Está en la página 1de 7

1

CONGRESO INTERNACIONAL PIRANDELLO UNO E DUE

TITULO: LA FAMILIA PIRANDELLO: FICCIÓN Y REALIDAD.


AUTOR: PROF.Y LIC.: EDITH BEATRIZ PEREZ
INSTITUCION: FACULTAD DE HUMANIDADES–U.N.N.E

La azarosa situación familiar fue para Luigi Pirandello el laboratorio en el cual gestó sus

más grandes obras. Los escritos de su hijo Stefano y las declaraciones de su nieto Andrea,

revelan la estrecha relación de la estética pirandelliana con su historia familiar.

En la “Prefazione all’opera di mio padre” o sea, a Uno, nessuno e centomila, Stefano, el

primogénito, escribe:

Io credo Papà, che (...) ora tutto è più chiaro e definito in te. Ora la tua coscienza

morale è implacabile. Perché non hai scritto un libro. Hai esercitato il tuo spirito, come

in atti di vita: non per divenire un più bravo letterato, ma per essere meglio te stesso, un

migliore uomo. Perciò associavi i tuoi figli alle scoperte del tuo lavoro, che è stato nella

vita della nostra casa.1

Arte y Vida, locura y ficción, alteridad aparecen como producto de una realidad que adquiere

mil formas en su alma desolada. Encuentra en la literatura la única posibilidad de salvación:

La verità è chi vendichiamo, scrivendo, di esser nati.

Desde su nacimiento, la existencia de Luigi Pirandello se vio atravesada por el dolor. En

este trabajo trataremos de hacer un breve recorrido por su biografía para señalar cómo esa

azarosa vida familiar se convirtió en el laboratorio del cual surgieron muchas de sus

numerosas y notables obras.

Nació a los siete meses de gestación lo cual, según la creencia popular siciliana constituye

un claro signo identificatorio: es hijo del cielo o del diablo. En un lugar de sugestivo nombre

en las afueras de Porto Empedocle donde habían sido trasladadas su madre y su hermana para

evitar la epidemia de cólera. Años más tarde, el mismo Luigi escribirá a un amigo:

1
Pirandello, Luigi: 2004, 186
2

Io dunque son figlio del Caos; e non allegoricamente, ma in giusta realtà, perché son

nato in una nostra campagna, che trovasi presso ad un intrincato bosco, denominato in

forma dialettale, Càvusu dagli abitanti di Girgenti (...) 2.

Luigi siempre sintió veneración por su madre tanto que en uno de los momentos más

difíciles de su vida, escribiendo Colloquio con i personaggi, pone en boca de Doña Caterina

ya muerta aquel consolador consejo que seguramente necesitaba escuchar: (…) guarda le

cose anche con gli occhi di quelli che non le vedono più.

Desde su infancia se sintió identificado con “el hijo cambiado” de la fábula que le relató su

criada María Stella: no sólo había nacido en el lugar y el día equivocados sino que también

había sido dejado al cuidado de una familia que no era la propia. La parquedad de la madre,

las largas ausencias del padre y sus estallidos de violencia cuando estaba en casa, hacían

probable su teoría.

Su relación con el padre se resintió profundamente el día en que confirmó que Don Stefano

traicionaba a Doña Caterina con una prima. Luigi “fijó” para siempre esta traición del padre y

la humillante situación de la madre en su comedia La ragione degli altri. Al momento de la

representación, Don Stefano aún vivía y pudo haberse reconocido en el personaje de

Leonardo.

En Ritorno, una novela de 1923, retoma el tema y muchos años después confesará que esta

es una crónica de los hechos acaecidos en aquel momento:

Si era andato a sorprenderli, una di quelle domeniche. Il padre aveva fatto a tempo a

nascondersi dietro una tenda verde che riparava a destra un usciolo, ma la tenda era

corta, e sotto i pèneri ancora mossi si vedevano bene le due grosse scarpe di coppale

lisce e lustre; ella era rimasta a sedere davanti al tavolino (...) Il padre non s´era mosso

dalla tenda (...)3.

2
Camilleri, Andrea :2008, 19
3
Pirandello, Luigi: 1990; vol.2º, 530
3

Con el correr de los años cambia su relación con Don Stefano tanto que, pese a las

dificultades, decide llevarlo a su casa y atenderlo hasta el fin de sus días. Por las cartas que

Luigi envía a su hija Lietta, sabemos del esfuerzo y dedicación que le demanda “el autor de

sus días” como lo llama al principio, para luego citarlo como “Nonno” y sólo después de

mucho tiempo se referirá a él como “su padre”.

En la novela La fede, encontramos la descripción del sueño de un viejo sacerdote que bien

pudo haber tomado Luigi de observar a su propio padre descansando en el pequeño jardín de

su casa:

Dormiva (…). Sonno a bocca aperta, di vecchio stanco e malato. Le pàlpebre esili

pareva non avessero più forza neanche di chiudersi sui duri globo dolenti degli occhi

appannati (...) Con quello aguajato abbandono, con quel filo di bava che pendeva dal

labbro cadente, voleva dimostrare che non ne poteva più 4.

Entre la segunda mitad del ´800 y los primeros treinta años del ´900, la provincia de Girgenti

contaba con el mayor porcentaje de enfermos mentales de toda Italia. No es casual entonces

que la locura sea uno de los temas relevantes en la obra de Luigi Pirandello sobre todo si

tenemos en cuenta que dos mujeres de la familia habían sido declaradas insanas: Lina, su

hermana mayor y María Antonietta, su esposa.

Lina enloquece siendo adolescente, tal vez a causa de la tormentosa vida familiar, al menos

para su padre que lo tomó como un castigo por el adulterio cometido.

Lina que confundía a los seres humanos con animales, se ve reflejada en el personaje de

Dianilla salvo de I Vecchi e i giovani. Y en la didascalia de introducción a la comedia L´uomo,

la bestia e la virtù:

Al levarsi della tela, la stanza è in disordine. Parecchie seggiole in mezzo alla scena, le

une sulle altre, capovolte, le poltrone fuori di posto, ecc. Entra dalla comune Rosaria

con la cuffia in capo e ancora i diavolini attorti tra i capelli ritinti l´una quasi rosea
4
Op.cit; 139
4

orribile manteca. Ha l´aspetto e l´aria stupida e petulante d´una vecchia gallina. Le

segue signore Totò col cappello in capo, collo porto da prete, aspetto e aria da volpe

contrita (...) 5

Luigi también soportó los celos y las manías de una mujer perturbada con quien se casó en

1894. La enfermedad de María Antonietta Portulano apareció al poco tiempo de su

matrimonio y fue agravándose hasta convertirse en un verdadero martirio para el dramaturgo.

En 1924 un periodista le preguntó si la enfermedad de su mujer le había dado la ocasión de

estudiar el mundo y la psicología de los enfermos mentales, a lo cual Pirandello respondió:

Studiare no. Chi soffre e vive il tormento di una persona che si ama non ha modo di

studiare, perché dovrebbe mettersi nello stato d´indifferenza dello spettatore. Ma certo

il vedere come si trasformava la vita nello spirito della povera mia compagna, mi potè

dare l´avvertimento a sentire, poi, nella creazione, la psicologia degli alienati. (Giornale

d´Italia, 8 maggio 1924).

Lo cierto es que, la experiencia de la locura fue para Luigi, un simple ejemplo para su teoría.

Recordemos entre otras: Enrico IV, Il berretto a sonagli, o la sombra de la mujer que persigue

al personaje en L´uomo dal fiore in bocca, es la mismísima María Antonietta que no sólo

siente celos de las alumnas de su marido sino también de su propia hija Lietta que cierto día,

presa de un ataque de nervios intenta suicidarse. Parece un lejano reflejo familiar porque en el

año 1971, su nieta Ninní, hija de Stefano, se suicida con barbitúricos.

Andrea, otro hijo de Stefano recuerda a su abuela Maria Antonietta y la actitud que la familia

adoptaba frente a ella:

Quando io son nato, mia nonna era ricoverata in clinica. Ci si vedeva per le feste, la

domenica. Ed era, l´ho ben presente, una sorta di teatro della finzione. Alle visioni

truci, agli incubi di lei, al suo terrore di essere avvelenata lì, davanti ai suoi figli e

5
Pirandello, Luigi: 1958, vol. IV, 695
5

nipoti, si tentava di contrapporre una realtà diversa, meno ossessiva. Si meteva in piedi

un castello di finzioni perché lei potesse pensare ad altro e con diverso spirito6.

En una carta fechada el 10 de junio de 1926, Stefano, el mayor de los tres hijos de Luigi y

con quien tenía más afinidad, lo acusa de ser el responsable de la tormentosa vida que les tocó

vivir:

(…) Perché devi avere, Papà mio, questo senso atroce della tua vita e di noi che ne

siamo le creature? . Io vedo che sei sempre arrivato a approfittarti di ogni sciagura, di

ogni contrarietà per la tua arte – sei sempre riuscito a astrarle dalle determinazioni dei

tuoi casi e a poterci lavorare sopra. Tu hai sempre dominato te stesso e la tua sorte. Se

tu avessi avuto una sorte più facile, a che ti sarebbe servito possedere tanta energia?

Esta traumática situación familiar, fue confirmada años más tarde por Andrea:

Per mio nonno l´esperienza familiare fu un laboratorio ideale ancorché doloroso. Ma

per i suoi figli fu una grande sofferenza cui dare un senso. Mio padre, essendo il

primogenito, fu il più esposto (...) da bambino, e poi da ragazzo, (...) era il suo primo

“pubblico”, una sorta di banco di prova. La famiglia per Lugi Pirandello fu un

´esperienza ideale dal punto di vista artistico, non c´è dubbio, ma per i suoi figli fu

causa di insicurezza, di smarrimento. Quel continuo sdopiarsi della vita, quel mostrarsi

continuamente altro, quel vivere nella finzione per tenere a bada il dramma... Sì, tutto

questo è stato un laboratorio fertile, ma anche un destino7.

Conclusión:

6
Collura, Matteo: 2005, 21.
7
Op.cit, 21
6

De esta breve reseña podemos concluir que la producción literaria de Luigi Pirandello, como

así también los ensayos, se alimentan del flujo constante de la meditación, de la reflexión

sobre la sociedad, la vida, los hombres que no es nada más que un hecho existencial, el

producto de una compleja realidad autobiográfica que coloca frente a frente al Pirandello

hombre y al Pirandello artista.

Y si bien su obra ha sido calificada de desesperado mensaje del arte al espíritu de una época

atormentada, como Stefano creemos que fue un claro referente de la rebelde e idealista

juventud de su tiempo.

Bibliografía

Camilleri, Andrea: 2008; Biografia del figlio cambiato; Milano;BUR; 6ª ediz.


7

Collura, Matteo: 2005, Recita tragica in casa Pirandello; in Corriere della Sera, Italia;
venerdì 4 febbraio; p. 21.
Menetti, A.: 1994; Il Teatro di Pirandello; Milano; Bignami.
Monner Sans, J. M.:1959 Pirandello y su teatro; Buenos Aires: Losada.
Pirandello, Luigi:1958; Maschere nude; Milano; Mondadori; vol. 1º-2º-4º; 16ª ediz..
:1990; Novelle per un anno; Milano; Mondadori; vol.1º - 2º.
:2004;Uno, nessuno, centomila - Appendice; Milano; Mondadori; 12ª ediz.
Virdia, Ferdinando: 1999; Invito alla lettura di Pirandello. Milano: Mursia .