dentro de los


cuales se haya la mayor parte las especies que se han de combatir:

o Termitas subterráneas
Las termitas que suelen atacar a los elementos de madera de una
propiedad, son Termitas Subterráneas, Reticulitermes sp, por lo que viven
en el suelo y no en la madera como se suele pensar. Sólo acuden a los
elementos celulósicos, para recoger el alimento que servirá para alimentar
al resto de la colonia que se encuentra bajo el suelo. Por lo tanto, el Rey y
la Reina, responsables directos del crecimiento de un termitero, viven bajo
el suelo, siendo muy difícil su localización.

o Termitas de madera húmeda


Este grupo de termitas se alimenta de madera en descomposición como
viejas cepas de árbol, troncos en descomposición y trozos de madera
enterrada. Una vez establecidas, se pueden pasar a estructuras sanas de
maderas de los edificios.

o Termitas de madera seca


Como su propio nombre indica tienen sus nidos dentro de su propia fuente
de alimento, en este caso, madera sin necesidad de elevada humedad. En
España podemos hacer referencia a dos especies: Kalotermes flavicollis
(Fabricius) y Cryptotermes brevis (Walker), siendo esta última la especie
considerada más destructiva del mundo dentro de su género.

En el interior de nuestro artículo sobre Especies de termitas en España podrá


encontrar una descripción más detallada de estos grupos, así como los diferentes
tipos de nidos que les acompañan.

Castas de Termitas
Las termitas son insectos sociales que viven en colonias dentro de los llamados
termiteros y sus individuos se dividen en castas. Las diferentes castas de las
termitas se diferencian no solo por su aspecto sino que también en la función que
realizan dentro de la colonia. Existen tres castas diferentes: las termitas obreras,
las termitas soldado, y los reproductores.

Cómo detectar la presencia de termitas


Si se desea tener un conocimiento cabal y exacto sobre la actividad de las
termitas dentro de una determinada propiedad, se requiere la presencia de un
experto en termitas que pueda con la ayuda de herramientas de detección
(acústica y electromagnética) adquirir esta información.

Aún así, en el siguiente artículo te ayudamos a que tu mismo puedas detectar la


presencia de termitas.

Las Termitas producen graves daños


El alcance de los daños provocados por las termitas van asociados a la cantidad
de elementos celulósicos de fácil acceso para las ellas (desde el suelo utilizan el
interior de espacios técnicos o interior de muros y paredes). Si una propiedad
dispone de elementos estructurales de madera, la presencia de termitas
subterráneas puede culminar con el desplome de la propiedad, por lo que se ha de
considerar como grave este tipo de situaciones y por lo tanto, urgente la
intervención por parte de una empresa especializada en los tratamientos para
eliminar termitas.

Tratamientos para Eliminar las Termitas


Tratamientos caseros para eliminar termitas
Por lo general, los remedios caseros que se aplican para tratar de combatir las
termitas son totalmente ineficaces y producen una dispersión de la plaga, ya que
lo único que consiguen es molestar a las termitas, que cambian el lugar de
alimentación de forma temporal.

Tratamientos profesionales para eliminar termitas


Nuestro sistema de Tratamiento de Cebos de Termitas permite mediante la
utilización del sistema de cebos la eliminación completa de los termiteros objeto de
control. No se requieren obras, desalojo de la vivienda o riesgo alguno para el ser
humano o el medio ambiente.

Líderes en control de plagas de Termitas


Anticimex España dispone de un departamento especializado en el estudio y
control de termitas, disponiendo como el mejor aval, la realización de tratamientos
para eliminar termitas en cascos urbanos completos en España, entre los que
podemos destacar: Íllora (Granada), Estepa y Aguadulce (Sevilla), Benamejí
(Córdoba), Tembleque (Toledo) y Azkoitia (Guipuzkoa).
Reproducción de las
termitas

enero 23rd by Eliminar-termitas.es 2 12

Después de la enjambrazón de las termitas, cuando hembra y macho se han juntado para formar una
colonia y han encontrado el lugar adecuado, comienza a construirse la compleja sociedad del
termitero, basada en un gran número de individuos donde cada cual realizará su función por el
progreso de la colonia. Para ello la reina o termita hembra será el eje central del proyecto y de la
biología del termitero, siendo capaz de generar un elevado número de termitas, aumentando
progresivamente el tamaño de su abdomen y su capacidad reproductiva. La gran capacidad de
reproducción de la reina y otros individuos capaces de sustituirla, posibilitan la superviviencia del
termitero y dificultan su eliminación.
Papel de la termita macho

Debe hacerse notar que al


formar una colonia de termitas, a diferencia de otras especies, el macho comparte con la reina todo el
proceso. Entre los himenópteros, el macho desaparece del escenario tan pronto la hembra queda
fertilizada, ya sea marchándose, ya sea muriendo o siendo muerto por la hembra al arrancarle las
estructuras genitales. La hormiga o la abeja hembras ejercen por sí mismas un verdadero
matriarcado. Pero la termita macho permanece con su esposa, compartiendo la labor de poner en
marcha la nueva colonia y viviendo junto a ella muchos años e incluso tanto tiempo como la hembra.

La termita reina pone sus primeros huevos


Al cabo de un par de semanas la hembra empieza a poner huevos, pero sólo en pequeños lotes. El
corto número de individuos que forman la primera cría y el lento crecimiento de una nueva colonia de
termitas es sorprendente si se tiene en cuenta el gran tamaño que la colonia puede finalmente
alcanzar. Lo huevos son limpiados a lametones y cuidados constantemente, característica general y
esencialísima entre los termites, ya que los huevos descuidados enmohecen rápidamente y mueren.
Pueden ser necesarias varias semanas para su eclosión.

Las ninfas, termitas inmaduras


Durante su primera fase, las minúsculas ninfas son alimentadas con secreciones líquidas de sus
padres e incluso con desperdicios fecales de la cavidad nidal. Al cabo de unas dos o tres semanas
hacen la primera muda, substituyendo no solamente el exoesqueleto propiamente dicho, sino también
el recubrimiento del intestino posterior. Es en ese momento cuando las ninfas deberán quedar
infestadas de los protozoos o bacterias que les permitirán digerir la celulosa de la que se alimentarán
como fuente principal de alimento. Deben tener lugar varias mudas más y deben pasar de tres a seis
meses antes de que las ninfas alcancen su pleno desarrollo. Las primeras ninfas pueden presentar un
crecimiento algo más acelerado y convertirse en individuos de tamaño inferior al normal en un período
considerablemente más corto que el de sus hermanos y hermanas que vendrán después, cuando la
colonia se halle sólidamente establecida y próspera.

Especialización de las termitas y diferenciación en castas


Durante mucho tiempo, hasta que la colonia haya alcanzado la estabilidad y esté formada por una
numerosa población, los jóvenes pueden desarrollarse exclusivamente como termitas obreras y
termitas soldado. Pasarán probablemente varios años antes de que la sociedad pueda emprender el
esfuerzo de producir un vuelo de colonización con machos y hembras sexuados y alados. No se puede
decir que las termitas obreras y soldado carezcan esrtictamente de sexo, toda vez que es posible
identificarlas estructuralmente como machos o hembras, pero sin embargo no realizan actividades
reproductoras, siendo por ello funcionalmente neutros, cualesquiera que sean las potencialidades
heredadas. Solamente el rey y la reina originales, y quizá unos pocos individuos posteriores y
accesorios, pueden reproducirse. La inmensa mayoría no hacen otra cosa que trabajar. La eficacia de
la sociedad entre los insectos se basa en la estirilización del proletariado.
Durante mucho tiempo, y en algunos termites durante toda la vida de la colonia, el rey y la reina
originales son los únicos miembros reproductores. Pueden vivir varios años, quizá doce o más. La
fecundidad de algunas reinas es enorme, habiéndose hecho estimaciones de puestas de 30.000
huevos diarios, aunque de 8.000 a 10.000 es probablemente una cifra más representativa. En muchas
especies pueden aparecer individuos reproductores adicionales de ambos sexos, desarrollándose a
partir de ninfas obreras. A veces estos reproductores secundarios aparecen mientras aún viven los
primarios, pero es mucho más corriente que se presenten sólo después de la muerte del rey o de la
reina primarios o de ambos. Nunca alcanzan el tamaño de las formas sexuadas originales y no poseen
alas, o las tienen como máximo rudimentarias. Se parecen en esto a las fases no maduras por lo que
se denominan neoteinicos. En algunas especies puede también desarrollarse un tercer tipo de
individuos reproductores; un soldado sexualmente activo que es capaz de poner huevos.
Con tal reserva de individuos reproductores como recurso, no es de extrañar que las colonias de
termitas prósperas puedan componerse de millones de individuos y puedan perdurar durante muchos
años, quizá medio siglo más, dificultando la eliminación del termitero.
Los ratones son uno de los principales grupos de roedores comensales. Los
roedores comensales son los que viven en estrecha relación con el ser humano,
infectando casas, huertos, campos o instalaciones de almacenamiento de
alimentos. La principal especie de ratón comensal es el ratón doméstico (Mus
musculus), aunque el ratón de campo (Apodemus sylvaticus) invade
ocasionalmente naves o almacenes de comida, y raramente entra en edificios
habitados.

El ratón doméstico es originario de Asia central y llegó a Europa escondido en


barcos de mercaderías. Debido a su pequeño tamaño y a su gran adaptabilidad al
ambiente, el ratón domestico puede sobrevivir casi en cualquier parte. Además, su
gran capacidad reproductiva hace de esta especie el segundo mamífero más
abundante de la Tierra (el primero es el ser humano).

El ratón doméstico posee un cuerpo delgado y pequeño. Los adultos pesan unos
25-30 gramos. Tienen las orejas grandes y una gran cola tan larga como la cabeza
y el cuerpo juntos. Suelen ser de color gris oscuro en el lomo y gris claro en el
vientre, pero existen numerosas variaciones a este patrón, desde ratones albinos
a ratones negros o con manchas negras y blancas.
El ratón de campo se diferencia fácilmente del ratón doméstico por tener unas
orejas más pequeñas y por el pelaje, que es de color marrón anaranjado en el
lomo, amarillento en los flancos y blanco en el vientre.

Biología del Ratón Doméstico


Los ratones, como la mayoría de roedores, son animales muy prolíficos. Si las
condiciones de temperatura y alimento son favorables pueden reproducirse
durante todo el año. El período de gestación es de tan sólo 19 días, tras el cual la
hembra suele dar a luz entre cuatro y siete crías por camada. Las crías nacen
desnudas y con los oídos y ojos cerrados. Los primeros días se valen de su
sentido del olfato y del tacto para relacionarse con la madre. En 7-10 días, se
cubren de pelo y se les abren los oídos y los ojos. A la cuarta semana se destetan
y empiezan a explorar los alrededores del nido. Tras 5-8 semanas, las crías
maduran sexualmente. Debido a su corto período de gestación y desarrollo de las
crías, las hembras pueden volver a quedarse embarazadas al poco tiempo de
tener a la anterior camada. Por lo general, una sola hembra puede producir unas 8
camadas a lo largo de toda su vida, aunque si las condiciones son favorables
podría producir una camada cada 28 días, lo que resulta en unas 13 camadas en
un año. Los ratones tienen una longevidad de 1-2 años de vida.

Nidificación de Ratones
Los ratones domésticos suelen vivir en comunas pequeñas, formadas por un
macho dominante, un par o más de hembras adultas con sus respectivas crías y
varios ratones subordinados que pueden ser de los dos sexos. Las hembras
adultas contribuyen tanto a la defensa territorial como al cuidado general de la
comuna. Los ratones que nidifican dentro de edificios suelen nidificar cerca de sus
fuentes de alimento para que la distancia entre el alimento y el nido les exija viajes
cortos. Se suelen ubicar dentro de paredes, en falsos techos, cajas, dentro de los
cajones de las mesitas de noche o en las bases de hornos o neveras. En cambio,
los ratones que realizan su nido en el exterior lo suelen hacer entre los deshechos
o los montones de basura.

Los Ratones y su alimentación


Los ratones son animales omnívoros, es decir, pueden comer casi cualquier cosa.
Sus alimentos favoritos son las semillas y los cereales. También les gustan mucho
los alimentos dulces, como la mantequilla de cacahuete o el chocolate. Tienen una
gran resistencia a la falta de agua. En condiciones normales beben unos 3-9 ml de
agua al día, pero si no la encuentran pueden vivir largas temporadas sin beber,
obteniendo el agua necesaria únicamente de los alimentos que ingieren. Suelen
alimentarse durante la noche, especialmente en zonas oscuras que les den la
sensación de estar protegidos. Son animales muy desconfiados. Suelen trazar
rutas de los distintos puntos de alimentación hasta el nido, memorizando cada uno
de los elementos que se encuentran entre los dos puntos. En el momento en que
alguno de los elementos habituales cambia de lugar o desaparece, lo investigan
con cautela.

Rastros de presencia de ratones


Los principales signos de la presencia de roedores en un edificio suelen ser los
mismos que para cualquier roedor comensal.

1. Presencia de excrementos. En el caso del ratón doméstico, los


excrementos miden unos 3-6 mm y tienen forma de rodillo.
2. Presencia de nidos con crías.
3. Ruidos de roer. Especialmente durante la noche, que es cuando están
más activos, se pueden oír ruidos de cuando roen o, si hay crías, chillidos
agudos.
4. Marcas de grasa. Los ratones suelen dejar marcas de grasa a su paso
producidas por el roce de su piel sobre las superficies, sobre todo en los
caminos que usan para ir del nido a las fuentes de alimento.
5. Ratones vivos o muertos. Esta es la evidencia más clara de su presencia
en un edificio.
6. Olor a orina. Los ratones suelen marcar su territorio con orina, por lo que
las zonas de alimentación preferidas suelen oler fuertemente a amoníaco.

Los Ratones son un riesgo para la salud


La actividad roedora de estos animales puede causar graves daños estructurales y
eléctricos en los edificios afectados. Además, pueden constituir un vector de
transmisión de enfermedades a los humanos como la rabia, el cólera, la peste, la
hepatitis o la salmonelosis.

El contagio de enfermedades se puede producir por contacto directo a través de


una mordedura o de forma indirecta por la ingesta de alimento o agua
contaminada que haya estado en contacto directo con los roedores o sus
excrementos.

Enfermedades que pueden transmitir las


ratas
Como hemos mencionado, las ratas pueden ser portadoras
de agentes patógenos como virus, bacterias, protozoos,
parásitos internos y externos, entre otros. Estos
microorganismos pueden alojarse en sangre, tejidos, saliva
y secreciones, o bien ser eliminados a través de la orina y
heces. Algunos de ellos, al penetrar en el organismo de los
seres humanos, pueden ocasionar enfermedades que se
consideran zoonóticas, es decir, que pueden transmitirse
entre humanos y personas.
Las zoonosis transmitidas por las ratas a los seres humanos
pueden contagiarse de forma directa o indirecta. Si la
persona tiene contacto directo o inhala algún tipo de
secreción de una rata infectada, la transmisión se da de
forma directa. Pero también puede ocurrir que los fluidos o las
deposiciones de los roedores contaminen la comida, el agua,
la tierra u otro tipo de materia vegetal u orgánica,
caracterizando una transmisión indirecta. Además, otro tipo
de contagio indirecto ocurre cuando algún insecto o
ectoparásito pica una rata infectada y, luego, transmite a
través de su saliva los agentes patógenos a las personas por
sus mordeduras.
A continuación, veremos con más detalles los síntomas,
formas de contagio y algunos consejos para prevenir las
siguientes 10 enfermedades que las ratas transmiten a los
humanos de forma directa o indirecta:
1. Leptospirosis
2. Toxoplasmosis
3. Hantavirus
4. Tularemia
5. Salmonellosis
6. Peste bubónica (peste negra)
7. Fiebre por mordedura de ratas
8. Tifus
9. Parásitos internos
10. Parásitos externos
1. Leptospirosis y enfermedad de Weil
La leptospirosis es una zoonosis de potencial epidémico
causada por una bacteria llamada Leptospira interrogans, que
puede afectar a los seres humanos y a muchos otros
animales. Es esencial confirmar el diagnóstico para proceder
con el adecuado tratamiento en las etapas iniciales de la
patología.
La mayoría de los casos en humanos se presentan de forma
leve, con síntomas como fiebre, dolor de cabeza mialgia,
mal estar generalizado y conjuntivitis. Pero en casos más
graves (cerca de 10% de los diagnósticos), la leptospirosis
puede conllevar a los siguientes cuadros clínicos:
 Enfermedad de Weil
 Meningitis
 Hemorragia pulmonar
El tratamiento de la leptspirosis suele basarse en
la administración de antibióticos específicos para
combatir la bacteria Leptospira, pero puede variar
significativamente según la sintomatología y el avance de
cada caso. Por ello, es esencial acudir rápidamente a la
clínica u hospital al percibir cualquier síntoma anómalo.
2. Hantavirus
El hantavirus (VH) es una enfermedad zoonótica de tipo
vírica emergente causada por un virus perteneciente a la
familia Bunyaviridae y al género Hantavirus. Es una de las
enfermedades que transmiten las ratas a los humanos más
difíciles de detectar. La principal forma de contagio se da a
través del contacto directo o inhalación de heces, orina y
saliva de algunas especies de ratas y ratones que actúan
como vectores para el agente patógeno[2].
Los primeros síntomas son generales y pueden confundirse
con otras enfermedades:
 Fiebre
 Dolores musculares
 Mareos
 Escalofríos
 Malestar generalizado
 Problemas gastrointestinales
No obstante, en gran parte de los casos de hantavirus, estos
síntomas suelen estar acompañados por una
repentina dificultad respiratoria e hipotensión, que son los
primeros signos del Síndrome ardiopulmonar por Hantavirus
(SCPH).
Las actuales cifras respecto a la distribución de esta patología
son alarmantes, ya que a cada año se detectan cerca de 300
nuevos casos en el continente americano, donde ya fueron
identificadas, al menos, 13 áreas endémicas. La mayoría de
los casos fueron diagnosticados en entornos rurales,
agrícolas o poco urbanizados, aunque también se
diagnostican algunos casos en las ciudades. Al igual que la
leptospirosis, el hantavirus está asciado a la vulnerabilidad de
algunas regiones, en especial con la deficiencia
de saneamiento básico.
Sumado al crecimiento de los diagnósticos y la ausencia de
una cura, se registra que cerca de 60% de los casos de
hantavirus resultan fatales, por lo que la enfermedad está
bajo vigilancia y se realizan campañas anuales con fines de
prevenir su expansión. Para prevenir el hantavirus, se
recomienda reforzar los hábitos de higiene en las viviendas y
sus entornos, evitando principalmente el cúmulo de residuos
alimentarios que pueden atraer a las ratas.
3. Tularemia
La tularemia es una enfermedad infecciosa causada por la
bacteria Francisella tulariensis que afecta principalmente a los
roedores salvajes, como pueden ser los conejos, las liebre,
las ratas almizcleras y las ardillas, pero que también puede
ser diagnosticada en animales de compañía. Si bien
la tularemia en los conejos sea la manifestación más
conocida de la patología, también puede infectar a ratas
domésticas, gatos, perros, y en más escasas oportunidades,
a las personas[3].
En los seres humanos, la principal forma de contagio ocurre a
través del contacto directo con tejidos y sangre de
animales infectados. Pero eventualmente la tularemia
también puede ser transmitida por la inhalación de materia
vegetal o tierra contaminada, así como por la
picadura/mordedura de garrapatas, mosquitos y moscas que
se comportan como vectores para la bacteria. Raras veces, el
consumo de carne infectada y mal cocinada puede llegar a
transmitir tularemia a las personas.
Los síntomas más frecuentes asociados a un cuadro de
tularemia en los seres humanos incluyen:
 Fiebre
 Escalofríos
 Sudoración excesiva
 Irritación en los ojos
 Dolor de cabeza
 Dolores musculares
 Rigidez articular
 Manchas rojas en la piel
 Dificultad respiratoria
 Pérdida de peso
El tratamiento de la tularemia se basa en la administración
de antibióticos para eliminar las bacterias y frenar el avance
de los síntomas. El diagnostico temprano es nuevamente el
mejor aliado para el éxito del tratamiento.
4. Peste bubónica
Seguimos el artículo de enfermedades que transmiten las
ratas a los humanos con la peste bubónica, una zoonosis
bacteriana causada por bacteria Yersinia pestis que
normalmente se aloja en el organismo de pequeños animales
y parásitos, como las pulgas. En los seres humanos, la
principal forma de contagio se da a través de las picaduras de
pulgas infectadas que suelen parasitar a las ratas y los
ratones. Pero eventualmente puede ser transmitida por el
contacto directo con las secreciones de animales infectados,
o bien por la inhalación o ingestión de materia orgánica
infectada.
Durante la Edad Media, Europa experimentó un catastrófico
contagio de peste bubónica que, en aquel momento, se
denominó "peste negra". Actualmente se diagnostican cerca
de 5.000 casos cada año, que ocurren principalmente en las
regiones rurales y semirurales de Asia, África y Estados
Unidos.
El cuadro clínico más frecuente en los seres humanos se
caracteriza por la inflamación e hipersensibilidad de
los ganglios linfáticos (bulbones) en las regiones de las
axilas, cuello e ingles. Los bulbones se agradan con el
proceso inflamatorio y pueden llegar a tener el tamaño de un
huevo de gallina, resultando también dolorosos y calientes al
tacto. Además, los siguientes síntomas también pueden
aparecer en los casos de peste bubónica:
 Fiebre
 Escalofríos repentinos
 Dolor de cabeza
 Malestar general
 Dolores musculares
En casos más graves, la bacteria puede alcanzar el torrente
sanguíneo, caracterizando un cuadro clínico llamado peste
septicémica, que puede provocar fuertes dolores
abdominales, sangrados, debilidad extrema y muerte súbita.
Además, en ocasiones menos frecuentes, la bacteria puede
avanzar a los pulmones, ocasionando síntomas como tos
(que puede estar acompañada de sangre) y dificultad para
respirar.
La peste avanza rápidamente en el organismo y, en la
ausencia de un tratamiento adecuado, puede conllevar a la
muerte del paciente en pocos días. Por ello, es esencial
buscar atención médica al detectar algún síntoma para
empezar rápidamente el tratamiento para la veste bubónica,
que consiste fundamentalmente en la administración
de antibióticos específicos. También es clave reforzar los
hábitos de higiene para evitar la acumulación de materia
orgánica y residuos que pueden atraer a los roedores, así
como proporcionar una adecuada medicina preventiva a las
ratas domesticas combatiendo la proliferación de pulgas y
otros parásitos.
5. Toxoplasmosis
La toxoplasmosis es una patología transmitida por un
protozoo de distribución mundial llamado Toxoplasma gondii.
La transmisión hacia los seres humanos puede ocurrir de
diversas formas si bien suela ser asociada a los gatos, la
forma de contagio más común se da a través del consumo de
agua y alimentos contaminados.
Los felinos (gato, puma, lince, gato montés, etc.) son el
principal huésped o reservorio del toxoplasma y también los
únicos animales que pueden eliminar los oocitos del protozoo
en sus heces, pudiendo ser sus heces una vía de contagio
para los seres humanos. Por lo general, suelen llevar en sus
tejidos unos quistes viables de este protozoo.
Así mismo, son varios los animales que pueden cargar estos
quistes del toxoplasma, como pueden ser los roedores, las
aves de corral, las ovejas, las cabras y las vacas. Cuando
una persona consume carne cruda o mal cocinada de algún
animal infectado, estos quistes se activan y empiezan
nuevamente su ciclo vital en el interior de su organismo.
Además, la toxoplasmosis puede transmitirse de la madre al
feto durante el embarazo.
Los principales síntomas de la toxoplasmosis en los seres
humanos son:
 Inflamación de los ganglios linfáticos
 Dolor de cabeza
 Fiebre
 Dolor muscular
 Dolor de garganta
 Visión borrosa
En los individuos con baja inmunidad, como pueden ser las
mujeres embarazadas o las personas con enfermedades
crónicas. La toxoplasmosis puede provocar también la
aparición de mareos, convulsiones, inflamación en las retinas
y confusión.
Cabe señalar que los felinos domésticos que viven en el
interior del hogar, reciben una adecuada medicina preventiva
y se alimentan de piensos industriales o comida ecológica
con certificado de salud tienen muy baja probabilidad de
infectarse con el protozoo toxoplasma. Si quieres saber más
sobre los gatos y el riesgo de contraer toxoplasmosis, te
invitamos a leer nuestro artículo "¿Es malo tener gatos
durante el embarazo?"
6. Salmonelosis
Otra de las enfermedades que transmiten las ratas a los
humanos es la salmonelosis,una enfermedad zoonótica
infecciosa muy conocida causada por bacterias del género
salmonella. En especial por la Salmonella bongori y
la Salmonela Typhimurium (o Salmonella enterica), siendo
actualmente una de las patologías de transmisión alimentaria
más comunes en todo el mundo, con más de un millón de
personas afectadas de forma anual a nivel global[6].
La salmonela está presente de forma natural en el tracto
intestinal de las aves y en sus huevos, así como en algunos
reptiles. No obstante, la bacteria también puede sobrevivir en
el organismo de diversas especies de roedores, entre ellas
las ratas silvestres y domésticas. Además, la salmonelosis en
los roedores puede transmitirse de padres a hijos, pero no
necesariamente todos los portadores presentarán síntomas
de infección.
En los seres humanos, la principal forma de transmisión de la
salmonelosis ocurre por vía oral, a través del consumo de
agua o alimentos contaminados, por las heces de animales
infectados, por la ingesta de huevos, carne cruda o carne mal
cocinada. Pero la bacteria también puede ingresar al
organismo humano por el consumo de comida en mal estado
o por vía inhalatoria.
Se estima que gran parte de la población mundial ya ha
tenido contacto con esta bacteria, pero la mayoría no lleva a
desarrollar un proceso infeccioso o presenta síntomas leves
que su organismo logra autolimitar en un ciclo de entre 2 y 7
días. No obstante, eventualmente la salmonelosis puede
ocasionar complicaciones gastrointestinales, manifestándose
principalmente a través de los siguientes síntomas:
 Náuseas y vómitos
 Fiebre
 Escalofríos
 Calambres abdominales
 Diarrea
 Dolor de cabeza
 Deshidratación
 Sangre en las heces
El tratamiento de la salmonelosis se basa en
la administración de antibióticos para combatir la bacteria
patógena. En algunas ocasiones, se recetan analgésicos para
controlar las molestias estomacales y, caso la deshidratación
esté avanzada, se puede administrar suero al paciente.
Posteriormente, el medico podrá evaluar los beneficios del
consumo de probióticos para recuperar la flora intestinal y
fortalecer el sistema inmunológico.
Para prevenir las infecciones por salmonela, es esencial
adquirir alimentos (en especial huevos y carnes) que hayan
superado todos los controles sanitarios pertinentes,
preferiblemente en establecimientos debidamente
certificados, así como lavar bien los vegetales y frutas antes
de ingerirlos. La higiene de las manos antes de manipular los
alimentos y hacer las refecciones también es una práctica
fundamental para la prevención de enfermedades infecciosas
del tracto gastrointestinal.
En caso de tener en el hogar ratas, roedores o aves como
mascotas, es esencial asegurar que su comida no esté
contaminada, proporcionarles una adecuada medicina
preventiva y mantener una óptima higiene de su ambiente y
accesorios, así como la del propio individuo.

7. Fiebre por mordedura de rata


La fiebre por mordedura de rata consiste en una de las
enfermedades que transmiten las ratas a los humanos de tipo
infecciosa y de origen bacteriano que se transmite
principalmente por las mordeduras de ratas y otros roedores
infectados, como ardillas o comadrejas. En Europa y Estados
Unidos, la mayoría de los casos diagnosticados se asocian a
la bacteria Streptobacillus moniliformis, mientras en Asia se
relacionan con la bacteria Spirillum minus y se conoce
como sodoku. Estos agentes patógenos se alojan en
la saliva, en las secreciones nasales y en la orina de las
ratas.
Cuando la patología está ocasionada por la Streptobacillus
moniliformis, la mordedura suele sanar más rápidamente,
pero en los 3 a 10 días que le siguen suelen aparecer los
siguientes síntomas:
 Fiebre
 Escalofríos
 Vómitos y nauseas
 Diarrea
 Dolor de cabeza
 Dolor muscular
 Salpullido en la piel
 Inflamación en las articulaciones
 Abscesos
 Meningitis
 Neumonía
 Inflamación en el corazón
En los casos de sodoku provocados por la bacteria S.
minus, las heridas parecen curarse en la primera semana
posterior a la mordedura. No obstante, entre 7 y 21 días
después suelen aparecer los siguientes síntomas:
 Fiebre
 Escalofríos
 Dolor de cabeza
 Dolor muscular
 Ulceración
 Manchas rojas
 Inflamación e hinchazón de los nódulos linfáticos
 Salpullido en la piel
 Fiebre de Haverhill
 Vómitos
 Dolor de garganta
 Neumonía
 Infección del corazón
 Meningitis
 Hepatitis
En ambos casos, el tratamiento consiste en
la administración de antibióticos, tras la detección del
agente causante específico de la enfermedad. La mejor forma
de prevención es reforzar los hábitos de higiene para evitar la
proliferación de ratas en las viviendas en sus entornos,
siendo también posible seguir algunos consejos para
ahuyentar ratas. En caso de mordeduras por roedores, lavar
bien la herida con agua y jabón neutro para, luego, buscar
atención médica.
8. Tifus
El tifus es una enfermedad infecciosa grave que puede
estar causada por dos tipos de bacterias: Rickettsia typhi y
la Rickettsia prowazekii. Es una de las enfermedades que
transmiten las ratas a los humanos que mejor podrían
prevenirse mediante una adecuada higiene. En la actualidad,
se conocen dos tipos de tifus:
1. El tifus endémico, que puede transmitirse por ambas
bacterias. Cuando está provocado por R. typhi, se transmite
a los humanos por las pulgas que, antes, se alimentaron de
la sangre de las ratas. En casos asociados a la
R. prowazekii, los piojos actúan como intermediarios.
2. El tifus murino, que solo se transmite por la
bacteria Rickettsia typhi y su principal forma de contagio se
produce a través del contacto directo con las heces de o por
medio de picaduras de pulgas infectadas por los roedores.
Eventualmente, también puede estar asociada a otros
animales, como los mapaches, las zarigüeyas y los gatos.
Los síntomas suelen ser parecidos en ambos casos
incluyendo las siguientes manifestaciones:
 Dolor abdominal
 Dolor de espalda
 Fiebre alta
 Erupción roja y no brillosa
 Tos seca
 Nauseas y vómitos
 Dolor de cabeza
 Dolor articular
 Dolor muscular
Al tratarse también de una enfermedad bacteriana, el
tratamiento para el tifus se basa en la administración
de antibióticos específicos. En casos más avanzados, el
médico evaluará la necesidad de realizar terapia con oxigeno
y líquidos intravenosos. Nuevamente, la mejor medida
preventiva es mantener una óptima higiene en el hogar y en
los entornos más próximos, así como brindar una adecuada
medicina preventiva a los animales de compañía, en especial
si se decide adoptar a una rata como mascota[7].
9. Parásitos internos
Los parásitos internos pueden perjudicar severamente
nuestro bienestar, además de provocar numerosos
problemas de salud. Al igual que la mayoría de los
animales, las ratas pueden verse afectadas por parásitos
intestinales, como las tenias y los gusanos. Si no tomamos
las medidas pertinentes, estos parásitos también pueden
afectar a las personas y a otros animales que conviven con
los roedores.
La tenia es el principal parásito intestinal que las ratas
pueden transmitir a los seres humanos, principalmente a
través del contacto con heces infectadas por sus huevos.
Al penetrar en el organismo de los humanos, las tenias
suelen desarrollarse amplia y rápidamente, pudiendo
conllevar a deficiencias nutricionales, pérdida de peso y
apetito, anemia y anorexia en casos más graves.
10. Parásitos externos
Cerramos el artículo de las enfermedades que transmiten las
ratas a los humanos hablando de los ectoparásitos, como
las pulgas, los ácaros y las garrapatas, pueden actuar
como vectores de numerosas enfermedades, algunas de las
cuales ya fueron mencionadas en este artículo. También
pueden provocar alergias, problemas dérmicos o sarna entre
otras complicaciones.
Por ello, al decidir adoptar a una rata como mascota, es
esencial evitar la proliferación de parásitos internos y
externos, reforzando los hábitos de higiene en el ambiente y
especialmente en la jaula del roedor, además de consultar a
un veterinario especializado sobre las posible formas
de desparasitar a un roedor. También se aconseja la
realización de consultas veterinarias preventivas cada 6
meses para verificar su estado de salud de tu rata doméstica.
Este artículo es meramente informativo, en
ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar
tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de
diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al
veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de
condición o malestar.

Reproducción de los ratones. Madurez sexual y


apareamiento.
Son muchos los factores que influyen en la elevada prolificidad de los ratones, comenzando
con su ciclo reproductivo. Las hembras que viven en estado salvaje son en su gran mayoría
fértiles cuando cumplen 1½ mes de vida, manteniéndose la capacidad reproductiva en esta
especie hasta los 13 o 14 meses en lo general. En algunas ratas de laboratorio o que viven en
las latitudes más frías del planeta, puede demorar un poco más en llegar la madurez sexual
(alrededor de 2 meses). En cualquier caso deberá abrirse en canal vaginal de la hembra (que
se encuentra cerrado al nacimiento) para que sean capaces de concebir su descendencia.
Los machos por su parte alcanzan la madurez sexual de los 40 a los 60 días de vida, a pesar
de que el descenso testicular puede ocurrir con apenas 15 días de nacidos. Generalmente
existe una relación directa entre la viabilidad de los espermatozoides y el peso del ejemplar, el
cual fluctúa entre los 100 y 140 gramos en los machos listos para reproducirse.

Te puede interesar: La gestación y reproducción humana

Una vez que comienzan los ciclos reproductivos, las camadas comienzan a sucederse una
tras otra escalonadamente, con una diferencia de 3 o 4 semanas aproximadamente, gracias a
que las hembras de ratón son poliéstricas continuas. El ciclo estral tiene una duración
promedio de 4 a 6 días en esta especie y la etapa de estro puede llegar a durar apenas unas
12 horas, durante las cuales las hembras se encuentran sexualmente receptivas.

A pesar de que las características reproductivas y anatómicas son comunes en las especies
conocidas como ratones, cualquier cambio puede afectar la correlación de tiempo entre la
ovulación y el ciclo estral de las hembras. Un cambio en la intensidad lumínica o una situación
estresante pueden actuar sobre la glándula pineal y las adrenales, alterando el orden
establecido para estos eventos. Esta especie tiene una gran adaptabilidad a los cambios de
ambiente, especialmente en lo que a reproductivamente se refiere. Otro rasgo característico
de los ratones es que las hembras también pueden tener un estro posparto, lo que les permite
concebir nuevamente en las 24 horas siguientes al alumbramiento.

Como parte del cortejo previo a la cópula, el macho puede mordisquear la cabeza y el cuerpo
de la hembra, además de inspeccionar la región urogenital de su compañera. El acto sexual
en sí no sobrepasa los 20 segundos. Luego de la concepción comienza la fase gestacional de
la hembra.

Período gestacional de los ratones


El tiempo de gestación de los ratones tiene una duración de 22 a 24 días, durante los cuales
la hembra da sustento en su vientre a la camada, hasta el momento de dar a luz.

Nacimiento y cría de los ratones


La gestación de los ratones trascurre rápidamente, por lo que muchas veces las personas que
tienen a estos animales como mascotas, no se percatan del acontecimiento. Durante la
gestación las futuras mamás pueden convivir con el macho sin que esto represente un
problema, pero cuando se acerca el momento del alumbramiento se recomienda que se
aparten a los progenitores en diferentes jaulas.

Te puede interesar: La gestación y reproducción del tigre


Algunas señales que nos pueden indicar que el nacimiento es inminente son la anidación
frenética de la hembra y encontrar rastros de sangre en su jaula. Además la hembra se
muestra distendida por el dolor una vez que comienzan las contracciones uterinas. Lo común
es que durante el trabajo de parto adopte una posición decúbito abdominal, con las patas
traseras estiradas, para ser capaz de expulsar a cada una de las crías. Una vez que ha nacido
la primera cría puede pasar un lapso de tiempo de 1 a 4 horas, hasta que salgan las demás.

Durante todo el tiempo que dura el parto la hembra se va a mostrar sumamente inquieta y
asustadiza, así que lo mejor es no acercársele. Cualquier perturbación que la hembra asuma
como señal de peligro puede provocar que mate a los recién nacidos. De igual manera
debemos evitar tocar a los pequeños las primeras semanas, ya que esto puede provocar el
rechazo por parte de la madre y el infanticidio.

La madre tiene el mismo comportamiento con cada cría que nace. Primeramente la ayuda a
salir de la bolsa y luego la limpia con su lengua, estimulando su respiración. Al igual que
ocurre con otros mamíferos, los ratones recién nacidos son muy pequeños e indefensos,
apenas suelen superan los 6 gramos de peso, además de que carecen de audición y visión.

Pulgas

Además de la comezón que causan las picaduras de pulgas, estas también


pueden transmitir enfermedades y posiblemente afectar su salud y la salud de
su mascota si no se controlan. Las pulgas viven y se alimentan en la piel de
animales en todo el mundo. Las pulgas son insectos pequeños de 1⁄13 -
1
⁄8 pulgadas (1 - 3 mm) de largo, sin alas, con cuerpos aplanados de color
marrón oscuro. Sus cuerpos delgados y planos, les permiten moverse a
través del pelo del cuerpo, donde se alimentan picando y chupando la sangre
de su anfitrión. Sólo las pulgas adultas pican a sus anfitriones. Las pulgas
hembras pueden poner 30-50 huevos por día en su anfitrión y muchos de los
huevos pueden desprenderse de la mascota y terminar en la alfombra, los
muebles, las camas de las mascotas, o en otros lugares. Estos se convierten
en larvas de pulgas en aproximadamente una semana. Después de
alimentarse de la sangre seca que dejan los adultos, las larvas tejen un
capullo y se transforman en adultos. Por eso es importante enfocarse tanto en
la mascota como en el entorno que le rodea para controlar las pulgas.

Opciones de control:
 Asegúrese de leer y seguir todas las instrucciones de la etiqueta en
cualquier producto pesticida que decida usar.
 Vigile y controle las pulgas en su(s) mascota(s). En caso contrario, transportarán
nuevas pulgas a su hogar. Considere la posibilidad de consultar con su veterinario
acerca de que métodos de control de pulgas son mejores para su animal. Muchos
productos para perros no se pueden utilizar en gatos.
 Considere el uso del Manejo Integrado de Plagas, MIP (IPM por sus siglas
en inglés) que incluye medidas tales como pasar la aspiradora regularmente para
remover alimentos, larvas y huevos, el lavado de telas y ropa de cama en agua
caliente y los tratamientos con insecticidas que contengan reguladores del
crecimiento para insectos.
 Evite el uso de remedios caseros ya que en la mayoría de los casos no se ha
comprobado que sean eficaces para controlar las pulgas en los hogares.
 Para obtener información sobre la eficacia de los nebulizadores (foggers), también
conocidos como "bombas para insectos", véase el siguiente recurso titulado
"¡Socorro! ¡A mi mascota le están picando las pulgas!" por el
Servicio de Extensión Cooperativa de la Universidad de Georgia.
 Trate el área fuera de su casa sólo si tiene áreas muy infestadas. Busque la
presencia de pulgas en las áreas sombreadas, donde sus mascotas duermen con
frecuencia.
 Obtenga más información sobre el control de pulgas leyendo más sobre ellas en
los enlaces que se presentan a continuación.
 Su servicio de extensión cooperativo local puede proporcionarle
información sobre los tipos de pulgas en su zona, ayudarle con la identificación y a
menudo ofrecen hojas de datos sobre métodos locales para el control de
pulgas.
 El ciclo de vida de la pulga puede ser tan corto como 12 o 14 días o tan largo como 180
días. En las condiciones típicas del entorno doméstico, suele tardar de 3 a 6 semanas en
completarse.

 ¿Alguna vez te has preguntado de dónde salen las pulgas de tu perro? ¿Dónde se inicia la
infección por estas criaturas que pueden causarnos tantos dolores de cabeza?
 El ciclo de vida de la pulga puede ser tan corto como 12 o 14 días o tan largo como 180
días. En las condiciones típicas del entorno doméstico, suele tardar de 3 a 6 semanas en
completarse.
 Veamos ahora en qué momentos de este proceso tu perro puede ser infectado por estos
parásitos.

 ¿Dónde pone la pulga sus huevos?


 Las pulgas viven y se reproducen sobre el pelo del huésped (perros, gatos y algunos
animales silvestres).

 Cuando el huésped se mueve, se sacude, o se tumba, cantidades enormes de huevos caen


allí donde esté. En el caso del perro esto sucederá en la alfombra, su cama, tú sofá, su
parque preferido…


 Los huevos eclosionan y las larvas de las pulgas viven en el ambiente del perro
alimentándose de pelos, heces de pulgas y escamas. Posteriormente, las larvas pasan a una
fase de pupa para transformarse en pulga adulta.

 ¿De dónde salen las pulgas adultas?


 Cuando un perro se tumba en una alfombra colonizada por pupas de pulgas, éstas
eclosionan y saltan al animal.

 ¡Los saltos de pulgas adultas directamente entre animales también son frecuentes!

 Así que ya sabes, tanto si eres un amante de la naturaleza que compartes tus actividades al
aire libre con tu mascota, como si vives en una ciudad y solamente sales a pasear con tu
mejor amigo por el parque, si tienes un perro debes estar alerta a las pulgas y proteger
adecuadamente a tus mascota durante todo el año.

 Vayas donde vayas, mantén protegido a tu amigo perruno aplicándole una pipeta
insecticida y repelente. Si utilizas cada 3 semanas las pipetas Advantix de Bayer, podrás
vivir tranquil@ y tu perro perfectamente sano y feliz.
 + Consejos de Bayer para proteger a los perros de las pulgas