Está en la página 1de 3

Juego de pareja 3: Este cuerpo no es mío

Este es un sencillo juego de roles, el objetivo es que cada uno interprete el


papel del otro. La idea es que el juego se prolongue tanto como sea necesario
y que cada uno se lo tome en serio.

Normalmente cuando imitamos a alguien lo hacemos usando sus rasgos más


marcados, por lo que este juego nos permite entender cómo nos ve el otro y
cómo lo vemos nosotros.

Juegos de pareja 7: Sorpresa para el alma

Planeen una semana de regalos continuos. Cada uno debe llevar un regalo
diario a su pareja y sorprenderlo en cualquier momento del día.

Lo importante del juego es que el regalo este pensado para el alma. No se


valen regalos costosos o muy prácticos, deben ser regalos para el alma.

Dejen volar la imaginación y sorprendan con cosas que aviven el fuego del
corazón de esa persona que conocen y saben qué gustos tiene.

Juego de pareja 9: Dibujando momentos

El clásico juego de adivinar dibujos. Pero con una sutil variación, esta vez no
dibujarán títulos de películas o palabras raras. El juego se trata de dibujar
momentos especiales de la relación.

Se pueden sortear el primer turno, luego el elegido piensa un momento


especial y trata de dibujarlo. No importa si no eres Picasso, seguro lo harás
bien y vivirán un momento bastante romántico

14 juegos creativos para mantener la chispa de la relación


En este artículo nos centraremos en cómo podemos desarrollar la
creatividad en la pareja para mantener viva la chispa de la relación.
Para ello, te propongo 14 juegos creativos en pareja. ¡Destierra de una vez
el aburrimiento de tu relación amorosa!
Elige el juego o los juegos que mejor se adapten a tus características
personales y a tus posibilidades (y a las de tu pareja) y… ¡anímate a
ponerlos en práctica!
1.- Todos los días durante una semana, ambos miembros de la pareja
prepararán un pequeño detalle sorpresa para el otro, para dárselo en
cualquier momento del día: llevarle el desayuno a la cama, cocinar su
plato favorito, hacerle un buen masaje, una sesión intensa de sexo con
su postura favorita…
2.- Elabora una “cuponera del amor” para regalársela a tu pareja. Cada
cupón podrá canjearse por la cosa que tú decidas (preferiblemente
experiencias).
¡No olvides ponerle fecha límite de canje a los cupones, y que no sea muy
tardía, o acabarán en el fondo de un cajón!
3.- Prepárale a tu pareja una ghymkana. Una ghymkana es un juego en
el que los participantes deben pasar por muchas pruebas y obstáculos
antes de llegar a la meta. Dichas pruebas son sucesivas: sólo la
superación de la prueba 1 da paso a la prueba 2, y así sucesivamente.
¿Qué tal si escondes fotos tuyas atrevidas por la casa? Si quiere ir
descubriendo dónde se ocultan, tendrá que superar las pruebas que tú le
mandes…
4.- Elegid un recuerdo bonito de hace tiempo que hayáis compartido
juntos, y volved a ese lugar. Os surgirán bellas sensaciones.
5.- Invertid vuestros roles por un día. Tan sólo por un día, que cada
uno funcione con el rol del otro. Por ejemplo, si tú llevas los niños a la
escuela y tu pareja los acuesta, hacedlo todo al revés.
Este ejercicio, además de la creatividad, también ayuda a desarrollar la
empatía hacia la pareja.
6.- Haced una lista de cosas que tengáis pendientes y que os gustaría
hacer juntos. ¿Por qué no ir planificando y poniendo fechas para algunas
de ellas?
Tener un plan especial a corto o medio plazo es algo que nos genera
ilusión y disfrute. Durante los momentos previos al placer, debido a
nuestras expectativas, nuestro cuerpo genera las mismas sustancias
químicas que en el momento placentero en sí.
7.- Durante unos días, cada vez que tu pareja haga algo bueno o algo que
te gusta, apláudele. Sí, apláudele. Puede que os produzca risa (¡y eso
ya sería fenomenal!), pero realmente es una forma original de mostrar
gratitud por pequeñas cosas que normalmente no le reconocemos a
nuestra pareja.
Sentirnos reconocidos siempre nos sienta bien.
8.- Poned más a menudo música en casa, y que cada vez escoja uno
lo que quiere escuchar. La música en sí misma es creatividad, y nos
inspira y nos pone de buen humor.
9.- Escribe en un post-itcinco cosas que amas de tu pareja, y que tu
pareja escriba en otro post-it cinco cosas que ama de ti. Pega ambos
papelitos en la nevera o en cualquier lugar de la casa donde los tengáis
bien a la vista.
10.- Introduce pequeños cambios en vuestras rutinas: cambiar el lado
de la cama, comprar algunos alimentos nuevos en el supermercado,
apagar la tele a la hora de cenar, etc.
Este tipo de cambios, aunque muy sutiles, ya son percibidos por nuestro
cerebro y le apartan de su piloto automático.
11.- Cada mañana, abraza a tu pareja durante un minuto antes de que
cada uno os vayáis a trabajar. No hay prisa que pueda cancelar este
abrazo. Hacedlo una costumbre.
El contacto físico que se produce en un abrazo largo nos hace liberar
endorfinas, la hormona de la felicidad, y además fortalecerá el vínculo
afectivo entre vosotros.
Bromear y reír con tu pareja también dispara vuestras endorfinas.
12.- Innovad en vuestras relaciones sexuales. El artículo “El
orgasmo no lo es todo”, en el que hablo sobre sexo tántrico, te dará
algunas ideas.
Podéis elegir un sitio diferente para hacer el amor, cumplir alguna
fantasía sexual, introducir juguetes sexuales, probar nuevas posturas…
13.- Cuando os sea posible, por supuesto en función de vuestra situación
económica, haced un viaje o una escapada de fin de semana.
No hace falta irse muy lejos; lo interesante es tomarse un respiro del
ambiente al que estamos habituados. Viajar es la forma más completa de
estimular nuestro cerebro y poner a prueba nuestra creatividad.
14.- Permitíos un día especial a la semana: por ejemplo, los sábados.
La propuesta es que cada sábado hagáis algo juntos que os produzca
bienestar.
Pueden ser experiencias nuevas o ya conocidas que sepáis que os
agradan. Podéis ir al cine, a cenar, a pasar el día en la naturaleza, salir
con amigos, hacer algún deporte…
Y tú, ¿te animas a poner a prueba tu creatividad?¿Cómo vas a empezar
a hacerlo?