Está en la página 1de 12

CAPÍTULO 8

EXTRACCIÓN DE ÁCIDOS Y BASES Y AISLAMIENTO DE CAFEÍNA DEL CAFÉ, TÉ Y


JARABE DE COLA.

CAPÍTULO 8
Extracción de Ácidos y Bases y Aislamiento de Cafeína del Café, Té y Jarabe de Cola
La extracción es una de las apelaciones químicas más antiguas de la humanidad. La preparación
de una taza de café o té implica la extracción de componentes de sabor y olor de materia vegetal
seca con agua caliente. Los extractos acuosos de hojas de laurel, canela en rama, pimienta en
grano y clavo de olor se utilizan como saborizantes de alimentos, junto con extractos alcohólicos
de vainilla y almendra. Durante el último siglo y medio, los químicos orgánicos han extraído,
aislado, purificado y caracterizado la miríada de compuestos producidos por plantas que durante
siglos se han usado como drogas y por funes, sustancias como la quinina de la corteza de quina,
la morfina del opio. amapola, cocaína de hojas de coca y mentol de aceite de menta. En
investigación a menudo se usa un extractor Soxhlet (Fig. 8.1). El químico orgánico comúnmente
emplea, además de la extracción sólido / líquido, otros dos tipos de extracción: extracción líquido /
líquido y extracción ácido / base.

Parte 1 Extracción líquido líquido .


Después de que se ha llevado a cabo una reacción química, el producto orgánico a menudo se
separa de sustancias inorgánicas mediante extracción líquido / líquido. Por ejemplo, en la síntesis
de 1-bromobutano (ver Capítulo 16) 2 CH, CH2CH2CH2OH +2 NaBr + H2SO4 2 CH,
CH2CH2CH2Br +2 H2O + Na2SO4 1-butanol, también un líquido, se calienta con una solución
acuosa de bromuro de sodio y ácido sulfúrico para producir el producto y sulfato de sodio. El 1-
bromobutano se aísla de la mezcla de reacción por extracción con t-butil metil éter, disolvente en el
que el 1-bromobutano es soluble y en el que el agua y el destino del sodio son insolubles. La
extracción se logra simplemente agregando el t-buty
éter de metilo a la mezcla acuosa y agitándolo. El t-butil metil éter es menos denso que el agua y
flota en la parte superior; se elimina y se evapora para dejar el compuesto de bromo libre de
sustancias inorgánicas.

Propiedades de los disolventes de extracción


El disolvente utilizado para la extracción debe poseer muchas propiedades de un disolvente de
recristalización satisfactorio. Debe disolver fácilmente la sustancia que se extraerá; debe tener un
punto de ebullición bajo para que pueda eliminarse fácilmente; no debe reaccionar con el soluto o
el otro solvente; no debe ser inflamable ni tóxico; y debería ser relativamente barato. Además, no
debe ser miscible con agua (la segunda fase habitual). Ningún solvente cumple con todos los
criterios, pero varios se acercan. El éter dietílico, generalmente denominado simplemente éter, es
probablemente el disolvente más común utilizado para la extracción, pero es altamente inflamable.
En el pasado, el éter dietílico ha sido el disolvente más común para la extracción de CH2CH3 en el
laboratorio. Tiene un alto poder disolvente para hidrocarburos y para compuestos que contienen
oxígeno. Es altamente volátil (p. 34,6 C) y, por lo tanto, se elimina fácilmente de un extracto. Sin
embargo, el éter dietílico tiene dos grandes desventajas: es altamente inflamable y representa una
gran amenaza de fuego, y forma fácilmente peróxidos. La reacción del éter dietílico con el aire es
catalizada por la luz. Los peróxidos resultantes son de mayor punto de ebullición que el éter y se
dejan como un residuo cuando el éter se evapora. Si el residuo se calienta, explotará porque los
peróxidos de éter son traficantes de 0.708 3530 de alto poder explosivo. En los últimos años, un
nuevo solvente ha llegado a la escena.

Figura 8
Extractor Soxhlet; para la extracción de sólidos, por ejemplo, hojas secas o semillas. Este sólido se
coloca en un dedal de papel de filtro. El vapor de solvente se eleva en el tubo de la derecha, y el
condensado cae sobre el sólido en el dedal, filtra el material soluble y, después de iniciar un sifón
automático, se traslada al matraz donde se acumula el material extraído no volátil. Las sustancias
de solubilidad muy ligera pueden extraerse mediante una operación prolongada.

terc-butil metil éter, el solvente de extracción de elección. El terc-butil metil éter, llamado metil
tert-butil éter (MTBE) en la industria, tiene muchas ventajas con respecto al dietil éter como
disolvente de extracción. Lo más importante es que este no forma fácilmente peróxidos, por lo que
puede almacenarse durante períodos mucho más largos que el éter dietílico. Y, en los Estados
Unidos, es menos de dos tercios del precio del éter dietílico. Es ligeramente menos volátil (punto
de ebullición 55 ° C), por lo que no plantea la misma amenaza de fuego que el éter dietílico,
aunque uno debe ser tan cuidadoso en el manejo de este solvente como en el manejo de cualquier
otra sustancia inflamable altamente volátil. Los límites de explosión para el tert-butil metil éter
mezclado con aire son mucho más estrechos que para el éter dietílico, la toxicidad es menor (no
es un carcinógeno), el poder del solvente es el mismo y la temperatura de ignición es más alta
(224 versus 180 ° C).
El porcentaje en peso de solubilidad del éter dietílico disuelto en agua es del 7,2%, mientras que el
del éter butílico es del 4,8%. La solubilidad del agua en éter dietílico es del 1,2%, mientras que en
el éter butílico es del 1,5%. A diferencia del éter dietílico, el t-butil metil éter forma un azeótropo
con agua (4% de agua) que hierve a 526 ° C. Esto significa que la evaporación de cualquier
solución de éter metílico de t-butilo que esté saturada con agua no debe dejar residuos de agua, a
diferencia éter dietílico. El bajo precio y la pronta disponibilidad de terc-butil metil éter surgieron
porque reemplazó al tetraetilo de plomo como aditivo antidetonante de gasolina de alto octanaje y
como combustible oxigenado, lo que ayuda a reducir la contaminación del aire, pero su solubilidad
en agua le permitió contaminar el consumo suministros de agua en estados donde los tanques de
combustible con fugas no están bien regulados.
En consecuencia, en algunas áreas se está reemplazando con etanol mucho más caro. En este
texto, se sugiere fuertemente el tert-butil metil éter en todos los casos donde el dietil éter
anteriormente habría sido utilizado como extracción. Sin embargo, no funcionará como el único
solvente en la reacción Grignard, probablemente por impedimento estérico. Por lo tanto, cada vez
que aparece en este texto la palabra “éter” como un solvente de extracción, se sugiere que se use
terc-butil metil éter y no éter dietílico.

Coeficiente de partición
La extracción de un compuesto como el 1-butanol, que es ligeramente soluble en agua y muy
soluble en éter, es un proceso de equilibrio gobernado por las solubilidades del alcohol en los dos
solventes. La relación de las solubilidades se conoce como el coeficiente de distribución, también
llamado coeficiente de partición, k, y es una constante de equilibrio con un cierto valor para una
sustancia dada, un par de disolventes y la temperatura. A una buena aproximación, la
concentración del soluto en cada solvente puede correlacionarse con la solubilidad del soluto en el
solvente puro, una cifra que se puede encontrar fácilmente en tablas de solubilidad en libros de
referencia.

Para sustancia C Concentración de C en t-butil metil éter Concentración de C en agua s


Solubilidad de C en éter metílico de r-butilo (g / 100 ml) Solubilidad de C en agua (g / 100 ml)
Considere un compuesto, A, que se disuelve en t-butil metil éter en la medida de 12 g / 100 ml y se
disuelve en agua en una cantidad de 6 g / 100 ml. 12 g / 100 ml de éter butil metílico 6 g / 100 ml
de agua Si se agita una solución de 6 g de A en 100 ml de agua con 100 ml de éter metílico de t-
butilo, luego 13, (x gramos de A / 100 mL de t-butil metil éter) (6 -x gramos de A / 100 mL de agua)
Fl de los cuales x 4.0 g de A en la capa de éter 6x 2.0 g quedan en la capa de agua Sin embargo,
es más eficiente extraer los 100 mL de solución acuosa dos veces con porciones de 50 mL de t-
butil metil éter en lugar de una vez con una porción de 100 mL
g de A / 50 mL (6- xg de A / 50 mL)

de la cual x 3.0 g en la capa de t-butil metil éter 6 x 3.0 g en la capa de agua Si esta 3.0 g / 100 mL
de agua se extrae una vez más con 50 mL de t-butil metil éter, podemos calcular que 1.5 g estará
en la capa de éter, dejando 1.5 g en la capa de agua. Entonces, dos extracciones con porciones
de 50 ml de éter extraerán 3,0 g + 1,5 g de 4,5 g de A, mientras que una extracción con una
porción de 100 ml de t-butil metil eter eliminará solo 4,0 g de A. Tres extracciones con 333 ml
porciones de t-butil metil éter extraerían 4,7 g. Obviamente, hay un punto en el que la mayor
cantidad de A extraída no compensa el esfuerzo de extracciones múltiples, pero tenga en cuenta
que varias extracciones a pequeña escala son más efectivas que una extracción a gran escala.

Técnica de extracción líquida / líquida Coloque de 1 a 2 ml de una solución acuosa del


compuesto a extraer en un tubo de reacción. Agregue aproximadamente 1 ml de diclorometano.
Tenga en cuenta que a medida que agrega el diclorometano, ya sea la capa superior o inferior.

Mezclando las capas. Una forma efectiva de hacer esto es mover el tubo con un dedo. Sujete
firmemente el tubo en la parte superior entre el pulgar y el índice, y dé un golpe fuerte en la parte
inferior (Fig. 8.2). Descubrirá que este movimiento violento mezcla bien el contenido, pero nada
sale en la parte superior. Otra buena técnica de mezcla es tirar el contenido del tubo de reacción
en una pipeta Pasteur y luego expulsar la mezcla nuevamente dentro del tubo con fuerza. Hacer
esto varias veces afectará la buena mezcla de las dos capas. Se puede colocar un tapón en la
parte superior del tubo y mezclar el contenido sacudiendo el tubo, pero el problema con esta
técnica es que la alta presión de vapor del disolvente a menudo hará que el líquido salga alrededor
del corcho o el tapón.

Separación de las capas . Después de mezclar bien las dos capas, permita que se separen.
Toque el tubo si hay gotitas de una capa en la otra capa o en el costado del tubo. Después de que
las capas se separen por completo, extienda la capa de diclorometano inferior en una pipeta
Pasteur. Deje atrás cualquier capa de emulsión intermedia. La forma más fácil de hacerlo es
conectar la pipeta a una bomba de pipeta (Fig. 8.3). Esto permite un control muy preciso del líquido
que se elimina. Se necesita más habilidad y práctica para eliminar la capa inferior de forma limpia
con una bombilla de caucho de 2 ml conectada a la pipeta, ya que la alta presión de vapor del
disolvente tiende a hacer que gotee. Para evitar perder la solución, lo mejor es agarrar un tubo
seco y seco en la misma mano que el tubo completo para recibir la capa orgánica.

A partir de la discusión del coeficiente de distribución en el capítulo anterior, usted sabe que varias
extracciones pequeñas son mejores que una grande, por lo tanto, repita el proceso de extracción
con dos porciones adicionales de 1 ml de diclorometano.
Un químico con experiencia podría resumir todo lo anterior con la entrada del portátil. La capa
acuosa extrajo 3 porciones de 1 ml de CH2Cl2, y en un informe formal escribiría: "La capa acuosa
se extrajo tres veces con una porción de 1 ml de diclorometano". cualquier gota de agua ha sido
transferida inadvertidamente. La manera más fácil de eliminarlos es transferir nuevamente la capa
orgánica a un tubo de reacción limpio y seco.

Técnica microescala más grande


Un embudo separador, independientemente de su tamaño, debe llenarse sólo hasta dos tercios de
su capacidad. las capas se pueden mezclar con agitación. El embudo de separación a microescala
(figura 8.5) tiene una capacidad de 8,5 ml cuando está lleno, por lo que es útil para la extracción
con un volumen total de aproximadamente 6 ml.

Saque la frita de polietileno de la parte inferior del embudo de separación usando un palo de
ebullición de madera. Guárdelo para reemplazarlo más tarde. Cierre la válvula, agregue hasta 5
mL de la solución a ser extraída con el embudo de separación, luego agregue el solvente de
extracción para que el volumen total no exceda los 6 mL. Ponga el tapón del embudo de
separación y mezcle los contenidos invirtiendo el embudo varias veces. Si las capas se separan de
fácilmente, entonces el contenido puede ser agitado más cuidadosamente. Si las capas no se
separan fácilmente, tenga cuidado de no agitar muy enérgicamente ya que se pueden formar
emulsiones intratables.
Remueva el tapón del embudo, sujetelo, y luego agarrela válvula con las dos manos, vacíe la capa
inferior en un matraz Erlenmeyer u otro recipiente. Si se desea la capa superior, viértala por la
parte superior del embudo de decantación en este momento; no la vacíe a través de la válvula, que
puede tener una gota de la capa inferior que permanece en ella.

Secando el solvente
El diclorometano disuelve una cantidad muy pequeña de agua, y gotas microscópicas de agua se
suspenden en la capa orgánica a menudo haciéndola turbia. Para eliminar el agua, se agrega un
agente desecante, gránulos de cloruro de calcio anhidro, a la solución de diclorometano.

¿Cuánto agente de secado se debe utilizar?


Cuando se agrega una pequeña cantidad del agente de secado, los cristales o gránulos se vuelven
pegajosos con el agua se agrupan y caen rápidamente como un bulto en el fondo del tubo de
reacción. Llegará un momento en que una nueva pequeña cantidad de agente de secado ya no se
amontone, sino que las partículas individuales se depositan lentamente a lo largo de la solución.
Como dicen en Escandinavia, "Agregue el agente de secado hasta que comience a nevar". El
proceso de secado dura entre 10 y 15 minutos, tiempo durante el cual el contenido del tubo debe
mezclarse ocasionalmente moviendo el tubo. La solución ya no debe estar turbia, sino clara
(aunque puede ser de color).

Una vez que el secado se considera completo, el solvente se elimina forzando una pipeta Pasteur
al fondo del tubo de reacción y tirando del solvente. Se expulsa el aire de la pipeta mientras se
empuja a través de los cristales o gránulos para que ningún agente de secado entre en la pipeta.
Es muy importante lavar el agente de secado que queda en el tubo de reacción con varias
pequeñas cantidades de disolvente puro para transferir todo el extracto.

Removiendo el solvente.
Si la cantidad de extracto es relativamente pequeña, digamos tres ml o menos, entonces la forma
más fácil de eliminar el solvente es inyectar una corriente de aire (o nitrógeno) sobre la superficie
de la solución con una pipeta Pasteur (figura 8.6). Asegúrese de que la corriente de aire sea muy
suave antes de insertarla en el tubo de reacción. El calor de vaporización del solvente hará que el
tubo se vuelva bastante frío durante la evaporación y, por supuesto, ralentizará el proceso. La
manera más cómoda de agregar calor es sostener el tubo en su mano. Otra forma de eliminar el
solvente es conectar la pipeta Pasteur a un aspirador y extraer el aire de la superficie del líquido.
Esto no resulta tan rápido como soplar aire sobre la superficie del líquido y se corre con el riesgo
de succionar líquido en el aspirador. Si el volumen del líquido es más de aproximadamente tres
mL, colóquelo en el matraz de filtro de 25 ml, coloque el embudo de plástico Hirsch en su lugar y
coloque el matraz en el aspirador. Al colocar el pulgar en el embudo Hirsch, se puede controlar el
vacío y se puede aplicar calor manteniendo el matraz en la otra mano mientras se gira el contenido
(Fig. 8.7) El tubo de reacción o matraz de filtro en el que se encuentra el disolvente evaporado
debe ser tarado (pesado vacío) y este peso debe registrarse en su cuaderno. De esta forma, el
peso del material extraído puede determinarse pesando nuevamente el contenedor.

EXPERIMENTO
Coeficiente de partición del ácido benzoico.
EN ESTE EXPERIMENTO agitará una solución de ácido benzoico en agua con el solvente
inmiscible, diclorometano. El ácido benzoico se distribuirá (partición) entre las dos capas.
Eliminando la capa orgánica, secándola y vaporándola, se puede determinar el peso de ácido
benzoico en el diclorometano y, por lo tanto, la proporción en las dos capas. Esta relación es una
constante conocida como el coeficiente de partición.

En un tubo de reacción, coloque aproximadamente 100 mg de ácido benzoico (pesados al


miligramo más cercano) y añada volúmenes exactamente iguales de agua seguidos de
diclorometano (aproximadamente 1,6 ml cada uno). Mientras se hace la adición, note cual es la
capa orgánica y cual es la capa acuosa. Coloque un tabique en el tubo y agite vigorosamente el
contenido durante al menos 2 minutos. Deje que el tubo permanezca quieto hasta que las capas
se separen y luego retire con cuidado, utilizando una pipeta Pasteur toda la capa acuosa sin
eliminar ninguna capa orgánica. Puede ser de ayuda extraer la punta de la pipeta a un punto fino
de la llama y, usando esto, hacer que el tubo de reacción de su lado haga que esta separación sea
lo más limpia posible.

Agregue gránulos de cloruro de calcio anhidro al diclorometano en cantidades muy pequeñas


hasta que ya no se agrupen. Mezcle el contenido del tubo moviéndolo y déjelo reposar durante
aproximadamente 5 minutos para completar el proceso de secado. Usando una pipeta Pasteur
seca, transfiera el diclorometano a un tubo de reacción seco tarado o a un matraz Erlenmeyer de
10 ml que contenga un chip de ebullición. Complete la transferencia lavando el agente de secado
con dos porciones más de solvente que se agregan a la solución original, y luego evapore el
solvente.

Esto se puede hacer hirviendo el solvente mientras se eliminan los vapores de solvente con un
tubo de aspiración o soplando una corriente de aire o nitrógeno en el recipiente mientras se
calienta en la mano (Fig. 8.6). Esta operación debe realizarse en una campana. Del peso del ácido
benzoico en la capa de diclorometano, el peso en la capa de agua se puede obtener por
diferencia. La relación del peso en diclorometano al peso en agua es el coeficiente de distribución
porque los volúmenes de los dos solventes fueron iguales. Informe el valor del coeficiente de
distribución en sus apuntes.

Limpieza La capa acuosa se puede tirar por el desagüe El diclorometano se introduce en el


recipiente de disolventes orgánicos halogenados y, permitiendo que el solvente se evapore del
sulfato de sodio en la campana, colóquelo en el contenedor de desechos sólidos no peligrosos.

Parte 2. Extracción de ácido / base


El tercer tipo de extracción, extracción de ácido / base, implica llevar a cabo reacciones simples de
ácido / base para separar ácidos orgánicos fuertes, ácidos orgánicos débiles, compuestos
orgánicos neutros y sustancias orgánicas básicas. La química involucrada se da en las ecuaciones
que siguen, usando ácido benzoico, fenol, naftaleno y anilina como ejemplos de los cuatro tipos
de compuestos. El Capítulo 44 también es un experimento de extracción ácido / base; los
componentes de las tabletas analgésicas están separados ntro Re P Aquí está la estrategia: los
cuatro compuestos orgánicos se disuelven en metil-c-butil. La solución de éter se agita con una
solución acuosa saturada de bicarbonato de sodio, una base débil. Esto solo reaccionará con el
ácido fuerte, ácido benzoico (1) para formar la sal iónica, benzoato de sodio (5), que se disuelve en
la capa acuosa y se elimina. La solución de éter ahora contiene solo fenol (2), naftaleno (4) y
anilina (3). Se agrega una solución acuosa 3 M de hidróxido sódico y la mezcla se agita.

El hidróxido, una base fuerte, reaccionará solo con el fenol (2), un ácido débil, para formar un
fenóxido de sodio (6), un compuesto iónico que se disuelve en la capa acuosa y se elimina. El éter
contiene solo naftaleno (4) y anilina (3). Sacudiéndolo con clorhidrato diluido, la anilina, una base,
como cloruro de anilinio iónico (7). La capa acuosa se elimina. La evaporación del metil-éter de r-
butilo ahora deja un compuesto naf-neutro. Los otros compuestos de threc se recuperan mediante
la adición de ácido al benzoato de sodio (5) y al fenóxido de sodio (6) y la base al cloruro (7) para
regenerar los compuestos covalentes ácido benzoico y anilina (3). Estas operaciones están
representadas convenientemente thalene (4), the (1), phenol (2), en un diagrama de flujo (figura
8.8). La capacidad de separar ácidos fuertes de débiles depende de las constantes de acidez de
los ácidos y las constantes de basicidad de las bases de la siguiente manera. En la ecuación f,
consideremos la ionización del ácido benzoico, que tiene una constante de equilibrio, Ka, de 6.8 x
1023. La conversión del ácido benzoico en el anión benzoato en la ecuación. 4 está gobernado por
la constante de equilibrio, K (Ecuación 5), obtenida al combinar la tercera y la cuarta ecuaciones.

DIBUJOS GRÁFICA…
En el tubo de reacción A,
1). Disuelva los cuatro compuestos en t-butil metil éter
2). Mezcle con HCO3, retire la capa inferior asquerosa y colóquela en el tubo B.
Capa de éter
1). Agregue la mezcla de OH, retire la capa inferior asquerosa y colóquela en el tubo C.
Capa de Ther
Capa de éter
1). Agregue la mezcla de HCl, retire la capa inferior asquerosa y colóquela en el tubo D.
Capa de éter
1). Seque la solución sobre gránulos de cloruro cálcico anhidro, elimine el solvente y evapórelo a
sequedad en un tubo de reacción limpio, seco y tarado.

- Forma un precipitado cristalino blanco que se puede eliminar por filtración.


- El fenol y la anilina forman capas oleosas en la parte superior de la capa acuosa. Extraiga
cada uno con t-butil metil éter: añada éter al tubo, mezcle, retire capas, seque la capa de
éter sobre gránulos de cloruro de calcio anhidro, elimine la solución del agente de secado y
evapore el solvente.

FIG 8.8 Hoja de flujo para la separación de un ácido fuerte, un ácido débil, un compuesto neutro y
una base: ácido benzoico, fenol, naftaleno y anilina.

Página 136

Para fenol con un Ka de 10-10, la concentración mínima de ion hidróxido que producirá el anión
fenóxido en una conversión del 99% es 10-2 M. La concentración de hidróxido en solución de
hidróxido de sodio al 10% es 10 -1 M, y así el fenol en la base fuerte se convierte completamente a
la sal soluble en agua La extracción líquido / líquido y la extracción ácido / base se emplean en la
mayoría de las reacciones orgánicas porque es inusual tener el producto cristalizado de la mezcla
de reacción o para poder destilar el producto de reacción directamente de la mezcla de reacción.
En la literatura de investigación, a menudo se verá el estado "la mezcla de reacción se trabajó de
la manera habitual", lo que implica un proceso de extracción del tipo descrito aquí. Las buenas
prácticas de laboratorio dictan, sin embargo, que se escriban los detalles del proceso.

Consideraciones prácticas.
Emulsiones.
Imagínese tratar de extraer una solución de jabón (por ejemplo, un detergente lavavajillas sin
espuma) en un disolvente orgánico. Después de algunos batidos con un solvente orgánico, usted
podría tener una emulsión absolutamente intratable. Una emulsión es una suspensión de un
líquido como gotitas en otro. Los detergentes estabilizan las emulsiones, por lo que cada vez que
una molécula detergente se encuentra en el material que se extrae allí, existe el peligro de que se
formen emulsiones. Las sustancias de este tipo se encuentran comúnmente en la naturaleza, por
lo que uno debe ser particularmente cauteloso con la formación de emulsiones cuando crea
extractos orgánicos de material vegetal acuoso, como la cafeína del té. Las emulsiones, una vez
formadas, pueden ser bastante estables. Le sorprendería abrir su refrigerador una mañana y ver
una capa de mantequilla clarificada flotando en la parte superior de una solución acuosa
perfectamente transparente que una vez había sido leche, pero ese es el ejemplo clásico de una
emulsión.
La prevención es la mejor cura para emulsiones. Esto significa sacudir la solución para extraerla
muy suavemente hasta que vea que las dos capas se separarán por completo. Si se forma un
poco de emulsión, puede romperse simplemente por un período de tiempo suficiente. Hacer la
capa acuosa altamente iónica ayudará. Agregue tanto cloruro de Sodio como se vaya a disolver, y
agitar la mezcla suavemente. A veces funciona la filtración al vacío y, cuando la capa orgánica es
la capa inferior, la filtración a través de papel de filtro impregnado con silicona es una ayuda. La
centrifugación funciona muy bien para romper emulsiones. Esto es fácil a pequeña escala, pero a
menudo, el equipo no está disponible para la centrifugación a gran escala de líquidos orgánicos.

● Emulsiones (página 136):¿Qué es una emulsión?, ¿Qué precauciones se deben tener


durante la práctica para evitar que se forme una emulsión?,¿Por qué no es
conveniente que se forme una emulsión durante una extracción líquido-líquido?

Consideraciones prácticas
Emulsiones
Imagine tratar de extraer una solución de jabón (por ejemplo, un detergente lavavajillas que no
produzca espuma) en un disolvente orgánico. Después de algunos batidos con un disolvente
orgánico, tendría una emulsión absolutamente intratable. Una emulsión es una suspensión de un
líquido en forma de gotitas en otra. Detergentes estabilizan las emulsiones, por lo que cada vez que
una molécula detergente se encuentra en el material que se extrae existe el peligro de que se formen
emulsiones. Las sustancias de este tipo se encuentran comúnmente en la naturaleza, por lo que hay
que ser particularmente cuidadoso de la formación de emulsiones cuando creando extractos
orgánicos de material vegetal acuoso, como la cafeína del té. Las emulsiones, una vez formadas,
pueden ser bastante estables. Usted se sorprendería al abrir su refrigerador una mañana y ver una
capa de mantequilla clarificada flotando en la parte superior de una solución acuosa perfectamente
transparente que una vez había sido leche, pero ese es el ejemplo clásico de una emulsión.
La prevención es la mejor cura para las emulsiones. Esto significa agitar la solución para que se
extraiga muy suavemente hasta que vea que las dos capas se separarán fácilmente. Si se forma un
poco de emulsión, puede romperse simplemente al permanecer de pie durante un período de tiempo
suficiente. Hacer que la capa acuosa sea altamente iónica ayudará. Agregue tanto cloruro de sodio
como se disuelva y agite suavemente la mezcla. La filtración de vacío a veces funciona y cuando la
capa orgánica es la capa inferior, el filtrado a través del papel de filtro impregnado con silicona es
una ayuda. La centrifugación funciona muy bien para romper emulsiones. Esto es fácil a pequeña
escala, pero a menudo el equipo no está disponible para la centrifugación a gran escala de líquidos
orgánicos

● Extracción de la cafeína a partir del té negro (página 145-149). El procedimiento que se


va a seguir está en las páginas 148-149 (macroscale procedure), sin embargo, es
importante leer todo lo relacionado con la cafeína desde la página 145.

5. Extraccion de cafeina del te.


El té y el café han sido bebidas populares durante siglos, principalmente debido a que contienen
cafeína, un estimulante. La cafeína estimula la respiración, el corazón y el sistema nervioso central,
y es un diurético (es decir, que promueve la micción). Puede causar nerviosismo e insomnio y, al
igual que muchos medicamentos, pueden ser adictivos, por lo que es difícil reducir la dosis diaria.
Un bebedor de café regular que consume sólo 4 tazas por día puede experimentar dolor de cabeza,
insomnio, náuseas e incluso tras la retirada del fármaco. Por otro lado, ayuda a la gente preste
atención y se pueden perfeccionar las habilidades mentales de complejidad moderada, así como
prolongar la capacidad de ejercicio.
La cafeína puede ser la droga que más se consume en los Estados Unidos. Durante el transcurso
de un día, una persona promedio puede consumir sin darse cuenta de hasta 1 g de cafeína. El
contenido de cafeína de algunos alimentos y medicamentos comunes se da en la Tabla 8.1.

La cafeína pertenece a una gran clase de compuestos conocidos como alcaloides. Estos son de
origen vegetal, contienen nitrógeno básico, a menudo tienen un sabor amargo y una estructura
compleja, y por lo general tienen actividad fisiológica. Sus nombres terminan generalmente en “ina”;
muchos de ellos son bastante familiares por su nombre si no su estructura química, por ejemplo,
nicotina, cocaína, la morfina, y estricnina.
Las hojas de té contienen taninos, que son ácidos, así como una serie de compuestos coloreados y
una pequeña cantidad de clorofila no descompuesto (soluble en diclorometano). Para asegurarse
de que las sustancias ácidas sigan siendo solubles en agua y que la cafeína estará presente como
la base libre, se añade carbonato de sodio al medio de extracción.
La solubilidad de la cafeína en el agua es 2,2 mg / ml a 25 ° C, 180 mg / ml a 80 ° C, y 670 mg /
ml a 100 ° C. Es muy soluble en diclorometano, el disolvente usado en este experimento para
extraer la cafeína del agua.
La cafeína se puede extraer fácilmente de las bolsas de té. El procedimiento se podría usar para
hacer una taza de té -simplemente “remojando” el té con agua muy caliente durante unos 7 minutos-
extraer la mayoría de la cafeína. No hay ninguna ventaja en ebullir las hojas de té con agua durante
20 minutos. Dado que la cafeína es un blanco, ligeramente amargo,inodoro, sólido cristalino, es
obvio que el agua extrae más que sólo cafeína. Cuando la solución acuosa de color marrón se extrae
posteriormente con diclorometano, la cafeína se disuelve principalmente en el disolvente orgánico.
La evaporación del disolvente deja cafeína en bruto, que en la sublimación da un producto
relativamente puro. Cuando la solución de té concentrado se extrae con diclorometano, las
emulsiones se pueden formar muy fácilmente. Hay sustancias en el té que causan que pequeñas
gotas de la fase orgánica permanezcan suspendidas en la capa acuosa. Esta formación de la
emulsión resulta de una agitación vigorosa. Para evitar este problema, se podría parecer que uno
podría hervir las hojas de té con diclorometano y luego extraer la cafeína de la solución de
diclorometano con agua. De hecho, esto no funciona. Hervir 25 g de hojas de té con 50 mL de
diclorometano sólo da 0,05 g de residuo después de la evaporación del disolvente. extracciones
posteriores producen incluso menos material. El agua caliente hace que las hojas de té tiendan
hincharse y es obviamente un disolvente de extracción mucho más eficiente. Un intento de sublimar
la cafeína directamente de las hojas de té tampoco tuvo éxito.

Procedimiento microescala
En un vaso de precipitados de 30 mL, colocar 15 mL de agua, 2 g de carbonato de sodio, y un palo
de ebullición de madera. Llevar el agua a ebullición en el baño de arena, retirar la varilla de
ebullición, y preparar una solución de té muy concentrado mediante la inmersión de una bolsa de té
(2,4 g de té) en el agua muy caliente durante 5 minutos. Después de que la bolsa de té se enfríe lo
suficiente como para manejar, y teniendo cuidado de no romper la bolsa, exprimir toda el agua de la
bolsa como sea posible. Una vez más, llevar el agua a ebullición y añadir una nueva bolsa de té a
la solución caliente. Después de 5 minutos, retirar la bolsa de té y exprimir la mayor cantidad de
agua posible. Esto se puede hacer fácilmente en un embudo Hirsch. Enjuagar la bolsa con unos
pocos mililitros de agua muy caliente, pero asegurarse de que el volumen total de extracto acuoso
no supere los 12 mL. Verter el extracto en un tubo de centrífuga de 15 ml y enfriar la solución en
hielo por debajo de 40 ° C (el punto de ebullición de diclorometano).
Usando tres porciones de 2 mL de diclorometano, extraer la cafeína del té. Tapar el tubo y usar un
suave movimiento de balanceo para llevar a cabo la extracción. La agitación vigorosa producirá una
emulsión resistente al tratamiento, mientras que una mezcla muy suave fallará para extraer la
cafeína. Si usted tiene acceso a una centrífuga, el temblor puede ser muy vigorosa porque cualquier
emulsiones formadas se pueden romper bastante bien por centrifugación durante unos 90
segundos.Después de cada extracción, eliminar la capa orgánica inferior en un tubo de reacción, de
dejar cualquier capa de emulsión atrás. Se secan los extractos combinados sobre pellets de cloruro
de calcio anhídrido durante 5-10 minutos en un matraz Erlenmeyer.Añadir el agente de secado en
porciones con agitación hasta que ya no se agrupa. Transferir la solución a un matraz seco de filtro
25 ml tarado, lavar el agente de secado dos veces con porciones de 2 ml de diclorometano, y se
evapora el contenido del matraz hasta sequedad (ver Fig. 8.7). El residuo será cafeína crudo
(Determinar su peso), que ha de ser purificado por sublimación. Montar el frasco con un tapón Pluro
o No. 2 adaptador de neopreno a través del cual se introdujo un tubo de centrífuga de 15 ml. Ponga
una bombilla de la pipeta en el brazo lateral.Abrazadera el matraz con una gran pinza de tres puntas,
llenar el tubo de centrífuga con hielo y agua, y calentar el matraz en un baño de arena caliente (ver
Fig.8.12).

La cafeína se informó para sublimar a aproximadamente 170 ° C. Incline el frasco de vacío y girarlo
en un baño de arena caliente para conducir más cafeína en el tubo de centrífuga. Utilice una pistola
de aire caliente para calentar las paredes superiores del matraz de filtro.Cuando cesa la sublimación,
eliminar el agua de hielo del tubo de centrífuga y dejar que el matraz se enfríe un poco antes de
retirar el tubo de centrífuga. Raspar la cafeína sobre un papel con un peso tarado, pesar y, usando
un embudo de plástico, transferirlo a un pequeño frasco o una bolsa de plástico. Según el criterio de
su instructor,determinar el punto de fusión con un capilar sellado. El punto de fusión de la cafeína
es de 238 ° C. Utilizando la técnica de centrifugación para separar los extractos, se pueden obtener
unos 30 mg de cafeína en bruto. Esto le dará 10-15 mg de material sublimado, dependiendo del
contenido de cafeína del té particular que se use. La cafeína aislado se puede utilizar para preparar
salicilato de cafeína (experimento 7).

Limpiando. Descartar las bolsas de té en el contenedor de residuos sólidos no peligrosos. Permitir


que el disolvente se evapore desde el agente de secado y se descarta en el mismo contenedor. Si
las regulaciones locales no permiten la evaporación de solventes en una campana, disponer del
sulfato de sodio húmedo en un contenedor de residuos especiales. Colocar cualquier diclorometano
sido utilizados y no recuperada en el contenedor de residuos compuestos orgánicos clorados. El
aparato se puede limpiar con agua caliente y jabón. La cafeína se tiran por el desagüe,ya que es
biodegradable.

Procedimiento macroescala
A un matraz Erlenmeyer que contiene 25 g de hojas de té (o 10 bolsas de té) y 20 g de carbonato
de sodio, añadir 225 mL de agua hirviendo vigorosamente. Dejar que la mezcla repose durante 7
minutos y luego decantar a otro matraz Erlenmeyer. Para las hojas de té caliente, agregar otros 50
mL de agua caliente y luego decantar y se combinar con el primer extracto inmediatamente. Muy
poca, o ninguna cafeína adicional se extrae por ebullición de las hojas de té durante 20 minutos. La
decantación funciona casi tan bien como la filtración a vacío y es mucho más rápido.

Precaución: Llevar a cabo este trabajo con diclorometano en la campana.


Balancee el embudo de separación muy suavemente para evitar emulsiones.

Enfriar la solución acuosa a temperatura ambiente y extraerla dos veces con porciones de 30 mL de
diclorometano. Tener mucho cuidado de no agitar el embudo de separación con tanta fuerza como
para causar la formación de emulsión, teniendo en cuenta que si no se agita vigorosamente lo
suficiente la cafeína no será extraída en la capa orgánica. Usar un movimiento de balanceo suave
del embudo de separación. Escurrir la capa de diclorometano en la primera extracción; incluir la capa
de emulsión en la segunda extracción. Secar las soluciones de diclorometano combinadas y
cualquier capa de emulsión con gránulos de cloruro de calcio anhidro. Añadir suficiente agente de
secado hasta que ya no se formen grumos en el fondo del matraz. Decantar con precaución o filtrar
la solución de diclorometano en un Erlenmeyer tarado o matraz de destilación. El papel de filtro
impregnado con silicona pasa el diclorometano y retiene agua. Lavar el agente de secado con una
porción adicional de solvente y evaporar o destilar el solvente. Un palo de madera es mejor que un
chip de ebullición para promover la ebullición suave, ya que se remueve fácilmente una vez que el
disolvente se ha ido. El residuo blanco verdoso de cafeína cristalina debería pesar alrededor de 0,25
g.

Deseche el diclorometano usado en el contenedor provisto

La recristalización de cafeína
Para recristalizar la cafeína, disuélvala en 5 ml de acetona caliente, transfiérala con una pipeta o un
Erlenmeyer pequeño y, mientras está caliente, agregue ligroína a la solución hasta una leve turbidez.
Ponga el matraz a un lado y permita que se enfríe lentamente a temperatura ambiente. Este método
de mezcla de disolventes de recristalización depende del hecho de que la cafeína es mucho más
soluble en acetona que en ligroína, por lo que se puede encontrar una combinación de los dos
solventes donde la solución está saturada de cafeína (el punto de enturbiamiento). Se enfría la
solución que contiene los cristales y se eliminan por filtración al vacío, empleando un embudo de
Hirsch o un muy pequeño embudo Büchner. Utilice unas gotas de ligroína, para transferir y lavar los
cristales. Si desea obtener una segunda cosecha de cristales, recoja el filtrado en un tubo de ensayo,
concéntrelo en la punta de la nube con el tubo de aspiración y repita el proceso de cristalización.

Limpiando. El filtrado se puede diluir con agua y se lavó por el desagüe. Cualquier diclorometano
recogido entra en el contenedor de residuos orgánico halogenado. Después se deja que el disolvente
se evapore desde el agente de secado en la campana, el agente de secado puede ser colocado en
el contenedor de residuos sólidos no peligrosos; de lo contrario, va en el contenedor de desechos
peligrosos. Si las regulaciones locales no permiten la evaporación de solventes en una campana,
disponer del sulfato de sodio húmedo en un contenedor de residuos especiales. Las
hojas de té van en el contenedor de residuos sólidos no peligrosos.