Está en la página 1de 29

FICHA DE IDENTIFICACIÓN DE TRABAJO DE INVESTIGACIÓN

Título
Nombres y Apellidos Código de estudiantes

Autor/es

Fecha dd/mm/aaaa

Carrera
Asignatura
Grupo
Docente
Periodo Académico
Subsede
Copyright © (AGREGAR AÑO) por (NOMBRES). Todos los derechos reservados.
.
RESUMEN:
Título:
Autor/es:

Debe tener un máximo de 500 palabras y contener la información necesaria para darle al
lector una idea precisa de la pertinencia y calidad del trabajo de investigación, éste debe
contener una síntesis del problema u objetivo de aprendizaje a investigar, el marco teórico,
objetivos, la metodología a utilizar y resultados esperados.

Palabras clave:

ABSTRACT:

Key words:

Asignatura:
Carrera: Página 21 de 29
Título:
Autor/es:

Tabla De Contenidos

Lista De Tablas............................................................................................................................4
Lista De Figuras..........................................................................................................................5
Introducción................................................................................................................................6
Capítulo 1. Planteamiento del Problema.....................................................................................7
1.1. Formulación del Problema.........................................................................................7
1.2. Objetivos....................................................................................................................7
1.3. Justificación...............................................................................................................7
1.4. Planteamiento de hipótesis........................................................................................7
Capítulo 2. Marco Teórico..........................................................................................................8
2.1 Área de estudio/campo de investigación.......................................................................8
2.2 Desarrollo del marco teórico.........................................................................................8
Capítulo 3. Método.....................................................................................................................9
3.1 Tipo de Investigación....................................................................................................9
3.2 Operacionalización de variables....................................................................................9
3.3 Técnicas de Investigación.............................................................................................9
3.4 Cronograma de actividades por realizar........................................................................9
Capítulo 4. Resultados y Discusión..........................................................................................10
Capítulo 5. Conclusiones..........................................................................................................11
Referencias................................................................................................................................12
Apéndice...................................................................................................................................13

*********EJEMPLOS Y BASES PARA LA ELABORACIÓN DE TRABAJOS******


********Este documento está configurado para seguir las normas APA*********

Asignatura:
Carrera: Página 21 de 29
Título:
Autor/es:

Lista De Tablas

Aquí debe generar el índice de tablas y cuadros

Tabla 1. El título debe ser breve y descriptivo..........................................................................14

Asignatura:
Carrera: Página 21 de 29
Título:
Autor/es:

Lista De Figuras

Aquí debe listar los tipos de figuras que haya empleado, por ejemplo: Gráficos, diagramas,
mapas, dibujos y fotografías.

Figura 1. Ejemplo de figura......................................................................................................15

*********EJEMPLOS Y BASES PARA LA ELABORACIÓN DE TRABAJOS******


********Este documento está configurado para seguir las normas APA*********

Asignatura:
Carrera: Página 21 de 29
Título:
Autor/es:

Introducción

Antes de escribir la introducción, considere las siguientes preguntas:

- ¿Por qué es importante el problema?


- ¿Cuáles son los vínculos con la teoría?

Describir el desarrollo del problema, objeto de investigación, incluyendo sus antecedentes


históricos y la exposición del propósito de la investigación.

Asignatura:
Carrera: Página 21 de 29
Título:
Autor/es:

Capítulo 1. Planteamiento del Problema

1.1. Formulación del Problema

Plantea el problema y la magnitud del mismo y a partir de ello elabora la pregunta


general de investigación.

1.2. Objetivos

El objetivo general es uno solo y por lo general responde al qué y para qué, se quiere hacer
el proyecto.

Es necesario definir un máximo 4 a 5 objetivos específicos con los que se detallen los
cambios que generan la situación que se pretende resolver y que son necesarios para alcanzar
el objetivo general, en función de la metodología propuesta y de la(s) alternativa(s)
identificada(s) para resolver el problema planteado.

1.3. Justificación

Se exponen aspectos tales como la presentación y justificación del tema que responde a la
pregunta ¿Por qué se escogió el tema?

Esta sección incluye la justificación de la investigación (razones que motivan la


investigación, propósito de la investigación, conveniencia/relevancia de llevar a cabo la
investigación (para qué sirve)), utilidad potencial de la investigación (cuáles beneficios y a
qué sector social benefician) y viabilidad de la investigación (disponibilidad de recursos
financieros, humanos, materiales y de tiempo).

Debe fundamentar la pregunta general y las preguntas específicas de la investigación

1.4. Planteamiento de hipótesis

Asignatura:
Carrera: Página 21 de 29
Título:
Autor/es:

Describir la hipótesis propuesta para el trabajo de investigación.

Asignatura:
Carrera: Página 21 de 29
Título:
Autor/es:

Capítulo 2. Marco Teórico

2.

2.1. Escherichia coli

Escherichia coli pertenece a la familia Enterobacteriaceae, son bacilos gramnegativos


miden. Crecen con facilidad en medios simples, con una única fuente de carbono como
glicerol o glucosa, crece rápido tanto en condiciones anaerobias como aerobias en un
promedio de 12 a 18 hrs de incubación. Todas las enterobacterias son fermentadores de la
glucosa, reducen los nitratos a nitritos y son oxidasa negativos Ver anexo (2) (Castro, 2014).
Es la especie de bacteria recuperada con mayor frecuencia en los laboratorios clínicos y ha
sido incriminada en enfermedades infecciosas que afectan casi, a cualquier tejido y sistema
orgánico humano. Es uno de los microorganismos más frecuentes involucrados en la sepsis
por gramnegativos y en el shock inducido por endotoxinas. Otras infecciones habituales
producidas por Escherichia coli son las infecciones de vías urinarias y la de las heridas, la
neumonía en los pacientes hospitalizados inmunosuprimidos y la meningitis en el recién
nacido. (Koneman, 2008).

1.1. Escherichia coli uropatógena

Escherichia coli por lo general es una bacteria que forma parte de la microbiota
gastrointestinal en el humano. Sin embargo, algunas cepas de E. coli han adquirido la
capacidad de causar infecciones tanto a nivel intestinal (diarrea) como extraintestinal tales
como infecciones de aparato urinario, meningitis y septicemia. Las cepas de Escherichia coli
causantes de infección en aparato urinario se les denomina uropatógenas (UPEC). La mayoría
de las infecciones adquiridas en la comunidad se presentan más en el sexo femenino, en niñas
menores de 10 años y en mujeres entre 15 y 40 años de edad (Castro, 2014).

No todas las cepas de Escherichia coli poseen la misma capacidad para infectar el aparato
urinario. En la actualidad se han identificado cuatro grupos filogenéticos de cepas patogénicas
extraintestinales a los que se denominan A, B, B2 y D. Estas cepas, están adaptadas a una
pacífica convivencia con el huésped, no producen enfermedad intestinal y sólo causan
Asignatura:
Carrera: Página 21 de 29
Título:
Autor/es:

infección extraintestinal cuando existen factores favorecedores. Las cepas ExPEC, que
ocasionan las infecciones urinarias, derivan principalmente del grupo B2 y en menor medida
del D. Los genes que codifican los factores de virulencia para que las cepas de ExPEC causen
infección, está dada el ADN bacteriano en los genes denominados “islas de patogenicidad” o
PAI. Los principales factores de virulencia de Escherichia coli descritos hasta el momento son
adhesinas, toxinas, sistemas de captación de hierro y mecanismos evasores de las defensas del
huésped. Algunos autores han implicado a los flagelos como un factor que contribuye a la
virulencia. Indudablemente, la adherencia al epitelio urinario es una etapa crítica en el
establecimiento de la infección. La adherencia permite a los uropatógenos resistir las fuerzas
hidrodinámicas del flujo de la orina y desencadenar en el huésped la señal que resulta en
inflamación y colonización respectivamente. En Escherichia coli, la mayoría de estructuras
adherentes son fimbrias proteicas que se unen a receptores específicos situados en las
membranas de las células epiteliales del huésped. Una de las adhesinas de UPEC mejor
estudiadas son las fimbrias: Pili tipo 1, ésta se adhiere a la vejiga, seguido por la invasión de
las células epiteliales de la vejiga (urotelio) formado por una capa de células multinucleadas y
poco diferenciadas conocidas como células en sombrilla. Ante la invasión bacteriana se
activan señales de transducción que provocan una señal para generar un recambio rápido de
células y así eliminarlas en la orina.
Los UPEC también secretan toxinas que dañan las células epiteliales del huésped. La
secreción de α-hemolisina causa lisis celular, como consecuencia de la misma se produce una
liberación de nutrientes y otros factores de crecimiento como el hierro, generándose poros y
canales en las células, contribuyendo a la inflamación y daño de tejido. El hierro es vital para
el crecimiento bacteriano y existe en poca cantidad en el tracto urinario, por lo que los
sistemas de captación del mismo son importantes para la Escherichia coli uropatógena. Un
método eficiente para captar hierro es mediante la producción y excreción de sideróforos. En
Escherichia coli uropatógena se han identificado dos sideróforos: enterobactina, y
aerobactina, estas sustancias se liberan al medio y forman complejos con el hierro y los
transportan a las mismas bacterias a través de la membrana citoplasmática (Pigrau, 2013).

1.2. Lactobacillus frente a IU

Asignatura:
Carrera: Página 21 de 29
Título:
Autor/es:

Lactobacillus es el microorganismo predominante en la vagina premenopáusica (107-108


UFC/g de flujo), las especies halladas con más frecuencia son Lactobacillus crispatus,
Lactobacillus gasseri y Lactobacillus jensenii.
Lactobacillus protege a la vagina frente a la colonización por uropatógenos fundamentalmente
porque interfiere la adherencia de los mismos al epitelio vaginal al bloquear sus receptores por
mecanismos de exclusión o desplazamiento, y porque inhibe la multiplicación de estos
uropatógenos mediante la producción y excreción de H2O2, ácido láctico y bacteriocinas.
Todas las situaciones en las que existe una alteración de la flora vaginal normal consistente en
una disminución de la población de Lactobacillus y un aumento de la colonización ya sea por
Escherichia coli y otros uropatógenos (p.ej., menopausia, vaginosis bacteriana, utilización del
espermicida, antibioticoterapia, etc.), se relacionan con un aumento de la frecuencia de IU.
Ello enfatiza el importante papel que Lactobacillus juega como árbitro del ecosistema vaginal
y en la prevención de la IU.

2.1. Infecciones Urinarias

Una de las consultas más frecuentes al médico general y al ginecólogo, es la relacionada


con la infección urinaria de las niñas lactantes, preescolares, escolares y mujer adulta, cuya
frecuencia aumenta con la edad y actividad sexual. No existe en la actualidad una seguridad
absoluta en su mecanismo de producción y etiología. Sin embargo, la frecuencia de que las
infecciones del tracto urinario son producidas por bacilos Gram negativos, huéspedes
habituales del intestino y el hecho de que el 85% de ellas son producidas por la Escherichia
Coli, seguidas por Klebsiella, Proteus y Enterobacter, hacen sospechar que las bacterias
proceden de la región anal, penetran en la uretra y se desplazan hacia la vejiga (Mejía &
Ramelli, 2006).

Para Las infecciones del tracto urinario (ITU) son enfermedades que se presentan en
distintas situaciones que suelen darse con mayor frecuencia en las mujeres, son provocadas
por la presencia de patógenos, que invaden el tracto urinario, y llevan a los pacientes a la
consulta médica (Pigrau, 2013).

Asignatura:
Carrera: Página 21 de 29
Título:
Autor/es:

2.2. Anatomía

El aparato urinario está formado por los riñones, el uréter, la vejiga y la uretra, la anatomía
de la uretra femenina es de importancia particular para la patogenia de las infecciones
urinarias. La uretra femenina es relativamente corta, comparada con la masculina, y también
se encuentra más próxima a la región perirrectal cálida y húmeda en la que abundan los
microorganismos. Debido a la menor longitud de la uretra, en el huésped femenino las
bacterias pueden alcanzar la vejiga con más facilidad (Bailey & Scott, 2009).

Los riñones están situados a los lados de la columna vertebral, a la altura de las dos últimas
vértebras torácicas y de las dos primeras lumbares en la pared posterior del abdomen, detrás
del peritoneo y por delante de las costillas el cuadrado lumbar. Los riñones tienen una longitud
aproximada de 12 cm, un ancho de 6 a 8 cm y un espesor de 4 cm, pesan alrededor de 140 g.
Están constituidos por una envoltura delgada fibrosa, la cápsula renal y un parénquima
formado por un tejido propio, así como un estroma conjuntivo que contiene el glomérulo
primario en la cual lleva a cabo la difusión de fluidos y solutos de la sangre dentro de los
túbulos del riñón. Los uréteres son tubos membranosos extendidos de la pelvicilla a la vejiga,
miden cerca de 28 cm y tienen un diámetro de 5 mm.
La vejiga cuando está llena tiene forma esférica y de tetraedro cuando está vacía, la capacidad
fisiológica es de 200 ml. Su constitución anatómica es una capa serosa, muscular y mucosa.
La uretra es el conducto por el que se transporta la orina desde la vejiga hasta el exterior del
cuerpo durante la micción. La micción es un proceso complejo por el que la vejiga urinaria se
vacía. Cada riñón vacía fluidos que son removidos de la sangre hacia los uréteres y de allí
hacia la vejiga, la uretra que se origina en la vejiga, sirve como conducto para transportar la
orina hacia el exterior del cuerpo. Este flujo de orina desaloja muchos microorganismos que
están en la uretra.
La función del aparato urinario es mantener la homeostasis del equilibrio ácido-base, así como
el balance hidrosalino al eliminar de la sangre productos de desecho del metabolismo celular
mediante la excreción de agua. Un cierto número de sustancias se conservan en el organismo
por su reabsorción en el riñón. Otras se excretan y el producto final, la orina, se libera hacia el
sistema colector correspondiente (Castro, 2014).

Asignatura:
Carrera: Página 21 de 29
Título:
Autor/es:

2.3. Definición

(Campbell & Walsh., 2015), definen las infecciones urinarias como una respuesta inflamatoria
del urotelio a una invasión bacteriana que se suele asociar con bacteriuria y piuria.

Se denomina infección del tracto urinario (ITU) a la condición en la cual las bacterias se
establecen y multiplican en cualquier parte del tracto urinario, es de las enfermedades más
frecuentes del ser humano. El termino infección urinaria tienen como denominador común el
recuento significativo de bacterias en la orina, lo que repercute en su enfoque terapéutico y
pronostico (Cotillo, 2004).

Las infecciones del tracto urinario son enfermedades causadas en su mayoría por bacterias
de la flora intestinal que, ascendieron por la uretra, alcanzan la vejiga urinaria y en algunos
casos progresan afectando a los uréteres y riñones, estas enfermedades se dan con mayor
frecuencia en mujeres debido a la cortedad de la uretra, que, además, desemboca en el introito
vaginal que esta colonizado por la flora intestinal (Prats, 2006).

Diversos autores han coincidido en definir la infección urinaria como una enfermedad del
tracto urinario que se presenta por una respuesta inflamatoria frente a la invasión de bacterias
en la vejiga, además mencionan que las infecciones urinarias se presentan en la mayoría de los
casos en pacientes mujeres debido a la menor longitud de la uretra por la cual la bacteria
puede alcanzar la vejiga con más facilidad.

2.4. Agentes Etiológicos

(Bailey & Scott, 2009), clasifican a los agentes etiológicos de acuerdo a la situación
frecuente donde se presenta la infección urinaria:

A) Adquiridas en la comunidad: Escherichia coli es por lejos la causa más frecuente de


infecciones urinarias adquiridas en la comunidad. Otras bacterias aisladas con frecuencia
de los pacientes con infecciones urinarias son especies de Klebsiella, otras
Asignatura:
Carrera: Página 21 de 29
Título:
Autor/es:

Enterobacteriaceae y Staphylococcus saprophyticus. En infecciones complicadas, aumenta


la frecuencia relativa de infecciones causadas por Proteus y Pseudomonas.

B) Adquiridas en el hospital: El ambiente del hospital tiene un papel muy importante


respecto de los microorganismos involucrados en las infecciones urinarias. Los pacientes
hospitalizados tienen mayores probabilidades de infectarse por Escherichia coli, especies
de Klebsiella, estafilococo y Pseudomonas aeruginosa. La introducción de un cuerpo
extraño en el aparato urinario, en especial por periodos prolongados (p. ej., una sonda
Foley), conlleva un riesgo importante de infección, sobre todo si hay una obstrucción.
Hasta el 20% de todos los pacientes hospitalizados a los que se les coloca un catéter
desarrolla una infección urinaria a corto plazo. Por consiguiente, esta es la infección
nosocomial más frecuente.

C) Diversos: En general, otras bacterias, parásitos y hongos no suelen considerarse patógenos


del aparato urinario. En ocasiones pueden observarse Trichomonas vaginalis, Gardenella
vaginalis y Cándida albicans en el sedimento urinario, producto de una contaminación de
la piel vaginal o por transmisión sexual.

2.5. Epidemiología

La prevalencia de las infecciones urinarias varia con el género y la edad del paciente. En
los recién nacidos; y los lactantes, son más comunes en los varones con una prevalencia global
del 1%, La mayoría de estas infecciones se asocian con anormalidades congénitas. En los
niños en edad escolar existe una mayor prevalencia en las mujeres. Esta relación permanece
constante en la adultez. En ciertas condiciones, como el embarazo o la diabetes, se observan
altas tasas de incidencia de infecciones urinarias. En los ancianos, se puede esperar un
aumento de infecciones urinarias tanto en, las mujeres (20%) como en los varones (10%), en
los cuales existen condiciones predisponentes, por ejemplo, uropatías obstructivas en la
próstata, escaso vaciamiento de la vejiga por prolapso uterino y procedimientos que requieren
instrumentación, tanto en hombres como en mujeres. Sin embargo, las mujeres sexualmente
activas son por mucho la población con mayor riesgo de tener una infección del tracto urinario

Asignatura:
Carrera: Página 21 de 29
Título:
Autor/es:

sintomática o una bacteriuria asintomática. A pesar de que la infección asintomática en este


grupo no produce problemas médicos serios, puede ser un marcador de infecciones
sintomáticas futuras. Las mujeres, son más susceptibles que los hombres debido a la longitud
más corta de la uretra. El coito facilita la entrada de las bacterias en la uretra, femenina. Un
segundo grupo de individuos que se encuentran en riesgo de infección urinaria son los
pacientes cateterizados en forma crónica. Un cuerpo extraño, como el catéter urinario
permanente, garantiza su colonización a los días de su colocación. La bacteriuria asintomática
resultante no es dañina por sí misma, pero expone al paciente a la aparición de infección
sintomática como pielonefritis y sepsis urinaria (Koneman, 2008).

2.6. Fisiopatología

Las bacterias pueden invadir el aparato urinario y causar infecciones urinarias por dos vías
principales: ascendente y hemática. Aunque la vía ascendente es la más frecuente en las
mujeres (Bailey & Scott, 2009). En las mujeres las bacterias colonizan en forma habitual la
uretra anterior a partir del intestino grueso. Los traumatismos en la uretra anterior que se
producen durante la relación sexual pueden conducir las bacterias hacia la vejiga. Los
métodos instrumentales que se realizan en el tracto urinario (p. ej., cateterismo urinario,
cistoscopia) es la causa más común de infecciones urinarias adquiridas en el hospital en
ambos sexos y que pueden conducir a infecciones urinarias. La bacteriuria suele ocurrir dentro
de las 24 a 48 hrs de la colocación de la colocación de un catéter urinario.
Por lo general el vaciado de la vejiga elimina cualquier bacteria que ingrese. Sin embargo, a
veces ciertas condiciones (p. ej., tumores, cálculos, las malformaciones anatómicas y la
hipertrofia de la próstata) interfieren con este flujo y, por lo tanto, predisponen a un individuo
a desarrollar infecciones urinarias. Las malformaciones anatómicas, pueden evitar el
vaciamiento completo de la vejiga, por lo que predispone a las bacterias a permanecer y
multiplicarse en la orina residual. Durante el embarazo se produce una obstrucción parcial al
flujo urinario debido al agrandamiento del útero y el útero dilatado y el descenso de la
actividad peristáltica de la vejiga estimula el reflujo (Remington, 2003).

Asignatura:
Carrera: Página 21 de 29
Título:
Autor/es:

Las infecciones urinarias también pueden producirse por vía hemática. La diseminación
hemática suele ser resultado de una bacteriemia. Cualquier infección sistémica puede sembrar
el riñón, pero ciertos microorganismos como Staphylococcus areus, o las especies de
Salmonella, son en particular invasoras. La diseminación hemática es causante de menos del
5% de las infecciones urinarias (Bailey & Scott, 2009).

Aunque muchos microorganismos pueden causar infecciones urinarias, la mayoría es


provocada solo por unos pocos microorganismos. Como ejemplo, solo un número limitado de
serogrupos de Escherichia coli causa una proporción importante de infecciones urinarias.
Numerosas investigaciones sugieren que las cepas de Escherichia coli que causan infecciones
urinarias poseen factores de virulencia que aumentan su capacidad para colonizar e invadir el
aparato urinario. Algunos de estos factores de virulencia son una mayor adherencia a las
células vaginales y uroepiteliales mediante estructuras de la superficie bacteriana (adhesina,
en particular, los pili), la producción de a-hemolisina y la resistencia a la actividad bactericida
del suero. Por ultimo otras características microbianas pueden ser importantes en la patogenia
de las infecciones urinarias. La motilidad puede ser importante para que los microorganismos
asciendan por el aparato urinario superior en contra del reflujo de orina y causen pielonefritis
(Bailey & Scott, 2009).

2.7. Clasificación

Desde el punto de vista de su comienzo y evolución las infecciones urinarias pueden ser
agudas, crónicas y recurrentes. Por su clínica pueden ser sintomáticas y asintomáticas.
Anatómicamente se clasifican en infecciones bajas (cistitis, uretritis y prostatitis) y altas
(pielonefritis y nefritis bacteriana). Por último, la infección puede presentarse en un aparato
urinario sin ninguna anormalidad subyacente (Infección urinaria no complicada) u
opuestamente puede presentarse en un aparato urinario con anomalías funcionales subyacentes
que condicionan la infección (Infección urinaria complicada) (Cotillo, 2004).

(Bailey & Scott, 2009), clasifican las infecciones urinarias en superiores o inferiores, en
mayor medida de acuerdo con la situación anatómica de la infección: el aparato urinario

Asignatura:
Carrera: Página 21 de 29
Título:
Autor/es:

inferior abarca la vejiga y la uretra, y el aparato urinario superior abarca los uréteres y los
riñones.

3.2.7.1. Según su localización


A) Infecciones Urinarias altas: Se incluyen aquellas infecciones urinarias que no
afectan, por el momento, al parénquima renal, constituyen el grupo de
infecciones urinarias con mayor frecuencia que precisan un tratamiento
adecuado que curen las molestias del paciente y evite su diseminación,
precisamente, a las estructuras renales. Los síntomas y signos característicos
incluyen disuria, polaquiuria, molestia o dolor suprapúbico, y hematuria.
Dentro de estas se pueden reconocer las siguientes entidades clínicas: uretritis
aguda, cistitis aguda, prostatitis aguda (Cotillo, 2004).

Uretritis aguda: (infección de la uretra), obedece a una infección de


transmisión sexual. Los gérmenes que más frecuentemente las provocan son:
gonococo, clamydias y trichomonas.

Cistitis aguda: (infección de la vejiga), se caracteriza por la presencia de


bacterias migratorias a la vejiga, el germen más frecuente es la Escherichia coli,
siendo también frecuente en mujeres jóvenes el Sthapylococcus saprophyticus.

Prostatitis aguda: (inflamación de la próstata), en el varón es muy rara la


frecuencia de infecciones urinarias por cistitis, sin embargo, en todo varón con
síntomas de infecciones urinarias bajas es obligatorio realizar el tacto rectal, los
agentes causales más comunes son la Escherichia coli y el Proteus, aunque en
pacientes sondados es obligado pensar en Pseudomonas.

B) Infecciones urinarias altas: Se incluyen aquellas infecciones urinarias que


afectan, al parénquima renal, constituyen el grupo de infecciones urinarias que
precisan un tratamiento más prolongado. Sus signos y síntomas característicos
son fiebre, habitualmente con escalofríos, dolor en el flanco o en la región

Asignatura:
Carrera: Página 21 de 29
Título:
Autor/es:

lumbar, y hasta un tercio de los pacientes pueden presentar además síntomas


urinarios bajos, las entidades clínicas más frecuentes son: la pielonefritis y la
nefritis bacteriana (Cotillo, 2004).

Pielonefritis: La infección de vías urinarias superiores, que incluyen túbulos e


intersticio, se denomina pielonefritis y puede aparecer de forma aguda o
crónica. La pielonefritis aguda se presenta como consecuencia del movimiento
ascendente de bacterias a partir de una infección urinaria inferior en los túbulos
renales y el intersticio. La pielonefritis crónica como lo indica su nombre es una
enfermedad más grave que puede causar daño permanente a los túbulos renales
y progresar a la insuficiencia renal crónica, esta enfermedad es de origen
congénito. (King Strasinger & Schaub Di Lorenzo, 2016)

Nefritis bacteriana: La nefritis bacteriana es un proceso secundario a una


pielonefritis aguda con mala evolución, su clínica es similar que la pielonefritis
aguda, pero en general es más grave, se presentan con mayor frecuencia en los
pacientes diabéticos y geriátricos donde el agente etiológico más común es la
Escherichia coli (Campbell & Walsh, 2015)

3.2.7.2. Según su complejidad


A) Bacteuria Asintomática: Es la presencia de más de 105 UFC/ml de orina en
ausencia de síntomas. Puede encontrarse en el 5% de las mujeres jóvenes sanas
y es rara en hombres menores de 50 años. Los uropatógenos causales más
frecuentes son: Escherichia coli y Klebsiella. Hay una población de enfermos
que tienen alto riesgo de complicaciones graves derivadas de la bacteriuria
asintomática, como embarazadas, pacientes y los que han sido sometidos a
cirugía urológica o protésica (Argente & Álvarez, 2013).

B) Infección urinaria no complicada: Es la infección alta o baja que ocurre en


una mujer adulta no embarazada, sin alteración anatómica ni funcional del
aparato urinario (Argente & Álvarez, 2005). La mayoría de las infecciones no

Asignatura:
Carrera: Página 21 de 29
Título:
Autor/es:

complicadas responden con rapidez a los antibióticos a los que el agente


etiológico es sensible. (Bailey & Scott, 2009).

C) Infección urinaria complicada: Las infecciones complicadas se observan en


ambos sexos. En general los individuos que desarrollan infecciones urinarias
complicadas a menudo presentan factores de riesgo, como enfermedades
subyacentes que predisponen el riñón a las infecciones (p. ej., diabetes),
cálculos renales, anomalías estructurales o funcionales del aparato urinario,
catéteres urinarios permanentes. Este tipo de infecciones son más difíciles de
tratar y tienen mayor morbilidad (p. ej., daño renal, bacteriemia) y mortalidad,
comparadas con las infecciones no complicadas (Bailey & Scott, 2009).

3.2.7.3. Según su recurrencia


A) Recaída: Es la recurrencia de la infección urinaria por el mismo
microorganismo con una separación en el tiempo inferior a seis semanas,
causada por: Tratamientos cortos, tratamientos antibióticos inadecuados,
anomalía renal subyacente.

B) Reinfección: Representa el 80% de las infecciones recurrentes. Se caracteriza


por la aparición de una nueva infección por otro germen, después de 7 a 10 días
de haber sido erradicada una ITU (Sáiz, 2016).

2.8. Diagnóstico de laboratorio

El diagnóstico clínico presuntivo se hace con el interrogatorio médico-paciente y la


presencia en el análisis de un sedimento de orina por la presencia de leucocituria (> 10 por
campo), piocituria y bacteriuria. En el caso de una ITU alta, también pueden observarse
cilindros leucocitarios (Mejía & Ramelli, 2006).

3.2.8.1. Obtención de la muestra

Asignatura:
Carrera: Página 21 de 29
Título:
Autor/es:

El aparato urinario normal no suele contener bacterias, con la excepción de la


mucosa uretral que presenta microflora (p. ej., Lactobacillus), la prevención de la
contaminación por la flora normal vaginal, perineal y de la uretra anterior es la
consideración más importante para la obtención de una muestra de orina valida
(Bailey & Scott, 2009).

A) Obtención limpia del chorro medio de orina: El procedimiento menos invasivo,


la obtención limpia del chorro medio, debe realizarse con cuidado para obtener
resultados óptimos, sobre todo en las mujeres. La información adecuada al paciente
es esencial. Deben prepararse pautas para la obtención apropiada de la muestra, se
debe indicar al paciente que higienice bien el área periuretral con un antiséptico
suave para evitar la contaminación. Asimismo, es importante indicar al paciente
que se enjuague bien, porque el antiséptico puede ser bacteriostático. Una vez
completa la higiene, el paciente debe retraer los labios vaginales o el glande del
pene, empezar a orinar y luego obtener una muestra de orina del chorro medio de
la micción. En diversos estudios se demostró que las muestras de primera emisión
sin higiene previa de los varones tienen la misma sensibilidad (pero menor
especificidad) que las muestras de orina de chorro medio (Bailey & Scott, 2009).

B) Orina obtenida por cateterismo directo: Aunque es ligeramente más invasiva, la


cateterización urinaria puede permitir la obtención de la orina de la vejiga con
menor contaminación uretral. El medico u otro personal de la salud especializado
es quien realiza este procedimiento. Sin embargo, hay riesgo de introducir
microorganismos de la uretra en la vejiga con el catéter (Bailey & Scott, 2009). Las
muestras de orina pueden obtenerse de un catéter permanente utilizando una aguja
y una jeringa. Se debe asegurar la desinfección del área donde se realice la
punción. La orina puede aspirarse a través del colector de goma blanda entre el
catéter y el tubo de recolección. Las muestras no deben obtenerse de las bolsas de
recoleccion del catéter. A pesar de que se intenta utilizar pañales húmedos o bolsas
como medio de recolección de orina en los lactantes, es un gran desafío interpretar
los resultados obtenidos de estas muestras. Las puntas de los catéteres Foley no son
Asignatura:
Carrera: Página 21 de 29
Título:
Autor/es:

adecuadas para el cultivo porque se encuentran siempre contaminadas con


microorganismos uretrales o colonizantes (Koneman, 2008).

C) Catéter permanente: El número de pacientes hospitalizados o residentes en


institutos geriátricos con catéteres urinarios por periodos prolongados o
permanentes, continua en aumento. Estos pacientes terminan por desarrollar una
bacteriuria que los predispone a infecciones más graves. La toma de muestra para
estos pacientes requiere una técnica aséptica meticulosa. La tubuladura del catéter
debe punzarse por encima de la entrada de la bolsa para permitir la obtención de la
orina recién emitida. A continuación, la entrada del catéter o la pared de la
tubuladura debe limpiarse en forma meticulosa con etanol al 70% y aspirar la orina
con una jeringa y una aguja; debe mantenerse la integridad del sistema de drenaje
encerrado para impedir el ingreso de microorganismos en la vejiga. Las muestras
obtenidas de la bolsa de recoleccion no son adecuadas, porque los
microorganismos pueden multiplicarse allí, y alterar su número relativo verdadero
(Bailey & Scott, 2009).

3.2.8.2. Preservación de la muestra

Después de su recolección, las muestras deben entregarse al laboratorio


rápidamente y deben ser evaluadas dentro de las 2 horas. Una muestra que no
puede ser enviada y evaluada dentro de las 2 horas de recolectada debe refrigerarse
o se le debe agregar un conservante químico apropiado. El método de preservación
más usado es la refrigeración de 2 a 8 °C, que disminuye la proliferación y el
metabolismo de las bacterias. Cuando la orina va a cultivarse, debe refrigerarse
durante el tránsito y mantenerse refrigerada hasta que sea cultivada durante 24 hrs.
Cuando la muestra debe ser transportada largas distancias y es imposible
refrigerarla, pueden agregarse conservantes químicos. Existen tubos comerciales
para transporte. El conservante ideal debe ser bactericida, inhibir la ureasa y
preservar los elementos formes del sedimento.

Asignatura:
Carrera: Página 21 de 29
Título:
Autor/es:

3.1. Perfil de resistencia

1.1.
1.2. E
1.3.
1.4. s

Asignatura:
Carrera: Página 21 de 29
Título:
Autor/es:

Capítulo 3. Método

3.1 Tipo de Investigación

Señalar del tipo de investigación y el diseño de investigación.

3.2 Operacionalización de variables

Organización y planteamiento del proceso de investigacion y las diferentes técnicas que se


utilizarán para alcanzar los objetivos, (diseños estadísticos, simulaciones, pruebas, ensayos y
otros).

3.3 Técnicas de Investigación

Debe indicarse los procedimientos a seguir en la recolección de la información, la


organización, sistematización y análisis de los datos según sea el caso.

3.4 Cronograma de actividades por realizar

Consiste en hacer una tabla en la que se distribuye el tiempo por etapas (meses, semanas,
días) según la duración de la investigación

Asignatura:
Carrera: Página 21 de 29
Título:
Autor/es:

Capítulo 4. Resultados y Discusión

Referenciar los resultados directos medible y cuantificable que se alcanzarán con el


desarrollo de los objetivos específicos del trabajo de investigación, indicando las
características del nuevo producto, proceso o servicio.

Se presenta una descripción de los resultados (datos) obtenidos de la literatura teniendo


como guía los objetivos o preguntas de la investigación. Los resultados pueden presentarse
como frases o afirmaciones que resuman la información. Es recomendable presentar una
síntesis de la idea principal que resume los resultados y luego presentar un detalle de cada uno
de ellos.

Para realizar la discusión se debe contrastar los resultados obtenidos con aproximaciones
teóricas y los resultados de otras investigaciones.

Asignatura:
Carrera: Página 21 de 29
Título:
Autor/es:

Capítulo 5. Conclusiones

En este apartado corresponde presentar para cada objetivo específico, las conclusiones,
sugerencias o implicaciones que se derivan del trabajo de investigación.

Las conclusiones son una síntesis de lo presentado en la discusión de los datos y las
recomendaciones deben ir dirigidas a grupos de personas, funcionarios e instituciones y son
aplicaciones del conocimiento adquirido en favor de la sociedad.

Asignatura:
Carrera: Página 21 de 29
Título:
Autor/es:

Referencias

FORMATO: Autor. (AÑO). Título del document. Editorial.

American Psychologycal Association (2010). Manual de Publicaciones de la American


Psychological Association (3 ed.). México, D.F.: Editorial El Manual Moderno.

EJEMPLOS

Asignatura:
Carrera: Página 21 de 29
Título:
Autor/es:

Apéndice

Se incluyen los instrumentos de evaluación, la hoja de consentimiento informado utilizada,

fotografías, capturas, registros de asistencia/participación, cuestionarios, entrevistas, etc.

Asignatura:
Carrera: Página 21 de 29
Título:
Autor/es:

Esquema para presentar figuras y tablas

Las tablas y figuras junto con el texto deben ser puestas en la misma página donde son
mencionados por primera vez en el texto. Las tablas y figuras grandes deben ser agregadas en
una página separada. Tablas y figuras deben ser puestas en páginas diferentes
independientemente de su tamaño.

No se debe dejar espacios en blanco en las páginas de texto, pero es posible dejar espacio
en blanco en páginas que solo contienen tablas y figuras.

Formato para presentar una tabla:

Tabla 1. El título debe ser breve y descriptivo

Primera columna Segunda columna


EJEMPLO EJEMPLO
EJEMPLO EJEMPLO
EJEMPLO EJEMPLO
EJEMPLO EJEMPLO
EJEMPLO EJEMPLO
EJEMPLO EJEMPLO
EJEMPLO EJEMPLO
EJEMPLO EJEMPLO
EJEMPLO EJEMPLO
Nota: Explicar información relacionada a la tabla y la fuente de donde proviene la
información.

Asignatura:
Carrera: Página 21 de 29
Título:
Autor/es:

Formato para presentar una figura:

Figura 1. Ejemplo de figura

Se debe indicar si la figura (imagen, gráfico, diagrama, mapa) es propia o si se retomó de


otra fuente. En caso de retomarse de otra fuente, se debe indicar autor, año y página (en la
nota de figura) y posteriormente incluir la referencia completa en el apartado de referencias
bibliográficas.

Asignatura:
Carrera: Página 21 de 29