Está en la página 1de 4

Cristian Henao

Ordena tus prioridades

Durante estos días después de trabajar unos meses con la biblioteca municipal pude
conocer personas muy agradables para mi aunque es imposible pasar por alto los
problemas con los que este caso mis compañeros tenían que lidiar a nivel personal. Se me
hace tan sorprendente que a la gente le encante vivir en un constante dolor, una constante
pelea con sus familiares o de alguna u otra manera un vida desorganizada, algo que para
muchos se ve normal, es ahí donde el señor pone en mi corazón este tema tan importante
el cual ha dado en mi cabeza muchas vueltas, “ordena tus prioridades” nuestra sociedad
actual no tiene un orden en cuanto a las temas morales y de muchas índoles, valla que si se
necesita un orden en todos los ámbitos de nuestra sociedad, lo podemos ver a simple
vista, pero más allá del orden que necesitan aquellos que no son creyentes, el orden debe
comenzar con nosotros como hijos., y se vuelve muy complicado testificar de Cristo si no
hay orden en nuestras vidas.

I. Que es lo primero que haces cuando te levantas.


A. Una de las primeras cosas que hacemos es mirar el celular, queremos
quien nos ha escrito, si respondieron el mensaje de ayer, si tengo alguna
llamada perdida, si le dieron like a la foto de Facebook, etc..

B. Cada vez que hacemos esto, el hipotálamo, que es un área pequeña del
cerebro encargada de producir ciertas hormonas entre ellas una llamada la
dopamina, una de las hormonas de la felicidad, entre sus funciones se
encuentra, el aumento y la frecuencia de la presión, regula el sueño, la
atención, la actividad motora, también regula funciones como la memoria, la
atención y la solución de problemas.
1. Cuando la primera cosa que hacemos en la mañana es mirar el celular, la
dopamina que necesitamos durante todo el día para, memoria, atención y solución
de problemas, es liberada en ese momento, y durante todo el día quedamos con
muy poco para realizar estas funciones.
Cristian Henao

II. El desespero por obtener lo material nos desenfoca de lo


importante.

A. Muchos se han enfocado en buscar la añadidura antes que el reino DIOS.


Ver. (Mateo 6:33)
1. Esto ha traído un desorden en las prioridades del ser humano.
B. Cuando eres un hijo e hija de Dios aprendes a mirar con otros ojos, y lo
que para muchos está bien para ti no lo está, porque ahora El Espíritu santo
está en ti. Ver. (Fil. 2:14-18)

III. DIOS es un Dios de orden.


A. Dios creo primeramente los cielos y la tierra, después dijo sea la luz,
después creo las lumbreras del cielo, etc... Ver. (Gen.1:3)

B. Ahora quiero comenzar predicar, quiero decirte que para que haya un
orden en nuestra vida primeramente tuvo o tiene que haber un desorden.
1. Antes de que DIOS comenzara a darle orden a todo había visto sobre la faz de
la tierra que las cosas no estaban bien, “la tierra estaba desordenada y vacía y las
tinieblas estaban sobre la faz del abismo”
2. Pareciera en muchas ocasiones que aunque nadie lo nota en nosotros puede
haber un desorden, un vacío, o inclusive que las cosas están oscuras y no podemos
ver. Escucha esto (SI DIOS ESTABA AHÍ AUN CUANDO LA TIERRA ESTABA
DESORDENADA Y VACIA Y HABIA TINIEBLAS, QUE NOS HACE PENSAR QUE EL SE HA
IDO DE NUESTRA VIDA)
3. Suelen haber muchos casos en la actualidad de aquellas personas que tiene
un orden exterior, pero su interior es un desastre. “podemos inclusive ser salvos por
su maravillosa gracia y vivir en desgracia “
C. DIOS comenzó a ordenar todo y descanso cuando vio que todo era
bueno en gran manera. (Darle prioridad a nuestro orden interior amados
hermanos trae descanso al alma).
Cristian Henao

IV. Jesús tenía ordenadas sus prioridades, esto le llevo al cumplimiento


de su meta.
A. Quiero recalcar aquí que el éxito en el ministerio de Cristo era no más ni
menos que la tan aclamada, solicitada y muchas veces rechazada
“OBEDIENCIA”
1. Jesús de 12 años enseñándole a los doctores de la ley.
48 Cuando sus padres lo encontraron, se sorprendieron; y su madre le dijo: «Hijo,

¿por qué nos has hecho esto? ¡Con qué angustia tu padre y yo te hemos estado
buscando!» 49 Él les respondió: «¿Y por qué me buscaban? ¿Acaso no sabían que es
necesario que me ocupe de los negocios de mi Padre?» Lucas 2:48-49.

2. Jesus en las bodas de CANA. (personas que nos ayudan en nuestra vida)
4 Jesús le dijo: «¿Qué tienes conmigo, mujer? Mi hora aún no ha llegado.» 5 Su madre

dijo a los que servían: «Hagan todo lo que él les diga.» Juan 2:4-5.

3. Jesús obedecía a su padre. Juan 12:49-50. Juan 17: 4-6.


Ya estando adulto el no perdió el orden de su llamado, el seguía siendo obediente a su
padre, inclusive al momento de pedirle al padre que si era posible que pasara esa copa
pero que se hiciera su perfecta voluntad.

V. La obediencia de cristo trajo orden y vida a lo que estaba perdido.


A. Cuando estaba en la cruz, al mirar su labor terminada y en completo
orden pudo decir “consumado es “con esto he había dicho (padre he
cumplido)
1. Romanos 5:17,19. Su obediencia trajo vida, gracia, y justicia a nuestras vidas

B. Nuestra mirada debe estar en la cruz, ahí comienza el ordenamiento de


las cosas, lo que estaba desordenado y lo que se había perdido fue recuperado
por Cristo. ¿Dónde está nuestra mirada?
1. Filipenses 2:6-8.
2. Hebreos 13:17

La falta de Fe(no creer) que pueda haber en nosotros nos lleva a no ser obedientes
en nuestra labor y propósito eterno. Una Vida obediente es una vida que recibe
promoción, de pronto en este momento no lo veas pero tu obediencia hoy en día,
Cristian Henao

puede ser el fruto que disfruten tus descendientes en el mañana, hoy todos
disfrutamos del fruto de la obediencia de Cristo.