Está en la página 1de 3

Presentación del libro: “Marcas masónicas y graffitis novohispanos en Tula y Zempoala,

Hidalgo, siglo XVI”

Autores: Dr. Elías Rodríguez Vázquez en coautoría con Pascual Tinoco Quesnel y
Ranulfo Gaspar Hernández.

Comentarios a cargo del Licenciado y Maestro en Historia Catarino Escobar Macías.

El historiador Catarino Escobar Macías en la presentación del libro en el Archivo Histórico


del Estado de Sinaloa el viernes 7 de febrero de 2020 dijo lo siguiente:

“196 páginas que nos acercan al estudio de la Historia cultural y de lo simbólico al analizar
marcas y discursos masónicos en conventos de Tula y Zempoala en los albores del
Virreinato novohispano. 11 capítulos nos llevan a los conventos de Tula y Zempoala. En el
capítulo VII se presenta una descripción de la Francmasonería, en el VIII trata la
Geometría sagrada, para en el siguiente narrar de una manera amena y mostrando
profundo conocimiento propiamente de las marcas masónicas, signos y marcas de
canteros y herramientas de albañil cantero.

Además del trabajo de campo, se muestran fotos y diseños resguardados en archivos


personales de sacerdotes, investigadores y demás personas relacionadas con los
conventos.

Son grabados y pinturas que se realizaron de manera clandestina en los exconventos


franciscanos de Todos los Santos de Zempoala y de San José de Tula, representando lo
que ocurrió en otros inmuebles de la época en otras partes del Nuevo Mundo pero
también del Viejo.

¿Estas marcas realizadas en la clandestinidad con simbolismo masónico las habrá


realizado un masón? ¿Cuál es el mensaje más allá de la mera trasgresión de un lugar de
respeto para la Cristiandad?

Consultaron 125 libros entre estudiosos de la arqueología simbólica y especialistas en el


tema de grafitis, así como el libro “Lo maravilloso y lo cotidiano en el Occidente medieval”
de Jacques Le Goff.

Se ubica a los conventos en el tiempo y espacio históricos, emplean escritos de la época


virreinal, relatos e imágenes del Porfirismo y del cronista Francisco Soto, video de
youtube sobre una excavación arqueológica en el atrio del exconvento de Tula por la
arqueóloga Shannon Dugan Iverson en 2013.

Encontraron el Nudo de Salomón, Estrella de Salomón, Estrella de cinco picos, círculos,


cuadrados, arquitectura católica, personajes antropomorfos.

Canteros y albañiles dejaron lo que veían en la cotidianidad, han sobrevivido a las


inclemencias del tiempo y de posibles restauradores. Es justo y necesario no sólo se
preserve esta herencia del Virreinato novohispano temprano sino también hay que darla a
conocer. ¿Qué es graffiti sino la transgresión a las normas? Con este libro se busca
mostrar que eso que tanto agrada a los jóvenes hoy en día no es tan moderno o actual
sino tiene larga data.”

Concluyó el maestro diciendo que “Los edificios y casonas viejas, con sus historias y
graffitis, que se están destruyendo en Culiacán, bien pueden darnos señales de un tiempo
que se fue pero que aún está en nuestro imaginario. Una tarea pendiente es analizar y dar
a conocer la herencia material e inmaterial que nos aportan los inmuebles testigos
agónicos de la cotidianidad del mexicano. Si una generación no cuenta a la siguiente lo
que ha vivido posibilita que esa información se pierda.”

Por su parte el Dr. Elías Rodríguez Vázquez, oriundo de Suchiate, Chiapas y adscrito a la
UNAM mencionó que fueron tres años de ardua investigación y que con este volumen
hacen un segundo aporte a la investigación sobre el graffiti virreinal ya que hace cinco
años presentaron un libro sobre graffitis en Tepeapulco también en el estado de Hidalgo.
Finalizó Elías Rodríguez Vázquez, arqueólogo, maestro en Geografía, quien además tiene
doctorados en Geografía y en Historia, que al especializarse en esta temática lo han
contactado desde Egipto, Arabia Saudita y Estados Unidos por personas interesados y
especialistas en estudios arqueológicos de lo simbólico.