Está en la página 1de 18

Introducción:

El suelo es un componente fundamental del medio ambiente, el cual tarda miles


de años en formarse, el cual desempeña funciones impresindibles para el
mantenimiento de la vida en nuestro planeta tierra.
El hombre usa el suelo para diversos fines, tales como obtención de alimentosm
extracción de materiales, eliminación de residuos o soporte de contrucciones.
Todas estas antes mencionadas pueden afectan en mayor o menos medida,
ocasionando a su vez problemas de degradación y perdida de calidad, por lo tanto
el suelo debe considerarse como un recurso no renovable que hay que mantener y
por tanto proteger.
En la presente investigación se abordará acerca de la contaminación de dicho
mineral, el cual presenta varios fines.
La contaminación del suelo generalmente aparece por mala aplicación de
pesticidas, filtraciones de rellenos sanitarios o de acumulación directa de
productos industriales. Las sustancias, a niveles altos de concentración, se
vuelven tóxicas para los organismos del suelo. Esto se puede ver mucho en uso
de metales pesados sobre el suelo y problemas con plaga que son uno de los
mayores causantes de este problema.

https://www.elnuevodiario.com.ni/nacionales/358862-suelos-degradados-salud-peligro/
Marco teórico:
Generalidades:
El suelo es un recurso natural que corresponde a la capa superior de la corteza
terrestre. Contiene agua y elementos nutritivos que los seres vivos utilizan. El
suelo es vital, ya que el ser humano depende de él para la producción de
alimentos, la crianza de animales, la plantación de árboles, la obtención de agua y
de algunos recursos minerales, entre otras cosas. En él se apoyan y nutren las
plantas en su crecimiento y condiciona, por lo tanto, todo el desarrollo del
ecosistema.
Composición del Suelo:
Componentes del Suelo Se pueden clasificar en inorgánicos, como la arena, la
arcilla, el agua y el aire; y orgánicos, como los restos de plantas y animales. Uno de
los componentes orgánicos de los suelos es el humus. El humus se encuentra en
las capas superiores de los suelos y constituye el producto final de la
descomposición de los restos de plantas y animales, junto con algunos minerales;
tiene un color de amarillento a negro, y confiere un alto grado de fertilidad a los
suelos.
• Fase Sólida: Comprende, principalmente, los minerales formados por compuestos
relacionado con la litosfera, como sílice o arena, arcilla o greda y cal. También
incluye el humus.
• Fase Líquida: Comprende el agua de la hidrosfera que se filtra por entre las
partículas del suelo.
• Fase Gaseosa: Tiene una composición similar a la del aire que respiramos,
aunque con mayor proporción de dióxido de carbono. Además, presenta un
contenido muy alto de vapor de agua. Cuando el suelo es muy húmedo, los espacios
de aire disminuyen, al llenarse de agua.
Contaminación de los suelos
La contaminación del suelo, consiste en la acumulación de sustancias a unos
niveles tales que repercuten negativamente en el comportamiento de los suelos.
Las sustancias, a esos niveles de concentración, se vuelven tóxicas para los
organismos del suelo. Se trata pues de una degradación química que provoca la
pérdida parcial o total de la productividad del suelo.
Se habla de contaminación del suelo cuando a este se introducen sustancias o
elementos de tipo sólido, líquido o gaseoso que ocasionan que se afecte la biota
edáfica, las plantas, la vida animal y la salud humana.
El suelo generalmente se contamina cuando se rompen tanques de
almacenamiento subterráneo, aplicación de pesticidas, filtraciones del alcantarillado
y pozos ciegos, o acumulación directa de productos industriales o radioactivos, la
cual produce que los suelos se hagan infértiles.
Un suelo se puede degradar al acumularse en él sustancias a unos niveles tales
que repercuten negativamente en el comportamiento de los suelos.
Los productos químicos más comunes incluyen derivados del petróleo, solventes,
pesticidas y otros metales pesados. Este fenómeno está estrechamente relacionado
con el grado de industrialización e intensidad del uso de productos químicos. En lo
concerniente a la contaminación de suelos su riesgo es primariamente de salud, de
forma directa y al entrar en contacto con fuentes de agua potable.
La contaminación del suelo se define por la presencia de determinado nivel de
partículas, sustancias o materiales contaminantes sólidos o líquidos que deterioran
la superficie 15 terrestre o la pérdida de una o más de sus funciones. Se considera
que un suelo está contaminado cuando hay presencia de sustancias químicas o
sintéticas, u otros tipos de alteraciones en el ambiente natural del sueño. Los
contaminantes pueden estar física o químicamente enlazados a las partículas del
suelo o atrapados entre éstas.
Actividad económica y degradación del recurso suelo
Una de las principales problemáticas en el ámbito ambiental y empresarial es la
pérdida o degradación de recursos naturales que comprometa la generación de
satisfactores sociales y económicos, razón por la cual es fundamental conocer
cuáles son las principales fuentes de contaminación del recurso suelo y cuál es la
diferencia entre un suelo contaminado y uno alterado. Así, según Cepeda (2003),
la contaminación ambiental es la presencia en la atmósfera, el agua o el suelo, de
sustancias no deseables, en concentraciones, tiempo y circunstancias tales, que
puedan afectar significativamente la salud y bienestar de las personas.
En este sentido, se entiende entonces por daño ambiental la afectación o
modificación de las condiciones originales de los recursos naturales, y por
contaminación, la presencia superior a los valores límite permisible de aquellas
sustancias que tengan la capacidad de modificar o variar alguna condición de
dichos recursos y generar alteraciones que perjudiquen la salud de las personas.
De esta manera, se puede decir que un suelo está contaminado, cuando las
características físicas, químicas o biológicas originales han sido alteradas de
manera negativa, debido a la presencia de componentes de carácter peligroso
para el ecosistema; en este caso, la productividad que el suelo tenía, se pierde
total o parcialmente (Cepeda, 2003).
Por consiguiente, la contaminación del suelo generada por actividades
económicas puede presentarse de dos formas: degradación edáfica, proveniente
de fuentes claramente delimitadas (contaminación local o puntual) y la causada
por fuentes difusas

Martínez y otros (2005) plantean que la contaminación local (o puntual) va unida


generalmente a actividades económicas como la minería, las instalaciones
industriales y los vertederos. En la minería los principales riesgos están
relacionados con el almacenamiento de lodos, la generación de aguas ácidas de
mina y el uso de ciertos reactivos químicos. Asimismo, el vertido de residuos
constituye otra actividad potencialmente contaminante; en estos lugares, los
lixiviados pueden afectar al suelo circundante y al sustrato geológico para,
posteriormente, pasar a las aguas subterráneas o de superficie.
Ahora bien, la contaminación difusa es causada generalmente por el transporte de
sustancias contaminantes, tanto solubles como particuladas, a lo largo de amplias
zonas con frecuencia alejadas de la fuente de origen. Este tipo de contaminación
está más relacionado con la deposición atmosférica , determinadas prácticas
agrícolas y el tratamiento y reciclaje inadecuado de los lodos de depuración y
aguas residuales.
Puede decirse, entonces, que los efectos desfavorables de los contaminantes en
el suelo como sistema son la afectación de su ciclo biogeoquímico y su función de
biofiltro; la disminución cualitativa y cuantitativa del crecimiento de
microorganismos; la disminución del rendimiento de los cultivos; la contaminación
de las aguas superficiales y freáticas por procesos de transferencia y, por último,
la disminución de las funciones de soporte de actividades de ocio.
Ahora, dentro de los contaminantes con gran impacto sobre el suelo están los
plaguicidas. En este orden de ideas, se reconoce que los plaguicidas son
sustancias formadas por compuestos tóxicos que se han introducido
deliberadamente en el medio ambiente para combatir plagas y enfermedades de
las plantas; pueden acumularse en el suelo o bien filtrarse en las aguas
subterráneas o evaporarse y posteriormente volver a depositarse en el suelo.
Asimismo, pueden afectar la biodiversidad de este recurso debido a su escasa
selectividad y por incorporarse en la cadena trófica. Debido a estas características,
este estudio tiene como objetivo centrarse en los impactos negativos que generan
los plaguicidas en el recurso suelo, razón por la cual, a continuación se presenta
una descripción de los mismos.

Contaminación de los suelos en Nicaragua


El crecimiento poblacional que experimenta actualmente la sociedad trae consigo
la demanda de bienes y servicios para satisfacer sus necesidades (gustos,
preferencias etc.). Sin embargo, paralelamente al crecimiento poblacional hay un
aumento de los volúmenes de desechos sólidos, líquidos y gaseosos en el
medioambiente que son emitidos por actividades antropogénicas.
En general el concepto de contaminación es mal empleado por muchos
ambientalistas y profesionales y se usa de forma errónea y arbitraria, sin considerar
las falsas expectativas, alerta, y descontrol que pueda ocasionar en la sociedad.
Generalmente se cree que toda sustancia o compuesto orgánico e inorgánico, que
los seres humanos descargan sobre el suelo accidental o intencionalmente es
“contaminación”.
Sustancias y elementos potencialmente tóxicos (EPT) detectados en suelos
de Nicaragua
Compuestos orgánicos persistentes
Los suelos agrícolas de León y Chinandega en el pasado fueron destinados para
el establecimiento del cultivo de algodón y durante el control de plagas se
utilizaron intensivamente compuestos organoclorados, entre los que se destacan:
Toxafeno, Diclorodifenil tricloroethano, Dieldrín, Endrín, Lindano, Endosulfán entre
otros. Los pesticidas organoclorados son compuestos orgánicos persistentes en el
medio ambiente y en los campos de algodón fueron utilizados intensivamente en
la época de los 80’s e inicios de los 90’s. En el departamento de Chinandega
(Estero-Naranjo) fueron colectadas muestras de suelos para evaluar los riesgos
toxicológicos del Toxafeno. Las concentraciones oscilaron entre 17 300 mg kg-1
por peso seco – 38 000 mg kg-1 por peso seco y fueron las más altas con
respecto a otros plaguicidas organoclorados que presentaron concentraciones
menores a 500 mg kg-1 por peso seco (Carvalho et al., 2003). De hecho, las
aplicaciones excesivas de Toxafeno en los algodonales de Occidente generaron
efectos sobre la salud humana, biota del suelo y ecosistemas acuáticos (Cruz-
Granja et al., 1997; Carvalho et al., 2003).

Metales pesados
En el relleno sanitario conocido como “La Chureca”- Managua se realizó una
investigación para evaluar la exposición ocupacional y ambiental por metales
pesados en personas que laboran y viven en los alrededores de La Chureca. En el
estudio se reportaron mayores concentraciones de plomo (15 mg kg-1 - 214 mg
kg-1), cromo (12 mg kg-1 - 417 mg kg-1) y cobre (156 mg kg-1 - 1057 mg kg-1) en
suelos que se encuentran próximos al relleno sanitario con respecto a las
concentraciones de estos mismos metales, detectadas en suelos de Acahualinca
(Cuadra, 2005).

Hidrocarburos
López, (2005), realizó una investigación para determinar la concentración,
migración, y distribución de compuestos volátiles (benceno, tolueno, etilbenceno,
xileno, conocidos por BTEX por sus siglas en inglés). En el estudio se analizaron
muestras del subsuelo cada 2 m de profundidad con base a la litología de un pozo
de monitoreo. Las concentraciones de hidrocarburos oscilaron entre las siguientes
concentraciones (µg kg-1): tolueno (0.27 – 0.73), etilbenceno (0.48 – 0.52), m-
xileno (0.21 – 0.55), p-xileno (0.46 – 0.76). Las concentraciones de benceno se
detectaron por debajo del límite de detección de la técnica analítica. En general las
concentraciones de BTEX detectadas en los estratos de suelos, se encuentra por
debajo de los límites máximos permisibles establecidas en la Norma Oficial
Mexicana 138 para suelos de uso residencial (SEMARNAT, 2012).
En otro sentido, las funciones ambientales (filtro amortiguador, suministro de alimento,
secuestro de carbono, etc.) de los suelos pueden verse afectadas, ya que los suelos no
pueden soportar o revertir los efectos de la contaminación y por consiguiente se tiene que
recurrir a la aplicación de técnicas o alternativas de remediación de suelos.

La bioremediación es una de las técnicas más utilizadas en Nicaragua para el tratamiento


de suelos contaminados con hidrocarburos. La técnica consiste en utilizar bacterias
(Pseudomonas, Agrobacterium, Bacillus, Sphingomonas, etc.) para biodegradar y/o
transformar los compuestos orgánicos, en menos peligrosos o no peligrosos. Por lo tanto,
se deberán crear las condiciones adecuadas de temperatura, pH y humedad para la
proliferación de los microorganismos. El tratamiento del suelo puede ser in situ o ex situ.
Otra alternativa que pudiera generar excelentes resultados en Nicaragua es la
fitoremediación, que consiste en la utilización de plantas con características ideales para
eliminar los contaminantes del suelo.

FACTORES QUE INFLUYEN EN LA CONTAMINACION DE SUELOS


La vulnerabilidad
Representa el grado de sensibilidad (o debilidad) del suelo frente a la agresión de
los agentes contaminantes. Este concepto está relacionado con la capacidad de
amortiguación. A mayor capacidad de amortiguación, menor vulnerabilidad.
El grado de vulnerabilidad de un suelo frente a la contaminación depende de la
intensidad de afectación, del tiempo que debe transcurrir para que los efectos
indeseables se manifiesten en las propiedades físicas y químicas de un suelo y de
la velocidad con que se producen los cambios secuenciales en las propiedades de
los suelos en respuesta al impacto de los contaminantes.

Poder de amortiguación
El conjunto de las propiedades físicas, químicas y biológicas del suelo lo hacen un
sistema clave, especialmente importante en los ciclos biogeoquímicos superficiales,
en los que actúa como un reactor complejo, capaz de realizar funciones de filtración,
descomposición, neutralización, inactivación, almacenamiento, etc.
Por todo ello el suelo actúa como barrera protectora de otros medios más sensibles,
como los hidrológicos y los biológicos. La mayoría de los suelos presentan una
elevada capacidad de depuración.
Un suelo contaminado es aquél que ha superado su capacidad de amortiguación
para una o varias sustancias, y como consecuencia, pasa de actuar como un
sistema protector a ser causa de problemas para el agua, la atmósfera, y los
organismos. Al mismo tiempo se modifican sus equilibrios biogeoquímicos y
aparecen cantidades anómalas de determinados componentes que originan
modificaciones importantes en las propiedades físicas, químicas y biológicas del
suelo.

Biodisponibilidad
Se entiende la asimilación del contaminante por los organismos, y en consecuencia
la posibilidad de causar algún efecto, negativo o positivo.
La movilidad
Este factor permite regular la distribución del contaminante y por tanto su
posible transporte a otros sistemas.

Persistencia
Se regulará el periodo de actividad de la sustancia y por tanto es otra medida de su
peligrosidad.

Consecuencias de los contaminantes del suelo:


Las principales causas son: plásticos, materia orgánica, solventes, plaguicidas
(insecticidas, herbicidas, fungicidas) o sustancias radioactivas.
Dependiendo de las características de cada contaminante y su concentración,
podemos hablar de perjuicios más o menos graves sobre la flora y la fauna. Muchas
de estas sustancias alteran la cadena trófica al ser bioacumulables. Los daños
sobre la armonía natural de los ecosistemas son, frecuentemente, irreversibles,
implicando inicuos efectos sobre las poblaciones humanas circundantes.
De hecho, según datos de la OMS, cada año pierden la vida más de 12 millones de
personas por habitar en medios insalubres, siendo los accidentes
cerebrovasculares la primera causa de morbilidad.
Otra de las consecuencias de la contaminación del suelo es la alteración de los
ciclos biogeoquímicos, que incluyen la generación de carbono y oxígeno,
imprescindibles para el equilibrio vital.
La degradación paisajística y la desvalorización del suelo conllevan la infertilidad
del terreno por pérdida de nutrientes esenciales, deforestaciones,
erosiones, desertizaciones, inundaciones y la contaminación del aire y de los
recursos acuáticos. Con la contaminación de los mantos freáticos, amenazamos el
97 % del volumen de agua dulce de la Tierra.

Plaguicidas o pesticidas
Los plaguicidas o pesticidas son sustancias químicas empleadas por el hombre para
controlar o combatir algunos seres vivos considerados como plagas (debido a que
pueden estropear los campos y los frutos cultivados). A este proceso se le llama
fumigación.
En la definición de plaga se incluyen insectos, hierbas, pájaros, mamíferos,
moluscos, peces, nematodos, o microbios que compiten con los humanos para
conseguir alimento, destruyen la propiedad, propagan enfermedades o son vectores
de estas, o causan molestias. Los plaguicidas no son necesariamente son venenos,
pero pueden ser tóxicos para los animales u otros animales.
Pero de acuerdo a la Convención de Estocolmo sobre contaminantes orgánicos
persistentes, 9 de los 12 más peligrosos y persistentes compuestos orgánicos son
plaguicidas.
El término plaguicida está más ampliamente difundido que el nombre genérico
exacto: biosida (literalmente: matador de la vida). El término plaguicida sugiere que
las plagas pueden ser distinguidas de los organismos no nocivos, que los
plaguicidas no lo matarán, y que las plagas son totalmente indeseables.
Durante los años 1980, la aplicación masiva de plaguicidas fue considerada,
generalmente, como una revolución de la agricultura. Eran relativamente
económicos y altamente efectivos. Su aplicación llegó a ser una práctica común
como medida preventiva aun sin 16 ningún ataque visible. Desde entonces, la
experiencia ha demostrado que este método no sólo perjudica el medio ambiente,
sino que a la larga es también ineficaz.
Donde se han utilizado los plaguicidas de manera indiscriminada, las especies de
las plagas se han vuelto resistentes y difíciles o imposibles de controlar. En algunos
casos se ha creado resistencia en los vectores principales de las enfermedades
(p.ej. los mosquitos de la malaria), o han surgido nuevas plagas agrícolas. Por
ejemplo, todos los ácaros fueron fomentados por los plaguicidas, porque no
abundaban antes de su empleo. En base a esta experiencia, los especialistas en la
protección de cultivos han desarrollado un método más diversificado y duradero: el
manejo integrado de plagas.
Insecticidas
Se usan para exterminar plagas de insectos. Actúan sobre larvas, huevos o insectos
adultos. Uno de los insecticidas más usado fue el DDT( (Dicloro-difenil-
tricloroetano), que se caracteriza por ser muy rápido. Trabaja por contacto y es
absorbido por la cutícula de los insectos, provocándoles la muerte. Este insecticida
puede mantenerse por 10 años o más en los suelos y no se descompone.
Se ha demostrado que los insecticidas organoclorados, como es el caso del DDT,
se introducen en las cadenas alimenticias y se concentran en el tejido graso de los
animales. Cuanto más alto se encuentre en la cadena es decir; más lejos de los
vegetales, más concentrados estará el insecticida. Por ejemplo si se tiene: En todos
los eslabones de la cadena, existirán dosis de insecticida en sus tejidos. Sin
embargo, en el carnívoro de 2.° orden, el insecticida estará mucho más
concentrado.
El problema de la contaminación por plaguicidas es cada vez más grave tanto por
la cantidad y diversidad como por la resistencia a ellos que adquieren algunas
especies, lo que ocasiona que se requiera cada vez mayor cantidad del plaguicida
para obtener el efecto deseado en las plagas. Sin embargo, la flora y fauna oriundas
es afectada cada vez más destruyendo la diversidad natural de las regiones en que
se usan. Además pueden ser consumidos por el hombre a través de plantas y
animales que consume como alimento. Hay otros insecticidas que son usados en
las actividades hortofrutícolas; son biodegradables y no se concentran, pero su
acción tóxica está asociada al mecanismo de transmisión del impulso nervioso,
provocando en los organismos contaminados una descoordinación del sistema
nervioso.
Herbicida
Son un tipo de compuesto químico que destruye la vegetación, ya que impiden el
crecimiento de los vegetales en su etapa juvenil o bien ejercen una acción sobre el
metabolismo de los vegetales adultos. Esto conlleva que las aves que se alimentan
de la vegetación rociada con estos herbicidas caigan contaminados y mueren.
Fungicidas
Son plaguicidas que se usan para poder combatir el desarrollo de los hongos
(fitoparásitos). Contienen los metales azufre y cobre.
La erosión como fuente de contaminación
La erosión del suelo, es el desprendimiento de partículas por la acción del agua, el
viento y el pisoteo de los animales. En el caso de la erosión causada por las lluvias,
las gotas van rompiendo las partículas del suelo desnudo hasta desprender
pequeños fragmentos que son fácilmente lavados por la lluvia, el viento, además de
otros factores. En el caso de los vientos, estos pueden causar erosión arrancando
las partículas y empujándolas a varios metros y kilómetros de distancia. En el caso
del pisoteo de los animales tenemos que las pezuñas de las vacas y cabras,
destruyen la capa superficial del suelo, quedando este sometido al efecto del agua
y el viento.
Causas de la erosión
Como se ha enseñado, la agricultura migratoria realizada por nuestros campesinos,
agrava la situación de la erosión de los suelos en Panamá. Esto ocurre porque la
vegetación es cortada para establecer cultivos y allí donde hubo bosque, se planta
arroz o maíz pero después de las cosechas, el terreno es abandonado y se cubre
de pastos. Allí entra la ganadería, y si estamos sobre una superficie muy inclinada
del terreno, o sea las lomas o cerros muy elevados, el pisoteo del ganado produce
la erosión que es facilitada por las lluvias. Así, no sólo se pierde la capa superficial
del suelo, sino que también, su fertilidad.
Cuando los suelos son arrasados ocurre entonces que las quebradas y ríos van
secándose porque el cauce por donde ellos corren se va llenando de tierra y piedras.
También ocurre a veces, que las grandes crecientes arrastran piedras que son
colocadas sobre suelos fértiles de las orillas de los ríos y así se pierden estas
parcelas para la agricultura o ganadería. En los grandes lagos artificiales
construidos para las operaciones del Canal de Panamá y de las hidroeléctricas, se
está acumulando una gran cantidad de tierra y piedras que están afectando el
funcionamiento del Canal y la generación de energía eléctrica. También los ríos que
sirven de abastecimiento de agua para las poblaciones, se ven afectados porque la
gran cantidad de sedimentos dificulta la purificación del agua. Los sedimentos a
veces transportan microbios y minerales que pueden perjudicar la salud de los seres
humanos.
Pérdida de fertilidad por monocultivo y salinización:
Cuando se siembra la misma especie cada año, la tierra se deteriora. El trigo agota
el nitrógeno y otros nutrientes del suelo. Si se continúa cultivando trigo en la misma
tierra, disminuye la producción cada año. El monocultivo de especies forestales
también es un problema por la misma razón. Se está viendo que el replante de pinos
en el mismo terreno ya no es tan rentable, porque en la segunda y tercera plantación
disminuye el ritmo de crecimiento de los árboles. Además de agotar las tierras, el
monocultivo multiplica algunas plagas, pues éstas pueden contar siempre con el
tipo de alimento al que están adaptadas.
La salinización del suelo es la acumulación de sales provenientes del agua de
regadío y de los fertilizantes usados. Debido al exceso de sales, el suelo pierde la
fertilidad.
Contaminación química por fertilizantes.
La contaminación por fertilizantes se produce cuando éstos se utilizan en mayor
cantidad de la que pueden absorber los cultivos, o cuando se eliminan por acción
del agua o del viento de la superficie del suelo antes de que puedan ser absorbidos.
Los excesos de nitrógeno y fosfatos pueden infiltrarse en las aguas subterráneas o
ser arrastrados a cursos de agua. Esta sobrecarga de nutrientes provoca la
eutrofización de lagos, embalses y estanques y da lugar a una explosión de algas
que suprimen otras plantas y animales acuáticos. Los métodos agrícolas, forestales
y pesqueros y su alcance son las principales causas de la pérdida de biodiversidad
del mundo. Los costos externos globales de los tres sectores pueden ser
considerables.

La producción agropecuaria tiene unos profundos efectos en el medio ambiente en


conjunto. Son la principal fuente de contaminación del agua por nitratos, fosfatos y
plaguicidas. También son la mayor fuente antropogénica de gases responsables del
efecto invernadero, metano y óxido nitroso, y contribuyen en gran medida a otros
tipos de contaminación del aire y del agua.
La agricultura afecta también a la base de su propio futuro a través de la
degradación de la tierra, la salinización, el exceso de extracción de agua y la
reducción de la diversidad genética agropecuaria. Sin embargo, las consecuencias
a largo plazo de estos procesos son difíciles de cuantificar.
En las proyecciones de cultivos para el año 2030, se supone un menor crecimiento
del uso de fertilizantes nitrogenados que en el pasado. Si se puede mejorar el
rendimiento, el incremento en el uso total de fertilizantes entre 1997-99 y 2030,
podría ser tan reducido como el 37 por ciento. Sin embargo, el uso actual en muchos
países en desarrollo es muy ineficaz. En China, el mayor consumidor del mundo de
fertilizantes nitrogenados, casi la mitad del nitrógeno aplicado se pierde por
volatilización y de un 5 a un 10 por ciento más por infiltración.
Si se utilizan más métodos de producción sostenible, se podrán atenuar los efectos
de la agricultura sobre el medio ambiente. No cabe duda de que, en algunos casos,
la agricultura puede desempeñar una función importante en la inversión de estos
efectos, por ejemplo, almacenando carbono en los suelos, mejorando la filtración
del agua y conservando los paisajes rurales y la biodiversidad.

Contaminación por fertilizantes nitrogenados.


Impacto ambiental del exceso de fertilizantes nitrogenados: El problema ambiental
más importante relativo al ciclo del Nitrógeno (N), es la acumulación de nitratos en
el subsuelo que, por lixiviación, pueden incorporarse a las aguas subterráneas o
bien ser arrastrados hacia los cauces y reservorios superficiales. En estos medios
los nitratos también actúan de fertilizantes de la vegetación acuática, de tal manera
que, si se concentran, puede originarse la eutrofización del medio. En un medio
eutrofizado, se produce la proliferación de especies como algas y otras plantas
verdes que cubren la superficie. Esto trae como consecuencia un elevado consumo
de oxígeno y su reducción en el medio acuático, así mismo dificulta la incidencia de
la radiación solar por debajo de la superficie. Estos dos fenómenos producen una
disminución de la capacidad auto depuradora del medio y una merma en la
capacidad fotosintética de los organismos acuáticos.
La textura de los suelo es un factor importante en relación con la lixiviación. Cuanto
más fina sea la textura más capacidad de retención presentarán.
Contaminación por nitratos:
El nitrógeno es uno de los principales contaminantes de las aguas subterráneas. Es
conocido que las plantas aprovechan únicamente un 50% del nitrógeno aportado en
el abonado, esto supone que el exceso de nitrógeno se pierde, generalmente lavado
del suelo por el agua que se filtra al subsuelo, siendo arrastrado hacia los acuíferos,
ríos y embalses, contaminando, por tanto, las aguas destinadas a consumo
humano. De hecho, en muchos trabajos de investigación se ha concluido que el
principal factor responsable de la contaminación de las aguas subterráneas por
nitratos es la agricultura.
Efectos de la contaminación de los suelos en la salud.
La contaminación del suelo a menudo no puede percibirse ni evaluarse
directamente, lo que lo convierte en un peligro oculto, con graves consecuencias.
Entre ellas afecta a la seguridad alimentaria, al dificultar el metabolismo de las
plantas y al reducir los rendimientos agrícolas, haciendo además que los cultivos
sean nocivos para el consumo. Los contaminantes dañan también de forma directa
a los organismos que viven en el suelo y lo hacen más fértil.

Y, por supuesto, el suelo contaminado con elementos peligrosos (por ejemplo,


arsénico, plomo y cadmio), productos químicos orgánicos como BPC (bifenilos
policlorados) y HAP (hidrocarburos aromáticos policíclicos) o productos
farmacéuticos -como antibióticos o disruptores endocrinos- plantea graves riesgos
para la salud humana.

De lejos, la mayor parte de la contaminación del suelo se debe a actividades


humanas: actividades industriales -incluidas la minería, la fundición y la fabricación-
; desechos domésticos, ganaderos y urbanos; plaguicidas, herbicidas, fertilizantes
utilizados en la agricultura; productos derivados del petróleo que se liberan o
descomponen en el medio ambiente; gases generados por el transporte, etc.

Nitratos:
Sobre todo, el problema de los nitratos radica en que pueden ser reducidos a nitritos
en el interior del organismo humano, especialmente en los niños de menos de tres
meses de edad y en adultos con ciertos problemas.
Los nitritos producen la transformación de la hemoglobina a metahemoglobina. La
hemoglobina se encarga del transporte del oxígeno a través de los vasos
sanguíneos y capilares, pero la metahemoglobina no es capaz de captar y ceder
oxígeno de forma funcional. La cantidad normal de metahemoglobina no excede el
2%. Entre el 5 y el 10% se manifiestan los primeros signos de cianosis. Entre el 10
y el 20% se aprecia una insuficiencia de oxigenación muscular y por encima del
50% puede llegar a ser mortal.
Una vez formados los nitritos, pueden reaccionar con las aminas, sustancias
ampliamente presentes en nuestro organismo, originando las nitrosaminas, un tipo
de compuestos sobre cuya acción cancerígena no existen dudas. En las
experiencias de laboratorio se ha comprobado que alrededor del 75 % de ellas
pueden originar cánceres hepáticos y, aunque con menor frecuencia, también de
pulmón, estómago, riñones, esófago y páncreas. También se ha podido comprobar
que existe una correlación directa entre el consumo de alimentos o aguas con
exceso de nitratos y los cánceres gástricos y entre el trabajo en las fábricas de
abonos químicos y dichos cánceres.
Impacto ambiental de los abonos fosfatados:
El problema ambiental de los fosfatos es, como el del N, la eutrofización de las
aguas. Los fosfatos son la mayor fuente de contaminación de lagos y corrientes, y
los altos niveles de fosfato promueven sobreproducción de algas y maleza acuática.
Comoquiera que sea, muchos de nosotros tenemos falsas ideas en cuanto al origen
de fosfatos contaminantes, y muchos dueños de casa, sin saberlo, contribuyen al
problema.
Los fertilizantes para césped y jardín son a menudo el origen principal de la
contaminación por fosfatos. Sin embargo, algunas investigaciones claramente
demuestran que si el fertilizante se aplica adecuadamente, éste no contamina.
Cuando los fosfatos se aplican a la tierra, ellos se adhieren a las partículas de la
misma, tal y como sucede cuando los clips para papel se adhieren a un magneto.
Los fosfatos intencionados para la tierra contribuyen en la contaminación solamente
si ocurre una erosión. Unas investigaciones han encontrado poca o no diferencia en
el contenido de fosfatos en el exceso de lluvia rechazada por céspedes tratados con
fertilizantes con o sin fosfato.
Contaminación por guano de animales:
Materia orgánica. La materia orgánica es el principal elemento de la contaminación
fecal, por lo que su presencia-ausencia es uno de los mejores indicadores de la
existencia de dicha contaminación. Es posible considerarla como indicador, pues
siempre está presente en este tipo de contaminación, es fácilmente detectable y
cuantificable en un laboratorio.
Amonio. El amonio, al producirse en el primer paso de la mineralización, constituye
probablemente el mejor indicador químico indirecto de contaminación fecal en las
aguas. Es el principal indicador químico de contaminación fecal, pues el cuerpo los
expulsa en esta forma, lo que supone que indica una contaminación reciente.
Nitritos. Los nitritos, en cambio, constituyen un paso intermedio en el proceso de
oxidación, por lo que el contenido es variable y no muestra buena correlación con
el grado o la antigüedad de la contaminación fecal. Son indicadores de
contaminación fecal a medio corto plazo, ya que desde que se produce la
contaminación hasta que aparecen los nitritos debe pasar un tiempo no
excesivamente largo.
Nitratos. En cuanto a los nitratos, debido a su amplia utilización como abono
agrícola, también se pueden encontrar, sobre todo en las aguas subterráneas, en
concentraciones excesivas, por lo que han perdido gran parte de su valor como
indicadores. Aun así, se consideran como indicadores de contaminación fecal a
largo plazo, pues es el estado más oxidado del amonio, lo que hace pensar que un
agua con nitratos es un agua que fue contaminada hace tiempo y que no se ha
repetido el vertido.
Bacterias. Los grupos de microorganismos más habituales en heces animales son
Bacteroidesfragilis, coniformes totales y fecales, Escherichiacoli y estreptococos
fecales.
Contaminación por Fertilizantes Azufrados, Calcicos y de Magnesio:
El magnesio. Los efectos secundarios de los abonos magnésicos, son de poca
importancia. Se debe especialmente evitar que se apliquen grandes cantidades de
MgCl2 a las plantas sensibles al cloro.
El calcio. Se utiliza para enmiendas, para mejorar la estructura del suelo, más que
como fertilizante y para elevar el pH.
El azufre. Tiene varios efectos:
 Efecto tóxico del SO2 sobre las plantas.
 Efecto acidificante del SO2 en la lluvia ácida. Con lo que se acidifica el suelo,
debido fundamentalmente a la liberación de Al+++ (soluble hasta pH <>)
 Efectos sobre los suelos que son normalmente deficientes en S.
 En algunas regiones una alternativa o fuente adicional de la acidez proviene
de las minas de carbón y otros minerales que puedan dejar al descubierto
cantidades significantes de pirita, que expuesta al aire se oxida y una
consecuencia es la liberación de H2SO4 en las vías fluviales.

Contaminación por Pesticida.


Entendemos por pesticidas a todos aquellos "productos utilizados para combatir
los parásitos y enfermedades de las plantas, proteger a los cultivos de los
agentes dañinos, aunque no sean parásitos (malas hierbas, algas...) y mejorar
cualitativa y cuantitativamente la producción".
Fuentes de contaminación por pesticidas.
Los plaguicidas, además de matar a las plagas, pueden producir daños en las
personas, los animales domésticos y la vida silvestre. A continuación analizamos
en detalle que son los plaguicidas y las consecuencias de su uso en el medio
ambiente.
Los plaguicidas y el medio ambiente: Los plaguicidas son compuestos que se
utilizan para prevenir, mitigar, repeler o controlar alguna plaga de origen animal
o vegetal. Se aplican durante la producción, el almacenamiento, el transporte, la
distribución y la elaboración de productos agrícolas y sus derivados.
La principal fuente de contaminación del ambiente por el uso de plaguicidas es
el residuo que resulta de su aplicación. Aunque su aplicación se restrinja a zonas
determinadas, su dispersión es universal. Se han encontrado restos de
plaguicidas incluso en locaciones tan remotas como la Antártida.
El factor más importante que influye sobre la persistencia de un compuesto es
la naturaleza química del mismo. Estas propiedades son: solubilidad en agua,
volatilidad, estabilidad química y biológica.
Control de la contaminación de los plaguicidas o pesticidas
El sector de la agricultura es uno de los que más contaminación indirectamente
produce. Los causantes de la contaminación son los fertilizantes y plaguicidas
utilizados para la fertilidad de la tierra y para fumigar los cultivos de las plagas
que disminuyen la producción. Estos productos a través de las lluvias y de los
riegos contaminan las aguas superficiales y los acuíferos.

Alternativas de Solución
 Reforestación de las zonas despaladas.
 Control de plaguicidas, insecticidas.
 Aplicación de las leyes sobre la protección de los suelos.
 Reciclar la basura.
 Evitar las quemas.
 Formar brigadas ecológicas involucrando a la Comunidad Educativa.
 Tecnificación de los agricultores.
Recomendaciones
La alcaldía municipal priorice los suelos más erosionadas donando plantas y
plantarlas en conjunto con la población.
La alcaldía en coordinación con la Policía Nacional vele por la Aplicación y
seguimiento de las leyes que ayudan a evitar la contaminación y deterioro de los
suelos.
Las diferentes instituciones MINED, MARENA, IDR, INTA realicen esfuerzos
mancomunados como capacitaciones que permitan concientizara la población
sobre la importancia de preservar la madre tierra.
Instituciones vinculadas con la producción como MARENA, IDR, INTA realicen
capacitaciones sobre el uso adecuado de los cultivos, aplicación de sustancias
químicas que causan degradación y provocan la pérdida parcial o total de la
productividad del suelo.
INTA tecnifique a los campesinos en técnicas de cultivo permitiendo mayor
productividad y evitando el desgaste del humus.
MINED oriente que las clases referidas a Ecología y CCNN sean más prácticas
que teóricas.
MINED oriente la participación de los estudiantes en actividades de reforestación,
campañas sobre el cuido de la tierra, la clasificación de la basura y reciclaje.

Implementar prácticas sostenibles que disminuyan los impactos ambientales


ocasionados por la aplicación de agroquímicos para el control de plagas y
enfermedades y reactivos químicos destinados para el proceso productivo de varias
industrias en el país.

Desarrollar investigación con un alto rigor científico que permita entender los
procesos geoquímicos que ocurren en el suelo, para la implementación de
estrategias y acciones orientadas a la remediación de sitios contaminados. Por otro
lado, para innovar o generar tecnologías que puedan recuperar o restaurar los
suelos contaminados.

Promover y fomentar el uso de productos con alta capacidad de biodegradarse, de


tal forma, que pueda disminuir los riesgos ambientales y sociales derivados del uso
de productos persistentes o tóxicos.
Conclusiones:

Publicado en el diario nicaragüense La Prensa. Problemas relacionados con la degradación


de los suelos y la sedimentación
http://www.oas.org/sanjuan/spanish/documentos/adt/informacion/suelo.html
La asamblea nacional de la república de Nicaragua ley básica para la regulación y control
de plaguicidas, sustancias tóxicas, peligrosas y otras similares
http://cenida.una.edu.ni/leyes/leyregulacion.htm
Los plaguicidas y sus efectos sobre el medio ambiente
http://www.lareserva.com/home/plaguicidas_pesticidas_efectos_medio_ambiente
http://vickycontaminacion.blogspot.com/2010/12/factores-que-influyen-en-la.html

https://www.lamjol.info/index.php/CALERA/article/download/7903/7913?inline=1

https://www.envirosoil.es/gravedad-de-las-consecuencias-de-la-contaminacion-del-suelo/