Está en la página 1de 2

Sustentación de mi obra.

Quiero iniciar, aclarando que lo que expongo a continuación es el producto de una


investigación que nació a partir de una simple inquietud derivada de la observación
personal de los fenómenos naturales y sociales, los cuales presentan inevitablemente
evidentes dualidades como: día/noche, hombre/mujer, rico/pobre, bueno/malo etc. De
acuerdo a esto surgió para mí la necesidad de trasladar esta inquietud al campo estético. La
cuestión era que si los artistas como tal, vivimos inmersos dentro de una sociedad y la ésta
es un cultivo de contrastes al igual que la naturaleza, como se podría relacionar al arte
como expresión humana con la dualidad. De esta manera me enfoque en la pregunta:
¿podría ser el arte un reflejo de las enfrentadas dimensiones duales de la existencia
humana?

En este sentido pude entender que la dualidad aparente que se percibe a través de los
sentidos implica conceptos tan delicados como son: “realidad” y “verdad” del mundo. De
hecho estas han sido grandes preocupaciones históricas que se han tratado desde la filosofía
y las religiones, y de acuerdo a ellas es que se desprenden dos corrientes que se desarrollan
en base a la “conciencia” y se enfocan como forma adecuada de “conocimiento” de los
fenómenos. En este sentido se destacan la conciencia Pura y la conciencia Cognitiva. De la
primera puedo decir que es no dual, es decir que sin negar la dualidad plantea para los
humanos una forma no-dual de enfrentarse al mundo es decir vernos como una totalidad.
De la segunda puedo decir que es dual y se propone como una relación sujeto-objeto la cual
ha sido una herencia que nos dejó desde la época de la ilustración el filosofo Descartes
quien instauraría la “razón” como una forma objetiva de entender el mundo y sus fenomeno
y que a través de su método fomento el desarrollo de la ciencia y de aquí se desprenden
consecuentemente una sucesión de desarrollos que se marcan principalmente desde la
revolución industrial que a su vez fomentaría el desarrollo del capitalismo en manos de la
oligarquías que mas adelante dentro de sus multiples metamorfosis terminaría en
transformarse en el neoliberalismo el cual es uno de los focos de este trabajo pero antes
debemos entender que ha sido justamente la razón instaurada por Descartes por la cual
desde finales del siglo XIX y hasta nuestros días está directamente relacionadas con la
ruptura de la objetividad o el racionalismo, de esta manera me enfocaría a estudiar de
donde nacía tan generalizada aversión por la “razón” En este sentido afortunadamente
entendí que la filosofía como disciplina que se encarga de causas y efectos de las cosas
naturales, especialmente sobre el hombre y el universo, debía darme alguna guía sobre mi
pretendido interés. Y no tarde en hallar las luces que me traería hasta aquí. Aunque debo
reconocer que tengo una fuerte influencia por la filosofía del Tao el cual ha influenciado
estas inquietudes, mi conocimiento sobre ciertos aspectos como la influencia de la filosofía
en los sobre nuestro conocimiento del mundo

Aclaro que lo que aquí propongo es una forma particular de relacionarlas…


De aquí una cosa me había llevado a otra, pude entender que la filosofía lo acoge todo lo
abarca todo, se presenta como una red enmarañada que permite relacionar el arte con la
filosofía, la ciencia, el capitalismo y hasta la situación actual de nuestro país.