Está en la página 1de 1

Flujo de información: la clave del éxito en el proceso logístico

Elaborado por: Lina Gabriela Pérez Annicchiarico

La cadena de suministro como bien sabemos es una gestión logística “canal” de las empresas que
de manera integrada buscan que los actores: proveedores, fabricantes, agentes, mayoristas y
detallistas satisfagan las necesidades que el mercado diariamente demanda. En otras palabras este
conjunto de actores son los responsables de coordinar los macro procesos como lo son la
producción, el almacenamiento, distribución y/o transporte dentro de la logística integral. Sin
embargo en este caso veremos la relación que existe entre el fabricante y proveedor siendo estos
las principales fuentes de información para la cadena de suministros.

El valor de la información trae consigo beneficios que pueden generar un gran impacto al momento
de tomar decisiones, controlando de forma mas efectiva la cadena de suministro con el diseño de
estrategias que al mismo tiempo nos permite disminuir la variabilidad en las que se encuentran
afectadas los proveedores y fabricantes, dejando claro que cada uno de estos, cumplen un rol distinto
pero enfocados hacia un mismo resultado de la eficiencia en el proceso logístico. Por consiguiente
cabe preguntarse ¿ porque es importante el flujo de información en la cadena de suministro?.

Actualmente la cantidad de información es muy numerosa por tanto llegar a la optimización de esta,
radica en el análisis de los datos e identificar la ventaja competitiva que nos proporcionan las
tecnologías de la información tanto el fabricante como el proveedor deben establecer una
cooperación fluida y eficaz cumpliendo con la razón de ser de la filosofía de la cadena de suministro.
Siendo así un proceso de engranaje, donde dependiendo de la comunicación entre ambos actores
determine la calidad del producto final, añadiéndole ese valor agregado que el consumidor espera
recibir.

De acuerdo con el informe “Future Supply Chain 2016”, elaborado por Global Commerce Inititative
(GCI), en el futuro cercano las empresas deberán rediseñar sus cadenas de suministro para hacer
frente a nuevos desafíos. Entre los factores externos que deben considerar se encuentran el
surgimiento de nuevas potencias económicas globales, el agotamiento de los recursos naturales, la
intensificación de las regulaciones gubernamentales y cambios demográficos. Pero quizás el más
difícil de afrontar sea el siempre imparable desarrollo tecnológico, que no sólo traerá aparejadas
nuevas formas de comprar y vender, sino también una explosión de información.

Finalmente las empresas deben tener claro que el flujo de información transparente refleja decisiones
efectivas en pro de obtener una mejor conexión con la cadena de suministro. Existen herramientas
como los KPI’S siendo este un indicador de desempeño nos ayudaría en la evaluación y control de
los procesos logísticos implementados en el desarrollo de la empresa.