Está en la página 1de 5

Concepto de normalidad y anormalidad:

Concepto de Normalidad:
Es la cualidad que se ajusta a las normas de un comportamiento que está vinculada a la
conducta de un sujeto que no muestra diferencias significativas respecto a la conducta. Por
mucho que una persona se esfuerce en parecerse a otra, nunca podrá modificar sus
sentimientos y sus necesidades voluntariamente. La normalidad hace caso omiso a aquellos
detalles que nos hacen individuos y por lo tanto no habla de nosotros, sino por nosotros.

Por otro lado, la normalidad puede entenderse de las siguientes formas:

 Normalidad como salud: Se considera que un comportamiento que está dentro de los
límites normales cuando no se observa psicopatología. Para la perspectiva médica la
ausencia de signos y síntomas es indicativa de salud. Se considera a la salud como un
estado funcional razonable más que óptimo.

 Normalidad como utopía: La normalidad se considera como una mezcla armoniosa y


perfecta de los distintos elementos de la mente (ello, yo y superyó).

 Normalidad como promedio: Esta definición considera normal el rango medio, y ambos
extremos se corresponden con las desviaciones de la normalidad.

 Normalidad como proceso: Enfatiza la dimensión corporal y adaptativa de funciones


psíquicas, en donde la normalidad vendría definida por la homeostasis o equilibrio
dinámico entre la persona y su medio físico y social.

Concepto de anormalidad:
Es una característica definida en forma subjetiva que se asigna a aquellas personas que
poseen condiciones raras o disfuncionales. Definir si una persona es normal o anormal es
un tema difícil en el campo de la psicología de la anormalidad. Por ejemplo: “Sobra decir
que el nacimiento de un animal con dos cabezas es algo anormal”, “Es anormal que haga
tanto calor en esta parte del mundo”, “He detectado algunos resultados anormales en el
estudio”.

Un criterio más refinado es la existencia de ansiedad. Una persona que manifiesta niveles
elevados de depresión, ansiedad, infelicidad, etc. se considera que posee un
comportamiento anormal porque su propio comportamiento la perturba.
Desafortunadamente muchas personas no se percatan de su propio estado mental y aunque
podrían beneficiarse con ayuda, no ven la necesidad de buscar apoyo

La psicopatología es la disciplina que estudia lo anormal, lo desviado, lo desadaptado, lo


trastornado, lo desorganizado, etc., cuyo interés se centra en la naturaleza y las causas de la
conducta anormal o psicopatológica y se plantea como objetivo principal descubrir leyes
que regulan la conducta anormal o patológica mediante el método científico. El interés de
la Psicopatología radica en la naturaleza y las causas de la conducta anormal o
psicopatológica. Sin embargo, es difícil definir absolutamente y con total precisión lo que
debe entenderse por conducta anormal o psicopatológica, por lo cual es útil conocer cuáles
son los criterios o parámetros que nos permitirán al campo de lo anormal o psicopatológico.

Debido a que la diferencia entre normal y anormal es relativa y no absoluta, es útil


considerar a la salud mental como un continuo. En un extremo se encuentran las conductas
que definen la salud mental óptima; en el otro extremo están las conductas que definen una
mínima salud mental. Entre ellos encontramos incrementos graduales de conductas
desadaptadas.

La función senso-percerptiva:
Analiza los procesos psicológicos que se origina en la recepción de estímulos, el cual
responde la percepción. Ese proceso implica percibir es decir, implica elegir entre diferente
alternativas y depende del estado del sistema perceptivo de cada quien, cuando todos
percibimos, decodificamos la realidad

La idea de sensopercepción, de este modo, está asociada al proceso que permite


la captación de los estímulos físicos y su interpretación vía la actividad cerebral.
Este proceso comienza con la detección del estímulo a través de un órgano sensorial (como
el oído), continúa con la conversión del estímulo en señales que se transmiten al cerebro
como impulsos nerviosos y finaliza con el procesamiento de las señales para su
interpretación.

Trastornos cuantitativos de la sensopercepción:


Este tipo de trastornos puede estar debido a un aumento o a una
disminución fuera de lo normal de la percepción a través de los sentidos.
Esto da lugar a una nueva clasificación; en el caso del exceso de
sensopercepción, pueden darse los siguientes tres casos:

* Un aumento en la cantidad de percepciones.

* Cuando aumenta la intensidad de cada estímulo.

* Si aumenta la riqueza de la sensopercepción.

Dimensión actitudinal de la conducta:


Comprende las actuaciones frente a sí mismo, en un entorno natural y social, buscando el
desarrollo de la autonomía. Ejemplo: los comportamientos de los estudiantes se evalúan en
forma positiva con el fin de fortalecer la conducta, los valores y sus expresiones.

Causas y consecuencias de lo anormal psíquico en la personas:

Causas en las anormalidades del psiquico:


Toda situación de Maltrato Psíquico mínimamente intensa o prolongada provoca como
efecto lógico y consecuente una serie de daños psíquicos y/o físicos de diferentes niveles de
gravedad, como reflejo de la exposición a una estructura causal enferma y agresora en la
que cualquier persona sana y/o normal se halla incapacitada para defenderse sin resultar
notable o substancialmente afectada.
como consecuencia en todo ser humano pueden transformarse en efectos de extrema
gravedad física y mental, lo que a su vez derivará en la aparición de otros problemas
(económicos, sociales, laborales, escolares, sexuales, etc.)

Entre los Efectos Psíquicos, hallamos dos grandes grupos:

1. Los sentimientos, las sensaciones y las emociones que toda Víctima de Maltrato
Psíquico y Físico, los cuales siempre implican una desagradable y profunda sensación
de sentirse: mal, humillada, estresada, atormentada, acosada, triste, dolida, amargada,
deprimida, , angustiada, irritable, al borde del suicidio, muy infeliz, desprestigiada,
culpable, con baja autoestima, etc.

2. Los Trastornos Psíquicos de la Salud de diferentes grados de gravedad, no siempre


presentes, pero sí extraordinariamente frecuentes en toda Víctima, e íntimamente
derivados del Maltrato. Estos surgirán cuando los sentimientos, sensaciones y
emociones que la Víctima indican que algo va mal o hayan sido pasados por alto.

Consecuencia en la anormalidad del psíquico:


Es reconocido en las sociedades en general por medio de diversos nombres que lo
describen en mayor o menor medida según diferentes contextos y criterios, nombres que
recién en los últimos tiempos comienzan a resultar popularmente familiares, siendo,
incluso, novedosos:

Como tal son el acoso laboral, violencia verbal, violencia psíquica, acoso escolar, bullying,
acoso moral, daño moral o daños morales, daños y perjuicios, amenazas, etc.

Y en Términos Jurídicos: acoso sexual, chantaje emocional, inducción a la depresión,


inducción al suicidio, discriminación, extorsión, machismo, sexismo, racismo, lavado de
cerebro, discurso perverso, tortura psicológica, manipulación de los medios de
comunicación, terrorismo, entre otros.

al grado que la Víctima este frente a las acciones del Maltratador son terminantemente
irrelevantes a fines de la corroboración de Maltrato Psíquico. impone, y no solamente por
las reacciones relativamente subjetivas de la Víctima, reacciones que pueden variar
marcadamente en cada caso. Recuérdese que las leyes generales de la Justicia no sólo
contemplan los daños y perjuicios (es decir, los efectos), sino también la acción en sí
misma e incluso la intencionalidad (es decir, las causas).

También podría gustarte