Está en la página 1de 8

TEMA 3.

LA JORNADA LABORAL

1. La jornada de trabajo

La duración y la ordenación del tiempo de trabajo son aspectos importantes en la


relación laboral, que se pactan en convenio colectivo o en contrato de trabajo, dentro de
los márgenes legales que actúan como mínimos.

La jornada de trabajo es el número de horas en que diaria, semanal o anualmente


el trabajador presta los servicios para los que ha sido contratado.

Si existen interrupciones, la jornada se denomina partida; en caso contrario, se conoce


como jornada continuada.

El horario es la forma de distribuir el tiempo de trabajo y descanso durante la jornada.


Es rígido si la hora de entrada y salida del trabajo es fija, o bien flexible, si hay un
margen de libertad de entrada y salida, dentro de unos límites y con un periodo fijo de
permanencia

Conceptos a tener en cuenta en relación a la jornada:

 Duración máxima de la jornada

Será de cuarenta horas semanales de promedio en cómputo anual

 Jornada diaria

No puede ser superior a nueve horas diarias de trabajo efectivo, salvo que, por
negociación colectiva, se establezca otra distribución, respetando en todo caso el
descanso de al menos 12 horas entre jornadas.

 Limitaciones para menores de edad

Los menores de 18 años no podrán realizar más de ocho horas diarias de trabajo
efectivo, incluyendo, en su caso, el tiempo dedicado a la formación

 Distribución irregular de la jornada

Desde la reforma laboral de 2012 se establece para todas las empresas la posibilidad
de establecer una distribución irregular de la jornada de un 10% del total de horas
anuales ( bolsa horaria ) , salvo pacto en contrario. Esto supone que si, por ejemplo,
las horas totales de trabajo al año son 1800 horas, las empresas dispondrían de una
“bolsa de 180 horas” con las que podrían aumentar el número de horas de la jornada
en determinadas épocas del año, compensándolo por descanso en otras épocas, sin
que se consideren horas extraordinarias. Siempre deberán respetarse los límites de
las 40 horas semanales de promedio anual y las 12 horas de descanso entre jornadas.
 Jornadas especiales. Real Decreto 1561/1995

Para actividades, trabajos y sectores que por sus peculiaridades así lo requieran, se
puede ampliar o limitar la ordenación y duración de la jornada de trabajo. Así, se
permite:
- Ampliar la jornada en sectores como: empleados de fincas urbanas, guardas y
vigilantes, en el comercio y la hostelería, trabajos en el campo, en el transporte,
en el mar …
- Limitar la jornada para proteger la salud y la seguridad de los trabajadores
cuando lo aconsejen las características de la actividad, en trabajos expuestos a
riesgos ambientales, en el campo, en el interior de las minas, en la construcción
y en las obras públicas, en cajones de aire comprimido y en cámaras frigoríficas

1.2. El trabajo nocturno y el trabajo a turnos

Horario nocturno de trabajo es aquel que se realiza de 10 de la noche a 6 de la


mañana, mientras que trabajador nocturno es aquel que realiza, al menos, 3 horas de
su jornada de trabajo diaria en horario nocturno o un tercio de su jornada de trabajo
anual en dicho horario, por ejemplo, un vigilante jurado que comienza su jornada a las
20:00 horas y termina a las 6:00 horas debe ser considerado trabajador nocturno.

La jornada de trabajo diaria de las personas que realicen un trabajo nocturno no puede
exceder de 8 horas de media en un período de 15 días y tampoco está permitido realizar
horas extraordinarias. Los menores de 18 años no pueden realizar trabajos nocturnos.

El trabajo a turnos es aquel que implica una organización de las tareas de la empresa a
través de la cual distintos trabajadores ocupan el mismo puesto de trabajo de manera
sucesiva en horas distintas. Los trabajadores realizan su actividad en distintas horas en
un período de tiempo determinado de días o semanas. En empresas con procesos
productivos continuos de 24 horas, en la organización de los turnos se tendrá en cuenta
la rotación de los mismos y que ningún trabajador puede estar en el de noche más de
dos semanas consecutivas, salvo adscripción voluntaria.

Los trabajadores a turnos no pueden estar más de 2 semanas seguidas en el turno de


noche, a no ser que lo hayan solicitado expresamente. Los trabajadores que cursen
estudios para la obtención de un título académico profesional, tendrán preferencia para
la elección de turno, según lo pactado en su convenio colectivo

Tanto los trabajadores a turnos como los nocturnos tienen derecho a una retribución
específica ( plus de turnicidad y de nocturnidad)

2. Las horas extraordinarias

Las horas extraordinarias son cada hora de trabajo efectivo que se realice sobre la
duración de la jornada ordinaria. Su realización es voluntaria, salvo que se pacten o
sean por fuerza mayor.

Por negociación colectiva o individual, se optará entre abonarlas en la cuantía que se


fije, que no será inferior al valor de la hora ordinaria, o compensarlas con tiempo
equivalente de descanso retribuido en los cuatro meses siguientes a su realización.
No deben superar ochenta al año, no contarán para este límite las horas que se
compensen con descanso o sean por fuerza mayor.

Están prohibidas para los menores de 18 años en todo caso y para los trabajadores
nocturnos y a tiempo parcial ( salvo fuerza mayor)

Las horas extraordinarias por fuerza mayor se realizan para reparar


siniestros u otros daños extraordinarios y urgentes o ante casos de riesgo de pérdida de
materias primas

3. Descansos y festivos

Durante los descansos y festivos, el trabajador no está a disposición de la empresa, a


pesar de lo cual debe ser retribuido.

 Descanso semanal

Los trabajadores tendrán derecho a un descanso mínimo semanal de día y medio


ininterrumpidos que, como regla general, comprenderá la tarde del sábado o, en su caso,
la mañana del lunes y el día completo del domingo. Se puede acumular por periodos de
hasta catorce días.

Los menores de 18 años han de disfrutar, como mínimo, de dos días de descanso
ininterrumpidos, que en principio no serán acumulables

 Descanso entre jornadas

Entre el final de una jornada y el comienzo de la siguiente deben mediar, como mínimo,
doce horas de descanso. De este límite están exentas algunas jornadas consideradas
especiales.

 Descanso en la jornada continuada

En la jornada continuada, los trabajadores disfrutarán de un descanso que no será


inferior a 15 minutos, si excede de 6 horas. Los menores de 18 años disfrutarán al
menos de 30 minutos cuando la jornada exceda de cuatro horas y media. Este tiempo de
descanso se conoce como “descanso para el bocadillo” y como regla general no se
considera tiempo efectivo de trabajo, por lo tanto es recuperable.

 Fiestas laborales

Las fiestas laborales, con carácter retribuido y no recuperable, no podrán exceder de


catorce al año, de las cuales dos serán locales.

El Gobierno trasladará al lunes inmediatamente posterior, las fiestas nacionales cuando


coincidan en domingo.
Aquellas fiestas nacionales que se determinen reglamentariamente pueden ser
sustituidas por las Comunidades Autónomas por aquellas fiestas que por tradición les
sean propias.

 Calendario laboral

Anualmente, las empresas han de elaborar el calendario laboral, que deberá exponerse
en cada centro de trabajo en un lugar visible. En él hay que incluir el horario de trabajo
y la distribución anual de los días de trabajo, festivos y de descanso.

Los representantes de los trabajadores tienen derecho a ser consultados y a emitir


informes de su elaboración.

3. Vacaciones anuales

Las vacaciones son la interrupción retribuida de la actividad laboral a lo largo del año
para que descanse el trabajador. Son un derecho constitucional y no son ni recuperables
ni sustituibles por compensación económica.

La duración de las vacaciones se pactará en convenio colectivo o en el contrato


individual, sin que pueda ser inferior a treinta días naturales. Si no se trabaja el año
completo, este periodo se reducirá proporcionalmente.El momento de disfrute se fijará
de común acuerdo entre el empresario y el trabajador, según la planificación anual de
vacaciones de la empresa. Hay que disfrutarlas en el año natural al que correspondan, es
decir, entre el 1 de enero y el 31 de diciembre, y se podrán disfrutar completas o
fraccionándolas, según lo acordado entre las partes. Se pueden disfrutar en fecha
distinta, incluso si ha finalizado el año natural a que correspondan, cuando coincidan
con la suspensión por maternidad, paternidad o acogimiento o incapacidad temporal

Las fechas de vacaciones serán conocidas por el trabajador, al menos dos meses antes
de su comienzo. Ante un desacuerdo, el Juzgado de lo Social fijará su fecha de disfrute.

4. Permisos retribuidos

El trabajador, previo aviso y justificación posterior, podrá ausentarse del trabajo,


independientemente de su antigüedad, con derecho a remuneración, por los motivos y el
tiempo siguientes:
A estos permisos hay que añadir los permisos por motivos familiares y otros, como:

• Permisos para acudir a exámenes ( el tiempo necesario)


• Los trabajadores con al menos un año de antigüedad tienen derecho a 20 horas anuales
de formación profesional para el empleo vinculada a la actividad de la empresa
• Por cada 3 meses de desplazamiento del trabajador, 4 días laborales en su domicilio de
origen.

Estos permisos pueden ser ampliados o mejorados en los convenios colectivos.

5. Medidas para conciliar la vida laboral y familiar

Para hacer efectiva la conciliación de la vida personal, familiar y laboral, el trabajador


puede adaptar la duración y la distribución de su jornada laboral, según lo dispuesto en
la negociación colectiva o en un acuerdo con el empresario. A tal fin, se promoverá la
utilización de la jornada continuada, el horario flexible u otros modos de organización
del tiempo de trabajo y de los descansos que permitan la mayor compatibilidad entre el
derecho a la conciliación de la vida familiar personal, familiar, y laboral de los
trabajadores y la mejora de la productividad de la empresa.

La ley establece determinados supuestos en los que se puede reducir la jornada de


trabajo

• Por lactancia de un hijo natural, adoptado o acogido, menor de nueve meses, los
trabajadores tendrán derecho a una hora de ausencia del trabajo ( retribuida) , que
puede dividirse en dos fracciones que no tienen que ser necesariamente iguales o a una
reducción de su jornada en media hora (entrar más tarde o salir antes) a opción del
trabajador. Esta reducción es remunerada. Solo podrá ser ejercido por uno de los
progenitores si ambos trabajan. En el convenio colectivo o en el contrato cabe la
posibilidad de pactar la acumulación de estas horas en jornadas, completas, de forma
que al finalizar el permiso por maternidad la trabajadora pueda incorporarse más tarde
al trabajo, sin disfrutar luego de esta hora diaria de lactancia. En caso de parto múltiple
el permiso se incrementa en proporción al número de hijos

• Por nacimiento de hijos prematuros o que deban permanecer hospitalizados a


continuación del parto la madre o el padre podrán ausentarse del trabajo durante una
hora. ( retribuida) . Asimismo, pueden reducir su jornada hasta un máximo de dos
horas, con la disminución proporcional del salario.

• Por cuidado de un familiar el trabajador tiene derecho a una reducción de jornada de


trabajo de un mínimo de 1/8 y como máximo de ½ con reducción de salario para el
cuidado de los siguientes familiares que no realicen actividad retribuida:

- Menores de 12 años
- Personas con discapacidad
- Familiares hasta segundo grado de consanguinidad o afinidad que no puedan
valerse por sí mismos y que no trabajen.

• Los trabajadores/as víctimas de violencia de género o de terrorismo tendrán


derecho, para hacer efectiva su protección o su derecho a la asistencia social integral, a
la reducción de la jornada de trabajo con disminución proporcional del salario o a la
reordenación del tiempo de trabajo, a través de la adaptación del horario, de la
aplicación del horario flexible o de otras formas de ordenación.

• Por causas económicas, tecnológicas, organizativas o de producción la empresa


podrá reducir la jornada y el salario entre un 10% y un 70% y debe seguir el
procedimiento para realizar el Expediente de Regulación de Empleo (ERE).El
trabajador podrá cobrar el desempleo por la parte de la jornada que no realiza.

016 Teléfono de información y asesoramiento jurídico en materia de violencia de


género.

6. La organización del trabajo: Flexibilidad laboral

Los costes de personal son elevados para las empresas. Por ello, estudian cómo obtener
el máximo rendimiento de sus empleados con el mínimo gasto. Las diversas formas de
flexibilidad laboral son una forma de conseguirlo, al permitir que su organización
productiva y su plantilla se adapten rápidamente a sus necesidades productivas,
ahorrando costes.
La flexibilización de los procesos productivos y de la organización del trabajo ha tenido
unas consecuencias inmediatas en las relaciones laborales, algunas de ellas positivas y
otras negativas

También podría gustarte