Está en la página 1de 8

INTRODUCION

La memoria, por tanto, ocupa un lugar importante para lograr el éxito estudiantil.
La memoria mecánica consiste en repetir literalmente el material que se ha de
memorizar. La utilización exclusiva de la memoria mecánica, sin comprender el
contenido de lo que se estudia, puede dificultar y perjudicar el desarrollo de
las facultades mentales. Hay que evitar, por tanto, el memorizar de forma
mecánica.

La memoria se utilizará después de comprender perfectamente los contenidos


mediante el análisis, clasificación, comparación y síntesis. Estas funciones se
realizan mediante la lectura, el subrayado y las distintas formas de esquema.

Para mejorar la memorización es conveniente utilizar el máximo número de


sentidos posibles.

Por ello es conveniente leer, escribir, dibujar, subrayar, hacer cuadros sinópticos,
etc.
LA MEMORIZACION Y SU IMPORTANCIA EN EL ESTUDIO

Desde un punto de vista genérico, la memoria es lo que nos permite fijar,


conservar y reproducir las imágenes de objetos, pensamientos o sentimientos sin
necesidad de que estén presentes.

Desde un punto de vista genérico, la memoria es lo que nos permite fijar,


conservar y reproducir las imágenes de objetos, pensamientos o sentimientos sin
necesidad de que estén presentes.

Recordar implica un correcto funcionamiento dividido en tres etapas,


denominadas:
Codificación: Es la llegada de la información y el registro de la misma. En este
momento se necesita mayor atención para la incorporación continua de
información nueva y se relaciona con los conocimientos ya almacenados.
Conservación: Es archivar la información en la memoria hasta que la misma se
necesita para ser utilizada. Es decir implica guardar la información en la memoria
hasta que sea necesaria; Recuperación: Implica llevar de nuevo el recuerdo a la
conciencia cuando sea necesario. Permite recuperar la información archiva.

TÉCNICAS DE ESTUDIO Y MEMORIZACIÓN

El uso de y las reglas mnemotécnicas sistemas La mayoría de las reglas


mnemotécnicas se basan en llamar la atención de nuestra memoria, ya que
difícilmente olvidamos aquellos hechos que nos llaman realmente la atención.

La técnica general es hacer una pre lectura, una lectura comprensiva y efectuar
esquemas o síntesis.

No obstante, “no solo hay que trabajar la memoria sino la memoria y la atención
de forma combinada”. Y es que la falta de atención puede suponer la pérdida de
memoria.
Las técnicas más aconsejables son, por ejemplo, realizar una síntesis del tema a
estudiar en un folio por una cara, aparte de estudiarlo. Esa síntesis puede ser
utilizada como referencia.

Otras técnicas de estudio que se pueden poner en práctica es hacer lecturas en


voz alta, realizar un esquema, elaborar fichas, subrayar.

Recomendable también para estudiar es aprovechar tiempos muertos, como


cuando se va en el autobús, porque se pueden repasar, por ejemplo, las fichas o
esquemas y “se consigue que la memoria sea más productiva sin hacer grandes
esfuerzos”.

Lo importante es conocerse bien y adaptar las técnicas generales a las tendencias


y particularidades de cada hora.

TÉCNICAS DE APRENDIZAJE DE MEMORIZACIÓN

REPETICION:

Esta técnica se basa en repetir una y otra vez (recircular) la información que se ha
de aprender en la memoria de trabajo, hasta lograr establecer una asociación para
luego integrarla en la memoria a largo plazo.

ACRÓSTICOS:

Un acróstico es una palabra inventada que se forma con las iniciales de una de
conceptos que nos interesa recordar.

LA PRIMERA LETRA:

La primera letra de cada texto que quieras memorizar, formando una línea larga
de letras sin sentido. Después de poner el texto original a parte, has de leer la
línea tratando de recordar el texto original y guiándote sólo por la primera
palabra de letra.
ASOCIACIONES:

La idea es muy sencilla: unir conceptos para que regresen a tu memoria juntos
mediante la creación de imágenes alocadas.

Este método es muy poderoso cuando se hace bien, y es especialmente útil para
memorizar listas, nombres e incluso para mejorar tu vocabulario.

LA TÉCNICA DEL ESTADO DE ÁNIMO:

El estado de ánimo juega una parte muy importante a la hora de estudiar y


memorizar.

Es tan fácil como identificar una situación en la que nuestro estado de ánimo fuese
óptimo para la lectura.

LA MEMORIA

Es una facultad que le permite al ser humano retener y recordar hechos pasados.
La palabra también permite denominar al recuerdo que se hace o al aviso que se
da de algo que ya ha ocurrido, y a la exposición de hechos, datos o motivos que
se refieren a una cuestión determinada.

Respecto a la memoria humana, puede decirse que es la función cerebral que se


detecta por las conexiones sinápticas entre las neuronas. Según su extensión
temporal, suele hablarse de la memoria a corto plazo (resultante de la simple
excitación de la sinapsis a fin de potenciarla o sensibilizarla de manera transitoria)
y de la memoria a largo plazo (un refuerzo de la sinapsis de carácter permanente
que se logra por la estimulación de genes determinados y por la síntesis de ciertas
proteínas).

Si bien la memoria no es completa ni absoluta -de hecho, muchos de nuestros


recuerdos son erróneos o distorsionados de la realidad-, la supervivencia de cada
individuo depende de la capacidad de la memoria para recordar, por tanto, la
importancia de la misma no debería ser subestimada.

TIPOS DE MEMORIA HUMANA

La memoria cuenta con distintos tipos de memoria, al principio es algo peculiar,


pero no es complicado de entender, echa un vistazo y descubre la memoria
humana:

Memoria sensorial:

La memoria sensorial tiene la capacidad de registrar por un breve lapso la


información que percibimos mediante nuestros sentidos.

Dentro de la memoria sensorial podemos identificar dos tipos: memoria ecoica y


memoria icónica.

Memoria ecoica:

También llamada sensorial auditiva, se encarga de almacenar por


breves instantes los primeros segmentos del estímulo auditivo; este tipo de
memoria es la requerida para llevar a cabo una conversación y por ende para
hablar.

Memoria icónica:

También denominada sensorial visual, se encarga en conservar durante un breve


periodo de tiempo las imágenes percibidas durante la fijación ocular.
Memoria a corto plazo:

También denominada memoria operativa, retiene la información generada por el


medio que nos rodea, pero con una capacidad limitada. La información obtenida
desaparece en un lapso de hasta 45 segundos aproximadamente, a menos que
esta sea conservada en nuestra memoria con ayuda de la función de
recuperación.

Memoria a largo plazo:

Este tipo de memoria puede almacenar permanentemente la información. Dicha


información está fuera de nuestra conciencia, pero puede ser llamada a la
memoria de trabajo para ser utilizada cuando sea necesario.

TIPOS DE MEMORIA EMOCIONAL

Memoria explicita:

La memoria explícita almacena información sobre hechos, aprendizajes y


vivencias propias, de las que somos totalmente conscientes.

Este tipo de memoria presenta recuerdos conscientes que pueden describirse con
palabras e involucra tanto la memoria de los hechos (memoria semántica) como la
memoria de las experiencias personales (memoria episódica).

Memoria implícita:

La memoria implícita almacena información inconscientemente sobre hábitos y


habilidades, y nos permite aprender a hacer ciertas cosas sin estar consciente de
ello.

Esta memoria se expresa de forma automática y es difícil de verbalizar; es


utilizada para recordar información que no podemos describir fácilmente con
palabras y no somos conscientes de conocer.
LA IMPORTANCIA DE LA MEMORIA

La memoria es tan importante que incluso, a nivel popular se dice que alguien no
muere mientras se le recuerda.

Desde el punto de vista vital, la memoria que está basada en la sabiduría de la


experiencia es muy importante porque gracias a que podemos reflexionar sobre
nuevas vivencias podemos evitar no tropezar dos veces en la misma piedra al
recordar el pasado a través de la memoria.