Está en la página 1de 1

NARRATIVA

Libros

La pasiónde los Lambert


Lascorrecciones por parte de homosexuales,madres ge sentimentales y de afirmación perso
néticas y madres de alquiler compar nal. En el momento de Las correccio
JONATHAN FRANZEN tiendo momentos estelares con madres nes, que no tiene más intriga argu
Traducción deRamón Buenaventura estériles y alquiladoras, hasta llegar a mental que la preparación por parte
SeixBarral.Barcelona, 2002 inauditas y futuras posibilidades en el de Enid, la madre, de una «última
736 páginas, 23euros campo de la donación humana. cena» de Navidad con todos los Lam
Con una soberbia capacidad pos- bert reunidos, el patriarca de la es
moderna de poner el lenguaje entre tirpe, Alfred, ingeniero retirado, está

[) ODRIA
las cuerdas y con unas dotes de obser
vación capaces de triturar cualquier
alguien pensar que mínimo detalle costumbrista en arte
la familia, en su versión facto satírico de gran )oder corrosivo,
inmerso en una mezcla penosa de Alz
heimer y Parkirison en sus fases más
crudas y previsiblemente terminales.
La organización de la cumbre familiar
más paleocristiana, pudiera ser atn Franzen mezclaba todó con gran inte le servirá de excusa a Franzen para
protagonista de una de las novelas ligencia: desde la penetración psicoló desplegar a modo de nimuciosas nove
más rabiosamente contemporáneas gica de La señora Dalioway hasta infi las casi autónomas los tres retratos de
de nuestros días? El escritor nortea nidad de rasgos y tics de época, ya los jóvenes Lambert, embarcados en
mericano Jonathan Franzen (Chi fuera la farmacología, Internet, la ma sus complicadas y casi imposibles co
cago, 1959),clasificado como uno de nía gastronómica, el Dow Jones, la rrecciones de su vida actual. Por un
los mejores de los años 90 por la re cultura del derroche o lo política- lado, está el triunfador y paranoico
vista Granta,escogería para su monu mente correcto, para pulverizarnos y Gary, el mayor de los Lambert, vice
mental novela Las correccionesese ve ridiculizarlos a lo Musil, con una iro presidente de un Banco, secuestrado
tusto resto tribal del XIXy el XX,y de nía frenética y devastadora. Por otro por dos guerras permanentes: no pa
los múltiples Trótta, Buddenbrook, lado, la novela, para los anales del coti recerse a su padre y controlar el poder
Karamazov o Rougon-Macquart,como lleo medilático,protagonizaría un con del hogaz disputado por su manipula
caleidoscópica metáfora de la socie siderable escándalo en su país al la dora mujer, Caroline. Seguidamente
dad norteamericana actual, a comien mentar Franzen el hecho de que la viene Chip, dechado de solemnes e
zos del recién estrenado sigloXXI. recomendación entusiasta de la hiper irrecuperables fracasos, que ha sido
Una metáfora que se convertía rápida poderosa Oprah Winfrey(cuyos conse padrino literario; idéntica devoción expulsado de la Universidadpor acoso
mente en metáfora global de nuestros jos de lectura por televisión hacían mostraría su amigo David Forster Wa sexual a una alumna y que ahora se
particulares y conocidos micromun vender, de entrada, de 600.000a 800.000 llace, el último mito experimental de dedica a «estafar a inversores nortea
dos occidentales. ejemplares del volumen recomen la literatura estadounidense, autor de mericanos» a través de negocios ter
La familia disfuncionalmente ar dado) figurara en la cubierta de su II la mastodóntica Infinite Jest. bios y suprarreales en Lituania. Por
quetípica de Franzen era una de ésas bro. Algo tan extravagante como obje Ambientada principalmente en último, está la industriosa y sexual-
que dan la impresión de no existir des teZ en la época de Apostrophes,que Pi- una pequeña ciudad del Medio Oeste mente ambivalente Denise, que acaba
pués de los años 500 60. Familias que vot hubiera elogiadocalurosamente el norteamericano, St. Jude, cuna de los de tener un lib paralelo con su jefe y la
luego se irían materializando en ese libro escrito por uno mismo. Aunque Lambert, la familia de la más nítida mujer de su jefe y que es una de las
hervidero normalizado y legislado en fmalmente sería batida por la también burguesía media WASP,o sea, white más reputadas chefs de restaurantes
su experimentación diaria, que ofrecía espléndida Empire Falis, de Richard anglo-saxon protestant, protagonista chics de la costa Este. Con ellos, con
continuos retos a la imaginación y que Russo, para el Pulitzer, Las correccio de la novela, la acción se alternaba esos clones Lambert, muy a pesar
desmentía la antaño idea nuclear y nes obtendría el no menos rotundo Na con Filadeifia y Nueva York, lugares suyo, Franzen firma su legado o testi
única —padre,madre, hijos—de las fa tional Book Award del mismo año. de la evasión escogidos por los tres re monio de la artesanía genética tradi
milias tradicionales: madres solteras, Don DeLillo, el gran y apocalíptico toños de Alfred y Enid para culminar cional en los EE.UU.de la nueva era.
múltiples y nuevas combinaciones cronista de la América de nuestros sus más o sus menos caóticas carreras
después de los divorcios, adopciones días, sería su más directo y ferviente y sus más o menos erráticos senderos Mercedes
Monmany;1

PREMIO ALFAGUARA DE NOVELA 2002;0]

HAY RIN(;1] S EN EL CORAZÓN


t PODER NO LLEGA.

Un todopoderoso director de un periódico de


Buenos Aires. Una joven periodista de talento.
Ambos son los protagonistas de una intriga
envolvente, de una novela irresistible sobre el
deseo, el poder y la identidad. Un delirio erótico
que atrapa al lector en. una historia que se parece
tanto a la vida.

www.aifaguara.com;0]

11
Cultural (Madrid) - 11/05/2002, Página 11 ABC Cultural /11-5-2002
Copyright (c) DIARIO ABC S.L, Madrid, 2009. Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los
contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición
como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa, a salvo del uso de los
productos que se contrate de acuerdo con las condiciones existentes.