Está en la página 1de 2

La Filosofía de la Educación del Estado Nacional Surgido en la Revolución

Mexicana

El segundo Estado Nacional comprende el período establecido entre los años de


1910 a 1982, dicho Estado es producto del conflicto social que todos conocemos
como Revolución Mexicana, en él se distinguen dos lemas revolucionarios
“Sufragio efectivo, no reelección” y el de “Tierra y Libertad”.

Algunos autores pretenden darle una explicación del porque surge el conflicto de
la Revolución Mexicana y cuales son los factores que intervienen en su
surgimiento, considero desde mi muy particular punto de vista que son varios los
factores, algunos de los cuáles, fueron la exclusión de ciertos grupos burgueses
de los privilegios y prerrogativas economicos y políticos que si tenían los grupos
en el poder, asimismo el descontento social en el cual se encontraba inmerso el
país debido a la concentración de las riquezas y propiedades en pocas manos, a
la explotación inhumana de que eran victimas las clases trabajadoras, quienes se
vieron inmersos en un sin fin de protestas y represiones en pro de la defensa y
consecución sus derechos laborales.

Al manifestar a la Revolución Mexicana como un movimiento social, podemos


establecer que dicho movimiento social estuvo impulsado principalmente en una
reivindicación de los derechos de las clases dominadas, quienes debido al yugo
impuesto por las clases dominantes, se vieron en la necesidad de darle sustento a
dicho conflicto social en aras de una defensa y consecución de los derechos que
hasta ese momento habian sido infringidos, pisoteados y miles de veces
vulnerados por la clase dominante.

Tanto el criterio de justicia social como el de desarrollo emanan y surgen bajo la


necesidad de una clase en especifíco, mientras el primero de los criterios se
relaciona con la reivindicación de una reforma agraria, surge a interes de los
campesinos y al movimiento obrero, en cambio la segunda esta más vinculada
con los intereses de la burguesia, quienes querian que las condiciones estuvieran
dadas para la acumulación y concentración de la riqueza en sus manos.

El criterio de justicia social se encuentran relacionados en las décadas de 1920 y


1930, con los programas de Vasconcelos y Cárdenas.

Entendida la Justicia Social como una reivindicación de los derechos de la clase


obrera, campesinos y grupos populares, la fuerza con la que dichas clases
sociales ejercieron esos derechos pudo hacer realidad la parcialidad de ciertas
mejoras que anhelaban, entre esas podemos encontrar una reforma agraria y la
elaboración de una legislación laboral que contemplará ciertos derechos a favor
de los trabajadores. Y dado que ni los campesinos ni los obreros estaban
capacitados para establecer un nuevo Estado, fueron los burgueses radicales
quienes establecieron dicho nuevo estado en un supuesto beneficio de dichas
clases sociales, pero en los hechos desgraciadamente considero no fue así, dado
que nuevamente la clase dominante quien esta vez es la surgida de la revolución,
da unos pocos derechos a la clase dominada para tenerlos dóciles y
contemplativos mientras la estructura económica, politica y social sigue
funcionando bajo los intereses de la clase dominante.

Por lo que respecta a la otra vertiente que es el desarrollo, esta década de 1940,
se instaura dentro del contexto socioeconómico y político que se caracterizó por
el industrialismo, por la alianza de la burguesia nacional con el imperialismo
norteamericano y asimismo por el inicio de la Guerra Fría entre los dos bloques
ideológicos dominante e imperantes el socialismo representado por la URSS y el
capitalismo en pos de los EUA, en esta etapa se privilegió la política de la
“negación y la represión” y restó fueza a la política de la “concesión y el
convenio”. Estos regimenes a partir de la revolución mexicana se
autodenominaron “revolucionarios”.

El plan sexenal del periodo de Manuel Avila Camacho sintetiza en estas palabras
su plan:

“Mientras el país no aplique al desenvolvimiento de sus riquezas la técnica


moderna, el crédito, y la capacidad organizadora, a fin de crear la abundancia de
recursos y productos nacionales, la Revolución no podrá corporizar sus
conquistas. Sólo fortaleciendo económicamente al país se puede vivir en toda su
plenitud la verdadera revolución; porque sólo entonces al régimen de la riqueza
producida se podrán aplicar las normas de justicia social”.

En este periodo surge la era de la “escuela del amor”, caracterizada esta por el
amor a la patria, el amor a las tradiciones nacionales, el amor a la libertad. De
acuerdo a diversas leyes orgánicas de educación pública entre elas la de 1973, se
instauró la educación socialista con el propósito ya no de formar a un nombre
nuevo capaz de forjar una nueva sociedad sino ahora con el propósito inmediato
de que tal hombre contribuyera a disminuir las desigualdades sociales imperantes
en ese mundo, procurando que moviera en el interior de los alumnos, buenos
sentimientos de cofraternidad y solidaridad para con sus semejantes.

Referente a los principios instaurados en el segundo estado nacional


precisamente en el Articulo 3o Constitucional referentes a la Educación podemos
mencionar a dos y son la justicia social y el desarrollo, surgiendo de estos
principios algunos postulados contemplados en el mencionado articulo 3o, como
son que la educación debe ser libre y laica esta reforma a la Constitución fue
realizada en el año de 1934, asimismo se establecio que la educación debería de
ser socialista en el año de 1946 y en ese mismo año por ulterior reforma se
estableción también que la educación debería de ser democratica y nacional.

Los fines de esta época respecto a la educación se pueden concebir como un


proceso encaminado a lograr la formación cívica que exigía la unidad nacional y la
capacitación para el trabajo que demandaba desarrollo, por tal razón el carácter
nacional de la educación se añadio la índole práctica que habría de hacerse
presente en los proyectos educativos del México contemporáneo.