Está en la página 1de 10

RESEÑAS

Ramírez Caro, J. (2016). Cómo analizar de todo. Textos


populares, mediáticos y didácticos. Costa Rica: EUNA.
ISBN 978-9977-65-450-8
Un libro para ampliar los horizontes de la lectura
A book to broaden the horizons of reading
Um livro para alargar os horizontes de leitura

DOI: http://dx.doi.org/10.15359/tdn a.32-60.13

Con motivo de la publicación siete años, he utilizado un esbozo


del libro Cómo analizar de todo. de lo que se incluye como Capítulo
Textos populares, mediáticos y didác- 9 “Cómo analizar una canción”, el
ticos (2016), del académico Jorge cual heredé del mismo autor para
Ramírez Caro, por la Editorial de utilizarlo en un Curso de Humani-
la Universidad Nacional de Costa dades con Apreciación Musical.
Rica, esbozo, a continuación, al-
gunas reflexiones. Esta experiencia previa y el comenta-
rio del autor hace alrededor de dos
Para iniciar, es importante indi- años, que estaba trabajando en un vo-
car que el libro de Ramírez es lumen amplio con formatos de análisis
un texto necesario, esperado para diferentes tipos textos, hizo que
en el ámbito docente. En ese estuviera a la expectativa del mismo. De
sentido, confieso ser uno de hecho, Ramírez Caro contó con el apoyo
los que el autor señala en de la Universidad Nacional con el fin de
la introducción, ha utili- darle forma y culminar este libro, que se
zado alguna de las ver- pensó y articuló durante doce años, y que
siones previas de los se materializa gracias al disfrute de un año
capítulos del libro. sabático.
Desde hace unos
Menciono esto porque no me desligo la expe-
riencia docente, la cual nos lleva a una constante
búsqueda de lecturas adecuadas para los fines de
la enseñanza-aprendizaje, pero más que eso, de tex-
tos atinentes a la realidad de los estudiantes, que les

Vol. 32 N.º 60 Julio-diciembre 2016 245


Temas de nuestra américa Vol. 32 N.° 60 Julio-diciembre / 2016
ISSN 0259-2339

permita acercarse progresivamente la necesidad de implementar lecturas


no sólo a leer el mundo sino a cues- más profundas.
tionárselo. Es por ello que reconozco Vivir la experiencia
en el autor a un académico e investi-
gador acucioso, dedicado y sobretodo “Cómo analizar de todo”, en tanto
preocupado por el quehacer docente, enunciado, se me hace un título am-
que ante la ausencia de textos acce- bicioso, en el sentido que llama la
sibles a los estudiantes y ante la ne- atención en relación con un posicio-
cesidad de proveer herramientas que namiento y la idea de una realidad
contribuyan al desarrollo de un pen- completa. Sin embargo, haciendo
samiento crítico, se ha dado la tarea uso de los mismos recursos que nos
de generar aportes invaluables. plantea el libro, como cuestiona-
miento, más bien nos inquiere direc-
Al respecto, debo anticiparles, que tamente a tomar una posición frente
desde mi lectura, el libro Cómo ana- a esa realidad, dejando constancia de
lizar de todo se une a esos otros tex- la necesidad de una actitud a la que
tos que desde la narrativa, la crítica como lectores estamos llamados.
y la didáctica nos ha dado este au-
tor, exhortándonos a ir más allá de Desde los epígrafes del libro, uno de
la información y poder acceder al Theodor Adorno y otro de Jurjo To-
conocimiento mediante el ejercicio rres Santomé, el autor nos plantea la
analítico y la toma de conciencia de importancia de vivir la experiencia,
la realidad que nos envuelve. una característica ineludible a nues-
tra condición de seres humanos, que
Me abocaré a hacer una revisión de se convierte en el medio para poder
la propuesta del libro mediante los acceder al mundo y para poder expe-
principales planteamientos teóricos rimentar una auténtica capacidad de
que sustentan la lectura, la estructu- comprensión de la realidad.
ra del análisis propuesto, una breve
referencia a cada uno de los aborda- Vivir la experiencia pasa justamente
jes, principalmente la caracterización por asumir nuestra condición en el
de los tipos de textos que pueden mundo y poder establecer relacio-
ser analizados utilizando como guía nes críticas. Desde la visión de Ra-
los distintos capítulos, y finalmente, mírez Caro, misma que se sustenta
quiero a partir de la propuesta del au- en investigaciones educativas, estas
tor, instarlos e instarlas –siguiendo el relaciones críticas no se potencian
espíritu del libro- a reflexionar sobre comúnmente dentro de los procesos

246 Un libro para ampliar los horizontes de la lectura


Licencia Creative Commons
Jáirol Núñez Moya Atribución-No-Comercial
SinDerivadas 3.0 Costa Rica.
Julio-diciembre / 2016 Temas de nuestra américa Vol. 32 N.° 60
ISSN 0259-2339

de enseñanza-aprendizaje, esto por la la lectura y su relación con fenóme-


existencia de un modelo memorístico nos sociales, históricos y culturales.
en la perspectiva tradicional de lectu- Menciona el autor que:
ra con la cual hemos sido educados.
La idea es generar también una
En ese sentido, el libro consiste en actitud crítica y autocrítica hacia
empezar a dar pasos para poder tener todos aquellos productos cultura-
un conocimiento mayor de la reali- les que involucren nuestra propia
representación y la representa-
dad a través del análisis y de un juicio
ción de los demás, para que no
razonado de los textos, es decir, de las produzcamos, reproduzcamos, ni
diferentes representaciones y mani- consumamos prejuicios y estereo-
festaciones culturales que son parte tipos discriminadores, sexistas,
del mundo. racistas y clasistas sobre los que
consideramos diferentes.” (2016, p.
Esa, que hasta el momento he llama- 21, cursiva en el original).
do realidad, no es sin más el espacio
social donde interactuamos, el cual Menuda tarea, que al volver la mira-
está cargado de símbolos que respon- da sobre la vida cotidiana y los temas
den en tiempo y espacio a nuestra vi- que envuelven las discusiones del día
vencia particular y a las vivencias que a día, nos hace evocar con urgencia
generan los múltiples textos que pue- procesos reflexivos más profundos.
blan lo que Lotman (1996) llamara la
La lectura es pues el requisito prime-
semiosfera. La lectura remite enton-
ro para un análisis en el cual accede-
ces, a una decodificación simbólica,
mos a la realidad a partir de los textos
tarea que no es sencilla y pasa justa-
que la configuran, textos que no son
mente por una habilidad analítica
necesariamente aquellos a los que la
que dichosamente se puede adquirir.
educación formal también nos acer-
A este respecto valga la aclaración ca como tales, los literarios, sino una
que estamos entendiendo por leer, gama amplia como la que se incluyen
no la visión denotativa que podemos a lo largo de los 10 capítulos que con-
encontrar en la primera acepción del forman las propuestas de análisis en
diccionario de la Real Academia, pa- el libro.
sar la mirada por un texto (Real Aca-
Con este afán, tenemos que tener cla-
demia Española, 2014), sino un ejer-
ro que el libro no se convierte tam-
cicio comprensivo e interpretativo.
poco en una receta ni pretende serlo,
Por ello, la idea del análisis que de-
actitud que el autor tiene clara, por
tenta el libro va más a poder motivar

Licencia Creative Commons Un libro para ampliar los horizontes de la lectura 247
Atribución-No-Comercial
SinDerivadas 3.0 Costa Rica. Jáirol Núñez Moya
Temas de nuestra américa Vol. 32 N.° 60 Julio-diciembre / 2016
ISSN 0259-2339

lo que nos habla de la posibilidad de 1984), portador de un contenido ge-


tomar el libro más bien en tanto guía nerador (Lotman, 1996), que está en
para acercarnos a la lectura. He ahí interacción constante con el sistema
el gran valor para poder acercarnos de la cultura, el cual es simbólico. Es
progresivamente a diferentes formas importante destacar que este contex-
de analizar la realidad y ejercitar una to simbólico también nos habita (Ba-
lectura activa. Por eso es que el libro jtín, 1986), y es justo ahí donde los
más bien busca convertirse en un textos son, en sentido amplio, corre-
referente para docentes, estudiantes latos en los que interactúan discursos
y todas aquellas personas que estén con funciones propias, reconocibles
interesados en los fenómenos textua- en el contexto social en el que surgen.
les y discursivos, y que requieren de
un punto de partida para empezar a La lectura, por lo tanto, conlleva a co-
explorar y a desarrollar una actitud nectar el texto con el contexto, y valo-
analítica. rar la producción de este como parte
de la cultura. Esa producción a través
Este punto de partida debe enrique- de códigos sígnicos y simbólicos de-
cerse con aquellos elementos que tenta discursos que dicen mucho del
desde nuestras posibilidades, es de- tipo de sociedad en la que se originan
cir, desde nuestras vivencias y expe- o en la que se reproducen. Esto es, el
riencias podemos potenciar, y es ahí texto no es inocente y tiene semánti-
donde entonces la lectura empieza ca y socialmente una carga discursiva.
tener sentido, y por qué no, donde el
mundo empieza a tener sentido. Ante esta situación, el texto es solo
una parte de la enorme cadena signifi-
Leer es analizar textos cante, del sentido y el valor simbólico
connotativo que podemos explorar.
La lectura como un ejercicio crítico Por ello, al igual que Van Dijk (1997),
parte no sólo del acercamiento a la el autor ve al texto como un iceberg,
realidad sino de aquello que puede que nos invita a profundizar, a ir más
entenderse como texto y que es sus- allá, o como diría Cross (1997) a ver
ceptible de interpretación. Ramírez lo que subyace.
Caro toma como base los clásicos de Profundizar en el texto y acceder a
la teoría literaria y el desarrollo que esos otros niveles de significancia es
está ha tenido, sobre todo durante la la tarea a la cual nos llama el autor,
segunda mitad del siglo XX, para mos- con el fin de potenciar la lectura y ac-
trarnos al texto como tejido (Barthes, ceder a prácticas textuales, discursivas

248 Un libro para ampliar los horizontes de la lectura


Licencia Creative Commons
Jáirol Núñez Moya Atribución-No-Comercial
SinDerivadas 3.0 Costa Rica.
Julio-diciembre / 2016 Temas de nuestra américa Vol. 32 N.° 60
ISSN 0259-2339

e ideológicas que se enmarcan en mu- la que este lo convoca. No en vano


chos de los textos que forman parte los ejemplos que se articulan como
de nuestra cotidianidad, y que por casos de análisis en cada una de las
una desidia instalada como producto propuestas, nos muestran la manera
de la alienación del sistema, obvia- en la que los discursos sexista, racista,
mos, negamos o simplemente no nos clasista y xenofóbico, se han anclado,
enteramos que ahí están, e incluso parasitado y naturalizado en nuestra
que reproducimos. sociedad.
Con esta base estructuralista, semió- Para el análisis de textos
tica, sociocrítica y del análisis del dis-
curso, se nos convoca a un análisis en Con un posicionamiento multipers-
el cual se cumple la máxima que uti- pectivista, tanto a nivel teórico como
lizamos comúnmente en nuestro cur- metodológico, el abordaje analítico
sos de literatura: una lectura nunca que se propone en Cómo analizar de
es suficiente, y siempre es necesario todo lo que pretende es plantear rela-
volver el texto una segunda, una ter- ciones intratextuales, intertextuales
cera, una cuarta vez, y todas aquellas e interdiscursivas. Señalábamos, el
que sean necesarias. Pero también, se libro parte del hecho que los textos
vuelven efectivos muchos de los pos- son productos culturales arraigados a
tulados psicoanalíticos y marxistas, un contexto determinado que posibi-
que llaman la atención sobre el insi- lita su existencia. Es en ese sentido,
ght, el significante, la conciencia de que las relaciones texto-contexto ya
realidad, la ideología y la reproduc- aludidas, son claves para poder ver
ción social. todo un entorno social, cultural e his-
Ante estos planteamientos, si bien tórico con el cual interactúa la mani-
Ramírez Caro no lo explícita pero festación textual.
el texto da la posibilidad de hacerlo, Metodológicamente, por tanto, se
la lectura y el ejercicio de la lectura parte del texto, de aquello que se lee
se convierten en un acto político, de manera explícita, se aclaran los
porque buscan empoderar al indivi- sentidos simbólicos para profundizar
duo que consciente del mundo y de en lo que es latente, lo implícito, se
los discursos que en él se suscitan, trabaja el cotexto (las partes que com-
puede comprometerse, en un sen- ponen el texto) y se profundiza en los
tido existencialista, y asumir con su puntos de vista y las relaciones con
conocimiento la responsabilidad a las prácticas sociales, discursivas e

Licencia Creative Commons Un libro para ampliar los horizontes de la lectura 249
Atribución-No-Comercial
SinDerivadas 3.0 Costa Rica. Jáirol Núñez Moya
Temas de nuestra américa Vol. 32 N.° 60 Julio-diciembre / 2016
ISSN 0259-2339

ideológicas. Éstas operaciones el au- al formato y sustrato de diferentes


tor las incluye en cuatro diferentes representaciones: verbales, escritas,
fases. Cito la síntesis que incluye el li- visuales o pictográficas, auditivas,
bro (Ramírez, 2016, p. 47): la primera audiovisuales y didácticas. Precisa-
fase natural: escoger, leer, compren- mente, el tipo de textos analizables,
der el texto y sintiera su argumento. enunciados en el subtítulo del libro:
Una fase de ubicación: evitar fuentes textos populares, mediáticos, artísticos y
académicas autorizadas para saber didácticos.
qué se ha dicho. Una fase analítica:
llevar a cabo el análisis según la meto- Así, con un sustento teórico, inter-
dología escogida o propuesta. Y por pretativo y una articulación meto-
último, la fase interpretativa y expli- dológica minuciosa y clara, Ramírez
cativa: interpretar y explicar el texto Caro guía al lector a establecer pautas
y su relación con el contexto social, para emprender la tarea de la lectu-
histórico y cultural. Poner de relieve ra, partiendo del nivel textual, yendo
las implicaciones sociales e ideológi- a las mediaciones y conectando con
cas derivadas. el contexto. Además, ejemplifica los
tipos análisis con el fin de terminar
De esta manera, Cómo analizar de de darle herramientas al lector para
todo, da lugar a un esquema de tra- llevar a la práctica lo propuesto.
bajo que puede entenderse como un
modelo de análisis en el cual no sólo Textos de la cultura popular:
se planteen procesos descriptivos, Paremias: incluye para el análisis re-
analíticos e interpretativos, sino que franes, dichos, adagios, aforismos,
buscan siguiendo una serie de pasos, apotegmas, dichos, proverbios, sen-
explicar más allá, las diferentes mani- tencias, sortilegios, conjuros, traba-
festaciones culturales y para ello toma lenguas y adivinanzas. Donde dife-
como base la parte verbal (sintáctica, rencia cada uno de ellos y nos acerca
semántica y pragmática), la parte grá- a la llamada “sabiduría popular”. Ello
fica (sintáctica, semántica y pragmáti- mediante un análisis de los recursos
ca), y la relación entre lo verbal y lo retóricos y estilísticos internos y exter-
gráfico. nos, pero también de las implicacio-
nes sociales.
Esos elementos toman cuerpo en
cada uno de los capítulos correspon- Grafitti: lo cual ubica históricamen-
dientes a los diferentes tipos de tex- te, lo caracteriza y lo clasifica, volvien-
tos, donde el esquema base se adecua do más operativa la categorización

250 Un libro para ampliar los horizontes de la lectura


Licencia Creative Commons
Jáirol Núñez Moya Atribución-No-Comercial
SinDerivadas 3.0 Costa Rica.
Julio-diciembre / 2016 Temas de nuestra américa Vol. 32 N.° 60
ISSN 0259-2339

temática y la función que cumplen último. Asimismo, se trabaja la rela-


en cuento a demandas sociales. Uni- ción publicidad-propaganda.
fica además diferentes formas de
clasificación. Cómic: también llamado historieta
es producto de la cultura de masa, y
Chistes: son contextualizados con desde finales de siglo XIX aparecen
base en la teoría del humor, toma no en los periódicos y manifiestan men-
sólo la risa sino el significado subya- sajes icónico-gráficos o iconográfi-
cente que naturaliza bajo estereoti- co-literarios de un modo persuasivo.
pos, con efectos no sólo prosociales Con diferentes recursos imprimen
sino agresivos, que naturalizan la ex- situaciones que convocan aspectos
clusión, la discriminación, etc. propios del acontecer. El autor dife-
rencia cómic, historieta y caricatura,
Los textos de la cultura mediática y expone un abordaje desde los pla-
Noticias de prensa: el autor llama nos, la descripción, los efectos y las
aquí la atención de la manera en que funciones.
el conocimiento social y político es
Los textos artísticos
potenciado a través de las noticias,
generadoras de lo que suele llamarse Pintura: como obra de arte de carác-
opinión pública. Esta información, ter visual, también son susceptibles
como bien se apunta, termina debi- de interpretación, y al igual que con
do al dominio empresarial, político los textos escritos, debe potenciarse la
e ideológico siendo la más privada interpretación con base en una edu-
de las opiniones. El periódico y sus cación visual. Ramírez toma diferen-
diferentes componentes, la noticia y tes propuestas, en las que la represen-
sus partes, son claves para entender tación a través de elementos plásticos
la dinámica que regula la circulación también nos lleva a acceder al signo y
de mensajes a nivel verbal y gráfico. a buscar significados.

Anuncios publicitarios impresos: en Canción: al igual que la anterior,


este caso, la publicidad se constituye el análisis no va solo a la letra sino
en los textos más omnipresentes dice también a lo musical, imprimiendo
Ramírez, su persuasión ha dado paso elementos a veces poco conocidos,
a un adoctrinamiento y a la instala- pero a los que a través de una siste-
ción de creencias, en las que el con- matización y aspectos claves podemos
sumo de bienes y servicios es el fin acceder.

Licencia Creative Commons Un libro para ampliar los horizontes de la lectura 251
Atribución-No-Comercial
SinDerivadas 3.0 Costa Rica. Jáirol Núñez Moya
Temas de nuestra américa Vol. 32 N.° 60 Julio-diciembre / 2016
ISSN 0259-2339

Película: el cine se constituye en una familiariza con el tipo de análisis que


manifestación relativamente reciente, sugiere.
de diferentes géneros, enfoques, re-
cursos, formas y funciones. De múl- Muchos de estos tipos de textos y aná-
tiples signos que parten del lenguaje lisis propuestos pueden mezclase. La
verbal, no verbal, del audio y de lo publicidad y las noticias no son solo
visual, tiene su propios recursos que escritas, sino audiovisuales, lo mis-
mediante la diégesis potencia la trans- mo que los vídeos de las canciones,
misión de mensajes. El autor apela a lo cual enriquece los elementos para
los diferentes componentes, verbal, una lectura más integral.
gráfico y sonoro, y como con la his-
Más allá de la lectura
torieta a los planos, la descripción y
la funciones.
Si tomamos junto a Ramírez la posi-
Los textos didácticos ción de Van Dijk (2009), de que los
discursos reproducen socialmente
Dado el enfoque del libro, la inclu- una serie de características, ideas y
sión de los textos didácticos tiene aspectos que forman parte de la ar-
gran importancia, ya que son aque- ticulación del poder en la sociedad.
llos medios a través de los cuales se Una lectura crítica nos posibilita to-
nos ha socializado, instaurando es- mar conciencia de las desigualdades,
quemas cognitivos en nosotros (Van de las injusticias y de todas aquellas
Dijk, 2008). Según Ramírez, la fun- formas de dominación y de exclusión
ción socio ideológica de los textos que se perpetúan en los discursos y
escolares hacen que estos sustenten en las representaciones, principal-
verdades que se impone, inscribiendo mente en relación con los grupos
a los individuos en la que se supone subalternos que históricamente han
es su cultura. En estos, las imágenes experimentado ese dominio a través
e ilustraciones son claves; en ellas se del control social: mujeres, negros,
potencia, a partir de un adoctrina- indígenas, pobres, proletarios, extran-
miento, la transmisión de un imagi- jeros, etc.
nario colectivo.
Esos discursos toman la forma del
En cada ejemplo el autor realiza una lenguaje, no solamente escrito como
previa conceptualización del tipo de vemos en los múltiples textos que se
texto y expone el procedimiento a abordan en el libro, sino que per-
seguir en el análisis. Asimismo, nos mean la realidad y la cotidianidad

252 Un libro para ampliar los horizontes de la lectura


Licencia Creative Commons
Jáirol Núñez Moya Atribución-No-Comercial
SinDerivadas 3.0 Costa Rica.
Julio-diciembre / 2016 Temas de nuestra américa Vol. 32 N.° 60
ISSN 0259-2339

con ideologías, en el sentido de Van crítica y autocrítica, con la cual nos


Dijk (2008), con cogniciones sociales, enfrentamos al mundo dando lugar
que asumimos dentro de nuestra ma- a una visión diferente de la realidad.
nera de relacionarnos con el mundo,
e incorporamos en nuestro sistema Por ello es que, si aspiramos a la for-
de valores, sea porque nos nombran mación de ciudadanos y profesiona-
o porque así los aprendemos y no so- les comprometidos y que se puedan
mos capaces de ahondar más allá. convertir en agentes de cambio, la
guía en la que se constituye el libro
Una verdadera lectura, es decir un de Ramírez, es un insumo para ini-
análisis de textos, nos lleva entonces ciar esa transformación. Poder leer y
a evidenciar estos sistemas de domi- poder profundizar en la lectura, nos
nación, los cuales rescata el autor en lleva a poder cuestionarnos el mun-
la conclusión con el fin de evidenciar do, a poder problematizar, a aprender
la manera en la cual el sexismo, el ra- a hacernos preguntas para cuestionar
cismo, el clasicismo y la xenofobia, se asertivamente el mundo y poder ges-
han articulado a través de diferentes tar un conocimiento más amplio.
manifestaciones textuales en nuestra
cotidianidad y como tendemos a re- En una sociedad donde reenviamos
producirlos acríticamente. por whatsapp los chistes xenofóbicos
que nos llegan; en la que repetimos
Según se ha revisado, Como analizar frases o dichos que reproducen es-
de todo no sólo plantea de manera tereotipos de género; en las que los
clara, concisa y directa el sustento medios de comunicación nos des-
teórico y metodológico que posibilita informan sobre la realidad política
el ejercicio crítico y analítico de la lec- y económica del país y del mundo;
tura, mediante el análisis de diferen- donde los graffiti demandan necesi-
tes tipos de textos, sino que llama la dades sentidas en la población mar-
atención sobre la generación del co- ginada y posibilitan alzar la voz a los
nocimiento y el valor de la experien- desposeídos; en la que queremos el
cia para proveer lecturas pertinentes, último teléfono inteligente o canta-
social, histórica y culturalmente. mos el “perreo” que bailamos; y en la
que junto al Capitán América entro-
Al poder leer los textos en contexto nizamos el poder de las grandes po-
y poder acceder al sistema de valores tencias políticas; no es en vano que
y la red discursiva que posibilitan su los libros de texto con los que hemos
existencia, estamos ejercitando más sido socializados planeen visiones
que un modelo de análisis, una visión

Licencia Creative Commons Un libro para ampliar los horizontes de la lectura 253
Atribución-No-Comercial
SinDerivadas 3.0 Costa Rica. Jáirol Núñez Moya
Temas de nuestra américa Vol. 32 N.° 60 Julio-diciembre / 2016
ISSN 0259-2339

colonizadas del conocimiento. Es por Bibliografía


eso que el libro de Ramírez nos pro-
vee herramientas que facilitan la lec- Bajtín, M. (1986). Problemas de la poética en
Dostoievski. México: Fondo de Cultura
tura y el análisis; nos invita a desen- Económica.
trañar cómo se ejerce la dominación Barthes, R. (1987 [1984]). El susurro del lengua-
y cuáles son aquellos discursos que je. Barcelona: Paidós.
posibilitan esa dominación a través Cross, E. (1997). El sujeto cultural. Sociocrí-
tica y psicoanálisis. Buenos Aires:
del control social y del ejercicio del Corregidor.
poder en nuestras sociedades. Real Academia Española. (2014). Diccionario
de la lengua española (23.a ed.). Consul-
Y es que sólo con una verdadera acti- tado en http://www.rae.es/rae.html
tud crítica y analítica, podemos con- Ramírez, J. (2016). Cómo analizar de todo.
vertirnos en esos verdaderos agentes Textos populares, mediáticos, artísti-
de cambio y empezar a transformar cos y didácticos. Heredia: EUNA.
Lotman, I. (1996). La Semiosfera. I. Semiótica de
el mundo. De ahí la invitación a la la cultura y del texto. Madrid: Cátedra.
lectura del libro, a su uso en nuestras Van Dijk, T. (1997). Racismo y análisis crítico de
clases, y por favor, a su aplicación en los medios. Barcelona: Paidós.
la vida cotidiana. Van Dijk, T. (2008). Semántica del discurso
e ideología. Discurso & Sociedad, 2 (1),
Jáirol Núñez-Moya 201-261.
Van Dijk, T. (2009 [2000]). El discurso como
San José, Costa Rica interacción social. Barcelona: Gedisa.

254 Un libro para ampliar los horizontes de la lectura


Licencia Creative Commons
Jáirol Núñez Moya Atribución-No-Comercial
SinDerivadas 3.0 Costa Rica.

También podría gustarte