Está en la página 1de 3

Lukas Bastías Cátedra: Estética de la Música IV Universidad de Valparaíso

Docente: Lenin Pizarro

El ​Noise​ contra la industria cultural


bajo la mirada de Theodor Adorno.

Adorno postula en Dialéctica de la Ilustración, que la industria de la cultura ha


normalizado e idiotizado a los espectadores, ha hecho que la diversión sea más
importante que la realidad del espectador, muchas veces más miserable de la que se le
presenta como ideal en, por ejemplo, el cine o la publicidad.
Adorno incluso llega al extremo al postular: «Divertirse es estar de acuerdo (...)
divertirse significa siempre que no hay que pensar, que hay que olvidar el dolor, incluso
allí donde se muestra.» (Adorno y Horkheimer, 1994, p.189)

Adorno dice, en su ​Teoría Estética, en el capítulo “​Ideal de lo negro​”: «Para poder


subsistir en medio de una realidad extremadamente tenebrosa, las obras de arte que
no quieren venderse a sí mismas como fáciles consuelos, deben igualarse a esa
realidad» (Adorno, 1980).
El arte debe evocar el caos; debe recordar constantemente lo que se quisiera hacer
olvidar. «No tener velos ni pudor pero ser fundamentalmente ascético es el mayor
compromiso de un arte que no pretende complacer sino ser verdadero (…) la misión
del arte es introducir ​caos​ en el orden» (Marulanda, 1988)

El ​Noise irrumpió en el Siglo XX situándose como uno de los bastiones contra la, cada
vez más creciente, industria del arte.
Lukas Bastías Cátedra: Estética de la Música IV Universidad de Valparaíso
Docente: Lenin Pizarro

Mientras que la ​producción musical ​industrial se basaba en la repetición dentro del


mercado de bienes (producción en serie de registros fonográficos y partituras), los
músicos ​Noise generaron música no repetible fuera del nexo comercial y
«suficientemente imprecisa como para abarcar las estrategias sónicas tremendamente
diferentes que emplea un gran número de músicos por todo el mundo» (Toth, 2009),
luchando explícitamente contra los cánones industriales al no permitir el monólogo que
si caracteriza las obras de la ​industria del espectáculo​.

«La sociedad del espectáculo elimina el diálogo», mientras que el ​Noise   ​«constituye
una deconstrucción radical del status del artista, la audiencia y la música». (Toth,
2009).

El ​Noise entonces, se presenta como una alternativa de lucha artístico-sonora contra la


industria del espectáculo ​y como vehículo de denuncia contra los horrores de la
humanidad en los tiempos actuales. El ​Noise ha eliminado la necesidad de utilizar
espacios antes reservados a la difusión cultural, como teatros y cines, y
multidisciplinariamente ha abierto el ámbito sonoro a mixturas antes impensadas.

BIBLIOGRAFÍA

ADORNO, Theodor W. ​Teoría estética ​(Madrid, Taurus, 1980)

ADORNO, Theodor W. y HORKHEIMER, Max. ​Dialéctica de la ilustración (Madrid,


Editorial Trotta, 1994)

TOTH, Cbasa. “La Teoría del Ruido” en ​Ruido y Capitalismo​. (Donostia, San Sebastián.
Arteleku Audiolab, 2009)
Lukas Bastías Cátedra: Estética de la Música IV Universidad de Valparaíso
Docente: Lenin Pizarro

MARULANDA, Valentina. “La metáfora de lo negro: una aproximación a la estética de


T. W. Adorno” en ​Ideas y Valores​; Vol. 37, Núm. 76-77. (Universidad Nacional de
Colombia (Sede Bogotá). Facultad de Ciencias Humanas. Departamento de Filosofía,
1988)

También podría gustarte