Está en la página 1de 1

1.

Según su experiencia y conocimiento, ¿el reconocimiento del derecho


consuetudinario en el país ha fortalecido o debilitado los derechos de las mujeres
rurales a la tenencia de la tierra?
¿Podría mencionar algunos ejemplos concretos?

Considero que el derecho consuetudinario en el país debilita la garantía de derechos de las


mujeres a la tenencia de la tierra; ya que estamos en una sociedad machista, donde
tradicionalmente el hombre define el destino de la mujer y sus bienes rurales.
El caso de las comunidades étnicas donde, por ejemplo, en la comunidad wayúu el tío
materno de las jóvenes es el encargado de “negociar” la dote y disponer de la misma; ahí,
si bien no se refiere a la propiedad de la tierra (por ser de uso comunitario) si se afecta el
patrimonio de la mujer.
En las comunidades no étnicas es común ver como el padre de familia es quien adquiere a
su nombre, arrienda y vende excluyendo de éstos negocios a su cónyuge (sean casados o
no) y se tiene dicha práctica como normal por ser la costumbre.
Otro caso común en algunas comunidades es que los padres deciden “dejar” en manos de
sus hijos varones los terrenos rurales, excluyendo a sus hijas; por considerarse que el
trabajo de campo es exclusivo del sexo masculino.

2. Cuáles son los principales desafíos que enfrentan las mujeres rurales
colombianas para acceder a la justicia y hacer valer sus derechos a tenencia de la
tierra con respecto a los hombres?
¿Podría mencionar ejemplos concretos de éstos desafíos?
Los desafíos más importantes que deben afrontar las mujeres rurales de Colombia para
acceder a la justicia y a que se le respeten sus derechos a la tierra con relación a los
hombres radican en combatir el desconocimiento de dichos derechos, que sepan que hay
normas que deberían garantizarlos y como acudir a la justicia o a las entidades que les dan
el reconocimiento a su relación con la tierra.

Para que leyes tan bien intencionadas como la 731 de 2002 -Mujer Rural se puedan aplicar,
es necesario que se reglamenten; lo que permitirá conocer la forma de aplicarla.
Igualmente, se deben establecer responsabilidades; ya que en la Ley se mencionan los
derechos que tiene la mujer rural, pero no se indica en la misma la entidad responsable ni
mediante que programas, reglas y/o procedimientos deben darse la satisfacción de los
derechos a las mujeres rurales en relación .