Está en la página 1de 11

FUNDAMENTOS TEÓRICO PRÁCTICOS DE

LOS TEXTOS ORALES

Introducción

Puntos en común de los textos orales y escritos:


 Objetivo comunicativo: informar, persuadir, afirmar… En el texto oral la forma tiene más
importancia que el contenido, importancia de la comunicación no verbal.
 Canal (medio oral o escrito): más difícil de seguir, no se puede “releer”, mayores barreras
comunicativas
 Contexto
 Mensaje (con un fin)
 Emisor y receptor

Textos orales
 Importancia de la forma> contenido
 Comunicación no verbal
 No puede volverse a escuchar, es más difícil de seguir, existen barreras comunicativas

La lengua como instrumento de comunicación

Uno de los fines más comunes para el que se usa la lengua es el de organizar y describir tanto el
entorno como el propio pensamiento del hablante.

El código lingüístico es el instrumento que nos permite conocer el mundo que nos rodea y poder
interpretarlo, para así poder desenvolvernos en él. También nos permite relacionarnos y comunicarnos
(expresar emociones, transmitir información o simplemente mantener relaciones sociales).

La comunicación se produce cuando una de las partes (el hablante), consigue transmitir
lingüiísticamente alguna de las informaciones a la otra parte (el oyente). Elaboración y transmisión de
información…comunicación.
El acto comunicativo debe entenderse como un proceso cooperativo de interpretación de
intenciones cuyo objetivo es el intercambio de información.

En la realización de todo acto comunicativo, los participantes ponen en funcionamiento dos tipos de
conocimientos: el conocimiento del código lingüístico y el conocimiento de los recursos que permiten
usar ese código en las diferentes situaciones comunicativas. El grado de conocimiento que tienen los
hablantes del funcionamiento del código nos informa de sus competencias lingüísticas, y el grado de
conocimiento de las convenciones que regulan el uso de este código nos informa de su competencia
pragmática.

Uso comunicativo e informativo de la lengua


La información que se transmite debe organizarse en función de los tipos de conocimiento antes
mencionados (gramaticales y pragmáticos), de manera que tanto quien produce un enunciado
como quien lo recibe puedan dar la misma interpretación. Los enunciados lingüísticos se construyen
siempre desde una información implícita o contextual que deben conocer ambos interlocutores
(significado adicional que permite al oyente interpretar adecuadamente las palabras del hablante y
que se derivan del entorno y del bagaje sociocultural de ambos interlocutores) y otra explícita (a partir
de los conocimientos gramaticales).

El proceso lingüístico de interpretación se basa no solo en el significado literal (léxico semántico), sino
también en el significado que alcanzan los enunciados una vez contextualizados en una determinada
situación comunicativa y en un determinado entorno sociocultural.

En general, la opción interpretativa que se escoge es la adecuada para que se produzca la


comunicación, y el oyente interpreta los enunciados del hablante de acuerdo con la intención y la
finalidad con la que este los produce…Principio de comunicación: el hablante produce aquellos
enunciados que, de acuerdo con la situación concreta de comunicación y el entorno sociocultural,
considera que el oyente interpretará más fácilmente y más adecuadamente a sus intenciones..

(1) Principio de Cooperación Comunicativa

a) Cantidad: Haga su contribución tan informativa como sea necesario para el objetivo del
intercambio comunicativo en el que se halla inmerso y no haga su contribución más informativa de lo
necesario.

b) Calidad: Trate de que su contribución sea verdadera. No diga lo que cree que es falso o no diga
algo de lo cual carece de pruebas adecuadas.

c) Relación: Trate de que sus contribuciones sean pertinentes.

d) Manera: Sea claro; evite la oscuridad y la ambigüedad en la expresión. Sea breve y ordenado.

El proceso comunicativo consiste en la interpretación de intenciones relacionando la información


tanto implícita como explícita del enunciado, siempre mediante el Principio de Cooperación.
La variedad lingüística

Las variaciones que se producen del uso de la lengua dependen básicamente de dos factores: del
distinto origen o procedencia de los hablantes y de las distintas situaciones comunicativas en las que
estos se ven inmersos.

1. Variedades dialectales

Se suelen distinguir tres tipos de variedades dialectales: las geográficas, las generacionales o
temporales y las socioculturales. Los hablantes con una misma procedencia comparten rasgos
lingüísticos propios que son diferentes de los hablantes de procedencia de otro lugar, otro tiempo u
otro estatus social.

Los rasgos lingüísticos propios de la zona geográfica en la que se aprende la lengua y donde se
suele usar constituyen el dialecto geográfico del cada hablante. Las diferencias lingüísticas entre
zonas geográficas son consecuencia del espacio físico entre comunidades de hablantes, que impide
la interacción social y permite el desarrollo de unos rasgos lingüísticos distintos.

Los rasgos lingüísticos propios de un momento histórico o de una generación permiten hablar de
dialectos temporales o generacionales. En toda comunidad lingüística conviven generaciones
diferentes que desarrollan unos rasgos lingüísticos propios diferentes al resto de generaciones, puesto
que los miembros de una generación tienen más contacto directo entre ellos que con los miembros
de otras generaciones. El lenguaje de la gente joven es más rico y creativo, más arriesgado, pero
menos marcado por la normativa que el de generaciones mayores, puesto que incorpora fácilmente
soluciones poco genuinas o tradicionales. Las personas más adultas tienden a usar un lenguaje más
estandarizado, próximo al de los medios de comunicación; y en el lenguaje de los ancianos se
aprecia frecuentemente un mayor número de frases hechas y de palabras que a menudo son
arcaísmos y revelan la formación y la visión del mundo que recibieron antaño.

Puesto que los hablantes pertenecen a grupos sociales determinados, hacen un uso de la lengua
diferente y variado dependiendo de esto. Estas variedades socioculturales son más difíciles de
establecer que las geográficas o temporales, principalmente por dos razones: porque existe movilidad
social y porque determinados rasgos lingüísticos se consideran socialmente más prestigiosos y los
hablantes, dependiendo de la situación comunicativa pueden cambiar los hábitos lingüísticos propios
de su grupo por otros de mayor reconocimiento social. No obstante, se puede constatar que las
personas que tienen una actividad común comparten características lingüísticas, principalmente
léxicas, exclusivas del grupo y, en algunos casos, difíciles de entender por personas ajenas al mismo.
Por ejemplo, en el lenguaje que se desarrolla entre los informáticos (megas, navegar, etc.), los
estudiantes (profe, mates, catear, etc.),o en el que usan ciertos grupos socialmente marginales (estar
en bola, talego, mono, etc.).

Los tres tipos de veriación dialectal son características bastante fijas de los hablantes, pero la
experiencia lingüística y el conocimiento de los distintos dialectos permiten que un hablante asuma los
hábitos lingüísticos de otro lugar, otro tiempo u otro grupo social.
Variedades funcionales o registro

Cada situación comunicativa requiere unos recursos lingüísticos propios, una selección específica de
palabras, expresiones y estructuras, puesto que las situaciones comunicativas pueden ser muy
variadas. Esos rasgos lingüísticos, léxicos y gramaticales que el hablante asocia a una determinada
situación comunicativa constituyen lo que se denominan registros lingüísticos.

Las variaciones lingüísticas entre registros están determinadas por los cuatro factores que constituyen
toda situación comunicativa: el tema, el canal por el cual transmitimos la información, la intención y la
relación que se establece entre los interlocutores. La interrelación de estos factores en una situación
concreta determinará los rasgos lingüísticos de la conversación en cuestión.

La intención comunicativa determina el uso de la lengua, pues dependiendo del propósito que se
persiga con la comunicación se optará por los rasgos lingüísticos más adecuados para la intención
comunicativa seleccionada.

Cada canal de transmisión (básicos: oral y escrito más todos los medios que lo facilitan) requiere un
uso concreto de la lengua.

Tratar diferentes temas exige utilizar la lengua de un modo diferente, y de hecho, donde más se
aprecian las diferencias lingüísticas al tratar temas es en el léxico, porque es el componente que
asume la principal carga semántica referencial del texto. Para hablar o escribir de temas generales se
suelen utilizar palabras de uso común, pero cuando se tratan temas más especializados se suele hacer
un uso más preciso del léxico, con mayor cantidad de palabras técnicas y cultismos; aunque el mismo
tema se puede tratar con diferentes grados de especialización dependiendo de los interlocutores, del
canal de transmisión o del propósito comunicativo.

El tratamiento lingüístico del tema plantea la cuestión de los lenguajes especializados o técnicos, en
contraposición a los no técnicos o generales. Algunas actividades especializadas de nuestra sociedad
restringen tanto el lenguaje que utilizan que solo es comprensible para quienes conocen esta
especialidad; destaca el uso de un léxico muy específico, exclusivo en su campo o bien términos
comunes de la lengua general pero con un significado determinado

La relación que se establece entre los participantes en un acto comunicativo también supone la
elección de unos rasgos lingüísticos que reflejen esa relación. La relación que haya entre los
interlocutores en una situación comunicativa concreta determinará el grado de formalidad o
familiaridad de su discurso.

Las marcas lingüísticas de formalidad o familiaridad no tienen un valor absoluto, es decir, no se


puede trazar una frontera entre lo coloquial y lo formal, sino que constituyen una escala de rasgos que
pueden ir de lo más familiar o coloquial a lo más formal, puesto que el valor de formalidad e
informalidad que se le da a un rasgo lingüístico depende del uso social que hagan de él los usuarios
de la lengua. Además, el valor de formalidad o familiaridad que se asocia con un rasgo lingüístico
puede variar a lo largo del tiempo (tú y usted). Cuanto más típica y estereotipada sea una situación
comunicativa, más restringida será la gama de opciones lingüísticas que se pueden elegir y, por tanto,
será más fácil definir el registro adecuado a esa situación pero hay situaciones comunicativas en las
que es posible el uso de una gama de opciones lingüísticas más amplia, por lo que es más difícil definir
el registro propio de esa situación comunicativa.

Los rasgos lingüísticos que seleccionamos para configurar el registro resultan de la interrelación de los
cuatro factores señalados de variación situacional o funcional que delimitan toda situación
comunicativa: el tema, el canal, el propósito comunicativo y la relación social entre los interlocutores.
Sin embargo, generalmente suele predominar una variable situacional sobre las otras a la hora de
configurar el registro lingüístico. Un mismo tema y una misma intención comunicativa pueden reflejarse
en distintos grados de formalidad o familiaridad según la relación que exista entre los interlocutores.
Por ejemplo, una conferencia se suele considerar una pieza lingüística de registro formal; pero según el
público que tenga puede hacerse de forma espontánea, con un estilo improvisado y otros rasgos
lingüísticos propios del discurso informal. Otras veces, es la intención comunicativa la que determina la
elección de rasgos lingüísticos, pues ante un mismo tema, canal e interlocutores, se escogen aquellos
rasgos lingüísticos que mejor sirven al propósito comunicativo perseguido. Un anuncio publicitario
intenta generalmente persuadir o convencer, y es esa intención la que define su estructura y las
opciones lingüísticas que en él aparecen, teniendo en cuenta, al mismo tiempo, a quién se dirige el
anuncio (interlocutores), de qué trata (tema) y por qué canal se transmite.

El registro indica la situación comunicativa en la que se produce un texto, pero también refleja
indirectamente los conocimientos y la experiencia del hablante.

Dialecto individual o idiolecto

Todos los textos o discursos se enmarcan en una variedad dialectal y se configuran en un registro
lingüístico. Pero además, la individualidad de cada hablante también se refleja en la lengua. En
general, todos los hablantes pueden reconocer en ellos mismos o en otros hablantes expresiones
preferidas, giros sintácticos particulares… Es la manifestación de la singularidad en el uso de la lengua
por parte de cada individuo, el conjunto de los rasgos lingüísticos de cada hablante constituye su
dialecto individual o idiolecto.

La individualidad lingüística es consecuencia de la interrelación de los distintos factores: de los rasgos


dialectales de cada hablante, de la variedad de registros que conoce y que es capaz de usar y de
sus circunstancias personales y preferencias particulares.

La experiencia lingüística acumulada como hablantes nos permite saber qué rasgos dialectales y
qué marcas lingüísticas son más adecuados en cada situación comunicativa, pero elegiremos siempre
aquellas expresiones habituales en nosotros que sean compatibles con la situación comunicativa en la
que nos encontramos.

El estilo personal de usar la lengua cambia con la persona, y se usan distintos estilos en diversas
etapas de la vida, pero todos ellos son siempre reflejo de la individualidad de cada uno.
Uniformidad y diversidad lingüísticas
Las lenguas están siempre cambiando para adaptarse al entorno en que se usan, y el resultado de
esa adaptabilidad de la lengua a las necesidades de su uso es la diversidad, la variedad lingüística.
Puede decirse que una lengua es la suma de todos sus dialectos y que cada dialecto es una forma
particular de usar la lengua.

Aunque la variedad lingüística es totalmente lícita y natural, no se debe olvidar que una de las
funciones principales de la lengua es servir como instrumento de comunicación y permitir el
intercambio de información entre todos sus hablantes. Si esta es la finalidad con la que se usa la
lengua, dentro de la variedad se hace necesaria cierta uniformidad que permita el intercambio
comunicativo entre todos los hablantes de la comunidad lingüística. Y de esta necesidad de
entendimiento surge lo que se conoce como variedad estándar de la lengua.

La variedad estándar es la variedad de comunicación interdialectal, y su función es facilitar al


máximo la comunicación entre los distintos hablantes de una lengua. Esta variedad debe entenderse
como algo flexible y representativo de todo el ámbito de la comunicación lingüística, que puede
incluir todos aquellos matices dialectales que no impidan la comprensión.

Por otro lado, no se debe identificar la variedad estándar como la “norma”. Es evidente que hay una
norma general de corrección lingüística que emana de la propia estructura de la lengua, pero, así
como la lengua cambia con el tiempo, esta norma también puede verse modificada por la realidad
de uso.

Argumentación

Consiste en alegar o dar argumentos. Estructurar un discurso con una tesis sólida.

“Puede que sea inteligente en sus estudios, en su trabajo, que sea capaz de argumentar de manera
muy astuta y razonable, pero eso no es inteligencia. La inteligencia va junto con el amor y la
compasión…”

En filosofía un argumento se trata del razonamiento que se utiliza para demostrar o probar una
proposición.

Pretende encadenar pensamientos para dar lugar a una conclusión.

Cada modalidad de argumentación (académico, profesional, jurídico, político, religioso (sermones),


críticas, debates…) presenta su propia teoría de desarrollo.

La argumentación la debes basar en datos, pero siempre es una opinión subjetiva.

Un texto argumentativo, tanto oral como escrito, tiene unas estrategias discursivas propias; es
necesario ofrecer datos sólidos y presentar un encadenamiento de ideas.
El orador irá modificando el discurso en función de las reacciones de la audiencia.

Estructura de la argumentación: tema, tesis, argumentos (basados en datos), cierre o conclusión


(especialmente importante en textos orales)

Estrategias discursivas: ironía, advertencia, cita de autoridad, analogía (comparación), pregunta


retórica, repetición (anáfora), experiencia personal, metáfora.

Hay que utilizar argumentos lógicos, pero no olvidar que estamos hablando a un público (apoyarse
en las emociones).

Lenguaje no verbal

 Se produce de forma automática


 Es inconsciente
 No puede evitarse
 El lenguaje no verbal lo ejecuta el hemisferio derecho: movimiento del lado izquierdo, sentido
musical, sentimiento espacial, sentido del arte, intuición sensorial, imaginativo creativo…
Intuición

La comunicación no verbal es el envío y/o recepción de información e influencia a través del


entorno físico, la apariencia física y la conducta no verbal.

“El significado de una conducta no verbal concreta, con algunas excepciones, es siempre
condicional, es decir, depende del contexto cultural y social” Miles L. Patterson… Su significado NO es
específico sino condicionado a un contexto social

Es necesario integrar: conducta espacial, expresiones faciales, conducta visual, conducta corporal

Comunicación verbal Comunicación no verbal


 Presente en el plano sonoro  Presente en el plano visual
 El lenguaje necesita más elaboración  Mensaje intuitivo e inconsciente
 Intermitente  Permanente
 El mensaje solo se transmite por el sonido (en el  El mensaje no depende del sonido sino de la
caso del texto oral) imagen
 Información auditiva (o visual en el texto  Información visual, auditiva, táctil y auditiva
escrito)  Siempre bidireccional. Envío y recepción
 Unidireccional o bidireccional paralelo y PERMANENTE
 Puede ser ASIMÉTRICO (ej. Teatro- actor-
audiencia, conferenciante-audiencia,
profesor-clase)

Cómo se produce la comunicación no verbal


 Canal siempre abierto
 Información simultánea de envío-recepción de información
 Inconsciente, automática
 Es cognitivamente eficiente, sutil
 Se produce en un contexto y un momento concreto, cara a cara
 Su significado viene dado por: el contexto y la valoración conjunta de todos los elementos
(patrones, no gestos aislados)

Elementos que condicionan la comunicación no verbal


(conductas)

Conductas fijas (invariables)

 Diseño y disposición del espacio: ej. Negociación (contraluz, sillas altas/bajas, mesa o sillas
retiradas, gente de espaldas a la puerta)
 Apariencia física: estatus social, sexo, edad, altura, etc.

Conductas dinámicas

 Distancia y orientación: tono de voz, concepto de espacio personal…


 Conducta visual: la mirada es esencial. Importancia del feedback. Mirar intensifica el
mensaje. La mirada debe analizarse junto con el gesto facial.
 Expresión facial: no se puede controlar. Es más, cuando se intenta se van el resto de gestos
corporales.
o No hay gestos faciales universales porque no hay nada universal (el blanco en japón
es luto, en España es el negro)
o Hay expresiones emocionales universales (alegría, tristeza, asco, miedo, enfado
sorpresa)

Las expresiones faciales también enfatizan y matizan el contenido del mensaje

 Postura y movimiento:
o Sentado vs De pie
o De pie con o sin atril
o De pie con o sin brazos cerrados
o Sentado relajado o formal
 Gestos: universales, ilustradores (usar las manos) y reguladores (enumeración de puntos,
ayudan a recordar discursos)
 El contacto corporal: importancia en saludos, bienvenidas y despedidas.
 La conducta vocal: vocalización, la voz refleja el sentimiento, el nerviosismo, el tono
desafiante… hay que intentar moderarlo. La inflexión de la voz basta para detectar el estado
de ánimo del hablante.
 Señales olfativas

Más i nformaci ón

 Saber hablar, I nsti tuto Cervantes, Agui lar, 2008

 Más que pal abras, El Poder de l a Comuni caci ón no verbal , Miles L. Patterson, Edi tori al
UOC, Comuni cación y Sociedad, 2011

 La comuni caci ón no verbal , el cuerpo y el entorno, Mark L. Knapp, Pai dós comuni caci ón,
1982

 La comuni caci ón no verbal , Fl ora Davi s, Edi tori al Alianza Edi tori al , 2000

La gestión del miedo

El miedo es legítimo y necesario, pero en determinadas situaciones no nos sirve.

El miedo es necesario para huir, defenderse, protegerse o luchar; pero nos bloquea

El miedo se manifiesta en tres planos:

 Plano fisiológico: respiración acelerada (psico-somático)


 Plano psicológico-conductual: pensamientos negativos, intentamos escapar de la situación
 Plano cognitivo: aparece el temor y los fallos

Víctima ≠ responsable

Vulnerabilidad ≠ debilidad

Ser ≠ hacer

Excelencia ≠ autoexigencia

Géneros discursivos

Los géneros discursivos son las variadas formas que adquiere la comunicación según la estructura del
acto comunicativo, el número de interlocutores, la finalidad del discurso y el ámbito en el que nos
encontremos. Funcionan a modo de patrones convencionales que se han establecido cultural e
históricamente.
Características de los géneros discursivos
 Son dinámicos: formas retóricas desarrolladas.
 Están localizados en un ámbito cultural y un contexto.
 Tienen una forma y estructura concreta.
 A veces reflejan una época (literatura, etc.)
 Tienen una fraseología propia

Tipos de géneros discursivos

Ámbito científico - académico y profesional

 Monológicos:
o Conferencias y charlas: discursos expositivo, objetivo informativo, puede ser divulgativo o
especializado para un púbico más experto. Requiere una mayor elaboración del discurso
que otros géneros. Se espera de ella gran coherencia, claridad y una síntesis de datos.
Lenguaje culto.
o Exámenes y oposiciones: planificación sobre la marcha, precisión y orden, función
referencial.
o Defensa de x (p.e. proyectos)
 Dialógicos:
o Reuniones de trabajo
o Debate, mesa redonda, coloquio
o Entrevista de trabajo
o Conversaciones telefónicas profesionales

Ámbito social
 Presentaciones
 Inaguraciones, aperturas, clausuras
 Otros discursos sociales: agradecimientos, alabanza, brindis

MASTERCLASS SINERGOLOGÍA

El cuerpo no hace nada por casualidad

Sinergología no es sinónimo de lenguaje no verbal, la sinergología se centra en los microgestos


involuntarios del individuo.

Se puede aplicar en cualquier ámbito de relaciones humanas: familia, coaching, entrevistas de


trabajo…
Bases:

 El cerebro condiciona la conducta.


 No podemos evitar comunicarnos

Syn-ergon-logos: Philippe Turchet: lo que importa es el contexto

 Nos centramos en gestos no conscientes (no se pueden controlar, son más complicados
de ver) o semi-conscientes (mover las manos al hablar)
 Un gesto por sí solo no va a tener un significado lo suficientemente fuerte: globalidad y
encadenamiento: ver un horizonte de sentido
 Universalidad en los gestos no conscientes
 Elementos analíticos (gestos etiquetados) o sistémicos (movimiento que altera mi
corporalidad: puntos de fuga, tipo de asiento)
 Metodología: conocer la metodología (1200 gestos) + SAM:
o Estatua: línea de base de la que partir, independientes de la interacción
o Actitud interior
o Movimiento: micromovimiento provocado por la interacción

Muy centrado en empresa.

Solo se llega a una aproximación de lo que piensa el otro.

Selección de gestos

 ¿Qué mano está activa?


 Bucles con las manos
 Apretón de manos: mano mirando hacia abajo (sentirse superior) o hacia arriba. Cuanto
más arriba tocas, más control tiene (más superior se siente)
 Cruce de brazos
 Cruce de piernas
 Posición en la silla
 Micropicores en la nariz: pasar el dedo por debajo (exageración), proyección en la nariz
(desagrado)
 Lo que ocurre en la cara izquierda influye a lo personal
 Dilataciones con situaciones agradables
 El ritmo de parpadeos aumenta con las emociones
 Tapar un órgano sensorial: mano en la boca, no hablar; mano en los ojos, no ver.

Necesitamos gestos más auténticos