Está en la página 1de 6

Flora de Áncash

El territorio andino de Áncash cuenta con grandes extensiones de bosques de eucaliptos


y pinos, producto de la reforestación en los años 1990; cabe destacar la presencia de otros
árboles autóctonos en menor medida como el molle, la tara, el capulí, los quenua les, el
quichua, el nogal, el aliso, el sauce, el ciprés y la retama; la madera de estos bosques es
usada para la minería, construcción de viviendas y artesanías de madera labrada.

Fauna de Áncash
La fauna autóctona está compuesta por multitud de especies animales que habitan en los
diferentes pisos altitudinales existentes alrededor en la región. Entre los mamíferos destacan
la comadreja, el gato andino, el oso de anteojos, el puma, la taruca, el venado, la vicuña en
los pisos más altos, la vizcacha, el zorro, la nuca.
También hay una gran diversidad de aves: rapaces como el aguilucho cordillerano, el
cóndor, el pato surto, el pato cordillerano, el jilguero, la gaviota andina; la gallareta; el
picaflor, el zorzal, el gorrión andino.

Espacios naturales protegidos


Áncash dispone de un gran número de espacios naturales y ecosistemas de gran
singularidad y valor ambiental. Su importancia y la necesidad de hacer compatible la
conservación de sus valores y su aprovechamiento económico, han fomentado la protección
y ordenación de los paisajes y ecosistemas más representativos del territorio ancashino.
Destacan el Parque Nacional Huacharán que ocupa el 10% del territorio departamental y la
Zona Reservada de la Cordillera de Huahuas que comparte con el departamento de Lima.

Entre las plantas más conocidas tenemos al suncho, las plantas del tipo cardos o cetáceas,
también se puede encontrar al platanillo, clavelinas, cucayo, higo, retama, chilca, altamisa,
trébol, llantén, entre muchas variedades más de flora y fauna.
Flora del Perú
La flora del Perú es muy diversa debido a las diferentes condiciones físicas y climáticas del
territorio, tales son: la Cordillera de los Andes, las corrientes marinas y el anticiclón.
Fauna del Perú
La fauna del Perú está formada por todas las especies animales que se encuentran en su
territorio. Muchas de las especies autóctonas están legalmente protegidas para preservar
su conservación y la de sus ambientes naturales.
Flora y Fauna del Perú
Costa
 Flora y Fauna de Áncash
 Flora y Fauna de Arequipa
 Flora y Fauna de Ica
 Flora y Fauna de La Libertad
 Flora y Fauna de Lambayeque
 Flora y Fauna de Lima
 Flora y Fauna de Moquegua
 Flora y Fauna de Piura
 Flora y Fauna de Tacna
 Flora y Fauna de Tumbes
Sierra
 Flora y Fauna de Apurímac
 Flora y Fauna de Ayacucho
 Flora y Fauna de Cajamarca
 Flora y Fauna de Cusco
 Flora y Fauna de Huancavelica
 Flora y Fauna de Huánuco
 Flora y Fauna de Junín
 Flora y Fauna de Pasco
 Flora y Fauna de Puno
Selva
 Flora y Fauna de Amazonas
 Flora y Fauna de Loreto
 Flora y Fauna de Madre de Dios
 Flora y Fauna de San Martín
 Flora y Fauna de Ucayali
Flora de Ica
La flora en el departamento de Ica no es abundante, pero se encuentran cactáceas (en las
vertientes), huarangos, algodón, achiras, ñorbos y jacarandás. Lamentablemente, los
grandes bosques que existían antiguamente han sido talados o convertidos en campos
agrícolas.
El territorio, seco en su mayor parte, no permite el crecimiento de especies florales silvestres.
En la zona de mayor altitud de la pampa, símbolo de la geografía iqueña, y sobre todo en
temporadas de lluvias, crecen plantas que por lo general sirven de forraje para el ganado.

Fauna de Ica
La fauna por el contrario, sí es abundante y se concentra mayormente en la costa, las islas
y las puntas del litoral, donde podrás apreciar gran cantidad de aves marinas anida.
Entre las colonias más numerosas de aves destacan el guanay, el piquero, la gaviota, el
pelícano, la golondrina de mar, el chorlito, los flamencos, la pardela y el colibrí. La biomasa
marina es igualmente abundante. Los grandes cardúmenes sirven de alimento para
especies como lobos marinos, cachalotes o pingüinos que llegan hasta sus costas, sobre
todo frente a las costas de Pisco, procedentes mayormente del Ártico. El cóndor llega hasta
el litoral en busca de alimento y, generalmente, es en la península de Paracas donde lo
encuentra.

Algo más sobre la Flora y Fauna de Ica


La riqueza de Flora y Fauna de Ica hace de este un departamento potencialmente turístico,
es por ello que si piensas viajar a Perú, tengas en cuenta este gran departamento del Perú.
Ica te espera!
Flora de Tacna
El mar tacneño, de aguas oscuras y cargadas de plancton, es el escenario propicio para el
surgimiento de tres importantes formaciones de algas: Chtorophyta, Phaetophyta y
Rodophyta. Un estudio realizado por la Universidad Nacional Jorge Basadre Grohmann
identificó 16 especies de algas rojas Chlorophyta. Tierra adentro, bajo el intenso sol del
desierto tacneño y sobre el suelo seco, aparecen los chaparrales y la tillandsia de la familia
de las bromelias. En las alturas, en el sector andino, crecen los cactus, enormes plantas
rígidas de la familia de los cardones, que lograron adaptarse perfectamente a la aridez y
falta de oxígeno. Para ello, desarrollaron troncos carnosos que almacenan agua y que están
cubiertos de clorofila, lo que les permite transformar la energía del sol en alimento. Además,
impermeabilizaron sus tallos con una sustancia cerosa para evitar la evaporación de líquido.
Sus hojas se convirtieron en duras espinas que la protegen de los animales herbívoros y sus
flores de poderosas fragancias, tomaron un intenso color amarillo que atrae a los
polinizadores desde muy lejos.
En las alturas de Tacna, donde lagunas esmeraldas y cumbres nevadas enmarcan el
paisaje, crecen rodales de yareta, plantas de un verde intenso que parecen musgos
gigantes. Aquí se hallan amplios bofedales, ecosistemas que por tener agua todo el año,
son una fuente de vida para la fauna local.

Fauna de Tacna
En la región costera, donde el clima es templado y la atmósfera húmeda, viven numerosas
criaturas marinas. Repartidas en morros, islas y puntas, se encuentran grandes colonias de
lobos y nutrias marinas, pingüinos de Humboldt y aves guaneras; así como moluscos,
crustáceos y cardúmenes de anchovetas, bonitos, lenguados, corvinas y otros peces.
Adentrándose más en el territorio tacneño, se deja la costa para llegar a una tierra de dunas,
donde el intenso sol y la aridez del desierto ahuyentan a la mayoría de los seres vivos. Se
trata del extremo septentrional del desierto de Atacama, uno de los desiertos más extensos
y áridos del mundo. Sin embargo, hacia el norte, en este desierto subsiste una reducida
fauna compuesta de flamencos, vicuñas y zorros. Ya en el sector andino, hacia las zonas
altas, viven los guanacos y pequeños colibríes, arañas, lagartijas y lechuzas de los arenales.
Al llegar al final de la cadena occidental andina, donde el clima es frío, la atmósfera seca y
las precipitaciones sólidas, habitan bandadas de chocas, parihuelas, cóndores, alpacas,
vicuñas, chinchillas y tarucas.
Este también es el hogar de una huidiza y graciosa criatura que vive entre las rocas de
granito: la vizcacha. Su nombre deriva de una voz quechua que significa «aquellos que viven
entre piedras”. La vizcacha mide entre 30 y 40 centímetros, tiene orejas grandes y erectas
como el conejo, pero a diferencia de este, su rabo es largo y peludo. Su pelaje corto, denso
y suave es, generalmente de color gris oscuro y tiene una línea negra a lo largo del dorso.
Agrupadas en colonias de hasta 80 individuos, se alimentan de semillas, granos y brotes
tiernos. Sus depredadores principales son el zorro andino y el hombre, quien ha llevado a
las grandes poblaciones de vizcachas al borde de la extinción.
La flora y fauna de Lima puede ser difícil de apreciar en su totalidad, por la extensión y
complejidad de toda la ciudad. La costa limeña está poblada de grandes dunas y
extensiones de arena estéril, aisladas por los valles de los ríos Chillón, Rímac (el cual
atraviesa la ciudad) y Lurín.

Flora de Lima
En los valles la variedad de plantas es variada. Una flor típica es la del amancae, hierba de
hojas verdes y flores amarillas con interior verdoso. Florece una vez al año, crece por lo
general entre las piedras en zonas de neblina. Las begonias, ortigas, ficus, poncianas,
dogos, oreja de elefante, olivos, son otras especias propias de la flora de Lima, presentes
en parques y jardines, pero es el geranio la flor más común que se aprecian en estos, pues
crece fácilmente sin necesidad de mayores cuidados.

Fauna en la ciudad
En la ciudad podemos encontrar una fauna conformada por palomas, siendo la doméstica o
paloma de Castilla la más común, la cuculí, jilgueros, gorriones, pero si hablamos de la
mascota de bandera peruana, indudablemente tenemos que mencionar al perro sin pelo o
viringo, que data de los tiempos precolombinos, presente en las culturas Chimú e Inca entre
otras. Debido a la ausencia de pelo, esta raza mantiene su cuerpo más caliente para
protegerse del ambiente.

Lugares donde encontraras flora y fauna de Lima


Puedes visitar los zoológicos de Huachipa o el Parque de las Leyendas si deseas tener una
idea general y no te alcanza tiempo de tomar algunos paseos por la naturaleza en los
alrededores de la ciudad.
Flora de Tacna
El mar tacneño, de aguas oscuras y cargadas de plancton, es el escenario propicio para el
surgimiento de tres importantes formaciones de algas: Chtorophyta, Phaetophyta y
Rodophyta. Un estudio realizado por la Universidad Nacional Jorge Basadre Grohmann
identificó 16 especies de algas rojas Chlorophyta. Tierra adentro, bajo el intenso sol del
desierto tacneño y sobre el suelo seco, aparecen los chaparrales y la tillandsia de la familia
de las bromelias. En las alturas, en el sector andino, crecen los cactus, enormes plantas
rígidas de la familia de los cardones, que lograron adaptarse perfectamente a la aridez y
falta de oxígeno. Para ello, desarrollaron troncos carnosos que almacenan agua y que están
cubiertos de clorofila, lo que les permite transformar la energía del sol en alimento. Además,
impermeabilizaron sus tallos con una sustancia cerosa para evitar la evaporación de líquido.
Sus hojas se convirtieron en duras espinas que la protegen de los animales herbívoros y sus
flores de poderosas fragancias, tomaron un intenso color amarillo que atrae a los
polinizadores desde muy lejos.

Al llegar al final de la cadena occidental andina, donde el clima es frío, la atmósfera seca y
las precipitaciones sólidas, habitan bandadas de chocas, parihuelas, cóndores, alpacas,
vicuñas, chinchillas y tarucas.

Este también es el hábitat de una huidiza criatura que vive entre las rocas de granito, la
vizcacha.

Actualmente, no existen áreas naturales protegidas en Tacna, pero el Gobierno Regional


desarrolla el proyecto del área de conservación regional Vilacota Maure. Esta zona, de 124 mil
hectáreas, tendrá como objetivo conservar el hábitat del Suri, un ave andina en peligro de
extinción. Este avestruz andino vive en los pajonales de la puna, donde se alimenta de
vegetales, y es considerado emblemático de la región.