Está en la página 1de 5

LLENAME DE TI

ORACION INICIAL

Ven Espíritu Santo transforma nuestra tensión


interior en un descanso santo,
nuestra confusión interior un calma sagrada,
nuestra ansiedad interior en una confianza tranquila,
nuestra temor interior en una fe firme,
nuestra amargura interior en la dulzura de la gracia,
nuestra tiniebla interior en una luz apacible,
nuestra frialdad interior en un entusiasmo amoroso,
nuestra noche interior en tu luz, nuestro
invierno interior en tu primavera .
Santo Espíritu endereza nuestra maldad, llena nuestro vacío interior,
agudiza al máximo nuestra humildad,
enciende la llama de nuestro amor, deja que
nos veamos como tu nos ves,
permite que te veamos como nos has prometido y que
tengamos la dicha de que se cumplan en nosotros todas tus promesas.

OP: Que piensan de la palabra espíritu santo que es lo primero que le viene a la mente estas
palabras, hacer un breve sondeo sobre la opinión de los jóvenes

EL ESPIRITU QUE VIVE EN NOSOTROS

Lectura bíblica

" Al llegar el día de Pentecostés, estaban todos reunidos en un mismo lugar. De


repente vino del cielo un ruido como el de una ráfaga de viento impetuoso, que llenó
toda la casa donde se encontraban. Se les aparecieron unas lenguas como de fuego
que se repartieron y se postraron sobre cada uno de ellos; quedaron todos llenos del
Espíritu Santo y se pusieron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les concedía
expresarse (Hech 2, 1-4).
" A cada cual se le otorga la manifestación del Espíritu para provecho común. Porque a
uno se le da por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el
mismo Espíritu; a otro fe, en el mismo Espíritu; a otros carismas de curaciones, en el
LLENAME DE TI

único Espíritu; a otro, poder de milagros; a otro, profecía, a otro, discernimiento de


espíritus; a otro diversidad de lenguas; a otro don de interpretarlas. Pero todas estas
cosas las obra un mismo y único Espíritu, distribuyéndolas a cada uno en particular
según su voluntad" (1Cor 12, 7-11).

El miedo y la decepción por parte de los apóstoles el día de la muerte de Cristo la


guerra inminente el temor de ser acechados y la falta de certeza de que Cristo
cumpliría con su palabra era lo que los apóstoles temían, no había para ellos una
seguridad ni tampoco un respaldo, se sentían solos y se escondía, entonces cuantas
veces nos sentimos solos cuantas veces nos sentimos abandonados por promesas que
nunca se cumplieron o no sabíamos si se cumpliría

La muerte del mejor amigo de Cristo y la multitud que querían que los apóstoles
también desaparecieran hacían las cosas más difíciles para todos, per Cristo no es un
amigo cualquiera, Cristo no te va traicionar ni bloquear Cristo simplemente tiene su
propio tiempo y eso fue lo que sucedió con los apóstoles

El amor y el abrigo de Jesús el temor y la inseguridad desaparecen este amigo está


viniendo y está cumpliendo lo que dijo su amor majestuoso se hizo fuego y le dio lo
necesario a sus amigos porque eso eran sus amigos, el dolor de la perdida de Lázaro la
humanidad de Jesús era más que prueba de que el vendría

De allí la vida de ellos cambio de ahí una fuerza que solo venia de Dios le dio el poder
a cada uno le brindo los dones que dese un principio estaban destinados, entonces
porque ustedes jóvenes no pueden sentirse inundados de la fuerza del amor

No es mentira no es cuento el espíritu santo obra aquí en este momento está aquí
como el aire como ese aire que se mueve en esta mañana de domingo el espíritu que
que ustedes sean huéspedes de el

Espantar demonios, pregonar la palabra y que personas vena el brillo de Dios en sus
ojos con una simple cuestión SIENDO USTEDES MISMOS

DE esa manera como El espíritu le concedió por medio del amor a los apóstoles dones

1) Cuáles son los dones que ustedes quisieran pedir en esta mañana. Que
quieren que Dios haga infalible en ustedes

El espíritu que se transforma en nosotros

LOS DONES DEL ESPÍRITU SANTO

Sabiduría: Es el don de entender lo que favorece y lo que perjudica el proyecto de


Dios. Él nos fortalece nuestra caridad y nos prepara para una visión plena de Dios. El
LLENAME DE TI

mismo Jesús nos dijo: “Mas cuando os entreguen, no os preocupéis de cómo o qué vais
a hablar. Lo que tengáis que hablar se os comunicará en aquel momento. Porque no
seréis vosotros los que hablaréis, sino el Espíritu de vuestro Padre el que hablará en
vosotros” (Mt 10, 19-20). La verdadera sabiduría trae el gusto de Dios y su
Palabra.

Entendimiento: Es el don divino que nos ilumina para aceptar las verdades reveladas
por Dios. Mediante este don, el Espíritu Santo nos permite escrutar las profundidades
de Dios, comunicando a nuestro corazón una particular participación en el
conocimiento divino, en los secretos del mundo y en la intimidad del mismo Dios. El
Señor dijo: “Les daré corazón para conocerme, pues yo soy Yahveh” (Jer 24,7).

Consejo: Es el don de saber discernir los caminos y las opciones, de saber orientar y
escuchar. Es la luz que el Espíritu nos da para distinguir lo correcto e incorrecto, lo
verdadero y falso. Sobre Jesús reposó el Espíritu Santo, y le dio en plenitud ese don,
como había profetizado Isaías: “No juzgará por las apariencias, ni sentenciará de
oídas. Juzgará con justicia a los débiles, y sentenciará con rectitud a los pobres de
la tierra” (Is 11, 3-4).

Ciencia: Es el don de la ciencia de Dios y no la ciencia del mundo. Por este don el
Espíritu Santo nos revela interiormente el pensamiento de Dios sobre nosotros, pues
“nadie conoce lo íntimo de Dios, sino el Espíritu de Dios” (1Co 2, 11).

Piedad: Es el don que el Espíritu Santo nos da para estar siempre abiertos a la voluntad
de Dios, buscando siempre actuar como Jesús actuaría. Si Dios vive su alianza con el
hombre de manera tan envolvente, el hombre, a su vez, se siente también invitado a ser
piadoso con todos. En la Primera Carta de San Pablo a los Corintios escribió: “En cuanto
a los dones espirituales, no quiero, hermanos, que estéis en la ignorancia. Sabéis que
cuando erais gentiles, os dejabais arrastrar ciegamente hacia los ídolos mudos. Por eso
os hago saber que nadie, hablando con el Espíritu de Dios, puede decir: «¡Anatema es
Jesús!»; y nadie puede decir: «¡Jesús es Señor!» sino con el Espíritu Santo” (1Co
12, 1-3).

Fortaleza: Este es el don que nos vuelve valientes para enfrentar las dificultades del día
a día de la vida cristiana. Vuelve fuerte y heroica la fe. Recordemos el valor de los
mártires. Nos da perseverancia y firmeza en las decisiones. Los que tienen ese don no
se amedrentan frente a las amenazas y persecuciones, pues confían incondicionalmente
en el Padre. El Apocalipsis dice: “No temas por lo que vas a sufrir: el Diablo va a meter a
algunos de vosotros en la cárcel para que seáis tentados, y sufriréis una tribulación de
diez días. Manténte fiel hasta la muerte y te daré la corona de la vida” (Ap 2,10).

Temor de Dios: Este don nos mantiene en el debido respeto frente a Dios y en la
sumisión a su voluntad, apartándonos de todo lo que le pueda desagradar. Por eso,
Jesús siempre tuvo cuidado en hacer en todo la voluntad del Padre, como Isaías había
profetizado: “Reposará sobre él el espíritu de Yahveh: espíritu de sabiduría e
LLENAME DE TI

inteligencia, espíritu de consejo y fortaleza, espíritu de ciencia y temor de


Yahveh” (Is 11,2).

Cada uno de estos dones que vemos aquí son lo que Cristo mando cada uno de estos
dones fueron aprovechados por los apóstoles para poder llevar la palabra de Dios sin
miedo y llenos del amor y del fuego de estos

Cuando hablamos de los dones del ES también debemos ver cómo aplicar esos dones
en la vida diaria que los mismos dones sean utilizados de manera correcta y que no sea
que este don sea escondido no aprovechado por temor por vergüenza

Marcos 4,21-25 "En aquel tiempo, Jesús dijo a la multitud: "¿Acaso se trae una
lámpara para ponerla debajo de un cajón o debajo de la cama? ¿No es más bien para
colocarla sobre el candelero? Porque no hay nada oculto que no deba ser revelado y
nada secreto que no deba manifestarse. ¡Si alguien tiene oídos para oír, que oiga!" Y les
decía: "¡Presten atención a lo que oyen! La medida con que midan se usará para
ustedes, y les darán más todavía. Porque al que tiene, se le dará, pero al que no tiene,
se le quitará aun lo que tiene". Palabra del Señor.

1. Somos nosotros aun una lámpara bajo la cama


2. Que nos hace ser luz para todos y que nos hace ser oscuridad
3. Cuál sería el motivo del cual no queremos o quizá no podamos dar esa luz fruto
del

Fruto del Espíritu - Los Nueve Atributos Bíblicos


El fruto del Espíritu es una manifestación de una vida cristiana transformada. A fin de
ser maduros como creyentes debemos estudiar y entender los atributos del fruto de
nueve aspectos:

Amor - "Y nosotros hemos conocido y creído el amor de Dios. Dios es amor. Y el
que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él." (1ra de Juan 4:16). A
través de Jesucristo, nuestra meta más grande es hacer todas las cosas en amor. "El
amor es sufrido, es benigno; El amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se
envanece. No hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor. No
se goza de la injusticia, más se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo
espera, todo lo soporta. El amor nunca deja de ser" (1ra de Corintios 13:4-8).
LLENAME DE TI

Gozo - "El gozo de Jave de la fe, el cual por el gozo puesto delante de Él sufrió la
cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios." (Hebreos
12.2).
Paz - "Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de
nuestro Señor Jesucristo" (Romanos 5:1). "Y el Dios de esperanza os llene de todo
gozo y paz en el creer, para que abundéis en esperanza por el poder del Espíritu Santo"
(Romanos 15:13).

Paciencia -- Somos "fortalecidos con todo poder, conforme a la potencia de Su


gloria, para toda paciencia y longanimidad con gozo" (Colosenses 1:11). "Con toda
humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor"
(Efesios 4:2).

Benignidad (gentileza) -- Debemos vivir "en pureza, en ciencia, en longanimidad, en


bondad, en el Espíritu Santo, en amor sincero, en palabra de verdad, en poder de Dios,
con armas de justicia a diestra y a siniestra" (2da de Corintios 6:6-7).

Bondad - "Por lo cual, asimismo oramos siempre por vosotros, para que nuestro Dios
os tenga por dignos de Su llamamiento, y cumpla todo propósito de bondad y toda
obra de fe con Su poder" (2da de Tesalonicenses 1:11). "Porque el fruto del Espíritu
es en toda bondad, justicia y verdad" (Efesios 5:9).

Fe (fidelidad) - "Jave, Tú eres mi Dios; te exaltaré, alabaré Tu nombre, porque has


hecho maravillas; Tus consejos antiguos son verdad y firmeza" (Isaías 25:1). "Para que
os dé, conforme a las riquezas de Su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre
interior por Su Espíritu; para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones" (Efesios
3:16-17).

Mansedumbre - "Hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta, vosotros


que sois espirituales, restauradle con espíritu de mansedumbre, considerándote a
ti mismo, no sea que tú también seas tentado" (Gálatas 6:1). "Con toda humildad y
mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor" (Efesios 4:2).

Templanza (auto-control) - "Vosotros también, poniendo toda diligencia por esto


mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento; al conocimiento, dominio
propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad; a la piedad, afecto fraternal;
y al afecto fraternal, amor" (2da de Pedro 1:5-7).

SANTISIMA TRINIDAD

EJ: EL SPINNER Y LA SANTISMA TRINIDAD, QUE RELACION POSEE

Intereses relacionados