Está en la página 1de 12

arte +

¿activismo?
¿ARTE para frenar
el colapso climático y
ecológico?
Una performance es una muestra escénica,
muchas veces con un importante factor de
improvisación, en que la provocación o el asombro y
el sentido de la estética, juegan un rol principal.
Ligadas a los problemas de la sociedad actual, su
objetivo es despertar la conciencia del espectador.
arte activista:
Es el arte creado para abordar cuestiones sociales y políticas. Es
una especie de performance, ya que es presentado en público, y
trabaja estrechamente con la comunidad, la cual lo crea.
Supone una nueva estética socialmente comprometida donde la
creación tiene una nueva responsabilidad política: establecer
imaginarios posibles.
En una época de saturación comunicativa, llamar la
atención no es fácil y entre las preocupaciones de los
ecologistas están:

★ tener una fuerte


presencia en redes
sociales
★ llamar la atención
de ciudadanos y
gobiernos
El movimiento de la Red
Rebel Brigade triunfa donde la
mayoría de las protestas
climáticas fracasan.
La Brigada Rebelde Roja fue ideada por una compañía de teatro, Invisible Circus
de Bristol, para apoyar el movimiento Extinction Rebellion en 2019 en Londres.
Estos seres etéreos, de otro mundo, generan un espectáculo hipnótico y triste,
utilizando la arquitectura existente y reclamando espacios públicos para
visibilizar la crisis ambiental mundial y apoyar a grupos y organizaciones que
luchan por salvar a la humanidad y a todas las especies de la extinción masiva.

La intención de la Red Rebel Brigade es la de reapropiarse del idioma para


utilizarlo con un fin pacífico y simbolizar la sangre común que compartimos
con todas las especies.

Las Brigadas se han extendido de manera espontánea por todo el planeta y


grupos de artivistas llevan a cabo sus performances en el metro de Berlín, las
calles de Canberra, el centro de París, o en Amsterdam, Madrid…
Con estos desfiles el artivismo crea momentos
inolvidables, y hermosas distracciones que se
apoderan de las calles. Además ha impulsado la
denuncia social y ha conectado la acción política con
la retina de los ciudadanos. Ha sabido llamar su
atención, generar conciencia y reconectar, en
muchos casos, el arte con el público.
El arte con conciencia es una parte más de
cómo puede lograrse que el público
entienda y empatice con lo que está
ocurriendo con nuestro planeta y su
biodiversidad