Está en la página 1de 3

AGOTAMIENTO POR CALOR

El agotamiento por calor es una afección cuyos síntomas pueden comprender


sudoración abundante y pulso acelerado como consecuencia del aumento excesivo de la
temperatura del cuerpo.
Las causas del agotamiento por calor son la exposición a temperaturas altas, sobre todo
combinada con mucha humedad y actividad física intensa. Si no se trata de inmediato, el
agotamiento por calor puede provocar un golpe de calor, afección que pone en riesgo la
vida.
Síntomas
Los signos y síntomas del agotamiento por calor pueden ser:
 Piel fría y húmeda con piel de  Pulso débil y acelerado
gallina al exponerse al calor  Presión arterial baja al ponerse de
 Sudoración intensa pie
 Desmayo  Calambres musculares
 Mareos  Náuseas
 Fatiga  Dolor de cabeza
Causas
 La falla del cuerpo para enfriarse. En clima caluroso, el cuerpo se enfría
principalmente a través de la sudoración. La evaporación de la sudoración regula la
temperatura corporal.
Como resultado, el cuerpo tiene calambres por calor, la forma más leve de
enfermedad relacionada con el calor. Los signos y síntomas de calambres por calor
generalmente comprenden sudoración intensa, fatiga, sed y calambres musculares.

 Deshidratación, que reduce la capacidad del cuerpo de transpirar y mantener una


temperatura normal
 Consumo de alcohol, lo que puede afectar la capacidad del organismo para
regular la temperatura
 Exceso de vestimenta, especialmente con ropa que no deja que la sudoración se
evapore con facilidad
Factores de riesgo
Cualquier persona puede padecer agotamiento por calor, pero ciertos factores aumentan
la sensibilidad al calor.
 La edad temprana o la edad avanzada. Los bebés y los niños menores de
4 años, así como los adultos mayores de 65 años tienen un mayor riesgo de
padecer agotamiento por calor.
 Determinados medicamentos. Los medicamentos que afectan la capacidad del
cuerpo para mantenerse hidratado y para responder correctamente al calor son
algunos que se utilizan para tratar la presión arterial alta y los problemas del
corazón, reducir los síntomas de alergia, reducir los síntomas psiquiátricos, como
las alucinaciones (antipsicóticos).
 Obesidad. Tener exceso de peso puede afectar la capacidad del cuerpo para
regular la temperatura y hacer que el cuerpo retenga más calor.
 Cambios bruscos de temperatura. Si no estás acostumbrado al calor, eres más
vulnerable a las enfermedades relacionadas con él, como el agotamiento por calor.
 Índice de calor alto. El índice de calor es un valor de temperatura único que
considera cómo te hacen sentir la temperatura exterior y la humedad. Cuando la
humedad es alta, el sudor no puede evaporarse con tanta facilidad y es más difícil
que el cuerpo se refresque, lo que te vuelve propenso al agotamiento por calor y a
los golpes de calor.
Complicaciones
Sin tratamiento, el agotamiento por calor puede causar un golpe de calor, un trastorno
que pone en riesgo la vida y que ocurre cuando la temperatura corporal central alcanza
los 104 °F (40 °C) o más.
Prevención
Puedes tomar algunas precauciones para prevenir el agotamiento por calor y otras
enfermedades relacionadas con el calor.

 Usa vestimenta holgada y liviana. Usar demasiada ropa o que es muy ceñida no
permite que el cuerpo se enfríe de forma adecuada.
 Protégete contra las quemaduras solares. Las quemaduras solares afectan la
capacidad del cuerpo para enfriarse, de modo que protégete con un sombrero de
ala ancha y gafas de sol, y utiliza un protector solar de amplio espectro.
 Bebe mucho líquido. Mantenerte hidratado le ayudará a tu cuerpo a sudar y a
mantener una temperatura normal.
 Nunca dejes a nadie en un automóvil estacionado. Esta es una causa frecuente
de muerte asociada al corazón en niños.
 Toma las cosas con calma durante los momentos más calurosos del día. Si no
puedes evitar las actividades extenuantes en clima caluroso, bebe líquido o el
trabajo físico para los momentos más frescos del día, como temprano por la
mañana o en la noche.
 Aclimátate. Limita el tiempo que pasas trabajando o haciendo ejercicios en el
calor hasta que te hayas aclimatado para hacerlo. Las personas que no están
acostumbradas al clima caluroso son especialmente propensas a padecer
enfermedades relacionadas con el corazón. El cuerpo puede tardar varias semanas
en adaptarse al clima caluroso.

Bibliografía
Clínic, M. (2018). Agotamiento por Calor. Mayo Clínic Healthy Living, 40-46.

También podría gustarte