Está en la página 1de 2

Evaluación al desempeño

una herramienta de Recursos Humanos.

En los últimos años, la perspectiva de las empresas respecto a su personal

evolucionó considerablemente. Hace décadas atrás, los empresarios solo se preocupaban

por satisfacer sus necesidades a cualquier costo, no invertían en sus empleados y además

los obligaban a trabajar en condiciones infrahumanas. Esta modalidad hace contraste con el

mundo actual, donde esas prácticas se erradicaron. Es por ello que ya no se trata a los

trabajadores como máquinas, sino como personas; quienes con su labor y compromiso

hacen posible el funcionamiento y desarrollo de la organización. Gracias a estos cambios

ahora son vistos como recursos valiosos para las empresas, por lo que hoy en día se le da

cada vez más relevancia a su bienestar y desempeño. Como consecuencia, las empresas

adoptaron un sistema formal de evaluación para valorar el rendimiento de los trabajadores.

La evaluación al desempeño, se ha convertido en uno de los procesos más

necesarios de una empresa, y uno de los más importantes para el área de Recursos

Humanos. Nosotros como área debemos tomarnos muy en serio este proceso, ya que no

solo permite mejorar la empresa, también a los que la conforman. Cabe destacar que la

evaluación al desempeño no es solo una herramienta de valoración, sino que también

funciona como instrumento de motivación y desarrollo debido a su sistema de supervisión

que recolecta información relevante, dando así unos resultados donde se especifican los

puntos fuertes y débiles; los cuales son utilizados como base para tomar decisiones y

realizar cambios de puestos, incentivos económicos, de formación o motivación para los

colaboradores. Realizar una evaluación al desempeño bien planteada, coordinada y


desarrollada puede traer consigo beneficios a corto, mediano y largo plazo para el

trabajador y la organización.

Existen varios métodos de evaluación del desempeño, cada uno se adecúa al tipo de

cargo que se quiere evaluar, el nivel de este, a sus características y la de los evaluadores.

Los métodos pueden ser cualitativos o cuantitativos, siendo los cuantitativos (número) los

más usados en las empresas públicas, y los cualitativos (cualidades) los que más se utilizan

en las empresas privadas. Personalmente, considero que es más conveniente ya que se

pueden medir las situaciones cotidianas que sirven para describir la realidad, además de ser

un método más integral.

Algunos de los métodos más conocidos y utilizados son: el de escala y de elección

forzada. Los métodos escogidos son un medio o herramienta para obtener información que

pueda registrarse y analizarse para así tenerla en cuenta en la toma de decisiones, está a

disposición de mejorar e incrementar el desempeño del individuo y el desarrollo de la

empresa. Cabe mencionar que para que la evaluación sea eficaz, deben basarse en las

actividades del trabajo y no solo en sus características de personalidad.

En conclusión, creo que es muy importante establecer procesos de evaluación de

desempeño en las organizaciones, todas deberían realizarlos para establecer una cultura

organizacional basada en la mejora continua y la competitividad, de igual manera se

implementan nuevas estrategias. Además, se ha comprobado que aquellas empresas que

aprovechan el potencial de su personal, consiguen que estos continúen avanzando. Este

proceso nos motiva a optimizar, a tener claro qué objetivos debemos alcanzar, qué se espera

de nosotros y cómo debemos desenvolvernos en nuestro puesto de trabajo.